(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística"

Google 



This is a digital copy of a bixik ihal was presar ved for general ions un library shelves before il was carefully scanned by Google as parí ofa projecl 

to makc thc world's luniks discovcrable orilinc. 

Il has survived long enough for ihe copyright lo aspire and thc book to enter thc publie domain. A publie domain book is one ihat was never subjecl 

lo copyright or whose legal copyright lerní has expired. Whcthcr a book is in thc publie domain niay vary eounlry lo eounlry. Public domain books 

are our galeways lo the pasl. represenling a weallh ol'history. culture and knowledge thafs oflen dillicull lo discover. 

Marks. nolalions and oihcr marginalia presenl in ihe original volume will appcar in this lile - a reminder of this book's long journey from thc 

publisher lo a library and linally lo you. 

Usage guidelines 

Google is proud lo partner wilh libraries lo digili/e publie domain malerials and make ihem widely aecessible. Publie domain books belong to thc 
publie and wc arc mere I y their euslodians. Neverlheless. this work is expensive. so in order lo keep providing this resouree. we have taken sleps lo 
prevent abuse by eommereial parlies. mcliiJiiig placnig lechnieal reslrietions on aulomatccl querying. 
We alsoask that you: 

+ Make non -eommereial use of the files We designed Google Book Scarch for use by individuáis, and we reuuesl that you use these files for 
personal, non -eommereial purposes. 

+ Refrain from automated ijuerying Dono! send aulomated üueries ol'any sorl to Google's system: II' you are eondueting researeh on machine 
translation. optieal eharaeler reeognilion or olher áreas where aeeess to a large amount of texl is helpful. please eonlaet us. We cncourage the 
use of publie domain malerials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on eaeh lile is essential for informing people about this projecl and helping them lind 
additional malerials llirough Google Book Seareh. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use. remember thai you are responsible for ensuring thai what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the publie domain for users in thc Unilcd Staics. thai thc work is also in ihc publie domain for users in other 

eounlries. Whelher a book is slill in copyright varies from eounlry lo eounlry. and we ean'l offer guidance on whelher any speeilie use of 
any spccilic book is allowed. Please do nol assume ihal a book's appearanee in Google Book Scarch means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringeiiienl liability can be quite severe. 

About Google Book Seareh 

Google 's mission is lo organize the world's information and to make it universal ly aecessible and useful. Google Book Scarch helps readers 
discover llie world's books while lielpmg aulliors and publishers reach new audiences. Yon can seareh ihrough I lie ful I lexl of this book un ihe web 
al |_-. — .■■-:: //::;-;.■-;.,■<■ s.qooqle.com/| 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital di; un libro que. durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

escanearlo como parle de un proyectil uue pretende uue sea posible descubrir en linea libros de lodo el mundo. 

lia sobrevivido tantos años corno para uue los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y. sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que. a menudo, resulla difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y. linalmente. hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitali/ar los materiales de dominio público a lin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de lodos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 

trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos lomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con lines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial ele estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal. le pedimos que utilice estos archivos con lines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de GiMigle. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Consérvela atribución La filigrana de Google que verá en lodos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que. por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de oíros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de lodo el mundo y hacerla accesible y úlil Je forma universal. El programa Je 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web. en la pá"iina [http : //books .google .com| 






* 



• * %v* 






\ 



■ 



l\ 

i 

I 



\ 



SOCIEDAD DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 



OBLA 



REPÚBLICA MEXICANA. 









.«..• 



|PUBUCUBRAKr 



BOLETÍN 



DBLA 




ÍEDAD DE «MI I H 




DE LA REPÚBLICA MEXICANA 



■♦♦♦■ 



TOMO I 




• • • 






••, 






• • • 



• • • 






• * 



• . * * • 



< » • • 



• • • * 



• » 

4 • 






4 • 

« « 



MÉXICO 



IMPRENTA DE E. DUBLAN Y COMPAÑÍA 
Befarlo nüm. 10, (Éntremelo). 



1888 



tj: : : i 


;;'7 y 






. -> L> 1;. • 


" U3K 




1 


"tfW 




r> 




tSTCt 


», i CNOX 


AND 




Tíw^tN 


i- . mj - c -» i 


ivNj 


■ 


• 1 


»-. J 




L 






* *-• 



ADVERTENCIA. 



Tras una larga interrupción vuelve á aparecer nuestro Boletín, que entra hoy en 
su cuarta época. Muy á pesar nuestro, se suspendió la impresión' del órgano oficial 
de esta Sociedad, pero la diminución de la subvención que la ley asignaba, por una 
parte, y por otra la irregularidad y aun la suspensión de los pagos en alguna época, 
hizo retardar de diaen dia la aparición de él; durante este periodo azaroso, la So- 
ciedad no ha descansado, ni mucho menos muerto, no; un grupo de socios de buena 
voluntad ha seguido en silencio y de una manera modesta trabajando, con el objeto 
de no dejar yacer en el polvo del olvido á una de las más antiguas asociaciones cien- 
tíficas; vencidas grandes dificultades, que solo apreciará bien quien á fondo conozca 
el período por que atraviesa esta Corporación, se acordó en una de sus últimas sesio- 
nes proceder á la impresión de su periódico. 

No podemos, por hoy, continuarla en la forma en que se publicó la 3* época, será 
menos elegante; pero entre esto y la completa supresión de ella, optamos por lo pri- 
mero y creemos que en esto nos concederán la razón, todos aquellos que están en re- 
laciones con nosotros. 

Comenzamos insertando todos los documentos que se publicaron con motivo de la 
caesüon de la Isla de "Cayo Arenas," porque, aunque de fecha atrasada, el asunto 
fué de un interés palpitante, revistió un carácter que afectó profundamente el senti- 
miento nacional, y la historia y la geografía patria suministraron datos preciosos que 
la Sociedad se apresuró á recoger, agregándole los que á su alcance estuvieron, y de- 
terminando desde aquella época, formar con ellos un conjunto que más tarde sirviese 
de testimonio de la unidad del sentimiento patrio. Por ello se verá, que á la voz de 
alarma, el Gobierno, la prensa periódica de todos los partidos, los particulares y 
esta Sociedad, se apresuraron á ilustrar una cuestión tan trascendental para e) honor». - 

del país. > •;•/•. - ; V: ) m : \\ 

Después de esto, publicaremos varios trabajos etimología*? históricos, ¿eogrJíT- ' 
eos, estadísticos y de diversos géneros, con lo que han contribuid^ yárfofrsocjos,* *á 
quienes do han arredrado las vicisitudes con que ha tenido que luchar e^/Sociédud:* 






• • 

• • 
• • 


••• : • 
• • •. • 


• • 

• • 
•• 
• 


• • • • 


• • « 

V ■ 

ka* 
a> * 


• 
• * 
• 
• 


• • 


• 


* a - 


■ 


• • • 


-> • • 








• 


• •• • • .♦ 

• •• • . 

• ■ » ■ « w 


« 

• 








• 
■ • • 


\ •• • 

" • » • » 


te 






• 
■ 


'• •*. 


• 

■ te 


a. ■ • • • 

»• • »■ • • 


1 

• 
• 















SECRETARIA DE RELACIONES. 



Departamento político.— 8eceion de América. 



ACUERDO. 

México, 2S de Marzo de 1886. 

Forme la Sección de América un extracto, lo más exacto po- 
sible, del expediente relativo í la isla de Cayo Arenas, y publí- 
quese en el número del Diario Oficial correspondiente al 2 de 
Abril próximo.— (Firmado). — Mariscal. 



Extracto del expediente número 99, relativo á la extracción 
fraudulenta de guano de la Isla de Cayo Arenas por las go- 
letas "Sarah E. Kennedy" y "H. B. Hart" procedentes de los 
Estados Unidos. 

PRIMERA PARTE. 

El Ministro de México en Washington comunicó á esta Se- 
cretaria, en cablegrama de 19 de Febrero de 1885, que un buque 
americano salió para Cayo Arenas á exportar guano ilegalmente, 
lo cual se trasladó á las Secretarías de Querrá y Fomento, quie- 
nes contestaron de enterado, manifestando que se dictarían las 
providencias convenientes. 

£1 expresado Ministro, en cablegrama de 26 del mismo, aclaró 
el contenido del anterior, manifestando, que la goleta "Hart" 
salió de Panzacola para Cayo Arenas el 19 del propio mes de 
Febrero. 

Con fecha 3 de Marzo, el Secretario de Guerra comunicó que 
el pailebot nacional "Laguna" encontró en Cayo Arenas á dos 



g SOCIEDAD MEXICANA 

extranjeros que fueron abandonados en dicha isla, y que había 
ordenado que por el Juzgado de Distrito de Campeche se prac- 
ticara la averiguación respectiva para esclarecer los motivos por 
que se hallaban allí esos individuos. 

En nota núm. 186 de 19 de Febrero, el Sr. Romero informó que 
habia recibido una carta de los Sres. Pascal A. Quinan y O * (de 
la cual remitió copia y traducción), en que le manifestaban de- 
seos de obtener una concesión del Gobierno de México para la 
explotación de los depósitos de guano sin arrendar que tenga la 
República en los golfos de México y de California, refiriéndose 
en particular al depósito de Cayo Arenas situado en la costa 
Noroeste de Yucatán, que fué ocupado por una partida de ame- 
ricanos, bajo el pretexto de que pertenecía á los Estados Uni- 
dos, habiendo sido expulsados de allí á poco por uno de nuestros 
buques de guerra. Con este motivo, informaron también dichos 
señores al Sr. Romero, en la carta referida, que una negociación 
de Filadelfia, que se titula la ''Compañía Nacional Fertilizadora,' r 
tenia un buque en Panzacola, Florida, que debia haber salido 
6 estaba á punto de salir para Cayo Arenas con el propósito de 
apoderarse de la isla y explotar ilegalmente el guano que allí 
hubiere. El Sr. Romero les contestó pidiéndoles más detalles so- 
bre la expedición y manifestándoles, respecto de la concesión 
que deseaban, que debían dirigirse con ese objeto á la Secretaría 
de Fomento. 

En nota número 206 de 26 de Febrero, comunicó el Sr. Ro- 
mero los informes que habia recibido de Mr. Tarble, de Panza- 
cola, sobre la salida de la goleta "R. T. Hart." Dicha nota se 
trasladó á las Secretarías de Guerra y Fomento. 

El 26 de Mayo, nota número 466, el Ministro en Washington 
informó que habia recibido una carta del Administrador de la 
Aduana de Panzacola, Florida, (de la cual remitió copia y tra- 
ducción), en que éste le decía que habia entrado á aquel puerto, 
de regreso de Cayo Arenas, la goleta "R. T. Hart" con un car- 
gamento de guano; que estaba reparando algunas averías y que 
volvería á salir para la costa. Esta nota se trascribió á la Se- 
cretaría de Fomento y al Gobernador de Campeche. 

En oficio de 23 de Junio, el Gobernadorde Campeche trascribió 
á esta Secretaría la comunicación que con fecha 26 de Marzo di- 
rigió á la Secretaría de Gobernación, informando sobre la expe- 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA 9 

dicion que envió á Cajo Arenas para recoger á dos individuos que 
allí se hallaban abandonados y solicitando que se reintegrase al 
Estado la suma de $926 18 es. que importaron los gastos hechos 
con tal motivo. Se trascribió este oficio al Secretario de Fomen- 
to, á fin de que si fuese cierta la existencia del contrato cele- 
brado con una casa de Baltimore, que fué la que mandó á Cayo 
Arenas la expedición á que pertenecían los dos individuos que 
allí fueron recogidos, procurase que dicha casa pagase al Erario 
del Estado de Campeche, la cantidad invertida con este motivo. 
Se dijo el trámite al mismo Gobernador. 

En cablegrama de 29 de Julio, el Sr. Romero dijo que el 26 
salió de Baltimore para Cayo Arenas la goleta "Kennedy," á 
cargar guano. Se comunicó a la Secretaría de Fomento. 

El 30 de Julio informó dicha Secretaria que el contrato ce- 
lebrado con la casa Murguiondo y C •* , de Baltimore, para la 
explotación de guano, habia ya caducado y que, en consecuen- 
cia, no tenia acción alguna la misma Secretaría sobre la casa 
mencionada. Este oficio se trascribió al Gobernador de Campeche. 

Con fecha 29 de Julio (notanúm. 668) el Sr. Romero informó 
que habia recibido una carta del Sr. D. P. de Murguiondo, pro- 
testando contra la declaración de nulidad del contrato celebrado 
á su nombre, por un apoderado, para extraer el guano de la isla 
de Cayo Arenas; y que contestó á dicho Sr. Murguiondo que 
debia dirigirse directamente á la Secretaría respectiva. Remi- 
tió copia y traducción de la carta expresada, en la cual también 
se dice que el 26 del propio mes partió de Baltimore la goleta 
"Sarah E. Kennedy" para la costa, con destino á Cayo Arenas- 
Esta nota se trasladó á la Secretaría de Fomento. 

En oficio de 7 de Agosto, la misma Secretaría manifestó A 
ésta que ya habia recomendado á las de Hacienda y Guerra que 
libraran sus órdenes para la aprehensión de la goleta "Kennedy," 
tanto con objeto de impedir que siguiera extrayendo el guano 
clandestinamente, cuanto por hacer efectiva á la empresa Mur- 
guiondo, dueña de la embarcación, la responsabilidad en que 
habia incurrido. Se trasladó este oficio á nuestro Ministro en 
Washington y al cónsul en Filadelfia* 

Con fecha 3 de Agosto, D. P. de Murguiondo dirigió una car- 
ta al Sr. Mariscal, dando explicaciones sobre los motivos que le 

impidieron cumplir Ion contratos para la explotación de guano 

2 



10 SOCIEDAD MEXICANA 

en los depósitos que existen en los golfos de California y Mé- 
xico y protestando contra el decreto de caducidad referente á 
los de Cayo Arenas. Se remitió una copia de la traducción de 
dicha carta á la Secretaría de Fomento, advirtiéndole que el Sr. 
Murguiondo incurrió en una equivocación al decir en ella que 
el Sr Mariscal le había dirigido una pregunta por conducto de 
su apoderado, sobre si la goleta "R. S. Hart" * habia tomado ó no 
cargamento en Cayo Arenas. 

En nota núm. 770 fechada el 8 de Setiembre, el Sr. Romero, 
refiriéndose al oficio de la Secretaría de Fomento de 7 de Agos- 
to, manifiesta que dicha Secretaría parte del supuesto de que la 
casa de los Sres. Murguiondo y C -* , de Baltimore, fué la que 
envió la goleta "Kennedy" á Cayo Arenas, siendo así (como lo 
dijo en nota núm. 668) que la expresada casa es la que dio el 
aviso de la salida de la mencionada goleta. Agrega que ya comu- 
nica al Sr. Murguiondo las razones en que se funda el Gobierno 
de México para declarar la caducidad de la concesión que ha- 
bia hecho á su favor. Se dio traslado de esta nota á la Secre- 
taría de Fomento. 

En el oficio núm. 68 de 25 de Setiembre, el cónsul en Fila- 
delfia rindió el informe que se extracta en seguida: 

*'E1 bergantín "Sarah E. Kennedy" es de Somers Point, New 
Jersey, con registro originario de Waldoboro, Maine, su capitán 
Daniel E. Walters y su porte de 398 á 400 toneladas. Fué con- 
tratado el 17 de Julio por Chas Smedley a fin de ir á Cayo Are- 
nas á cargar guano para la "Compañía Nacional Fértil izadora" 
de aquella ciudad, cuyo presidente es Henry Harper. Se des- 
pachó de Baltimore el 25 de Julio por intervención de la casa 
"Gray Ireland y C •* ," y el 27 se dio á la vela. Hay en Filadel- 
fia dos partes interesadas que pretenden tener derecho á la ex- 
plotación del guano de Cayo Arenas: Prudencio de Murguiondo 
y la "National Fertilizer C -° " Murguiondo reside en Baltimore, 
69 Cárter Street." 

"Hace algunos meses la goleta "C. B. Hart," ó R. T. Hart, lle- 
gó con un cargamento de guano d9 Cayo Arenas para la Com- 
pañía Nacional Fertüizadora, el cual se vendió en $2,334 & / m . 

1 Según El Diario Oficial, de donde se toman estas noticias, pare- 
ceque las goletas fueron distintas. —(Nota de la Sociedad). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA H 

Murguiondo traté de entablar juicio contra dicha Compañía y 
vio á dos abogados para que lo representasen, mostrándoles un 
oficio de la Secretaria de Fomento, y dictándoles que el Gobier- 
no de México y él les pagarían sus honorarios y que el consu- 
lado los ayudaría. El abogado de la Compañía Nacional Fer- 
tilizadora tuvo una entrevista con el cónsul, en la que le de- 
claró que ella funda su derecho en un decreto ó declaración 
(proclamation) del Presidente Hayes, de 10 de Octubre de 1879, 
y en una ley de los Estados Unidos, de 16 do Agosto de 1856, 
relativa á islas con depósito de guano." 

Este informe se trascribió á la Secretaria de Fomento, remi- 
tiéndole los anexos. 

En oficio fechado el 20 de Noviembre, el Secretario de Fo- 
mento dijo á esta Secretaría, que de los antecedentes que obraban 
en el expediente formado en aquella, aparecía que la "National 
Fertilízer C.° M estaba verificando la. extracción de guano de 
Cayo Arenas, y que no debiendo tolerarse ese abuso, el Presi- 
dente habia dispuesto se recomendara k la Legación en Was- 
hington, que por conducto del abogado de la misma, el Sr. John 
W. Foster, presentara á nombre del Gobierno, ante los tribuna- 
les de aquella nación, las reclamaciones correspondientes, á cuyo 
efecto acompañaba un extracto de las piezas del expediente antes 
mencionado. Este oficio se trasladó para sus efectos al Ministro 
en Washington, acompañándole original el anexo á que se refiere. 

En nota núm. 1,078 de 4 de Diciembre, manifestó el Sr. Ro- 
mero que D. P. de Murguiondo le informó que habia llegado á 
Nueva York la goleta "Kennedy" con un cargamento de guano, 
y le preguntaba si el Gobierno de México lo sostendría en los 
procedimientos judiciales que iba a entablar para embargar di- 
cho cargamento, con objeto de que se reintegrara á la Nación 
la parte de él que dice le corresponde: que le informó además, 
que no intentaba sostener la validez del contrato que habia ca- 
ducado y se* conformaria con celebrar uno nuevo que le permi- 
tiese explotar el guano de alguna de las islas adyacentes á la 
península de Yucatán: que k la llegada de la "Kennedy" pidió 
el embargo de su cargamento, el cual se le concedió, estando 
pendiente la resolución judicial del asunto: que en el mismo ca- 
so se hallaba la goleta "R. A. Hart" llegada á Bal ti more: que los 
interesados en ese tráfico habían conseguido que el Departamen- 



12 SOCIEDAD MEXICANA 

to del Tesoro avisase á las aduanas americanas que Itla Arenas 
pertenecía á los Estados Unidos, con objeto de que pudiesen des- 
pacharse buques para dicha isla; y, por último, que los mismos 
interesados habian conseguido del cónsul de México en Filadelfia, 
una manifestación que los favorecía. El Sr. Romero agregó que 
con objeto de aclarar este punto habia pedido informes al cónsul 
expresado. De esta nota se dio cuenta á la Secretaría de Fo- 
mento. 

En nota núm. 1,089 de 7 de Diciembre, comunicó el Sr. Ro- 
mero que en el Departamento del Tesoro habia averiguado que 
el capitán Walters de la goleta "Kennedy/* declaró haber ido £ 
Cayo Arenas, creyendo de buena fé que pertenecía á los Esta- 
dos Unidos, y que en ese caso estaba autorizado á extraer el 
guano, conforme al art. 5,575 del Código de los Estados Unidos 
(United States Revined S tatú tes). Con dicha nota remite copia 
de un informe del cónaul en Filadelfia y de una carta de los 
Sres. Couderb hermanos. El primero da cuenta de las conversa- 
ciones que tuvo con los interesados en la Compañía Nacional 
Fertilizado™, y los segundos informan sobre el estado del jui- 
cio entablado por Murguiondo contra el capitán de la "Kenne- 
dy." Esta nota se trasladó á la Secretaría de Fomento. 

Con fecha 10 de Diciembre, y bajo el núm. 1,095, el Sr. Ro- 
mero remitió á esta Secretaria copia y traducción de una nota 
de Mr. Foster, en la que da la opinión de que convendría ges- 
tionar que el Departamento de Estado comunicara al de Hacien- 
da que la isla de Arenas no pertenecía á los Estados Unidos, con 
objeto de quitar á los traficantes de mala té el pretexto que ale- 
gan de que la isla referida es de aquel país. De acuerdo con esta 
opinión, el mismo Sr. Romero dirigió al Departamento de Es- 
tado, en la propia fecha (10 de Diciembre), la nota de que tam- 
bién remite copia y traducción. 

El Ministro en Washington, en la expresada nota dirigida á 
Mr. Bayard, le dice: que el Presidente Hayes declaró el 10 de 
Octubre de 1879, que la isla Arenas estaba comprendida en te- 
rritorio de los Estados Unidos: que el Gobierno de México apre- 
hendió en 1881 á unos americanos que fueron allí á extraer gua- 
no, sin la autorización correspondiente, lo cual originó una co- 
rrespondencia entre la Legación y el Departamento de Estado, 
bajo la administración del Presidente Arthur, que concluyó con 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 13 

la declaración por parte de dicho Departamento, de que la refe- 
rida isla no pertenecía á los Estados Unidos, según la nota de 
Mr. Frelinghuysen de 29 de Junio de 1882, y que pide, en conse- 
cuencia, se comunique esa determinación al Departamento del 
Tesoro. La nota y anexos mencionados se trasladaron á la Se- 
cretaria de Fomento. 

Bajo el núm. 1,112 y con fecha 14 de Diciembre, el Sr. Ro- 
mero remitió copia y traducción de un Memorándum de Mr. 
Foster sobre el estado del asunto de Cayo Arenas; copia de la 
nota que dirigió en la misma fecha á Mr. Bayard acompañán- 
dole dicho Memorándum, y copia y traducción de una nota que 
el Departamento de Estado dirigió al Sr. Murguiondo el 17 de 
Noviembre, así como de una carta remitida á éste por los abo- 
gados Coudert hermanos. 

Mr. Foster dice en el Memorándum: que habiéndole suplica- 
do el Gobierno de México que promoviera un juicio contra los 
buques americanos "Sarah E. Kennedy" y "R. A. Hart " por ha- 
ber extraído guano fraudulentamente de Gayo Arenas, consi- 
deró debido tomar informes en los Departamentos del Tesoro y 
de Estado, sobre si el tráfico de esos buques estaba ó no auto- 
rizado por alguna ley del Congreso ó por determinación del Eje- 
cutivo de aquel Gobierno: que de sus investigaciones ha resul- 
tado que en 24 de Mayo de 1869, un individuo llamado James 
W, Jennet alegó ante el Departamento de Estado haber descu- 
bierto en Enero de 1867 la isla de Cayo Arenas: que en 20 de 
Marzo de 1880 John G. Wallis presentó una declaración seme- 
jante, fijando la fecha de su descubrimiento en 11 de Enero de 
1880. La fianza del primero no tiene la aprobación del Depar- 
tamento de Estado; la del segundo está aprobada por John Hay 
Secretario interino de Estado, el 24 de Enero de 1881. Cayo 
Arenas aparece en las listas del Departamento de Estado y del 
Tesoro entre las islas de guano de los Estados Unidos, confor- 
me á la ley del Congreso de 1856. No hay acuerdo del Presi- 
dente reconociendo la soberanía de los mismos Estados Unidos 
sobre la isla citada Se considera que la aprobación del Secre- 
tario Hay se hizo simplemente pro forma. Parece que aquel 
Gobierno no consideró la isla como abierta á la extracción de 
guano por ciudadanos de los Estados Unidos, según los términos 
de la carta del Secretario Frelinghuysen de 15 de Junio de 1882 



14 SOCIEDAD MEXICANA 

al Hon. J. Hari. Brewer. Sin embargo, como por los hechos an- 
tes referidos, ha continuado el tráfico ilegal del guano, Mr. Fos- 
ter sugiere que se pida al Gobierno americano: 1 -° , suprimir el 
nombre de dicho cayo de la lista de islas de guano de los Esta- 
dos Unidos; 2 -° , que se notifique á las Aduanas y 3 P , que se 
cancele la fianza de Wallis. La nota del Sr. Romero al Secretario 
de Estado se limita á remitir copia del Memorándum. 



SEGUNDA PARTE. 

En nota núm. 1,173 de 28 de Diciembre de 1885, el Sr. Ro- 
mero remitió copia y traducción de la proclama del Presidente 
Hayes que declaró que las islas Arcas, situadas en el Golfo de 
México, pertenecían á los Estados Unidos como islas de guano 
conformo al decreto del Congreso de aquella nación, de 16 de 
Agosto de 1856. El Sr. Romero manifestó en dicha nota que, de 
acuerdo con la opinión de Mr. Foster, reservará ese documento 
para hacer uso de él cuando reciba la respuesta del Secretario 
de Estado á las dos notas que ha dirigido sobre el asunto. 

La proclama está expedida por el Departamento de Estado 
el 10 de Octubre de 1879, firmada por el Presidente Rutheford 
B. Hayes y refrendada por el Secretario de Estado William M, 
Evarts. En ella se declara: "que ciertas islas en el Golfo de Mé- 
xico y otras en el Golfo ó Mar Caribe, que están en las latitu- 
des 15° y 16° ÜSorte y la longitud 79° 48' 80" Oeste, según se ve 
en el mapa internacional, pertenecen á los Estados Unidos: que 
Pascal A. Quinan es el dueño del guano de dichas islas, por de- 
recho de descubrimiento, y será protegido en su propiedad con- 
forme á la ley de 16 de Agosto de 1856, relativa á islas de 
guano." 

En oficio de 8 de Enero de 1886, el Secretario de Fomento 
manifestó, para que se pusiera en conocimiento del Ministro en 
Washington, que el Sr. Murguiondo no tiene derecho alguno á 
los depósitos de guano, por haber caducado su contrato, según 
la declaración publicada el 27 de Junio de 1885. Se trascribió 
este oficio al expresado Ministro. 

En nota núm. 3 de 4 del mismo mes de Enero, el Sr Romero 
refiriéndose á la noticia que acompaña en un recorte, de que la 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 15 

* 

goleta "Kennedy" llegó á Savannah (Georgia), manifiesta la 
creencia de que dicha embarcación haya vuelto á Cayo Arenas 
A cargar guano, ó indica que seria conveniente enviar un buque 
de guerra á aquella isla, que impida ese tráfico fraudulento. El 
15 de Enero se trascribió esta nota á las Secretarías de Guerra 
y Fomento. 

El 23 de Enero comunicó la Secretaria de Guerra que se ha- 
bía ordenado que un vapor de guerra fuese á Cayo Arenas á 
practicar una exploración. 

En nota núm. 47 de 14 de Enero, el Ministro en Washington, 
comunicó que Mr. L. M. Simpson se había dirigido al cónsul en 
Filadeltia preguntándole de qué manera podría ocurrir al Go- 
bierno para que se le permita la extracción de guano de Cayo 
Arenas. Se trasladó dicha nota á la Secretaría de Fomento. 

Con nota núm. 76 de 19 de Enero, el Sr. Homero remitió co- 
pia y traducción de la que le dirigió Mr. Porter, Secretario in- 
terino de Estado, con fecha 18 del mismo mes, en respuesta ala 
que envió á Mr. Bayard el 14 de Diciembre; copia de la contes- 
tación que dio á la referida nota de Mr. Porter, y un ejemplar 
de las disposiciones del Departamento de Hacienda, acordadas 
durante el mismo mes de Diciembre, en cuyo ejemplar se en- 
cuentra (pág. 525) la lista de las islas de guano de los Estados 
Unidos, entre las que figura Cayo Arenas. Mr. Porter dice en 
su nota que no está en las facultades del Gobierno de los Esta- 
dos Unidos acceder á lo solicitado en el Memorándum de Mr. 
Fosten que si México tiene ó no título á la Isla de Cayo Are- 
nas, es una cuestión mixta de hecho y de derecho: que si los de- 
mandados en el juicio que intenta entablar el Gobierno de Mé- 
xico tienen título de los Estados Unidos á la mencionada isla y 
ese título es bueno contra México, será una cuestión que corres- 
ponda resolver al tribunal ante el cual se juzgue el caso, des- 
pués de examinar las pruebas de ambas partes, y que no co- 
rresponde al Departamento de Estado intervenir en tales juicios 
y declarar virtualmente que el demandado no tiene derecho. La 
contestación del Sr. Homero á esta nota se reduce á aclarar la 
suya de 14 de Diciembre y á sostener la posición asumida en el 
asunto por el Gobierno de México. Después de manifestar en 
ella que el Gobierno nunca tuvo la intención de solicitar la in- 
tervención del Departamento de Estado en lod juicios que de- 



16 SOCIEDAD MEXICANA 

bieran entablarse, agrega: que al examinarse si convendría ó no 
entablarlos, resultó-que el Gobierno de los Estados Unidos ha- 
bía acordado disposiciones por conducto de los Departamentos 
de Estado y del Tesoro que se interpretaban como actos de so- 
beranía sobre territorio mexicano; que la contigüidad de la isla 
de Cayo Arenas á la costa de Yucatán, el hecho de estar el Go- 
bierno de México en posesión de ella y el de haber ejercido ac- 
tos de soberanía y jurisdicción sobre la misma, ponen sus dere- 
chos fuera de toda duda: que aunque los actos de aquellos De- 
partamentos parecen haber sido acordados simplemente pro 
forma, puesto que posteriormente el Gobierno americano reco- 
noció los derechos y soberanía de México sobre Cayo Arenas, 
según la nota de Mr. Frelinghuysen, en virtud de esas determi- 
naciones la isla referida se halla registrada entre las de guano de 
los Estados Unidos, por lo cual parece que los buques americanos 
han sido despachados legalmente para ella, y que para evitar el 
peligro de dificultades internacionales que tal estado de cosas 
pudiera traer, hizo (el Sr. Romero) la súplica contenida en las 
notas al Departamento de Estado de 19 de Octubre y 10 y 14 
de Diciembre de 1885. 

El 8 de Febrero se trascribió á la Legación en Washington 
un oficio de la Secretaría de Fomento, de 4 del mismo mes, ma- 
nifestando que por estar arrendada la isla de Cayo Arenas no 
era posible celebrar el contrato que pretendía el Sr. L. M. Simp- 
son. 

En nota núm. 124 de 29 de Enero, el Sr. Romero dio cuenta 
de la entrevista que tuvo en esa fecha con Mr. Bayard. Dijo 
á este funcionario que el Departamento de Estado habia acep- 
tado como buenos, los pretendidos descubrimientos de la isla en 
1867 y 1880: que si ella habia sido descubierta en 1867, no po- 
día serlo en 1880; pero que evidentemente no lo habia sido en 
ninguno de esos años, puesto que en mapas muy anteriores á 
1867 aparece la isla como parte de Yucatán y por lo tanto co- 
mo porción integrante de México, y que la misma isla figuraba 
en el atlas del Sr. García Cubas de 1857 y en mapas ingleses y 
alemanes anteriores á esa fecha, reconocida como parte de Yu- 
catán. Mr. Bayard le contestó que no podía efectivamente sos- 
tener el descubrimiento de la isla, y no tenia duda de que per- 
tenecía á México; le suplicó le enviara un Memorándum ea que 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 17 

constaran los hechos que le había manifestado de palabra. El 
Sr. Romero ofreció hacerlo así. 

Con fecha 1 P de Febrero (nota núm. 142), el Sr. Romero re- 
mitió copia y traducción de una nota del Departamento de Es- 
tado, fechada el 30 de Enero, y de la respuesta que dio á ella. 
El Departamento manifiesta en su nota: que la comunicación 
que Mr. Frelinghuysen dirigió el 15 de Junio de 1882 al Hon. 
J. Hart Brewer, y de la cual incluyó copia al Sr. Romero en la 
nota de 29 del mismo mes, al paso que no reconoce la propie- 
dad de los Estados Unidos sobre la isla Arenas, tampoco la re- 
nuncia, ni afirma que el título de propiedad corresponda al Go- 
bierno de México; que el juicio que trata de entablar el mismo 
gobierno, proporcionará tal vez el medio más seguro de llegar 
á una conclusión satisfactoria sobre el asunto, y que enviaria al 
Departamento del Tesoro copia de la correspondencia cambia- 
da entre la Legación y el mismo Departamento de Estado, para 
que aquel siguiese la conducta que creyere más conveniente res- 
pecto de la supresión de la isla de Arenas de la lista de las is- 
las de guano que pertenecen á los Estados Unidos. El Sr. Ro- 
mero contestó que aceptadas por el Gobierno americano las 
fianzas do los pretendidos descubridores de la isla, comprendida 
ésta en la lista de las de guano de loó Estados Unidos, y des- 
pachados para ella debidamente, buques en comercio de cabo- 
taje, seria enteramente inútil entablar juicios en los tribunales 
de los Estados Unidos en nombre de México, contra ciudadanos 
de los mismos, cuyo tráfico estaría amparado con todas las for- 
mas de la legalidad y de la autoridad de aquel gobierno: que 
por lo mismo no tendría ningún valor práctico la oferta del De- 
partamento, de proporcionar copias de documentos que existan 
en sus archivos para facilitar el juicio: que si México hubiere 
de seguir ese juicio ante los tribunales de los Estados Unidos, 
seria para recobrar su propiedad tomada indebidamente y no 
para someter á su jurisdicción la cuestión de sus derechos de 
soberanía sobre la misma isla: que esta cuestión es de un carác- 
ter internacional y debe arreglarse entre los gobiernos por la 
vía diplomática, y que lo único que hay que resolver por el De- 
partamento de E.stado, es si la isla de Arenas estaba ó no colo- 
cada en los mapas y era conocida por los navegantes al tiempo 

y antes de los pretendidos descubrimientos de Jennet y Wallis. 

3 



18 SOCIEDAD MEXICANA 

Se trasladó esta nota á la Secretaría de Fomento para que reu- 
niera y remitiera á ésta datos sobre la nacionalidad mexicana 
de Cayo Arenas. 

El 30 de Enero (nota núm. 131) remitió el Sr. Romero copia 
de la nota que en la misma fecha dirigió á Mr. Bayard. Por se- 
parado envió ejemplares de los dos mapas que acompañó á di- 
cha nota, y el núm. 64, vol. 2 P,de la publicación de la Oficina 
hidrográfica del Departamento de Marina, intitulada: "La Na- 
vegación del Mar Caribe y del Golfo de México." La nota á 
Mr. Bayard comienza asentando las mismas razones que el Sr. 
Romero expuso al Secretario de Estado en la conversación que 
con él tuvo acerca del asunto, y las apoya en los hechos siguien- 
tes: cuando Jennet aseguraba haber descubierto la isla en 1867, 
el Departamento del ramo estaba facilitando á la marina mer- 
cante cartas de navegación impresas, en las cuales se colocaba 
aquella isla con exactitud, dando detalles sobre la misma; las 
cartas estaban basadas en reconocimientos hechos por el co- 
mandante Barnett, déla marina Británica, desde 1838, y publi- 
cadas por el Almirantazgo en 1839. Desde aquella época se fijó 
en el mapa, quedó reconocida y al alcance de todos los nave- 
gantes la isla mencionada. Estos detalles aparecen en el núm. 
64, vol. 2 P , pág. 335 de la publicación de la Oficina hidrográfica 
antes aludida. Los dos mapas publicados, por la misma oficina 
y que fueron anexos á la nota del Sr. Romero, son el núm. 401 
de "La costa de Yucatán desde el banco de Chinchorro á la 
Laguna de Términos/' y el núm. 403 "El Mar Caribe, Yucatán," 
con los planos especiales del mapa núm. 401. Los mismos datos 
están consignados en mapas ingleses y alemanes, anteriores á 
los pretendidos descubrimientos, y en la biblioteca del Departa- 
mento de Estado existe el atlas de D. Antonio García Cubas de 
1857, en uno de cuyos mapas, el XXIV, que comprende la Pe- 
nínsula de Yucatán, aparece Cayo Arenas enumerada oficial- 
mente en la lista de islas y cayos (en la descripción de la Pe- 
nínsula), como porción integrante de la misma. En virtud de 
estos hechos, concluye la nota pidiendo que se borre Cayo Are- 
nas de la lista de islas de guanos de los Estados Unidos. 

Con nota núm. 197 fechada el 14 de Febrero, remitió el Mi- 
nistro en Washington, copia de una carta que le dirigió D. P. 
de Murguiondo, de la comunicación oficial del Departamento 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 19 

de Estado á que ella se refiere, y de la respuesta que los carga- 
dores de la goleta "R. T. Hart" dieron al Juez de Distrito de 
Baltimore á la demanda presentada contra ellos por dicho Sr. 
Murguiondo. El Departamento de Estado dice & Murguiondo, 
en contestación á una carta de éste, que no se ha podido encon- 
trar que los alegados descubrimientos hayan sido reconocidos 
por alguna proclama del Presidente, y que sabe que México 
piensa entablar un juicio contra algunos ciudadanos de los Es- 
tados Unidos, para determinar la propiedad de la isla; por lo 
que no puede expresar opinión alguna sobre el asunto. Los car- 
gadores de la "Hart" alegan, en su respuesta, que la isla perte- 
nece á los Estados Unidos y que fueron á ella conforme á las 
leyes del país. 

El Secretario de Querrá, en oficio de 27 de Febrero, trascri- 
bió el informe rendido el 22 de Enero por el Comandante del 
vapor de guerra "Independencia" sobre la exploración y reco- 
nocimiento de Cayo Arenas. En el informe se hace una des- 
cripción de la isla y de las casas de madera y herramientas que 
hay en ella. 

En oficio fechado el 5 del corriente (Marzo) el Secretario de 
Fomento trascribió otro de la Secretaría de Hacienda, insertan- 
do un informe rendido al Administrador de la Aduana de Cam- 
peche por D. Manuel Batista, antiguo capitán de puerto y di- 
rector de la Escuela náutica. Dicho señor manifiesta en su in- 
forme, después de hacer la descripción de la isla, que en Mayo 
de 1854 y Junio de 1855, fuó nombrado por disposición de la 
Comandancia general de marina, para reconocer con la goleta 
de guerra "Oaxaca" los bajos y costas de Yucatán. En 1854 fué 
con objeto de expulsar una partida de aventureros que no en- 
contró, y en 1855 para evitar la extracción de guano por los 
buques no pertenecientes á la concesión. En esta exploración 
encontró cuatro buques de porte de 700 á 800 toneladas, perte- 
necientes á la empresa explotadora del guano, cuyo represen- 
tante le exhibió un permiso del Presidente D. Antonio López 
de Santa- Anna. 

Con fecha 6 del mismo mes (Marzo) se pidieron por esta se- 
cretaría á la de Querrá, los informes que deben existir en aquel 
archivo sobre la comisión que desempeñó D. Manuel Batista. 

En oficio del dia 8, el Secretario de Fomento trascribe otro 



20 SOCIEDAD MEXICANA 

de la Secretaría de Hacienda, en el que se inserta un informe 
rendido por el Administrador de la Aduana marítima de Pro- 
greso, quien manifiesta en él: que con objeto de reunir datos 
suficientes para acreditar la propiedad del gobierno sobrQ la isla 
referida, pidió informes extraoficiales á algunas personas: que 
D. Joaquín Molina, vecino que fué de Campeche, declara que 
como piloto navegaba constantemente y conoció dicha isla en 
1838; que posteriormente, en 1852, estando como piloto á bor- 
do del pailebot nacional "Fernando/ 1 fué éste mandado armar 
en guerra por disposición del Presidente de la República, y sa- 
lió de Campeche con destino á Cayo Arenas, á tomar pose- 
sión de la isla con las formalidades debidas, levantándose al 
efecto una acta que cree que debe existir en algunas de las ofi- 
cinas del Estado de Yucatán ó en la Aduana, ó en la Capitanía 
de Puerto de Campeche, en cuya ciudad la casa de los Sres. 
Joaquin Gutiérrez y Compañía, suministró á la expedición la 
cantidad necesaria de dinero que fué entregada al contador del 
"Fernando," D. José Chesio, por el socio de dicha casa D. To- 
más Casasus, vecino de Progreso. En vista de este informe, el 
Administrador de la Aduana mandó levantar un expediente in- 
formativo al Juzgado de 1 í 8 instancia del Departamento (de 
Progreso) sobre las declaraciones de D. Joaquin Molina y D. 
Tomás Casasus. El mismo funcionario acompañó un plano de 
la isla levantado en 1839, del cual remitió una calca la Secreta- 
ría de Fomento con el oficio antes mencionado. 

Con nota üúm. 246 de 27 de Febrero (recibida el 8 del ac- 
tual), el Sr. Romero remite copia y traducción de la respuesta 
de Mr. Bayard, fechada el dia anterior, á las notas de la Legación 
de 30 de Enero y 1 P de Febrero. 

Mr. Bayard manifiesta en su contestación: que conforme á los 
arts. 5,570 y 5,571 de los Estatutos Revisados de los Estados 
Unidos, el derecho de los ciudadanos de esa República parausar 
y disponer de los depósitos de guano en islas, rocas y cayos, es- 
tá basado en el descubrimiento, no de las islas, etc., etc., sino 
del depósito de guano, debiendo probarse que dicho depósito no 
estaba en la jurisdicción legal de ningún otro gobierno al tiem- 
po del descubrimiento; y que reducida la cuestión á averiguar 
si la isla de Cayo Arenas, al tiempo del descubrimiento de 
Wallis en 1880, estaba en la jurisdicción legal de México, cuales- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 21 

quiera pruebas que puedan presentarse en este sentido, serán 
tomadas en consideración. El Sr. Romero contestó á Mr. Ba- 
yard que ya había hecho presente la circunstancia de que la 
isla estaba al tiempo del pretendido descubrimiento, y habia 
estado antes bajo la jurisdicción del Gobierno de¿México, y que 
trasladaba la nota al mismo gobierno por si consideraba conve- 
niente remitir al Departamento de Estado las pruebas que jus- 
tifican esos hechos. 

Se dijo á la Legación, en nota de 11 del corriente, que se es- 
taban reuniendo los datos necesarios y que se le enviarían den- 
tro de muy breve término. 

México, 28 de Marzo de 1886. — El Jefe de la Sección, Andrés 
G m Vázquez, 



22 SOCIEDAD MEXICANA 



\J LA ISLA DE ARENAS. 



PARA LA DEFENSA DE LA INTEGRIDAD DEL TERRITORIO NACIONAL, CON 

RELACIÓN Á DICHA ISLA Y Á OTRAS MUCHAS 
QUE CON ELLA SE ENLAZAN EN LAS COSTAS DE YUCATÁN. 

Por el Mno. Sr. Dr. D. 

Crescendo Carrillo y Ancona, 

Obispo de Lero, Miembro de la Sociedad Mexicana 
de Geografía y Estadística y de otras Corporaciones Científicas 

nacionales y extranjeras. 



Noticia relativa á la ocupación de la Isla de Arenas por los norte-americanos. — Con- 
firmación de esta noticia. — Cuestión diplomática consiguiente. — Motivo y objeto 
de este escrito. 

Acabamos de informarnos con triste sorpresa, por los últimos 
periódicos, de la noticia referente á que nuestros vecinos los 
norte-americanos insisten en el propósito de disponer á su arbi- 
trio de la Isla yucateca que se conoce bajo el nombre [de Cayo 
Arenas, sacando de allí cargamento de guano cuantas veces quie- 
ren, prevalidos de la falta de población y guarnición en ella, y 
á que han llegado á declarar, que no reconocen la soberanía de 
México sobre la misma; cuando un apreciable caballero, amigo 
nuestro, nos favoreció con una carta desde la Capital de la Re- 
pública, fechada el 9 del corriente mes (Marzo de 18S6), en que 
nos confirma tan desagradable noticia; añadiéndonos que se está 
ya tratando diplomáticamente de la cuestión, y que los datos his- 
tóricos y geográficos en que se funda el derecho nacional sobre 
la integridad de nuestro territorio, con relación á dicha Isla, son 
una interesante materia acerca de la cual nos invitaba á que 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 23 

dijéramos algo con motivo de tan grave como palpitante asunto. 
Estamos por esto llenos de gratitud, y ojalá pudiéramos corres- 
ponder dignamente á la bondadosa invitación de aquel amigo, 
que posee, sin duda, más ciencia que nosotros. 

Mas el patriotismo, la dignidad y el amor de la justicia y de 
la verdad, nos empeñan á contribuir en lo que alcancemos, y 
vamos por eso á bosquejar en la presente oportunidad este es- 
crito, con el objeto de poner en relieve, siquiera muy rápida y 
someramente, el apoyo incuestionable en que se funda nuestro 
derecho. 

II 

Naturaleza de la Isla de Arenas como adyacente de la Península de Yucatán. — Es 
una de las que á modo de cordillera circundan el litoral yucateco. — Importancia 
de su posición y peligro de su posesión por parte de extranjeros. — Previsión de los 
autores de la "Estadística de 1852." 

Cayo Arenas es una pequeña Isla verdaderamente mexicana, 
por ser verdaderamente yuca teca, pues corresponde al número 
de las muchas que salpican las aguas de nuestro Mar y de nues- 
tro Golfo hacia esta Península, haciendo muy amenas nuestras 
costas, si bien haciendo á la vez en gran manera peligrosa su 
navegación, puesto que la mayor parte de aquellas Islas son tan 
pequeñas, que se les clasifica más bien como Cayos y no son en 
parte otra cosa que unos prolongados arrecif es, que vienen á ser- 
vir empero como una línea de seguridad; cordillera marítima de 
que la naturaleza nos ha dotado, y en que criándose además, lo 
mismo que en las mayores, una grande y variada multitud de 
aves, embellecen dichas costas con las prodigiosas riquezas de la 
historia natural en el ramo de la ornitología. 

Si una potencia extranjera llegara á ser definitivamente la 
poseedora de Cayo Arenas, ella tendría un pleno dominio so- 
bre toda la Península Yucateca, pues siendo ésta la parte más 
oriental de la República, que avanza entre el Golfo Mexicano y 
el Mar de las Antillas, esa potencia extranjera no se apoderaría 
del miserable Cayo situado en dicho Golfo, sino para dominar 
enseguida sobre la' Península, y por tanto, para prender á toda 
la República como en uno de sus miembros más propios, á fin de 
poder sojuzgarla mejor. Bien vale, pues, la pena de que todos 
reflexionen, que es de una gravedad y de una trascendencia su- 



24 SOCIEDAD MEXICANA 

ma, el objeto que nuestros temibles vecinos se proponen, al pre- 
tender alegar derecho sobre ese al parecer insignificante islote. 
En efecto, las mismas razones, 6 mejor dicho, los propios me- 
dios y caminos que sirviesen á Ion norte-americanos para apo- 
derarse ahora de la Isla de Arenas, los conducirían también á to- 
mar luego posesión de la Isla-Bermeja, de la del Triángulo, de 
los Alacranes, y de todas las demás, que no serian sino como es- 
calones para consumar una conquista, tiempo há desgraciada- 
mente iniciada. Por esto, con razón, los Sres. D. José M. Regil 
y D. Manuel José Peón, decían en su "Estadística de 1852," re- 
firiéndose á estas costas, las siguientes notables palabras: "Esta 
situación demuestra la importancia geográfica de Yucatán, por- 
que si un gran poder marítimo, dueño ya de la Florida, exten- 
diese como un coloso su planta sobre el Cabo -Catoche, no hay 
duda que pronto estrechando á Cuba entre sus brazos, seria due- 
ño de la entrada, y por tanto del comercio del Seno Mexica- 
no. No la hay tampoco, en que ese mismo poder, si estrechando 
como estrecha ya por otra parte á México, Nación intermedia, 
dentro de un ángulo de fierro que so adelanta y fija sus extre- 
mos en el Bravo y San Diego de California, y que andando ad- 
quiere nuevas fuerzas; no hay duda, repetimos, de que logrando 
asentarse en otro de sus confines, concluiría al fin, avanzando si- 
multáneamente por todos sus extremos, sin seguir en esto más 
que el instinto de continuidad expansiva é invasora, que es inhe- 
rente á las civilizaciones más adelantadas, cuando en contacto 
con las que lo están menos, absorben la nacionalidad interme- 
dia." — Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Esta* 
dística, Tomo Til, pdg. 238. 



III 

Derecho sobre la Isla de Arenas. — "Justicia internacional. — Enumeración de las Islas 
Yucatecas. — Su clasificación. — Sus distancias. 

A una voz el derecho, con la ciencia histórica y la geográfica, 
testifican, á no dudarlo, qu« Cayo Arenas es en realidad una 
Isla yucateca, y que toda cuestión queda por lo mismo termina- 
da entre dos Naciones igualmente cultas, siempre que ninguna 
de entreambas quiera sobreponerse á la otra, con desprecio de la 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 25 

jnstícia y de los principios más elementales del derecho inter- 
nacional. 

Corresponden á la Península de Yucatán doce Islas mayores, 
engastadas unas en el Mar de las Antillas y otras en el Golfo de 
México, de las cuales dos están incluidas en las posesiones bri- 
tánicas de Belice, que son las conocidas con las modernas deno- 
minaciones de sabor extranjero, Ambergris y Terranof; siendo 
las diez que poseemos, las siguientes: Cozumel, Carmen, Cancum, 
Holbox, Blanquilla, Mujeres,' Contoy, Padre, Cocoyoles y La 
Aguada, de que pertenecen seis al Estado de Yucatán y cuatro 
al de Campeche. 

A más de éstas ,tenemos otras muchas menores, entre las que 
se cuentan principalmente diez y seis, esto es, Isletas conocidas 
bajo la denominación general de Cayos, arrecifes que, como ya 
dejamos advertido, hacen peligrosa la navegación de nuestro li- 
toral. Ocho de ellas se encuentran situadas en el Mar, y las otras 
ocho en el Golfo, siendo una de estas últimas la de Cayo Are- 
nos, que comunmente se designa en las cartas geográficas, y se 
enumera en los textos y demás libros relativos, junto con las de 
Alacranes y otras que le rodean más de cerca. 

Poseemos la copia de un curioso Manuscrito, debido al memo- 
rable marino D. Juan Pablo Celar ain, intitulado: "Distancias á 
que se hallan situados entre sí los puntos más notables de las 
costas de la Península de Yucatán," y en él leemos estas pala- 
bras: "De Campeche á los Cuyos de Jaina hay 20 millas; de este 
punto á la Isla de Piedras, 9 millas; de esta Isla á las Bocas de 
Chisascab, 6 millas; de las Bocas á la Isla de Arenas, 15 millas; 
de aquí á la Punta Desconocida, 5 millas, formando esta Punta 
con la costa la boca de una Ría, etc." 



IV 

Cualidad política y social de la Isla de Arenas desde la Independencia, derivada de 
la que tenia bajo el Gobierno Colonial. — Declaración respectiva de las Constitu- 
ciones de Esparta y de México. 

La Carta Fundamental de la Nación Mexicana expedida por 

el. Congreso General Constituyente el año de 1824, y según la 

cual fué reconocida por todas las* demás Naciones, inclusive la 

Norte-Americana, dice así en el Título I, Sección en que trata 

4 



26 SOCIEDAD MEXICANA 

del territorio: "Art. 2 P Su territorio comprende el que fué del 
víreinato llamado antes Nueva-España, el que sedecia Capita- 
nía General de Yucatán con los terrenos anexos é Islas 

adyacentes en ambos mares." 

Y la Constitución política de la Monarquía Española de 1812, 
dice así en el Título II, Cap. I: "Art. 10. El Territorio español 

comprende en la América Septentrional, Nueva-España, 

con la Nueva-Galicia y Península de Yucatán Isla de 

Cuba, con las dos Floridas, la parte española de la Isla de Santo 
Domingo, y la Isla de Puerto-Rico, con las demás adyacentes á 
éstas y al continente en unoy otro mar" 

Este es un hecho legal, que se ha venido repitiendo y confir- 
mando ha ya más de sesenta años en todas nuestras Constitu- 
ciones, hasta la última que hoy rige, pues la de 1857, dice asía 
su vez, en el Título II, Sección II: "Art. 42. El territorio nacio- 
nal comprende el de las partes integrantes de la Federación, y 
además las Islas adyacentes en ambos mares" 



V 

Reconocimiento del territorio nacional por parte de los Estados Unidos de Norte - 
América. — Dificultades especiosas con respecto á la Isla de Arenas. — Permane- 
cen los derechos que de España pasaron á Yucatán y á México. 

Los Estados Unidos de Norte-América, ya lo hemos notado, 
nos han reconocido por solemnes pactos de amistad, con el te- 
rritorio que designan nuestras Constituciones, en las cuales se 
habla expresamente, como se ha visto, de las Islas adyacentes 
en uno v otro mar. 

¿Pero existe por ventura, además, un fundamento histórico y 
geográfico inconcuso, expresamente contraido á la Isla de Are- 
nas, de tal manera que haga constar, que el derecho que de la 
España Conquistadora pasó á Yucatán y á México independien- 
tes hubiese incluido la posesión explícita de un punto micros- 
cópico, casi imperceptible, como es la dicha Isleta de Arenas? 
¿No seria acaso, por otra parte, que así como en la actualidad 
hay territorios que legalmente corresponden á la República 
Norte-Americana, aunque antes hubiesen pertenecido á la Mo- 
narquía Española, como por ejemplo, la Florida, también la re- 
petida Isleta en cuestión, hubiese pasado á su dominio, mucho 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 27 

masque hallándose situada en las aguas del Seno Mexicano, que 
median entre la Península de Yucatán y la Florida, puede ser, 
que si bajo la dominación española fué considerada como corres- 
pondiente á la Florida y no á Yucatán, hubiese realmente se- 
guido la suerte de aquella y no de éste? 

Estas cuestiones, que como nubes se agrupan imaginariamen- 
te, se disipan al soplo real y al brillo de la luz que la verdad 
histórica arroja sobre ellas. 

Las posesiones españolas que pasaron á formar parte de los 
Estados Unidos, han dejado ejecutoria de esa transacción suya, 
la que no se encuentra, porque no la ha habido, con respecto á 
la Isla de Cayo Arenas, de suerte que si tenemos la satisfacción 
de demostrar, que esta Isleta es una de las adyacentes y propias 
de la Península de Yucatán, haciendo con ella un solo territorio 
político bajo la dominación castellana desde la conquista, queda 
enteramente esclarecida la verdad, y disipada toda cuestión. No 
citaremos, pues, al efecto, nuestros textos de geografía, ni los 
mapas trazados por los nuestros, sino que iremos á buscar la 
historia, la geografía y los planos de los españoles mismos. 



VI 

La Isla de Arenas ha sido siempre yucateca. — Se prueba que lo fué bajo la domina- 
ción española, por el texto histórico y por la Carta Geográfica del Cronista Real 
D. Antonio de Herrera. 

El conocido y autorizado Don Antonio de Herrera, Cronista 
Mayor del Rey de España y de sus dominios en Indias y Cas- 
tilla, será quien dirima la cuestión. Veamos su Historia Gene' 
ral, de todos conocida, bajo el título de "Décadas," por el método 
cronológico de ella y su división por decenios. En un Tomo es- 
pecial, que está intitulado: Descripción de las Indias Occiden* 
tales, y que en la colección que poseemos acompaña al volumen 
1 P de la obra, escrita el año 1601, Capítulo X, hay unos párra- 
fos que fielmente copiamos, en cuanto á la parte relativa á nues- 
tro asunto. Dicen, pues, éstos así: 

"Capítulo X. De los Obispados de Guaxaca, Mechoacan, y Yu- 
catán: y de la Provincia de Tabasco que es lo demás del referido 
distrito» 

"Yucaian. — La Provincia y gouernacion de Yucatán, que to- 



26 SOCIEDAD MEXICANA 

mó este nombre quando la descubrió el capitán Francisco Her- 
nández, y Nuestra Señora de los Remedios, quando luán de 
Grijalua descubrió á Cozamel, fue al principio tenida por isla, 
por estar casi cercada de mar, de manera que se puede llamar 
Península, y rodea más de doscientas y cincuenta leguas: tiene 
de largo por dode se estiende mas Leste Oeste, como cien leguas, 
y otras tantas Norte Sur, desde la costa que mira al Norte, has- 
ta la parte que confina con lasprouincias de Guatemala, por donde 
tendrá de trauesíacomo veynte y cinco leguas, es su tiemple ca- 
liente, y muy húmido, y aunque no ay rio, ni agua corriente en 
toda ella, está el agua tan cerca para pozos, y hallanse tantas con- 
chuelas de marisco, debaxo de las piedras que esto, y ser la costa 
tan baxa á dado ocasión á sospechar que aya sido mar en algún 
tiempo: ... La costa de toda esta Prouincia es tan baxa que en 
pocas partes se puede surgir á menos que a cuatro ó cinco leguas 
de tierra, y así no ay puerto sino para nauios pequeños, y la mar 
crece, y mengua mas en esta costa que en otra ninguna parte de 
estas prouincias de nueua España. Los puertos que ay son el 
de Cicla. (Sisal), y Telchaque, Cical y Cauquil (Sisal) rio de 
dos bocas. Campeche en la costa que mira á nueua España, y en 
ella cabo Delgado, desde donde comienza á boluer la costa al 
Oriente, y junto á la puta una isleta que llaman la Desco- 
nocida, cercada de baxios, y al Occidente desta como diez y 
ocho leguas, otro que llaman la Zarza, y el Triángulo que son 
tres isleoncillos arrimados á otra isleta cercado de baxios otras 
diez y ssis leguas de Cabo Delgado, islas de arenas y la Ber- 
meja, y otras islas treynta leguas del dicho cabo al Norte, y los 
Negrillos tres isletas cercadas de baxios, al Oriente de la Ber- 
meja, como treynta y cinco leguas, y los Alacranes ueynte leguas 
de la costa Norte Sur, con Merida, y Cabo de Catoche, la punta 
mas oriental de Yucatán, desde donde uan quatro isletas, que 
llaman de Mujeres, arrimadas á la costa en que está la isla de 
Cozumel, nombrada por el famoso adoratorio de un idolo que en 
ella hauia, adonde yuan en Romería todas las gentes de la co- 
marca, está quatro leguas á la mar, al principio del golfo de 
Honduras casi Norte Sur con Valladolid, mas á dentro en el 
golfo otros tres isleoncillos con baxios casi en el parage del lago 
de Bacalal, que está dentro de tierra treynta leguas del lago de 
Chetemal, en la costa que ua pintada de islas etc." 



DE GSOGRAFIA Y ESTADÍSTICA 29 

Acompañamos una copia litográfica de la dicha costa pintada 
de islas, llamando la atención acerca de la de Arenas que nos 
ocupa, y que como se ve, el Cronista español demarca como yu- 
cateca en tiempo del gobierno colonial. 

Dicha copia es de la parte referente, y sacada con fidelidad, 
sin más modifiacion que abultar algo y señalar la isla de Are- 
nas con una manecilla, para hacerla más visible al lector. 

VII 

Importancia de las Ulas yucatecas. — Reseda del encadenamiento de todas ellas en el 
litoral de la Península. — Longitud y latitud geográfica de algunas. 

Extractando de las nuevas apuntaciones que poseemos, fuera 
de la antigua que acabamos de insertar, una rápida reseña de la 
cordillera de islas que circundan á las costas yucatecas en toda 
su extensión, desde una parte del Sur, cerca del golfo de Hon- 
duras, por toda la oriental en el Mar de las Antillas, y por la 
del Norte y Occidente en el Qolfo de México, pondremos á la 
vista toda la importancia dedicHa cordillera; ad virtiendo que si 
no todas las islas aparecen demarcadas en algunos planos geo- 
gráficos, no por eso deja de ser una realidad su existencia, como 
muy bien saben todos los instruidos en la materia, y como tes- 
tifica principalmente el antes citado marino D. Juan Pablo Ce- 
larain. Y en los planos más recientes ya se designan casi todas. 

Las dichas islas pueden llegar á cuarenta ó más, aunque de- 
terminándose comunmente las más considerables, solo se enu- 
meran como unas veintiocho, según atrás dejamos observado. 

Comenzando por el Occidente, la Barra de San Pedro y San 
Pablo, límite de esta Península, se halla situado á los 18° de la- 
titud 41' Norte, y longitud de 86° 6' Occidental de Cádiz. De 
dicha Barra, como á unas 38 millas de distancia, está la Isla del 
Carmen, en el Golfo mexicano, con una ciudad y excelente puer- 
to, situado á los 85° 33' 37" O. de Cádiz. A ésta se sigue la Isla 
llamada La Aguada con 12 millas de extensión, que con sus pun- 
tas, la del Tigre y la de la costa, forman las Barras de Puerto- 
Real y de Puerto-Escondido. Sigúese la Isla de Piedras y luego 
la de Arenas, que casi forma grupo con la Bermeja, el Triángulo» 
los Alacranes, la Zarza y otras. Más adelante se llega á la Isla 
de Jolbox, luego á la de Jomjom. Por este lugar está situado el 



30 SOCIEDAD MEXICAN^ 

Cabo-Catoche eu latitud de 21° 35' Norte, y longitud de 86 e 40' 
Occidental de Cádiz, y sigue la costa hacia el Sudeste por el Mar 
de las Antillas. En este tramo de costas hay una variedad de Is- 
letas, más ó menos importantes, y aun tal vez algunas sin nom- 
bre: entre ellas la muy conocida del Contoy, que es pedregosa, 
con seis millas de latitud Norte Sur, marcando su punta sep- 
tentrional al Cabo-Catoche, á la parte Occidental. Siguense las 
Islas de Cayo- Alcatraz, Cayo-Sucio, Cayo-Ratones, y otras, y 
más & barlovento, la Isla Blanca ó Blanquilla, formada por el Rio 
de Chacmuchuch. De la punta meridional de la Isla de Contoy, 
corre otro grupo de Islotes, arrecife de doce millas hasta la punta 
septentrional de Isla Mujeres. Esta tiene cinco millas de latitud 
Norte Sur, y en su parte occidental hay una hermosa bahía, que 
puede proporcionar abrigo á buques de gran calado. Sigúese la 
Isla de Cancum, luego la de Lavandera, que es un peñón. Sigue 
después otra cadena de arrecifes; llamándose quebrados sus in- 
terrupciones. Continúan otros quebrados y arrecifes más ó me- 
nos notables en lo general, con denominaciones puestas por los 
indígenas. Llégase á la histórica Isla de Cozumel, á veinte mi- 
llas del continente, con treinta y seis por lo menos de longitud 
y diez de latitud. No lejos de ella se encuentran, á orillas del 
continente, Tancah y Tulum, que son lugares históricos, y en 
todo sentido de alta importancia. Siguense unos grupos de pe- 
queñas Islas, llamadas de Cayo-Culebra, luego en el tramo de 
costa, entre el Ubero y el Majagual, está el bajo del Chinchorro, 
con una extensión de Norte Sur como de veinticuatro millas; 
viéndose una pequeña Isla en cada extremo y una grande en el 
centro. Más adelante están las Isletas de Cayo-Cangrejo, Cayo- 
Hicaco, Cayo-Chapas, Cayo-Largo y Cayo-Francés. En fin, más 
al Sur, y hacia la Laguna de Bacalar, hay otras Isletas como 
Cayo-Gallinas, Cayo-Mangles y otras, con que se ve que la Pe- 
nínsula está verdaderamente circunvalada en toda la vasta ex- 
tensión de tres de sus costados, de una cordillera de Islas y de 
Islotes, añadiéndose al interés geográfico de ellas, el de la his- 
toria y la arqueología, por las ruinas de la antigüedad america- 
na en las mismas, lo propio que en el continente de la Penínsu- 
la, se descubren casi á cada paso. 

Isla-Cocina es la denominación de la última de las mencio- 
nadas Isletas, frente ó cerca de los límites de la Península hacia 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 31 

el Sur, y está situada aquella en los 17° 30' de latitud, y 81° 49' 
de longitud Oeste del Meridiano de Cádiz. 



VIII 

Conclusión. — Defensa de la integridad del territorio nacional. — Alusión al ejemplo 
de la defensa de las Islas Carolinas, por parte de España. — Reflexiones. 

A todas luces y de todos modos se trasparenta el hecho his- 
tórico y el derecho estricto é indudable, de que la Isla de Are- 
nas, entretejida con muchas otras, corresponde á Yucatán, asi 
antes como después de la Independencia; que está incluida en 
el territorio de la Federación Mexicana; y que esta verdad del 
' orden geográfico tiene también necesariamente á su favor toda 
la fuerza del derecho de gentes. Que así un grano de arena co- 
mo es ó como parece ser, esa pequeña Isla, su defensa viene á 
representar en realidad, la de todas las que nos ha dejado elji- 
Ubu8terÍ8mo, y que juntas y encadenadas establecen una línea, 
que nuestra República en manera alguna puede permitir que se 
rompa por parte de la vecina del Norte, tanto más cuanto que 
á las espaldas, entre el Este y el Meridiano, ella sufre, clavado 
tiempo há, el arpón de esa colonia extranjera con que la po- 
derosa Albion, poco á poco, viene cada vez más, con mano segu- 
ra, tirando de su presa. 

¡Cuan grave, delicada y urgente es la responsabilidad que pesa 
sobre aquellos de nuestros conciudadanos, á cuya eficacia y leal-» 
tad están encomendadas la integridad y la independencia, la 
dignidad y la honra de la Nación! De su noble patriotismo es- 
peramos el puntual y exacto cumplimiento de su alto deber, en- 
tre tanto que nosotros, junto con ofrecer este pequeño ensayo á 
nuestro pueblo, para su mejor estímulo y mayor ilustración, ha- 
cemos votos al cielo, por que esta trabajada y querida patria, al- 
cance dias verdaderamente más felices y venturosos. 

Deseamos que los arreglos diplomáticos emprendidos, tengan 
el pronto y debido desenlace; pero en caso contrario, tenga pre- 
sente nuestro Gobierno, que por las razones expuestas en el pre- 
sente escrito, no puede en manera alguna, por ningún motivo, 
por ninguna razón, ni bajo pretexto alguno, permitir que conti- 
núe la ocupación arbitraria de la Isla de Arenas, ni de ninguna 
otra. ¡Somos dignos descendientes del noble pueblo que hace 



32 SOCIEDAD MEXICANA 

poco, iodo él, como un solo hombre, tomó una actitud imponen- 
te, cuando la Alemania creyó poder posesionarse de las Islas 
Carolinas! T si estas dos potencias europeas supieron evitarlos 
funestos estragos de la guerra, acudiendo, con admiración y 
aplauso del mundo sensato, al arbitraje del Soberano Pontífice, 
las dos Naciones más grandes de nuestra América, por el casa» 
betti de las Islas Yucatecas, ¿no tendrán la cordura de evitar al 
mundo el escándalo de una guerra que seria tan justa por parte 
de México, cuanto inicua por la del gabinete de Washington? 
¿Necesitará éste del arbitraje para persuadirse de la justicia y 
de la razón de una verdad histórica, geográfica, política é in- 
ternacional? 

Pero ¡ay! que nuestra República no olvide las lecciones de la 
historia: no olvide que el pecado causa la ruina de las Naciones, 
y que ella ha perdido la mitad del extenso territorio que le ha- 
bían legado los Padres de su libertad y de su independencia! .... 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 33 



LA ISLA DE ARENAS. 



APUNTES 

Para la defensa de la integridad del territorio nacional, con relación á dicha Isla y 
á otras que con ella se enlazan en las costas de Yucatán, por el 111 mo. Sr. Dr. D. 
Crescendo Carrillo y Ancona. 



A la ilustración y bondad del Sr. Director militar del Arse- 
nal Naval "Porfirio Diaz," Campeche, Lerma, Sr. D. Manuel 
Abren, debemos unas importantes aclaraciones que ilustran y 
rectifican algunos puntos de que hemos tratado en este Ensayo, 
y nos apresuramos á trasmitirlas por el presente Apéndice á 
nuestros lectores. 

No es una sola la isleta yucateca que tiene el nombre de 
Arenas, lo cual puede fácilmente inducir á error. La isla de Ca- 
yo Arenas, designada en el mapa antiguo de 1601 por el cro- 
nista D. Antonio de Herrera, y que es de la que se han apode- 
rado los norte-americanos para la extracción del guano, es dife- 
rente de la otra á que se refiere D. Juan Pablo Celarain cuando 
dice en su escrito intitulado: distancias, etc., estas palabras que 
hemos reproducido en la pág. 10: "De las Bocas á la Isla de 
Arenas hay 15 millas, etc." Esta, nos dice el Sr. Abreu, es pun- 
to muy conocido en las recaladas á la costa; es. de muy pequsña 
extensión á unos cuantos metros de dicha costa, quedando uni- 
da con ella en las mareas bajas y es habitada por pescadores, 
cubierta de palmeras, lo que la hace notable. La otra, esto es, 
la Isla de Cayo Arenas, esa que han ocupado los norte-america- 
nos, la misma en que años pasados apresó el Comandante de la 
corbeta de guerra "Libertad," á unos extranjeros que sacaban 



5 



34 SOCIEDAD MEXICANA 

guano, se encuentra á la entrada N. de la sonda de Campeche, 
en latitud N. 22° 8' y longitud O. de Greenwich 91° 25' según 
reconocimiento practicado el año de 1804 por el capitán de na- 
vio D. Ciríaco de Ceballos. Es baja y forma casi un cuadriláte- 
ro en dirección N. 48° E. y S. 48° O., distancia de 3 millas, sien- 
do su mayor ancho de 2. De la parte N. sale una restinga de 
piedras, de que algunas velan al N. 35* O. y N. 60°, y de su par- 
te S. O. otra de iguales circunstancias en dirección S. 89 a O. 
Entre ambas restingas se forma un fondeadero de 3i brazas de 
agua á 2 millas de la isla, hasta 7 entre las puntas de los arre- 
cifes. En fin, dista de la costa 90 millas, de Cayo-Nuevo 42, y 
90 de la parte occidental del arrecife de Alacranes. 

Debemos también añadir por lo que toca á la descripción ge- 
neral de nuestra cordillera de islas, que no dejan de ser nota- 
bles las de Cayo -Nuevo, Obispo, Arca*» y algunas otras, como 
desde luego dejamos advertido en el texto. 

II 

Con relación á la isla de Holbox, será también muy curioso 
por lo menos, el saber, según noticias que últimamente acaba 
de darnos el señor cura de Puerto Progreso D. Mauricio Zavala 
(á quien mandamos que visitara la isla de Cozumel y otras en 
que por aquel lado pudiese haber moradores que necesitasen de 
auxilios espirituales), que está poblada. Tiene 170 habitantes, 
todos católicos: niños de uno y otro sexo en ¿poca de concurrir 
á la escuela 24; obligados á confesar y comulgar 139; saben 
leer 27. 

En la de Cozumel, que es la más notable, hay unos 825 mo- 
radores, católicos. Niños para escuela 127, saben leer 169. 

En Isla Mujeres encontró 490 habitantes. Niños para escuela 
53, saben leer 72. 

¡De cuánta importancia no seria el colonizar en mayor escala 
y civilizar cristianamente nuestras islas! 

III 

Por último, cerramos este Apéndice, insertando el siguiente 
documento, relativo á la Isla de Cayo Arenas y en que á más 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 35 

de su mérito especial, genuino, se encuentran también observa- 
ciones y datos muy importantes. 

Dice así: 

"Tribunal Superior de Circuito de Yucatán, Campeche, Ta- 
basco y Cliiapas. — Mérida, trece de Setiembre de mil ochocien- 
tos ochenta y dos. Vistas estas diligencias instruidas por el Juz- 
gado de Distrito de Campeche, con motivo de un oficio del co- 
mandante del vapor nacional de guerra "Libertad," en que 
participa al referido juzgado, que al practicar un reconocimien- 
to en Isla Arenas donde se tenia noticia que habia naufragado 
la barca noruega 'Walkijeren," encontró en dicho cayo á algu- 
nos individuos que dijeron ser norte- americanos, que tenían iza- 
da la bandera do los Estados Uni los, y que se ocupaban en ex- 
traer y explotar el guano de aquella localidad, á cuyos indivi- 
duos trajo á bordo poniéndolos á disposición de la justicia 
federal: Vistas las declaraciones emitidas por el citado coman- 
dante y por el contador de la mentada cañonera, así como la 
que igualmente emitieron los sorprendidos en la explotación 
del guano y que expresaron llamarse A. L. Joulkes, superinten- 
dente de la negociación, O. H. Vangh, W. J. Munster, Erasmus 
Gadfer, Harng, Johnson Albert Johnson, Ernest Glarth, John 
Bek y Richard Brin: Vistos los documentos que exhibieron 
pretendiendo legalizar su derecho para explotar el guano de la 
repetida isla, que en copia autorizada obran en estas diligen- 
cias, en el primero de los cuales aparece que el origen de esta 
negociación es un contrato de arriendo celebrado en Filadelfia, 
Estados Unidos, entre Pascual Luinan, de la ciudad de Balti- 
more, Estado de Mariland, John G. Walxia y George Harrison, 
de Filadelfia — Pensilvania — como arrendadores de Isla Arenas, 
William L. Adams, de Atlantic City, Estado de New Jersey, 
como arrendatario por veinte años, siendo Joulkes representan- 
te ó personero de éste en la explotación: Vistos el auto de! in- 
ferior en que declaró no haber lugar á proceder contra los indi- 
viduos puestos á su disposición, el pedimento fiscal, la comuni- 
cación de la Secretaría do Estado y del Despacho de Relaciones 
Exteriores de la República y la sentencia pronunciada por el 
Juzgado de Distrito de Campeche de fecha 3 de Diciembre del 
año próximo pasado, en que falla sobreseyendo en estas diligen- 



36 SOCIEDAD MEXICANA 

ciaa por no haber motivo para continuarlas por la vía judicial, 
fundándose en que Isla Arenas no es de propiedad de México y 
mandando elevar lo actuado á esta superioridad para lo que co- 
rresponda: Visto el pedimento fiscal en esta segunda instancia; 
y considerando que estas diligencias han sido instruidas con el 
carácter de inquisición en asunto criminal, tratándose á los 
aprehendidos en Isla Arenas como detentadores de bienes na- 
cionales mexicanos, y que por la naturaleza de ellas el Superior 
puede revocar el fallo del inferior con mejor conocimiento de 
cansa: Considerando; que el fallo del inferior descansa sobre un 
fundamento inaceptable y equivocado, como es que Isla Arenas 
no pertenece á la propiedad de México, cuando es un hecho fue- 
ra de duda que esta Nación ha ejercido constantemente sobre 
aquella actos de soberanía absoluta, no disputados por otra al- 
guna, siendo uno de tantos, sin tomar en cuenta los contraban- 
dos aprehendidos en la mencionada isla, el reciente contrato 
celebrado por el Gobierno Mexicano en 2 de Setiembre de 1S79 
con el Sr. D. José M. Chesio y Cortés, para la explotación del 
guano, en el cual está expresamente incluido Cayo Arenas en 
su art. 1 -° , cuyo acto de dominio y soberanía no puede ser más 
notorio y patente: Que prescindiendo de los tratados que España 
tuvo con México después de su independencia, basta detenerse 
en la estimación de los supremos decretos de 19 de Enero de 
1854, 15 de Marzo del propio año y el expedido el 8 de Abril 
de 1861, para quitar toda duda en cuanto al señorío que nues- 
tros gobiernos han ejercido en aquellas islas: Considerando; 
que las doctrinas umversalmente aceptadas del Derecho Inter- 
nacional apoyan y cubren el dominio y soberanía que la Repú- 
blica Mexicana ha ejercido y ejerce sobre la mencionada isla, 
pues Henry Wheanton, autor norte-americano, en su obra titula- 
da Elementos del Derecho Internacional, tomo I, part. 2 .* , cap. 
IV, par. 4 -° dice en lo conducente: que la posesión no interrum- 
pida por un Estado de un territorio ó de cualquier otro objeto, 
durante un cierto número de años, excluye con respecto á éste 
el derecho de cualquier otro Estado: Considerando; que la in- 
terpretación que da el inferior á la doctrina del publicista An- 
drés Bello, está muy lejos de ser la que se desprende de sus pa- 
labras; pues éste en su libro titulado Principios de Derecho 
de gentes, cap. III, art. I, entre otros puntos, después de dar re- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 37 

glas para estimar la soberanía de las islas formadas en los ríos 
y lagos, dice lo siguiente: "Con respecto á las islas adyacentes 
á la marina, no es tan estricta la regla" Aun las que se ha- 
llan situadas á las distancias de 10 ó 20 leguas se reputan de* 
pendencias naturales del territorio de la nación que posee las 
costas, á "quien importa infinitamente más que á otra alguna 
el dominio de estas islas para su seguridad terrestre y maríti- 
ma.' 9 Como se advierte, el autor citado no ha tenido la inten- 
ción de fijar distancia, sino de establecer el principio de que las 
islas adyacentes son dependencias naturales de la Nación que 
tenga las costas próximas, aun cuando éstas disten de aquella 
10, 20 ó 30 leguas, en virtud de serle necesarias al Estado para 
sn seguridad marítima y terrestre. Que Cayo Arenas en el seno 
mexicano, dista de las costas de Yucatán solo SO leguas, y es el 
litoral de tierra firme más próximo á él, distando el de los Es- 
tados Unidos de América, en su parte más cercana, más de dos- 
cientas leguas: que por lo mismo esta nación en igualdad de 
circunstancias á la que guarda México respecto á la referida 
isla, jamás toleraría la detentación de ella de subditos de otra, 
sin reputarlos culpables para someterlos al juicio correspondien- 
te de sus autoridades. Considerando; que la ley nacional de 20 
de Mayo de 1868, en armonía con las prescripciones de la Cons- 
titución de 57, y más todavía con los principios de Derecho In- 
ternacional, declaró bienes de la Federación mexicana, en sus 
fracs. 6 .* y 14 .* , todas las guaneras é islas situadas en el Golfo 
de México, Canal de Yucatán, Golfo de Cortés y Mar Pacifico 
próximas á las Costas de la República. Que todo el derecho de 
explotar el guano de Cayo Arenas lo han hecho derivar los que 
han dado motivo á las presentes diligencias, de un contrato de 
arrendamiento celebrado en Filadelfia entre Luinan, Walki y 
Harrison, como arrendadores de una isla de guano de que no 
son propietarios, y Adams como arrendatario, á quien no han 
podido trasmitir los derechos y acciones que no tenian: Que se- 
guramente por los hechos narrados y los principios del derecho 
internacional aducidos, el hábil Secretario de Relaciones de la 
Gran República de los Estados Unidos, se vio en la necesidad 
de rechazar la pretensión de A. L. Joulkes; y considerando por 
último, que estas diligencias previas han debido seguirse abrién- 
dose juicio criminal correspondiente contra los presuntos res- 



38 SOCIEDAD MEXICANA 

ponsabies, este Tribunal de Circuito, atentas las anteriores con- 
sideraciones, á nombre de los Supremos Poderes de la Repúbli- 
ca, falla: 

1 .° Que es de revocarse y se revoca el auto de sobreseimiento 
pronunciado por el Juez de Distrito de Campeche en 3 de Di- 
ciembre próximo pasado. 

2 P Que es de continuarse el procedimiento contra los pre- 
suntos responsables del delito de detentación de propiedad na- 
cional en Cayo Arenas. 

3 P Líbrese testimonio de este fallo para remitir á la Secre- 
taría de Estado y del Despacho de Relaciones Exteriores de los 
Estados Unidos Mexicanos, por el respetable conducto de la de 
Justicia. 

4 P Hágase saber, püblíquese en el Semanario Judicial, co- 
mo está mandado, y devuélvanse sus actuaciones originales al 
inferior para que cumpla con esta resolución. Y por este que el 
C. Magistrado proveyó definitivamente juzgando, así lo mandó 
y firma, de que doy fé. — Francisco Martínez de Arredondo. — 
Ante mí: J. Antonio Alayon f Secretario." 






Si más adelante obtuviésemos nuevos datos, ó documentos 
tos importantes con referencia á la cuestión que ha sido objeto 
de nuestro estudio en el presente escrito, daremos un segundo 
Apéndice. 

Mérida, Abril 9 de 1886. * 



1 Esto Apéndice se publicó en el Diario del Hogar, del miércoles 
28 de Abril de 1886. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 39 




í i Isla Arenas f el 




De acuerdo con lo publicado por la Secretaría de Relaciones, 
voy á manifestar tres puntos: 

1 -° La isla ó Cayo Arenas, es y ha sido conocida desde hace 
siglos: el Illmo. Sr. Crescendo Carrillo, como hombre sabio y de 
extraordinarios estudios en la geografía de la República, ha dado 
á conocer el Mapa en que se encuentra el Cayo Arenas, publi- 
cado en las Décadas del cronista Herrera, documento oficial; y 
sin duda, de él se ha señalado en las demás cartas publicadas en 
todos tiempos, de las cuales citaré algunas, porque seria muy 
largo el catálogo de todas. 

En el líouvel Atlas portatif destiné principalement pour Tins- 
truction de la Jeunesse & precede d'un discours sur l'etude de 
de la Geographie, par Le S. Robert de Vaugondy, Géographe 
ord. du Roí (de Francia) de S. M. Polonoise Duc de Loraine et 
de Bar, et de la Société de Sciences et Belles Lettres Nancy. — 
A. París Ches le S. Robert &&. Quai d'Horloge du Palais, pro- 
che le Pontneuf. Avec privileg 1762." 

Este Atlas tiene el texto y 52 cartas, todo grabado primoro- 
samente en acero, lo cual indica que muy anteriormente á 1762 
ya se tenían estudiadas y dibujadas las cartas generales y par- 
ticulares para formar el tomo; y en la carta num. 44 está la de 
la Nouvelle Espagne y muy bien marcadas las islas Abenas y 
demás que pertenecían á la capitanía general de Yucatán. 

Muy excusado os decir que el Cayo Arenas se encuentra en 
las cartas oficiales del Barón de Humboldt y en las diversas de 
<3arcía Cubas. Además, este ingeniero publicó en 1861 la "Me- 
moria para servir á la Carta General de la República (mexica- 



40 SOCIEDAD MEXICANA 

na), y en la pág. 41 se lee: "Abenas: Arrecife situado en el Gol» 
fo de México, próximo á la costa de Yucatán. 

En el Diccionario Geográfico-histórico de las Indias Occiden- 
tales 6 América, etc., etc., escrito por el coronel D. Antonio de 
Alcedo, capitán de Reales Guardias Españolas, en Madrid, año 
de 1786, pág. 147 del tomo 1 P , se registra Abenas: un baxo de 
la sonda de Campeche, cerca de la costa de esta provincia y Go- 
bierno. 

Así, pues, no son nuevos para nosotros ni el Cayo, isla, baxo, 
ó como se quiera llamar á ese lugar, ni es un descubrimiento de 
esta época la isla ó Cayo Arenas, como tampoco lo será para I03 
jóvenes estudiantes que hayan leido una obra que anda en sus 
manos, y se intitula: "Nuevo curso 'completo de Geografía Uni- 
versal, Física, Histórica, Comercial, Industrial y Militar, según 
Balbi, Malte-Brun, etc., etc., con arreglo á las actuales divisio- 
nes políticas, etc., etc., por A. Sánchez de Bustamante. — Tomo 
II. — Paris. — Librería de Rosa. — 1844. En esta obra se encuen- 
tra, pág. 142, el artículo: "República Mexicana" y la carta geo- 
gráfica de México, en que se ven clara y distintamente la Ber- 
meja, Arenas, Triángulo, etc. 

El capitán Niox publicó en Paris, 1874, una obra titulada: 
'Expedition du México" 1861-1867.— Recit politic & militaire 
par G. Niox, capitain d'etat majeur." A esta obra acompaña un 
mapa ó carta de la República Mexicana á 7s.ooo.ooo. Dresseé au 
depót de la guerre por M. Niox, cap. d'E. M., d'apres les leves 
des officiers du corps expeditionair et les renseignement recuil- 
lis par le bureau topographique. Paris, 1873. Et coup d'oeil ge- 
neral sur la topographie et la géologie du Méxique et de l'Ame- 
rique Central, par M. Virlet d'Aoust. (Bulletin de la Societé 
geographique de France, 2. 0B1 Serie, t. XXIII, 1865)." En esta 
carta se encuentra también la Bermeja, Arenas, Triángulo, etc. 

Siendo de notar que esta carta fué hecha bajo la responsabi- 
lidad del Departamento de la Guerra del Gobierno de Francia, es 
la más moderna de cuantas existen y está tomada de datos exac- 
tos y oficiales, por lo cual es sumamente imparcial para el caso. 

Por tanto, no solo los que estudian en libros antiguos, ni los 
jóvenes estudiantes, sino también los que leen y examinan la 
Expedición francesa, conocen la Isla ó Cayo Arenas como per» 
teneciente á Yucatán. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 41 

He creído conveniente copiar la carta de Niox para señalar 
las costas del Golfo de México, como la más imparcial y apro- 
vechar también la publicada en Philadelfia, para que se vean las 
costas de los Estados Unidos del Norte y sus islas, cayos, etc., 
á fin de que se note la inmensa distancia á que se halla situada 
Abenas, y cómo hasta inverosímil parece que el Norte tuviera 
una isla en nuestros arrecifes de Yucatán, separados por la isla 
de Cuba perteneciente á España. 

El atlas del cual he copiado las costas pertenecientes al Nor- 
te, se titula: "A New American Atlas containing Maps of the 
Several States of the North American Union, proyected and 
drawn onauniform Scale from Documents found in the public 
Officer of the United States and State Guvernments an other 
original and authentic information, by Henry S. Tanner." — 
Philadelphia. Published by H. S. Tanner, 1823. Obra también 
con grabados en acero. Contiene 22 cartas, siendo la 20 Luisia- 
na y Mississippf, la 21 Illinois y Missouri y la 22 Florida. 

No se puede negar la exactitud y ciencia con que se hizo este 
atlas, tal vez de los mejores que existen en el Norte; y sin em- 
bargo, no es posible ni aun verosímil que la Isla de Cayo Are- 
nas se hubiera escapado de ponerse en esas cartas, tan lejos de 
los limites de Yucatán. 

Parece que los arrecifes y bancos de la Florida van comple- 
tando la elipse del Golfo de México; pero siguen después los de 
Cuba perteneciente á España; y de Cuba van en combinación 
con los de Yucatán que cierran el Seno Mexicano. 

2 P El Guano, como abono de tierras. Ni la isla de Arenas, 
ni el Guano que hay en ella han sido descubiertos por ciudada- 
nos de los Estados Unidos del Norte, puesto que los conocemos 
hace años. En la "Estadística de Yucatán/' formada por D. Jo- 
sé María Regil, remitida por D. Alonso Manuel Peón á la So- 
ciedad Mexicana de Geografía y Estadística, en 4 de Enero de 
1853, y por acuerdo de esta corporación, fecha 27 del mismo Ene- 
ro, publicada en el tomo III del Boletín, se lee en la pág. 250, 
que en las islas adyacentes se encuentran innumerable multi- 
tud de aves marinas, cuyos excrementos allí depositados for- 
man capas poco profundas, al decir de unos, y que deben serlo t 
mucho, según congeturan, otros. Si estos maJteriales tendrán ó 

no los mismos elementos del famoso Guano que en algunos is 

6 



~* i 



42 SOCIEDAD MEXICANA 

lotea de la costa de África y de la América del Sur, tan venta- 
josa eocportacion ofrecen para el abono de las tierras, cosa es 
no averiguada y debería serlo. 

De paso diré que en Yucatán se produce una palma llamada 
también Guano, de la cual hacen sombreros, cobijas y esteras, 
pág. 276 de la misma Estadística de Regil. (Guano en castella- 
no es la palma y el excremento). 

Como se ha leido antes, dice el Sr. Regil que no se habia ave- 
riguado si el guano de los islotes era tan famoso como el de Áfri- 
ca; pues bien, el señor capitán del puerto y director de la Es- 
cuela Náutica, D. Manuel Batista, declara que en 1854 y 1855, 
encontró cuatro buques en Arenas cargando Guano, pertene- 
cientes á una compañía explotadora de Guano, cuyo represen- 
tante le exhibió un permiso del presidente D. Antonio López de 
Santa-Anna. 

Esto prueba que algún otro, de quien no tuvo noticia el Sr. 
Regil, hizo el estudio sobre ese abono para las tierras. 

Pero además, hay suma necesidad de marcar esto en toda su 
fuerza y valor. El presidente de la República, Santá-Anna, no 
dio un permiso que se pueda interpretar como confidencial, y 
sin que de él tuvieran más conocimiento que Santa-Anna que 
lo dio y el representante de la empresa del Guano que lo re- 
cibió. 

La concesión se hizo tan pública como se acostumbraba, dan- 
do una ley que se publicaba por bando, marchando el Escribano 
de Cabildo escoltado por un oficial y veinte hombres de tropa, 
al toque militar de bando, ejecutado por una banda de tambo- 
res y cornetas. Esto se hacia recorriendo los cuatro lados de la 
Plaza de la Constitución, en cuyos ángulos y en la fachada de 
la casa del Ayuntamiento se fijaba la ley ó decreto para conoci- 
miento de los habitantes. Me parece de suma importancia decir 
que esa concesión se hizo á la faz de nuestros contemporáneos. 

Además, fué publicada en la Memoria de la Secretaría de Fo- 
mento, presentada al Congreso general por el Ministro D. Ma- 
nuel Silíceo, documento leido por muchos; y también existen 
los ejemplares que de esos decretos se imprimieron por la Secre- 
taría de Fomento. Se ven en la colección de leyes publicada por 
el señor Navarro, tomo de 1854?, página 28; y posteriormente en 
la Legislación Mexicana, índice alfabético razonado de leyes, 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 43 

etc., etc., por José Brito, empleado de la Tesorería general. — 
México, 1873. 

En la pág. 308, tomo E. O. de esa obra, se registran: 1 P Gua- 
no. — Privilegio para la exportación. 16 de Enero de 1854. — 
2 P Los individuos de los buques cargados dé este efecto, no ti- 
rarán con armas de fuego á los pájaros que encuentren. 15 de 
Marzo de 1854. — 3 P Se proroga por dos años el privilegio con- 
cedido para la exportación del Guano. 4 de Febrero de 1856. — 
4 P Los buques que carguen Guano están comprendidos en el 
art 3 P de la Ordenanza de las Aduanas Marítimas y Fronte- 
rizas. 30 de Agosto de 1856; y 5 P Se declara subsistente el 
privilegio para su exportación: total, cinco decretos. Los conce- 
sionarios fueron D. José O. Forns, por sí y en representación de 
los señores D. Carlos y D. Manuel Valdovinos y socios: D. Ma- 
nuel Lízardi, D. Francisco S. Mora y D. Juan Garruste. 

Esto ha sido público y fundado en decreto del Gobierno de 
la República Mexicana. 

Después se han hecho otras concesiones por el mismo Gobier- 
no Supremo y por conducto de la Secretaría de Fomento. 

Resumiendo: los ciudadanos de Norte América no han des- 
cubierto la Isla ó Cayo Arenas. Tampoco han sido los explota- 
dores del Guano en las pertenencias de Yucatán autorizadas por 
el Gobierno Mexicano, sino cuando han hecho con la Secretaría 
de Fomento el contrato legal. 

Y 3 P el gobierno de los Estados Unidos, al reconocer la in- 
dependencia de México, reconoció el derecho que México tiene 
de poseer cuanto perteneció á España. El gobierno de México 
es el único que puede disponer de su territorio. Este derecho 
está reconocido por el Norte al celebrar el tratado de Guadalu- 
pe y el de la Mesilla. Las partes contratantes se reconocieron 
el derecho que tenian de compra-venta. 

México, Abril 14 de 1886. — El ingeniero, Vicente E. Mañero, 
Miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, 
etc., etc. l 

1 Este artículo se publicó en El Partido Liberal de 22 de Abril 
de 1886. 



44 SOCIEDAD MEXICANA 



CAYO ^REUSTA-S. 



Apéndice al artículo del Ingeniero Sr. V. E. Mañero. 



Viendo el apéndice publicado por el I. S. D. Crescencio Ca- 
rrillo, he creído conveniente decir algo más sobre el interesante 
asunto de la Isla Arenas. 

La isla ó Cayo Arenas de la cual hablé y señalé con una ma- 
necilla en la carta publicada en este propio periódico el 22 del 
corriente, es la misma Arenas de que se habló en el contrato de 
30 de Noviembre de 1883, celebrado por la Secretaría de Fo- 
mento y D. José M. Chesio y Cortés, que antes habia sido visi- 
tado por el capitán del puerto D. Manuel Batista. También es 
Ja misma Arenas citada en el contrato celebrado por la Secre- 
taría de Fomento con el Lie. Portugal á nombre de Murguiondo, 
firmado en 30 de Noviembre de 1883, cuyo art. 1 P dice así: El 
Ejecutivo de la Union concede permiso al Sr. Prudencio de 
Murguiondo por el término de cinco arios, contados desde la 
fecha de este contrato, para la explotación del guano en las is- 
las llamadas Arenas, Arcas, Triángulo, Alacranes, Pérez, Pá- 
jaros, Desterrada, Desertora y Cozumel, situadas en el Seno 
Mexicano y canal de Yucatán, frente á las costas de esta Pe- 
nínsula. 

La Arenas, cayo ó isla, es la misma que reconoció el coman- 
dante de la corbeta de guerra mexicana "Libertad;" de lo que 
resultó la prisión y proceso formado á unos individuos que sa- 
caban guano, y cuyo asunto publica el Sr. Crescencio Carrillo 
y Ancona. 

He creido conveniente hacer esta aclaración, supuesto que á 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 45 

mi primer artículo Arenas y Guano, acompaño una carta, y 
en ella señalo en el Golfo mexicano un lugar llamado Arenas, 
marcado con una manecilla. 

Creo que no es de este lugar hablar de la isla Holvox por 
ser asunto que toca á la cuestión con los ingleses al tratar de 
la Balisa, Belice ó Weles, de que ya se ha dicho en otra ocasión, 
y considero que debe tratarse separadamente. 

Recuerdo el nombre del inteligente capitán de navio D. Ci- 
ríaco Ceballos, que en 1807 ó en 1808 propuso ó por lo menos 
indicó al gobierno de Nueva España, la formación de un puerto 
cerrado en las aguas de Veracruz. 

De esto hablé en un artículo publicado en El Monitor Re» 
pvMicano en 28 de Abril de 1881 y di varias noticias al Sr. 
Treviño, entonces Secretario de Guerra y Marina. 

Es lamentable que al informe ó propuesta que hizo el Sr. Ce- 
ballos, no acompañe un plano: esto creo porque no lo indica D. 
Manuel Orozco y Berra en su Cartografía mexicana. — (El Par- 
tido Liberal). 

Vicente E. Mañero. 



46 SOCIEDAD MEXICANA 



Ayer publicamos en nuestro periódico í el Apéndice que el pa- 
triota prelado, Dr. Crescencio Carrillo Ancona, publicó en Yu- 
catán, confirmando con documentos el dominio que México tie- 
ne sobro la codiciada Isla de Arenas, y rectificando un error en 
que involuntariamente ocurrió el Sr. Carrillo Ancona; esto es, 
que es la isla marcada en el plano que acompañó á su primer 
opúsculo, la que quieren detentar los aventureros venidos de 
allende el Golfo, y no la otra que está á distancia de quince 
millas de las Bocas en la costa yucateca. 2 

En el documento judicial que inserta el Sr. Carrillo Ancona 
se habla de un contrato celebrado con el Sr. Chesio y Cortés, 
para la explotación del guano; y vamos á reproducir este docu- 
mento, así como el oficio del comandante del vapor "Libertad," 
en que participaba al Juzgado de Distrito de Campeche haber 
aprehendido á varios norte-americanos que se ocupaban en reco- 
ger guano en la Isla de Arenas. Estos documentos completan la 
historia de ese incidente, y prueban plenamente el derecho que 
México tiene á todas esas islas que bordan sus costas. 



Un sello que dice: "República Mexicana. — Secretaría de Es- 
tado y del despacho de Fomento, Colonización, Industria y Co- 

1 Tanto el apéndice que ya insertamos en la página 33 y siguientes 
así como los documentos presentes, están tomados de los números 
192, 193, 194 y 195 del Diario del Hogar correspondientes á los dias 
28, 29 y 30 de Abril y V de Mayo de 1886. 

2 Nos permitimos corregir un poco lo del Diario del Hogar, por 
parecemos que se han deslizado algunos errores. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 47 

mercio. — México. — Dos timbres de cincuenta centavos en la pri- 
mera foja, cancelados con el sello de la misma oficina en 2 de 
Setiembre de 1879, y el otro por el Sr. José M. Chesio y Cortés, 
en la misma fecha; otros dos timbres en la misma forma en la 
primera cara de la segunda foja, y otros por valor de ciento no- s 
venta centavos en la segunda cara de la segunda foja, cancela- 
dos por el sello y la firma de ambas partes contratantes. 

Sección de Estadística y Colonización. 



CONTRATO celebrado entre el Oficial Mayor de la Secretaria de Fomento en repre- 
sentación del Ejecutivo de la Union y el Sr. José María Chesio y Cortés, para la 
explotación del guano en las islas situadas en el Seno Mexicano y canal de Yuca- 
tan frente á las costas de esta Península. 

Artículo 1 P El Ejecutivo de la Union concede permiso al 
Sr. J. M. Chesio y Cortés, por el término de cinco años, conta- 
dos desde la fecha de este contrato, para la explotación del gua- 
no en las islas llamadas "Arcas, Arenas, Triángulos, Alacranes, 
Pérez, Pájaros, Desterrada, Desertora y Cozumel," situadas en 
el Seno Mexicano y canal de Yucatán, frente á las costas de es- 
ta península. 

Art. 2 P Para la explotación legal del guano en las referidas 
islas, el concesionario registrará sus operaciones en los puertos 
de Progreso y Campeche. 

Art 3 -° El concesionario pagará al gobierno la cuota de un 
peso por toneleda de guano que explote, previo arqueo del bu- 
que, en alguno de los puertos expresados, la cual percibirá las 
cantidades procedentes de la referida explotación del guano y 
extenderá los certificados correspondientes. 

Art. 4 P Queda á cargo do la Secretaría de Hacienda dictar 
las medidas relativas á la vigilancia y reglamentación necesa- 
rias para el exacto cumplimiento de la cláusula anterior. 

Art. 5 P Conforme al capítulo 2 P art. 8 P del arancel vigen- 
te, los buques de la empresa que arriben á cualquiera de los dos 
puertos referidos, con el fin de recibir ó conducir pasajeros, co- 
rrespondencia, metales, palo de tinte ú otros productos nacio- 
nales, entre los cuales se encuentre la materia objeto de este 
contrato, no causarán el derecho general de toneladas. 

Art. 6 P Queda obligada la Empresa á dar principio á las 



48 SOCIEDAD MEXICANA 

tareas de explotación, en el preciso término de seis meses con- 
tados desde la fecha de este contrato. 

Art. 7 P La Empresa garantizará el cumplimiento de las obli- 
gaciones que contrae, por medio de una fianza de mil pesos, que 
otorgará en el término de un mes, contado igualmente desde 
la misma fecha. 

Art. 8 P No podrá trasferirse este contrato á otra empresa, 
sin permiso del Ejecutivo. 

Art. 9 P Las obligaciones que contrae la Empresa respecto 
de los plazos fijados en este contrato, se suspenderán en todo ca- 
so fortuito ó de fuerza mayor que impida directa y absoluta- 
mente el cumplimiento de dichas obligaciones. La suspensión 
durará solo por el tiempo que dure el impedimento, debiendo 
la Empresa presentar al Ejecutivo las noticias y pruebas de ha- 
ber ocurrido un caso fortuito ó de fuerza mayor del carácter 
mencionado, dentro del término de tres meses de haber comen- 
zado el impedimento. Por el solo hecho de no presentar tales 
noticias "y pruebas dentro del término señalado, no podrá ale- 
garse por la Empresa en ningún tiempo la circunstancia de ca- 
so fortuito ó de fuerza mayor. Queda igualmente obligada la 
Empresa á presentar á la Secretaría de Fomento las noticias y 
pruebas de que han continuado los trabajos en el acto de haber 
cesado el impedimento, ó á lo más tarde dentro de dos meses 
después de haber cesado; haciendo la expresada presentación 
dentro de los dos meses siguientes á los dos mencionados. So- 
lamente se abonará á la Empresa el tiempo que hubiese durado 
el impedimento, ó á lo sumo dos meses más. 

Art. 10. Este contrato caducará: 

I. Por faltar la Empresa á la obligación contraída para el 
otorgamiento de la fianza según se estipula en la cláusula 7 -* 

II. Por no empezar los trabajos de explotación en el término 
que marca la cláusula 6 .* 

III. Por no registrar debidamente sus operaciones en el puer- 
to de Progreso ó en el de Campeche, á medida que aquellas va- 
yan á ejecutarse. 

IV. Por trasferir á otra empresa en todo ó en parte los dere- 
chos adquiridos en virtud de este contrato, sin previo permiso 
del Ejecutivo. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 49 

Art. 11. La caducidad será declarada administrativamente 
por el Ejecutivo. 

Art 12. En los caaos de caducidad II, III y IV, determina- 
dos en la cláusula 10 •* , la Empresa incurrirá en la multa de 
mil pe^os, que el Ejecutivo hará efectiva con la fianza de que 
trata el art. 7 -° 

México, Setiembre dos de mil ochocientos setenta y nueve. — 
Manuel Fernandez. — Una rúbrica. — José María Chesio y Cor- 
tés. — Una rúbrica. 

II 

Un sello de la Secretaría de Fomento. — Sección de Estadís- 
tica y Colonización. 

Quedo enterado de que el dia 26 del corriente otorgó vd. la 
fianza á que hace referencia el artículo 7 -° del contrato que ce- 
lebró con esta Secretaría, para la explotación del guano en las 
islas de la Sonda de Campeche y Canal de Yucatán, manifes- 
tándole que aun no se ha recibido la escritura á que se refiere. 

Libertad en la Constitución. México, Setiembre veinticinco 
de mil ochocientos setenta y nueve. — M. Fernandez, oficial ma- 
yor. — Una rúbrica. — C. José María Cltesio y Cortés. 



III 

Diario Oficial 1 * de /J de Noviembre de 1881. 
La Isla dk Arenas. 



ti 



flé aquí el informe oficial comunicado al Ejecutivo de la 
Union, relativo á la permanencia de unos iudividuos en esta 
parte del Territorio Nacional: 

Secretaría de Guerra y Marina. — México. — Un sello que dice: 
"Vapor de guerra "Libertad/' — Tengo el honor de poner en 
el superior conocimiento de vd., que en cumplimiento de la or- 
den telegráfica que me comunicó con fecha 17 del corriente, zar- 
pamos de este puerto el 19 y fondeamos en Celestún á las 20 
h. a. m. del dia 20 para esperar abonanzara el recio brisote del 
N. N. E. y la mucha mar que había, zarpando de allí á las 10 
h. de la noche del 21, rumbo á cayo "Arenas," en donde fondea- 

7 



50 SOCIEDAD MEXICANA 

mos á las 12 h. N. S. con el cayo en 10 brasas de agua, largan- 
do la bandera y afirmándola con un cañonazo, distinguiéndose 
en tierra tres casas, una gran pila de guano, y una bandera de 
los Estados Unidos del Norte América arbolada en una asta, y 
en el otro arrecife los restos de la barca noruega "Valkmen" 
(que naufragó en cayo "Arenas"), y un bote grande que á la ve- 
la se dirigía á bordo y que al poco rato arribó conduciendo sie- 
te hombres que saltaron á bordo, y preguntando al que hada 
cabeza de ellos, qué hacian allí y por qué tenian larga la bandera 
norte-americana, contestó que tres de los individuos eran náu- 
fragos de la barcanoruega,y los demás y élempleadosdeunacom- 
pafiía de Filadelfía: que se ocupan en sacar guano de las islas de- 
siertas; preguntándole si tenia autorización del Gobierno de Mé- 
xico para extraer el abono de una isla mexicana, contestó que lo 
ignoraba, pues el era capataz de la gente; que en tierra estaba 
el jefe de ellos con dos hombres más y otro de los náufragos 
noruegos. Inmediatamente dispuse bajase á tierra el segundo 
comandante para arriar la bandera americana é izar la nacional, 
y para aprehender á los otros individuo*, yendo también con el 
segundo contador de este buque para que como fiscal de la Ha- 
cienda, midiera la pila ó pilas de guano que se veian, y acompa- 
ñado de siete hombres armados, de uno de los náufragos para 
recoger los equipajes de su compañero, y del contramaestre pa- 
ra recoger el equipaje de los otros individuos, llevando para es- 
to el bote grande que se habia aprehendido y con órdenes de 
conducir á bordo á todos los individuos que se hallasen en aque- 
lla isla, y á viva fuerza si hacian resistencia: á la 1 h. 30 m. 
vino un bote, de tierra, con un parte del contador y del segun- 
do, diciéndome no habían hecho resistencia alguna; que se habia 
arriado la bandera americana é izado la mexicana sin novedad; 
ordené que en el bote que debia ir á tierra, regresasen los indivi- 
duos y equipaje á la mayor brevedad posible, por ser necesario 
salir antes de la noche. 

A las cinco vinieron á bordo dos hombres con un chalán, sien- 
do uno de ellos el náufrago que faltaba y el otro, de los traba- 
jadores. 

Se recibió á bordo un bote cargado de equipaje y & las 5 h. 
40 m. llegaban á bordo los botes con el 2 P comandante, con- 
tador y toda la gente conduciendo al jefe y al cocinero. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 51 

Trascribo á vd. el parte relativo á este asunto, que me dieron 
el 2 -° comandante y el contador, el cual á la letra dice: 

"Vapor de guerra "Libertad." — Contador. 

Tengo el honor de poner en el superior conocimiento de vd., 
que en virtud de las órdenes verbales que el i P comandante 
C. Hilario R. Malpica y yo recibí mor? de vd. á las 12 h. 15 m. 
en el primer bote de abordo, tripulado convenientemente pa- 
ra emprender rumbo á la "Isla de Arenas/' frente á la cual había- 
mos fondeado; veinte minutos después de haber arribado á ella, 
donde encontramos un muelle de madera, forrado de planchas 
de cobre ligeras y se prolonga unos siete metros en la mar, cu* 
yo muelle, se comprende desde luego, tiene algún tiempo de es- 
tar sirviendo. Habiendo dejado custodiado el bote por el resto 
de la fuerza, nos dirigimos á una de las casitas ó habitaciones 
donde estaba arbolado el pabellón de los Estados Unidos de 
América y habitaba Mr. Fouther, superintendente y agente de 
William L. Adams, Atlanta City, New-Jcrsey, según nos ma- 
nifestó después, para extraer y explotar el guano, y al manifes- 
tarle que deseábamos ver la autorización ó contrato de nuestro 
Gobierno para efectuarlo, nos contestó que el único que cono- 
cía y tenia era muy particular de él para la compañía ó casa de 
los Sres. William L. Adama; que no tiene conocimiento de otro, 
pero que las leyes de 6U país autorizaban á cualquier ciudadano 
para ocupar y explotar cualquier terreno deshabitado, y en ese 
concepto llevaba cuatro lunas de estarlo efectuando. 

Habiéndole indicado arriara su pabellón del asta-bandera, 
fué ejecutado por ellos mismos, y á las 12 h. 40 colocamos el 
nuestro con los honores de Ordenanza: siguiendo mis instruccio- 
nes y en cumplimiento do mi deber, procedí acto continuo á me- 
dir dos grandes montones de guano de figura irregular, recien 
cribados y purificados, para lo cual cuentan con toda la herra- 
mienta necesaria para esta clase de labor, midiendo el primero 
cincuenta y nueve mil cuatrocientos ochenta y ocho pies cúbi- 
cos, y diez y siete mil cuatrocientos cuarenta y siete el segundo; 
hay, además, otros montones, se conoce con fecha anterior, á los 
que solo falta sacar para su exportación. 

Como al haberle dado á vd. parte por escrito y por conducto 
del práctico, de nuestras primeras operaciones de esta comisión, 



52 SOCIEDAD MEXICANA 

le manifestamos que había varios objetos de valor que podrían 
extraviarse al abandonar la Isla si no se aseguraban y utiliza- 
ban convenientemente: vd. nos contestó que en atención al buen 
servicio y que debia levar anclas el "Libertad" antes de poner- 
se el sol de ese mismo dia, regresásemos 4 bordo á la mayor bre- 
vedad posible, conduciendo á los prisioneros: dilatamos sola- 
mente lo muy necesario para que recogiesen éstos bus equipajes, 
como asimismo el de los cuatro náufragos de la barca noruega 
"Valkiñen." 

Estas operaciones se hicieron tal cual vd. ordenaba, llegando 
á bordo á las cinco y media de la tarda. 

Debemos manifestar á vd. que las tres casas quedan cerradas, 
aunque débilmente, por no permitirlo de otro modo la conwtruc- 
cion de ellas, quedando encerrados en las dichas algunos objetos, 
así como otros quedaron dispersos en la isla, como calabrotes, 
motores, cadenas, etc., y ciento veintisiete pies de madera de 
la barca náufraga, no siendo posible por la premura del tiempo, 
según vd. ordenaba, formar el inventario correspondiente. 

Nos cabe la satisfacción de haber tomado parte activa en la 
comisión tan importante que ha desempeñado el "Libertad," y 
creemos que su presencia en estos cayos daria muchos resulta- 
dos semejantes. 

Libertad y Constitución. A bordo en la mar, á veintiuno de 
Octubre de mil ochocientos ochenta y uno. — H. Rodríguez Mal' 
pica, segundo comandante. — Una rúbrica. — José María Nuchi, 
contador. — Una rúbrica. 

Todo lo que tengo el honor de trascribir á vd. para su supe- 
rior conocimiento y como resultado de la comisión que vd. me 
confió. 

Libertad y Constitución. Abordo Bahía de Campeche, Octu- 
bre veintitrés de mil ochocientos ochenta y uno. — El comandan- 
te del "Libertad," capitán de corbeta, Emilio F. Caxda. — Una 
rúbrica. 

Es copia. México, Noviembre 4 de 1881. — J. Montesinos, ofi- 
cial mayor. 

IV 
Ciudadano Ministro: 
Tengo la honra de poner en conocimiento de vd., que el dia 
de hoy ha quedado otorgada la fianza á que hace referencia el 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 53 

art» 7 -° del contrato celebrada para la explotación del guano 
en las islas situadas en la sonda de Campeche y canal de Yu- 
catán, cuyo testimonio de la escritura debe existir ya en ese 
Ministerio de su digno cargo, quedando en consecuencia sin 
efecto la frac I del art. 10 de la referida concesión. 

Protesto á vd. f etc. Libertad en la Constitución. México, Se- 
tiembre veintiséis de mil ochocientos setenta y nueve. 

Ciudadano Ministro de Fomento, Colonización, etc. — Pre- 
sente. 

V 
Ciudadano Ministro: 

Tengo la honra de adjuntar k la presente comunicación, las 
muestras de guano extraídas de las islas que comprende la con- 
cesión que me fué otorgada por el Supremo Gobierno con fe- 
cha 2 de Setiembre próximo pasado, como también el certifica- 
do de la Capitanía de este Paerto, que acredita el despacho de 
un buque en su primera expedición á las referidas islas, como 
principio de los trabajos á que se contrae el art. 6 -° de la ex- 
presada concesión, con lo cual creo que queda sin efecto la 
frac. II del art. 10 de la misma, y suplico á ese Ministerio de 
su digno cargo, se digne declararlo así, en el acuse de recibo 
de la presente, que ruego humildemente se sirva mandarme ex- 
pedir. 

Progreso, Febrero quince de mil ochocientos ochenta. — José 
María Chesio y Cortés. — Una rúbrica. — Al Ministro de Fomen- 
to, Colonización, etc. — Presente. 

VI 

Un sello de la Secretaría de Fomento. — Soc. 1 .* — Escuela 
Nacional de Agricultura y Veterinaria. 

Tengo la honra de adjuntar á vd. el resultado del análisis de 
los guanos que 83 sirvió remitirme, análisis que se practicó en 
la clase de Química á cargo del Profesor Peñafiel, por los Sres. 
Muycelo y Ramírez. 

Las circunstancias de haber sido muy poca la cantidad de 
sustancias de que se pudo disponer, y de no haber venido con 
las precauciones de un envase conveniente, impidieron presen- 
tar un resultado más completo y con la prontitud que fuera de 



54 SOCIEDAD MEXICANA 

desear. El resultado obtenido es bastante, sin embargo, paira 
dar un lugar entre los fertilizantes, á los guanos de la costa de 
Yucatán, que si no son como los superiores del Perú, no dejan 
de poseer una riqueza bastante para ser útiles en la agricultu- 
ra. En efecto, el de Contoy sustancia prima, y el de e*¿a tnispia 
procedencia, nútn. 12, encierra un 36 y un 18% de fosfato de 
cal, siendo superiores á muchos de los guanos africanos que 
existen en el comercio, y superior uno de ellos á la inedia de 
los guanos utilizables. La cantidad de materia orgánica no es 
despreciable, la cual puede suministrar regular porción de ázoe, 
que unida al amoniaco que encierra, le da mayor valor como 
abono. 

Se ve que hay muestras de una pobreza absoluta, cuya ex- 
plotación no seria económica; pero queda la duda de si las mues- 
tras corresponden bien al yacimiento todo, ó si tenga distinta 
riqueza en diversos puntos de su extensión. 

Deseando que los incompletos datos alcanzados puedan ser 
de alguna utilidad al Supremo Gobierno, protesto á vd. mi res- 
petuosa consideración. 

Independencia y Libertad. San Jacinto, Agosto diez y nueve 
de mil ochocientos ochenta. Gustavo Ruiz. — Una rúbrica. 

Es copia, México, Agosto treinta y uno de mil ochocientos 
ochenta. — M. Fernandez, oficial mayor. — Una rúbrica. 



VII 

Un sello de la Secretaría de Fomento. — Sec. 1 .* 

Acompaño á vd. copia del informe rendido á esta Secretaría 
por el Director de la Escuela Nacional de Agricultura, acerca 
del resultado del análisis de los guanos que remitió vd. proce- 
dentes de las islas comprendidas en las cláusulas del contrato 
que celebró en Setiembre del año próximo pasado. 

Libertad en la Constitución. México, Agosto 31 de 1880.-^- 
M. Fernandez, oficial mayor. — Una rúbrica. — Al C. José Marta 
Chesio y Cortés. — Presente. 

|3igue un análisis de los guanos. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 55 



VIII 
Ciudadano Ministro: 

En El Monitor Republicano de fecha 5 de) actual, que ve 
la luz pública en esta capital, se halla inserto un párrafo de ga- 
cetilla, que bajo el rubro de "Isla de Arenas," manifiesta que 
una reunión de individuos norteamericanos, enviados por dos 
casas de los Estados Unidos del Norte, se habían instalado en 
dicha isla y se ocupaban de extraer el guano que existe en ella 
y exportarlo á varios puntos de la Isla de Cuba por cuenta de 
las citadas casas. Ra ti 6 cada esta noticia por el que suscribe, 
por medio de informes de personas fidedignas, y siendo el ver- 
dadero y legitimo poseedor de esa sustancia» en el completo go- 
ce de mis derechos, por concesión que me otorgó el Supremo 
Gobierno de la República con fecha 2 de Setiembre de 1879, 
para la explotación del guano existente en todas las islas del 
seno mexicano y canal de Yucatán, frente á las costas de esta 
Península, entre las que se encuentra la referida Ida de Are- 
mos, me considero desde luego defraudado en mi propiedad por 
las casas que, sin acción legal alguna, han venido á invadirla y 
explotarla. Por otra parte, como en la frac. V del art. 10 de mi 
concesión motiva la caducidad de ella el ejercer el contrabando» 
es decir, la explotación de la sustancia guanera, sin el previo 
arqueo de los buques conductores y pago de un peso por tone- 
lada en las aduanas de Campeche 6 Progreso, según mi com- 
promiso contraído con el Supremo Gobierno, me apresuro á pro- 
testar ante vd., C. Ministro, contra la fraudulenta extracción 
del guano, verificada por los individuos encontrados en la Isla 
de Arenas sin mi conocimiento, y reservándome los derechos 
que las leyes conceden á aquellos á quienes se les asalta y 
ocupa su legitima propiedad, para hacerlos valer cuándo, 
contra quién y en el modo y forma que mejor me convenga, 
para salvar mis intereses y los del Supremo Gobierno tan in- 
justamente defraudados. Me cabe la honra de suplicarle se sir- 
va dar por admitida mi solemne protesta, una, dos y cuantas 
veces haya lugar, contra el referido allanamiento de la precita- 
da Ida de Arenas, verificado A nombre de las mencionadas ca- 
sas norte- americanas, cayos productos guaneros me pertenecen 



56 SOCIEDAD MEXICANA 

rogándole se sirva aceptar al mismo tiempo, las seguridades de 
mi más distinguida consideración y respeto. 

Libertad en la Constitución. México, Noviembre 7 de 1881. 
— Al O. Ministro de Fomento, etc. — Presente. 



Noviembre 9 de 1881. 



IX 
De México á Campeche. 

Sr. Juez de Distrito del Estado. 

Muy señor mió de todo mi respeto: 

Habiendo llegado á mi conocimiento el parte oficial rendido 
por el comandante del vapor de guerra "Libertad/ 1 relativo á 
la captura de los individuos de nacionalidad americana que se 
habían constituido en la Isla de Arenas, exportando guano pa- 
ra el extranjero, y como dichos productos me corresponden le- 
galmente por concesión que me otorgó el gobierno de la Repú- 
blica con fecha 2 de Setiembre de 1879, para la explotación del 
guano existente en todas las islas del Atlántico, situadas en la 
sonda de Campeche y canal de Yucatán, ayer he extendido mi 
protesta ante el Ministerio de Fomento para entablar mi recla- 
mación contra quien haya lugar, y en esta virtud ruego á vd., 
que mientras envío el poder respectivo á un letrado de ese Es- 
tado con los documentos justificativos, se digne asegurar las 
personas y documentos y libros encontrados en la referida Isla 
de mi propiedad, como presuntos responsables en la defrauda- 
ción de mis intereses, todo bajo mi responsabilidad. 

Este asunto está ya en poder del Sr. Lie. D. Manuel Romero 
Rubio, que es el abogado mi patrono, y ofrezco k vd. que por el 
próximo paquete irán los documentos á que me he referido. 

Aprovecho esta oportunidad para tener el honor de ofrecer á 
vd. mis respetos é inútiles servicios y rogarle disimule la mo- 
lestia que le infiere su muy A. S. S. Q. B. S. M.— José María 
Chesio y Cortés. — Una rúbrica. 

X 

C. Ministro de Fomento: 
Josó María Chesio y Cortés, ciudadano Mexicano en el com- 
pleto goce de sus derechos, y concesionario para la explotación 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 57 

del guaio que existe en las islas situadas en la sonda de Cam- 
peche y canal de Yucatán, según contrato celebrado en 2 de 
Setiembre de 1879, ante vd. respetuosamente expone que: al 
comenzar la explotación de la referida sustancia en dicho año, 
recibió en el puerto de Progreso la infausta noticia del falleci- 
miento de su esposa. Este desgraciado acontecimiento lo obligó 
á suspender sus operaciones y á ocurrir á esta capital al arre- 
glo de su casa y familia, pero al llegar encontró domiciliado el 
intestado de su ya referida esposa, produciendo esto mil trabas 
y demoras imposibles de vencer sino á fuerza de tiempo y cons- 
tancia, á no ser que se dejaran perder estos intereses. La Socie- 
dad que con éste objeto habia formado en la Habana, en virtud 
de esta moratoria quedó disuelta y por tanto sin apoyo para 
continuar la explotación. 

Hoy, desembarazado de todos estos obstáculos y contando 
con el capital suficiente en virtud de la Sociedad que ha forma- 
do con la casa de los Sres. Ramos y Hermanos, de Tabasco, va 
á empezar la explotación en toda su fuerza y constancia; pero 
como le seria sumamente perjudicial y nocivo el corto tiempo 
que queda para terminar el contrato, pues apenas alcanzaría 
para indemnizar en alguna parte de un gasto de cerca de cua- 
tro mil pesos que hasta la fecha tiene hecho en la negociación, 
y alcanzar una reducida utilidad, 

A vd. humildemente suplico que, tomando en consideración 
las poderosas razones aducidas, y contando, ante todo, con la 
munificencia que altamente distingue al actual personal del go- 
bierno que con tanto acierto rige los destinos de la Nación, se 
sirva recavar del C. Presidente de la República, el acuerdo co- 
rrespondiente, á fin de que, desde el dia de la fecha del presente 
ocurso, se le empiece á contar el tórmiuo de los cinco años á 
que se refiere el contrato arriba citado, dándose por no trascu- 
rrido el que ha pasado desde el dia 2 de Setiembre de 1879 al 
presente, en lo que recibirá especial gracia, de laque diariamen- 
te distribuye con mano pródiga. 

México, Diciembre 14 de 1881. — José María Clusio y Cor- 
iés. — Una rúbrica. 



8 



58 SOCIEDAD MEXICANA 

XI 

DOCUMENTOS 

PRESENTADOS AL MINISTRO DE RELACIONES EN 18 DR NOVIEMBRE 

DE 1881. 

PRIMER INFORME. 

En 7 de Octubre de 1854-, salió de Campeche el pailebot 
"Fernando," armado en guerra, para New-Orleans y de allí pa- 
ra las islas del Atlántico en la sonda de Campeche y canal de 
Yucatán, con objeto de sacar muestras de guano y tomar po- 
sesión de dichas islas en nombre del gobierno mexicano, como 
se verificó; se izó la bandera nacional y se dejaron fijados en 
distintos pantos de las islas unas manifestaciones impresas en 
que se comunicaba este acontecimiento, y además se penaba se- 
veramente á todo el que extrajera esta sustancia ó matase los 
pájaros marinos que habitaban dichas islán. De algunas de ellas 
se levantaron planos que se remitieron á México con las mues- 
tras de guano, cuyos antecedentes deben existir en el Ministe- 
rio de Fomento. La ceremonia de la toma de posesión se hizo 
con toda solemnidad, concurriendo el comandante del barco, que 
lo era el capitán de fragata de la armada mexicana Cristian 
Hanssen; el segundo, el segundo teniente D. Anastasio Cercano, 
y del contador José Maria Chesio, que ayudó al comandante al 
levantamiento de los planos y á la extracción de las muestras, 
rindiendo viaje á Veracruz en el mes de Enero del año siguien- 
te. En el puerto de Campeche existen aún un marinero nom- 
brado Nicolás Chaquini, Roberto Charles, el segundo contra 
maestre y el calafate y el carpintero que fueron á esa expedi- 
ción. 

2 P Un número del Periódico Oficial fecha 10 de Octubre 
de 79, en que se publicó el contrato para la explotación del 
guano. 

3 P Un número del Periódico Oficial del Círculo de Obre- 
ros, de fecha de Octubre de 1879, en que se publicó el informe 
que rendí & los Estados de Chicago y Missuri, relativo á las 
muestras de guano que se llevaron y á la situación de las islas. 

4 P Una carta fechada en 11 de Noviembre de 79, en Cam- 
peche, y dirigida por D. Mariano Batista al que suscribe, reía- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 50 

uva á los americanos que encontró el Sr. D. Manuel Batista en 
la isla Arenas, ocupados en s*car guano. 

5 -° Una comunicación al Ministerio de Relaciones, que á la 
letra dice: 

"C. ministro: — A consecuencia de la invasión que varias per- 
sonas de ciudadanía norte-americana, han efectuado en la isla 
Arenas con objeto de extraer guano y exportarlo para puertos 
extranjeros, lavantando en ella el pabellón americano, 7 cuyos 
productos son de mi legitima y exclusiva propiedad, según con- 
trato que tengo celebrado con el Supremo Gobierno de la Re- 
pública, como consta del número 243 del Periódico Oficial del 
gobierno general que tengo el honor da acompañar, he dirigido 
al C ministro de Fomento el ocurso que en copia á la letra di- 
ce; (Sigue la copia del ocurso que en este memorándum obra 

bajo el núm. 8). 

Y al tener la honra de trascribirlo á usted, la tengo al propio 

tiempo en suplicarle se digne tomarla en consideración en su 
alto criterio, para las gestiones ulteriores que el Supremo Go- 
bierno tenga a bien entablar sobre el particular cerca del de 
los Estados Unidos del Norte, ó bien para las que.á mi derecho 
convengan, para resarcirme de los daños que dicha invasión me 
ha originado. 

Libertad y Constitución. México, Noviembre 18 de 1881." 

6 o La casa de D. Tomás Zacary, de New-Oríeans, tiene 
datos sobre esto, porque fué la que proporcionó fondos al co- 
mandante Hanssen para los gastos de la carena del buque y su 
armamento. En Campeche, la casa de los Sres. Gutiérrez á la 
de Ferrer, entregó á dicho Hanssen la cantidad de 3,000 pesos 
que recibió Chesio á la hora del embarque y que depositó en 
New-Orleans en el Banco Louisiana por orden del Sr. Tomás 
Zacary — José Marta Chesio y Cortés. — Rúbrica. 



60 SOCIEDAD MEXICANA 



XII 

COPIA 

DE LA CARTA Á QUE HACE REFERENCIA EL 4 o DE LOS 

ANTERIORES INFORMES. 

Campeche, Noviembre 11 de 1879. 
Sr. D. José María Chesio. — Progreso. 

Apreciado amigo: 

Aprovecho la oportunidad del Sr. Antonio Alonso, para de- 
cirle, que he hecho cuanto ha sido de mi parte para conseguir 
un buque para pasar al Alacrán, y no ha sido posible encontrar 
uno, pues el Sr. Berram tiene el suyo comprometido para Tux- 
pam; el amigo Mayaus para Alvarado, y el Sr. Saldivar, á 
quien también hablé, ayer mandó el suyo á Minatitlan. Res- 
pecto al tio Pérez, se halla en la costa pescando; lo vi el dia an- 
tes de recibir su carta, y ese mismo dia á la noche se fué, por 
lo que no me ha sido posible arreglar nada con él. Ayer hablé 
con Calixto Rendíz, que también es uno de los conocedores del 
Alacrán, y le ensené su carta; mas hasta ahora nada me ha con- 
testado y sigue trabajando en la "Sultana," que está en carena; 
ese es el sugeto que estuvo con tio Anastasio Carcaño en el Con- 
toy cargando guano. Manuel Batista habló conmigo respecto 
del depósito dé guano que dejaron en Isla Arenas, unos buques 
que fueron á cargar el año de 56, y él, por orden del Gobierno, fué 
para hacerles levantar el campo, mas cuando llegó con ese objeto, 
ya se habian ido, y que el ano de 69, cuando fué á dicha Isla con 
el buque :, Manuelito," de su propiedad, á salvar los restos de un 
buque perdido, estaba el montón de guano sin que nadie lo hu- 
biera tocado, y supone que allí debe existir en tal estado. Esos 
explotadores llevaron 100 hombres y formaron una especie de 
reducto con 4 piezas de artillería y la gente la tenian armada 
con rifles de Ordenanza; que le dijeron á Batista, que el haber 
puesto á la Isla en estado de defensa, era á consecuencia de es- 
tar esa separada del litoral y temer á los barqueros de Providen- 
cia, que cuando les faltan los víveres ó agua, se van á buscarla 
á esa clase de establecimientos, cometiendo por de contado sus 
tropelías:. No obstante, por espacio de cuatro afios, el Alacrán 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 61 

ha tenido varios establecimientos y no- ha habido que deplorar 
ninguno de esos casos desagradables. Ta amigo. — Ma)iano — 
Rúbrica. 

XIII 

Un sello de la Secretaría de Fomento— Sección 1 P — Número 
1,795. — En respuesta al ocurso de vd., fecha 14 del presente, so- 
licitando la rescisión del contrato para explotar el guano de va- 
rias islas, celebrado con esta Secretaría el 2 de Setiembre de 
1879, le manifiesto, por acuerdo del Presidente de la República 
4 quien di cuenta del asunto, que, en vista de las razones que 
expone, y de la protesta y aviso que formuló en tiempo oportu- 
no, con motivo de la ocupación de la Isla de Arenas, por ciuda- 
danos norte-americanos, se declara insubsistente dicho contrato, 
no imponiéndose á vd. pena alguna, y mandándose chancelar la 
fianza de un mil pesos, otorgada conforme al artículo 7 -° del 
mismo convenio. 

Libertad y Constitución. México, Diciembre 28 de 1882. — 
Por orden del Secretario, M. Fernandez* otícial mayor. — Rúbri- 
ca. — C. José María Chesio y Cortés. — Presente. 



RESUMEN. 

Según se ve en los anteriores documentos y datos, la sobera- 
nía de la República Mexicana sobre la isla de Arenas en cues- 
tión, es indisputable. 

En efecto: ¿qué derecho asiste á los norte-americanos para 
reclamarla como suya? Ninguno, pues el único, muy dudoso por 
cierto, de ser isla desierta y sin dueño, y que debe pertenecer 
por tanto al primer ocupante, no existe, pues como se ve por 
los datos anteriores, el gobierno de México tomó posesión de 
la isla con todas las formalidades necesarias. Más todavía; 
si aun esto fuera dudoso, el contrato celebrado por la Secretaría 
de Fomento con el Sr. Chesio para la explotación de dicha isla, 
alejó toda duda, pues nadie celebra un contrato sino sobre una 
cosa que conoce y sabe que existe; y si el gobierno celebró este 
contrato, claro es que conocía la isla, y conforme á la teoría de 
los norte-americanos, era dueño de ella, pues habia tomado po- 



6? SOCIEDAD MEXICANA 

sesión de una cosa abandonada antes y sin dueño. Otras mu- 
chas razones comprueban la propiedad de la isla por parte de 
nuestra patria, pero todas son de menos peso que las anteriores. 
Si el gobierno norte-americano insiste en reclamar "Cayo Are- 
nas" como suyo, después de manifestados datos tan fehacien- 
tes $omo los anteriores, dará pruebas de que la justicia es para 
él un mito, y de que no existe más derecho que el de la fuer- 
xa. Pero el gobierno de México sabrá hacer respetar los inconcu- 
sos derechos que nos asisten á toda costa y sin pararse en obs- 
táculos. 

México, Abril 16 de 1886. — José María Chesvo y Cortés. — 
M. Florea Villar. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA fá 




LA ISLA DE ABENAS. 



Puntualizar la fecha desconocida de un suceso cuya impor- 
tancia fué despreciada en la época de su ocurrencia, es dificul- 
tad de gran tamaño para el que anhela ser exacto en las citas 
históricas. Obligado á recurrir á la deducción ó la conjetura, 
que siempre intimidan, después de escudriñar y revolver ante- 
cedentes, ensancha la cronología, y con frecuencia acaba rozan- 
do la vaguedad. Este modo de concluir raras veces satisface, y 
en verdad es poco simpático; pero ocasiones hay en que se pre- 
senta al autor con una fuerza inevitable. 

Cuidadosamente hemos examinado los escritos de los histo- 
riadores de la Nueva España para encontrar la fecha del des- 
cubrimiento de la isla de Arenas Sin haber alcanzado el obje- 
to que nos propusimos, es decir, tíjar el año de aquel suceso, po- 
demos aventurar la opinión de que ocurrió en el periodo de las 
primeras exploraciones. Ni el capellán de Qrijalba, ni Cortés, 
mencionan esa isla; tampoco la mencionan Bernal Diaz ni Fer- 
nandez de Oviedo (en su primera edición). Pero estos dos últir 
mos historiadores, al referir el naufragio de la carabela de Zua- 
zo f ocurrido en la madrugada del 22 de Enero de 1524, descri- 
ben algunas islas del archipiélago que llamamos la Sonda de 
Campeche, con especialidad las que ya eran conocidas por el 
nombre fatídico de Los Alacranes. l 

Gomara llama así á otra restinga peligrosa, al sur de Jamai- 

1 "Llamase Alacranes," dice Oviedo, "porq esté animal alacrán es 
muy enconado i da gra dolor su venino; el qual por otro nobre es di- 
cho escorpio: i por ser ta malo i peligroso se dio este nobre de alacra 
o alacranes alas ysletas q tengo dicho i de q aquí se trata; porq a los 



64 SOCIEDAD -MEXICANA 

ca, cuya verdadera denominación es Las Víboras; ' y Bernal 
Diaz, en su empeño de corregir y de ampliar las noticias de su 
predecesor, imagina la existencia de dos grupos de cayos; ape- 
llida Las Víboras al más cercano de Cuba, y hace naufragar á 
Zuazo en otro más occidental, Los Alacranes. 2 Si siguiéramos 
las indicaciones de Bernal Diaz sobre una carta del Golfo, el 
naufragio habría acaecido en la isla de Arenas. Es uno de los 
errores geográficos que contiene el libro del soldado cronista. 

Antón de Alaminos, piloto de la expedición de Córdoba, y 
sucesivamente de las de Grijalba y de Cortés, fué, según las 
mejores probabilidades, el descubridor de la isla de Arenas. 
Educado al servicio de Colon y de otros navegantes célebres, 
acostumbraba anotar con mucho esmero la configuración de las 
costas y los accidentes de los mares: su estima de distancias es 
notable por la exactitud; 3 sus observaciones sobre la corriente 
del Golfo, y las consecuencias que con tanto acierto dedujo de 
ellas, revelan una capacidad extraordinaria para la cbncia de 
la navegación. 

Al examinar las causas que originan un acontecimiento, di- 
ce Quételet, 4 deben separarse las que son constan tes, las que son 
variables y las que son accidentales. Entre las que se relacio- 
nan con el descubrimiento de la isla de Arenas y la presencia 
de Alaminos en la Sonda de Campeche, figuran en mayor nú- 



que por allí aporta i dan en ellas los hazen morir dolorosamente." 
Zuazo cambió el nombre de Los Alacranes en el de Insulte sepulchro- 
rum; dio á una el de Sitis sanguínea turtucaruní; á otra el de Nolite 
cogitare quid edatis, y á otra el de Fontinalia eliseL (La Historia Ge- 
iieral de las Indias, libro último, § XXVI). Esas islas tienen actual- 
mente los nombres de Pájaros, Desertora y Desterrada. El naufragio 
de la carabela ocurrió en la restinga de la isla de Pérez. La posición 
geográfica del grupo, determinada por Hansen en 1854, es 22° 30' lat. 
N. 89° 40' long. O. de Greenwich. 

1 Allí naufragaron Valdivia, Gerónimo de Aguilar y sus compa- 
ñeros el afío 1512. Irving. The Ufe aiidvoyagea q/ChristopJier Colom- 
bia (London, 1877), t. III, p. 247. Bernal Diaz (cap. XXIX) la lla- 
ma equivocadamente Los Alacranes. 

2 Cap. CLXIII. 

3 El apellido Alaminos es de origen árabe. Al Amin significa el 
que es verídico, el que es exacto en sus obras y palabras. Fué cog- 
nombre ciado á Mahoma por sus compañeros de juventud. 

4 Théorie dea probobilitéa (Bruxelles, 1853), 2* pte. § 4. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 65 

mero las cansas constantes, y todas son en pro de tan famoso 
navegante, á saber: el propósito de descubrir; su costumbre de 
marear las puntas, bajos, ancones y arrecifes; * su conocida pru- 
dencia, que según la expresión del cronista le hacia ir "con gran 
tiento navegando de dia, y de noche al reparo y reparando;" s 
la repetición de sus viajes siguiendo la misma derrota; s la pe- 
riodicidad de las brisas y terrales, que obligan al marino á bor- 
dear con frecuencia y, finalmente, la necesidad de mantener su 
nave á una distancia considerable por el poco fondo del mar. 4 
Dadas estas condiciones, parece imposible que Alaminos baya 
surcado aquel archipiélago sin avistar una isla de arena cuya 
elevación sobre el nivel de las aguas es suficiente para que no 
pase desapercibida, y cuyo círculo de corales sirve de rompe- 
olas á las que forma la virazón. Por tanto, sin poder aducir una 
autoridad contemporánea que lo testifique, consideramos como 
sumamente probable que Alaminos haya conocido la isla de Are- 
nas desde el año de 1517; en todo caso en los de 1518 ó 1519. 

El nombre de dicha isla parece significar que el descubridor 
no le dio una apelación directa, y que tan solo la marcó advir- 
tiendo era de arena. Varias otras fueron designadas de esa ma- 
nera en las cartas y noticias hidrográficas, hasta que se adoptó 
la voz cayo, de la lengua de las Antillas, para significar los is- 
leos que tienen base de coral y suelo arenoso. 5 Todos los del ar- 
chipiélago de Campeche reconocsn ese origen, y por causa de 
su naturaleza servían, y aun sirven, de abrigo y anidadero á 
multitud de pájaros del mar. Eran también lugares de reunión 



1 Bernal Diaz, cap. III. 

2 Bernal Díaz, cap. III. 

3 Alaminos navegó cinco voces en la Sonda de Campeche, de 1517 
á 1519. 

4 Bernal Diaz, cap. III, refiriéndose á la navegación en aquella par- 
te del Golfo, diceThierry de Menonville: "II faut ranger la cote k qua- 

tre, ginq, six et huit lieues de distance " "La sonde diminue 

d' une brasse par lieue; de serte qu' a une lieue de terre vous n' a vez 
que trois, deux, méme un brasse. 1 ' Voyage á Guaxaca (Le Gap. f raneáis, 
1787), t I,p. 220-221. 

5 Colon llamó Islas de Arena ó de Arenas á unos cayos que descu- 
brió en 25 de Octubre de 1492. En las cercanías del Cabo Gracias á 
Dios y en las de Cartagena, hay cayos asi denominados en las cartas 
marinas. 

9 



66 SOCIEDAD MEXICANA 

de grandes cardumes de focas, entonces muy numerosas en el 
Golfo de México. l 

Dijimos antes (p. 78 n. 3) que Alaminos navegó cinco veces 
siguiendo la misma derrota, y seria rara casualidad no hubiera 
descubierto la isla de Arenas en el curso de esos viajes. Fuera 
también extraña la que hubiese ocultado su existencia á Pedro 
de Al varado, comisionado por Grijalba á fines de Junio de 
1513 para dar cuenta á Diego Velazquez y hacer entrega de 
los rescates hechos hasta entonces. Conociendo el genio atrevi- 
do y el espíritu codicioso de aquel aventurero, bien podemos 
avanzar que al partir de Sacrificios tomaría el rumbo más di- 
recto para Santiago de Cuba, donde, además de la parte que le 
correspondiese, habia de recibir las acostumbradas albricias. En 
ese mismo rumbo se encuentran Las Arcas y la Isla de Arenas: 
es de creer qae haya pasado entre ambos cayos. 

Las cartas de Alaminos, desgraciadamente extraviadas ó per- 
didas, decidirían el punto que deseamos aclarar. En su defecto 
hemos consultado la carta anónima de* 1527 y la que dibujó en 
1529 el cosmógrafo Diego Ribero. * Están marcados en la pri- 
mera Los Alacranes y El Triángulo; en la segunda Los Alacra- 
nes, El Triángulo y Las Zarcas, siendo muy notable ver que su 
posición, con corta diferencia, está bien determinada. La isla de 
Arenas no figura en ninguna de ambas cartas: tal vez esté ins- 
crita en el Islario general del mundo, mandado formar por Don 
Felipe II en 1560, ó en el atlas de Yaz Dourado (1580), docu- 
mentos que no hemos podido examinar. En cambio nos es da- 
do trascribir una noticia comunicada por el narrador del viaje 
de Fray Alonso Ponce, y así probar, no solamente que la citada 
isla era bien conocida en 1589, sino también que los navegan- 
tes cuidaban de no olvidar la situación y nomenclatura de los 
numerosos bajos y arrecifes de la derrota de Yucatán. 

Dice el cronista que yendo en una barca de Campeche á San 
Juan de Ulúa, al dia siguiente de haber partido (el martes 7 de 
Febrero de 1589), dejaron á una banda una islilla que llaman Las 



1 Lo eran todavía á mediados del siglo pasado, según Thierry de 
Menonville. (Op. ci¿, t. I, p. 47). 

2 Kohl, Die beiden áltesten General-Karten van Amtrika ausge- 
fahrt in den Jahren 1627 und 1629. (Weimar, 1860). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 07 

Arcas l y otra llamada isla de Arenas, treinta leguas distante de 
Campeche, pasos peligrosos en que suelen encallar algunas naos 
y perderse. * 

Tenemos, por consiguiente, la mención especificada de la is- 
la de Arenas en un diario de viaje escrito hace trescientos siete 
años, y juzgamos que no es de escasa importancia, porque esa 
noticia deshace cualquiera duda sobre una aparición ó forma- 
ción moderna que la malicia pudiera poner á los derechos de 
soberanía sostenidos por México en su calidad de heredero de 
los descubridores. 

Corresponde, si no es anterior, al periodo en que fué escrita 
la relación del viaje de Fray Alonso Ponce, una carta deposi- 
tada en 1a sección de manuscritos de la Biblioteca imperial de 
Viena. En ella están marcadas como islas de la Sonda de Cam- 
peche, Los Alacranes, La Desconocida, La Bermeja, s la de Are- 
nas, el misterioso Negrillo, el Triángulo y las Arcas. 4 Encuén- 
trase en el que se considera como el Atlas más antiguo de Amé- 
rica, el que publicó Cornelio Vytifiiet (Lovaina 1598). 

Pocos años después, en 1601, encontramos el nombre de la 
isla de Arenas en una obra del historiógrafo de las Indias Don 
Antonio de Herrera, 5 y como las noticias de este escritor fue- 
ron traducidas al holandés por Juan De Laet, también la ve- 
mos registrada en su descripción del Nuevo Mundo. 6 

En 1730 publicó Guillaume de l'Isle, en Amsterdan, un atlas 
muy completo que contiene varias cartas de América: en la cd- 



1 Diego Ribero escribió las Zarcas; Herrera la Zarza. Las Arcas 
nos parece ser el verdadero nombre. Llámase arca (Arca Noé) á una 
concha muy común en las costas de Espafia, que también se encuentra 
en los mares de la América tropical. Véase Chenu: Crustácea, Mollus- 
ques, Zoopkytes, (Paria, 1858), p. 207. 

2 Documentos inéditos para la hist de Es-paña, t. LVJII, p. 495. 

3 La existencia de esta isla es dudosa según el Derrotero de las islas 
Antillas, etc., p. 282. 

4 M. 8. n* 7,474. Contiene siete cartas de la América septentrio- 
nal 7 meridional. Una de ellos, la tercera, en la que está marcada la 
isla de Arenas, lleva esta letra: Corte d'une partie des costes de VAme- 
fique coatenant la Floride, le Gol/e de Mexique, la C astille d'or, la 
terre Ferme ct le gouemement de Ste. Marthe, 

5 Descripción de las Indias occidentales. Cap X. 

6 Nieuwe Werld ofteBeschryvinghevan West-Indien (Ley den, 1625), 
lib. V, cap. 23. 



08 SOCIEDAD MEXICANA 

rrespondiente al Seno Mexicano está marcada la isla de Arenas. 

Esas autoridades, y muchas otras k que podríamos ocurrir, 
notablemente las cartas de Popple, prueban que los cayos de 
la Sonda siempre fueron considerados como dependencias geo- 
gráficas y políticas de Yucatán. Pero hay un hecho comparati- 
vamente moderno cuyo valor es de verdadera importancia. Los 
buques guardacostas estaban sujetos al vireinato de Nueva Es- 
paña, y sus comandantes se empleaban, no solamente en los 
íines de su instituto, sino en comisiones de real servicio, entre 
ellas hacer observaciones y reconocimientos para levantar pía- 
nps. Don Ciríaco de Ce val los era, á principios de este siglo, el 
jefe de la comisión hidrográfica. l Este inteligente marino re- 
conoció y situó la isla de Arenas, estableciendo en ella un ob- 
servatorio, á mediados del año 1804. El plano núm. 46 cuya le- 
yenda dice: Plano de la isla de Arenad y sitfondeadeiwpor el 
capitán de navio D. Ciríaco de Cevailos. 

El observatorio estaba situado lat. N. 22° 08' 34" long. O. de 
Cádiz 85° 03' 42" del portulano depositado en la Dirección de 
hidrografía de Madrid contiene el resultado de las observacio- 
nes efectuadas. 2 La posición de la isla es como sigue: según la 
carta francesa de 1826, formada con los mejores datos españo- 
les, 22° 8' lat. N. 93° 30' long. O. de París, 3 según la carta in- 
glesa de Imray, 22° 8' lat. N. 91° 30' long. O. de Greenwich, 4 y 
según las noticias coleccionadas por D. Manuel Orozco y Berra, 
22° 7 10" lat. N. 7 o 42' 14" long. E. de México. 6 

Ahora bien, suponiendo sin conceder tan evidente falsedad, 
que la isla de Arenas no hubiera sido descubierta sino hasta el 
año 1804, el hecho de que un oficial de la real armada, coman- 
dante del apostadero de Veracruz, especialmente encargado por 
el gobierno de una comisión hidrográfica en el Golfo de Méxi- 
co, fué el descubridor, es base suficiente para asegurar que di- 
cha isla desde aquella fecha vino á ser una pertenencia espa- 
ñola. Después de ese supuesto primer descubrimiento, perfec- 

1 Instrucción del virey Marquina al virey Iturrigaray, § 372. 

2 Derrotero de las islas Antillas, etc., p. 282. 

3 Carte reduite de la partie rnéridionale du Golfe du Mexiqus. Au 
dépót general de la Marine. 1826. 

4 Gul/qf México. Publised by James Imrray & Son. London. 1882. 
6 Apuntes para la historia de la geografía en México, § VI. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 69 

donado con el desembarco en ella, hasta el 28 de Diciembre de 
1836, solo España pudo alegar derechos sobre dicha isla. Here- 
deros legítimos y reconocidos de los descubridores en virtud 
del Tratado de Madrid, ' hemos sido desde el dia en que fuá fir- 
mado, y hasta hoy, los únicos poseedores de un título reputado 
por todas las naciones como constituyente de legítima propiedad 
en el continente americano; * á nadie hemos cedido nuestro dere- 
cho sobre los cayos de la Sonda, ni el libre aprovechamiento de 
sus escasas producciones; antes bien es constante que lo hemos 
hecho efectivo, aceptando los deberes correspondientes á la so- 
beranía y dictando órdenes para el regimiento de las gentes que 
los visiten 6 que en ellos se establezcan. * 

Diversos actos internacionales ponen de manifiesto que siem- 
pre hemos considerado esas islas como dependencias de Tuca- 
tan. En verdad nuestras pretensiones en lo que respecta al Seno 
Mexicano han llegado al último extremo, sosteniendo alguna ves 
ka conveniencia de extender la jurisdicción marítima á todo su 
espacio, y aunque no logramos fueran aceptadas, el hecho que 
referimos establece de una manera fidedigna el interés con que 



1 £1 art l 9 dice asi: 8. M. la reina gobernadora de las Espadas» á 
nombre de su augusta hija Dolía Isabel II, reconoce como nación li- 
bre, soberana é independiente la República mexicana, compuesta de 
los Estados y países especificados en su ley constitucional (regia en- 
tonces la dé 1824), ¿ saber: el territorio comprendido en el viremato 
llamado antes Nueva-Espada; el que se decía capitanía general de Yu- 
catán; el de las comandancias llamadas antes provincias internas de 
Oriente y Occidente; el de la Baja y Alta California, y los terrenos 
anexos ó islas adyacentes de que en ambos mares está actualmente en 
posesión la expresada República. Y S. M. renuncia, tanto por sí, co- 
mo por sus herederos y sucesores, á toda pretensión al gobierno, pro- 
piedad y derecho territorial de dichos Estados y paisas. 

2 Principies decided in ü, S. Cauris: Johnson v. Mac. Int. 

3 Por decreto de 16 de Enero de 1854 se concedió privilegio exclu- 
sivo para explotar el guano de Uñ islas de) Golfo á una compañía me- 
xicana. En 15 de Marzo del mismo año se dictó una providencia so- 
bre los pájaros ds las islas guaneras. En 3 de Agosto el capitán de la 
marina nacional Don Cristiano Hansen exploró las islas y costas de 
Campeche; en 23 de Noviembre fondeó en Los Alacranes ó hizo ob- 
servaciones. La explotación del guano de las islas de la Sonda duró 
varios altos. También hacemos recuerdo de alguna orden ó prevención 
anterior referente á la explotación de la barrilla (Salsola soda) en 
aquellas islas. 



70 SOCIEDAD MEXICANA 

hemos visto, desde los primeros años de nuestra independencia, 
la posesión del archipiélago 6 Sonda de Campeche. l 

En otra ocasión, muchos años después, negociando con distin- 
ta parte, alcanzamos un acuerdo público y solemne que demues- 
tra la vigencia de la misma idea, jr que mucho nos favorece á 
pesar de cierta reserva en él inclusa. Dice así: "Con el fin de 
evitar hasta la posibilidad de molestar al comeecio de la costa 
de México, con el ejercicio del mutuo derecho de visita estipu- 
lado en el presente artículo, las altas partes contratantes con- 
vienen en que el expresado derecho no se hará efectivo dentro 
de una línea tirada desde la boca del Rio Bravo del Norte en el 
grado de latitud septentrional veinticinco, cincuenta y cinco, y 
de longitud noventa y siete veinticinco al occidente de Green- 
wich, hasta él puerto de Sisal en la península de Yucatán. 2 

Aunque esa declaración solo se hiciera para la mayor seguri- 
dad del comercio, no deja de dar fuerza á las opiniones expre- 
sadas en 1825 y 1826, á saber: que si un buque se encuentra en 
el saco del Golfo á cierta latitud, debe ser con destino (ó proce- 
dente de) México, y nuestra seguridad nacional así como nues- 
tros intereses fiscales, exigían entonces, como ahora, una vigi- 
lancia especialísima. s Por estos motivos, Don Lúeas Alaman y 
Don José Ignacio Esteva deseaban se extendiese nuestra juris- 
dicción á todo el Golfo. 4 

Efectivamente, la configuración de la costa mexicana entre 
las paralelas 18° 20' y 21° de latitud es de tal naturaleza, que 
las aguas casi toman el carácter de un mar territorial. Su po- 
licía ha sido siempre incumbencia de las autoridades mexicanas. * 



1 Protocolo de la conferencia habida entre los plenipotenciarios de 
los E. U. Mexicanos y el de los E. U. de América en 19 de Setiembre 
de 1825. 

2 Tratado con el Reino unido de la Gran Bretaña é Irlanda para 
la extinción del tráfico de esclavos (24 de Feb. de 1841). Art. 4 9 

3 Véase el Mensage del Presidente de los E. U. Mexicanos á las Cá- 
maras del Congreso general en 23 de Mayo de 1827. 

4 Protocolo de la conferecida Jiabida entre los plenipotenciarios de 
los E. U. Mexicanos y el de los E. U. de América en 16 de Junio de 
1826. 

5 El derecho de policía se comenzó á ejercer de. una manera cons- 
tante desde el año de 1639 en que el virey Marqués da Cadereyta es- 
tabléelo la armada de Barlovento. 



ÜE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 71 

Nuestra ley constituoional, oportunamente comunicada á los 
gobiernos de las principales naciones de América y de Europa, 
declara que el territorio de la Federación Mexicana, comprende 
el de las partes integrantes de los Estados que la forman, y ade- 
más el de las islas adyacentes en ambos mares. l La de Arenas 
dista tan poco de la costa occidental de Yucatán, que la varia- 
ción de latitud con la punta de Piedras, cerca de Sisal, es sola- 
mente de un grado, y no llega á tanto la diferencia de longi- 
tud. 2 En el Océano Pacífico poseemos con igual título las islas 
de Revilla Gigedo, mucho más distantes de la costa de Colima, 
sin que nadie haya pretendido disputar nuestros derechos so- 
beranos; y sabemos que la isla de Aves (15° 45' lat. N. 63° 35' 
long. O. de Greenwich) perteneciente á Venezuela, sobre la cual 
hubo una cuestión idéntica á la de Arenas en 1865-56, está 
muy lejos de la costa venezolana. s 

Terminamos estos apuntes sin examinar los detalles de la 
cuestión pendiente sobre la isla de Arenas, porque faltaríamos 
á nuestros deberes oficiales ocupándonos de un asunto sometido 
á la elevada consideración del gobierno de México. Los que de- 
seen conocer el origen y el curso de la cuestión pueden consul- 
tar el Diario Oficial del 1 *° y 2 de Abril de este año. * 

Bruselas, Mayo de 1886. 



Recordamos asimismo el proyecto de establecimiento de un faro en 
Los Alacranes y providencias sobre salvamentos ejecutadas en diver- 
sas ocasiones. 

1 Tít II, sea II, art 42. 

2 En el opúsculo escrito por D. Crescendo Carrillo y Ancona, cu- 
yo título es La Isla de Arenas; apuntes para la defensa de la integri- 
dad del territorio nacional (Marida, 1886), pág. 10, encontramos que 
D. Pablo Celarain fijó la distancia de las Bocas de Chisascab á la isla 
de Arenas, en quince millas. Esa es la que efectivamente media entre 
ambos lugares; pero la isla que él menciona es distinta de la recono- 
cida por D. Ciríaco de Ce val los: en realidad es un alfaque, muy cer- 
cano á la costa, como todas las formaciones de esa naturaleza, situado 
en 20' 38' lat N. y 90° 26' long. O. de Greenwich (inray), muy poco 
al sur de los ranchos de Cahayacum, entre los de Taitón y de Guerre- 
ro. Véase la carta de Yucatán publicada por Perthes. (Gota 1879). 

3 ZeiUehrififür allgemeine Erdkunde (Berlín, 1856), p. 153. 

4 En la colección intitulada Revista Statutes of the United 'States 
(Washington, 1875), tít, LXXII, seo. 5570-5578, se encuentra la le- 
gislación americana referente á islas guaneras. 



72 SOCIEDAD MEXICANA 

Estando en la prensa las anteriores páginas recibimos el Mo- 
nitor Republicano de 28 de Abril de este año, que reproduce 
un nuevo artículo referente á la isla de Arenas, publicado en el 
Eco del Comercio de Mérida, por su autor el Illmo. Sr. D. Cres- 
cendo Carrillo y Ancona, en el que, con referencia al director 
del arsenal de Lerma, D. Manuel Abreu, fija en noventa millas 
la distancia que hay de la costa de Yucatán á la isla de Arenas 
El Sr. Carrillo ilustra la cuestión jurisdiccional con importan- 
tes noticias, y publica un documento fehaciente que confirma 
nuestra aserción sobre el frecuente ejercicio de los deberes y 
derechos de México con motivo de naufragios ocurridos en el 
archipiélago. 

Ángel Núñez Ortega. 



(Colección de varios papeles sobre cosas de México). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 73 



APUNTES SOBRE CAYO ARENAS 



rOBKAVOS DS OKDB* 
DB LA 



SOCIEDAD DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 

POR SU SEGUNDO SBCBSTAMO 

.TtJAN OROZCO Y BBRRA 

Y publicados 
por acuerdo de la mienta Corporación. 



Taca baya, Mayo 28 de 1886. 

Sr. Lie. D. Ignacio M. Altamirano. 

Debido á la iniciativa de vd. t tuve la honra de ser nombrado 
para escribir algunos apantes sobre la isla de Cayo Arenas; de 
justicia me parece dedicarlos á quien como vd. tanto empeño 
toma en todo lo que atañe á la honra del país; y en verdad que 
no podia esperarse menos, del que siempre ha combatido por su 
independencia y adelanto. 

Dígnese vd. aceptarlos, no teniendo en cuenta sus defectos, 
en atención al objeto que se proponen, como un homenaje á su 
patriotismo. 

Su affmo. servidor. 

Juan Orozco r Berra. 



ADVERTENCIA. — Al ser conocida en público la cuestión 
sobre Cayo Arenas, la Sociedad Mexicana de Geografía y Esta* 
dística estudió el punto, y á fin de reunir algunos datos que pu- 
dieran servir al Gobierno de México, se acordó en la sesión ha- 
bida el 17 de Abril del presente año, á moción del Sr. Altami- 
rano, que como Vice-prAsidente actual presidia el acto, nombrar 

10 



74 SOCIEDAD MEXICANA 

en comisión á una persona que ejecutara el trabajo; recayó el 
nombramiento en el Sr. D. Juan Orozco y Berra, segundo Se- 
cretario de la Corporación. l 

En cumplimiento de esa comisión, en la sesión del l 9 de Ma- 
yo, el Sr. Orozco y Berra informó haber reunido algunos datos, 
y comenzó á leer la parte que tenia adelantada. 2 

La estación de lluvias por una parte, y algunos. otros obstá- 
culos que se presentaron, impidieron celebrar nuevas sesiones 
durante el resto de Mayo. El o de Junio volvió á reunirse la 
Sociedad, y en esa sesión prosiguió el Sr. Orozco y Berra la lec- 
tura de sus Apuntes, 8 á la que dio término en la junta celebra- 
da el 12 del mismo mes, en la que se acordó se imprimiesen y 
se distribuyeran á las diferentes Sociedades con las que la Me- 
xicana de Geografía y Estadística mantiene relaciones. * 

Circunstancias que no se pudieron superar, hicieron que no 
se dieran á luz astos apuntes tan pronto como la Sociedad lo 
deseaba, hasta que el Sr. General Carlos Pacheco, actual Secre- 
tario de Fomento y Presidente nato de ella, dispuso se impri- 
miesen en la imprenta con que ha dotado á la Secretaría á cu- 
yo frente se halla. 

J. M. Reyes, 

Primer Secreta rio. 



Apuntes sobre la Isla, de "Cayo Arenas/' — Conforme fué 
conocida en público la cuestión de la isla de Arenas, por el do- 
cumento publicado en el Diario Oficial de 2 dé Abril del pre- 
sente año, la Sociedad de Geografía y Estadística dedicó k es- 
te asunto la atención que merece. Poco después apareció el' 
opúsculo que sobre la misma materia publicó el Sr. Obispo Ca- 
rrillo y Ancona, tan ventajosamente conocido ya en las letras 
patrias. La lectura de escrito tan importante de nuestro con- 
socio el Sr. Carrillo, avivó más el interés que la Sociedad de 
Geografía habia tomado por esa cuestión, y á moción del Sr. 
vice-Presidente de ella, Lie. Ignacio M. Alta mi rano, se acordó 



1 Acta número 15, s'jsion del 17 de Abril de 1886. 

2 Acta número 17, sesión del l 9 de Mayo de 1886. 

3 Acta número 18, sesión del 5 de Junio de 1886. 

4 Acta número 19, sesión del 12 de Junio de 1886. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 75 

nombrar á una persona que reuniese algunos datos acerca del 
punto en disputa. 

Cupo al que estas líneas escribe tan honrosa comisión, por 
lo que doy las gracias & la Sociedad, lamentando sinceramente 
carecer del talento y conocimientos suficientes para dar com- 
pleto lleno á mi cometido. 

Ojalá y los datos que k continuación tengo el placer de in- 
sertar sean de alguna utilidad; pues muy grato me seria ver, 
que mis esfuerzos, aunque pequeños, no han sido estériles, co- 
rrespondiendo así á la misión que se me confiara. 

Como por el "Extracto número 99," relativo á la exportación 
fraudulenta de guano de la isla de Cayo Arenas, por las goletas 
Sarah E. Kennedy y H. B. Hart procedentes de los Estados 
Unidos: formado por la Sección de América de la Secreteríade 
Relaciones de la República Mexicana, y publicado en el Dia- 
rio Oficial de fecha 2 de Abril del próximo pasado, parece des- 
prenderse, que los pretendidos derechos á la explotación del 
guano de dicha isla, se basan en el falso descubrimiento hecho 
por James W. Jennet en Enero de 1867, repetido por John G. 
Wallis en 11 de Enero de 1880, de la isla de Cnyo Arenas, ig- 
norando o aparentando ignorar que dicha isla estuviera bajo 
la jurisdicción territorial de la República. Y además, en otro 
lugar del mismo "Extracto" aparece que, en la nota dirigida por 
Mr. Porter, Secretario interino de Estado, con fecha 18 de Ene- 
ro del presente año al Sr. Romero nuestro Ministro en Was- 
higton en contestación á la que este señor remitió á Mr. Ba- 
yard con fecha 14 de Diciembre del próximo pasado ano se di- 
ce: "que si México tiene ó no titulo á la ida de Cayo Arenas, 
es una cuestión mixta de hecho y de derecho;" aduciremos en 
nuestros apuntes los datos que en nuestro concepto han confe- 
rido á México derechos á la isla en cuestión, y que pueden con- 
venir á algunas otras del litoral en virtud de los cuales la Repú- 
blica ha ejercido y ejerce jurisdicción sobre ellas. 

Mas antes de dar comienzo á estos ligeros apuntamientos his- 
tóricos y geográficos sobre la isla, creo no parecerá inoportu- 
no dar una descripción de la localidad, valiéndome para esto, 
de la muy completa que de ella se encuentra en la sexta edi- 
ción del "Derrotero de las islas Antillas y de las costas orien- 
tales de América, desde el rio de las Amazonas, hasta el cabo 



it 



tt 



76 SOCIEDAD MEXICANA 

Hatteras," publicada en Madrid en 1865. Dice asi: "Isla de 
" Arenas, — La isla de Arenas, en unión de las restingas que 
" despide, y de los escollos adyacentes, ocupa un espacio de dos 
" millas de E. á O., y de milla y cuarta de N. á S. De los esco- 
" líos adyacentes, el más considerable es el . arrecife de barlo- 
" vento, el cual se presenta aislado y seguido, convexo hacia 
" el N. E. y tendido de N. O. á S. E. en un trecho de más de 
" una milla de largo, con un ancho que no excede de media mi- 
lia. En el extremo S. E. del arrecife hay un montón de tro- 
zos de coral, que se eleva siete pies sobre el nivel del mar 
" (l m 9). La cabeza N. O. del arrecife se halla como media mi- 
<( Ha al N. E. de la punta septentrional de la isla de Arenas, y 
" en el canal limpio que separa dicha cabeza de la gran restin- 
" ga de piedras que despide al N. la punta septentrional de la 
" isla, se cogen nueve á trece brazas de agua (15 m á 22 m ). 

"Próximamente, á dos cables del montón de coral situado en 
" el extremo S. E. del arrecife de barlovento, hay un angosto 
" arrecife aislado, que casi vela, cuya extensión de N. N. E. k 
" S. S. O. viene á ser de 3. 5 cables. A 3 cables O. de la extre- 
" midad S. O. del último arrecife, hay un manchón de coral, 
" tendido de E. á O., en un trecho de 3. 5 cables, cubierto de 2. 5 
" brazas largas de agua (4. m 2 á 5.™ 2) y cuyo extremo occi- 
" dental se halla á media milla larga al S. 27 c E. de la punta 
" orienta! de la isla de Arenas. El canal que corre entre la isla 
" y el manchón, es muy limpio, y su profundidad varia de 8 á 
" 13 brazas (13. m á 22. m ). 

"La isla Arenas es sucia en todo su contorno; puede conside- 
" rarse que está situada en el extremo S. E. de un arrecife de 
" coral, de siete cables de largo, y convexo hacia el N. E. La isla 
"tiene cable y medio de largo de N. á S., y uno de ancho; su 
" figura viene á ser un cuadrilátero, está cubierta de yerbas, y 
" cerca de su punta S. E. presenta un paredón de pedazos ¿e 
"coral, que las olas han amontonado hasta la altura de 20 
" pies (ó. m 6) sobre el nivel del mar, el cual sirve de baliza, pu- 
liendo distinguirle de ocho á nueve millas de distancia. En 
" los meses de Abril y Mayo suele estar la isla cubierta de pá- 
"jaros y lobos marinos. En la playa N. O. de la isla hay un buen 
" desembarcadero cerca del punto en que el capitán de navio 
" D. CiriacodeCevallo8 estableció el observatorio^xíndo en 1804 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 77 



«i 

€9 
tt 



tt 



«I 



tt 



tt 



la situó y reconoció. La situación que D. Ciríaco de Cevallos 
asignó á dicho punto es 22° 8' 34" latitud N. y 85° 9' 4." 5 longi- 
tud O, * la cual difiere muy poco de la hallada por trabajos 

más recientes del capitán Barnnett. 

« 
" Entre los arrecifes ó restingas de las puntas septentrional y 

occidental de la isla de Arenas, se forma un puertecillo abriga- 
do de los vientos de los cuadrantes primero y segundo. Este 
fondeadero tiene de cinco á seis brazas de agua (8. m 4 á 10 m ); 
pero es muy reducido, y con vientos del O. ofrece peligro, 
" También se puede tomar buen abrigo entre la isla de Arenas 
" y el arrecife de barlovento, paraje en que hay de ocho á once 
brazas de agua (13 m á la m ), si bien el tenedero es de mala ca- 
lidad. Con tiempo se distinguen perfectamente los arrecifes 
" desde la arboladura, de manera que basta la simple vista te- 
" niendo presente el plano, para coger el fondeadero. El último 
" sitio es preferible al puertecillo y debe procurarse dejar caer 
" el ancla en el paralelo de la isla, atracando lo posiblo el arre- 
cife de barlovento, á fin de quedar resguardado de los vientos 
del S. E., que muchas veces soplan con fuerza y levantan mu- 
cha mar. 



tt 



** 



u 



u 



u 

t€ 
ti 
ti 



tt 



tt 



Por espacio de treinta millas al E. de la isla de Arenas, y 
precisamente al S. de la linea de treinta y tres brazas de fon- 
do (55 m ), se extiende un angosto placer de coral, cubierto de 
veinticuatro á veintiocho brazas de agua (40 m á 47 m ), mien- 
tras que casi á pique de su veril meridional se cogen treinta á 
treinta y ocho (50 m á 54 m ). En dicho placer, próximamente á 
" diez y nueve millas al N. 62°E. de la isla de Arenas, se encuen- 
" tra un manchón sobre el cual hay más de diez y siete brazas 
" de agua (28 m ). 

" Las restingas de la isla de Arenas y los escollos adyacentes, 
son de veriles tan acantilados, que do noche no se puede fiar 
en el escandallo. De dia no hay peligro de navegar en sus pro- 
" ximidades, pues la isla de Arenas, como ya se ha dicho, se avis- 
" ta de ocho á nueve millas de distancia. El bajo del Alacrán se 
"halla á doce millas del veril de la Sonda de Campeche, y la lí- 

1 Esta longitud se refiere al meridiano de Cádiz. (N. del A). 



tt 



u 



78 SOCIEDAD MEXICANA 

" nea de veintidós brazas de fondo (37 m ), se encuentra á treinta 
"y seis millas al S. E. de él." 1 

Se ve por lo que antecede, que aunque solo fuera este el úni- 
co documento que se pudiera aducir, echaría por tierra los pre- 
tendidos descubrimientos de Jennet y WaUis, puesto que mu- 
chos años antes hábia sido reconocida y situada por un capitán 
de navio de la marina española, teniéndose por «se trabajo y 
otros posteriores, un conocimiento exacto de ella, como lo com- 
prueban los minuciosos detalles ya citados. Mas no es solo lo 
asentado arriba y lo dicho por el Sr. Carrillo y Ancona lo úni- 
co que puede robustecer nuestros argumentos; algunos más pre- 
sentaremos en el curso de nuestros apuntes. 

La primera noticia que sobre la isla en cuestión conozco, la 
he encontrado en la Historia general y 'aatwal de las Indias, 
Islas y Tierm Firme del Mar Océano, por el capitán Gonzalo 
Fernandez de Oviedo y Valdés, primer cronista del Nuevo 
Mundo. En la segunda parte de dicha obra, libro XXI, en el 
capítulo VIII, cuyo título e*: En conseqüencia de lageographia 
é assiento de la Tierra Firme desde el golpho de las Higueras, 
baxando la. tierra de Yucatán á la costa de la Nueva España, 
hasta el rio de Panuco, con quien confina la Nueva Espafía 
á la parte del Norte, e de ahí adelante se dirá lo que kay has- 
ta Ancón baooo, etc. En él se lee, casi á su fin: "Veynte leguas 
" adelante del Rio de Pescadores, é otras quince adelante de- 
" Rio del Oro, está un ancón ó rio que llaman de las Montañas, 
" é mas adelante está el Cabo Desierto otras veynte leguas; é 
" otras veynte delante está el Cabo de la Cruz en el emboca- 
" miento del rio del Espíritu Santo, en treynta é nueve grados 
"y dos tercios 2 desta parte de la equinoccial. Este rio está Nor- 
" te Sur con el rio de Sanct Pablo, 3 que está algo mas al Occi- 



1 Loco cit, cap. IX, Seno Mexicano. Desde Cabo Catoche hasta 
Rio Grande del Norte, art. Sonda de Campeche, párrafo Isla de Are- 
nas, págs. 428 y siguientes. 

2 Parece ser un error de Oviedo en este punto, estando en lo de- 
más enteramente conforme con los planos de la época, como puede 
verse consultando los lagares que cita Oviedo, con el primer plano que 
adjuntamos á nuestro trabajo. 

3 Rio de San Pablo. Las cartas escriben R. de S. Pablo, R. de S. 
Pab°, R de S. Pablo. Es el rio de San Pedro y San Pablo, que sirve 



M 
M 

M 

•r 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 79 

" dente que la bahía de la Ascención ó boca de Términos, pero 
hay de traviesa en aquel golpho doscientas leguas. Toda la 
costa está puesta circularmente, é í quarenta leguas en el mar, 
del río de Sanct Pablo, apartada de la costa está la isla de 
Zarca l é á diez 6 doce leguas della esta otra i*la que se llama 
Triángulo porque son tres islas. La vía del* Norte y mas al 
" Nordeste, está otra isla que se dice Avena, al Norte de la qual 
M está otra que *e llama la Bermeja; la qual está en mitad del 
"Golpho de la Nueva España." * 

Por la posición y distancia de las islas entre sí y la costa del 
Golfo; por la igualdad de los nombres que hasta hoy conservan 
algunas de ellas, así como por el número de las que forman el 
Triángulo y la correspondencia de los nombres de las Arcas, no 
vacilamos en identificar la isla que en el texto Oviedo denomi- 
na Avena, con la actual isla de Arenas, que en varias cartas an- 
tiguas aparece ortografiada de arena. * Esto pudiera explicar la 
trasformacion de la palabra en Avena, debida tal vez á equivo- 
cación en la lectura de la carta ó relación de donde tomó Ovie- 
do sn noticia, ó bien á un error de escritura, pues fácil es con- 
fundir una r manuscrita con la v. Más a&n, suponiendo que en 
tiempo de Oviedo se llamase la isla de Avena, no cabe la menor 
duda, volvemos á repetir sin temor de equivocarnos, que la Ave- 
na de Oviedo es la actual isla de Cayo Arenas. 

Si se reflexiona que Oviedo comenzó á escribir su Historia de 
las Indias en 1528, imprimiéndose la primera parte en 1535, y 
que ya en 1542 habia concluido la segunda, aunque la impre- 



de limite entre el territorio del Carmen (hoy perteneciente al Estado 
de Campeche) y el Estado de Tabasco. Apu rites para la historiado la 
Geografía en México, pág. 87. (Véase la primera carta). 

1 La Qar^a, Zarca, Sarca, sarqua, As. Aretes, Surta; son los nom- 
bres usados en los antiguos planos para denominar al actual Cajo de 
las Arcas. 

2 Véase la edición de la obra citada, hecha por la Real Academia 
de la Historia, en Madrid, 1852, tomo II, pág. 141. 

3 L de Arensa, L das Áreas, de arena, de estas diferentes mane- 
ras aparece ortografiado el nombre de Cayo Arenas en los planos an- 
tiguos» Loe ingleses la denominan en algunos trabajos modernos I. 
8andy % y algunos de nuestros autores de geografía universal ó parti- 
cular del país, la llaman la Arenosa: traducción literal de la palabra 
inglesa antes mencionada, 



80 SOCIEDAD MEXICANA 

» • 

sion de ella se retardó basta 1556, poco antea de su muerte, no 
creo que parezca aventurado asentar, que el descubrimiento de 
Cayo Arenas debe ser, si no contemporáneo de los primeros via- 
jes de Fernandez de Córdoba, deQrijalvaydeCortés, poco pos- 
terior á ellos. No he tenido la fortuna de alcanzar á ver la car- 
ta de América de 1527 que cita el señor mi padre D. Manuel 
Orozco y Berra en sus "Apuntes para la Historia de la Geogra- 
fía en México/ 1 que vendría tal vez á resolver la cuestión de 
nombre y á aproximarnos más á la fecha del verdadero descu- 
brimiento de la citada isla. 

Que las islas que rodean á Yucatán son conocidas, casi des- 
de los primeros viajes de los españoles por estas partes de la 
costa mexicana, lo comprueba el mismo Oviedo, con la obser- 
vación que hace al final del párrafo XXVI de su capítulo L, en 
el que relata el naufragio del Lie. Zuazo acaecido en 1524, rec- 
tificando la opinión de este último, que creia haber naufragado 
en los Alacranes. Dice así: "Después de la primera impression 
" de este tractado, conformándome con la cosmographia de las 
" más modernas cartas que el año de mili é quinientos é treyn- 
" ta é siete se corrigieron y enmendaron por mandado del César, 
" andan puestas otras quatro islas, lo qual me movió á enmen- 
" dar el párrafo XVIII deste naufragio y me persuadió k creer 
" que el licenciado 9 ua 9° y los q ue con él se hallaron, no se 
" perdieron en la isla que el decia los Alacranes, sino en la que 
'* llaman Triángulo, que es de tres isleos 6 isletas, como allí 
" lo dixe y enmendé, porque el l¡9enQÍado me dixo que per- 
" dio la cuenta del tiempo y el nombre de los dias lo trocó, é 
" dixo la Pasión el dia de Pascua é se les habia ya muerto el 
" piloto é ignoró en qué grados estaban en aquella penitencia, 
" é los Alacranes están en veynte é dos, como está dicho y es- 
" totras isletas triangulares están en veynte é un grados, é des- 
V de los Alacranes á ellas hay cincuenta leguas más al Ponien- 
" te, corriendo la via del viento ó el Sudueste." l 

No citaré todas las cartas y planos antiguos y modernos, en 
que figura la isla de Arenas, porque de hacerlo así, correría el 
riesgo de hacer demasiado difusos y pesados estos apuntes, que 
por necesidad tienen que estar llenos de citas. Mencionaré, sin 

1 Oviedo, tomo IV; página 507. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 81 

embargo, algunos que por ku antigüedad son importantísimos 
& nuestro intento, así como varios extranjeros y nacionales, pa- 
ra demostrar la universalidad del conocimiento de la localidad 
y del nombre castellano que desde el principio ha llevado' y 
aún lleva en la actualidad. 

Las cartas más antiguas que he logrado ver sobre el asunto, 
son las que están marcadas con los números X y XIII en el es- 
pléndido atlas publicado en Munich en 1859, y cuyo título en 
alemán es: Atlas sur entdeckungsgeschichte Amerikas. Aus 
handschriften der K. Hofund, Staats bibliothek, der K. Univer- 
ftita-t vnd des haiiptconservatoHums der K. B. Arw.ee heram- 
gegeben ven Friedrich Kunstmann, Karl von Spruner, Geor- 
ge M. Tlioma*. Zu den Monumenta Saecularia der K. B. Alca- 
demie der Wissenschaften. 28 Mcerz 1859. München. Kack den 
Originalien gizeichnet von F. Schleicher, technische bearbein- 
tungin der Mtographisclien anstalt von Seb. Minsinger. In com- 
#ixion bei A. Asher <£ Cié. in Berlín. l Esta obra está registra- 
da bajo los números 146 á 158 en los "Materiales para una car- 
tografía mexicana, por el ingeniero D. Mannel Orozco y Berra," 
pág«. 40 á 55; de ellas tomamos lo siguiente: "Este atlas, com- 
" puesto de trece cartas, va acompañado de un volumen de texto 
•* en idioma alemán, cuyo título en español es: — El descubri- 
• £ miento de América, trazado según los historiadores más an- 
** tiguos, por Federico Kaufinan. Con un atlas de mapas anti- 
guos y hasta hoy inéditos. Munich, 1859. En comisión con A. 
Asher y Compañía, Berlín. — No conozco el contenido del li- 
bro porque ignoro el alemán; el Sr. Federico Weidner tra- 
dujo una parte, y de ella tomo el texto explicativo colocado 
después de la indicación de cada plano. En el apéndice segun- 
do dice el Sr. Kauf man: "De la importancia que tienen para las 
ciencias, los mapas antiguos manuheritos de Munich, sehaocu- 
" pado ya Kchmeller en sus disertaciones académicas acerca de 
los antiguos mapas marinos manuscritos (2 de Diciembre de 



tí 



ti 



u 



lí 



ít 



ti 



e% 



I Do esta obra no conocía más de dos ejemplares en México, uno 
existe en la Heccion de Cartografía de Fomento, y pertenecía á la co- 
lección de cartas del señor mi padre; y el otro, de donde he tomado 
los planos adjuntos, se halla en la Biblioteca Nacional. La Sociedad 
de Geografía Mexicana, comprendiendo su importancia, acaba de ad- 
quirir un nuevo ejemplar. 

11 



tí 



ti 
ti 



£2 SOCIEDAD MEXICANA 

" 1848), considerándolos como tos monumentos más interesan- 
" tes del tiempo pasado que se pueden encontrar en una biblio- 
" teca, supuesto que, mis que los libros, nos dan una idea per- 
" fecta del estado de la geografía en su época. 

"Schmeller en su disertación hace mérito tan solo de las car- 
" tas de la biblioteca de la corte y del Estado; pero se encuen- 
" tran otras, igualmente importantes, en la biblioteca de la Uni- 
" versidad, en el Qran Conservatorio Militar, etc. 

"De esas colecciones hemos tomado para nuestro atlas las car- 
tas de América, que según el orden histórico de los descubrí- 
" mientos que atestiguan, se pueden dividir en dos secciones, 
abrazando la primera, del número I al Y, la época que termi- 
na con la expedición de Magallanes, y la segunda, del núme- 
" ro VI al XIII, hasta el fin del siglo XVI." 

Las cartas que á nuestro intento interesan son las de la se- 
gunda serie; pues aunque en algunas de la primera aparece Yu- 
catán en forma de isla, como al principio de los descubrimien- 
tos se le atribuyó, la magnitud del dibujo no permite apreciar 
los detalles más pequeños como el que nos ocupa. 

La carta número X, cuyo título tomamos del Índice que ai 
atlas acompaña es: "Tafel X Karte der Osiküste von Amerilu 
von Neubrattnschweing bis züm Amazonenstrome" es una 
carta en la que está representada parte de la costa occidental 
y toda la oriental de la América, comprendida entre el ecua- 
dor demarcado en la carta por una línea roja, bajo la cual se 
lee en grandes letras á la izquierda "^Equinoccialis" y á la de- 
recha en iguales caracteres: "Rio Damazonas," y los 47° de la- 
titud septentrional, como parece indicarlo la graduación marca- 
da á la derecha de una delgada columna vertical, divididas en 
partes iguales iluminadas alternativamente de rojo y azul, que 
se encuentra á la diestra de la lámina. Los puntos extremos de 
la costa oriental son: al N. uno marcado con la palabra baia do& 
furrios, y al S. otro, poco más abajo de la línea equinoccial y 
más al E. de una gran boca con varias islas en su entrada, don- 
do se encuentra una pequeña hondonada, con la denominación 
costa baxa. En esta carta figuran la Florida, las grandes y pe- 
queñas Antillas, el golfo de México con una forma algo seme- 
jante á la que hoy se le da, y el de Honduras, que penetra pro- 
fundamente en lo entonces llamada Tierra Firme. Entre ambos 



V. 



\ 



1 TAate tties para una cartografía mexicana, página 52. 



84 SOCIEDAD MEXICANA 

" pues data de 1582, los indica con las palabras Angli 1576 For- 
" bisher, etc." l 

La carta de que tratamos en este momento, es una de las que 
más nos importan; en ella se ve toda la costa oriental de la Amé- 
rica septentrional, desde un punto denominado Costa Brava á 
los 47° de latitud N., hasta la isla de Cozumel, en la que solo se 
lee esta palabra: ccsumel, quedando el cesto de la costa, desde 
frente á la isla hasta el ángulo entrante del golfo de Honduras, 
únicamente bosquejada. Figuran también en la carta las Gran- 
des Antillas. 

En la parte que de ella á nosotros directamente atañe, se ve 
á la península yucateca formando parte con el Continente; ro- 
déanla varias islas y arrecifes, entre los que encontramos si- 
guiendo el mismo orden que observamos al tratar de la lámina 
número X, esto es, yendo de S. á N., la Sc&ra (Las Arcas), un 
poco más al N. de una entrada en la costa de la península de- 
nominada La Pelea (Bahía de la Mala Pelea); al N. E. de las 
Arcas se encuentran tres islillas, que aunque no llevan nombre 
ninguno, no es aventurado identificarlas con el Triángulo, por 
la posición que ocupan; al N. NE. de éstas y N. NO. de un pun- 
to de la costa marcado con la palabra des Conocida, se ve una 
isla denominada con el vocablo perfectamente legible I. de Are- 
nas, teniendo al N. NO. á la señalada con la palabra bermua 
(La Bermeja); al E. de esta, hay una isla sin nombre, tal vez los 
Negrillos, que tiene al O. tres islotes con la denominación ala- 
cranes. 

Esta carta lleva, lo mismo que la número X, á la derecha de 
ella, una delgada columna vertical con una numeración corrida, 
desde el 17 al 47, correspondiente á las divisiones de la colum- 
na y que sirve para estimarla latitud, careciendo por completo 
de medio? para apreciar la longitud. En la parto inferior de la 
carta, á la derecha de la graduación, se lee en letra cursiva y 
clara: Tkomas Hood made this píate 1592. 

Aunque ya citado Herrera en el opúsculo del señor obispo 
Carrillo Ancona, no creo ocioso repetir la cita en estos apuntes, 
pues es autoridad de gran peso en la cuestión. Este escritor fué 
uno de los primeros historiadores, aunque posterior á Oviedo 

1 Materiales para una cartografía mexicana, página 55. 




« qoe «ftoy mvU «xrte taa bu* h» d%i* 489«t¡e» # «yflftRta, 



£Ü 



1 1 Materiales para una cartografía mexicana, página 55. 

s 



te 
« 
ti 



ti 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 85 

en su crónica; tuvo tal vez por esta misma razón mejores infor- 
mes, y consagró varios capítulos á la geografía de los nuevos 
países descubiertos en América. No sin justicia se dice de él: 
La fama de Herrera descansa principalmente en su Historia 
de los hechos de los castellanos en las Islas 7 Tierra Firme del 
mar Océano, que escribió en desempeño de su cargo de ero- 
" nista. Trabajóla con tal rapidez, que habiendo obtenido aquel 
empleo en 1596, como queda dicho, á fines de 1598 presentó 
ya concluida la mitad de ella, ó cuatro décadas, que ee dieron 
" á luz en 1601, dos tomos folio. Las otraj cuatro se imprimie- 
" ron en 1615, y entre todas abrazan la época de 1492 á 1*54. 
" Van precedidas de una "Descripción general de las Indias/' 
" con mapas que comprenden los países hasta entonces descu- 
biertos en esta parte del mundo." 

Aun á riesgo de parecer difuso he citado esta noticia con el 
deliberado propósito de insistir en el antiguo descubrimiento 
de Cayo Arenas, así como en la dependencia en que siempre ha 
estado respecto á Yucatán á quien desde un principio ha perte- 
necido. * 

La obra de donde tomamos los párrafos que siguen para con- 
probar nuestro aserto, se intitula: "Descripción de las Indias Oc- 
u endentólas de Antonio Herre,*a coronista mayor de su Mag* de 
" las Indias y su coronista de Castilla. Al Rey Nuestro Señor m 
" En Madrid, en la oficina Real de Nicolás Rodrigo Franco. 
" Afío de 1730" En la parte referente á la península, dice: "Iu- 
" catan. La provincia y gobernación que tomó este nombre 
" quando la descubrió el capitán Francisco Hernández, i Nuestra 
" Señora de los Remedios, cuando Juan do Grijalva descubrió 
" k Co9umel, fué al principio tenida por Isla, por estar casi cer- 
cada de Mar, de manera, que se puede llamar Península, i ro- 
dé?, más de doscientas cincuenta Leguas: tione de largo por don- 
" de se estiende más Leste Oeste, como cien Leguas, i otras tan- 
" tas de Norte Sur, de3de la Costa que mira al Norte, hasta la 
parte que confina con las Provincias de Guatemala, por don- 
da tendrá de tnrcwa oomo veynte i cincp leguas: as gu tem- 
" pie caliente i muí húmedo, i aunque no hay Rio, ni Agua co- 
"njppfe en t<o¿» elfc, está el aguí» tan cerca ppra po$», y fca- 

"Hwpáflftte» CojwAwim 4e mam &&■*<> 4? )v fwtafc 

" que esto y aer k <x*rW tan bata, ha d$fr> ¿Ngutiq» 4 JK^oha*, 






M 
ét 



86 SOCIEDAD MEXICANA 

" que había sido Mar en algún tiempo: es muy cerrada de Mon- 
-' te, i no se da Trigo ni Semillas de Castilla, no hai Oro ni otro 
" Metal, etc . . . . " Más adelante, siguiendo en la descripción de 
la provincia, se lee: "La Costa de toda esta Provincia es tan 
" baxa, que en pocas partes se puede surgir, á menos que á qua- 
"tro i cinco leguas de Tierra, i casi no hay Puerto sino 
" para Navios pequeños, i la Mar crece y mengua más en esta 
" Costa, que en otra ninguna parte de estas Provincias de Nue- 
" va España. Los puertos que hai, son el de Cicla i Telichaque, 
" Cifal, y Cuaquil, Rio de Dos Bocas; Campeche en la Costa que 
" mira & Nueva España, i en ella Cabo Delgado desde donde co- 
" mienza á bolver la costa al Oriente, y junto á la Punta una 
"Isleta que llaman la Desconocida, cercada de Bagios: i al Oc- 
cidente de esta, como 18 Leguas, otra que llaman la (7ar- 
"fa, i el Triángulo que son tres Isleoncillos arrimados á 
"otra Isleta, cercados de bagios á otras 16 Leguas de Ca- 
" bo Delgado, Isla de Arenas i la Bermeja, i otra Isla treynta 
" leguas del dicho Cabo al Norte: i los Negrillos tres isletas cer- 
" cadas de bagios, al Oriente de la Bermeja, como treynta y cin- 
" co Leguas, y los Alacranes, veynte Leguas de la Costa Norte 
" Sur, con Marida i Cabo Catoche, la Punta más Oriental de Yu- 
" catan, desde donde van quatro Isletas, que llaman de Muge- 
" res, arrimadas á la Costa, en que esta la isla de Cogumel, nom- 
" brada por el famoso adoratorio de un ídolo que en ella havia, 
" á donde iban en Romería todas las gentes de la Comarca, es-.. 
" t£t quatro Leguas á la Mar al principio del golfo de Hondu- 
" ras casi Norte Sur con Valladolid, más adentro en el Golfo 
"otros tres Isleoncillos con Bajos casi en el parage del Lago, 
"de Bacalal, que esta dentro de tierra treynta Leguas del La- 
"go Chetumal en la Costa que va pintada de Islas, hasta Sala- 
" manca, que es la primera Pantoja, junto de un Bajo que dicen 
•'Quitasueño i otra Caratan i otra Lamanay i la última IlbobL" l 



1 Loco cit Capítulo X. Dé los. obispado^ de Guaxaca. Michóacan 
y Yucatán:. y de: la Provincia de Ta,basoo que es lo demás del referido 
distrito, páginas 21 y siguiente. . 

. jln el tomp 15 de la importante y copiosa "Colección de documen- 
tos inéditos'/ relativos al descubrimiento, conquista y organización de' 
las' antiguas posesiones espafielás en Amárica.y Ooeanía, sacados, de* 
los Archivos del Reyno y particularmente del de Indias. Competen- 



€t 
it 

ti 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 8T 

En I03 ya tantas veces ciados "Materiales para una carto- 
grafía mexicana," nos encontramos la noticia siguiente; 201 á 
204. "Ivacatana Regio y Fondwra. — Es la península de Yuca- 
'' tan con parte de las costas del Golfo. En este se marcan La 
" Sacra (Las Arcas), Triángulo, Is. de Arena, é Is. de negras 
" (Los Negrillos): en lugar de la laguna de Términos hay una 
" entrada con el nombre de Golfo Triste. En la desembocadura 
" del río de Tabasco se lee Potonchan, nomore que allí no tiene 
" qué hacer y está repetido supuesto que se le encuentra donde 
debe, en la costa de Yucatán, con su escritura sinónima Cham* 
poton termina el litoral en San Juan de Lisa (San Juan de 
Ulúa). En la península se ve: ivcatan, y en el continente 
Hispa. Novte sive Mexic. Provincias pars.*' Esta carta, junta 
con otras tres, se encuentran en: Descriptionis Ptolemai- 



temente autorizada, Madrid, 1871," se encuentra en su página 409 el 
siguiente documento: 

"Demarcación y división ds las Indias. l del que copio integra la 
parte referente á la península maya, dice asi: "Yucatán. La provincia 
y governacion de Yucatán, que cuando se descubrió la llamaron Núes* 
tra Señora de los Remedios, y fué tenida por isla» por estar cassi toda 
cercada de mar, tiene de largo Este Oeste, por donde mas se estionde, 
como cien leguas y otras tantas Norte Sur, desde la costa que mira al 
Norte hasta la parte por do confína con provincias de Guathemala, por 
do tendrá de travesía como veinte y cinco leguas; es el temple de ella 
caliente y muy húmedo, y aunque no ay rio ni agua corriente en toda 
ella, está el agua tan somera para pozos, y hállanse tantas conchuelas 
de marisco debajo de las piedras, que esto y ser la costa tan baxa, ha 
dado ocasión á sospechar que aya sido mar en algún tiempo; de ser tan 
húmeda, es muy cerrada de monte y no se da el trigo, ni las semillas 
de Espafia que se siembran dan simiente; ay niaiz pero no ay ora 

14 Ay en esta governacion con la de Tabasco, que anda junto con ella» 
quatro pueblos de españoles y un obispada 

"La ciudad de Mérida, en veinte grados de altura, casi en el medio 
de la provincia más allegada á la costa de la mar del Norte, doze le- 
guas de la tierra adentro, do noventa ó cien vecinos españoles; los se- 
senta encomenderos, donde residen el Govcrnador y los oficiales de la 
Hacienda y caxa Real, y la Cathf dral sufragana á México, con un mo- 
nasterio de Franciscos. 

"La villa de Vallid, treinta y una leguas de Mérida hasta el Sueste, 
como de cinquenta vecinos, treinta y seis encomenderos; y en él un 
Hionastrrio sumptuoso de Franciscos y en su comarca como doze mili, 
indios tributarios. 

"La villa y puerto de San Francisco de Campeche, en veinte grados» 



1 Biblioteca NaciooaL-Oódice J. 15. 



£8 SOC^&M} MEXICANA 

"ca AygmerUvni, »ixu Qccidentis Notüia Breui eammentario 
" iüustrata et ha? secunda tditátne magna sui parte awte 
" Comefrío Wytfiiet Lowmien&i awtore. Dvaci Apud frcmcis- 
"mmfábri, BiMiQpoiam iuratum Armo 1603. l 

En ^1 "novvs 0JRB8 seu descriptionis ind.e occidentaus. Li« 
• bri XVIII Autore Joanne La*t Antaerp. Novis fabulis geo- 
" graphiois et variis animan lumo, plantarum, f ructtunque in- 
" eonibus i lustra ti. — Cum privilegio. Logd Batav apud Elzevi- 

en la costa que mira á la Nuava España, como quarenta y cincoócin- 
quenta leguas de Mérida, al Poniente, declinando al Mediodía, de se- 
senta y ocho vecinos; los diez y ocho encomenderos, y el puerto razo- 
nable aunque de poco fondo por ser baya; y en su comarca cinco mili 
indios tributarios. 

"La villa de Salamanca, en las provincias de Bacalar y Chetamar 
setenta leguas de Mérida, Norte Sur, arrimada al Poniente, y otras se- 
tenta ó ochenta de Vallid, cerca de la costa del golfo de Honduras, co- 
mo de veinte vecinos; los diez encomenderos, y cinco mil indios tribu- 
tarios en su comarca; ay en esta provincia dozientos pueblos de indios 
sin sus subjetos, y en ellos como sesenta mil indios tributarios, diez 
monasterios de Franciscos y quatro ó seis doctrinas de clérigos. 

"La costa de toda esta provincia es tan baxa, que en pocas partea 
se puede surgir á menos que á quatro y zinco leguas de tierra: y assi 
no hay puertos sino para navios pequeños; los que hay son el puerto 
de Cicla y Taliohaque, Yacal y Canquel, rio de dos Bocas, y el 
puerto de Campeche en la costa que mira á la Nueva España; y en 
ella á Cabo-Delgado desde donde comienza á volver la costa al 
Oriente; y junto á la punta, una isleta que llaman la Desconocida 
cercada de baxios; y al Occidente desta como diez y ocho leguas, 
otra que llaman la Cerca y el Triángulo, tres isleoncillos arrimados 
á otra isleta cercados de baxios; otras quince ó diez y seis leguas del 
Cabo Delgado, islas de Arenas y la Vermeja; otra isleta, treinta ó 
cuarenta leguas de dicho cabo, al Norte, y los Negrillos; tres isleta* 
eeroadas de baxios al Oriente de la Vermeja, como treinta y cinco 
leguas y los Alacranes; veinte leguas de la costa Norte Sur con Me- 
tida y Cabo de Catoche, la punta mas oriental de Yucatán, desde 
donde van euatro isletos que llaman de mugeres, arrimadas á la cos- 
ta en que está la isla de Cozumel, nombrada por un famoso adora- 
torio, de un ídolo que en ella habia, quatro leguas á la mar, al prin- 
cipio del golfo de Honduras, casi Norte Sur con Vallid, mas adentro 
el golfo otros tres isleoncillos con baxos que llaman el Triángulo, 
easi en el pavage del lago del Baoafad, que esta dentro de tierra 
veinte ó treinta leguas del lago de Getemal, en kt costa que va pin- 
tada de islas hasta Salamanca, la primara Pantoxa, junto de un bazo 
que llaman Quitasueño; y otro Caratan y otra la Msnay, y la ulti- 
ma IlbobL" 

1 Loco cit § II, Cartas generales, páginas 63 y 65. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 89 

" tfos Auno 1633/' se encuentra «atara las página 220 y 221 
una tarta con la leyenda "nova híspanla, nota Galicia, gua- 
timala." En ella figura la península de Yucatán, con la forma 
escotada que le daban los mapas de la época, y la parte por don- 
de se une el Continente mucho mis estrecha» y formando con 
la Tierra Firme un ángulo mucho más agudo que el que hay 
se le da en las cartas modernas; está cortada por el paralelo de 
20° de latitud Norte, bajo el cual ae eneuentra también la isla 
denominada La Qarfa (Las Arcas), y al N. E. de ésta se en* 
cuentra el Triángulo, viniendo al N. de él la I. de Arenas, te- 
niendo al N. O. á la Bermeja, al E. de ella se ven los Negrillos 
y mas lejos los Alacranes. 

Además de esta carta, encontramos en la misma obra citada, 
en el "Cap. xxix, Ora marítima Yucatanae, portus insutee adja- 
cents," la noticia siguiente: "Denique promontorium quod vocant 
"Delgado, ad ipsum littoris sese versus orientalis refléctente 
cubitum;Huic objacet ínsula aliquot leucarum intervallo, quam 
vulgo Desconocidam qpellant tota vadis etc scopulis in ambitu 
" cincta, unde illi noraen. Et ab hac circiter octodecim leucis ver- 
" sos occidentem Insulte La Zarza ¿s Triangvlus, tres exigua* 
" insulsa. Prseterea sedecim á dicto Promontorio leucis jacent- 
" insulse quas vocant de Arenis: atque Vermeia triginta leuc, 
" versus septentriones. A qua Negrillos tres ínsulas, vadis at 
" que rupibus undiquaque septse, triginta leuc. versus ortum 
" disparantur." l 

Como por los anteriores renglones se ve, bien conocida era 
ya en esa época la isla de Arenas, y se le consideraba como par- 
te dependiente de Yucatán, como lo indica bastante el título 
del capítulo. 

En "El Atlas de la Mar, ó Mundo de agua, en que se de- 
" muestran todas las de la mar de lo amocido del mundo ó te- 
rrestre. Muy conveniente para todos los Maestres y Pilotos 
como también para todos los Señores y Mercaderes. Gravado, 
imprimido y echo en Amsterdam. Por Pedro Ooos, junto ala 
puente- Nueva en el Espejo de la Mar. Ano de 1669." En este 
atlas se encuentra una carta, cuyo título es: "Pacaerie Van 
" Wesf Indievi de Vasten Kysten en de Eyfanden" en U que 

1 Loa cit pág. 276. 

12 



f< 



t* 



«< 

t€ 
.4* 



90 SOCIEDAD MEXICANA 

figuran las costas orientales de la América septentrional, cen- 
tral y parte de la, del Sur; pues comprende desde Saend hoeck 
al No^fce, hasta barima al Sur. El Golfo de México aparece 
casi con la forma actual cerrado al E. por la península de Yu- 
catán! cuya costa septentrional poco accidentada, presenta una 
gran entrada ó bahía, marcada con la palabra Sisal, que hasta 
hoy señala un puerto de la península. Figuran al rededor de 
ésta varias islas, entre las que se nota al N. NO. de punta Des- 
conocida, y entre la Bermeja al N. y el Triángulo al S., la /. 
das Áreas, nombre que como ya hemos dicho en otra parte, de- 
signa en algunas cartas antiguas á Cayo Arenas y que no es 
más de la traducción portuguesa. l 

En "La Primera Parte del Monte de la turha Ardiente 
" Alumbrando con la claridad de su fuego Toda la India Oc- 
" cidental, empegando desde rio Amazonas, y Feneciendo al 
" Norte de Tierra Nueva, descrita por Arnoldo Roggeveen. En 
" Amsterdam, esculpida, empressa, y dada en publico por Pe- 
" dro Ooos de compañía con el Auctor. y privilegio para 15 
" anos 16801' se encuentran dos cartas que llevan los números 
15 y 16. En la número 15, cuyo título es: "De Cust van Wes- 
tindien van C. Honduras, tot G. Berra, Beschreven door van 
Riggaven," figura la parte meridional del Golfo de México junto 
con una parte del de Honduras y la península de Yucatán, en 
la forma que le daban las cartas de aquel tiempo, notándose 
entre las islas que la rodean comenzando por la más al Sur, tres 
designadas As Arcas (Las Arcas), teniendo otras tres poco máj 
al Norte con el nombre Triángulo, teniendo al N. NE. á la 
denominada I. das Áreas, que como sabemos es Cayo Arenas, 
al Norte del que se encuentra la Bermeja, completándose así 
la determinación. 

Cada una de las cartas que figuran en la obra, va acompaña- 

1 El Sr. D. Ángel Núüez Ortega, que me distingue con su amistad, 
me hizo observar, en una carta particular que me dirigió, con motivo 
de la primera edición de este opúsculo, io siguiente: "Áreas es el por- 
tugués de Arenas; muchas cartas traen nombres en portugués porque 
en Lisboa habia una fábrica de ellas. También verá vd. cerca de Te- 
colutla, la palabra Medos de Áreas (médanos de arena), en el lugar 
que hasta la fecha se llama "Lomas de Arena." 



ti 
<« 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 91' 

da de una descripción de las costas que abraza. Copiamos en se-' 
guida el título de la que acompaña á la número 15, así como 
uno de los párrafos que nos parece oportuno. Dice el primero: 
" descripción de la Mappa número lo extendiéndose desde ca- 
bo de Honduras hasta coho Sierra y rio de Aluarado: junta- 
mente con las islas y barras hazia mar" En cuanto al párrafo 
que citamos, textualmente está concebido así: "Del cabo de Ca- 
" tochc, y las islas hazia él Oeste. — Cabo de CatocJie es la punta 

más boreal de ju catan, puédese desde Quita Sueñgo al luengo 

de Costa entre la Costa y las Yslas navegar adentro Como por 
"un canal por delante Cozumel y la Ysla Mangueras. A este 
" Cabo haze bien lexos de la parte del Norte todo llano, y un tan 
r ' tanto por el Oeste jazen dos islas ó Cajos que así se nombran. 
" La Costa es a qui hasta Moro de los Diablos por toda parte 
" baxa y llana de modo que veniendo de mar en fuera no se aya 
"de llegar desmasiadamente á ella y assi muchos corriendo en* 
"tare las Yslas Alacranes y el llano del Cabo, lo pasan, de allí 
" vienen el Rio Lagartos, en cuya boca está una Ysla, siguen 
" de alli dos Yslitas al tin de la barra, por nombre Zamzum, 
" alli la tierra adentro jaze una montaña baxa con dos collinas, 
" la más oriental dellas se llama Montana os de Silaon, y la otra 

Mantaña de Canqual, de alli aparece un gran Golfo o Baya por 

nombre Syzal, adonde en la parte oriental jazen dos Yslitas,. 

de allí hazia el Norte, o, bien algún tanto al lEste jazen las 
" barras nombradas Mucares, por las cuales advertimos a cada 
" qual passando por ay aya, buen vigía de alia al Norte jaze otra 
" llamada el baxo de si Sal. dalla hazia Nort-Nort-Oéste están 
" 4 Yslitas cuj08 alderredores son suzios, y son llamados Negri- 
"Uos. de alli cerca 40 leguas al Occidente jaze la Ysla Bermeja ,- 
"de donde acerca 19, a 18 leguas por el Zur, aunque algo al 
" lEste, está la Isla de las Arenas, la qual al derredor es suzia; 
" luego de allí otra vez hazia el Zur jazerr otras 3 Yslitas situa- 
" das de una barra arenosa al rededor en forma de tres chinas, y 
" por esso le llaman trianglo de allí mas jazen 3 Yslas hazia Zqr 
M en un mismo trecho de la qual Cada una espande una barra. 
"NortJ Este arriba." 

En la carta número 16 de la obra citada, cuyo título es: "De 

ciist vari Westindien van la Desconocida, tqt C. Escondido. 

Besekveven door Arent Roggeween" que comprende "desde éf 



« 
ce 



4Í 



92 SOCIEDAD MEXICANA 

rio de Aluarado hasta la baya del Espirita Santo, y desde allí 
hazia TEste hasta el cabo Escondido/' aparece la parte boreal 
del Golfo, y en la parte Norte de Yucatán, que es la única que 
figura, se ve entre las islas que la rodean al N. NO. de punta 
Desconocida y entre el Triángulo al S. y la Bermeja al N., la 
I. das Áreas ó sea Cayo Arenas. 

La obra es de importancia y debia ser en su tiempo muy inte- 
resante para el pilotaje de las costas de América, de la que trae 
no solamente las cartas de marear, como se llamaban, separa- 
das del texto, sino que además, intercalados en él se encuentran 
planos de islas y vistas de las costas y sierras visibles desde el 
mar, tal como hoy se usan en los libros de navegación. 

No citaremos más cartas pertenecientes á aquella época, ya 
por parecemos suficiente á nuestro intento con las menciona- 
das, como por no hacer un simple catálogo de cartas de nuestro 
escrito, teniendo sin embargo que mencionar algunas más. 

Durante el siglo XVIII, las cartas sobre América son m£s 
perfectas, los detalles aparecen mejor comprendidos y más exac- 
ta la situación de los lugares, confirmándose los descubrimien- 
tos, desapareciendo y rectificándose no pocos errores: pues bien, 
la isla de Arenas, sigue figurando en los libros y en las cartas 
y como dependencia de Yucatán expresamente en algunos de 
ellos. 

En uno de los mejores diccionarios de geografía publicados 
en el siglo pasado, encontramos lo siguiente: Lisia de Arenas, 
"e'est-á-dire Lisie des Sables, isle de l'Amerique dans le 
" golf du Mexique, au nort-ouest du cap Desconocido, de la 
' presq-isle du Yucatán; les Anglais ont fort defiguce ce mot 
" & apéllente cette isle "Desoís ou Desarcusses" 1 

Confesamos no haber podido alcanzar á ver los últimos nom- 
bres citados al fin de la noticia anterior; pero á nuestro juicio 
no deben haberse extendido ni conservádose esos nombees, 
pues en ninguna de las cartas inglesas que hemos consultado, 
ya del siglo pasado, ya de este, vimos esa adulteración en ia de- 
nominación. Lo que sí hemos visto, es, en alguna de ¿lias, la 



París 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 9*3 

traducción de la palabra /. cU Arenas en /. Sandy, y en otras 
ambas palabras una al lado de otra. 

Heñios encentrado en un hermoso atlas inglés, intitulado: 
A general Atlas, dücribing (he whole Universe, Being a com- 
plete and new coUection of the most approved Maps extan; co* 
meted ivith the utmost care t and augmenten from the latest 
discoveries, down to 1782. The wole being an Improvement of 
the maps of D'Anville and Robert. En grared in the best Man- 
ner on Slxty two copper plates, by Thomas Kitchen, Sénior, 
and Others, London: Printed and sold by R Sayer and J. 
Bennett, map, chart, and printsellers, N? 53 Fleet-Street 
MDCCLXXXH," una carta dividida en dos láminas que en la 
obra llevan los números 30 y 31. El titulo de la carta se encuen- 
tra en la primera, y dice asi: "A new nxap of Korth America, 
with the West India Islands. Divided aceording to thePrclimi- 
nary Articles of Peace, Signed at Versátiles, 20 Jan 1783. whe- 
rien are poA^ticvtXary Distinguished the United States, and the 
Several Promnces, Oovernments efe vrich Compose the British do- 
minions; Laiddonm accordingthotíie latest surveys, and corree- 
ted from the Original materials t of Goverr. Povmall Membr. of 
ParliamL 1783." Esta misma hoja, lleva en la parte superior la 
noticia siguiente: The Divisions in this Map are Colonred aceor- 
ding to the Preliminaries Signed at Versátiles, January SOth 
1783. The Red indicates the British Possessions; tlie Green those 
ofthe United States; the Bine what belongs to the French, and the 
Yelrow vhat belongs to the Spaniards." Sentados estos prelimi- 
nares, pasemos á hacer una ligera descripción de la segunda lámi- 
na, que no es más de continuación de la n"30. Abrázala Améri- 
ca desde los 5° de latitud boreal, hasta poco más de los 25°, y 
en las costas que rodean al Golfo Mexicano, domina sin interrup- 
ción desde la entonces Capitanía General de Yucatán hasta la 
Florida el color amarillo; esto, junto con la isla de Cuba, posesión 
igualmente española, da el caaácter al Golfo, de un mar interior 
enteramente bajo el dominio de España, que como es bien sa- 
bido, ejercía entonces exclusivamente la policía marítima de él. 
Encuéntrame marcadas igualmente en esa lámina 31, las islas 
yucatecos, en las que se distinguen fácilmente, la Coarcoas (in- 
cuestionablemente las Arcas); cercana á ésta, una isla denomi- 
nada Arenas, manchada de amarillo (no atinamos su correspon- 



94 SOCIEDAD MEXICANA 

dencia); poco más lejos, al N., las nombradas el Triángulo, Banco 
Nuevo y la en adelante célebre I' de Arenas, que aparece como 
formando dos i aletas, teniendo un poco al E. un banco de are- 
na, con la indicación inglesa correspondiente de Sand: más le* 
jos al N. se encuentran la Vermeja, al N. E. los Negrillos y por 
último al E. los Alacranes. Estas islas estaban, según lo de- 
muestra la carta, bajo la jurisdicción de España. El importan- 
te y justamente apreciado "Diccionario geográfico históHco de 
lo8 Indias Occidentales ó América, de D. Antonio de Alcedo. 
Madrid, 1876," en su tomo I, pág. 147, en su párrafo octavo 
de la palabra Arenas, dice: "Un baxo de la Sonda de Campe- 
cite cerca de la costa de esta Provincia y Gobierno" 

Para cerrar las noticias de este siglo, citamos la Carta esféri- 
ca que comprehende las costas del Seno Mexicano. Construida, 
de orden del Bey en el Depósito Hidrográfico de Marina, por 
disposición del Exmo. Señor Don Juan de Lángara, Secreto- 
rio de Estado y del Despacito Universal de ella. Año de 1799. 
En el margen inferior se lee á la derecha: Ferm Selma la gra- 
bó, y á la izquierda Fel Bausa delin. Es una carta bastante 
bien ejecutada, y en ella se encuentran las costas orientales de 
América desde los 18° hasta los 31° de latitud septentrional. 
En la parte correspondiente de la Sonda de Campeche y ro- 
deando á Yucatán aparecen las Arcas, el Triángulo, el Obispo, 
Banco Ntievo; la i.sla de Arenas aparece como dos pequeños is- 
lotes rodeados por sus arrecifes, afectando una forma elíptica, 
la Bermeja, los Negrillos y los Alacranes. 

A principios del presente siglo hubo en el Gobierno vireinal 
deseo do conocer y explorar mejor las costas del Seno Mexica- 
no, trabajos á los que van unidos los nombres de Cevallcs, Co- 
rral, Cramer, Ferrer y otros. Esto dio nuevos y mejores datos, 
con los que se rectificaron los antiguos planos. No entraremos 
en los pormenores de ellos, y solo diremos, que el oficial de la 
Marina Española D. Ciríaco de Cevallos, recorrió las costas de 
Yucatán, en las que ejecutó varias operaciones, entre otras, el 
reconocimiento y situación de la isla de Arenas, que fijó, como 
ya hemos visto, á los 22° 8' 34" de latitud Norte y á los 85° 9' 
45" longitud occidental del meridiano de Cádiz, que era al que 
se referiap las observaciones españolas. 

Conforme á estos trabajos y á otros hechos en Veracruz y 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 95 

otros punios del Golfo, está ejecutada la "Carta particular de 
la parte Sur dd Seno Mexicano que compreliende las costas de 
Yucatán y Sonda de Campeche; las de Tabasco, Veracruz y 
Nuevo Reyno de Santander. Construida de orden superior en 
la Dirección Hidrográfica y publicada en Abril de 1808. Co- 
rregida y aumentada en 181^" Corrobora nuestra aserción 
arriba asentada la observación siguiente que aparece impresa, 
sobre la península de Yucatán, y que integra insertamos: "No- 
ta. Esta carta está ca/regida de la situación de la I. Arenas 
y aumentada de varias líneas de so'iida, por las observaciones 
de D. Ciríaco de Cevallos. 

"Asimismo se ha corregido la costa de CampecJu desde Ca- 
bo Catoche hasta boca de Rio Lagartos por nuevos reconoci- 
mientos remitidos desde Veracruz. 

"Igualmente por las observaciones Itechas por el Teniente 
dé Fragata D. Francisco Murías en la bama de Tampico, se 
lia corregido la Costa desde este punto Iiasta punta Delgada." 
La citada carta trae todas las islas que rodean á Yucatán, no- 
tándose las Arcas, el Triángulo, Banco Nuevo, la isla de Are- 
nas, que aparece en situación más conforme con la que le asig- 
nan las cartas modernas, así como es más correcta su forma y 
la extensión de sus arrecifes: vense igualmente la Bermeja, los 
Alacranes y otras. 

Resultado igualmente de esas exploraciones y de otras pos- 
teriores, es la extensa é importante obra intitulada: Portulano 
de la América setentrional. Constituido en la dirección de tra- 
bajos hidrográficos. Dividido en cuatro partes, iladrid 1809. 
Aumentado y corregido en 1818." l En la segunda parte de es- 
ta obra, titulada: Puertos de las Costas de Tierra Firme, Fio- 
rida y Seno Mexicano, está registrado bajo el número "XL VI. 
Plano de la ida de Arenas y su fondeadero. Por el capitán 
de navio D. Ciríaco de Cevallos. (Seno Mexicano). 

Debe recordarse que entonces pertenecia á España toda la 
costa del Golfo, desde más allá de la desembocadura del rio Sa- 
bina hasta Cabo de Catoche, y que por tanto, al reconocer y si- 



1 Esta obra se halla registrada en los "Materiales para una carto- 
grafía mexicana, por el ingeniero Manuel Orozco y Berra," en sus pá- 
ginas 261 y siguientes, bajo los números 1,455 á 1,576. 



96 SOCIEDAD MEXICANA 

tuar astronómicamente la posición de Cayo Árenos oficiales- de 
fcu marina, y contar después entre los puertos del Seno Mexi- 
cano al que en esta isla se encuentra, arguye uu derecho de 
propiedad y de jurisdicción de España sobre esa isla. 

Conforme con los reconocimientos anteriores, el "Derrotare 
de las islas Antillas, de las Costas de Tierra Firme y de las 
del Seno Mexicano, mandado reimprimir por D. Guadalupe 
Victoria. México 1885," trae en su artículo VIII, intitulado: 
"Descripción del Seno Mexicano desde Cabo Catoche hasta la 
bahía de San Bernardo? al tratar de la Sonda de Campeche, 
el párrafo siguiente: "Ida de Arenas. Esta isla la situó y reco- 
" noció en 1804 y estableciendo observatorio en tierra, el Capi- 
" tan de Navio D. Ciríaco de Cevallos: es baja y forma casi un 
" cuadrilátero en dirección N.48°E. y S.48°0., la distancia de 
' tres millas, siendo su mayor ancho de dos; es sucia por todo 
" su alrededor y de la parte N. sale una gran restinga de pie- 
" dras, con algunas que vuelan al N.35°0. y N.60°O. la distan- 
" cia de nueve millas, y de su parte SO. otra de iguales circuns- 
" tancias en dirección N.62°0. y S.89°0., seis y nueve millas 
" largas, entre ambas restingas se forma un buen puerto abri- 
" gado de los vientos desde el N. por el E. hasta el S(X con fon- 
" do de tres y media brazas á tro* millas de la isla, hasta siete 
" entre las puntas de los arrecifes, como puede verse en el pla- 
" no número 46 del Portulano." l 

Trabajos posteriores emprendidos por la Marina Real Ingle- 
sa, han dado otros dos nuevos planos particulares de la isla en 
cuestión y son los que gozan de mayor crédito y aceptación. 
Ambos se encuentran catalogados en los "Materiales para una 
cartografía mexicana" y llevan los números 1,775 y 1,786. El 
primer plano tiene por título: Gulfof México. Cay Arenas and 
adjacent Recfs. Surveyed by Comr. E. Barnett 1838. Está gra- 
bada en una pequeña hoja. La segunda está igualmente graba- 
da en una hoja de las mismas dimensiones que la anterior, y 
aunque lleva un título idéntico: Gulf of México: Cay Arenas 
and adjaóents Reefs. surveyed by Comr. E. Barnett 1888, una 
nota hace saber que es edición muy posterior, pues contiene co- 
rrecciones hasta 1861; por otra parte, el grabado es más esme- 

1 Loco cit p4g. 438. 



Lám.l 




\ 



— , 

» 

i 






_i 



■ ám.íl 



y 



h 




Lám.L 



I 

I 



^H.'NOATl^NS. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 97 



u 
« 



i 
í 



rado y eetjt corregida la longitud do la isla» que en la 
edición aparece situada 4 loa 22° T 10" de latitud N. y á 91° 
24' 30* longitud W de Greenwich, mientras la segunda le atri- 
buye la misma latitud; pero difiere en cuanto k la longitud que 
es de 91° 24' 54" al W del mismo meridiano; posición que es 
24" más occidental que la primera. 

Todas las cartas inglesas, francesas, americanas y españolas 
posteriores á 1888 traen k Cayo Arenas, conforme á las obser- 
vaciones da Barnett, y el citar nuevos títulos seria alargar 
nuestros apuntes sin provecho mayor. 

Consta en el Extracto que la Sección de América formó y 
que ya citamos al principio de estos Apuntes, que Cayo Arenas 
era conocido desde 1854 como depósito de guano, entre otros 
muchos de los que se encuentran en las islas que rodean á Yu- 
catán. En efecto, en él se encuentra asentado lo siguiente: 

"En oficio fechado el 5 del comente (Marzo), el Secretario de 
" Fomento transcribió otro de la Secretaria de Hacienda, inser- 
" tando un informe rendido al Administrador de la Aduana de 
" Campeche por D. Manuel Batista, antiguo capitán de puerto 
'* y Director de la Escuela Náutica. Dicho señor manifiesta en 
su informe, después de hacer la descripción de la isla, que en 
Mayo de 1854 y Junio de. 1855, fué nombrado por dispocision 
de la Comandancia General de Marina, para reconocer con la go- 
" leta de guerra "Oaxaca" los bajos y costas de Yucatán. En 
** 1854 fué con objeto de expulsar una partida de aventureros, 
" que no encontró, y en 1855 para evitar la extracción de gua- 
no por los buques no pertenecientes á la concesión. Sin esta 
exploración encontró cuatro buques de porte de 700 á 800 to- 
neladas, pertenecientes á la empresa explotadora del guano, 
cuyo representante le exhibió un permiso del Presidente D. 
Antonio López de Santa-Ana." 
Poco más adelante dice el mismo Extracto: 
"En oficio del dia 8, el Secretario de Fomento trascribe otro 
" de la Secretaría de Hacienda, en el que se inserta un informe 
" rendido por el Administrador de la Aduana Marítima de Pro- 
" greso, quien manifiesta en él: que con objeto de reunir datos 
" suficientes para acreditar la propiedad del Gobierno sobre la 
" isla referida, pidió informes extraoficiales á algunas personas: 

"que D. Joaquín Molina, vecino que fué de Campeche, declara 

13 



€€ 



Lám.l 




*i 



» -i -*% 



r > ' r 



Nf 






DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 103 

trada en un catálogo de posiciones astronómicas de varios pan- 
tos del país, y todo lo que ya hemos apuntado, son, en nuestro 
concepto, razones poderosas que deben de atenderse, á menos 
que se quiera desviar á la justicia del camino recto por el que 
marcha guiada por la razón y el derecho. 

Reflexionemos, por otra parte, que la localidad no es habita- 
ble de una manera permanente, por carecer de un elemento de 
vital importancia, como es el agua potable, teniendo además 
una pequeña extensión y careciendo de recursos para poder sub- 
venir á las necesidades de los que la habitaran, que se verian 
en la precisa necesidad de reponer sus víveres con frecuencia 
trayéndolos de algún punto de Yucatán. Este es el motivo, á 
nuestro juicio, de que la isla no haya sido habitada; pero este no 
quita á México la soberanía que sobre ella tiene, y los actos 
ejercidos en diferentes épocas son los únicos que se han podido 
ejercer y los suficientes para confirmar los derechos que Méxi- 
co tiene á esa isla, lo mismo que á las otras del litoral de Yu- 
catán, que se encuentran en el mismo caso. 

La situación de Cayo Arenas á poco más de los 22° de lati- 
tud N., su corta distancia k las costas de Yucatán, que no guar- 
da comparación con la que media entre la repetida isla y el pun- 
to más meridional de la frontera norteamericana; el reconoci- 
miento del territorio que formó primero el vireinato de la 
Nueva España y que heredó después de independida, la Re- 
pública Mexicana, señalado por sus diferentes leyes constitu- 
tivas, reconocido por todas las naciones amigas y particular- 
mente por los Estados Unidos del Norte, con quienes en razón 
de la situación geográfica y política que guarda, ha ajustado di- 
ferentes tratados de límites que la garantizan en la posesión 
del territorio demarcado por ellos; son igualmente consideracio- 
nes muy dignas de tomarse en cuenta. 

No citaremos más de los tratados de límites ajustados con 
los Estados Unidos de 1819 á la fecha, y por ellos se verá cuan 
explícitos están los derechos de México á todo el territorio al 
Sur de. las diferentes líneas divisorias en ellos demarcados y 
cómo se reconoció el dominio de México á todo el territorio de 
la antigua colonia española. 

No trataremos de los límites ajustados en 1795 entre la Flo- 
rida occidental y la Luisiana, entonces pertenecientes á España 



y^l 



ti 



u 
ti 
«( 
« 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 105 

" rá hasta su nacimiento en el grado 42 de latitud septentrional; 
7 desde dicho punto se tirará una línea recta por el mismo pa- 
ralelo de latitud hasta el mar del Sur. todo según el mapa de 
" los Estados Unidos, de Melish, publicado en Filadelfia y per- 
" feccionado en 1818. Pero si el nacimiento del rio Arkansas se 
hallase al Norte ó Sur de dicho grado 42 de latitud, seguirá la 
línea desde el origen de dicho río recta al Sur ó Norte, según 
fuese necesario, hasta que encuentre el expresado grado 42 de 
latitud, y desde allí por el mismo paralelo hasta el mar del 
" Sur. Pertenecerán á los Estados Unidos todas las islas de los 
" rios Sabina, Rojo, de Natchitoches y Arkansas, en la extensión 
" de todo el curso descrito; pero el uso de las aguas y la nave- 
gación del Sabina hasta el mar, y de los expresados rios Rojo y 
" Arkansas en toda la extensión de sus mencionados límites en 
sus respectivas orillas, será común á los habitantes de las dos 
naciones. 

'"Las dos altas partes contratantes convienen en ceder y re- 
nunciar todoB sus derechos, reclamaciones y pretensiones so- 
" bre los territorios que se describen en esta línea, á saber: S. 
1L C. renuncia y cede para siempre, por sí y á nombre de sus 
. " herederos y sucesores, todos los derechos que tiene sobr? los 
"territorios al Este y al Norte de dicha línea; y los Estados 
u Unidos, en igual forma, ceden á 8. M. C. y renuncian para 
siempre todos sus derechos, redamaciones y pretensiones ó 
cualesquiera territorios situados ul Oeste y al Hurde la mis- 
u ma linea descrita." l 

Las posesiones demarcadas por esta línea, están perfectamen- 
te definidas, y las islas y tierras al Sur de ella fueron recono- 
cidas como pertenecientes á los dominios de S. M. O. En conse- 
cuencia la isla de Arenas comprendida entre ellas, quedó defi- 
nitivamente reconocida como posesión española, como lo era de 
hecho por las razones que hemos expuesto anteriormente. 

Después de consumada la Independencia, se mandó, por or- 
den de la Regencia interina Gobernadora del Imperio, impri- 
mir el tratado de 22 de Febrero de 1819 con las dos notas si- 
guientes: 
"Primera. El tratado fué ratificado por S. M. O. el . . . de 

1 Derecho Internacional Mexicano* 1* parte; páginas 138 y 139. 

14 



«« 

u 

4€ 
44 

4* 
44 
44 



44 
« 



106 SOCIEDAD MEXICANA 

de 1821, con previa'aprobacion de las Cortes de Es- 

" paña. 

'Segunda. La linea recta que se ha de tirar desde el grado 
" 42 de latitud septentrional hacia el mar del Sur, viene á co- 
" rresponder entre el Cabo Orí od y el puerto de San Jorge, que- 
" dando de consiguiente dentro de los límites del Imperio Mexi- 
" cano todos los terrenos que baña el rio de San Francisco de la 
" Alta California y los que se le incorporan." l 

En este estado permanecieron los límites con los Estados Uni- 
dos, sin llevarse á efecto, á lo que yo sé. Mas venido al país 
Poinsset, y habiéndose iniciado algunos tratados, se presentó 
una proposición á la Cámara Mexicana de diputados, que fué 
aprobada el 10 de Mayo de 1827, que á la letra dice: 

"No se entrará á discutir los tratados que el Gobierno ini- 
" ciare con el del Norte de América, mientras en ellos no hu- 
" biese un artículo en que se reconozca la subsistencia de los 
" celebrados por el Gabinete de Madrid el año de diez y nueve, 
"con el de Washington, sobre los límites de los territorios de 
" las dos partes contratantes." * 

A consecuencia de este acuerdo, en la primera conferencia 
que los Sres. S. Camacho y J. I. Esteva, representantes de la 
República Mexicana, tuvieron con Mr. Poinsset». enviado de la 
Union Americana, le informaron del citado acuerdo, agregando: 
" que creían que no podía tener objeción alguna en considerar 
" el referido tratado como vigente y obligatorio para los Esta* 
" dos Unidos de América" 

A esto contestó el enviado americano: "que aunque los lími- 
" tes según el arreglo hecho por el tratado de Washington eran 
" susceptibles de algunas objeciones y podían variarse ventajo- 
" sámente para ambas partes contratantes, como repetidas ve- 
" ees lo habia demostrado antes, no obstante, si el Gobierno de 
" México insistía en la ejecución de los artículos tercero y cuar- 
" to de aquel tratado, por su parte no habia dificultad ninguna. 

"Los Plenipotenciarios Mexicanos dijeron, que su Gobierno 
" habia adoptado por principio invariable de su conducta res- 
" petar los tratados de la Monarquía Española anteriores á su 

1 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, página 150. 

2 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, página 114. 



ti 
II 



u 
tt 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 107 

" Independencia; como, por ejemplo, la Oran Bretaña habia ad- 
" quirido de España derechos dentro del territorio de México 
" (en la bahía de Honduras) que aunque perjudicaba al Gobier- 
" no, se habia propuesto no interrumpir, y habia reconocido la 
"existencia de aquellos derecho* en el tratado reciente con 
" aquella potencia. 

"El Plenipotenciario de los Estados Unidos de América re- 
" puso, que no intentaba disputar la validez de un tratado con* 
cluido entre los Estados Unidos de América y España, en una 
época en que México formaba una parte integrante de la Mo- 
" narqufa Española, y que era evidente por las conferencias an- 
" teriores y por su nota sobre la materia, que jamás habia con* 
trovertido este principio. Cualquiera variación del tratado de 
Washington debia depender del mutuo consentimiento de las 
partes actualmente contratantes; pero como el Gobierno y la 
u Cámara de Diputados de México parecían determinados á in- 
" sistir á llevar á efecto los artículos tercero y cuarto de aquel 
" tratado, él no se opondría más á ello. 

"Se convino entonces que el Tratado de límites se haría sepa- 
" radaraente, en atención á ser este un convenio permanente, 
mientras que el de amistad, navegación y comercio se hacia 
para durar solamente un periodo limitado." l 
En la segunda conferencia que tuvieron los plenipontencia- 
rios de ambas naciones, convinieron en un preámbulo y un ar- 
ticulo. Dice así este último: 

"Artículo I. Siendo los límites divisorios de los Estados Uni- 
" dos de México y de los Estados Unidos de América en los te- 
" rrenos colindantes de ambas Repúblicas los mismos que se 
" acordaron y fijaren en el dicho tratado de Washington, conclui- 
" do y firmado á veintidós de Febrero de mil ochocientos diez 
" y nueve, las dos altas partes contratantes procederán inme- 
" diatamente á poner en ejecución los artículos tercero y cuarto 
" de dicho Tratado, que se insertarán en el presente tratado de 
- límites." » 

En virtud de este artículo, I03 plenipotenciarios de los dos 
países firmaron el tratado de límites el 12 de Enero de 1828. 

1 Derecho Internacional Mexicano, 1? parte, páginas 109 y 110. 

2 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, página 110. 



M 
M 



108 SOCIEDAD MEXICANA 

La línea limítrofe quedó siendo la que demarcaba el tratado de 
1819, así como las obligaciones de las partes contratantes para 
demarcarla sobre el terreno. Insertamos á continuación los ar- 
tículos I y II del nuevo tratado. 

" Artículo I. Siendo límites divisorios de los Estados Unidos 
" de México y de los Estados Unidos de América en los terre- 
" nos colindantes de ambas Repúblicas los mismos que se acor- 
" daron y fijaron en el dicho tratado de Washington, fecho á 
" veintidós de Febrero de mil ochocientos diez y nueve, se pro- 
" cederá inmediatamente á poner en ejecución entre las dos di- 
" chas partes contratantes los artículos tercero y cuarto de di-* 
" cho tratado, que á continuación se insertan: 

" Artículo II. La línea divisoria entre los dos países, al Oo- 
" cidente del Misisipí, arrancará del Seno Mexicano en la em- 
" bocadura del rio Sabina en el mar, seguirá al Norte, por la 
" orilla occidental de este rio hasta el grado 32 de latitud; des* 
" de allí, por una línea recta al Norte, hasta el grado de latitud 
" en que entra en el rio Rojo de Natchitoches, Red river, y eon- 
" tinuará por el curso del rio Rojo al Oeste, hasta el grado 100 
" de longitud occidental de Londres y 23 de Washington, en 
" que cortará este rio, y seguirá por una línea recta al Norte, 
" por el mismo grado, hasta el rio Arkansas, cuya orilla meri- 
" dional seguirá hasta su nacimiento en el grado 42 de latitud 
" septentrional, y desde dicho punto se tirará una línea recta 
" por el mismo paralelo de latitud, hasta el mar del Sur: todo 
" según el mapa de los Estados Unidos de Melish, publicado en 
" Filadelfía y perfeccionado en 1818. Pero si el nacimiento del 
" rio Arkansas se hallase al Norte 6 Sur de dicho grado 42 de 
" latitud, seguirá la línea, desde el origen de dicho rio, recta al 
" Sur ó Norte, según fuese necesario, hasta que encuentre el ex- 
" presado grado 42 de latitud, y desde allí por el mismo parale- 
1 lo hasta el mar del Sur. Pertenecerán á los Estados Unidos 
" todas las islas de los rios Sabina, Rojo de Natchitoches y Ar- 
" kansas, en la extensión de todo el curso descrito; pero el uso 
" délas aguas y la navegación del Sabina hasta el mar, y de los 
" expresados rios Rojo y Arkansas, en toda la extensión de sus 
" mencionados límites en sus respectivas orillas, será común á 
" los habitantes de las dos naciones. 

"Las dos altas partes contratantes convienen en ceder y re- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 109 



t* 



«t 



nunciar todos sus derechos, reclamaciones y pretensiones so- 
bre los territorios que se describen en esta línea, á saber: los 
Estados Unidos de América ceden á S, M. C. y renuncian pa- 
M ra siempre todos sus derechos, reclamaciones y pretensiones 
94 á cualesquiera territorios .situados al Oeste y al Sur de dicha 
M línea, y S. M. C. en igual forma renuncia y cede para siempre 
M por sí y á nombre de sus herederos y sucesores, todos los de- 
u rechos que tiene sobre los territorios al Este y al Norte de la 
" misma línea arriba descrita." * 

El artículo cuarto de este tratado, estipulaba que las ratifi- 
caciones se cambiarían en Washington en el término de cuatro 
meses 6 antes si fuera posible. No habiéndose ejecutado esta 
parte del tratado, hubo necesidad de nuevo arreglo, en el que 
los Sres. D. Lacas Alaman y D. Rafael Mangino por parte de 
México, y Mr. Buttler por la de los Estados Unidos, plenamente 
autorizados por sus respectivos gobiernos, acotdaron en 5 de 
Abril de 1831 el siguiente artículo adicional: "Las ratificacio- 



1 No se ocultará á ninguno que el respeto que por ciertos tratados 
concluidos por España, tenia la República Mexicana, era con el obje- 
to de hacer constar los justos títulos que le asistían para heredar los 
derechos de la antigua metrópoli, y entre ellos, sobre todos, el mas im- 
portante, era el de la soberanía sobre el territorio de la antigua colo- 
nia y hacerlo reconocer asi por las potencias con quienes entrara en 
relaciones, aun en perjuicio de México, como sucedió al tratar de la 
Inglaterra. Esta ha sido la causa de que hayamos insistido en todo lo 
que precedió al tratado de 1828. Comprueba este aserto, las instruccio- 
nes que se le dieron á nuestro primer enviado á España, de no firmar nin- 
gún tratado con esa Nación, si previamente no era reconocida la in- 
dependencia del país sin restricción de ninguna clase. El primer tra- 
tado que se hizo con España, so firmó en Madrid el 28 de Diciembre 
de 1836, y comienza con el siguiente artíoulo: 

"Artículo I. Su Majestad la reina Gobernadora de las Españas, á 
nombre de su Augusta hija Doña Isabel II, reconoce como Nación Li- 
bre, Soberana é Independiente la República Mexicana compuesta de 
los Estados y Países especificados en su Ley Constitucional, á saber: 
el Territorio comprendido eu el Vireinato llamado antes Nueva Es- 
paña, el que se decia Capitanía General de Yucatán, el de las Coman- 
dancias llamadas antes, de Provincias Internas de Oriente y Occiden- 
te, el de la Baja y Alta California y los terrenos anexos é Islas adya- 
centes de que en arabos Mares está actualmente en posesión la expre- 
sada República. Y Su Majestad renuncia, tanto por Sí, como por sus 
Herederos y Sucesores, á toda pretensión al Gobierno, Propiedad y 
Derecho Territorial de dichos Estados y Países. 



1 10 SOCIEDAD MEXICANA 

"nes del Tratado de Límites, celebrado el 12 de Enero de 
" 1828, se cambiarán en la ciudad de Washington, dentro del 
" término de un año, contado desde la fecha de este convenio, ó 
" antes si f aere posible. 

"El presente artículo adicional tendrá )a misma fuerza y va- 
" lor que si se hubiese insertado palabra por palabra en el Tra- 
" tado mencionado de 12 de Enero de 1828, y aerfc aprobado y 
" ratificado en los términos que establecen las Constituciones 
" de los respectivos Estados." l 

No habiéndose reunido las Comisiones de que habla el art. 
8 P del Tratado de 1828 para demarcar sobre el terreno la linea 
divisoria aun después de haberse canjeado las ratificaciones de 
él, en 5 de Abril de 1832, se convino por los Sree. J. M. Gutié- 
rrez Estrada, José Mariano Blasco y A. Buttler, en un segundo 
artículo adicional, que se firmó en México, á 3 de Abril de 1835, 
por el que se prorogaba en un año más, contado desde la fecha 
del canje de las ratificaciones de este segundo artículo, el plazo 
para la reunión en Natchitoches de las comisiones que debían 
trazar la línea. Las ratificaciones se canjearon en Washington 
él 20 de Abril de 1836. ' 

La injusta y para nosotros desastrosa guerra con los Estados 
Unidos, cuyo recuerdo jamás se borrará del corazón de loa me- 
xicanos, trajo como consecuencia final el tratado de 2 de Febre- 
ro de 1848, firmado en Guadalupe Hidalgo, por el que se nos 
arrebataba á costa de nuestra sangre, de nuestr >s desastres y 
de nuestros infortunios, la mitad de nuestro territorio. Este tfa 
tado fijó por el artículo que á continuación insertamos los lími- 
tes entre ambos países. 

"Artículo Y. La línea divisoria entre las dos Repúblicas co- 
" menzará en el Golfo de México, tres leguas fuera de tierra 
" frente á la desembocadura de Rio Grande, llamado por otro 
" nombre Rio Bravo del Norte, ó del más profundo de sus bra- 
" zos, si en la desembocadura tuviere varios brazos: correrá por 
" mitad de dicho rio, siguiendo el canal más profundo, donde 
" tenga más de un canal, hasta el punto en que dicho rio corta el 
"lindero meridional de Nuevo México; continuará luego hacia 

1 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, página 120. 

2 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, páginas 177 y sig. 



DE GEOGRAFÍA y estadística ni 

"Oooidente por todo esto lindero meridional (que corre al 
" Norte del pueblo llamado Poyo) hasta su término por el lado 
" de Occidente; desde allí subirá la línea divisoria hacia el Nor- 
" te por el lindero occidental de Nuevo México, hasta donde es- 
" te lindero esto cortado por el primer brazo del rio Gil a; (y si 
" no está cortado por ningún brazo del rio Gila, entonces hasta 
" el punto del mismo lindero occidental mas cercano al tal bra- 
" zo, y de allí una línea recta al mismo brazo); continuará des- 
" pues por mitad de esto brazo y del rio Gila hasta su confluen- 
" cia con el rio Colorado; v desde la confluencia de ambos ríos 
"la línea divisoria, cortando el Colorado seguirá el límite que 
" separa la Alta de la Baja California hasta el mar Pacífico. 

"Los linderos meridional y occidental de Nuevo México, de 
" que habla este artículo, son los que se marcan en la carta ti- 
" talada: Mapa de los Justados Unidos de México, según lo or- 
" ganizado y definido por las varias actas del Congreso de di- 
" cha República, y construido por las mejores autoridades. Edi- 
" cion revisada que publicó en Nueva York en 1847 J. Distur- 
" nel); de la cual se agrega un ejemplar al presente tratado, tirina- 
" do y sellado por lo* plenipontonciarios infrascrito*. Y para evi- 
" tar toda dificultad al trazar sobre la tierra el limite que se- 
" piara la Alta de la Baja California, queda convenido que dicho 
44 limite consistirá en una línea recta tirada desde la mitad del 
" rio Gila en el punto donde se une con el Colorado, hasta un 
punto en la costa del mar Pacífico, distante una legua marina 
al Sur del punto más meridional del puerto de San Diego, se- 
" gun este puerto está dibqjado en el plano que levantó en el año 
" de 1782 el segundo piloto de la armada española D. Juan Pan- 
" tojftf y se publicó en Madrid el de 1802, en el atlas para el via- 
" je de las goletas Sutil y Mexicana, del cual plano se agrega 
" copia firmada y sellada por los plenipotenciarios respectivos. 

" Para consignar la línea divisoria con la precisión debida en 
" mapas fehaciente?, y para establecer sobre la tierra mojones 
" que pongan á la vista los límites de ambas Repúblicas, según 
" quedan descritos en el presente artículo, nombrará cada uno 
" de los dos gobiernos un comisario y un agrimensor, que se jun- 
" taran antes del término de un año contado desde la fecha del 
" canje de las ratificaciones de este tratado, en el puerto de San 
" Diego, y procederán á señalar y demarcar la expresada línea 






112 SOCIEDAD MEXICANA 

" divisoria en todo ra curso, hasta la desembocadura del Rio 
" Bravo del Norte. Llevarán diarios y levantarán planos de sus 
" operaciones; y el resultado convenido por ellos se tendrá por 
" parte de este tratado, y tendrá la misma faena que si esta- 
" viese inserto en él; debiendo convenir amistosamente los dos 
" gobiernos en el arreglo de cnanto necesiten estos individuos 
" y en la escolta respectiva que deban llevar siempre que se crea 
" necesario. 

" La línea divisoria que se establece por este articulo será re- 
" ligiosamente respetada por cada una de las doa Repúblicas, y 
" ninguna variación se hará jamás en ella, sino de expreso y li- 
" bre consentimiento de ambas naciones, otorgado legalmente 
" por el gobierno general de cada una de ellas, con atreglo á su 
" propia constitución/ 1 1 

Trazados los límites según lo estipulado por el artículo que 
acabamos de ver, se modificaron en virtud de un nuevo tratado 
firmado en 80 de Diciembre de 1853, y conocido entre nosotros 
por los nombres de "Tratado de Gadsden ó de la Mesilla," por 
el que el tristemente célebre D. Antonio López de Santa-Anna 
enajenó una nueva porción de territorio. Loe límites quedaron 
fijados en virtud de este tratado de la siguiente manera: 

"Artículo I. La República Mexicana conviene en señalar pa- 
" ra lo sucesivo, como verdaderos límites con los Estados Uni- 
" dos, los siguientes: Subsistiendo la misma línea divisoria en- 
" tre las dos Californias, tal cual está ya definida y marcada 
" conforme al articulo quinto del tratado de Guadalupe Hidal- 
" go, los límites entre las dos Repúblicas serán los que siguen: 
" comenzando en el Golfo de México, á tres leguas de distancia 
" de la costa, frente á la desembocadura del rio Grande, como 
" se estipuló en el articuló quinto del tratado de Guadalupe Hi- 
" dalgo; de allí, según se fija en dicho artículo, hasta la mitad 
"de aquel rio, al punto donde la paralela de 31° 47' de latitud 
" Norte atraviesa el mismo rio; de allí cien millas en línea recta 
" al Oeste; de allí al Sur á la paralela del 81° 20' de latitud 
"Norte; de allí, siguiendo la paralela del 31° 20', hasta el 111 
" del meridiano de longitud Oeste de Greenwich; de allí, en línea 
" recta á un punto en el rio Colorado, veinte millas inglesas 

1 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, páginas 196 y 197. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 1Í5 

H abajo dé la unión de los ríos Gila y Cblorado;* de aTlí , $of lá 
" mitad del río Colorado, río arriba, hasta dotada se eñtíüeútfá' 
"la actual línea divisoria entré los Estácftte Ünicfós f Métíiéó. 
" Para la ejecución de ésta' parte del tratado, cada' uno dé loa 
" dos gobiernos nombrará un comisario, á fin de qué; por común 
"acuerdo dé los dos así nombrados, que se reunirán éñ lá chi- 
" dad de Paso del Norte, tres meses después deféan je dé las rá- 
'* tificaciónes de este tratado, procedan á recorrer y demarcar 
" sobré el terreno lá línea divisoria estipulada por este artículo; 
" en lo que no estuviere ya reconocida y establecida por lá co- 
" misión mixta según el tratado de Guadalupe, llevando al efec- 
" to diario de sus procedimientos y levantando los planos con- 
" venientes. A este efecto, si lo juzgaren necesario las partes 
" contratantes, podrán añadir á su respectivo comisario alguno 
'* ó algunos auxiliares, bien facultativos ó no, como agrimertsó- 
" res / astrónomos, etc., sin que por esto su concurrencia se coñ- 
" sidere necesaria para la fijación y ratificación como la verda- 
" dera línea divisoria entre ambas Repáblicas, pueá dicha líhéa 
"solo será establecida, por lo que convengan los comisarlos, ré- 
" pntándose su conformidad en este punto como decisiva y parte 
" integrante de -este tratado, sin necesidad' de ulterior rectitíca- 
" cion ó aprobación y sin lugar á interpretación de ningún gé- 
" ñero por cualquiera de las dos partes contratantes. 

"La linea divisoria establecida de este modo, será en todo 
" tiempo fielmente respetada por los dos gobiernos, sin permitir- 
se ninguna variación en ella, si no es de expreso y libre consen- 
timiento de los dos, otorgado de conformidad con los princi- 
*' pios del derecho de gentes y' con arreglo á la constitución db 
" cada país respectivamente. En consecuencia, lo estipulado eü 
M el artículo 5 P del tratado de Guadalupe sobre la línea divi- 
" soria en él descrita, queda sin valor eri lo que repugne con lá 
establecida aquí; dándose por lo mismo pofr derogada y anu- 
lada dicha línea, en la parte en que no es conforme con la pre- 
" senté; así como permanecerá en todo su vigor en la parte en 
" que tuviere dicha conformidad con ella." l 

Por los varios artículos dé los diferentes tratados que hemos 
insertado, se ve de una maneta clara y distinta, que por ningu- 

1 Derecho Internacional Mexicano, 1* parte, páginas 259 y 260. 

15 






•i 



k 



114 SOCIEDAD MEXICANA 

no de ellos se ha cedida, ni reconocido derecho alguno á los Es- 
tados Unidos por parte de México á ninguna porción de terri- 
torio más al Sur de la boca del Bravo, situada según las obser- 
vaciones de la Comisión de limites k los 25° 57' 13".60 d* lati- 
tud Norte y á los 97° 7' 19".85 de longitud Oeste de Greenwich 
6 1° 59' 26".90 de longitud Este de México, habiendo sido reco- 
nocida la parte al Sur de este paralelo, y aun antes de estos 
tratados, desde una latitud más elevada, como perteneciente á 
la corona de España y después de independido México, como 
perteneciente á él según está plenamente probado por los tra- 
tados de 1819 y 1828, y por los de 1843 y 1853; por los que si 
es verdad que se ha modificado la línea divisoria, no se ha re- 
nunciado ninguno de los derechos que México tiene k todo el 
territorio que heredó de España con legítimo título, al Sur del 
paralelo de la desembocadura del rio Grande. 

Pretender hoy los Estados Unidos apoderarse de algunas de 
las islas yucatecas, que han pertenecido y pertenecen á México 
por una larga y pacífica posesión de ellas; arrebatarnos esas por- 
ciones de territorio, pequeñas es verdad, pero no por eso menos 
importantes, ni menos sagradas, es violar todo el derecho de la 
soberanía territorial, hollar todos los tratados y vulnerar los 
principios del derecho internacional. Es rasgar y negar la fir- 
ma de un pueblo que se debiera, en virtud de su decantada gran- 
deza, más respeto á sí mismo, no haciendo alarde con la más 
brutal rudeza de que no conoce más ley ni más norma de con- 
ducta que el capricho y la ambición. 

Y no se nos tache ni de exagerados ni de visionarios, al asen- 
tar que al apoderarse los Estados Unidos de algunas de las is- 
las guaneras de nuestro litoral avanzan sus límites; no, no creo 
que así se nos juzgue, pues nadie dudará, vistas sus tendencias 
y los diversos proyectos abrigados por los ciudadanos del país 
vecino, que si se les reconoce derecho á las islas que hoy pre- 
tenden, en virtud de ese reconocimiento pueden hacer de ellas 
el uso que mejor convenga á sus intereses, defenderlas como su 
propiedad, etc., y entonces no vendrían á ser sino dependencias 
de esa potencia, puestos avanzados para ulteriores ensanches es- 
tablecidos dentro de los límites de una nación amiga con quien 
existen solemnes pactos de amistad, respeto y buena fé recípro- 
cas. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 115 

Convienen k» autora de Derecho Internacional en que la 
larga, pacífica y no interrumpida posesión de un territorio, cons- 
tituye una de las grandes bases en que descansa el derecho de 
propiedad de las naciones. A este respecto dice Wheaton en su 
Chapter IV, Rights ofproperty: 

" National proprietary rights § 161. The exclusive right of 
" every independent State to its territory and other property, fs 
" founded npon the title originally acquired by occupancy, con- 
" quest, or cession and snbseqnently confirmed by the presump- 
« tion arising from the lapse of time, or by treaties and other 
" compacte with foreign States/' l 

El Sr. Carlos Calvo, en su obra "Derecho Internacional Te¿- 
rico y Práctico de Europa y América," dice siguiendo esta doc- 
trina: "Otra de las grandes bases sobre que descansan los dere- 
" chos de propiedad que las naciones tienen, es, como dice Whea- 
" ton, el de que la larga y no interrumpida posesión de un te- 
"rri torio por una nación, excluye los derechos de otra cualquie- 
" ra al mismo territorio. Este principio, que se funda en el con- 
sentimiento general de los hombres, es obligatorio para todos 
los Estados. Esto es de tal fuerza, que puede considerarse co- 
" mo un contrato tácito ó como un derecho positivo de las na- 
" clones." a 

Este mismo autor dice más adelante lo siguiente: 

" Derecho de dominio sobre las islas, § 155. El derecho de do- 
" minio sobre islas formadas por aluvión, pertenece indudable- 
" mente á la nación cuyas aguas contribuyen á formarlas. 

"Cuando las islas están situadas cerca de la tierra firme, se 
"considerarán como dependencias suyas, á no ser que un poder 
" extraño haya adquirido título á su dominio. 

"La posesión y ocupación de la tierra firme, supone la de las 
" islas inmediatas, aunque no haya ejercido sobre ellas acto al- 
" guno positivo de posesión. Con respecto á estas islas puede 
" decirse, que si otro Estado cualquiera tratara de colonizarlas, 
" doria á aquel en cuya inmediación estuvieran situadas, justo 



1 Elementa of international law. By Henry Wheaton, Ll. D. 
Eighth editáon, Boston 1866, part II, pág. 238. 

2 Loco cit> pág. 223. 



ti 



1 16 SOCIEDAD MEXICANA 

" motivo de queja y aun de guerra si persistía en sus propó- 
'* sitos. 

"La posesión de las islas situadas A distancia de la tierra fir- 
" me, se alcanza por los mismos títulos que la de otro territorio 
" cualquiera." l 

Los principios asentados en los artfettlos'preeedentes, sancio- 
nan, en nuestra concepto, el derecho que asiste á México de re- 
clamar como- de su legítima propiedad la isla de Cayo Arenas 
y todas las del litoral de Yucatán. Descubiertas por los espa- 
ñoles ea. el siglo XVI, dependientes de la Capitanía General de 
Yucatán durante todo el período de la dominación castellana, 
como queda demostrado por los testimonios de Herrera, por los 
diferentes viajes de exploración y las cartas que de aquella 
época hemos mencionad^, derechos plenamente confirmados: por 
el tratado de 1819 á favor de España, poseedora absoluta del 
Golfo por espacio de más de dos siglos, heredados después por 
México y reconocidos por los Estados Unidos según el tratado 
de 1828, y que cercenados en parte por los posteriores de 1848 
y 1853 no se ha renunciado en ellos ni en ninguno de los pos- 
teriores, los derechos á ninguna porción de territorio en tierra 
firme, islas, arrecifes ó cayos más al Sur de los 25° 37' 13/60 
de latitud Norte: no habiendo tenido México disputa sobre la 
posesión de ninguna de Ijsls islas de su litoral sino hasta hoy; 
habiendo sido consideradas por todas las leyes constitutivas de 
nuestra República bajo las cuales se ha gobernado y ha sido 
reconocida por las diferentes potencias con quienes mantiene re- 
laciones, como partes integrantes de su territorio, y estando 
registradas en un catálogo oficial de posiciones astronómicas de 
diferentes localidades del país, y habiendo ejercido los derechos 
de soberanía en diferentes épocas, suficientes para hacer cono- 
cer sus derechos y la jurisdicción que tiene sobre la localidad 
en cuestión. En vista, pues, de lo expuesto, estamos en la con- 
vicción de que la isla de Cayo Arenas ha sido y es mexicana, y 
no puede estar comprendida en la ley que sobre islas de guano 
expidió el Congreso de los Estados Unidos en 1856 y "Wheaton 
da á conocer en extracto, en la nota 104 correspondiente al 

1 Derecho Internacional teórico y práctico de Europa y América, 
pág. 252, Tom. I. \ 



M 
M 



€t 
ti 
M 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA H7 

párrafo 176 de su obra: Elemente of inéemati&nal law. Eiyhth 
edition. Boston 1866, dice así: 

"lOé. Guano /«fonda.— In 1856, the United States adoptad 
" a general system respecting the discovery an use of guano 
" islands, set íorth in the Aet of Congreas, of 18th Augttst; 
1856 (U. S. Laws XI 19). Its povisions are aplicable only to 
discoveries " that had been made or might thereaf ter be made, 
"and peaceful possesion "taken of deposita of guano on any 
island, rock, or key, not within the lawful jurisdiction of any 
other government, and not ocupied by the oitizens of any 
other government. " It provides that citfaens of the United 
" States, discovering and taking peaceful possesion of such de- 
M poeits, shall be protected by the government in the use of 
" the same f or the purpose of removing guano; but it requires 
M theni to sell or ship the guano to eitizens of the United Sta- 
m tes only, and at ratea fixed by the statute. II extends ovar 
" these places the criminal and penal laws of the United States 
° applicable to vessels of the United States at sea» It próvidas 
"that nothing in the aot shall be construed as obügatory on 
" the United States to retain possession of auch places af ter 
" the guano shall have been removed. In f act, il secura to citiaens 

• the usuf ruct of unoccupied guano deposita wich they have 
" disoovered and peacef ully ocupied, beyond the jurisdiction of 

* any foreing States upon certain terms as to the sale and ex- 
" portation of the guano; and esttpulates f or nothing beyond 
- the usuf ruct while the guano rematas, Under this act, the 
" United States had questkms with Venezuela as to Aves Rock, 
" and with Hayti as to Navaza islands lying of the coasta of 
M those oountries respecüvely. The f ormer was settled by a 
M payemeat of an indemnity by Venezuela* Ex. Doe. No. 25 
" 8fh. Gong. 8d. Leas, and No. 37, 86th. Oong. 1 st. Seas." * 



1 Loco cü, parte II, jtág. 255. — Ponemos jl coirtint|adoa la .tra- 
duoeion de esta nota: 

104. Idas de Guano.-^En 1856 los Estados Unidos adoptaren un 
sistema general respecto al descubrimiento y uso de las islas de .guano 
en lo futuro, publicada en la Acta del Oongreso.de 18 de Agosto 4e 
1896 (Leyes de los Estados Unidos XI 119). Sus provisiones son apK- 
cablea solamente á los 'tiescubrünientos" que se habrán hecho ó pue- 
dan hacerse en lo sucesivo, y á la "pacífica posesión 41 tomada de "da- 



1 18 SOCIEDAD MEXICANA 

Por esta misma ley la isla de Cayo Arenas no puede ser con- 
siderada como depósito guanero perteneciente á los Estados 
Unidos, por lo que la Secretaría de Relaciones Exteriores, otras 
personas y nosotros, hemos dicho y demostrado que ha estado 
y está bajo la jurisdicción de México, según se ha justificado 
con los documentos que se han expuesto. La ley es clara y ter- 
minante, y si se admite, como no puede dejarse de hacer, que 
Gayo Arenas ha estado bajo la jurisdicción de la antigua colo- 
nia española, y que después de la Independencia, México here- 
dó, con justo título esos derechos, que ha hecho valer en diver- 
sas ocasiones y á los que no ha renunciado jamás, se ve, juz- 
gando rectamente, que le asisten en esta cuestión la justicia y 
el derecho. 

Antes de concluir, se nos ocurre preguntar. ¿Puede una mis- 
ma isla ser descubierta dos veces? Creemos que no. Presentan- 
senos en seguida otras cuestiones. Si Jennet fué el descubridor, 
como parece, por haberse anticipado trece años á Wallis (plazo 
no corto en verdad), ¿por qué el Gobierno de los Estados Uni- 
dos no elevó protesta al conocer el contrato hecho con los Sres. 
Chesio y Cortés en 1879? Cosa es esta que no tiene disculpa 
en un Gobierno como el de la Casa Blanca, tan celoso, no solo 



pósitos de guano en alguna isla, roca ó cayo, que no esté bajo la ju- 
risdicción legal de ningún otro gobierno^ ni ocupada por ciudadanos 
de otra nación." Previene que los ciudadanos de los Estados Unidos, 
que descubran y tomen pacífica posesión de tales depósitos, serán pro- 
tegidos en la explotación del guano; pero les exige vender ó embarcar 
el guano solamente á los ciudadanos de los Estados Unidos y á pre- 
cios fijados por el arancel. Hace extensivas á estos lugares las leyes 
criminales y penales de los Estados Unidos, aplicables á los buques 
Americanos en el mar. Previene que ninguna cosa del acta se tomará 
como obligatoria en los Estados Unidos, para retener estos lugares 
después de que se haya removido el guano. En efecto, asegura á los 
ciudadanos el usufructo de los depósitos de guano que hayan descu- 
bierto y pacíficamente ocupado, fuera de la jurisdicción de cualquier 
potencia extranjera, bajo ciertas condiciones respecto á la venta y ex- 
portación del guano; y no estipula nada fuera del usufructo de la 
explotación del guano. Bajo esta acta, los Estados Unidos han tenido 
cuestiones con Venezuela respecto á Aves Rock (Isla de Aves), y con 
Haytí respecto á Navaza, islas situadas frente á las costas de estos 
países. La primera fué arreglada por el pago de una indemnización 
por Venezuela Ex. Doc. N« 25-34* Oong. 3* Sea y N*> 36,37 Cong. 
1» Sec. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 1 19 

de hacer valer sus derechos, sino de adquirir los más que sea 
posible. 

Si no es válido el descubrimiento de Jennet sino el de Wallis, 
como parece, por tener la fianza de este último la aprobación 
del Departamento de Estado; en este caso, aunque no existie- 
ran más datos que el Contrato celebrado por la Secretaria de 
Fomento en 1879 para la explotación del guano en Cayo Are- 
ñas y otras islas, vendría por tierra el citado descubrimiento, en 
virtud de la ley expedida por los Estados Unidos en 1856. 

Hasta aquí lo poco que hemos podido reunir sobre asunto 
de tanta importancia, bien deficiente es y somos los primeros en 
confesarlo; mas j ojalá y esto mismo haga que personas con me- 
jores conocimientos y mayores alcances, acometan esta empresa 
tan digna de ser estudiada por nuestros geógrafos y nuestros 
historiadores, y á la que todo el que se repute mexicano debe 
contribuir según su capacidad se lo permita! Es tiempo ya, de 
que estudiando la historia, sepamos sacar provecho de las ense- 
ñanzas prácticas que contiene, que nos muestran de lo que es 
capaz el patriotismo de un pueblo y lo digno que es del respe- 
to y de la admiración. Tiempo es, que de uno á otro extremo 
del país se levante la voz de la nación, demostrando con ello que 
estamos unidos por intereses generales, y que las desgracias que 
amenacen ó abrumen á cualquiera porción de él, se repercuten 
y lo conmueven en toda su extensión, porque por distantes que 
entre sí estén sus diferentes Estados, todos están cobijados por 
los colores de la misma bandera. 

México, Mayo 28 de 1886. . 



Juan Obozco y Bebba. 



I $0 SOCIEPAP .MEXJCAlíA 



*^^r" 



Sobre asunto de tanta importancia se ha publicado lo si- 
miente: 

"A las publicaciones de nuestro Ministro en Washington, del 
Sr. Obispo Carrillo y Ancona en Yucatán, del Sr. D. Vicente 
Mañero y del Diario del Hogar aquí, que en Abril aparecieron 
en la prensa de esta Capital, tenemos que agregar ahora el es- 
tudio del Sr. Núñez, representante de México en el reino de 
Bélgica. 

"Todos esos documentos rechazan victoriosamente las preten- 
siones de ciudadanos americanos como descubridores de aquella 
iala guanera. 

"El Sr. Núñez se remonta al derecho histórico hasta los pri- 
meros navegantes que tocaron el continente: Antón de Alami- 
nos que hizo su primer viaje con Colon á las Antillas, y m&s 
tarde de piloto en la expedición de Francisco Hernández de 
Córdova, lo fué igualmente en la de Juan de Grijalva, y por úl- 
timo en la de Cortés, creyendo por inducción bien fundada en 
juicios probables que Alaminos es el descubridor de esta isla. 

"Es grato enoontrar que en cuestión tan delicada, más por ho- 
nor que por interés, el sentimiento nacional se manifieste sos- 
teniendo el decoro de México por los medios de una discusión 
razonada. 

"La Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, desde que 
fué conocida tal emergencia, tomó en ella la parte que su carác- 
ter le impone. Por su acuerdo de 7 de Abril quedó nombrado 
el socio D. Juan Orozco y Berra para registrar la Cartografía 
de la Corporación y cuantos datos más pudiera, formando apon- 



DE GEOGJUtfU Y ESTACJSTICA 121 

tes que probaran la posesión tradicional de México en aquella 
isla. 

"El Sr. Orozco leyó la primera parte de su encargo en la se- 
sión de 1 P de Mayo, oontinnó el 5 de Junio y concluyó el 12, 
quedando satisfecha la Sociedad de su cometido. 
••Presto se publicará ese trabajo en el que su autor se propu- 

¡ so probar geográfica é históricamente los derechos de México, 

apoyándolos á la vea en jal daracho internacional por lo relativo 
á nuestros tratados delimites territoriales, llevando comocom- 

[ píamente -dos fragmentos de planos del Golfo de fines del siglo 

' XVI que se están litografiando." 

I 

(Tomado del periódico El Titmfo.—z. « plana, 
a. « columna, xo de Julio de x886). 



16 



- i 



122 SOCIEDAD MEXICANA 



A las noticias que bajo este título publicamos en nuestro nú- 
mero del s&bado 10 de Julio último sobre el derecho de México 
á dicha isla, debemos añadir ahora que nuestro Ministro en 
Bélgica, D. Ángel Núñez Ortega, ha remitido al Ministerio de 
Relaciones Exteriores documentos oficiales que, con ese objeto 
y para que se empleen en defensa de nuestro derecho, le envió 
D. Francisco Serapio Mora, residente en París. Según esos do- 
cumentos, de los que no ha hablado ninguna de las personas 
que se han ocupado de la cuestión de la Isla de Arenas, resulta 
que en 1864 tomó posesión con todas las formalidades de estilo 
á nombre del Gobierno, d primer teniente de la Armada Me- 
xicana, D. Cristian Hansen, de los Alacranes, del Contoy, Isla 
de Arenas, Triángulo, Bajo Nuevo y las Arcas. 

Esa toma de posesión pone término á toda pretensión de 
nuestros vecinos del Norte á la Isla de Arenas. 

A continuación insertamos, con la comunicación del Sr. Mo- 
ra al Ministro de México en Bruselas, los documentos de que 
hemos hablado y cuya reproducción recomendamos á los demás 
diarios, por ser de interés nacional. 



* 
* * 



Copia núm. 1. — 22, Avenue de Friedland; Faris, 16 de Junio 
de 1886. 

Sr. D. Ángel Núíiez Ortega, Ministro residente de los Esta- 
dos Unidos Mexicanos. — Bruselas. 

Señor Ministro: 
No habiendo encontrado, en los diversos artículos de los dia- 
rios mexicanos que he podido leer, ni en la publicación que con 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 123 

laudable patriotismo é infatigable laboriosidad ha hecho Y. S. 
últimamente sobre la Isla de Arenas, nada sobre la toma de 
posesión que, "con todas las formalidades de estilo hizo el te- 
niente de la Armada D. Cristian Hansen," de esa y otras islas, 
he pensado que podría servir á los intereses de nuestra patria 
que llegueii á conocimiento del Gobierno las comunicaciones 
que tengo la honra de incluir, recomendando Á Y. S. se sirva 
enviar al Ministerio de Relaciones Exteriores copias legaliza- 
das de ellas y devolverme los originales. Estos ponen término 
á toda pretensión de nuestros rapaces vecinos, porque prueban 
la toma de posesión susodicha. 

Esas comunicaciones son las siguientes: 

1 •* Oficio que el Prefecto marítimo del Golfo mexicano, D. 
Tomás Marín, me dirigió en 23 de Enero de 1866, incluyendo 

2 •* El del Capitán del Puerto de Campeche, D. Andrés So- 
telo. 

3 -* Oficio del mismo Prefecto, de 9 de Febrero del mismo 
año de 1866, enviándome 

4 -* y 5 í* Dos cartas de 27 de Enero del propio año, firma- 
das por D. M. Batista, en las cuales se habla de la toma de po- 
sesión mencionada. 

Aprovecho esta ocasión para ofrecer á Y. S. las seguridades 
de estimación con que soy su atento servidor. — F. S. Mora, an- 
tiguo enviado extraordinario y ministro plenipotenciario. 



Copia núm. 2. — Prefectura marítima, Golfo mexicano. — Ve- 
' r&ciüz, Enero 18 de 1SÓ6. 

Señor Gran Maestro de Ceremonias, D. F. S. Mora. 

Tengo ol honor de acompañar á usted original el oficio del 
Capitán del Puerto de Campeche! á quien pedí informes sobre 
los deseos de usted respecto al guano, cuyo contenido le impon- 
drá con más extensión de lo que le manifesté en mi anterior. 

El Prefecto marítimo del Golfo, Tomás Marín. — Al Sr. Mo- 
ra, Gran Maestro de Ceremonias. 



124 SOCIEDAD MEXICANA 

Copia núm. 3. — Imperio mexicano, Capitán del Puerto de 
Campeche. — Campeche, Enero 16 de 1866. — Núm. 236. 

Cumpliendo con la orden de Y. S. de VI de Diciembre próxi- 
mo pasado, relativa á informar, para conocimiento del Gobier- 
no de S. M. el Emperador lo que haya de positivo sobre la exis- 
tencia del guano en las nlaa de esta Península, debo manifes- 
tar que, en el año de 1854, el Gobierno autorizó á Don José 
O'Forns, del comercio de la Capital de la Nación, como direc- 
tor de la empresa explotadora de guano mexicano, y ese señor 
director comisionó al primer teniente de la Armada, D. Cris- 
tian Hansen, para reconocer las Islas y Bajos del Golfo, Al efec- 
to, ese oficial fletó en este punto el pailebot nacional "Fernan- 
do," y en, él tomó posesión, con toáoslas formalidades de estilo 
á nombre dd Gobierno, de los Alacranes, Contoy, Ida Arena*, 
Triángulo, Bajo Nuevo y las Arcas. Este oficial creyó que exis* 
tia el guano en estos puntos en gran cantidad, y en vista del 
informe equivocado que emitió, la empresa mandó varias em- 
barcaciones á cargar A esos puntos. 

Los norteamericanos, engañados igualmente con esos infor- 
mes, aprovechando el abandono en que aán permanecen eaas 
islas, ocurrieron también los años de 1865 y 1856, con algu- 
nas embarcaciones A cargar fraudulentamente; pero tanto ellos 
como la empresa, conocieron su error y no han vuelto A ocu- 
parse de ese tráfico, lo que prueba que si allí existe guano, es 
de tan mala calidad que su valor no compensa los gastos de su 
exportación. 

Esta es la opinión de los inteligentes y de! comercio de este 
puerto. 

Es cuanto puedo y debo informar A V. 3, m «mpltarteato 
de la comunicación relativ*-que tengo el honor de contestar. 

El capitán del puerto, Andrés #^<&v*-S*&ar Fxñtwto de 
Marina delGotfo de México. 



.Copia núm. 4.— prefectura marítima.— Golfo (ne^oajQa 

Veracruz, Febrero 9 de J£66. 

Señor Gran Maestro de Ceremonias: 

Interesado en adquirir teda* los informes posibles jfespecto 
á los deseos de vd. sobre la extracción del guano de las islas del 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 1Í5 

Golfo, escribí á varias personas que en aquella época navegaban 
en la costo de Yucatán, mandándole á vd. el que me ba remiti- 
do el capitán del puerto de Campeche y otra de una de las per- 
sonas más instruidas, para lo que pueda convenir, disimulando 
que hasta ahora lo remita porque los malos tiempos nos han te- 
nido incomunicados. 

El Prefecto marítimo, Tomás Marín. — Señor Gran Maestro 
de Ceremonias, D. F. & Mora. 



Copia núflL 5.— Campeche, Enero 27 de 1806. 

Consecuente con el encargo que vd me hace para que le in- 
forme si so encuentra guano en las islas de esta península, paso 
á darle Ice informes qué tengo sobre el particular. 

En Mayo de &t y Jimio de 65 fui nombrado por disposición 
de la comandancia general de Harina, con la goleta de guerra 
de mi mando* "Oaxaca," para recorrer los bajos de estas costas; 
"Ea M, con el fin de expulsar una partida de aventureros que 
se decía habla en uñó de ellos y que no encontré, y en 55 con 
el de evitar la extracción del guano por los buques no pertene- 
cientes 4 la concedon." En las dos épocas recorrí la costa des- 
de Tabaeeo y llegado qne fui á la isla del Oontoy, df principio 
á la exploración de la* islas y bajos, dirigiéndome sucesivamen- 
te al Aladrad, Bajo Nuevo* 'Isla de Arenas," Triángulo y las 



En la "Isla de Arenas," en mi viaje de 55, encontré cuatro 
boqtttf efe porto como de 7 á 800 toneladas cada uno, "pertene- 
ciente* á la em p resa," que se hallaban anclados y listos para re- 
©M* ea eargameato, do lo que ellos llamaban guano y que á mi 
pobre cateador «do era una arena terrosa, con una parte, poca, 
dé «cremento de loé pájaros que allí se guarecen, y cogí una 
poca de esta especie con el fin de que se hiciese la calificación 
respectiva en Veraerus por personas más inteligentes que yo. 
Babia ea la isfe nueve casas y más de cien hombres que se ejer- 
citaban en hacer la explotación: la área de la citada isla solo 
p i e ac tt taba una superficie de piedra suelta; de aquí pasé á Ba- 
jo Ifa e v ó, qne éa un arrecife anegado, siguiendo al Triángulo, 
que encontré ya explotados en los términos que hacían en la 



126 SOCIEDAD MEXICANA 

Isla de Arenas, un bqque perdido en su pequeña rada y como 
de 50 á 60 sacos abandonados, llenos de la misma especie que el : 
de[la isla anterior de aquí pasé á las Áreas, donde no encontré 
vestigio alguno de explotación, y siendo el último bajo, me di- 
rigí á Veracruz, "donde di cuenta de mi comisión á la Coman- 
dancia general de Marina." 

Habiendo hecho examinar la arena terrosa que, cogí en la Is- 
la de Arenas (que ellos llamaban guano), por personas que se 
decían inteligentes, dijeron que no era tal guano. 

Como un mes después de mi segundo crucero, y con el mis- 
mo buque por orden superior, pasé á recorrer todos los bajos; 
encontré en la Isla de Arenas mucha parte del gran montón que 
antes había visto, las casas desocupadas y sin un solo viviente. 
Más tarde con el vapor de guerra "General Santa~Anna" de 
mi mando y por. orden superior, pasé á los Alacranes, y por . 
noticias que allí tuve y por la excavación que vi practicada, su- 
pe que hacia pocos dias había cargado un buque inglés como de 
600 toneladas la misma cosa que ellos llamaban guano, entera- 
mente igual k la de Isla de Arenas y que hasta eata focha no 
han vuelto á cargar, donde solo de este bajo podrían ' sacarse 
más de 100 cargamentos. De todos estos da$ps infiero que la ca- 
lificación hecha en Veracruz es verdadera y que ep todqe estos 
bajos é islas no existe el guano sino la especie ya mencionada. 
Volviendo á las islas que se encuentran doblando el cabo Cato* 
che para el SucUeomo son Contoy, Mujeres, KtkjGQQ \y¿3oaiimel, 
tampoco se encuentra guano alguno, mas que la especie ya men-* 4 
donada, pues las he visitado varias veces. -. ? ' . 

Este es el informe que puedo dar á vd. de 4<& b^or^iahis, . 
Existen además varios islotes después del "Cabo eptre Q^ntoy , 
y Mujeres, y son Cayo Sucio, Ratón y Alcatraz que £& tfcqen. . 
sino arboleda y muy bajos. Yo no conozco, el gxiauo; pero ¿i pf- 
ta especie que las que han cargado fuese tal» hubiesen .vuelto y 
no abandonado en Isla Arena gran parte ya anto^teqad*,. epmo . 
llevo dicho. ; f ,. . .<.♦. »- t 

Deseo estas noticias puedan servir de algo y oon esta fffrift 
muy satisfecho S. S. y A. — M. Batista. 



*t * 



Nos parece hay un error, y debe ser Kankuia. — (N'. de tds jRS.J 






DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 127 

Copia núm. 6.— Sr. general D. Tomás Marín, — Veracniz. 

Campeche, Enero 27 de 1866. 

MÍ apreciable general: 

Son en mi poder sus. ap^eoiables dp vd., fecha 27 da Diciem- 
bre próximo pasado y 17 del presente que ambas me han lle- 
gado á la vez; por lo tanto, qnedo enterado de su contenido y 
me ftpresuro á darle los informes que me pide sobre el negocio 
del guano, para lo cual adjunto 4 vd. un informe particular en 
el que hablo con propiedad como destinado á ello y testigo ocu- 
lar; sin embargo, pedí explicaciones al señor mi suegro sobre la 
comisión del Sr. Httnsen y me dijo lo que sobre esto sabia y de 
lo cual yo tenia, conocimiento, añadiéndome que habiendo sabido 
de ésta para el Convoy una comisión del Resguardo Superior en 
San Felipe, qu$ un vapor de guerra americano se hallaba en 
dicha ida con el fin da apresar una goleta "Boeario," queso» 
bia iba á cargar guano y que ésta 'pertenecía á una compañía 
americana: la comisión, temerosa de que la atrepellaran, se re- 
gresó á ésta. Retrocediendo al vwye del Sr. Hansen, y querien- 
do informar & vd. iqejpv, recordé que el contramaestre que le 
habla servido en esta expedición, es un matriculado de esta ciu- 
dad; pasé. A preguntarle y me dijo que salió de ésta en el pai- 
lebot "Fernando" al mando del Sr. Hansen, con destino á lo3 
Alacranes y de allí pasar & Nueva Orleans con el fin de arre- 
glar el boque para lo que era destinado; pero que á la vista del 
bajo deteimiifr «egMfr su destino, que luego que hubieron con- 
cluido en Nuava Orleans salió para los Alacranes, que saltaron 
á la isla de Pérez, que tomaron posesión de dicha ida á nom- 
bre dd Gobierno con banderas desplegadas y tiendas de campa- 
fía, que echaron en tierra levantando una acta, que después de 
este acto pasaron á la ida de Contoy, habiendo tomado antes 
una poca de la tierra de la isla dicha; que llegados al Contoy hi- 
cieron lo mismo, esto es, tomaron posesión en la misma forma; 
que el dicho contramaestre, por orden del Sr. Hansen, bajó á 
tierra á practicar una excavación hasta encontrar laja, siendo 
la profundidad como de 6 pies y que le llevó, según orden, tres 
muestras de su especie, esto es, de la superficie, del n*edio, y del 
final de la excavación; que de allí se dirigieron á la isla de 
Mujeres en donde, por encontrarla habitada, no hicieron ningu- 



128 SOCIEDAD MEXICANA 

na de las indagaciones anteriores; que de «Ifí ae dirigieron á 
Veracruz en donde ap quedó el 3r. Han*en, y el baque fué en- 
tregado á sus dueños; que habia oido decir al Sr. Hanaen que 
el mejor guano era el del Contoy; que at zarpar el ahcla en ca- 
ta isla trajo en su portafia parte del fondo (que saíbé vd. cuan- 
do es fangoso «e adhiere) y que dijo didho eefior que también 
era guano, que es cuanto sabe: le objeta qtíe al nó habían en- 
contrado ningún buque largando guano 6 al sabia que lo hu- 
biese hecho alguno en aquella época, y contestó que no. Ésta 
declaración es segura pues eono&so al individuo y es incapaz de 
haberme dicho lo que no hubiera visto. 

También hice lo posible por 1 conseguir el ctladetnlfo que ofre- 
cí á vd., pero fué inútil; sin embargo, mi señor suegro me faci- 
litó varios números de El Fénix donde se halla todo lo que con- 
tiene el cuadernito y algunas otras cosas de ihteres, y d decre- 
to quemando establecer un faro en tos Alacranea, eic., etc. 

Mí pailebot "Pepito," saldrá en breves días para esa: se lo 
recomiendo á vd. muy particularmente. 

Desearla yo que mía insignificantes informes le sirviesen de 
algo, pdes tengo el majrór placer eti serví* á vd. y que me ocupe. 

El capitán de esté puerto me pidió informes para remitir á 
vd., del guano, etc., etc., seguh se sirvió pedirle, y no tuve in- 
conveniente en dárselos.' 

Hade pocos días rite' levanté dé ía cama .... 



ILBauha. 



(£/ Tiempo del miércoles lo dé íífovtembfé'dis 1X9$. 



i í 



t \ 



• j . • „ .. . t , . . • i ' 



.DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 129 



LAS RUINAS DE TETZCUTZINCO. 



MEMORIA 

• » • 

SOCIEDAD MEXICANA DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA, 

* ' 

rOft SU SOCIO HOHORAXIO 

EL IN0BNIBRO CIVIL V . RBTX8, 

• • • * 

Segundo Secretario dcf 1a Sociedad.* ' 
r : * . * .. • • i . • i i > 



Por disposición del Sr. Ignacio H Altamiráno, primer Se* 1 
cretario de la Sociedad, y con auxilio de los fondos especiales 
de la Corporación, se ha voriflcado ana expedición á las ruinas 
de TetzcuUinoo, de cuyos resoltados se va á tratar en la pre- 
sente Memoria. 

Esos notables restos de la avanzada civilización de loe anti- 
guos pobladores de nuestras comarcas, hablan sido mostrados 
al que esto escribe en Abril de 1879, en una expedición dfe re- 
creo llevada á cabo en unión del Sr. Tícente Hultrado, modés-' 
to é inteligente artista de la Escuela Nacional de Bellas Artes, 
Se tomaron entonces alguftot apuntamientos de las construc- 
ciones más interesantes y se concibió el proyecto de realizar una 
nueva expedición con mejores elementos, para Consagrar qha 
atención más detenida á ese importante monumento. Comuni- 
cada la idea af primer Secretario de la Sociedad, la acogió con 
el entusiasmo que siempre ha tenido por todo aquello que tien- 
de al progreso de la institución; y en los últimos dias del mea 

17 



\j 



ÍSD SOCIEDAD 'aíEXlCANX 

de Junio de 1880, se efectuó una exploración por ana Comisión 
compuesta de el que esto escribe, el expresado Sr. Huitrado y 
el Sr. Faustino Navarro, Ingeniero al servicio del Ministerio de 
Fomentó. 

Con ese motivo y teniendo mayor tiempo de quo disponer, se 
rectificaron las medidas de algunas ruinas, se estudiaron otras 
que no habían sido reconocidas en la primera expedición, y se 
hicieron además algunas observaciones hipsomótricas y topo- 
gráficas, cayos MettltadoB «se encontrará* más adelante. 

Posteriormente, el 22 de Agosto del corriente año, se empren- 
dió una tercera expedición, para rectificar la existencia ó des- 
aparición de geroglíftos importantes que tuvo en su origen el 
monumento, á juzgar por la descripción que de él hicieron los 
antiguos cronistas, y que tenían que arrojar una gran luz sobre 
la épooa de su ereécfcm f sobre muchos otíos puntos de interés 
para la historia acolhua, que podría ir á escudriñar el filósofo en 
las esculturas de aquellas rocas, á no haber sido sus huellas bo- 
rradas por te ¿amó ¿ahr aje dd XB*ispo3¿márraga, que en la ig- 
norancia de bu fanatismo y animado de mal entendido celo, veia 
en cada resto de nuestra antigua civilización, un monumento 
de las pasadas teogonias reemplazadas por el Cristianismo; y al 
quemar, al destruir, al mutilar esos códices, esas construcciones, 
esos monumentos» no hizo más que desaparecer documentos de 
alto v*lor, atrayendo sobre su memoria el anatema constante 
de lft Historia. 

Coronada de poco éxito, por las causas que se acaban de apun- 
tar, la última expedición de la Comisión sirvió, no obstante, pa- 
ra recoger nuevos datos y para poder presentar una relación 
más completa del estado actual y objeto primitivo de las cons- 
trucciones de Tetzcutzineo, cuya importancia para la Arqueolo- 
gía Nacional no puede ser suficientemente encarecida y que es 
bajo más de un aspecto digna de figurar en nuestros anales, 
pu$s no debe aguardarse más á que ese monumento sea arrasa- 
do de la faz de nuestro suelo por las injurias del tiempo. 

Los dibujos de que va acompañada esta Memoria han sido eje- 
cutadas por e} Sr. Huitrado y son una eopia fiel del estado que 
guardan loa monumentos á que cada uno de ellos se refiere. 



DE GS&QWOto Y SOTADISTICA 131 

"Acabado ciuqpai'io totace* por varias accidentes de ham- 
bres y guaran» 1a» potas reliquias que quedaron, resolvieron 
desamparar la tino*, para ver ai, mudando dé elium, podían 
también mudar de fortuna. Fuóronse algunos por el rumbo de 
QuaukttmMllcm, otros por el de Campeeh, buscando tierras me- 
nos desafortunadas, y apenas en la Nueva Espeto se detuvie- 
ron naos cuantos, para poder decir que allí habían florecido en 
oteo tiempo sus poblaciones. A eetasaaon, Xolotl, Capitán Ge- 
neral de la numerosa y nmy política Nación Chfcthimeca, que 
ya por su multitud no cabia en el patrio suelo* salió de partes 
remetas hacia Michuacán t y se fué internando en las tierras 
de los Tulteoos, que halló vainas de gantes, y tomando posesión 
da ellas por medio de su hijo Nopali***, fundó el Imperio Chi- 
ehhneea nobilísimo, no soto por la propia prosapia, sino tam- 
bién por la de mochos reyes que topees vinieron á pedirle 
tierras p*m pobUr, y en poeos aftas sucedió que viese Zoí<^ ca- 
sadas á ana fcyas» y repartida toda la tierra, en la que él y sus 
« m oj etes dominaron» en partefoma propietarios y en parte co- 
mo monarcas, que tenían *en ella «1 alto dominio. Fué después 
meciendo «ate imperio á tal magnificencia, que al entierro de 
Tetotlalatti* asistieron más de sesenta Beyes Coronado*, sin 
contar á los Seftorts, cuyo número fué crecidísimo. Sus cenizas, 
después de quemado el cuerpo» fueron colocadas y sepultadas 
{n una Arca de Esmeralda, cubierta de una Lámina de Oro. 
Tuvo Leyes severas en lo Criminal, que fueron ejecutadas irro- 
mismitamente, y muy humanas en lo Civil, comprendidas todas 
en numero de ochenta fundamentales. La Corte fué á los prin- 
cipios en Tenoyuw y después se trasladó á Tetzcuco> donde 
floreció en tiempos Gentiles una famosa Universidad de todas 
Ciencias y Letras Humanas, y donde los Señores de la Tierra 
enviaban á sos hijos para aprender lo más pulido de la Lengua 
Náhuatl, la Poesía, Filosofía Moral, la Teología Gentílica, la 
Astronomía, Medicina y la Historia, asimismo aquellos cortesa- 
nos coloquios que se debian practicar en ocasión de Embajadas 
y para tratar con la Corte, y demás Nobleza, que se hayan im- 
presos en lengua Indiana, y Yo tengo en mi Archivo." — A 4 
compendia el Caballero Boturini l la historia de los fundado- 



1 Idea de una nueve Materia general déla Amérid* Septentrional, 



132 SOCIEDAD MEXICANA 

res del Imperio Chichimeca y loe primeros tiempos de su do- 
minio, hasta que hacia el año de 1426, al principio del reinado 
de Netzahualcóyotl, llegó á alcanzar ese pueblo un alto grado 
de civilización. 

Muerto el emperador TexoÜalatzin, que reinó más de cien 
años según D. Fernando de Al va, habiendo vivido más da cien- 
te cincuenta, y declarado por sucesor en el Imperio el principé 
Ixtlüccockitl en el año de 1409, despachó éste sus mensajeros 
á todos los príncipes del Imperio avisándoles el suceso para qué 
concurriesen prontamente á los funerales seguü la costumbre; 
mas de todos ellos solo vinieron cuatro, que fueron: Hwiteili- 
huiü, señor de Acalma, á quien otros autores llaman IVyoioo* 
cchuatzin; Chichirtiecadpaintzin, señor de Qwauhq%edhol<m; 
Huiteilihuitl, señor de Tétlanétoo; üiuhcohuatt, señor de Teo- 
calco, y un caballero principal -de la cato de Oohuatlicaft, llama- 
do Tochintzin. Todos los tiernas se excusaron con varios pr*» 
textos, por.no malquistarse c6n él rey de Afcckpufcftfoot 7tt*>¿ 
tzomoc, pues habiáii llegado á tal punto i* gtebdé**; *en**¡k 
cion y obsequio que se habiá cohciliado, que 4 pesar dé Stitfvfcn- 
záda edad habla concebido el ambieioM designio de apoderarte 
del imperio, haciéndose refeódocer pdr supremo monarca, pánna 
cuyo logro se había confederado secretamente con los principa* 
les señores, que habían ofrecido Ayudarle, Unte por temor y 
otros por ambición; mas ni- TetzotzoMoc* lú sus partidarias se 
habian atrevido á hacer movitoieEfto ajgnftt» mientras vivió 
lexotlalatzin. Muerto éste, juzgó Ttfootkoxnoé que habla llega- 
do el momento oportuno* paca el logró de sus fines; dio mués* 
traft á IxtlüxochiÜ de uó querer reconocerlo independiente y 
tomó la medida cautelosa dé mandar qué le tejieran en TeUcucQ 
una porción de mantas, optotaeioa que reftytídtfél siguiente- año 
hizo comprender á IxtlHaoekM el artificio de Tdwtomot y se 
lo dio á entender por medio de una respuesta enérgica. £3 de 
Áttcapotzalco atrajo á su partido algunos régulos y los indis* 
puso contra el de Tetzcuco; éste hizo lo mismo por su paite, y 
ambos se prepararon para la guerra; en el entretanto rturieroñ 

• . * . • - 

formada sobre material copioso dé figuras» símbolos» caracteres y gero- 
glíficos, cantares y manuscritos de autores indios, últimamente descu- 
biertos— Edición de Madrid, 1746, pág. 141. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 133 

lew reyes de México y Tlaltelolco, y sus sucesores ChimcUpopo- 
ca y Tlacateotzin tomaron partido en la liga de Atzcapotzaloo 
contra el de TeUcuco. 

Después de varias peripecias en que la fortuna fué sucesiva- 
mente favorable y adversa á uno y otro combatiente, fortificóse 
IwÜüxochiÜ en Tzvnacamoztóc y envió á pedir socorro al señor 
de Otompan toa su hijo Cihuaqvsquenotvin, á quien se lo ne- 
gó y quitó la vida; la fortificación de Tzinacamoztóc resistió 
durante treinta dias al embate de los enemigos, y después de 
haberla desamparado, el monarca chichimeca se entregó á los 
Tecpanecas y murió matando. Su hijo, el príncipe Netzahual- 
eóyotl, con sus hermanos y sobrinos, huyó á las provincias de 
Hutxotiinco y Tlazcallan. 

Es bien conocida la peregrina historia de las vicisitudes que 
hubo de experimentar Netzahxiakóyotl y la fortuna constante 
que le asistió» librándolo de las aséchenme de sus enemigos, 
hasta que aliado oon loe monarcas de México y Tlaltelolco, lo- 
gró vencer al tirano Maxtta en su últimos . atrincheramientos; 
y muerto Maxtta por la propia mano de Netzahualcóyotl, en- 
tregada al saco por espacio de dos dias la ciudad de Atzcapo- 
taalco, salió de ella el ejército victorioso para continuar la con- 
quista del reino Tecpaneca, apoderándose en el resto del año 
de todas las poblaciones situadas al norte de Atzcapotzalco. 

Restituido á México Netzahualcóyotl fué objeto de grandes 
honores por parte del pueblo y del senado; venció después á los 
rebeldes de Tetzcuoo, sujetó á Jffuexotia, Cohuatlican, Cohuar 
tqpec y otras poblaciones; y habiendo resuelto emprender la con- 
quista de Xockvrmlco, hiao á esta provincia tributaria de su 



Tras el triunfo completo que alcanzó, sobre los rebeldes, con 
auxilio de los mexicanos, los tlaxcaltecas y los huexotzincas, 
Celebróse en Méxioo con mucha pompa la jura del emperador 
Netzahualcóyotl, acordándole el título de Oran Chickvmécatl 
Tecuh&i que habían llevado sus mayores, y fueron reconocidos 
y asociados al Imperio los reyes de Méxice y Tlacopam, Itz* 
eeaüj Totoqwiyauhtzin, con quienes compartió Netzahualcóyotl 
el gobierno <fa las tierras y provincias conquistadas, 

Vtielto 4 Tetscuco el emperador se dedicó á ilustrar su reino, 
restablecer y fomentar la población y policía, é instituir diver- 



] 34 SOOSDAD MBXfCAWL 

sos Consejos y tribunales supremos ¡mu» el majos régimen do 
stis pueblos. 

Introdujo grandes reformas en la legislación de sus dominios, 
y si bien es verdad que esa legislación se resiente de cierta du- # 
reza propia de un pueblo que aun no ha llegado á un alto grado 
de cultura, reducido A los estrecho» límite* deán propio tenrite* 
rio, sin navegaeion ni comercio con otros pueblos, y esencial» 
mente guerrero; también es cierto que esa legislación era jtmtfc 
y proporcionada á la nación para quien so había establecido, 
pues el filósofo y el historiador deben examinar los hombres y 
las cosas de las épocas anteriores, y fijar sus relativos memí* 
mientos y cualidades i la luí de la oiviUsaciocí de lea tiempo* 
en que esos hombres vivieron, y tomando en consideración ka 
circunstancias en que los sucesos ee verificaron. 

Concuerdan todos los eronistas en atribuir á Netaefaualeóyoti, 
además de las mencionadas cualidades, que hicieron de él un» 
príncipe esclarecido! otras que lo levantan sobre el nivel de loa 
hombres de su rasa y de su tiempo, y quo lo hacen apárete? 
como un espíritu superior en medio de su pueblo y ka otra* 
naciones semibárbaras que le rodeaban. l$x*n mamadísima* ka 
tendencias de Netzahualcóyotl al monoteísmo, que en el den» 
envolvimiento de las civilizaciones ha sucedido siempre 41» 
multiplicidad de los agentes sobrenaturales á quienes loa pue- 
blos primitivos han atribuido la variedad de los sucesos univer- 
sales. Netzahualcóyotl aborrecía interiormente k. ídokftrfa, tan. 
solo la disimulaba para no disgustar á, sus vasallos, y era apn». 
sionadísimo del Dios Criador del Oielo y Tierra» á cuyas gloria* 
mandó fabricar en Tetaouco una tona de nueve altos, símbolo. 
de los nueve cielos, y encima de ella un Capitel oscuro, pintado, 
por dentro de finísimo awl y labrado oon eoroiaaa de oro; por 
el exterior se le dio un betún negror adornándolo con algqna* 
estrellas, y por ser cosa oculta y no conocida este Dios» no. 1* 
huso estatua ni figura, quedando en el qentpo un vado: tasto 
su tiempo. Mandó adentáean todo <ro reínp %•* eq.lp éettfar 
lante todos hiciesen ofrenda al #¿4* w owocifr, cana* 4a 1** 
causas y Todopoderoso, da inatapo y oqpqili* e» toda* lap tan* 
á que él lo babia hecho, prpbifcieftfl* 4 senrififip, <fa ta*te* 
cpn grande* penas* Bn el últtaft.4NHSQ de) trapta ortega» loa 
instrumentos que se topaba* lfc ta^dtljhQfciW^ 



DE GEQGftAJHA Y ESTADÍSTICA ]£5 

pal era el que llamaban Cailitli y este fué el nombre que se dio 
al templo. Los críticos hacen también á Netzahualcóyotl autor 
de ochenta cantos, de loa cuales solo uno ha quedado, muy her- 
moso y patético qn su línea, según se asegura; y á pesar de que 
por su versión al castellano ha de haber perdido mucho de su 
mérito primitivo, el fuego de esa composición elegiaca aún se 
conoce por los pensamientos originales que de ella se conservan, 
pues como dice el padre Bohurs, éstos jamás dejan de percibirse 
aun en las peores traducciones. 

Habiendo nacido el año ce tochtli (1402) en el dia ce mazatl, 
falleció Netzahualooyótzin en el año qua fué llamado Chicua- 
sen Tecpatl (Seis pedernales), que fué en 1462. l 

Netzahualcóyotl, según el Caballero Boturini, * quiere decir 
Coyote Hambriento, no solo porque habiendo sido despojado 
del Imperio y perseguido en vida de MaxÜatan, tirano de A)tz- 
capotzalco, fué obligado de escaparse por los bosques y serra- 
nías, y huirse como el Coyote de los perros, sino, también, por- 
que este Monarca, en ios mayores vaivenes da su imperio, solía 
ayunar cuarenta días continuos, en honra del Dios Criador de 
todas las cosas; y así lo hizo cuando se le rebelaron loa Chalcas 
y los venció. Llamábanle también Acolmiztli, quiere decir, Brar 
zo de León, porque desoló á la enemiga ciudad de Atzcapotzal* 
co, y venció á todos sus enemigos. 

Ha parecido conveniente preceder esta Memoria de la sucin- 
ta relación que se acaba de apuntar sobre el carácter y hechos 
principales del emperador Netzahualcóyotl» en cuyo reinado al- 
canzaron grande apogeo las construcciones de Tetzcutzinco. 
Lástima grande que las ruinas qne actualmente ocupan el sitio 
de soberbios antiguos monumentos». no hayan sido objetos de se* 
rios estudios por parte de loa arqueólogos mexicanos; lástima 
grande que de esos venerandos restos no se haya hecho siem- 
pre el debido aprecio y que en época más oportuna hayan de- 
jado de examinarse á la luz de una sana crítica aquellas cons- 
trucciones notabilísimas bajo el triple aspecto de la Cronología, 
del Arte y de la Historia. 



1 Crimea Ghiehimeca, por D. Férnaftta ie Afra IfctfOxeehM', pig; 
2*1 — Lord Kmgabocotigk, Meneen Anláqmtiss, VoL X 

2 Qp. oit* p*fr 79; 



136 SOCIEDAD MEXICANA • 

" Antes de pasar adelante, y para mejor comprender el interés 
de las ruinas que son objeto de está Memoria, se estima necesa- 
rio copiar ía descripción qué de su antiguo estado, cuando es- 
tuvieron en todo su esplendor, ha dejado el Cronista D. Fer- 
nando de Alvá Ixtlilxochitl, uno de los ÜaLoques descendientes 
de los antiguos Emperadores Chichi mecas de Tetzcuco, quien 
como se sabe escribió sus relaciones por el año de 1600, con pre- 
sencia de los mapas y escrituras geroglíficas que lograron esca- 
par á la devastación de los fanáticos que vinieron en pos de los 
conquistadores. 

En la parte de la Historia Chichimeca del mencionado autor, 
intitulada: "De cómo hizo Netzahualcoyótóin casas de recrea- 
ción, bosques y jardines . y la gente que mandó ocupar en su 
adorno y en el de las casas reales y cerco de ellas," se lee: 

"Demás de los jardines y recreaciones que tenia el rey Net- 
zahualcoyótzin en el lugar llamado Huectecpam, y en los pala* 
cios de su padre llamados cillan, y en los de su abuelo el em- 
perador TechoÜalattin, hizo otros como fueron el bosque tan 
famoso y celebrado de las Historias Tetzcotzinco y el de Chau- 
chiacac, Tzinacamoztoc, Cozcaquauhco, Cuetlachatitlan ó Tlatei- 
tic y los de la laguna Acatelco y Tepetzinco; asimismo señaló 
ío mejor de la montaña, en donde iba á caza cuando tenia al» 
gunos ratos de desenfado. Estos bosques y jardines estaban 
adornados de ricos alcázares, suntuosamente labrados con sus 
fuentes, targeas, azequias, estanques, laverintos admirables en 
los cuales tenían plantadas diversidad de flores y árboles de 
toda suerte peregrinos y traídos de partes remotas; demás de 
lo referido tenia señaladas cinco suertes de tierras las más fér- 
tiles que había cerca de la ciudad, en donde por gusto y entre- 
tenimiento le hacían sementeras hallándose al beneficio de ellas 
personalmente, como era en Ateneo, que está junto á la lagu- 
na, en el pueblo de Papaloplam y los de Cálpolapam, Mazapán 
y Yahuálihucan." 

Y más adelante, el mismo de Alva Ixtlilxochitl, dice: 

"De los jardines el más ameno y dé curiosidades fué el bos- 
que de Tescotzmeo, porque demás de la oerca tan grande que 
tenia para ¿ubir á la cumbre de él y andarlo todo, tenia sus 
gradas, parte de ellas de argamasa, parte labradas en la misma 
peña, y el agua que se traía" para las fuentes, pilas y baños, y 



DE GEOGRAFÍA Y -'ESTADÍSTICA 1$7 

loe caños qué se repartían para él riego de las flores y arbole* 
das dé este bosque para poderla traer desde su nacimiento, fué 
menester hacer fuertes y altísimas murallas de argamasa, des* 
de unas sierras á otras de increíble grandeza, «obre la cual hi- 
zo tina atargea hasta venir á dar á la más alta del bosque, y á 
\ps espaldas de la tambre de ¿I, en el primer estanque de agua, 
estaba tina peña esculpida en ella en circunferencia los año» 
desde que habia nacido el rey Netaahualeoyotón, hasta la edad 
de aquel tiempo; y por la parte de afuera los años en fin de ca- 
da uno dé ellos, asimismo esculpidas las cosas más memorable» 
que hizo, y por dentro de la rueda esculpidas sus armas, que 
eran una casa que estaba ardiendo en llamas y deshaciéndose; 
otra que estaba muy ennoblecida de edifiéios» y en medio de 
las dos un pié de venado, atada en él una piedra preciosa y sa- 
lían del pié unos penachos de plumas preciosas; y asimismo una 
cierba y en ella un brazo asido de un arco con unas flechas, y 
como un hombre armado con su morrión y oregerae, coselete 
y dos tigres á los lados, de cuyas bodas saltan agua, y fuego, y 
por orla doce cabezas de reyes y señores y atrás cosas que el 
primer Arzobispo de México, Don Fray Juan de Zamárraga^ 
mandó hacer pedazos entendiendo ser algunos ídolos; y todo 
lo referido era la etimología dé sus armas y de ahí se par- 
tía ésta agua en dos partes que la una iba- cercando y ro- 
deandó el bosque por la paMe del Norte, y la otra por la 
del Sur. En la cumbre de éste bosque estaban edificadas unas 
casas á manera de torre y por remate y chapitel estaba he- 
cha de cantera una como á manera de maceta, y dentro de ella 
salían unos penachos y plumeros, que era lá etimología del nom- 
bro del bosque y luego más abajo hecho de uña peña un león 
de más de dos brazos de largo con sus alas y plumas, estaba 
echado y mirando á la parte de oriente, en cuya voca se aso- 
maba un rostro que era el mismo retrato del rey, el cual león 
estaba de ordinario debajo de un palio hecho de oro y plumería; 
un poquito más abajo estaban tre» alboreas de agua y en la de en- 
madro estaban en sus bordes tres damas esculpida» y -labradas 
en la misma peña, que significaba la gran laguna y las rana» 
las cabezas del imperio, y por un lado, (que era hacia la parte 
del Norte) otra al be rea y enuna peña esculpido el nombre y 

escudo de armas de la ciudad de Tolan, que fué cabeza de los 

18 



Tultecas; y pon el ]*d*i^uieijdo.qtteQa¿a bacía la parto del Su* 
estaba la otra.elberea y en la peña esculpido al escudo da armas 
y nombre de la ciudad de.TcnaMean, que fué la cabeta del im- 
perio de loa Cbicbimeoas, 7 de esta alberca salía «a cefto de 
agua que salteado sobre unaa peñas salpicaba eí agua, que iba á 
¿mr á un jardín de todas floree olorosa* de tierra caliente, que 
parecia que lloví* con la precipitación y golpe que daba el agua 
sobre la pena. Tras éste jardín ae seguían loe ba&oafcecboay la- 
brados de peña viva, que con dividirá» en dos bafioe gran de 
una pieza, y por aquí aa bajaba por una pefiíe grandísima de 
unas gradee tochas de la misma pefta» tan bien labradas y Uses 
que parecían espejos, y por el pretil de estas gradas estaba es- 
culpido el día» mes y afio y hora en que se la dio aviso al rey 
Netzahualeóyofcsin de la muerta de un señor de Huexotzinco, 
-á quien quiso y amó notablemente, y le cogió esta nueba cuan- 
do se estaban haciendo estas gradas. Luego oonsecutivamente 
estaba el alcázar y palacio que el rey tenia en el bosque, en los 
guales había entre otras mucha» salas, aposentos y retretes, una 
muy grandísima y delante de ella un p&tio, en el cual recibía 
4 los reyes de México y Tlaeopam, y á otros grande* Señores 
cuando ae iban á holgar con él y en el patío se hacían las dan- 
¿as y algunas representaciones de gusto y entretenimiento. Es- 
taban estos alcázares con tan admirable y maravillosa hechura 
y con tanta diversidad de piedras que no. parecían ser hechas 
•de industria humana. £1 aposento donde el rey dormía era re- 
-dondo: todo lo demás de este bosque como dicho tengo, es» 
taba plantado de diversidad de árboles y flores odoríferas, y en 
•ellos diveflaidad de aves, sin las que el rey tenia en jaulas traí- 
das de diversa* partes que haman una armonía y canto que no 
ae oían las gentes fuera de las florestas que las dividía una pa- 
red: entrábala montaña en que había muchos vanados, oonqjoa 
y liebres, qu? ai. de cada cosa muy particular se describiese y 
de loa darnos bosques* de este reyno, osa menester baos* hiato* 
da muy particular/'-^Hasto aquí el cronUta Iatülaocbití, y 
véase ahora el catado que guardan lea sainas de las magaifioas 
fábricas chtchuaaoas., 



DE GEOGRAFÍA T ESTADÍSTICA 139 



Tetacutxinco está sensiblemente aunado al EL S. E. y á 7 
Míneteos de distancia da Texaoao; j visto desde el camino que 
conduce de México á la antigua cabeoera del Imperio Chichi- 
meca, aparece Tetsentsinco como na cerro de forma bastante 
aproximada á la de un cono, que se avanza como uno de los úl- 
timos contrafuertes de la serranía de Tláloe. Los azimutes mag- 
néticos observados desde la cambra del Tetzcutzinco, el 28 de 
Junio de 1880, fueron como sigue: 

México 110° N. W. 

Tequexquináhuac 175° N. W. 

Texcoco 81° N. W. 

San Miguel 20° N. E. 

r , 

Ai N. s* encuentra el pueblecillo de San Nioolás Tlapúnca* 
al pié del cerro de Tetaeutaineo; al N. E, el cerro llamado Co- 
cocatl y *l S, E, el desopinado Meteea. 

£1 pueblo de San Miguel te llama también IwpamtopeÜ (en 
(repte del cerro), ó Teocuitlapüzalcyyan (lugar donde se funde 
el oro), pqee carea de él se encuentra una abandonada mina del 
codiciado metaL Entre San, Miguel y San Nicolás corre un arro- 
yo que desciende de la montaña, llevando generalmente escaso 
caudal de agua, peco que en la estación lluviosa suele ser sufi- 
cientemente abundante para convertir la corriente en infran- 
queable. 

Según las observaciones practicada* con un aneroide y un 
termómetro libae» la cima del TeUwtzinoQ tiene sobre q1 nivel 
del cementerio 4e la iglesia 4a San Nicolás una elevación, de 
172 metros» siendo, au ataca absoluta sobre el nivel cjel war 

S^L07 tnütjiAa 

Entre el Tetaeuteínop y el pueble de San. Dieguito al S., se 
interpon* lambían una barranca da alguna profundidad, sin 

aona en tiunnt da aecaaL 

La vegetación es muy escasa por el desmonta y solo se ob- 
s^rvaq ajlgpqoa cadroa aiaUd^s, w la fató*<Í0.1* colina y Mcia 
4 iwnbo & & 

fn 3an>Migu*l Tlaixpem abundan el. manzano, el, durazno, 
eÍ.o»£Qlia y otros árboles totolea, También se cultivan viato- 



140 SOCIEDAD MEXICANA 

sas flores, que constituyen no productivo ramo de.industria 
beneficiándose además la cebada y diversas legumbres. 

Ascendiendo por el lado de San Miguel pe llega á un térra- 
píen altísimo, interpuesto entre el cerro de Tetzcutzinco pro- 
piamente dicho y el de If eteoa, cuyo .terraplén» llenando en 
parte la hondonada del portezuelo, que separa ambas eminen- 
cias, sirvió como base del acueducto que conducía el agua á los 
jardines, á los baños y á las reales habitaciones de Tetzcutzinco 
Frente al terraplén se encuentran las ruinas de un departa- 
mento, incrustado en la viva roca, y que fué probablemente un 
templo: tiene 6*00 de N. a S. y 7 m 55 de W. á E.; la entrada es- 
tá precedida por una escalinata formada de tres gradas, que en 
proyección ocupan un espacio de l m 00 de longitud por l m 70 de 
anchura. En el fondo tiene la sala una altura de 6 m 85 y la cu- 
bierta que tuvo debió ser probablemente inclinada En las aris- 
tas del mismo fondo se observan las huellas de dos entalladu- 
ras verticales de 0^485 de frente y n 16 de profundidad. So- 
bre el nivel general del piso se eleva una plataforma de 2 B> 27 
de longitud y ¥°ffT de anchura, con sus paramentos en talud, 
con todas las gradas que hay en esas ruinas. Este salón estuvo 
separado por un muro, de una especie de vestíbulo que sigue 
en la dirección del terraplén, y que tiene por uno de sus lados 
tres amplias gradas, destinadas á servir de asientos, y en frente, 
otra piedra monolita, que debe haber servido para igual uso. 

Contiguos al paramento S. del templo y hacia la parte exte- 
rior, se encuentran los vestigios de una escalinata para-subir á 
la cima del Tetzcutzinco.f En el piso del salón principal y co- 
rriendo oblicuamente se observa una especie de reguera, que 
termina en una pequeña fosa circular. La canaleja y el depó- 
sito en que desagua tienen una sospechosa semejanza con los que 
están abiertos en la base superior de un cuaukxicalii, hace presu- 
mir que también podían haber estado destinados para recoger 
la sangre de las víctimas y son un poderoso argumento en con- 
tra del pretendido aborrecimiento de Netzahualcóyotl por los 
sacrificios humanos. á 

* Estas ruinas se descubrieron por los -afiofc dé f864 á 65 por 
una Compañía organizada en Texcoco para emprender algunas 
excavaciones, con la mira de encontrar 1 presuntos tesoros, que 
se suponía encerrados en los antiguos ^edificios? Una de los que 



DE geografía: y estadística 141 

acompañaron á. la Comisionen su última expedición, informó 
que recientemente descubierta» las rumas. pudo observarse que 
los paramentos del salón interior estaban pintados de vivos coló* 
res; pero éstos han perdido actualmente upa gran parte de su 
intensidad bajo la influencia de la intemperie, y apenas se re- 
conocen, formando el friso del paramento N., una serie de trián- 
gulos isósceles de color aaul sobre un fon Jo rojo, coronado por 
tres fajas horizontales que de abajo alrriba presentan los colo- 
res amarillo, roja y asul bajo. 

En la parte que no pudo ser tallada en la roca, se comple- 
tó la construcción con muros de piedra y lodo, revestidos por un 
grueso apiadado. Sfl loa terraplenes se observan diversas capas 
de tierra apisonada, cubiertas por una especie de hormigón d? 
notable consistencia, cuyes restos se encuentran frecuentemente. 

Nótese que este' oratorio y los que después serán descritos no 
aparecen aojados, sino alojados^ y por» decirlo asi, incrustados 
en la ama del oerro, comer-si hubieran querido abriese grandes 
cuevas, y en ese sistema de construcción bien puede verse una 
reminiscencia de-haruntiguos hábitos trogloditas de loa chichi- 
mecas. . <-'. 

E**7 de Junio se obtuvo mi asrarat magnético de 88° del N, 
al W. para kna mm oe del- temple de que se viene hablando, y 
qtie corresponde á« mr a Auut vrodadero de 80° próximamente. 
- El lugar desque se ha tratado se llamó MieÜcwtecukili, lo 
cual induce ár creer que ese sitio estuvo destinado para cele* 
brar ciertas ceremonias en honor del dios de lo$ infierno*, é 
más bien tenor de ios nvusrto* (de mietlan, lugar de los sepul- 
cros y tecuÁÜi, señor) A quien tributaban culto les antiguos. 

En el Capítulo I del apéndice del libro tercero déla obra del 
padre Sahagán, l *e lee respecto de* esa divinidad lo,que siguf: 

"Lo que dijeron y supieron los naturales antiguos y señores 
de esta tierra, de loe que asocian es que: les ánimas de los di- 
{untos iban á una de las tms partes, la una es el Infierno donde 
estaba y vivia un diablo que se decia HicÜarUecyüdli, y por 
otro nombre Tmmbemoc, y una diosa que se llamaba Mideca* 



i 9 m , m 

1 Historia general de las cosaó de Nueva España, que en doce li- 
bros y doce volúmenes escribió el Bev. * P. Fray Bernardo de 8eh*gdn, 
etc., pág. 260. —Edición de México, 1829. ' 



142 SOCIEDAD UMCAB* 

doatl, que era mujer de JKctfoiifcedUift, y las ánimas de loe di- 
funtos que iban al infierno sen loe que «oirían de enfermedad, 
ahora fueren sefiottes, ó prbidtpaicft, 6 gente baja, 7 «1 dia que 
alguno se moria, Taren, muger ó muchacho, déciaa al difunto 
echado en la cama antes que lo entérrete*: "Oh hijo, ya habéis 
pasado y padecido los trabajos de este Tidal ya ha sido servida 
nuestro sefior de llevaros porque no tenemos vida permanente 
én este mundo, y brevemente como quien se «alienta al sol es 
nuestra vida, é hfzonos merced de que nos eondoiéeemoe y con- 
versásemos los unos á loe otros en esta vida» y ahora «1 presente 
ya os llevó el dios -que se llama Miatlcunttomktli y por otro nom- 
bre Acutnaooati 4 Tcentemoe, y te diosa qate sé dice Jfscfean- 
cioatl, ya os puso por su asiento, porque todos nosotros iremos 
alié, y aquel lugar es pana todos, y ee nray «ncfaby no habrá 
mas memoria de vos/'— Habla después el P» Sahagún 4cl dis- 
curso que loé sinciaíios epderesahan á las deudos 4d«dtfante, y 
describe las otras ceremonias qoé proosidian * la tehnman fam, ó 
más bien ár la focifttsteefon éd cadáver. 

La tradición ha conse rva d o ál mniMmMWi te da Zttertict*«> 
que se viene describiendo, la denominación de MicUanUúukÜii 
dos de loe vecinos de TUnwpcmqm aoompefebaa ¿ la QwMon 
en su exwiaion, estuvieron de aeoeréd en «asignarla ese nom- 
bre; á mayor abundamiento, agregara» que era im lagar desti- 
nado para aderar al Sol, y esta otauasteneta eücaeatra una 
explicación natural en la teogonia aáhoa y en su. afanados* si- 
nonimia, pues es bien sabido q«s por la acida -de iaa leyendas 
de diversos pueblos y de distintes emliaebidaea, cada deidad 
llegó á tener variados nombres y atributos» fil Sol, Tot%atv*h, 
al perderse en su ocaso tras del horizonte, se llamó también 
Tzantemoc, el que cayó de cabtta* del verbo temo, caer, y taon» 
tU, cabellos; y se convirtió en MioÜantecuhÜi, él seftor de la 
mansión de los muertos. Acaso la decoración del biso del teut* 
pío de Teteéutzineo tenga relación con la creación de loe cielo*, 
que representa el Códice Vaticano en sú primeva pintara; y r cn- 
tonces los triángulos isósceles, con su vártteé hada abajo serian 
signos dé los rayos de luz, destacándose sobre el fondo rojo del 
primer cielo creado, el Teotlatlauhco, mansión del dios del fue- 
go, y las fajas coloridas superiores sean símbolos de los otros 
cielos. 



•¿ « • TP 



DE GtOGkKPiA Y 1&TADISTICA 14* 

Todos loa pueblos de 1* antigüedad, en lefc feomienaos de *o> 
dvHisacion, han sido partidarios del sábeiemo, y por consiguien- 
te en primer» línea han tributado caito el Sol, centro del sis* 
team planetario, qne han reconocido ser el origen inmediato dei 
calor, de la lúa, de la vida 7 del movimiento de la agrupación 
de cuerpos celestes de qne forma parte la tierra. El culto al 
Sol es una de tas formas menos groseras 7, por decirlo así, más 
nobles de la idolatría; 7 un espirita levantado como el de Netza- 
hualcóyotl, á quien se atribuye horror por los sacrificios huma* 
nos hechos en las aras del fetiquismo, debió encontrar más ele- 
vada la adoración del astro del din, en coyas manifestaciones 
encontraría más directamente nsiejada la majestad del Dio» 
desconocido. 

"Todos los dias del mando ofrecían sangre diadenso ai Solr^ 
<fiee el P. Snhagto:— luego en saliendo pe* la mañane ef iteian» 
le sangra de ke orejas, 7 sangre de eoderfciees, á las cuales» 
arraneándoles las cabana corriendo sangre las Atiban hacia el 
Sol, como ofreciéndosela 7 haciendo esto decían? *ya ha salido 
el Sol que se llama tofumM x w &pitont U q^^ no» 

sabemos como cumplirá sü camino este dia, ift sabemos si acotv 
tacsrá algún infartando á la gante: 19 7 Mego «enderezaban ana 
plátieas al mismo astro, diciendo: "Señor nueétfi), ka&dproépe» 
ráfaenté ínterin» oficio." Esto se hacia cada dia á la salida del 
8ól: ofrecíanle Incienso cuatro veces de día 7 cinco de íioche r 
una vea á la salida, otra á ia hora de tercia, dtra á la hora de 
medio (fia, la cuarta vea á la puesta del Bel; de noéhe le ofre- 
cían incienso, la primera ves cuando ya era da ñftcfce, la segunda» 
cuando ya todos se querian echar á dormir, la tercera cuando 00* 
nfentabah á tañer para levántame á maitines, la cusirte ün po- 
co después de media noche, la quinta un poco antes que Rom- 
piese el alba; 7 cuando á prima noche ofrecían iñéJenso, salu- 
daban á la noche diciendo: "El Señor de la boche 7a há salido, 
qne se llama Ioatlte&ahtli, no sabemos -como hará su trflcio 6 stt 
curso. * 

"La imagen deíjSpl estaba en un CA que se llamaba quauh* 
xicalco, pintada y esculpida corto abofa se piiftael Bol, eoáafc 
una cara humana y con rayos que salen de ella cotnbuhaVueda.^ 

Partiendo del salón llamado MictiáriUicuhÜi y ascendiendo á- 
la cima del cerro se encuentra otro oratorio, abierto también 



J44 SOQIEDAQ MEXICANA 

en la roca, que mide 3 "46 de anchura, teniendo; á los lados 
dos grandes asientos, de 0. m 64 de altara y l. m 46 de ancha Hár, 
cia el E. descienden dos explanadas en escalón, revestidas por 
entortados, y en el fondo de la sala se ha hecho en es$os álti* 
mos años una profunda excavación, en busca de un pretendido; 
tesoro, habiendo tan $olo logrado destruir el nichp que acaso 
sirvió para recibir la escultura de alguna deidad. El sitio de 
qqe se viene hablando se 11 aip a Chalchiuktemetl, tal vez porque 
en él se adoraba á Chalchiv^Ulicue, diosa de los mares y de los 

"Los atavies con que pintaban ¿ esta diosa— dioe^el P r Spha-i 
#ún — eran la car*. con color amarillo, y k, fpnian .un collar de 
piedras preciosas de que colgaba una medalla de oro: en la ca- 
baza tenia ima Oí>rona tacha ¿te papel> pintada de azul claro, con 
unos penacho* 4* plumas verdes y con quas bolaa^ue colgaban 
hiciayel colodrillo y piros hacia 1% frente de-Ja mtooa corpjia, 
todo df:oolor Jft0l.4laro (: Xepia su^ cayeras labrad c^ turque- 
sas da obra mosaica, estaba, vestida d? ^n h^pül^f ^nq*,ena« 
guaa pintadas de la misma color aaul clfure, coa «pías franjas de 
que < p) gaban aavapolitos mariacos. Tenia fn ^jBumo jxquierda 
una rodpla coq una hoja ancha y redonda 4y*eae cria en ei agu^ 
y la llaman atlacuecona* fin la mano derecha ^enia un vaaQjQoa 
una cruz hqchft á manera de la de la custodia en que se líayaeí 
sacramento, cuando uno solo 1% lleva» y jera como cetrQ de esta 
dioqa» tei^ j^is optaras Mancas. Los señoras y reyes veneraban, 
mucho á qsta diosa* con oirás dos, que era la djoaa de loq f man- 
tenimientos que llamaban Chicorhecoatt, y la diosa de la sal que 
Uamaban JJuw^fíAuaÜ, porque decian que estas tres diosa* 
man^epiaq * Ja gen^ jxjpplar, para que pudiesen vivir y muí-, 

fiu la parto del owny que mira al Valle hay llantinas de otra 
templo rectangular, da ,6*88 por 8ñS9, teniendo en el fondo una 
piaron** de toda la longitud y 2 m 70 de anchura. Él paramen- 
to del expresado fondo, lo forma la roca misma; pero los muros* 
latoialaa están hechos de piedra y lui^iniíliin 1 ro 60 de espesor, 
y tiepen un|t oríen tociop magnética de 5B* ¿el N. al W. 

JDíjose^la Comilón que este lugar se llamaba TeotfaltQ 

. : i * . ' ' . . ... i » • : .. 

, -Histeria general de las cocas da Nueva Espafia.-TomO'I f , pág. 9. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 145 

nantzin, palabra que puede descomponerse en teotl, dios, tlalli, 
tierra, tonan, nuestra madre, y la partícula reverencial tzin; 
significando, Nuestra Madre la Liosa Tierra. Sabido es que la 
madre-tierra fué una de las principales divinidades á que tri- 
butaron culto los acolhuas. 

Contra el fondo del templo estuvieron aplicadas dos grandes 
figuras de alto relieve, de las que solo se conservan los pies, ha- 
biendo sido el resto destruido á lo que parece intendonalmen- 
te: aun existe sobre el piso un fragmento de una de las figuras, 
que por su gran magnitud no pudo ser removido y rodado has- 
ta el pié del cerro. De ese fragmento se sacó una copia repre- 
sentada en la lámina 1 •* , y del sitio que se acaba de describir, 
refiérese que era adorado el Sol en su ocaso. El trozo escultural 
parece representar un coselete 6 ichoahuipilli, cuyo fleco en la 
parte inferior está figurado por una serie de canalejas curvas. 
Loe demás signos que tiene grabados la piedra, le dan eviden- 
temente un carácter cronológico, y tal vez no seria aventurado 
suponer que se refieren al dios del fuego ó al dios del año, al 
creador de los cuatro astros ó al padre de los dioses, que los cro- 
nistas llaman XivJiÜeÜ, Xiuhtecuhtli 6 XivMecuhÜiÜeÜ. Tie- 
ne, en efecto, la figura un cordón ó mecatl ceñido en la cintura, 
y que pudiera tomarse como símbolo del xivJimolpíHi 6 sea la 
atadura de los ciclos de 52 años; del centro penden hacia abajo 
los cabos de la faja, representando en su conjunto un itztli de 
vivas aristas, que expresa el signo de la luz cipactli y otras ve- 
ees el signo ce tecpatt, nombre del año inicial del ciclo en el 
sistema cronológico de los toltecas, que conservaron los acol- 
huas. 

El cipactli atraviesa una figura trapezoidal, que generalmen- 
te se interpreta como símbolo de la tierra. A la izquierda hay 
un rosetón circular, que tiene 20 ondas entrantes en la circun- 
ferencia, y en el interior 13 rayos que convergen al centro. Se 
tienen, pues, las 13 veintenas ó las 20 trecenas, como quieren 
otros, del año ritual; y el producto de 13 x 20 nos da el número 
de días del tonalamatl, 6 sean los 260 dias del periodo en que 
es visible la estrella de la tarde ó QuetzalcoatL En tal virtud, el 
rosetón puede ser considerado como símbolo de Quetzalcoati, 
que en los monumentos cronográficos se toma también por acaü, 

Y como debajo de la rosa hay una onda grande con un circuli- 

* 19 



¡46 SOCIEDAD MEXICANA 

lio hundido, esta parte de la escultura que se viene describien- 
do debe leerse ce acatl, nombre del primer año por el que co- 
menzaba el cómputo del cielo en el reino de Tetzcuco. Tal vez 
en la parte que falta del fragmento había del lado derecho otro 
rosetón simétrico con el primero, significando la estrella de la 
mañana. Tras del cordón hay una serie de glifos, y arriba en el 
eje central dos cnadretes sobrepuestos. El inferior, correspon- 
diendo al ombligo de la figura, con un geroglffico borroso ó in- 
descifrable para el que esto escribe: el cuádrete superior está 
incompleto» solo se descubre el numeral dos y viene ácaer en la 
parte del pecho; en su conjunto fué acaso una placa suspendida 
al cuello de la escultura. Encima de los glifos y á la izquierda, 
se ve un disco con varios círculos concéntricos y cuatro circu- 
lilloe ó puntos en los extremos de dos diámetros que forman una 
cruz de San Andrés. Este símbolo se encuentra en el geroglífi- 
co de Xiuhtepec y en el oa*> presente representa el disco del 
sol, el Tonatiuh. Como es probable que del costado opuesto ha- 
ya estado también sobre el ichoahuipitti de la figura el gero- 
glífico de la Luna, parece confirmada la idea de que el fragmen- 
to descrito pertenecía á Uña imagen del Xiuhtecichtlitletl. 

Partiendo del terraplén que enlaza el cerro de Metecatl con 
el TetzCutzinco, y rodeando este ultimo por una calzada bastan- 
te bien conservada, que corre paralelamente al acueducto, se 
llega á la alberca del Sur, de que habla en su crónica el de Al- 
va IxttüxochiÜ. 

Las injurias de más de cuatro siglos han sido impotentes pa- 
ra borrar de ese sitio las huellas de su prístina grandeza, y en 
las correctas líneas de esa pequeña construcción, en la belleza 
y armonía de sus proporciones, en la limpieza de su tallado, y 
en el esplendor de la perspectiva que se disfruta desde ese lu- 
gar, no puede menos de admirarse el notable adelanto á que ha- 
bían llegado los constructores acolhuas á mediados del siglo XV 
en la labra de la piedra, y el refinamiento del gusto del mo- 
narca que se hacia fabricar esos baños de recreación. 

La alberca, que puede ser llamada de Tcnayucan, por el ge- 
roglífico que de esa ciudad tuvo en su origen, está labrada so- 
bre la cara superior de una roca saliente, como puede verse ei> 
la lámina 2 .* , en que el Sr. Huitrado ha representado fielmen- 
te todos los accidentes del paisaje. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 147 

La pileta afecta la forma de un tronco de cono, perfectamen- 
te labrado, que tiene l m 40 de diámetro superior, 0^60 de radio 
en la base inferior y m 62 de altura* Por el lado del W. hay dos 
escalones para bajar al fondo, y la superficie plana de la base 
superior se halla interrumpida por una línea poligonal de án- 
gulos entrantes y salientes, que á pesar de su irregularidad 
ofrece cierta belleza. Por el lado del £. hay un asiento ó redi» 
natorio hecho de la misma roca y desde el cual se disfruta una 
vista magnífica del Valle de México, sus lagos, los puebiecillos 
que están al pié del cerro y en último término la majestuosa 
cordillera. Por el lado del S. presenta el baño loe restos de una 
escultura que indudablemente fué el geroglf fico de Tenayucan 
y del cual solo pudo copiarse la base, por haberse destruido la 
parte superior. 

Consultando la preciosa colección de Lord Kingsborough l se 
encuentra que en la escritura geroglífica de los antiguo? mexi- 
canos, el pueblo de Tenayucan se representaba por la figura de 
un cerro, circundada por una especie de muro almenado 6 tena* 
mitl: ahora bien, en la ruina de Tetzcutzinco se reconocen las 
almenas de la muralla, y solo falta la parte superior del monu- 
mento, que debe haber sido arrojada al pié del cerro* 

Al W. del baño se encuentra una gran escalinata» formada 
de 26 peldaños, de m 91 de anchura en la parte alta y B 57 en 
la más baja (Lám. 3 •* ). En esta escalera debe haber existido, 
según Ixtlüxochitl, el geroglífico que marcaba la época de su 
construcción, mandado esculpir á causa de la nueva que del fa- 
llecimiento de un Señor de Huexotzinco tuvo Netzahualcóyotl. 
Fueron infructuosas todas las pesquisas de la Comisión para en- 
contrar esa fecha y solamente pudo hallarse el sitio en que pro- 
bablemente estuvo la inscripción, una especie de cuádrete, cu- 
ya escultura ha desaparecido completamente. Después de esas 
gradas siguen otras escaleras con menor número de peldaños 
hasta llegar al cercado de un patio situado al S. W. del baño, 
cuya planta mide interiormente 22 m 05 de longitud y 14 m 74 de 
anchura, teniendo las paredes una elevación de 2 m 70 por m 70 
de espesor y estando formadas de manipostería de piedra y lo- 
do, tomadas las juntas con mortero. Al piso de ese patio se ba- 

1 VoL I, lám. 1», fig. 12. 



148 SOCIEDAD MEXICANA 

jaba por diez escalones de m 90 de longitud, tallados en la roca 
que cierra por un lado la construcción. Encuéntranse más aba- 
jo ruinas de otros edificios, bastante deterioradas para que pue- 
dan ser interpretadas, y en general se descubre un sendero á 
guisa de rampa, que sirvió según se dice á Netzahualcóyotl pa- 
ra bajar de la cima á la barranca que corre al pié del Tetzcut- 
zinco. 

Cerca de esos lugares se halló un monolito, que afecta la for- 
ma de un obelisco, comenzado á labrar, de 2 m 24 de longitud y 
m 62 por m 70 en su parte más ancha, presentando cerca de la 
base dos cinturas ó estrias distantes entre sí l ro 07. 

Siguiendo por la calzada que da [vuelta al cerro, á la altura 
de la alberca de Tenayucan, se llega á otra más grande de 4P08 
de diámetro y l m 15 de profundidad, á cuyo fondo se baja por 
una escalinata compuesta de seis gradas; habiendo tenido á los 
lados de la entrada dos ranas, de las cuales ha desaparecido 
una, y la otra, bastante bien conservada hace algunos años, se 
encuentra en la actualidad muy deteriorada. Fué esta eviden- 
temente la pila votiva consagrada á la gran laguna, como dice 
Ixtlilxochitl, y dedicada k conmemorar la triple alianza de los 
Señores de México, Texcoco y Tlacopan. Esta fuente ó alberca, 
que es la mayor de Tetzcutzinco, puede bien apellidarse de 
Tetzcuco. En la planta de la pila hay otra pileta circular y ex- 
céntrica, de l m 28 de diámetro. 

En la línea de los dos baños que se llevan descritos, y por la 
parte N. del cerro, se encuentra la alberca que puede ser llama- 
da de Tollan. Es menos notable que las otras dos, si bien son 
dignas de mención nueve anchas gradas labradas en la roca. 
No logró la Comisión descubrir el geroglífico de Tollan. 

En la cumbre del cerro se notan las huellas de los cimientos 
de antiguas construcciones; y en dos enormes rocas aún se des- 
cubren los leones de que habla en su Crónica Ixtlilxochitl, aun- 
que á decir verdad esas esculturas tienen más bien la figura de 
lagartos. 

No carecerá de interés el que, antes de concluir, se intente 
determinar la unidad de longitud que empleaban los acolhuas, 
deduciéndola de las principales dimensiones de las ruinas que 
se han ido apuntando en el curso de esta Memoria. Esas dimen- 
siones parecen adecuadas para semejante investigación, porque 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 149 

tratándose de construcciones que tienen un carácter monumen- 
tal, no es aventurado suponer que se ha seguido un plan deter- 
minado en su erección, algo así como lo que hoy se llamaría un 
proyecto arquitectónico; que además, en la ejecución de las 
obras han intervenido los sacerdotes, depositarios de la ciencia 
en aquella civilización; y que por consiguiente, las salas de los 
templos, por ejemplo, han debido tener en planta, en bu longi- 
tud y en su anchura, un número cabal de unidades de medida, 
6 cuando mucho un número entero de esas unidades con una 
fracción fácil de apreciar, como una mitad, una tercia, ó una 
cuarta. A mayor abundamiento, muchas de esas dimensiones, 
expresadas en la unidad de longitud, tenian que venir á que- 
dar representadas, no solo por simples cantidades enteras, sino 
también por algunos de los números simbólicos 2, 4, 5, 9, 13 y 
20 ó sus múltiplos, que hacian papel principal en la cosmogo- 
nía, en la teogonia y en la cronología 'náhoa, y que han de ha- 
ber estado siempre presentes en la imaginación supersticiosa 
de aquellos pueblos, á semejanza de los números simbólicos que 
se encuentran en otros sistemas filosóficos de la antigüedad. 
Si al buscar el divisor común de las dimensiones de que antes 
se ha hablado, no siempre se encuentran resultados exactamente 
iguales para la unidad de longitud, provendrá esto: primero, 
de que las fábricas de albamlería al concluirse resultan gene- 
ralmente con magnitudes que discrepan por lo común de las 
proyectadas, por efecto de irregularidades inevitables en la 
construcción; y segundo, porque algunas de las dimensiones que 
se tomaron de las ruinas representan, por ejemplo, la distancia 
entre muros que están ya cuarteados, ó desplomados, ó dete- 
riorados en sus paramentos, obteniéndose entonces medidas que 
necesariamente deben separarse algo de las primitivas. 

Combinando los resultados se llega á un promedio de m 853 
para la unidad de longitud acolhua. 

Si se la llama vara, para darle algún nombre, se encuentra 
que la sala principal del templo de Mictlantecuhtli mide 7 va- 
ras de ancho, 9 de largo y 8 de altura, teniendo la escalinata 
de la entrada 2 varas de ancho. 

Para el Chalchiutemetl resultan 4 varas de ancho; para el 
Teotlaltonantzin, 8 varas de longitud y 6¿ (la mitad del nú- 
mero simbólico 13) de latitud; para la alberca de Tenayucan 



150 SOCIEDAD MEXICANA 

1$ de diámetro; y para el gran patío del alcázar, 17 varas por 
26, siendo este último numero duplo de 13 y pudiendo el pri- 
mero descomponerse en 13+4. 

Tales son los resaltados de la excursión á las celebradas rui- 
nas de Tetzcutzinco; y el que esto escribe abriga la esperanza 
de que su relación, por imperfecta que sea, dará al menos una 
ligera idea de esas notables antigüedades. 

México, Septiembre de 1880. 

V. Retes. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 151 



COLECCIÓN POLIDIÓMICA MEXICANA 



qüi comen 



LA ORACIÓN DOMINICAL. 



♦ ». ■ ■ 



La presente Colección se ha formado, con la impresa por la Socie- 
dad en 1860, en la casa de Andrade y Escalante, á la que se han agre- 

¡ gado algunas otras oraciones en diferentes idiomas y dialectos que se 

encuentran en la obra del Sr. Pimentel, intitulada: Cuadro descriptivo 
y comparativo de las lengua* indígenas de México, ó Tratado de Filo- 

| logia Mexicana, y otros varios que hemos debido á la cooperación de 

los Sres. Altamirano y Martínez Graciela, formándose asi una obra 
más completa y que da una idea más aproximada del número de 
idiomas y dialectos que se hablan en el país. 



Para dar una idea, aunque muy general, del carácter de la 
lengua Otomí (que es una de las más usadas y difundidas en 
la República Mexicana, y acaso la más conocida), ponemos aquí 
la traducción del Padre Nuestbo hecha en el siglo XVI, 6 por 
el P. Rangel, 6 por el P. Castillo, religiosos franciscanos, y que 
posteriormente corrigieron los Padres Ramírez y Yepes. 

1. Ma tá he ni büy mabétai. . Jg3FMio Padre nosotros tu ha- 

bitación cielo. 

2. Da ne ansfi ni hühfl Llamarán Santo tu nom- 

bre nvmbre. 

3. Da éfhS ga he ni büy —Vendrá hacia nosotros, tu 

habitación, 



Ls 



!52 SOCIEDAD MEXICANA 

4. Da kha ni hnee gg* Harán tu voluntad. 

5. Ngü gua na hay Asi aquí la tierra (en), 

6. Te ngü mahfetzi Así también délo (como en) 

7. Ma hmé he ta napa El pan nuestro cada dia 

(de) 

8. Rá he na ra pa ya Danos un dia nuevo (en) 

(hoy) 

9. Ha puní he Y perdona á tíos, 

10. Ma dupaté he Nuestras deudas, 

11. TSngü di puni he —Como nosotros perdonarnos 

12. U ma ndupaté he Ahora deudores nuestros, 

13. Ha yo gui hS he Y evita d permitirnos, 

14. Ga he kha na tzó cadi. . . . Caeremos en torpe acción 

15. Mana pehe he hin nhó. . . . Sino sálvanos (de lo) no 

bueno. 

16. Da kha Harán (así sea) (Amen). 



1. MA TÁ HE NI BÍTY MAHÉTZI. 

Ma, mió; tá, padre; he, nosotros; mata lié, mi padre~nosotros 
esto es, padre nuestro; ni, tu; búy, habitación, habitas; ni, ahora; 
buy, habitar, habitas, y entonces; ni, es partícula que sirve pa- 
ra indicar que el verbo está en presente. Nótense la ausencia 
del relativo que y uso del verbo búy, como nombre. Ma, partí- 
cula que se antepone á los sustantivos que significan algún lu- 
gar: "he," extensión; tsi, alrededor, en circunferencia; "mahétei," 
el cielo. 

2. DA NE ANSÜ NI HÜHÜ. 

Da, partícula de la tercera persona del futuro del indicativo, 
ne, llamar; da ne, llamarán; "ansü," del español, Santo; ni, tú; 
"hühü," nombre, nombre, llamarán Santo tu nombre. 

3* DA ÉHfi GA HE NI BUY. 

Da, signo del futuro; "e," venir; "he," acercarse; "ehé" venir 
hacia uno; "Da ehe," vendrá; ga, partícula con que se denota la 
cosa ó persona á quien viene el daño ó provecho; he, nosotros; 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 153 

ga he, hacia nosotros; ni, tu; búy, habitar, habitación; ni büy, 
tu habitación, tn reino. 

4. DA EHA NI HNEE. 

Kha, hacer, da kha, harán (hágase); ni, tu; knee, voluntad; 
(nee, es querer). 

6. NGÜ WA NA HAY. 

JV^, tanto, así; yua, aqní; na, aquella, pronombre usado co- 
mo artículo la; hay, tierra; na hay, la tierra, esto es, en la tierra. 

6. TE NOIÍ MAHÉTZI. 

Te, qne; ngú, tanto, así como; "mahétzi" (véase el núra. 1); li- 
teralmente es que tanta extensión en rededor, es decir, así co- 
mo en el cielo. 

7. MA HMÉ HE TA NA PA. 

Ma, mió; "hm€" pan; he, nosotros (nuestro pan); ta, 6 da, ca- 
da; na, 6 da, cada; ta na, cada cada; esto es, todos; pa, el dia, la 
época; nuestro pan de cada dia; por, nuestro pan cotidiano. 

8. RÁ HE NA BA PA YA. 

Sá, vel da, dar, he, nosotros, na, en vez del artículo el, la; ra, 
nno, número cardinal; pa, el dia; ya, nuevo, un dia nuevo, es 
hoy: da á nosotros hoy. 

9. HA PÜNI HE. 

Ha, y; pu, dejar; ni, brotar, dejar brotar, t¿ perdona; he, (á) 
nosotros. 

10. MA DÜPÁTE HE. 

Ma, mió; du, deber; pa, vender, té, hacer, deber, vender las 
deudas; he, nosotros; ma he, mió, nosotros, nuestros. 

11. TENGÚ DI PUNÍ HE. 

"Té" que, 6 lo que; ngú, así, lo que así, así como; di, partícu- 
la indicativa de las primeras personas del indicativo; puni (v¿a- 
se el núm. 9); he, nosotros, pronombre personal que pospuesto 

al verbo, convierte el plural en singular. Literalmente dice: lo 

20 



154 SOCIEDAD MEXICANA 

que asi nosotros dejamos brotar, esto es, así como nosotros per- 
donamos. 

12. U MA NDUPATÉ HE. 

U-, ahora, n, por na, un, uno, en vez del artículo: dupató, en 
el núm. 10 está por las deudas, y en este por los deudores; he, 
á nosotros. 

13. HA YO GUI HE HE. 

Ha, y; yo, no; gui, partícula de la segunda persona del futuro; 
"h€," consentir; gui he, no consentirás, por no consientas; he, 
nosotros (á nosotros). 

14. a A HE KHANA TZÓ OADI. 

Ga, caer; he, nosotros; kha, en, sobre; na tzb, torpe; ca, obrar, 
di, ejecutar; cadi, poner en ejecución. Caernos en torpe acción 
(el pecado). 

15. MA NA PEHE HE HIN NHÓ. 

Ma, mas; na, mas bien, antes bien, pe, redimir, salvar; he, 
nosotros; hin, no; nhb, lo bueno, "Antes bien, sálvanos de lo no 
bueno* 9 • 



Uno de los primeros cuidados de los Misioneros, que apren- 
dieron el Othomí, fué hacer la traducción á esa lengua, de la 
Doctrina cristiana, al frente de la cual, colocaban como era de- 
bido, la oración del Señor 6 el Pater noster; así es, que son in- 
numerables las versiones, manuscritas, que se conservan. Las he- 
chas en los siglos XVI y XVII, son de muy difícil inteligencia; 
porque no habiendo todavía inventádose por Nevé, el modo de 
fijar por medio de signos, independientes de las letras, la clave 
del tono que se debia dar á las vocales (que como vemos pue- 
den tener cinco), trataron los autores de explicar la modula- 
ción de la voz, con la agregación de muchas consonantes á la 
palabra. Seria por demás, ponderar cuánta variación resultaba 
«n las monosílabas, que cuando mucho constan de dos conso- 
nantes y una vocal, de la agregación de tantas letras de este 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 155 

género. Hay en esas traducciones palabras semejantes á algu- 
nas alemanas, en las que si no fueran las más de las consonan- 
tes mudas, no seria posible pronunciarlas. Con todo, prevaleció 
una de esas traducciones, pasando de boca en boca, y conser- 
vándose en la memoria de los hombres, sin que se atendiese al 
modo diverso con que cada cual la escribía. Los Misioneros Ran- 
gel y Castillo, que fueron los que tuvieron la gloria de engen- 
drar para Jesucristo, por el Evangelio, á los othomites, fueron 
sin duda los que le dieron esa forma, que ha llegado á nosotros. 
El Padre Miranda publicó una en el Catecismo breve en Un- 
gua othomí, que dio á luz en 1759, del que acaso no existe otro 
ejemplar que el que se conserva en la Biblioteca de la Univer- 
sidad de México. l En el fondo, la traducción es buena; mas ado- 
lece del defecto de las otras, esto es, de tener los tonos represen- 
tados por letras, con lo que se desfiguran las palabras. Suscitá- 
ronse luego disputas sobre la pureza de esta versión, que cau- 
saron disgustos graves al autor; otras cuestiones hubo de otro 
género, sobre los principios gramaticales en que el P. Miranda 
se había fundado, y se ventiló con calor por una y otra parte, 
si se podría escribir una gramática de la lengua othomí, y si 
seria posible hallarle una escritura* El catedrático de esa len- 
gua en la Universidad, creyó que á él se interpelaba, y vio co- 
mo punto de honor, el vindicar la lengua que había enseñado 
por muchos años, de la nota de "irracional" que sobre ella re- 
caería, si teniendo cada idioma un plan fijo, un encadenamiento 
de ideas, unos principios que lo regularicen, ella sola sufría la 
humillación de verse excluida de la influencia de la filosofía. 
El habia sido uno de los defensores del JP. Miranda, y su mé- 
rito era tal, que se creyó bastante guarecido de una tempestad 
demajante á la que habia descargado sobre la cabeza de su ami- 
go. Poco conocia á los gramáticos, "gente rijosa, insolente, ca- 
bezuda, orgullosísima, pedante é intransigible," como al vivo lo 
ha escrito el autor de la República literaria. El catedrático ATo- 
lina y Nevé, que pudo salvar á otros, no fué bastante para sal- 
varse á sí mismo. Escribió y divulgó una traducción de la Doc- 
trina cristiana, en que se sujetaba á los principios de la lengua, 

1 Hoy los libros de esta Biblioteca, así como los de los conventos, 
se encuentran en la Biblioteca NacionaL 



156 SOCIEDAD MEXICANA 

y que dio á conocer & los seis años en su apreciabilísima 
Gramática. Vemos en el prólogo cómo era tratada su traducción, 
y que después de haber ganado por oposición una cátedra que 
había regentado durante veinte años, se le hizo sufrir la humi- 
llación de sujetar su mérito literario, y sus conocimientos, al 
dicho de un hombre vulgar, y que solo sabia hablar la lengua 
Othomí, como la hablan los carboneros que bajan á la ciudad, 
que por su rusticidad, no comprenden á loé otros oíhomües de 
otros rumbos, como sude suceder (en España) con los gallegos 
del campo, que tienen por extranjeros, no solo en la nacionali- 
dad, sino aun en la lengua, á los Portugueses. El indio, juez 
de la controversia suscitada en el concilio, entre los gramáticos 
othomites, era el intérprete del Juzgado; y á quien no haya vis- 
to qué clase de gente era esta, le hará fuerza tal vez el nombre, 
que en sí es respetable. No tuvo aceptación la traducción de 
Nevé, y le sucedió lo que á San Gerónimo, con la que hizo de 
los Salmos, mejorando la de la antigua Vulgata, que conserva- 
ron las iglesias, teniéndose á dicha que ya no hablaran de ella, 
porque no era sino para inpugnarla. 

En consecuencia de lo acaecido en el concilio, el Padre Fr. 
Antonio Ramírez escribió un Breve Compendio de lo que debe 
saber y entender el cristiano, en otítomí; cuya obra fué aproba- 
da por una comisión que al efecto nombró el concilio. En aque- 
lla, la dicha oración y todas las otras que aprende de memoria 
el pueblo en nuestra Iglesia Mexicana, se dejó casi como estaba 
ya en uso, simplificando (más de lo que la mayor parte de los 
antiguos lo habia hecho) la escritura, y dejándola sin los idio- 
tismos de la lengua, que se conmutaron por la sintaxis españo- 
la. Esto sucedió no más en las oraciones mencionadas; pero en 
su explicación, Ramírez escribe muy bien y conforme á los prin- 
cipios de Nevé, si bien no suprime con la frecuencia que debia, 
las sílabas que en composición son inútiles al sentido, y que dan 
origen á solecismos que afean la oración. Ramírez escribió en 
1785; y la ocurrencia feliz de inventar una escritura fantástica 
y rarísima para el othomí, cuando no debia haber hecho sino 
perfeccionar la inventada por Nevé, con sus originalidades, la 
hizo ilegible, é imposible la repetición de las impresiones de su 
obra. Para suplir la falta que hacia un libro de esa naturaleza 
entre los indios, publicó el Padre Yepes, en 1826, sü Catecismo 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 157 

y declaración de Ut Doctrina cristiana en lengua oihomí, en 
coja escritura, ni siguió á Nevé, ni menos á Ramírez, sino que 
con hacer cambiar de posición las letras vocales, indica los to- 
nos que se les deben dar. Hizo más; limpió de toda consonante 
impertinente las oraciones que se hallaban en Ramírez y en su 
prólogo, y un excelente, si bien reducido Diccionario que agre- 
gó á sus tratados catequísticos mostró que conocía la lengua 
tan bien como Ramírez y Nevé, y que estos dos maestros decian 
una misma cosa, aun cuando parecian estar más distantes, pues 
Tepes ha fundado su doctrina en las observaciones de ambos, 
conformándose á los preceptos de Nevé, porque son los princi- 
pios de la lengua, y conservando las traducciones de Ramírez. 
En 1834, D. Francisco Pérez publicó un Catecismo de la Doo* 
trina cristiana, en el que siguiendo el sistema de escritura in- 
ventado por Nevé, y mejorándolo en mucha parte, con solo los 
acentos designa los tonos y representa los sonidos, conservando 
las letras españolas y copia de las traducciones de las oraciones 
del P. Ramírez, ya limadas por Yepes. Como Pérez escribía pa- 
ra ser entendido en materias de tanta importancia, habla ge- 
neralmente como los othomites se explican hoy dia en algunos 
pueblos, esto es, con las mutaciones que el español ha introduci- 
do en la lengua de aquellos indios. El método con que publicó 
su obra, favorece mucho su aprendizaje. 



ENSAYO DE OTRAS TRADUCCIONES 

DB XiA OBAOION DELL Süff OB. 

Go ma tík he %&Se1ior, mió Padre nosotros (Se- 
ñor nuestro Padre). 

To gui büy Que tú habitas (que estás). 

Hé tsi Extensión en rededor (en el 

cielo). 

Da ma ka ni hñ Ellos dirán Santo tu nombre 

(Santificado sea tu nombre). 

Na di ni hne —Ella se hará tu voluntad (há- 
gase tu voluntad). 

Hay he bStsi Tierra y cielo (en la tierra y 

en el cielo). 



158 SOCIEDAD MEXICANA 

Ma bmé he ta pa ^^Mi pan, nosotros cada dio- 

(nuestro pan cotidiano). 

Za da he ni Agrédete, dar nosotros ahorca 

(dánosle hoy). 

Ha pu ni ma tháy he — —Y perdonar brotar, mi deuda 

nosotros (y perdónanos nues- 
tras deudas). 

Ngü y pu ma tháy té he . . Como nosotros perdonamos de 

devdas hedías nosotros (co- 
mo nosotros perdonamos 
nuestros deudores). 

Ha yo ho Y no consentir (no consientas). 

He ga zá tzó di Nosotros hacia vergüenza caer 

ejecutar (caer á nosotros en 
el mal). 

La partícula Oo es reverencial; úsase como una protesta de 
respeto: júntase con nombres (dice Molina), v. g., Goma tá he r 
Padre nuestro, pág. 139. En muchísimas traducciones de la Ora- 
ción Dominical, se halla, y en algunos casi no hay palabra en 
que no esté repetida. Suprimióse después, en el uso, porque lo 
hizo Ramírez en su tratado de Doctrina, y la razón que tuvo 
sin duda, fué la que da uno de los censores de la obra (D. 
Ignacio Ramón Moreno), y es, de que Oo, mellizo, es equívoco 
de Go, partícula reverencial; en efecto, ambas palabras son ho- 
mónimas mas no homofonéticas, pues el Go, partícula, es breve, 
y el otro largo: Goo. Siguiendo ese sistema de suprimir los ho- 
mónimos, ¿qué quedaría de la lengua llena de voces de este úl- 
timo género, de donde procede la ditícultad de su inteligencia; 
y más que todo, la de su escritura, que no se facilita sino en el 
método eon que los chinos, cuyo idioma tiene los mismos carac- 
teres de homogeneidad y - homofonía, han conseguido fijar el 
sentido de las palabras? 

Mas si el Go, se desterró de la oración en que más debíamos 
expresar nuestra reverencia á nuestro Criador y Padre, ha que- 
dado en uso en toda conversación y circunstancia en que se de- 
be manifestar respeto, ya sea aplicándola á los nombres, ya sea 
á los verbos. En el ceremonial del matrimonio, al recibir de ma- 
no del esposo las arras, la mujer dice "Go di küun ga:" Yo las re- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 159 

cibo (Pérez, pág. 42). La partícula Oo, es intraducibie, si no es- 
por el nombre Señar. 



TERCERA TRADUCCIÓN DEL PATER NOSTER 

CON EXPRESIÓN DU LAS PARTÍCULAS. 

Ma tá ki he , $¡3FMio, Padre venerable, nosotros. 

Gue guibüy Que tú moras. 

Kha hetzi En cielo. 

Kha nihü Divino tu nombré. 

Da di hnee Ella ejecútese tu voluntad. 

Bi kho na hay Abajo en aquella tierra. 

Ra ña kha mahétzi Igualmente arriba en cielo. 

Da da sé he Concede para nosotros. 

Ma hm€ he Mió pan nosotros. 

Yo ga zo he gee ted di. . No caeremos por causa del mal 

ejecutor. 

Tá ki, Padre venerable, como Go td t expresión de respeto y 
reverencia que han usado en este lugar algunos traductores, si 
bien "k&," hi, i, aunque son reverenciales, no se usan sino de- 
igual á igual. Dirigiéndose la criatura á su Criador, no debería 
llamarlo sino "ka, 6 ka tá," ó Sam mi Td t Padre divino, Padre 
Santo. 

La partícula se, antepónese á los nombres de las personas á 
quienes les viene daflo ó provecho; equivale al to ófor inglés, 
al pour 6 d francés, al iu chino, y al para español. Sé, por cau- 
sa, es el a ó ai latino, y el ieu chino. 

£1 sé, se encuentra en el Vocabulario de Ytpes, pág. 240, co 
lum. 2, lin 8. Y en la misma obra, en la 113, col. 2, lín. 15, se 
habla del Gee. Ni de una ni de otra habla Molina; en la pág. 
141, nám. ID, trae la partícula ga, que tiene entre otros usos, 
el de explicar á quién viene daño 6 provecho, y el objeto de la 
coea 6 de la acción, como para decir Hospital, deberemos usar 
de las palabras "ngú ga dathl," casa para cuerpo enfermo. Ra- 
miren, Yepes, y todos los traductores del Paternóster en Otho- 
mí, han hecho uso del ga. 



160 SOCIEDAD MEXICANA 



CAHITA 

Itom atzai teuekapo katekame emtehuam checheuasa ioia- 
riua, itom ipeisana emiauraua emuarepo imbuiapo anua aman 
teuekapo anua eueni. Makhukve itom buieu ieni itom amika, 
itome sok alulutiria itom kaalanekau itome sok alulutiría eue- 
ni itom beherím kate sok itom butia huena hutekom uoti: em- 
posi aman itom ioretua katuri betana. l 



CALIFORNIO 

Tonac tucupn aija, Sajobquech moto aniamo majarmimojiq 
tucupra main mo no moicneni miyi ojor y iaj tucupra. 

Timiambri ioni majarmi mitema coy oborny yiomamainai 
momorjaich miyi y arma obonaj yono yoocaiyue coi jarenca 
main itong momorjaich, coi jama juermi oc momoriaich. Amen 
Jesús. 8 



CORA, CHORA Ó CHOTA 

Tayaoppa tahapoa petehbe cherihuaka eiia teaguarira cbe- 
meahaubenii tahemi eiia chianaka cheaguasteni eiia jevira iye 
chianaka tapoan tup up tahapoa. Ta hamuit huima tahetze 
rujeve ihik ta taa huatauniraka ta xanakat tetup iteahmo 
tahuatauni titaxanakante ta vaehre teatkai havobereni xanakat 
hetze huavaehreaka tekai tahemi rutahuaja tehaieuene. s 



COCHIMÍ I o 

Pennayü nakeenambá, yaá ambayujüp miya mó, buhú mom- 
bojuá tammalá gkomendá hi nogodognó de muejueg gkajim: 
pennayulá bogodognó gkajim, guihi ambayujüp mabá yaá 



1 Pimentel, obra cii, tom. I, pág. 185. — Se habla en Sonora. 

2 Se habla en Californias. 

3 Pimentel, obra cii, tomo I, pág. 291. — Se habla en el Nayarit, 
Territorio de Tepic. 



ut ut hwiuvii iHKAiunnn 



OtTA-RTA. ÉPOCA 



tomo i || "inbí. 



SUMARIO. — Apuntei sobre Cayo Jmw», por Juan 
Orozco y Berra. (Conclusión). — Cayo Arena», articulo de 
El Tiempo, de 10 de Julio de 1886.— Cayo Arenas, docu- 
mentos publicados por El Tiempo, de 10 de Noviembre de 
""* ''Laa Ruinas de Tetzcutzinco," por el Sr. Ingeniero 

Reyes. — "Colección polidiómica mexicana, que con- 

Oracion Dominical." 

} cuaderno lleva tres laminas. 



MÉXICO 

TIPOGRAFÍA DE EDUARDO DUBLAN 

Calle del Refugia 15 (En! res 11 elo). 




1 _ _J__^ 3 &4» 











■ 9 á / 



I I 
I 4 

21 j; 





ÍÍP 



23„ ^^S 25 „ 




fffi 

a 3 * 



D D 



S'^te 



IIÉ1M/ 



ü 



üí> « <$ 



--J 



79 



81 « 

I? 

.86 -ÍS* 



89 

i7^¿ 88 ^ 90 

92 93^ -títy 

•S ^7 !£p «r v 

«* A 1" f ' I 

1 



no Jjii 



j 



4 ' .» 



i 

b 

I 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 161 

kseammeté decuin yi mo puegigo: yaám buhula míijua amba- 
yujupmó de dahijua, amet é nó guilugui, ji pagkajim. Tamadá 
yaá ibó tejueg guiluguigui pamijich é mb, ibó yanno puegin: 
guihi tammá yaá gambuejula keepojui ambinyijuá penna yola 
dedaudngüjua, guilugui pagkajim: guihi yaá tagamueglá hai 
ambinnyyjüa hi doomó puguegjuá, bi doomó pogannyim; ta- 
muegjua, guihi ufi mahel k»*mmet h dicuin yumó, guihi yaá 
hui mabinyi yaá gambuegjuá pagkaudugum. Amen. l 



COCHIMÍ 2 o 

Cahai apa, ambeing mía mimbang-a-juá val vuitmahá: amét 
mididavaijaá cucuem: jemmujuá, amabang vihi miéng, ame 
tenáog luvihim. The-váp yicué timiei: digu&, i bang-ainnáng 
gua cahittevichip nuhiguá, avinvehám, vi chip iyeguá guaca- 
viuvém: casaetasu&ng mamenit-guaküm, guang teviaiée gua 
caviguahá. Amen. 1 

COCHIMÍ 3 o 

Na-bappá amma-bang miamü, ma-mang-á-juá huit maja 
tegem: A materna- thadabajua ucuem: Kem-mu-juá amma-bang 
vahi-niang amat-á-nang la-uahim. Teguapibang gualgüieng 
-ár-vit-á-juá iban-á-nang packagit: mu ht-pagyoá abadake- 
gem, toa chi uayecg-juá packabaya-guem: Kazet-á-j&angamue 
-gnit-pacum: guang mayi-acg packabanajam. Amen. s 



CUICATECO I o 

Chidao, chicane chueti Jabí, chiniuieo ña; cobichi, Jubi ña; 
ehichif, chicobi, no ns: ñendt ña; cobicbi ñenoña. 

1 Pimentel, obra cit, tomo II, pág. 213.— Se habla en el dialecto 
de las antiguas Misiones de San Francisco Javier y de San José de 
Comandú (Baja California). 

2 Pimentel, obra cit, tomo II, pág 214.— Se habla en el dialecto 
de las antiguas Misiones de San Frauciscoo de Borja, Santa Gertrudis 
y Santa María de la Baja California. 

3 Pimentel, obra cit, ton». II, pág. 124. -Se habla en las antiguas 
Misiones de San Ignacio de la Baja California. 

21 



102 SOCIEDAD MEXICANA 

Duica nahán,ñahan, tando cheti Jubi. Rondo ñecno; chi 
Jabí, Jubi; techi ni nons: mk dinenino, ni chi canticono, diñen, 
tandonons; dineninono chi eaati co üehen nons, ata condicnó; 
na tontac, ion, ante danhi, dinenino ni chin que hé danhi. Amen 
Jesús. * 



CUICATBCO 2° 

Chida deco, chicanede vae chetingue cuivicu duchi dende 
cuichi nusun dende vue chetingue cui, tundube vedinun de 
nde tica nañaa, tandu vae chetingue yn dingue deco de huehue 
techide deco Gu ema yna dechecode deco ducue ticu tica, tandu 
nusun nadecheco deevioducue chicati cusa yati, tumandicude 
cuitao ve ndicuido nanguaedene ducue chiguetae. Amen Jesu. * 



CHAÑABAL 

Tattic haya culchahán tanlinubal á vihil jacuc eg bagtic á 
guajan acotuc á guabal hichuc ili luchum jastal culcha han. 

Yipil caltzil eg güiniguil tic aquitic svá yabanhi soc culan- 
perdon eg multic hichuc quejganticon perdón macha hay smul 
siyilticon soc mi ztagua concotic muiil más lee coltayotic scab 
pucuj ja chue. ' 



CHIAPANECO 

Púa mangúeme niluná cañé nacapajó Lotomomo copaminé 
chambríomo chala ya guipumutamú gadeloja istanacapú caji- 
luca nacopajó: cajilo baña yacameo mó nuori may tavilú min- 
damu Oguaji mé Ha copomimemo taguagime nambuc amuñeme 
cuqueme gadelucá Sinemú, ca simemu taguagime nambucamu- 
ñeme co pá tipusitumu bicá tipucapuimú muja rimimuñame 
mangúeme. Diusi mutari lú nitangamé chacuillamé caji Jesús. * 



1 Se habla en el Estado de Oaxaca. 

2 Se habla en el Estado de Oaxaca. 

3 Se habla en el Estado de Chiapas. 

4 Se habla en el Estado de Chiapas. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 168 

CHIHUAHUEÑO 

Tama Nono repá regüegachi asigam eque muteguareré 
Santo ñire boa, mu se marari regüegachi asiga, tamú jará mu 
yeraú genogüichiqui, mapú regüegá eg uaríga repá regüegachi. 

Sesenú ragué tamú nitagará, jipe ra güetamí neja, tamí 
cheligué" tamuchei na yori goma matamereguega cheligue tamú 
ayariguameque uche, mapa eqai chati ju mecámujurá, mapa ta- 
raí tarora boa queco. Amen Jesús. l 



CHINANTECO 

Phui ñuhu nab nujui quinno, qualin cuiá hela ximo, quaehe 
nah ñujiu: quiehe, quali he li haha muy cuila, jabalajna ñujui: 
quseheh hi nal chahá chahá, tan ihno chaaqui quiee nah, can- 
jhiala in nah chazaquiun quiani nah, tanza tomo nah que hi 
vi chaaqui: quimi nah phui Dios geilaheza quiu Qualibalajna. 
Jevs. * 



CHOL 

Fiat te lojou, ano ti panchan utzat alvi lacavál tzictic tolelojon 
hangracia. Chu lee vilie á pucical, vajehee ti paniumil chee ti 
panchan. Laa cual ti juun peí quin, ac ven nomelojon gualee 
sutven la svet, baschee mué sutvenlaa y vetob la spibulob. 
Llastel ti lolonteel cotanonmelojon y chachan jaipel y tiue malo 
lojon. Amen Jesús. 3 

EUDEVE, HEVE Ó DOHEMA. 

Tamo nono teviktze katzi; kanne amo tegua uehvavitzua 
teradauh. Tame kanne venehasem amo keidagua; amo kanne 
hinadodauh yuhtepatz endauh teviktze endahteven. Tamo ba- 
dagua oki tame mik. Tame naventziuh, tame piidemo tamo 

1 Se habla en el Estado de Chihuahua. 

2 En Tuxtepec, Cuicatlán, Ixtlán y Choapam, Estado de Oaxaca. 
— Debemos estos datos al Sr. Martínez Gracida. 

3 Se habla en el Estado de Chiapas. 



164 SOCIEDAD MEXICANA 

kanade, emka ein tamide tamo ovi naventziudateven. Eana 
diablo tatakoritze tame huétudenta; nassa tame hipur kade- 
nitzeuai. 1 



GUA1CURA 

Kepe-dare tekerekadatemba da? ei-ri akatuike pu-me tscha- 
karrake pu-me ti tichie. Ecun gracia ri átame cate tekereke- 
datemba tschie. Ei-ri jebarrakeme ti pu jaupe datemba paeci 
jebarrakere aena kea. Kepekun bue kepe kenjatupe untairi. 
Eate kuitscharrake tei tschie kepekun atakamara, pae kuits- 
charrakere cate tschie cavape atacamara kepe tujake. Cate ti- 
kakamba tei tschie cuvumera cate ué alukiara. Kepe kakunja 
pe atalara tschie. * 

HÜAXTECO I o 

Tata pailom huahua, itcuajat, ti eb chie pclit Santo jajatz 
abi cachic atzale tal ti eb al huahua: catajatz tacú 1 be tal hantzaná 
titzabal hantini tiaeb ani cap ud patalaguicha tacubinanchi, 
xoque ani tacapaculanchi; cal igualab, ani ela tegui tacupalanchi 
cal y at guitzab ani il tacujila cugualan cal junhi fataxtalb, 
maxibtaculohu cal han atax mal tajana guatalel. 8 



HÜAXTECO 2 o 

Paylome anítquahat tiaeb quaquau hlu anabi, cachich anat- 
zaletal. Catahan analenal te tizaba), nuantiani huatahab tiaheb. 
Anitacupiza xahue caylel yaba canil ani tacupaculamchi antu- 
hualabchic, antiani huahua tupaculamchíal tuto nam chix 
lomchic, ani ib tacuhila timcal ib cuacuallam tin ex extalab. 

Timat taculouh timba ana ib quaqua. 

Anitzcatahan 4 

1 Pimentel, obra cit, tomo I, pág 147.—- Se habla este idioma en 
unos cuantos pueblos del Estado de Sonora. 

2 Pimentel, obra cit., tomo II, pág 206.— Se habla en California. 

3 Se habla en el Estado de San Luis Potosí. 

4 Se habla en el Estado de Tamaulipas. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 165 

HUAXTECO 3 o 

Pailón qüa que cuajat tiá el: tu cab tajal hanchaná enta bi 
ca chix hanti ca ilál cataja na aquiztal hanchaná antich aval 
quinitine tiá el. An pan abalgüa ti patas hüicha ha» tu piza 
següe tu placuanchi ni gualal anchaná jontinégüá y placuan- 
chal in at qualablora, il tú en gila cu cualan anti atas cha la- 
bial, tu en libran ti patas an ataz tabal, Anchaná Juntam. An- 
chanan Catajan. 1 

JOBA 

Dios Noiksa: Vantegueca cachi, Sec jan itemijunalequa mo- 
tequán. Veda no parin, Embeida mogitápejepa. Ennio ju güi- 
dade, Naté, vite tevá, nate vantegué ca. Necho cuguírra, Setata 
veté tooma cá Ento oreirá, en tobarurra, como ité yté topa 
oreira toon oreira seeján. Caá ton surratoja canecho jorra Sa- 
cu Nuna dogüe seejan iguité caagüeta. ' 



LIPANO 

Cutall nezlló ezllá anel ti quiLlatá; setezdanela net agá ñau- 
tela; nosesene nda tendajo He agá tande: tanzanenda agá atan- 
clajú, senegui ti ezllza glezi, aj ullú ti lie llata; Lie tulatan nez- 
llé ja lagé tatichi anizané tatichi en gucecen dé joullé vandaez* 
hé Senegui ajullú da yó nachezonllé tenagé vandaezhec en ne 
zto agatenjá tendá tlez ti tezchupanen da glicóa genechi te na- 
jacengli Qaache lyé net s 

MATLATZINCA 

Cabotuntanqui, Quizhe chori ypiytiy. tharehete meyuh but- 
tovi ynituyuh puenih ttubeye botinita. tharehetevi Inuni hami 
ynquituhenavi ypusca hetehevi ypiytiy. achij ripah quehbi 
ynbotu mevi yndahmutze. yncatutenabi. botinita. Dihemindi- 



1 Se habla en el Estado de Tamautipas. 

2 Se habla en el Estado de Sonora. 

3 Se habla en el Estado de Coahuila. 

3 



166 SOCIEDAD MEXICANA 

quebi. ynbotu buchochi. Ul. Inbotu Vehbineeta. ymupucuehn- 
tucahmidi yntoretavi. Ul indori Vebiqh botinita. nuximenca- 
rihechi qhbi muhedihedanita qhbi pirita. Ynbuti. Pithareca 
tevi. Jesas. ] 



MAYA 

H c Yum, cá yanéech ti le cáanóob cilíchcuntabac á kaba; 
talac ti c tóon á ahaulil; mentabac á uolah bay tile 16 um hebic 
ti le cáan: Leti c uah ti amal kinil c oatóon beheló: iix c zatez 
c tóon c paxóob; bay hebic c tóon c záat-zicóob ti ah paxóob 
c tóoné Iix má á paticóon lnbul ti tuntahul kaz, hebac tocóon 
ti lobil. Bay layac Jesús. * 

MATO 

Ytomhehai tecancatecame: Entegam cheche gazullorigua: 
itongue conllebir naquete: enba lepol: imodzapo azeguaber: 
Aman teguecapo anguaben, Maechut iton buanaquen hene itom 
árnica, itom soy alutirianaque, itom caá la ha nacabetana, itom 
alutiamben itom beje rentan, catee itom hutia jnenacut empom 
itom amallaretaanaque. caturumbetana. Amen Jesús. 3 



MAZAHUA 

Gé na mix yo quimi. 

Emigioztmé qüi bubiii agenzé, ná ne dede najó nimehsi, 
ñiezco que namui, tziacá exoñijomüi, Ziraca agenté. Kamágía, 
riyagüiemé guirazemé, Pampam üi Chotigüimó mizóemé tog- 
müieduxmé, rázoemé póradiztmé cotenxe Cogíajo, an ziracá, 

Amen Jesús. 4 



MAZATECO I o 

Nadminá Nainá ga tecni gahamí, Sandumí ili Ga tirrubana- 
jin nanguili Cuaba catama janimali, jacunit dic nangui cunit 

1 Se habla en el Estado de México. 

2 Se habla en el Estado de Yucatán. 

3 Se habla en el Estado de Sonora. 

4 Se habla en el Distrito de Ixtlahuaca, Estado de México. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 167 

gahaml Niño rrajinna tey quitaha najin; qntedchatahanajin 
gadchidtonajin jacunitgajin nedchata alejin chidtaga tedtuna* 
jin. Ququimit taeuntuajin, tuedtinajin cuacha ca tama. Jesu. * 



MAZATECO 2 o 

Tata nahan, xi naca nihaseno: Chacua» catoma flieré: caucho- 

vá rico manimajin: catoma cuazuare, donjara batoó cor nanguí, 

bateco, nihasen: niotiala najin ri ganeihinixtin, tinto najin dehi; 

ni cann hi ri gnitenajin donjara batoo, juirin ni canojin ri qui- 

teisajin, qoiniquenahi najin ri danjin quis anda ñongo niqueste 

Meé 

Amen Jesús. * 



MEXICANO 

Totátziné, in Ilhuicac timoyetztica, ma yectenehnalo in Mo- 
tocátzin: Ma hualla uh in Motlátocayotzin: MachihualoinTlal- 
ticpan in motlanequilitzin; in ynb chihualo in Hhuicac. In to- 
tlaxcal, mo moztlafe totech monequi, ma axcan xitech moma- 
quili, ihuan ma xitech mopóp olhuili in to tlátlacol; in yuh ti 
quin tlápdpolhuia, in tech tlátlacalhuia: ihuan macámo xitech 
momacahüili; inic amo ipan tihnetzizqne in teneyfeyecoltiliztli; 
Zanyé ma xitech momaqtúxtiü in ihuic pa in amo cualli. 

Ma yuh mochihna Jesusé. s 



MIXE 

NteitAdtz Tzaphoitp mtzdnaiphee: co nuiex itot mitzm xéúh: 
Moncoicódtz mitzm conquion: Ytunot mitzm tzocn yanaxhuiñ: 
Yita ituifln Tzaphoitp: Oótzn caic opom opomit momoicóótz 
yonijt: Etz moyacnitocoi cóótzn pocpa; Yxta óótz nyacnitocoi 
óótzn yachotmaatpa: Etz catij 6ótz ixmomatetuit, heecúxm. ca- 



1 Se habla en el Estado de Oaxaca. 

2 Se habla en el Estado de Oaxaca. 

3 Se habla en el Estado de México y en algunos otros puntos de la 
República. 



163 SOCIEDAD MEXICANA 

tij oótz nquedai huinónn cúxm: Etz mocohuancóotz naiñihum 
caoiaphee cúxmit. 1 



MIXTECO I o 

Sutundeó ta caza yoricani Andehui: Nagha coro biso bada- 
yuni. Tha nanini naqui xi sicani ja toneñe hinena cubi jahayo 
cubi cedia ya ni: saatuaa yo cu bi Andivi saana cubi ñon ña- 
yibiyaa. Zi ta hinde ta caza yutnee yutnee nany ta hui ta ca- 
za hini bita tesa cuay cano ca udiayani jaisa tivi ninuji ta ca- 
za zaatana yfi cano yni hitanad maaza quilbi sativi ninu jata- 
za maraña ñani ja qüanducusa sica quechi tabi ñahani zacu- 
cn myñona ani ta cazan udee yujaña baa suhna na cubi ya. 
Jesús. 2 



MIXTECO 2 o 

Llubango, ña catubi bindibu, Santificado na cubi dubuyo r 
qufjindu reino iñ ayo: Nacubi y candió yo, docoó ñullibi Jáá, 
datandu bindibu. Hita iñango ind ucuindubi, tajimbia bin 
perdona cuechindu, Doco bindu, perdona ña illo cuechi lli: cu- 
llico ñünyi coillondu tentación, decancundu iña ñabaa. Amen 
Jesús. 9 

MIXTECO 3 o 

Dutundehé taca ñadaña, yo Dieani andehui, naqueodo huido 
huahayu, Saha nanini, maque Dicaya, Saha toniñe Sini, nacu- 
hui Dahua tnahfc yo cuhui Si nehiani Dahua inahayo cuhui 
andehui, Dahua naeuhui ñuu ñayihui yaha. Dita Sindehé taca 
ñadaña yutna yutna, nan chi tahui ndehé taca ñadaña, Sini- 
huita na, Dagua canochis hañañi Saha yo da teunino deheteca 
ñadaña, Dahua naha yo Sey canoyni Sinaha ghe ñadaña hu- 
asa Dañeñahani Saha huan ducu ñadaña, yeca cuachi tahiu- 
ñahañi Daca cun ino ñahani Sin deheteca ñadaña sihi nu un 
dehendu Sañahuaha Daguaya na cu hui ya, Jesús. 4 

1 Se habla en Xuquila, Estado de Oaxaca. 

2 Se habla en el Estado de Oaxaca. 

3 Se habla en el Estado de Oaxaca. 

4 Se habla en el Estado de Yeracrus. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 169 

ÓPATA 

Tamo nono tequilcha tequiche cachi Amo nombrachi Nosque 
amo reinoche. Amo cracachi ita. Como tequiche y como teipá. 
Pan maera taquima, Tame maca. Tame navachí tamo amideda 
como támide tame navencheme, cátame caruthede camitame 
maruzte. Oidena cuechame. 

Amen Jesús. l 



OPATA O TEGUMA 

Tamomas teguikaktzigua kakame amo tegua santo ah, amo 
reino tame makte, hinadoka iguati tevepa ahnia teguikaktzi 
veri, Chiama tamo guaka veu tame mak, tame neavere tamo 
kainaideni ata api tamido neavere tamo opagua, kai tame tao- 
tidudare; kainaideni cbiguadu apita kaktzia. * 



OTOMÍ I o 

Ma tá he ni büy mahétsi da ne ansu ni huhu da €h€ ga he 
ni büy da kha ni hnee ngü gua na hay te ngü mhétsi ma hm& 
he ta ni pa rk he na ra pa ya ha puni he ma dupaté he téngü 
di puni he u ma ndupaté he ha yo gui hfi he ga he kha na taó 
ti mana pehe he hin nhó da kha, * 



OTOMI 2 o 

Ma tá-agé, gue gui bbqi ya magétzi, da nhenmansú ri tjúú- 
jú. Dba égé-ga-gé, rin bbqi Dra kja ri nhe, zindangúgua ma- 
jai teóngú magétzi Ma mhé-ga-gá, t&ttan-apa raq-gé rá paya. 
Já pün-ga-gé man dúpate-gé, teóngú ga-gé dri pun-ba-g¿ 



1 Se habla en el Distrito de Urea, Estado de Sonora. 

2 Se habla en Sonora. 

3 Se habla en el Estado de México y en parte de los de Michoacan, 
Ouanajuato y Puebla, 

22 



170 SOCIEDAD MEXICANA 

man dúpate-gá Ja yhó gui gS-gaga-gé ga tzo-gé kjá rá tzo- 
cadi, man-á pege-ga-gé 6 gín guijo. 

Dra kja Jeau. l 



OTOMÍ 3 o 

Mathge durogui mahgehces agu mo ño gueromohgueño du- 
gagehez nogaeiah adacá arímacoño como iengüo asinguh masi. 
Gumahtageh mahponiah duiragí agüijumgüi mahnigiah dipun- 
dí yogui gi aragüi gassóh nadadisoguí agilibragui massidadah 
cu atoramedí. Amen, f 



OTOMÍ 4 o 

Mataige gui bu majetzi, gui sundat tov, dagué rit tú jú da- 
ñe pa quec-que ni moc camnini, ne si dac-kaa namoc can zu, 
ta nto na ainjai, tengú majetzi 

Mat tumeje tá, át mapa, rac-jé pilla, ne ai gi pungaje, mat- 
oigaje, tengú si didi punjec, tor dit-tuc-je, nello gijega je ga- 
tac-je ratentacio; man-aa júegaje, gat-tit-joo Ha izounjenni. * 



OTOMÍ 5 o 

Matahegé, gogüigüi, VomagetzL go risundabisi ets tanuman- 

tauagé, mameg gagge, diagé, guirargé, ognipungigagé matzo 

ocgui Shimigungagagé gapunggagé yoqui jagagé, atsogagagé 

atsocaré adrajagé. 

Jeau. * 



OTOMÍ 6 o 

M'a Ta ahe gegf 'byí y'a M'ahetzi dan huaum' auzu' ani thu- 
hu: db'acheg* abé anizunda Byí dr* agha anf huce, Zend angú 

1 Se habla en Mixquiahuala, Estado de México. (Creemos sea Mix- 
quihuala, Estado de Hidalgo). 

2 Se habla en el Estado de Guanajuato. 

3 Se habla en Tierra-Blanca, Estado de Guanajuato. 

4 Se habla en el sur del Estado de Tamaulipas. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 171 

gua m'a Hei te angu Mahetzi M'a hmeg ahe tatt' na pa raghen' 
a ra paya hapunngg* ahe m'a ndup' atehe, te' angug* ahé dri- 
ptin nb ahe ym'aa dap ( atehe ha yogi hog* ahe g* atzohe qha 
n'a, ttzoccodi m'a puéhé ahi á hin gihó 

Dr* agha Hezus. ! 



PAME I o 

Tata mícagon indis bonigemajá: indis unajá groztacüz: Quii 
nnibó: Nage en nitazá, nnibó ubonigí: Urroze parieagon uvin- 
gni ambogón bucon gatigí, bajir go mor, como icagon gumor- 
bon quipicgo hichangó; nenangní nandazó pacunimá; imorgo 
cabonjá pajanir. Amen Jesús. * 



PAME 2 o 

Caucan xugüenan, que humiju cantan impains, achscalijon 
gee nigiu yucant gee cumpó. chaucat gee quimang, ac-gi cam- 
pó acgi cantan impain. Senté cauc an senda gunó yucant chi- 
né ijuadcatan caucan humunts, ac-gi pain caucan hu juadptan 
á caucan humunts. y mi neg enk do guaik guning cacaa yeket 
vali ening. ac-ge-bo. 9 

PAME 3 o 

Ttattahghuhgg. ighegh ddih uhvoh hnih gghih qquihhmis- 
aches: ughgnjuhgh ttahghgihh innddisseh Qquihihihh uhggúho 
uhghg gühihh rrehhino, Thqquih üghgghihghh wohlluhn ttáh 
ighschchahh, Assi uhggüghh commo ubvóhnnihghh. Uhnghe- 
hddi uhvrá hhvihn qquihhphpohggühuhh, yhchihh uhvehvéhh 
ihghgühohgühuhh ih qquih ih chi wchveh ihhmhurhggühuhh 
nhhohddü nuhc héhóhúhg. Assi commo ahpehpáhhddi ihec áh- 
ggübuhh kuhmhúhr úhhg uhohnddi ahphpiggühúhh. Thqqui- 
hngnahghnbéharggtihuhh phpahagh, Ahnáhssuhqquih huhn- 



1 Se habla en Californias. 

2 Se habla en San Luis de la Paz, Estado de Guanajuato. 

3 Se habla en la Ciudad del Maiz, Estado de San Luis Potosí. 



172 SOCIEDAD MEXICANA 

héhh. Mahhsséhh Uihbbráhrhr ihhéhggühuhh. Yhghgóhttah- 
hehréh Ggehssúhs. * 

PAPAGOL 

Pan toe momo tamcaschina apeta michucuyca Santo: anchut 
botonia ati chuyca: entupo hoyehui maetachui apomasima mo- 
tepa cachitmo, mapotomal pami buemasitaapa, jummo tomae, 
bo etoicusipua chuyechica, apomasi maza china sugocuita juann 
motupay assimiqui, jubo gibu matama cazi pachuichica, panchit 
borrapi. Amen.* 

PIMA Ó NEVÓME 

Diosh inimam ani si schoit tat wus in ipukadit Ant' apotu- 
ta si sia pitaña apt' um soreto taik sa pia humac tasch pia eto- 
nni tat. Api si sap apt' um tonnarito pia hamaco ant' apotuto 
pitaña, hach kia ani tooha rembe tat. Apt um sap irito. s 



PIMO 

Chóga dama cata diácamá izquiáma ña meitilla tabas matú- 
yaga cosamacai yí, dama cata gussada imidirraba Sulit ecuada~ 
ga butis maca vupuc chuan yiga cosismatito chavaga tiapisnis- 
quantillos pinitiandaná cope tul lañi imisquiandura dodá maduná 
cetús. * 



PIROS 

Quitatác nasaul e yapolhua tol húy quiamgiana mi quiam- 
narinú Jaquié mu gilley nasamagui hikiey, quiamsamaé, mu- 
kiataxám, hikiey, hiquiauiamo quia inaó, huskilley nafoleguey, 
gimoréy , y apol y ahuley, quialey, naaan e pomo llekey, quiaie 

1 Se habla en la Purísima Concepción de Arnedo, en la Sierra- 
Gorda, Estado de Guanajuato. 

2 Se habla en el Estado de Sonora. 

3 Pfrnentel, tomo I, pág. 213.— Se habla en Sonora, en la Pimeria 
baja. 

4 Se habla en el pueblo de Mosis, Estado de Chihuahua. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 173 

mahimnague yo sé mahi kana rrohoy, He teman quiennatehui 

mo killey, nani, emolley quinaroy zetasi, na san quianatehuey 

pemcihipompo y, qui solakuey quifollohipuca Kuey maihua ate- 

llan, folliquitey. 

Amen. l 



QUICHE 

Ka Cahau ehi cah Lal qovi, r'auasirizaxic-tah bi La Chi pe- 
tha Ahaurem La Chi ban-ta a-hauam La varal chuvi alen que- 
herí ca ban chi cah. Ta la chi-kech ka hutagihil va. Zacha La 
ka mak queheri ca ka zacho qui mak rü x-e makun chique. 
Rup m'oh ocotah La pa tacchiibal mak; xata koh colta La pa 
itzeL 2 



SERRANO 

Mataíge gui bu majetzi, qui sundat too, da gué rit tú jú. da 
ne pa quecque ni moc canini, ne si dac-kaá na mocean zú; tan- 
to na sinfai, tengú, majetzi. 

Mat tumeje tá, át mapa, rao-je pilla, ne si gi pungagé, raat- 
oigajé, tengú si didi pumjéé, too dit-tuc-je, nello gijega je ga- 
tac-je ratentacion; man-aa jüegaje, gat-tit-jov Ila-izoonfenni. 8 



TARASCO 1° 

Tata hucha everi, thuquire haca Avándaro. Tuhcheveti ha- 
canguriqua Sancto ariquene (hingunhtu mitecatareque ve) Hu- 
veht sini andarenoni tuhcheveti irechequa. Uqueve tuhcheveti 
vequa, usquire Avándaro umengahaca: istu umenga yxuc che- 
rendo. Huchaeveri cu rinda anganaripaqua ynstcuhtzin iya. 
Canhtsin veh povachentsta hucha everi hatsingaquareta; ysqui 

1 Se habla en el Estado de Chihuahua. 

2 Pimentel, obracit, tom. III, pág. 159.— Se habla en el Estado de 
Ghiapas. 

3 Se habla en la Sierra-Gorda, Estado de Ouanajuato. 

4 



174 SOCIEDAD MEXICANA 

hucha vehpova cu huantstahaca hacha everi hatsingaqua echan. 
Cahats sini teruhtatzemani te rungutahperaqua himbo. Evah- 
pentstatzi yaru, casingurita himbo ysevengua. ' 



TARASCO 2 o 

Tata huchaeueri thukirehaca avándaro santo arikeue thu- 
cheueti hacangurikua uuehtsini andarenoni thucheueti ireche- 
kua ukeue thucheueti uekua, iskire avándaro umengahaca istu 
umengaue ixu echerendo. Huchaeueri curinda anganaripakua 
instcuhtsini iya canhtsini uehpouachetsnsta huchaeueri hatzin- 
gakuareta iski hucha uehpouacuhantstahaca huchaeueri hat- 
singakuaecheni ca hastsini teruptatzemani terungutahperakua 
himbo. Euahpentstatstni caru casingurita himbo. 8 



TARAUMARO 1° 

Taminonó tehuastiqui tehuara Santi riboa razihuachi tamu- 
perá arimihuymira nahuchi chumaricá tehuanehuarío te amone- 
tellá sinerahué hiperahuí tamenejá Seoriqui cahuillé chumari- 
cá cahuillé quiamoqué tarubé chimerá chiniariqui mastí nahu- 

chimoba. 

Amen Jesús. 3 



TARAUMARO 2° 

Tami Nono guami repá reguegachi atiame: tá cheiquichi Ju, 
mápu müreguéga repá asagá mu atiqui: Jená ibi, guichimóba 
quima neogarae mu naguára; mu Hela íítae guichímóba mü 11o- 
lára guali mü cii mollenara, mi, repá reguegachi. Amen Jesús. 



1 Se habla en el Estado de Querétaro. 

2 Pimentel, obra cit, tom. II, pág. 313. — Se habla ne Michoacan. 

3 Se habla en el Distrito de Mina, Estado de Chihuahua. 

4 Se habla en el Estado de Chihuahua. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 175 

TARAUMARO 3 o 

Hono tami nigüega mama ati Crepa: guebfucá nilrera que 
ínubregaá, Tami nagüibra que munetebrichi, nilrelra que mu el 
rabrichi gená güichimoba: mapu breguegal repa. brami goguá- 
me epilri bragüe brame jipeyá, brami güecagüe. mataigui güi- 
cá mapa bregüega brame gé. güecagüe mapa brami güique ta 
no bri brami guichavari que chiuchi natabrichi. habri brami 
guaini mane brisiga equimé. Amen Isusi. ! 



TARAUMARO 4 o 

Tama Nono repá regüegachi atfgameqae maiegaárari Santo 
ni reboa mu semarári regüegachi atigá, tamú jará mu yerarí 
jenagüichiqui, mapú regüegá eguarígua repa regüegachi. Sese- 
nta ragüe tamú mitugará, jipe ragüé tami neja, tami cheligüe 
tamú cheina yori yamá mátame regüegá cheligüe tama ayori- 
guameque uché, mapú equí chati ja meca ma jará, mapú tamú 

tayorábua queco. 

Amen Jesús. * 



TARAUMARO 5 o 

Tamú nono mamú reguí guarní gatíki tami noméruje mú re- 
guá 8eliméa rekigena tami negaáruje mu jelalikí henná guet- 
chiki mapú hatschibe rágüega guarní. Tami nutútuje hipebá; 
tami guekange tami guikeliki mátame hatschibe regüegá tamú 
guekange putsé tami guikejámeke; ke, ta tami satujé Telega- 
tigameke mechka hulá. 3 

TEPEHUANO 

TJtogga atemo tubaggue dama Santu sicamoe uggue ututu- 
garaga duviana uguiere api oddona gutuguito daraga tami du- 

i 

, 1 Se habla en el Estado de Chihuahua. 

2 Se habla en Zapópan. 

3 Piraentel, obra cit, tomo I, pág. 271 



176 SOCIEDAD MEXICANA 

bur dama tubggue. Udguaddaga ud macane schibi ud joigada- 
ne ud seca doada raga addu cate atemo joigudu jut jaddune 
maitague daguito l soy macire ud niuca dacane api odduna. 

Amen. Jesús. s 



TEPUZCULANO 

Dzutundoo yodzicani andevui nakakunahihuabandoo sana- 
nini nakisí santoniisiní nakuvui ñuuñayevui inini dzavuatnaha 
yockuvui andevui. Dzitandoo yutnaa yutnaa lasinisindo huitno 
dzaandoni kuacbisindoo dzavuatnaha yodzandoondoo suhani 
sindoo buasa kivuiñabani nukuitandodzondoo kuacbi tavuiña- 
hani sañabuaba. Dzavua nakuvui. * 



TOTONACO I o 

Quin tlatcan é nactiayan huil, tacollali huacahuanli, onii, 
maocxot, niquiminanin, omintacacehi, iacholacahuanla 6 min 
phauat, cbonles ix cacnitiet, chalchix nactiayan. 

Oquin chouhcan la calliyá niquilaix quiuh ya no huc, caqui- 
lamatzancaniub quin ta callitcan, chontes 6 quitnan la mat- 
zancani yauh, 6 quin ta la callaniyan, ca a la quilam actax- 
toyauh nacaliyogni chontacholaca buanla. Jesús. 4 



TOTONACO 2 o 

Quin tlat cañé nac agapun huilapicatta niag zancalb min 
tacubuini nac qui ogz poucan camilbmi litacamalh calalb min 
talacazquin ó nac extiyatniancbona lanchóla la y nac agapún. 
Huata quin chaucan cbaliyan quincamaelacazquinan caquila- 
max qui buy anchio ana ca quilatzangue nanihuy quin tala- 



1 Las siguientes palabras no se encuentran en la copia hecha por 
el Sr. Pimentel, tomo I, págs. 237 y 238. 

2 Se habla en el Distrito de Mina, Estado de Chihuahua. 

3 Pimentel, obra cit., tom. II, pág. 397. — Se habla en e) Estado de 
Oaxaca. 

4 Se habla en el Distrito de Jalapa, Estado de Veracroz. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 177 

galhincan anchona lanchóla aquim ye camatzangena nigoyau 
anti quincalaga lhi nani goyan ana toni caquilamagax tegue- 
huy nac lhilhtujan tzagzanat piaña chona caquilama potax- 
tihuiy nac talagalhin. Chona calalh. Jesús. l 



TOTONACO 3 o 

Kintlatkane nak tiayan huil takollalihuakahnanli ó mima- 
okxot nikiminanin ó mitakakchi tacholakahuanla 6 minpahuat 
cholei kaknitiet chalchix nak tiayan. O kinchouhkan lakalliga 
nikilaixkuih y ano h u e kakilamotzankaniul kintakallitkan 
chonlei ó kitnan lamatzankaniyauh ó kintalakaniyan ka ala 
kilamaktaxtoyauh nali yoyauh naka liyogni. Chon ta chola- 
kahuanla. a 



TUBANO 

Hite cañac temo calichin catema himite muhará huiturabá 
Santoñetará himitemoh acarí hay sesahui hitebacachin hitara- 
maré hechinemolac amo caira pan amotemo calichin hitecoco- 
hatari óseme tan huaric Llava hitemichin tatacoli higaíli hite 
ñachi higuiriray hitebacachin calquihuan nehun conten hite- 
hohni caltehue cheraca tatacol bacachin hiquipo calquihuá 
ñahuité baquit ebacachin calaserac. 

Amen Jesús. 3 



TUBAR 

Ite cañar tegmuecarichui catemat; Imií tegmuarac mil i tu ra- 
ba teochigualac; Imit huegmica cariniti bacachin-assisaguin 
Imit avamunarir echu nañigualac irao cuigan amo nachic teg- 
muecaríchin. Ite cokuatarit essemer taniguarit iabla ite micam; 
Ite tatacoli ikiri atzomua ikirirain ite bacachin cale kuegmua 



1 Se habla en el Distrito dt Jalacingo, Estado de Veracruz. 

2 Pimental, obra cit, tomo III, pág. 331.— Se habla en la Sierra 
baja de Naolingo, Estado de Veracruz. 

3 Se habla en el Distrito de Mina, Estado de Chihuahua. 

23 



178 SOCIEDAD MEXICANA 

nañiguá cftntem; Caioa i te nosam baca tatacoli; bacachin, ackirfr 
muetzerac ite. l 



TZAPOTECO 

Bixoocetonoohe! Qmiebaa nachiibalo: Nacitoo ciicani Laalo: 
Quellacooquii xtennilo quita ciica ruarii: Nitixigueelalo cuca 
raca quiaa quiiebaa, laaniciica gaca ruarii layoo: Xiconina quixee 
quixee penfeche ciica anná: Chela acosaanañaa cücalo tonoo, nua- 
ni yá quezihúina: Peziila cica tonoo niiaxtenni quiraa quella 
huechne. Gaga ciiga ciica. Jesús. 3 



TZENDAL 

Tatic, ta nacalat ta chulchan: chulal vilúc te ajalalvilé aca- 
talúc teagua jua leí: acapastayue te tuxacaná jajich ta chul- 
chan ji chuenix ta valumilal. Ecue tac jichchan acabeyaotic te 
guag xtum cuntic ta jujum caal: chaybeyaotic te multic achio- 
tic chaybetio ate hay smul tagtojaltique soyoe mame aguac ya- 
luco tic ta mujil coltayaoücnax tastojal pisil colae. Amen Jesús. 



TZOTZIL 

Totic ot te nacal ot ta vinagel-utzilaluc á vi-acotal aguajua- 
lel-acopas huc á chiel canó-echuc nox tá vinagel echuc ta ba- 
lumil. Acbeotic echam-llocom lio comutic ech xachaibeutic cu- 
ai tagtojo lic-ma á guac Ualucutic ta altajoltic ech xacoltá utic 

nox taz tojol ti colae. 

Amen Jesús. * 



YAQUI I o 

Ytoma chay Teque canea tecame Emteguam cheheguasullo- 
rima Yem iton llejosama Emllauragua embalepo ynim buiajo 

1 Pimentel, obra cit, tom. I, pág. 336. 

2 Se habla en el Estado de Oaxaea. 

3 Se habla en el Estado de Ohiapas» 
i Se habla en el Estado de Ohiapas. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 179 

angua Aman teguecapo anguaben Matehui itom baallem yan 
eitoma mica Sor y toma a hitaría cala y tom á hitaría y topo 
á iitariame ytom begerim catuise y tom bulilae contegotiama, 
ca Juena cachi emposa Jachi aman ytom lloretuane catarím 
betana. Amen Jesús. l 



YAQUI 2 o 

Ytom hachaí, tacan catec-emteguam chechehaarí yori. Ytom 
yepsane, emy auragui embalepo im buiapo angua. Ma chuc 
itom buaye, hien itom mica, itom soco amlutarí, itom caalene 
betana, ite pone alutiabe cá tníxé itom batila compte gotiane 
juenacuchi emposa aman i tom yoctuc ca-turim betana. Amen. 



ZOQUE 

Theshata tzapqaesmue ytapue yave cotzamue misnei, yami- 
ne mis yamiha cuiyataque mis sunoycui, yeinasquesi tzapques- 
muese. Tesane hoimaepe homepe tzihete y choi, yatoeoyates 
mis heseová hes jaziquet mis atocoiposé thes quesipue jatzi, hui- 
temistetzacu hocysete euijomue ticomaye ya ootzoeamisthe mu- 
mayatzipue qaesi, tese ya tuque. 

Amen Jesús. ' 



1 Se habla en el Estado de Sonora 

2 Se habla en el Estado de Sonora. 

3 Se habla en el Estado de Ohiapas. 



230 SOCIEDAD MEXICANA 



J 






CATALOGO RAZONADO de los nombres geográficos derivados del idioma ná- 
huatl que se conservan en el Estado de Morelos, con expresión de sus etimolo- 
gías y los jeroglíficos que les servían de representación en las pinturas de los an- 
tiguos mexicanos. 

INTRODUCCIÓN. 

Años atrás concebimos la idea de escribir esta monografía, 
comenzando por formar una lista de los nombres de ciudades, 
villas, pueblos, haciendas y ranchos que constituyen el Estado 
de Morelos. Muchos barrios, montes, barrancas, arroyos, lagu- 
nas y otros accidentes topográficos son todavía designados por 
su antigua denominación náhuatl; pero no tenemos los datos in- 
dispensables para emprender este trabajo, comprendiendo todos 
esos detalles, por una parte; y por la otra, siempre hemos teni- 
do por norte en nuestros estudios aquel proloquio que reza que 
'4o mejor es enemigo de lo bueno." Concretamos, pues, nuestra 
labor á presentar las etimologías y los geroglíficos de los nom- 
bres de lugares poblados del Estado de Morelos; y dicho sea des- 
de luego que este ensayo carece de pretensiones, porque lo aco- 
metemos por afición y sin tener el caudal de conocimientos es- 
peciales que requiere este género de trabajos, si bien con el pro- 
pósito de poner un pequeño contingente para el estudio de la 
geografía histórica de nuestro Estado natal, corta pero impor- 
tante fracción del gran Cuerpo Nacional; y abrigando también 
la esperanza de que un trabajo como el que tenemos la honra 
de someter al juicio de la ilustrada Sociedad Mexicana de Oeo- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 181 

grafía, por imperfecto que sea, puede en cierta manera servir 
de modelo, ya que no por su desaliñada forma, sí al menos por 
la idea embrionaria que da origen á su redacción, para que las 
personas dadas al estudio de otros Estados, con mayor instruc- 
ción y mejores elementos, emprendan tareas análogas sobre sus 
respectivas localidades, con cuyo conjunto se llenará un vacío 
de que adolece la Literatura Nacional, y acerca del cual nos lla- 
man frecuentemente la atención los extranjeros doctos, que de 
algún tiempo á esta parte enderezan con entusiasmo sus pes- 
quisas al esclarecimiento de cuestiones relativas á la onomato- 
logía geográfica. 

£1 Sr. D. Manuel Martinez Oracida acaba de dar á luz su 
obra intitulada: Catálogo etimológico de los nombres de los pue- 
blos, haciendas y ranchos del Estado de Oaxaca. Da para cada 
lugar su categoría política, apunta los decretos que han cam- 
biado la división territorial; y cuando una misma localidad es 
designada por diversos nombres en los diferentes dialectos que 
se hablan en aquella entidad federativa, presenta el autor to- 
das las etimologías que en cada lengua le corresponden. Esta 
publicación es verdaderamente interesante y lleva el catálogo 
por vía de apéndice, listas que contienen las posiciones geográ- 
ficas y alturas sobre el nivel del mar de varios lugares del Es- 
tado de Oaxaca. 

Nuestro malogrado consocio el Sr. D. Eufemio*Mendoza, en- 
riqueció el tomo IV del Boletín de la Sociedad, en su segunda 
época, con sus interesantes Apuntes para un catálogo razonado 
de las palabras mexicanas introducidas al castellano; pero 
desgraciadamente, al deducir las etimologías de los nombres 
geográficos en ese importante estudio, incurre el autor frecuen- 
temente en errores, por haber, á lo que parece, hecho abstrac- 
ción del análisis y descif ración de los geroglíficos que deben 
consultarse en los antiguos códices para fijar con precisión el 
significado y origen de los nombres, y restablecer en lo posible 
su genuina ortografía, lamentablemente desfigurada en muchos 
casos por los primeros cronistas españoles, en razón del conoci- 
miento imperfecto que tuvieron de las lenguas de los pueblos 
conquistados. 
Se lee, por ejemplo, en la obra citada del Sr. Mendoza, pági- 
33: 



IgjB SOCIEDAD MEXICANA 

Jocotxfbc. — Xocotepeo. — Geog. 9 cerro ó pueblo de fruta. 
Etim., xoooil, fruta; tepec, (v.) 

Jocotttlan, — XocotiÜan.—Geog.,igxial al anterior (v.) tiüan. 

Ahora bien, el pueblo de Xoeotitlan, cabecera de la munici- 
palidad del mismo nombre, perteneciente al Distrito de Ixtla- 
huaoa, Estado do México, está situado en la falda de una ele- 
vada montaña, á la cual antiguamente llamaron Xocotepec, se- 
gún Ixtlilxochitl, nombre derivado de Xocotl, su descubridor; 
y en consecuencia la palabra Xoco-ti-tlan, significa: junto al 
Xoco-tepetl 6 cerro de Xocotl. 1 

El geroglífico puede verse en la fig. 7, lám. X del "Códice 
Mendocino," que trae los nombres de los pueblos conquistados 
durante el reinado de Axayacatl. 

La figura de un cerro, tepett, está coronada por una cabeza 
que representa al caudillo Xocotl, y este símbolo pertenecien- 
te al género llamado ideográfico, sirve también como étnico, 
para designar la tribu mcocoaca. 

Según el Sr. Mendoza, la palabra Yauhtepec significa "pueblo 
frecuentado," y proviene de las voces yavh, ir á alguna parte, 
y tepec, compuesta de tepetl, cerro, y de la posposición c, que in- 
dica en el. 

Dos poblaciones llevan en la República el mismo nombre: una 
se encuentra en el Estado de Morelos y otra pertenece al de 
Oaxaca, y respecto de esta última, el Sr. Martínez Gracida, en 
su obra recientemente publicada, adopta la misma etimología 
del Sr. Mendoza. 

En las pinturas del Códice'Mendocino, aludiendo indudable- 
mente al Tauhtepec de Morelos, se encuentra el geroglífico de 
ese nombre en la fig. 1 de la lámina VIII y en la fig. 14 de la 
lám. XXVI, y en ambos casos se designa el lugar por el símbo- 
lo de un cerro, llevando en su parte superior el mímico repre- 
sentativo de yavhtti, cierta yerba medicinal, y en consecuencia, 
según la pintura geroglífica, Taubtepec significa: en el cerro del 
yauhtli. 

£1 Sr. D. Eufemio Mendoza atribuye á la palabra Cuautla la 
significación de bosque, derivándola de ouahuitL, árbol, y el 

i Orozco y Berra.— Historia antigua y de la Conquisto de México, 
tomo I, pág. 503. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 133 

abundancia! tía; en tanto que en el Códice ya citado se men- 
ciona tres veces el nombre del lugar (fig. 25, lám. X; fig. 8, lám. 
XTTT; fig. 3, lám. XXVI) arrojando la pintura esta etimología: 
Lugar donde abundan las águilas. 

Los ejemplos que se acaban de citar ponen de manifiesto: que 
en los estudios onomatológicos, no basta buscar en los vocabu- 
larios las radicales de las voces que entran en la composición* 
de los nombres geográficos, y hay la absoluta necesidad de em- 
prender un examen atento de los caracteres geroglíficos que 
conservan las pinturas de los antiguos mexicanos; aunque, es 
nuestra opinión, que la descifracion de los símbolos en ciertos 
casos, no debe hacerse de una manera elemental y ha de ser 
acompañada por una sana crítica, ya porque los mexicanos tra- 
ducían los nombres de las lenguas extranjeras, no por su signi- 
ficado sino por medio de signos fónicos que expresaran los so- 
nidos, y como no siempre lograban su intento de una manera 
cumplida, recurrían entonces al arbitrio de valerse, bien de soni- 
dos semejantes, bien de solo notas mnemotócnicas; ya porque aun 
tratándose de nombres de su propia lengua, no habiendo alcan- 
zado todavía la civilización náhoa todo su desarrollo cuando fuá 
sorprendida y detenida en su marcha por la civilización euro- 
pea y encontrándose la escritura en su último periodo de ela- 
boración, después de haber comenzado por la representación de 
los objetos y seguido por la expresión de las ideas, continuaba 
su evolución de perfeccionamiento, queriendo encontrar los ca- 
racteres fonéticos. Los objetos materiales, naturales ó artificia- 
les, no siempre eran representados por los tlácuüoqué haciendo 
uso de un solo signo, esto es, de la imagen del objeto, pues tal 
proceder habría traido aparejada en ciertos casos la pérdida del 
tiempo invertido en el dibujo de los detalles que caracterizaran 
el objeto, y el pintor tenia frecuentemente que sacrificar la be- 
lleza del dibujo y su saber artístico á la necesidad de ganar 
tiempo, á semejanza de lo que acontece en la actualidad con los 
escritores contemporáneos que usan para hacer circular sus 
ideas la escritura fonética y cuyos autógrafos rara vez podrían 
ser presentados con seriedad en un concurso caligráfico. 

Siempre, pues, que los cronistas náhoas encontraban algún 
bbstáculo para la rápida representación de un objeto ó de una 
idea por el empleo de un signo figurativo único, recurrían al 



184 SOCIEDAD MEXICANA 

artificio de descomponer el nombre del objeto en sus radicales, 
expresando cada una de éstas por el signo convencional corres- 
pondiente; y de ahí resulta que algunos caracteres tienen una 
radical idéntica, aunque con distinto significado y esas radica- 
les entran en la composición, no como figurativas del objeto fí- 
sico, sino expresando sonidos del lenguaje hablado, con signifi- 
cado diverso del constitutivo del signo. 

Algunos ejemplos aclararán mejor estos conceptos. 

Un árbol, en general, cuahuitl, está representado por el sig- 
no mímico correspondiente, que algunas veces como signo con- 
vencional representa la madera; mas cuando se ofreció repro- 
ducir un árbol de especie determinada como el capulin (Cera- 
sus capollin), el ocote (Pinus religiosa), la encina (Quercus me- 
xicana), etc., se hizo preciso acudir al arbitrio ya de distinguirlos 
por los frutos que producen, ya de colocarles una señal deter- 
minada que permita reconocerlos á primera vista: con el capu- 
lín, con el huizache (Acacia foetida), con el mezquite (Inga circi- 
nallis), con el huaje (Acacia comestible), y otros siguieron el 
primer sistema; con el ocote y con la encina el segundo. 

El ahuehuete (Taxodium distichum) lo vemos representado 
por el símbolo figurativo de huehuetl, especie de atambor, y el mí- 
mico árbol (Códice Mendocino, lám. XXVI, fig. 4); y sin embar- 
go, en la etimología de la palabra Ahuehuepan, junto á los sa- 
binos, no entra con su propio valor el componente huehuetl, 
atambor. 

En la representación gráfica de la palabra Izamatitlan, se 
encuentra la radical icz, de iczotl, palma, significada por el sím- 
bolo mímico de itztli, obsidiana, y el símtolo, mímico también, 
de amatl, papel; no obstante lo cual Izamatitlan significa "el 
país del papel de palma," sin que intervenga en la composición 
del nombre la obsidiana, itztli, cuyo signo reconocemos en el 
geroglífico. l 

Agregaremos todavía que, hecha abstracción de los geroglí- 
ficos y atendiendo solamente á la estructura del nombre del lugar, 
dos palabras con distinto significado pueden dar lugar á una 
radical idéntica, ó á radicales sensiblemente homófonas: así, la 
radical yauh, de Yauhtepec, puede hacerse venir igualmente de 

1 Códice Mendocino, lám. XXVI, fig. 12. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 185 

yahuitl, maíz negro 6 de colores» 6 de yanktli, cierta yerba medi- 
cinal; cuauh, elemento constitutivo de Cuauhtta, procede ó de 
cuaktiiÜ, árbol, 6 de cuauhtli, águila, y el actual nombre geo- 
gráfico Sahuatlan, escrito Zahuatlan, se deriva de zahuatl, sar- 
na; y ortografiado de esta manera: Tzahuatlan, viene del verbo 
tzahua, hilar, ó del sustantivo tzahwani, hilandero. 

Estos y otros ejemplos que pudiéramos presentar, corroboran 
la opinión que hemos emitido al asentar que las etimologías de 
los nombres geográficos no solo deben buscarse en los símbolos 
que tengan en las pinturas geroglíficas, símbolos que algunas 
veces ocupan el rango de fonéticos y otras el de homófonos; si- 
no que deben tener un apoyo en el conocimiento de las locali- 
dades, su antigua historia, su configuración topográfica, su for- 
mación geológica y el carácter dominante de su Flora ó de su 
Fauna, porque de tales fuentes sacaron los primeros pobladores 
ó descubridores los nombres que impusieron k los lugares. 

Los accidentes topográficos y muy particularmente los hidro- 
gráficos, desempeñan un papel capital en la composición de los 
nombres de lugar. La voz atl, agua, por sí sola, ó por su radi- 
cal a, ó por su derivado apan, rio, entra en la formación de una 
sexta parte de los nombres geográficos de Morelos, tomando los 
otros caracteres del aspecto de las corrientes, de alguna propie- 
dad organoléptica de las aguas, de la vegetación que prevalece 
en sus márgenes ó de la población animal que las distingue. 

Más de una tercera parte de los nombres cuya etimología va- 
mos á fijar, están derivados de la denominación de los árboles 
ó plantas que más abundan en el lugar; cerca de una octava 
parte del total de las apelaciones geográficas tiene su origen en 
la fauna local; y el resto en la topografía propiamente dicha, en 
la formación geológica, en la etnografía, en los sucesos históricos 
y en la hagiología náhoa, por expresarnos así. 

Antes de pasar adelante, para la mejor inteligencia de estos 
apuntamientos, y á efecto también de evitar repeticiones al 
fijar en cada caso las etimologías y los geroglíficos de los nom- 
bres geográficos que después hemos de examinar, conviene en- 
trar en algunas consideraciones generales sobre la índole del 
idioma náhuatl, las reglas que sigue en la composición de las 
voces y los métodos que usaron los antiguos analistas en la re- 
presentación gráfica de sus ideas. 



186 SOCIEDAD MEXICANA 

Consta el alfabeto náhuatl de las letras siguientes: 
a, c, ch, e, h, i, 11, m, n, o. p, q, t, u, x, y, z. 

Y tiene además las compuestas, ti y tz. 

Careciendo por consecuencia de las letras siguientes del al- 
fabeto español: 

B, D, F, G, J, LL, Ñ, R, S. 

Y si frecuentemente vemos figurar éstas en la ortografía vul- 
gar de los nombres geográficos, como en Tacuba (Tlacopan), 
Tacubaya (Atlacinhuayan), Orizaba (Ahuitzilapan), Churubus- 
co (Huitzilopotzco), Jonatepec (Xonacatepec), Súchil (Xóchitl), 
Cuernavaca (Cuauhnahuac) y otros que seria largo enumerar, 
proviene de la corrupción de los nombres primitivos, de la di- 
ficultad que encontraron los conquistadores para expresar la 
genuina pronunciación náhuatl, y también de varias modifica- 
ciones que con el trascurso del tiempo ha introducido el uso 
en la acepción que tuvieron algunas letras del alfabeto caste- 
llano en el siglo XVI, como la x que equivalió á la sh inglesa y 
la v que en ciertos casos tuvo el sonido de la u que usamos en 
la actualidad. 

La a en náhuatl se pronuncia lo mismo que en español; 
aniatl, papel. 

La c suena fuerte siempre que le siga alguna de las vocales 
a, o, u, ó que sea final de nombre, verbo, etc., como en capolin, 
capulin; coatí, culebra; ocuillin, gusano; acocuic, levantó; y tam- 
bién sucede lo mismo cuando le sigue consonante como en cao 
Üi, zapato. 

La ch suena como en el castellano. Ejemplos: — Chichic, amar- 
go; Chapolin, langosta. 

La letra h se pronuncia muy suavemente cuando está coló- 
cada entre dos vocales, sin llegar al sonido de la g 6 de laj, co- 
mo en Tehuacan; pero si viene á continuación de una u 6 es 
final, se aspira [fuertemente. Ejemplos: — XiuhÜ, yerba, ó qui 
pouh, lo contó. 

La ü no tiene el sonido de la elle española, y en tal virtud» 
cuando se encuentra entre dos vocales, se pronuncia dividién- 
dola, esto es, juntando la primera con la vocal que le precede y 
la segunda con la que le sigue. Ejemplos: —cal-li, casa; amazol- 
li, papel viejo; Üal-U, tierra. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 187 

La x tiene su pronunciación especial comparable á la sk in- 
glesa en Washington, 6 á la ch francesa en chapean* 

La z se pronuncia con suavidad, sin silbar macho. Ejemplos: 
— iztac, blanco; zozolin, codorniz; y según la costumbre en bo- 
ga durante el siglo XVI, usaban la p en lugar de la z inicial; 
pero en la actualidad se emplea la z en todos los casos de pro- 
nunciación suave con las a, o, u, dejando la c para los sonidos 
fuertes con las mismas letras. 

La Ü cuando se une en articulación inversa suena como en 
las voces castellanas Atlas, Atlántico; pero en las articulaciones 
directas toma un sonido semejante á ¿Z¿, dejándose percibir muy 
confusa ú oscuramente la e. 

La t en las composiciones se convierte en l t siempre que de 
no quitarse quedara entre dos l, y así, de caüi, casa, y tlatentli, 
orilla, se forma callatenüi, para suavizar la pronunciación. 

La tz que equivale á la q del idioma maya, representa un 
fuerte sonido lingual dental y suena como en itztli, obsidiana. 

En general, los nombres geográficos 6 de lugar van afijados 
con una preposición, que algunos llaman posposición, porque 
siempre va después del nombre. 

Las principales son: 

Co, c, significan en, dentro, en secreto. Co, es partícula en 
que se convierten los nombres terminados en tli, li, in, para 
hacerse nombres de lugar, sirviendo de final la misma preposi- 
ción co. Ejemplos: — acalli, canoa 6 nave; acalco, en 6 dentro de 
la canoa; tianquizco, en la plaza, del nombre tianquiztli, plaza 
ó lugar donde se concurre en muchedumbre. 

C es para mudarse en ella la Ü, de los nombres que terminan 
con estas letras, como tepetl, cerro; tepec, en el cerro; oztotl, cue- 
va; oztoc, en la cueva. 

Nal, nalco; de la otra banda, al otro lado. Estas partículas 
solo se componen con atl, agua; atoyatl, rio, algunas pocas más 
y también con algunos verbos. 

Pa, copa, significan en, con, hacia, al lado de. 

Mictlampa, hacia el infierno: micÜj,ncopa t lo mismo. 

Atencopa, hacia la orilla del mar, lago, laguna, etc. 

Estas preposiciones y las precedentes solo se componen con 
nombres. 

Otras se combinan con pronombres posesivos ó coa nombres» 



188 SOCIEDAD MEXICANA 

perdiendo éstos en la composición sus finales, y suelen también 
estar separadas. 

Pan, significa en, sobre, por. — De palli, barro, se forma pal- 
pan, sobre el barro, y de tepetl, cerro; tepepan, sobre ó en el 
cerro. — En algunos casos significa también en tiempo, v. g. imi- 
pan mo colhuan, en tiempo de tus abuelos, soliendo tomar por 
final la partícula tian, para indicar ó expresar más el tiempo. 

Tlan, junto, entre, debajo, á la vista. Frecuentemente entre 
la preposición y su componente se interpone la partícula ti, 
llamada por los gramáticos ligatura y que solo sirve para la 
eufonía. — Amatitlan, donde hay papel; CuawktiÜan, junto á 
la arboleda; Tepetitlan, junto al cerro. 

Itlan, según el vocabulario de Molina, significa: entre algo. 

Las terminaciones tlan, itlan, titlan, se traducen frecuente- 
mente por "la tierra de/' "el país [de," "lugar de." Ejemplos: — 
Iczamatitlan, el país del papel de palma; Mictlan, tierra de se- 
pulcros. — Cuando afijan el nombre de una región, tienen un 
significado equivalente á las voces land, lont, lant, de las len- 
guas indo-europeas de la familia teutónica, como en Ireland, 
Iceland, New-foundland. 

Ca, va precedida de la ligatura ti al componerse con un nom- 
bre y vale con, 6 explica la causa de la acción. Ejemplos: — Te- 
tica, con piedra; cuauhtica, con palo. 

Tech equivale á en, 6 indica cosa junta con otra, recibiendo 
la ligatura ti. Apantti, acequia; apantitcch, en la acequia. Tam- 
bién quiere decir de, acerca, y en esos casos va unida á las par- 
tículas pa y copa. 

Hwic. — Hacia, en contra, contra, de. — Generalmente toma con 
los nombres las partículas pa y copa. 

Tzalan, entre; v. g., Cuauhtzalan, entre los árboles. 

NepanÜa, en medio; Tlalnepantla, en medio de la tierra. 

Nahuac. — Detrás, junto, 2erca, hacia, en compañía, en la su- 
perficie. — Cuauhnahuac, cerca ó junto de los árboles; calna- 
huac, junto á la casa. 

Icpac, significa sobre, encima, en. Acaticpac, sobre las cañas; 
tepeticpac, sobre el cerro. 

Las preposiciones ixco, iocpam, ixtlan, ixtla, se derivan del 
nombre ixtli, que significa cara, frente, presencia, haz, superfi- 
cie. Se pospone á los nombres perdiendo éstos su última ter- 



de geografía y estadística i89 

minacion, excepto algunos acabados en tí, que conservan su 
final. Ejemplos: — OuahwMixco, frente al bosque; Tepettixpan, 
á la vista, frente, delante del cerro. 

Itic 9 itec, se derivan del nombre ititl 6 itetl, vientre, estóma- 
go, y equivalen á en, dentro, en lo interior. Al combinarse con 
los nombres, pierden éstos su última terminación aunque la con- 
servan los acabados en tí; y así, de cátti, casa, sale calitic, den- 
tro de casa; y de atl, agua, se forma aílictic, dentro del agua. 

Tzintla expresa debajo, abajo, falda. Ejemplo: — Tepetzintla, 
á la falda del cerro. 

Tepotzco y cuitlapan, significan detrás, á espaldas. 
Los verbales terminados en layan, ayan, yan, can t significan 
lugar en que sucede ó se ejecuta lo que expresa el verbo de que 
se forman. Los en yan resultan agregando esta partícula al 
impersonal del presente de indicativo, anteponiéndole te 6 tic, 
según que se refiera á las personas ó á las cosas. 
El verbal yocan se traduce también por "lugar de." 
Los nominales terminados en tía 6 la, expresan un lugar abun- 
dante de lo que significa su raíz, y [el modo de formarse es 
como sigue: 

Los acabados en ti, Üi, mudan estas terminaciones en tía; los 
en huid, en vJiÜa; y los que terminan en li 6 in se convierten 
en la; pero si á in no precede l se añade tía. Ejemplos: — 
Huexotla, sauceda; de huexotl, sauz; CuavMla, lugar don- 
de abundan las águilas, de cuauhtli, águila; CuavMla, monte, 
arboleda, de cuahuitl, árbol; ocalla, arenal, de xalli, arena; 
Ocuila, lugar donde abundan gusanos, de ocuilin, gusano; Tec- 
pintla, pulguero, de teepin, pulga. 

Para denotar la superabundancia del objeto que da origen al 
nombre de una localidad, se duplica la primera sílaba; y resul- 
tan los nombres llamados frecuentativos. Ejemplo: — Cocoyotla, 
coyotera, lugar donde bay mochos coyotes, de cayott y Üa. 

Para concluir con las preposiciones, réstanos hablar de una 
de uso frecuentísimo en la onomatología geográfica náhuatl, y 
acerca de cuyo significado anda asaz dividida la opinión de los 
autores que han tratado de esta materia. Nos referimos á la 
terminación tzinco. — Oigamos al Sr. Orozco y Berra: l 

1 Historia antigua y de la Conquista de México, tomo I, pág. 430. 



190 SOCIEDAD MEXICANA 

"Tzinili y tzin, denotan reverencia ó cortesía (para eso se 
" usan comunmente), amor ó aprecio, lástima ó compasión de la 
" persona ú objeto con quien 6 de quien se habla; y asi solo se 
" usa cuando el que habla se quiere mostrar reverente, cortés, 
" amoroso, compasivo 6 apreciador de la persona á objeto de 
" quien 6 con quien se habla, ó ya por otras circunstancias, se 
" conoce si al poner dichas finales es por modo de cortesía, 6 por 
" amor, etc." ! 

"En las locuciones reverenciales, principalmente las dirigidas 
á Dios, la partícula tzin toma la preposición co, y en la forma 
tzinco constituye el final de las palabras. Tzintli y su síncopa 
tzin son una misma cosa: por algo que podríamos llamar una 
aberración del mexicano y conforme al Vocabulario de Molina, 
tzintli significa "el ojo del salvohonor/' es decir, anus; y su 
radical tzin se emplea para denotar la reverencia, el amor, el 
aprecio, la compasión y la cortesía. Encuéntrase el compuesto 
tzinco afijando muchos nombres geográficos; entonces no signi- 
fica amor, reverencia, etc., sino atrás, detrás, á la espalda, y de 
una manera figurada en la parte inferior; no faltando persona, 
como Vetancourt, en su Teatro Mexicano, que traduzca la pala- 
bra tzinco, por d principio 6 al principio, al comenzar algu- 
na cosa* En la forma acabada de mencionar, tzinco es un com- 
puesto; pero solo el tzin al final de los nombres de persona, 
siempre es reverencial." 

Hasta aquí el Sr. Orozco y Berra. 

El Sr. D. Eufemio Mendoza, en sus apuntamientos onomato- 
tógicos, dice: * 

"Zinco. — Tzinco. Extremidad inferior, la parte posterior, el 
" ano. Esta última acepción se usa entre la gente vulgar." 

Y al deducir las etimologías de x varios nombres geográficos 
que llevan la posposición tzinco, parece vacilar, traduciendo en 
unos casos la terminación por "extremidad de" ó por "lugar 
de" un diminutivo del componente que precede & la preposi- 
ción; y así dice: Ocotzinco, extremidad de los pinos, 6 lugar de 
pinitos; Oztotzinco, lugar de la cuevita; Temazealtzvnco, lugar 
de pequeños baños termales. 

1 Aldama y Guevara, núm. 36. 

2 Apuntes, etc., pág. 54. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 191 

El Sv. D. Faustino Chiraalpopoca, en su Epítome ó modofd» 
cü de aprender d idioma náhuatl, dice al tratar del modo re- 
verencial: 

"Tzintli, tzin, denotan respeto, reverencia, cortesía, amor, 
lástima, compasión, á quien, con quien, ó de quien se habla. 

"Para expresar los diferentes conceptos, se hacen las forma- 
ciones según sea, del modo siguiente: 

"Para el respeto, veneración, amor, etc., los nombres acaba- 
dos en tí, tli, li, in, perdiendo estas finales toman tzinüi para 
el singular, tzitzintin para el prural; mas cuando se juntan di- 
chos nombres con pronombres posesivos, entonces toman tzin 
para el singular, tzitzihuan para el plural." 

No menciona de una manera especial la terminación tzinco, 
entre las preposiciones que se afijan á los nombres de lugar; 
pero parece inclinarse á la opinión de que trae aparejada la 
idea de un diminutivo, cuando pone entre los ejercicios esta 
frase: Mexicantzinco no ¿han* y la traduce así: "Soy del pe- 
queño México {Jtetácaitcingoy.' 

* Como más adelante veremos, en las pinturas geroglíflcas la 
terminación tzinco, se expresa constantemente por un medio 
cuerpo desnudo, puesto en cuclillas, de modo que resulten en 
relieve las asentaderas, ó hablando con más precisión, el tzintli; 
pero como ya hemos observado, los símbolos constitutivos de 
las pinturas tienen á veces un simple carácter fonético, y no' 
entran en la composición de las palabras con el significado ex- 
clusivo del objeto físico que representan. 

Y esta observación es particularmente aplicable á las pospo- 
siciones. El signo de tian, al descifrar un geroglífieo, no se tra- 
duce por ''dientes/' ni el de icpac por "ovillo," ni el de pan por 
"bandera/ 1 etc. 

Creemos, pues, que según sea el caso, en la interpretación de 
los nombres de lugar debe atribuirse á la terminación tzinoo, 
cada uno de los significados siguientes: 1 P Si la denominación 
del lugar procede del nombre de una deidad, de un' caudillo, de 
un templo, 6 de algún objeto natural ó artificial tenido en ve- 
neración, la posposición tzinco tiene simplemente un carácter 
reverencial. IP Puede determinar el diminutivo de un objeto 
que sea de pequeñas dimensiones comparativamente á las ñor* 
males. 3 P Puede traducirse por la palabra nuevo 6 nueva que 



192 SOCIEDAD MEXICANA 

en la moderna nomenclatura geográfica se antepone al nombre 
del país, ciudad 6 provincia de que han venido los colonos fun- 
dadores y que han querido conservar la memoria de la tierra 
de su origen en la nueva 'población. Así, por ejemplo, Chales- 
tzinco y Xochimilcatzinco, designan dos lugares formados res- 
pectivamente por individuos de las tribus cholea y xochimil- 
ca, y equivalen á tanto como decir: Nuevo-Chalco, Nuevo-Xo- 
chimilco. 4 .° En ciertos casos puede ser la terminación tzinco, 
sinónima de tzinÜa, y significar lo mismo que ésta. 

De la índole del idioma náhuatl resulta que en la composi- 
ción de las palabras no entran generalmente sino tres elemen- 
tos á lo más, salvo las voces destinadas á la poesía y á los asun- 
tos sagrados, en cuyos casos es permitido formar frases con 
multiplicados elementos. 

Si la palabra compuesta resulta del concurso de dos simples, 
la primera pierde sus letras finales ó su última sílaba, y así, de 
tetl, piedra, y calli, casa, se forma tecalli, casa de piedra, casa 
ó audiencia real; de atl, agua, y müli, sementera, resulta ami- 
Ui, tierra de regadío; siendo de advertir que el primer nombre 
sirve de calificativo al segundo, y en tal virtud, la traducción 
comienza por el segundo nombre, poniendo el primero en ge- 
nitivo. 

Los adjetivos se anteponen generalmente á los sustantivos, 
y así: de iztac, blanca, y cihuatl, mujer, resulta Iztacihuatl, mu- 
jer blanca; y también los nombres numerales se colocan al prin- 
cipio de la composición. Ejemplos: — Chicomocelo, siete tigres; 
de chicóme, siete, y ocelotl, tigre, que pierde la terminación Ü, 
en la formación de) plural, cuando se quiere significar muche- 
dumbre en confusión. De las voces orne, dos, tochtti, conejo, y 
la preposición co, resulta el compuesto Ometochco (Ometusco), 
"en los dos conejos," nombre de una población y también de 
una divinidad azteca. 

Si los componentes son más de dos, los dos primeros pierden 
las letras finales ó su última sílaba; pero el tercer componente 
conserva su integridad. Ejemplo: — Tlayacajxin, en la nariz de 
las tierras, de ÜaZli, tierra; yacati, nariz, y la preposición pan. 

Estas reglas tienen sus excepciones, pero no juzgamos indis- 
pensable detallarlas para el objeto que nos proponemos, y da- 
mos fin á esta introducción con la explicación de los signos fó- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 193 

nicos que en las pintaras geroglíficas sirven para representar 
las principales preposiciones, copiando las autorizadas doctri- 
nas que el Sr. Orozco y Berra expone magistralmente sobre el 
particular en su Historia Antigua y déla Conquista de Méxi- 
co, coronamiento de su vida de estudio, que nunca será gastan- 
te ponderada. 

£1 mismo autor reprodujo esas doctrinas en la interesante 
monografía que, con el título de Ensayo de descifradon gero- 
gUfica, engalana los dos primeros tomos de los Anales del Mu» 
seo Nacional de México. 

"Las preposiciones, en los nombres de lugar, se encuentran 
tácitas ó expresas. Llamamos tácitas 6 suplidas las preposicio- 
nes que no constan con carácter especial en la escritura, y que 
el lector tiene que suplir al descifrar el geroglífico, siguiendo 
las reglas gramaticales. Les decimos expresas, cuando aparecen 
escritas por un signo peculiar, -determinado para dar un sonido 
fijo, un significado constante. 

"Tlan, va suplido en los nombres terminados en tli, Ü, li, in. 
Expresa, bajo las cuatro formas que representa la figura 1 de 
la lám. 1 •* Como tomada de Üantli, la representan los dientes 
bajo diversas formas; pero como se advierte, ya no significa lo 
que gráficamente representa, sino que se convierte en un foné- 
tico, ya dando la sílaba Üa t ya la preposición Üan. 

"No encontramos para tía su signo, supuesto que los dientes 
suplen esta sílaba; como preposición no hemos dado con su fo- 
nético, si le tiene, pues creemos que siempre es suplido, acompa- 
ñando á los objetos que se presentan aislados en la escritura. 

"Nahuac (fig. 2) se expresa, bien por una boca delante de la 
cual se nota la vírgula, símbolo de la palabra, bien por dos, tres 
ó más vírgulas prolongadas. Como fonético hemos visto que 
arroja los sonidos nahua y hua. 

"Pan (fig. 3) significa en, sobre, in, super, pro. Se deriva de 
pantii, bandera, la cual como signo numeral equivale á veinte. 
En los compuestos arroja el sonido pan, á veces pa y solo en el 
final de las voces se presenta como preposición y con su signi- 
ficado propio; se le ve, pues, adaptada al uso prepositivo sin su 
verdadero valor. Pan, se encuentra expreso y suplido. Suplido 
lo da á entender la posición de las figura del grupo geroglífi- 
co, colocadas la una encima de la otra. 

25 



194 SOCIEDAD MEXICANA 

"El signo 4, está compuesto de tres líneas, una horizontal, las 
otras dos sobre ella inclinadas, conteniendo el símbolo atl; se 
descubre que representa el corte trasversal de un canal ó ace- 
quia, apantli, de donde toma su nombre. 

"Es un carácter fonético, cuyo valor es apan, significando, 
en el agua, y que colocado siempre al final de las palabras hace 
oficio de preposición. Sostenida por dos reglas obtuvo la forma 
que tiene. La primera es esta: atl; como monosilábica, se une 
con la preposición pan, formando apan, en el agua. Segunda 
regla que importa tener presente: todo nombre que al perder 
la sílaba ó letras finales, queda en una terminación parecida ¡i 
la de una preposición, se queda en esa forma, sin recibir prepo- 
sición ninguna, aun cuando por regla gramatical le correspon- 
diera distinta: teopantli, templo; mictiantti, infierno, forman 
teopan, rnictlan, que no tienen necesidad de recibir nueva pre- 
posición. 

"Pa y copa (fig. 5), tienen su signo fonético, y es una sola 
huella del pié humano. Aunque pan y pa no significan lo mis- 
mo, los autores confunden estas preposiciones, sustituyéndolas 
promiscuamente una por otra. 

"El signo fonético de icpcbc (fig. 6), representa un ovillo de 
hilo, icpatetl, palabra derivada de icpactl, hilo: de aquí nació la 
preposición. 

"Hemos hablado ya del fonético ix (fig. 7). Este signo suena 
ix como elemento de un compuesto; afijo á una palabra y como 
preposición vale constantemente izco. 

"El verbal yocan tiene igualmente su fonético que son varias 
huellas en dirección horizontal. (Fig, 8). 

"Debemos agregar el medio cuerpo desnudo (fig. 9), que sue- 
na tzin como elemento/y en fin de los nombres de lugar tzinco. 
El pié que en ciertos compuestos arroja la sílaba xo (fig. 10). 
La espina delgada (fig. 11) representando los sonidos zo y zozo; 
la mano en sus significaciones diversas, siempre dando la sílaba 
ma, y asf otros signos que no tan claramente se pueden colocar 
en esta sección." 1 — Cesa la copia. 

Agregaremos que la terminación ac parece ser sinónima de 

1 O. y B. Hist. ant Tona. I, pág. 493. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 19$ 

apan, y en consecuencia se representa con el mismo signo fo- 
nético. 

Las preposiciones c, cay co, no están designadas por símbo- 
lo particular en las pinturas; y lo mismo pasa con las termina- 
ciones ayan, layan, y can; el signo de ixco se emplea también 
para iarpan; tepotzco y su equivalente euiüapan se expresan po- 
niendo en la espalda el signo del nombre á que hace referencia 
la preposición; y por último, los afijos nepantla y tzalan resul- 
tan en la escritura geroglífica de la posición relativa de los ca- 
racteres del compuesto que se trate de descifrar 6 de repre- 
sentar. 

Con frecuencia veremos apareceren los geroglíficosde los nom- 
bres de lugar el mímico tepetl, cerro, aun cuando esta palabra 
no figure realmente entre las que componen el nombre. En tal 
caso el signo es puramente determinativo y sirve solo para evi- 
tar una confusión en la interpretación de la pintura, precisan- 
do la idea de que hace referencia á una localidad. El mímico 
tepetl representa una especie de ánfora, abocada en la parte in- 
ferior, pues era creencia entre los antiguos mexicanos que los 
montes estaban llenos de agua y que en determinadas circuns- 
tancias podían romperse causando inundaciones. 

El símbolo va generalmente pintado de verde; pero si está 
dado de otro color, el nombre de éste ó la radical que arroja en 
la composición, es uno de los elementos del nombre total que 
se intenta designar. 

Siempre que entre los elementos constitutivos del nombre del 
lugar figure la palabra tepetl, será señal segura de que la po- 
blación se levanta sobre un cerro, 6 en su falda ó al pié de la 
eminencia de donde ha tomado la denominación. 

No es el arte etimológico un objeto frivolo, ni una empresa 
estéril é infructuosa; forma parte de la Literatura, y su estu- 
dio es algunas veces de mucho auxilio para aclarar el origen de 
las naciones, sus emigraciones, su comercio y muchos puntos 
de la historia antigua y de la fábula. Antes de la invención de 
la escritura, y después, en los pueblos que han permanecido en 
la barbarie, las huellas de las revoluciones se borran en poco 
tiempo y no quedan más vestigios que los nombres impuestos 
á las montañas, á los rios y á otros accidentes topográficos por 
los antiguos habitantes del país y que se han conservado en la 



196 SOCIEDAD MEXICANA 

lengua de los conquistadores. Las mezclas de las lenguas in- 
dican el contacto y la mezcla de los pueblos, sus choques, sus 
correrías, sus navegaciones, las colonias que han ido á fundar 
á remotos climas. 

T es digno de observar que el estudio onomatológico de que 
nos ocupamos, da margen á reflexiones curiosísimas y bajo más 
de un aspecto interesantes, que indican algunos de los productos 
dominantes de la Flora y de la Fauna, ciertos caracteres hidro- 
gráficos y geológicos de la región que hoy ocupa el Estado de 
Horelos; la existencia de cultivos que han sido abandonados, y 
la prosperidad que entre los antiguos moradores alcanzó la fa- 
bricación de algunos artefactos. Así, la multitud de nombres 
geográficos que contienen entre sus elementos la palabra amatl, 
despierta la idea de la importancia que en la provincia de los 
tlahuiquee y los señoríos vecinos, tuvo la fabricación del papel, 
de cuyo hecho dan testimonio las relaciones que hay en el Có- 
dice Mendocino de las enormes cantidades de ese articulo que 
tributaban periódicamente á los reyes mexicanos. 

La abundancia de las corrientes y la fertilidad del suelo, es- 
tán señaladas por el gran número de localidades, en cuyos nom- 
bres figura la voz aÜ t 6 alguno de sus derivados. 

Tenextepango designa un lugar situado en el corazón de una 
región eminentemente calcárea; Ixcatepec, revela que en alguna 
parte de esa comarca, el algodón fué cultivado en la antigüe- 
dad; y por ese orden podrían citarse infinidad de ejemplos que 
comprueban que las investigaciones onomatológicas no solo son 
interesantes bajo el punto de vista histórico, geográfico ó filo- 
lógico y que son susceptibles de encontrar aplicaciones prác- 
ticas. 

Presentamos nuestro catálogo por orden alfabético; damos 
para cada lugar su categoría y la demarcación política á que 
corresponde, escribimos los nombres con su actual ortografía y 
los ponemos después con la que realmente deben tener; y de- 
mostramos la razón de ser de la etimología y del jeroglífico. 

Una palabra para concluir este preámbulo. De los 159 nom- 
bres cuya formación analizamos, solo hemos encontrado los ge- 
roglíficos de 52 en el Códice Mendocino, y señalamos los nú- 
meros de las figuras que les corresponden en la obra de Lord 
Kingsborough. El resto es producto de nuestra propia labor, si- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 197 

guiendo las reglas que hemos apuntado 7 las doctrinas que he- 
mos estudiado, consultando los vocabularios más autorizados 
7 aprovechando el conocimiento práctico que tenemos de algu 
ñas de las localidades del Estado. 

Válganos nuestra insuficiencia como excusa de la imperfec- 
ción de esta monografía; 7 sirva de pretexto á la indulgencia 
de la Sociecad la buena voluntad que siempre nos ha animado 
para ofrecer al progreso de su institución el óbolo insignifican- 
te de nuestras pobres tareas. 



198 SOCIEDAD MEXICANA 



NOTA. 

Concluido este ensayo durante el año de 1883 y leído en varias se- 
siones, según consta en las actas respectivas de la Sociedad de Geo- 
grafía, ha permanecido desde entonces inédito por la larga interrup- 
ción que desgraciadamente ha sufrido la publicación del Boletín. 

En ese intervalo han aparecido dos trabajos importantes sobre la 
onomatología geográfica náhuatl. 1? El que con el título de Nombres 
Geográficos de México, publicó por acuerdo del Sr. Ministro de Fo- 
mento, el sabio Encargado de la Dirección General de Estadística de 
la República, Dr. D. Antonio Peñafiel, y que es un valioso Estudio 
geroglífico de la Matrícula de los Tributos, del Códice Mendocino. 
2 9 El opúsculo denominado: Hombres Geográficos del Estado de Afó- 
relos, que dio á la estampa en Cuernavaca el ilustrado lie. D. Ce- 
cilio A. 'Róbelo. Esta obra puede considerarse como una tercera edi- 
ción, notablemente corregida y aumentada, de los trabajos anteriores 
del autor sobre el mismo asunta La última producción del Sr. Ró- 
belo es un catálogo etimológico razonado, escrito con erudición y pro- 
fundo criterio, y que revela la aptitud del onomatologista para ese 
género de investigaciones. 

Tiene el Sr. Róbelo la ventaja de haber estado en la mayor parte 
de las localidades cuyas etimologías establece; ventaja de un valor ina- 
preciable, porque sobre el terreno puede hallarse muchas veces la con- 
firmación del origen de los nombres topográficos ó recoger tradiciones 
que analizadas con juicio arrojan mucha luz en las cuestiones etimo- 
lógicas. 

Algo hemos utilizado las obras de los señores Pefiafiel y Róbelo pa- 
ra emprender una revisión de nuestro trabajo, encontrando en muchas 
partes la confirmación de nuestras apreciaciones; mas cuando á pesar de 
la notoria competencia de esos autores hemos notado divergencias en- 
tre algunas de sus etimologías y las nuestras, conservamos las que son 
el resultado de nuestras propias indagaciones si para ello encontra- 
mos razones fundamentales;-y hanos parecido conveniente poner esta 
nota, á guisa de advertencia, para evitar suposiciones desfavorables 
respecto de la originalidad de nuestro trabajo. 



de geografía y estadística 199 



ACACINGO. — Hacienda perteneciente á la Municipalidad de 
Miacatlan, del Distrito de Tetecala. — Etimología. Acatzinco. 
"El Nuevo Acatla" ó en el carrizalito, "en el cañaveralito;" de 
acaÜ, caña, carrizo; y tzinco, diminutivo. El geroglífico se en- 
cuentra en la fig. 4 de la Lám. XLIV del Códice Mendooino y 
está representado por el símbolo mímico de acatt y el medio 
cuerpo desnudo, figurativo de la posposición tzinco. (Fig. 12). 

ACAMILPA. — Hacienda perteneciente á la Municipalidad de 
Tlaltizapan, del Distrito de Juárez. — Etimología. Acamilpan. 
"Campo de cañas;" de acaÜ, caña; y milpan, sementera, campo 
cultivado. — Geroglífico. El mímico acatt sobre el figurativo de 
müli. (Fig. 13). 

ACAPANCINGO.— Pueblo de la Municipalidad de Cuerna- 
vaea, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Acapantzinoo. 
"El Nuevo Acopan" 6 "en el arroyito del carrizal;" de acatt, 
apañi y tzinco. — Gerogl. Se compone del signo acatt, bajo la 
forma empleada en la cronología de los mexicanos, el símbolo 
ya conocido de tzinco y la bandera que sirve de fonético k la 
posposición pan. (Fig. 14). 

ACATLIPA. — Pueblo de la Municipalidad de Xochitepec, en 
el Distrito de Cuernavaca. — Etim. Acailicpac. "Sobre las ca- 
ñas;" de acajl, caña; é icpuc, sobre, encima. — Qerogl. El signo 
acatt sobre el mímico tepetl, para expresar la superposición de 
un objeto encima de otro, icpac. (Fig. 15). Véase el Códice Men- 
docino, Lám. XXIY, fig. 5. 

ACTOPAN. — Hacienda de la Municipalidad de Tetecala, en 
el Distrito del mismo nombre. — Etim. Atocpan. "En la tierra 
gruesa y fértil," de atoctli y pan. "A la tierra fértil — dice el 
P. Sahagun ' — para sembrar y donde se hace mucho lo que se 

1 Historia general de las cosas de Nueva-Espafia, Tom. III, pág. 
314.— Edición de D. Carlos M. Bustamante, Méx., 1830. 



200 SOCIEDAD MEXICANA 

siembra en ella llaman AtocÜi, que quiere decir, tierra que el 
agua ha traído: es blanca, suelta, hueca y suave: es tierra don- 
de se hace mucho maíz ó trigo." — Gerogl. Tomado del Códice 
Mendocino, Lám. XXXI, fig. 9, se expresa por una caña de 
maíz, cargada de frutos, que se levanta sobre un símbolo de 
tlcdli, lleno de puntos espaciados para indicar la soltura de la 
tierra. (Fig. 16). 

AOHIOHIPICO.— Pueblo de la Municipalidad de Yecapix- 
tla, del Distrito de Morelos. — Etim. Achichipico. "En la gote- 
ra de agua" ó "donde el agua gotea;" de atl, chichipictli, gota 
de cosa líquida, y co. — Gerogl. Puede representarse por el sim- 
bólico att, dejando desprender algunas gotas. (Fig. 17). 

AHUATEPEC— Pueblo de la Municipalidad de Cutrnavaca 
en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Ahuatepec. "En el ce- 
rro de las encinas;" de ahuatl, encina; tepetl, cerro; y c, en. — Ge- 
rogl. Códice Mendocino, Lám. XXII, fig. 11. El símbolo tepetl 
coronado por el mímico ahuatl. (Fig. 18). 

AHUATLAN. — Pueblo de la Municipalidad de Totolapan, en 
el Distrito de Tautepec. — Etim. Akuatlan. "Junto á las enci- 
nas;" de ahuatl, encina; y tían, junto. — Gerogl. Se expresa por 
el mímico ahuatl y el signo fonético representativo de la ter- 
minación tlan. (Fig. 19). 

AHUAXTLA. — Rancho de la Municipalidad de Tetelilla, del 
Distrito de Jonacatepec. — Etim. Ahuaxtla. "Donde abundan 
los huajes en el agua;" de aÜ, agua; huaocin, huaje, y el abun- 
dancial tía. — Gerogl. Se forma con el mímico del huaxin, so- 
bre el símbolo del agua, agregando el fonético de tía. (Fig. 20). 

AHUEHUEPAN.— Pueblo de la Municipalidad de Morelos, 
del Distrito del mismo nombre. — Etim. Ahuehtiepan. "En los 
sabinos ó ahuehuetes;" de ahuehuetl (Taxodium distichum) y 
pan, en. El geroglífico sacado del Códice Mendocino, Lám. 
XXVI, fig. 4, tiene el signo de un árbol, caracterizándose la es- 
pecie por el mímico huehuetl, atambor. La preposición pan es- 
tá suplida por la posición de las figuras del grupo geroglífico, 
colocadas una encima de la otra (fig. 21). La palabra ahuehuetl 
viene de atl, agua, y hueJiuctt, aludiendo á la propiedad que tie- 
ne el taxodium distichum de presentarse en los lugares húme- 
dos ó en las márgenes de las corrientes y á la corpulencia ex- 
traordinaria que frecuentemente adquiere su tronco, llegando 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 201 

k tener un diámetro considerable con relación á bu altura, lo 
que hace comparables bus proporciones á las de un atambor 6 
huehuetl. 

AHUEHUETZINGO.— Pueblo de la Municipalidad de Puen- 
te de Ixtla, en el Distrito de Tetecala. — Etim. Ahuéhuetzinco. 
"Lugar de los pequeños ahuehuetes;" 6 "El nuevo Ahuehuepan ," 
de ahuehuetl y tzinco. El geroglífico se expresa agregando al 
anterior el fonético de la terminación tzinco (fig. 22) y tam- 
bién puede representarse como indica la figura 23. 

ALCHICHICA.— Rancho de la Municipalidad de Tlaltiza- 
pan, del Distrito de Juárez. — Etim. AÜchichiccu "En la agua 
amarga;" de atl, agua; chichic, amarga, y ca. — Gerogl. Se indica 
con el símbolo del agua y la figura de un perro, chichi, sirvien- 
do esta palabra de mnemónica del adjetivo chichic. (Fig. 24). 

ALPUYECA. — Pueblo de la Municipalidad de Xochitepec, del 
Distrito de Cuerna vaca. — Etim. Atlpoyccan. "En la agua sala- 
da;" de atl, agua; poyec, "cosa que tiene sal, así como el manjar 
ó el agua," y can. — Oerogl. (fig. 25). Hemos expresado el nom- 
bre gráficamente por el símbolo atl, teniendo en su parte supe- 
rior el signo del humo, poctli, que da la silaba po del compues- 
to, y conteniendo además la masa de agua puntos blancos, que 
indican la presencia de la sal. 

ALPUYECA — Rancho de la Municipalidad de Coatlan del 
Rio, del Distrito de Tetecala. Etimología y pintura geroglífica 
iguales á las anteriores. 

AMACUITLAPILCO.— Pueblo de la Municipalidad de Jo- 
nacatepec, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Amacui- 
tlapilco. "Detrás ó en la cola de los amates;" de ainail, amate 
(FicusBenjamina); cuitlapüli, cola, rabo, detrás; y co % en. — Oe- 
rogl. Se expresa por el mímico amaü, y la cola de un ani- 
mal (fig. 26). La posposición co queda subentendida en la pin- 
tura. 

AMACUSAC. — Pueblo, cabecera del Municipio de su nombre 
en el Distrito de Tetecala. — Etim. Amacoztitla. (Códice Men- 
docino, lám. XXI V, fig. 12). "Lugar donde abundan los amates 
amarillos" ó "Junto al rio Amacusac;" de amatl, amate; coztic, 
amarillo, y la posposición tía, que significa abundancia de la co- 
sa expresada por el nombre á que va unida. Según Hernández, 

el amacoztic, llamado también texcalamatl 6 tepeamaÜ, ama- 

26 



202 SOCIEDAD MEXICANA 

te del cerro ó de las rocas, es un árbol grande semejante al si- 
cómoro que crece en las montañas. 

El geroglíf ico (f ig. 27) está representado por una hoja de pa- 
pel, pintada de amarillo, y los dientes, signo fonético de tía. Lle- 
va además la pintura en su parte inferior el símbolo de atl, 
agua, para indicar Ja proximidad de un rio. Amacusac signifi- 
ca, pues: "Rio de los amates amarillos." 

AMATLAN. — Pueblo de la Municipalidad de Tepoxtlan, del 
Distrito de Cuernavaca. — Etim. Amatlan. (Códice Mendocino, 
lám XV, fig. 6). "Junto á los amates" ó "el país del papel;" de 
a/matl, papel, y tlan, junto. El geroglifico se indica en las anti- 
guas pinturas por un rollo de papel, sin el signo correspondien- 
te á la terminación tlan. (Fig. 28). 

"Cuauhnahuac debia entregar en cada tributo ocho mil rollos 
de papel (Kingsborough, lám. 25, núm. 11) 6 igual cantidad 
Nepopohualco (lám. 27, núm. 16). Cada rollo contiene veinte 
pliegos, de manera que se pedían 160,000 á cada comarca, en ca- 
da uno de los plazos señalados. Era inmensa la cantidad de pa- 
pel consumida por los pueblos de Anáhuac; fuera de los usos 
domésticos y de las artes, sus principales empleos los tenia en 
los ceremonias religiosas y en las pinturas geroglíficas." 1 

Hacia la época en que vino Hernández á estudiar las produc- 
ciones de nuestro país, se fabricaba aún en Tepoxtlan el papy- 
rus mexicano con el árbol del papel, y según la expresiva frase 
del distinguido naturalista, hervía la multitud de trabajadores; 
pero es indudable que cuando Hernández admiraba esa activi- 
dad, ya no se aprovechaba nuestro árbol mas que en los usos 
económicos. 

AMAT1TLAN. — Pueblo de la Municipalidad de Cuernavaca, 
en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Amatitla. "Lugar 
donde abundan los amates ó el papel;" de amatl, la ligatura eu- 
fónica ti y el abundancial tía. La composición y lectura del ge- 
roglifico (fig. 29), no presenta dificultad. "El pueblo que lleva 
este nombre — dice el Lie. Róbelo— y que es uno de los barrios 
de la ciudad de Cuernavaca, no se llamó así originariamente. 
El antiguo pueblo de Amatitlan estaba enclavado en los cam- 
pos de la hacienda de San Vicente, y uno de los antiguos due- 

1 Orozco y Berra. Hist. antigua, tomo I, pág. 337. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 20* 

ños de este ingenio compró los terrenos del pueblo é indemnizó 
á los habitantes dándoles los que hoy forman el nuevo pueblo, 
al cual le dieron el nombre del que abandonaban/' l 

AMATLICPAC— Pueblo de la Municipalidad de Tlayaca- 
pan, en el Distrito de Yautepec, — Etim. AmaÜicpac. "Sobre 
los amates;" de amatl, é icpac, encima. Los símbolos compo- 
nentes del geroglífico (fig. 30) son ya conocidos. 

AMA YUCA. — Pueblo de la Municipalidad de Jantetelco, del 
Distrito de Jonacatepec. — Etim. Amayocan. "Lugar en que se 
prepara el papel;" de amaÜ, papel, y el verbal yacan. — Gerogl. 
El mímico amatl y varias huellas en dirección horizontal que 
sirven de fonético á la terminación yocan. (Fig. 31). 

AMAZONGO. — Rancho de la Municipalidad de Zacualpan, 
del Distrito de Jonacatepec. — Etim. Amatzonco. "Arriba de los 
amates;" de amatl y tzonco. Acerca de esta preposición encon- 
tramos en la gramática del P. Olmos: 

"Quac, tzonco. Iten estas preposiciones c, co, Üa, con estos 
" nombres tfonUi, cabello, y quakuitl, árbol, perdiendo lo que 
" han de perder con los pronombres, significan todo junto lo que 
" esta preposición super, ó á lo alto de la cosa, ó el cabo de ella. 
" Ex.: yquac yn ilacatl, sobre la persona, scil, la cabeza ó en, etc.; 
" ytfonco yn quauiÜ, sobre el árbol ó en lo alto de); notfontla, 
" vd noquatía, á mi cabecera ó por mi cabecera, etc." * 

Mr. Rómi Simeón hace observar muy acertadamente, que el 
compuesto quac, se forma del sustantivo quaitl, cabeza, cima, y 
no quahuiU, árbol, porque en este último caso se obtendría 
quauhco y no quac. El geroglífico de Amatzonco (fig. 32) lo 
formamos con los mímicos de amatl y tzontli. 

AMELCINQO. — Pueblo de la Municipalidad de Morolos, en 
el Distrito del mismo nombre. — Etim. Amiltzinco. "El peque- 
ño Amilpa" ó "en los pequeños campos de regadío;" de amilli, 
tierra de regadío, y tzinco. Quieren algunos que el significado 
sea: "ojito de agua," aludiendo á los manantiales que brotan 
cerca del pueblo en un sitio vulgarmente conocido con el nom- 
bre de Almeal, y en ese caso la denominación propia del lugar 



1 Nombres geográficos mexicanos del Estado de Morolos, pág. 7. 

2 Grammaire de la langue náhuatl ou méxicaine, par A. de Olmos. 
Edháon de París, 1875, pág. 178. 



204 SOCIEDAD MEXICANA 

sería Ameyaltzinco, derivándose de ameyali, fuente de agua, 
tzintli y co. 

El geroglíf ico (f ig. 33) lo hemos representado por el símbolo 
de las tierras de regadío y el mímico de la preposición tzinco. 

ANENECUILCO.— Pueblo de la Municipalidad de Ájala, 
del Distrito de Morelos. — Etim. Anenecuüco. "En las aguas re- 
vueltas;" de atl, agua; nenecuiloa, bambanearse á una y otra 
parte, y co,en. El geroglíf ico, tomado del Códice Menodcino, lám. 
XXVI, fig. 5, está representado por el símbolo de atl, figuran- 
do en su interior un remolino. La forma general es la de una 
mano, que como se sabe, servia para significar el número cinco, 
macuitti, y en el caso presente tiene un carácter mnemónico para 
recordar la radical cuilli, que entra en la composición del nom- 
bre expresado por la pintura (fig. 34). 

APANQUEZALOO.— Hacienda de la Municipalidad de Yau- 
tepec, en el Distrito del mismo nombre. — Etim, Apanquetzalco. 
"En la acequia de los quezales;" de apantli, acequia; quetzatti, 
quezal, y co, en. El quetzaÜototl 6 quetzatti (pharomacrus mo- 
cinno, Llave), llamado ahoraquezal 6 quezale, era una de las 
aves que suministraban las plumas finas á los mexicanos; y las 
plumas que verdaderamente se llamaban quetzatti eran las pro- 
cedentes de la cola, largas, verdes y resplandecientes. 

La voz quetzatti, tiene en algunos casos la acepción de ver- 
de, precioso. 

Entre las palabras derivadas del mexicano, que se usan en el 
lenguaje común en el Estado de Morelos, la voz apande, corrup- 
ción de apantli, es de un empleo frecuentísimo. Rara vez se de- 
signan por otro nombre los arroyuelos, los cafios, las acequias 
ó zanjas regadoras de los pueblos y haciendas. 

Aquetzatti, según el Vocabulario de Molina, significa: "rio 
que se secaá tiempos/' de manera que Apanquetzalco podrá tam- 
bién tener esta traducción: "En la acequia que se seca á tiem- 
pos." 

El geroglíf ico de Apanquetzalco lo hemos representado por el 
símbolo ya conocido de Apan, conteniendo las plumas largas 
y ricas del qtietzalli. (Fig. 35). 

APIZACO. — Hacienda de la Municipalidad de Yautepec, en 
el Distrito del mismo nombre. — Etim. Apitzaco. "En el arroyo 
largo y estrecho" ó "En el agua delgada;" de atl, agua, pitzactli, 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 205 

"cosa larga y delgada, así como vara, soga y cosas semejantes/ 1 
y co, en. Gráficamente puede ser representado el nombre del 
lugar por el simbólico atl, en forma estrecha y prolongada. 
(Fig. 86). 

APOZONALCO.— Rancho de la Municipalidad de Tlaltiza- 
pan, del Distrito de Juárez. — Etim. Apozonalco. "En el ám- 
bar/' de apozonalli, ¿trabar 6 espuma de agua, y co, en. "El ám- 
bar de esta tierra — dice el P. Sahagun — se llama apozonalli 
dícese de esta manera porque estas piedras asi llamadas (ámbar) 
son semejantes á las campanillas ó ampollas de agua, cuando 
les da el sol en saliendo, que parece son amarillas claras como 
oro: estas piedras bállanse en mineros en las montañas. Hay 
tres maneras de aquellas, la una se llama ámbar amarillo, estas 
parece que tienen dentro de sí una centella de fuego, y son muy 
hermosas: la segunda se llama tzcUapozonalli, dícese así porque 
son amarillas con mezcla de verde: la tercera, iztacapozonalli, 
llámase así, porque son amarillas blanquecinas, no son traspa- 
rentes ni muy preciosas. ' 

El ámbar de los mexicas, cárabe ó succino, es la resina del ár- 
bol llamado cuauhpinolli, y no ignoraban que este producto á 
veces se presenta en el mar, puesto que la palabra apozonalli 
viene de apozonattot, espuma de agua. 

Representamos el geroglífico del lugar que venimos conside- 
rando por el dibujo del apozonalli, tomado de la colección de 
Lord Kingsborough, lám, XLIX, fígs. 33 y 84, y agregamos el 
determinativo tepetl, siendo de notar que el símbolo atl que en- 
tra en la composición del nombre pictónico, es una prueba más 
de la* ideas abrigadas por loe mexicas. (Fig. 37). 

ATEN ANGUILLO.— Rancho de la Municipalidad deTlalti- 
zapan, del Distrito de Juárez. — Etim. Diminutivo castellaniza- 
do de Atenanco, "lugar de la presa ó dique/' de atl, agua; tena* 
rniÜ, muro, y co. La situación que en el geroglífico (fig. 88) 
tiene el símbolo atl, detrás del muro, indica claramente cuál es 
el objeto de éste. 

ATL ACAHUALO YAN.— Pueblo de la Municipalidad de Te- 
telilla, en el Distrito de Jonacatepec. — Etim. Atlacahualoyan. 
"Lugar donde se detienen las aguas/ 9 de atl, agua; cahua, callar 

1 Historia General de las cosas de N. E. Tom. III, pág. 298. 







206 SOCIEDAD MEXICANA 

6 cesar de hacer algo ó quedarse en algan logar el que vino de 
otra parte, y el verbal loyan. 

Atlacahvudco es el nombre del segundo mes mexicano, y el 
símbolo religioso es la imagen de Tlaloc y un árbol reverde- 
ciendo con el agua entre las raíces. De los símbolos de atl y 
accihuaüi, yerbas largas y secas, nos valemos (fig. 39) para ex- 
presar en caracteres geroglíficos el nombre de Atlacahualoyan. 

"Al pasar frente á este pueblo — dico el Lie. Róbelo — la ba- 
rranca de Amachinac ó Matzinas, interrumpe su curso, porque 
el agua se pierde en el fondo de arena, esto es, se queda allí, es 
dejada; y á esta circunstancia alude la etimología." l 

ATLACOMULCO.— Hacienda de la Municipalidad de Cuer- 
navaca, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Atlacomulco. 
"En el pozo ó manantial;" de atlacomulli, pozo ó manantial, y 
co, en. Hablando de los diversos nombres de ríos y fuentes, di- 
ce el P. Sahagun: * 

"Hay pozos que son cavados debajo de la tierra, y manan y 
sacan de ellos agua para beber y para lo demás y no sen muy 
profundos. También hay otros donde mana agua buena que son 
muy profundos; Uámanlos aycluazüi, y á los que no son pro* 
fundos llaman atlacomoüi" 

Por analogía con la manera de representar la voz apaníli, 
significamos la de Atlacomulli por la sección trasversal de un 
pozo conteniendo el símbolo atl. (Fig. 40). 

ATLACHOLOAYA.— Pueblo de la Municipalidad de Xochi- 
tepec, en el Distrito de Cuernavaca. — Etim. AÜickoloayan. 
"Lugar donde el agua chorrea;" de atl, agua; dioloa, "huir, sal- 
tar, ausentarse, 6 chorrear 6 saltar el agua" y la terminación 
verbal yan. AÜichololiz significa chorro de agua. El geroglífi- 
co se encuentra en el Códice Mendocino, lám. XXIV, fig. 16, y 
la forma vertical de atl sirve para expresar el verbo choloa. 
(Fig. 41). Escrito el nombre así: AÜacholoayan, puede también 
traducirse por "lugar donde el agua huye ó se escapa," deriván- 
dose entonces de a, contracción de atl y ÜachololtiUi, "cosa hui- 
da 6 escapada así," y en cuanto á la especie de garra que apa- 
rece en la figura, es un mímico de la palabra tlachololtiani, que 

1 Nombres geográficos mexicanos del E. de Morelos, pág. 14. 

2 Tom. III, pág. 314. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 207 

quiere decir: "ahuyentador ó el que se le escapó el ave que ha- 
bía cazado ó prendido." 

El geroglífico que consideramos es, pues, ingeniosísimo y re- 
presenta con exactitud la idea que se trata de expresar, no obs- 
tante la complicación que á primera vista se observa en la es- 
tructura del nombre del lugar. 

ATLATLAHUCA.— Pueblo de la Municipalidad de Tlayaca- 
p&n, del Distrito de Yautepec. — Etim. Atlatlaliucan. "Lugar 
en el agua colorada;" de apan y tiaÜauqiii, colorado. 

El geroglífico se encuentra dos veces en el Códice Mendoci- 
no, lám. VII, fig. 12 y láua. XXVII, fig. 18. El fonético sirve 
para dar la sílaba inicial a y el signo debe estar pintado de ro- 
jo. (Fig. 42). 

ATLIHUAYAN. — Hacienda de la Municipalidad de Yaute- 
pec, en el Distrito. del mismo nombre. — Etim. AÜacuihuayan. 
"Lugar á donde van por agua al rio;" de atlacuihua, inflexión 
verbal de atlacui, "ir por agua al rio" y la terminación yan. 
Yautepec se proveia antiguamente de agua de los manantiales 
de Atlihuay an. El geroglífico (fig. 43) lo forman el símbolo atl 
y el fonético conocido que arroja el sonido hua. 

ATOTONILCO.— Pueblo de la Municipalidad de Tepalcingo, 
del Distrito de Jonacatepec. — Etim. Atotonüco, "En el agua 
caliente;" de atotoniUi, agua calentada al fuego, y la preposi- 
ción co. El geroglífico tomado del Códice Mendocino, lám. VIII, 
fig 12 representa una olla colocada sobre el tlecmlli ú hogar y 
en la cual hierve el agua, expresada por el símbolo que apare- 
ce en la boca de la vasija. (Fig. 44). 

ATZINGO. — Rancho perteneciente á la Municipalidad de 
Cuernavaca en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Atzinco. 
"En el arroyito," de atl, tzintli y co. La composición y la lec- 
tura del geroglífico (fig. 45) no presentan dificultad. 

AXOCHIAPAN.— Pueblo de la Municipalidad de Tetelilla, 
del Distrito de Jonacatepec. — Etim. Ayoxochiapan. "En el arro- 
yo bordado por las flores de calabaza;" de ayoxochitl, flor de 
calabaza y apan. El geroglífico (Códice Mendocino, lám XXVI, 
fig. 19) no presenta dificultad para su deseif ración (fig. 46). 



208 SOCIEDAD MEXICANA 



O 



CALALPA. — Rancho de la Municipalidad de Yecapixtla, en 
el Distrito de Morelos — Etim. Gallalpan. "En las casas que tie- 
nen solares;" de callalli, "solar 6 tierra que está junto á la casa " 
y pan. El geroglífico (fig. 47) lo formamos con los símbolos de 
calli y milli. 

CICATLACOTLA.— Rancho de la Municipalidad de Tlal- 
quiltenango, del Distrito de Juárez. — Etim. Tzicatlacctla. "Lu- 
gar donde hay muchas hormigas/' lo mismo qu* TzicaÜacoyan; 
de tzicatl, hormiga grande y ponzoñosa que ]•••*. Entran en la 
composición del geroglífico (fig 48) lo9 mímicos de tzicatl, y 
ÜacoÜ. 

COAHUIXTLA.— Hacienda de la Municipalidad de Morelos, 
en el Distrito del mismo nombre. Con ligeras modificaciones en 
la ortografía, pueden sacarse tres etimologías que concuerdan 
con la topografía de la localidad. Escrito el nombre así: Cua- 
huixtla, viene de cuahuitt, árbol, é ixtta, delante, significando: 
"Delante de los árboles," ó más bien "Adelante de Cuautla;" po- 
niendo QuaJiuitztla vale tanto como zarzal, de quahuitetli, zar- 
za ó cierto abrojo y el abundancial tía, y por último, descom- 
puesto así el nombre: Cuar-huitzÜan, quiere decir "al sur de 
Cuautla." Los símbolos que entran en la composición del gero- 
glífico, para distinguirlo del de Cuautlixco, son: el mímico de 
cuahuitl, la espina que da la radical huitz y el fonético de tía. 
(Fig. 49). 

COAJOMULCO.— Pueblo de la Municipalidad de Cuernava- 
ca, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. CoaxomoUo. "En 
la rinconada de las zarzamoras;" de coa, contracción de ciamiÜ, 
zarzamora; xomvlli, rincón, y co, en. El geroglífico (fig. 50) se 
encuentra en el Códice Mendocino, lám. XLV, fig. 10, y lo for- 
ma una vasija colmada de los frutos del Rvbus fructicosus, 
L., que da la silaba co, sobre el símbolo de atl arrinconado en el 
vértice de un ángulo que arroja en la composición la voz aaso* 
mullí, quedando subentendida en la pintura la posposición co. 

COATLAN. — Pueblo, cabecera de la Municipalidad del mis- 



no ¿óbito {CoaltaHM Rio), «h él DbtrHo <fe ^PefeAlt^Btla, 
Cfolffon» **Ltigar en que hay víbora»;" de éotttf, atleta* jrttan, 
junto, debajo, entre, certa, ele. El geroglifíeo (Céd. Mendi, lám. 
XXIV, núm. 9) ge compone del mímico eoatf f é^ ftnéftHtt* dé 
tfen. (Fig. 51). 

CO(X>Y0C.— Pueblo de la Municipalidad de Yautepec, cto él 
Distrito del mismo nombrc-t-Etim. Cocoj/*d. "En la coyotera;" 
de etytfi, coyote, ádive, y te preposición a La duplicación dé 
la primera hilaba de la palabra eoyotl sirve para formar él pin* 
raí y e*pre»ar la superabundancia. El geroglifteo lo represen- 
timos por la figura del animal. (Fig. 52); 

OOCOYOTUL— Hacienda de la Municipalidad de Cbatlatt 
del Rio. del Distrito de Tetecala— Etim. CocoyoOa. "Coyote* 
rsf áe-coyoti y tía. El geroglifíeo se distingue del* anterior en 
qoe lleva además el fonético de la terminación tía. (Fíg. 88), 

CONTLALCO.— Rancho de la Municipalidad de Tetecala, 
en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Contlalea. N En el ba- 
rro;* de eontlaUi, barro, y co, en. Hablando de las diversas ma- 
neras de tierras para hacer tinajas, etc., dice el P. Sahagtm: 
"Hay barro en esta tierra para hacer loza y va*ijas, es muy 
bueno y muy pegajoso; amábanlo con aquellos pelos de los ta- 
llos de las espadañas y llámale tezoquitl y conüalli; de este ba- 
rro se hacen comales, escudillas, platos y toda manera de loza. l 

El nombre pictórico se espresa por metonimia, esto es, pin- 
tando el material por la obra producida comiÜ, olla, (fig. 54). 
T del mismo artificio observamos que se valieron los antiguos 
tlaeuüoque, cuando significaron la palabra Contlan (barreal) por 
la figura de una olla y el fonético de la posposición tlan, co- 
mo puede verse en el Códice Mendocino, lám. XXII, fig. 13. 

CUACHITLAN.— Rancho de la Municipalidad de Tlaquil- 
tenango, en el Distrito de Juárez. — Etim. CuachiÜan. "Lugar de 
loe pardales 6 gorriones;" de cuachichü, pardal ó gorrión; ó bien 
de quachictli, paramento de pluma que llevaban los guerreros. 
Al geroglífico de Chictlan que se encuentra en el Códice Men- 
docino, lám. XLIV, (fig. 8,) agregamos el mímico de árbol. 

(Fig. 55). 

CU ACHICHINÓLA.— Pueblo de la Municipalidad de Te- 

1 SaL tota III, pág. 316. 

27 



210 .SOCIEDAD MEXICANA 

tecala, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Cuaubchicki- 
ñola. "Junto al árbol quemadlo;" de cuahuül, árbol; chichino** 
quemar, y la. Fórmase el geroglífico (tig. 56) con el signo ya 
conocido de civahuül y el mímico de chiclii, perros, mnemónioo 
de chidiinoa. 

CUATEPEC— Hacienda de la Municipalidad de Tololapan, 
del Distrito de Yautepec. — Etim. Coatepec. "En el cerro de la 
culebra;" de coatt, tepetl y e. La lectura del geroglífico (fig. 67\ 
no presenta dificultad. 

CUAUTEP5C.— Hacienda de la Municipalidad de ZacuaV- 
pan, en el Distrito de Jonacatepec — Etim. Cuauhtepec. "En el 
cerro del águila;" de cuauhtli, águila; tepetl, cerro y c, en. Tam- 
bién puede significan "en el cerro de loe árboles," porque según 
hemos visto, la voz cuahuül, árbol, arroja también en la com- 
posición la radical cuauh. La figura 58 representa el geroglífi- 
co de la primera etimología, y la figura 59 el correspondiente 
á la segunda. 

CUAUTLA. — Ciudad, cabecera del Distrito y de la Munici- 
palidad de Morelos. — Etim. Cuauhtlan. " Junto á las águilas" 
6 "el país de las águilas;*' de cmauhtli, águila, y ilan t junto. 
Puede también derivarse el nombre de cuahwiil, árbol, y el 
abundancial tla t y entonces escrito así: Cuauktla, equivale á 
arboleda, floresta, bosque; pero los geroglíficos que se encuen- 
tran en el Códice Mendocino (Lám. X, fig. 25; lám. XIII, fig. 
18; lám. XXVI, fig. 3) dan los elementos para la primera etimo- 
logía. O las águilas eran tan abundantes que caracterizaban la 
región, ó el nombre del lugar se relaciona con el de algún cau- 
dillo de los fundadores, ó con la orden militar de los caballeros 
águilas, ó en fin, el signo del geroglífico tiene solo un valor fo- 
nético, pues la segunda etimología se compadece bien con la 
frondosidad del lugar. Llevó generalmente el nombre geográ- 
fico que venimos considerando el distintivo de Amüpa, que 
formado de las voces amitti y pa, quiere decir: "en las tierras 
de regadío," y entonces el nombre completo CuauktlaTir-Amil- 
pa, significará: "En las tierras de regadío, junto á las águilas.' 9 

El sustantivo Cuauhtla puede hacer referencia á la floresta 
misma del lugar ó bien á la montaña de la cordillera vecina» co- 
mo en Cuauhnahuac, y teniendo presente que amüpampa eh- 
ccUl se traduce por "viento del Sur," tal vez no .sea muy aven- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 211 

tarado suponer que la verdadera etimología de CxcavJtila Arnil- . 
pa es así: "Al Sur de la montaña" 6 la "floresta del Sur." El . 
geroglífico (tig. 60) se compone del símbolo de amüli, la cabe- 
za de una águila, que arroja en la composición el nombre de to- 
do el animal y el fonético de la preposición tlan. 

CUAUTLIXCO.— Pueblo de la Municipalidad de Morelos, en 
el Distrito del mismo nombre. — Etim. Guahwülixco 6 Ouavh- 
tiixco. "Frente al bosque" 6 "á la vista de Cuauhtla;" de cwh 
huitl, árbol, ó cnauhtla, bosque, é ixoo, que como hemos visto 
significa: "cara, frente, presencia, haz, superficie." £1 geroglífi- 
co, fig. 61, lo encontramos en la Colección de Mendoza, lám. 
XXVI, tig. 7, y está formado por el mímico que sirve para ex- 
presar así uno como muchos árboles, siendo también signo con- 
vencional de floresta ó bosque, y el fonético de la terminación . 
¿reo. 

CUATETELCO.— Pueblo de la Municipalidad de Miacatlan, 
del Distrito de Tetecala. — Etim. Cuauhtetelco. Según el Dr. . 
Peñafiel la palabra parece una abreviatura de Cuauhtialtetel- . 
co; de co, en; tlaltetelli, "montón de tierra," pirámide, y de cua- 
huiü, madera: "en el templo 6 pirámide fabricada con escalo- 
nes de madera." La escritura fonética se compone del signo ár- 
bol, cvuihuitl, sobre una pirámide con escalones (figurados por 
dos de sus lados), forma que tenían generalmente los templos 
de las divinidades mexicanas; Cuauh-tetelco, "en el templo de 
madera." * 

El geroglífico, fig. 62, lo copiamos del Códice Mendocino. ]<m. 
L., fig. 6. 

Escrito el nombre así: GucUetelco, puede derivarse de cuaitl, 
cabeza, cima; teteüa, pedregal y co, é interpretarse de esta ma- 
nera: en la cima del pedregal. 

CUAXOCH1TENGO.— Pueblo de la Municipalidad de Tía- . 
yacapan, del Distrito de Yautepec — Etim. Cuauhxochiteneo. 
"En la orilla de Jos árboles floridos" 6 de los xochicuahuitl; de 
cuahuitl, xochitl, tentli y co. Representamos el geroglífico, fig. 
63, por un árbol cou una flor, teniendo en el tronco el signo de 
tentli, labio, borde, orilla. 

CUENTEPEC— Pueblo de la Municipalidad de Xocbitepee, 

1 Nombres geográficos de México, pág. 95. 



att^ flidfcito dé Obéfnaváca.^— Etfat tiéentéptu. ••** éí fcftitr 
dt loe camellones?" dé- cuemitl, heredad, tierra labiada ó carnea 
llon; f*p*tf , cerré», y ¿, en. El nombre pretónico, fíg. 64, ío t&t- 
matnoe coa el mímico tép*ft y ün reetángolo con la» líneas d# 
loe surccw, qoe airvie de símbolo á la palabra* ekéfnül y qtte erf 
lateotnpoei eio n arroja la radical caen. 

©ÜEBNAVACA.— Giud*d capital del Estado y cabecera cié» 
Distrito y <fc 1* ManicipaKiJad de ser nombre.— Etim. Cuá*k~ 
fwhuac: "Otaca ó junto desmonte ó de la arboleda;" de cu*- 
hvM, árbol, y n&k%aae f que Como hemos visto tiene la» aeepció» 
ne» de "junto, cerca, detrás, hacia, en compaQía 6 en la super- 
ficie." 

Bt Sr. D. Eufemio Mendoza traduce' "rodeado de b&s^és/* 
derivando la ve* Cdatrhnahnac de cuati/Uta, bosque, y nahuHd* 
rodeado; ' el Sr. Faustino G. Chimalpopoca, fundándose en ttña 
de las eignifieaciones de la palabra ñokaac, cérea, opina que 
Ooauhnahuac equivale á "cerca ó junto del bosque," y á la mis- 
an* eonehwkm se llega temando por punto de apoyo las doctri- 
nas de los autores más reputados de gramáticas del idioma ná- 
huatl, qué escribieron en loa siglos posteriores á la conquista. 
Así, Atdama y Guevara, cuyas huellas en cuestiones gramática* 
lee siguen paso á paso tanto el Sr. Orozco y Berra en su "His- 
toria antigua y de la Conquista de México," como el Sr. G. Chi- 
malpopoca en su "Epítome de la lengua mexicana," dice refi- 
riéndose á la etimología de Cuernavaca: 2 "Quauhnahuac es 
nombie de pueblo que en voz corrupta llaman Cuerñabaoa, y 
le pusieron dicho nombre Quauhnahuac, porque está situado 
junto árboles." 

Cortés en sus cartas á Carlos V estropea el nombre de la po- 
blación, como todos los nombres aztecas, y la llama Coadnaba- 
ced; Bernal Diaz, CoadcUbaca; Solis, Cuatlabaca, y el uso lo ha 
adulterado hasta llegar á fijarlo como lo conocemos en la actua- 
lidad. 

Si la v que al presente figura entre las letras del nombre que 
venimos considerando, conservase el valor que tuvo en el siglo 
XVI, equivalente á nuestra u, pronunciaríamos Cúernauaca, 

1 Apuntes para un catálogo razonado, etc., Jpág. 22. 

2 Arte de la lengna mexicana, núm. 367. Edición de 1754; 



DE GEP9RARA Y ESTADÍSTICA #% 

.aproximándonos un poco más á la ortografía original; pero lo 
que no atinamos á explicar es la presencia de la r, que como 
hemos visto, es extra&a al alfabeto náhuatl, á menos que la pa- 
labra vaca haya ¿raido para los corraptores aparejada la idea 
de la parte dura que crece en la cabeza de ciertos animales *y 
les sirve de defensa. 

Caernavaca tuvo el rango de villa hasta el 14 de Octubre ée 
1831, en que se le concedía el título de ciudad por el decreto 
pám. 429, expedido por el Congreso del antiguo Estado de 
México. 

£1 gerogli&eo de Cuanhuahuac se encuentra en el Códice 
Jftendocino, entre los nombres de los pueblos conquistados per 
¿camapic, lára. II, fig. 3, aparece entre los veinticuatro pue- 
blos que ItzQQQil, sucesor de CkiTmalpopoca é hijo de Acamapic, 
"ganó y conquistó por fuersa de armas durante su señorío," 
láoL VI, fig. 8, y se observa también entre los nombres de los 
treinta y tres lugares que HuekuenwtecuJwma "conquistó ,gr 
ganó por fuerza de armas, y habiéndolos sujetado al sefrorfo.de 
México, le pagaron tributo reconociendo vasalliye/ &in. yjj, 
£gora 11. 

Finalmente, en la parte segunda de la misma Colección 4a 
Mendosa, *e reconoce el geroglírico de Cuaubnahuac, entre jqs 
nombres de los pueblos tributarios, tóra. XXIV, fig. 1. 

Los caracteres componentes de la pintura son constantemente 
¿él mímico cuahuitl, que produce las sílabas ouavJi y el fonético 
Aiáhuac, expresado por una vírgula delante de una. boca figp* 
-rada en el tronco del árbol. (Fig. 65). 



Ch 



CHAW3ACIN00.— Pueblo de la Municipalidad de Jante- 
ielcp, del Distrito de Jonacatepec — Etimología. CkaUatzi^co. 
"El pequefio Cheleo," por haber sido probablemente los funda- 
dores de la tribu de los choleas. A) geroglífico de Chalco (tfg. fi§), 
^amn* agregado el fonétioo de tzinoo. 

CHAMILPA.— Pueblo de la Municipalidad de Cuernavaca» 
«en el Distrito del misino nombre. — KtUn. GUam/Up* *Bn el 



214 SOCIEDAD MEXICANA 

campo sembrado de chía;" de chiam, cbia; mitti, heredad, tierra 
de labor, y pa, en. El geroglítico (6g. 67), se compone del ca- 
rácter simbólico mitti, una vasija con pantos negros que repre- 
sentan la cbia (Salvia chiam, L.) y la huella que sirve de foné- 
tico k la preposición pa. • 

CHAPÜLTEPEC— Pueblo de la Municipalidad de Cuerna- 
vaca, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Chapultepec 
"En el'cerro de la langosta;" de chapulín, langosta; tepetl, cerro, 
y e, en. Los caracteres que entran en la composición del gero- 
glffioo (fig. 68), son de fácil interpretación. 

CHICOMOCELO.— Hacienda de la Municipalidad de Zacual- 
pan, en el Distrito de Jonacatepec. — Etim. Chicomocdo. "Siete 
tigres;" de chicóme, siete, y ocelotl, tigre. El geroglítico (fig. 69) 
se expresa por el mímico ocelotl y siete puntos que denotan el 
numeral. 

CHICONCUAC.— Hacienda de la Municipalidad de Xochi- 
tepec, en el Distrito de Cuernavaca. — Etim. ChiconquiavJico- 
""En las siete lluvias ó donde llueve mucho;" de chicóme, siete, 
quiahuitl, lluvia, que como todos los nombres de su estructura t 
al perder el itl final, no deja el elemento qwiaJiu, sino que for- 
ma quiauk; y la preposición co que ya sabemos equivale á en. 
Si solo se atendiera á la actual ortografía, el nombre podría de- 
rivarse de chicóme, coatí y e, significando "en las siete culebras;" 
pero esa ortografía está evidententemente corrompida, porque 
Ohiconquiauhco figura en la Colección de Mendoza, lám. VII, 
fig. 7, entre los nombres de los pueblos conquistados durante 
el reinad» de Motecuhzoma Ilhuicamina y no cabe duda que se 
hace referencia al lugar hoy llamado Chiconcuac, porque est¿ 
seguido de los nombres Xiuhtepec, Totolapan, CuavJinahuac r 
/.Üattaucan, Huaoct#pcc y otros que se encuentran en el terri- 
torio del Estado de Morelos. La etimología que hemos expues- 
to, sacada de la pintura geroglítica, tiene en su apoyo la opi- 
nión del Sr. Orozco y Berra; ' pero acaso pudiera tener otro 
■ origen porque Chiconquiahuitl, era el nombre de uno de los 
cinco hermanos de Yiacatecuhtli. deidad de los mercaderes. 
Yiacatecuhtli, el señor que guía, era honrado en dos fiestas 
solemnes durante los meses nono y décimosétimo, pero tam- 

1 Bist ant y de la Con¿. de Méx tom. I, pág. 49$. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 215 

bien loa hermanos y una hermana llamada Chalmecacihuatl 
eran tenidos por dioses, y según se inclinaba la devoción de 
los mercaderes, después que venían prósperos de las tierras 
donde habian andado, como tenían cau lal, compraban esclavas 
y esclavos para ofrecerlos y sacrificarlos á cada uno de los dio- 
ses en su fiesta, 6 á todos juntos, ó á la hermana. l 

Pudo, pues, haber existido en Chiconquiauhco un templo ei* 
honor de Chiconquiahuitl. 

El geroglítico copiado de donde ya dijimos, consta del mími- 
co tepeÜ, para denotar un lugar, llevando las gotas con que se 
representa la lluvia quiahuitl, y los puntos que son el signo 
numeral de chicóme, siete. (Fig. 70). 

CHIMALACATLAN.— Rancho de la Municipalidad de Te- 
palcingo, en el Distrito de Jonacatepec — Btim. ChimalacaÜan. 
"Junto al Chimalacate;" de chimalacaü, "cierta yerba grande y 
redonda* y tían, junto. El geroglffico (fig. 71) se expresa por los 
mímicos de chimalli y acatl y el fonético de Üan. 

CHINAMECA.— Rancho de la Municipalidad de Tlaltiza- 
pan, del Distrito de Juárez. — Etim. Clánameca. "En los setos 
6 cercas de caña*;" de chinamitl, seto 6 cerca de caña y ca. El 
geroglífico\fig. 72) de chinamitl está representado por una plan- 
ta con flores rojas y fruto amarillo, rodeada de una cerca. (Véase 
«1 Códice Mendocino, Iám. XLVIII, fig. 14). 

CHIPITLAN.— Pueblo de la Municipalidad de Cuernavaca, 
en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Escribiendo Chipe* 
tian, significa "cerec, fyl dios Xipef 9 Chipe 6 Totee, numen cu- 
ya fiesta se celebraba el primer dia del segundo mes llamado 
ilaeaxipehtializtíi, donde mataban y desollaban muchos escla- 
vos y cautivos, "La imagen de Xipe es á manera de un hom- 
bre desnudo, que tiene un lado teñido de amarillo y el otro de 
leonado: tiene la cara labrada de ambas partes á manera de una 
tira angosta que cae desde la frente hasta la quijada: en la ca- 
beza, á manera de un capillo de diversos colores, con unas 
borlas que cuelgan hacia las espaldas. Tiene vestido un cuero 
de hombre: los cabellos trenzados en dos partes, y unas orejeras 
de oro: está ceñido con unas faMetas verdes que le llegan has- 
ta las rodillas, con unos caracolillos pendientes: tiene unas co- 

1 Sahagun, tom. I, pág. 32. 



9)6 «SOCAPAD 

¿aras ¿ *andalia<s y una roíala de color amarillo, con un rema- 
te de colorado todo al rededor; y tiene un cetro con ambas ma- 
no* A fnanera del cáliz de adormidera, doude tiene su semilla, 
con na caequillo de saeta encima empinado." l 

£1 jeroglífico (tíg. 73) está tomado del Códice II endocino, 
lám. XLI, £¿g. 14, y es un signo ideográfico que representa |a 
cabeza del dios. 

Puede, sin embargo, el nombre del lugar.no tener up origen 
¿agiológico, y venir modestamente de chipiUi, cierto yerba 
medicinal, * en cuyo caro significará: "Donde hay chipaes " 

OHISCO. — Rancho de la Municipalidad de Jojutla, en el Djp- 
trito de Juárez. — Etim. Chicheo. "Lugar de lechuzas;" de $hi- 
dUli, y co. El jeroglífico (tíg. 74) lo hemos f orinado coa el inf- 
miCi>^</tí, flue da la silaba chi y el fonético de ¿pop. 



n 



HUAJINTLAN.— Pueblo del Municipio de Amacusac, en ¿1 
Distrito de Ttítecala. — Etimología. Hwixintlan. "Éntrelos tala- 
jes;" de hvaxin, husje (Acacia comestible) y tlan, entre. El ge- 
rqgUtico (fig. 75) se expresa por el mímico huaxin, llevando el 
signo fonético .de Ücm. 

' HUATECACO.— Hacienda de labor de Ja Municipalidad de 
Tlaltizapan, del Distrito de Juárez. — Etim. CoqtecqlcQ "En la 
casa de piedra de la culebra;" ó "en el palacio de Coatí;" de Cboft 
(eealli y qo. Loa símbolos que entran en la composición del (je- 
roglífico (fig. 76) son de fácil interpretación. En el lugar de que 
se trata existía probablemente un templo consagrado á Coatíp- 
ene 6 Coatlantoium, diosa cuya fiesta celebraban los xochimap- 
jpui, en el mes llamado Tozoptontli. 

HUAZÜLCO. — Pueblo de la Municipalidad de Zacualpqn* 
en el Distrito de Jonacatepec — Etim. Coazolco. "En la culebra 



1 Sahagun, tom. I 9 pág. 23. 
3 Sah. tom. III, pág, 87 y 95. 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA f|7 

«iajaf de coatí, culebra, zolli, vieja, y co. El eoazolU 6 más bien 
4telcoaÜ parece ser cierta víbora muy ponaofiosa, * 

El nombre geográfico que estaraos analizando es uno de tan- 
toe en que por corrupción se ha cambiado la radical coa 6 cuayh 
en kua, come en Oaoaloo que otros escriben Huacalco y debe 
ser Coacalco; Huatusco (CnaxUUochoo) y Huaquecbula (Ctumfr- 
quecholan). 

El geroglffioo (fig. 77) lo formamos con los mímicos de coatí y 
00U&, codorwia, que dan las radicales coa y zol. 

HÜAUTLA— Pueblo de la Municipalidad de TUquiltena*- 
go, en el Distrito de Juárez— Etim. HuaukUa. "Lugar donde 
abundan.los Medoef' de huauhtli, bledos y el abnndancial Üa. 
81 gerogUfico (fig. 78) está representado por el símbolo de kuAlr 
uJUli, tomado de la Colección de Mendosa, en la parte segunda» 
donde están figuradas é intituladas las conas y géneros que los 
pueblos conquistados tributaban al Señorío de México. 

fiUESGA — Rancho de la Municipalidad de Yecapixtla, .en 
el Distrito de Morelos. — Etim. Huetzca. "Lugar risueño, agra- 
dable;" de huetzca, reir, y ca. Tomamos el gerogiif ico (fig. 79) 
de la preciosa Colección Ramírez, inserta en parte en la obra 
del Sr. ©rosco y Berra.* La pintura representa una boca en 
actitud de reir. 

püECAHUASeO.— Rancho de la Municipalidad de Ocui- 
tuoo, en el Distrito de Morelos.— Etim. Husy-ecahtiAzco. * Lu- 
gar donde ee hacen escaleras de palo grande»;" de huey, grande; 
ÉCmktuutti, escalera de palo para alcanzar algo, y co; 6 'lugar de 
extranjeros/' de kueeahuüz, extranjero, y co. El geroglífieo 
(fig. 80) se expresa por los mímicos de ecahuaztli y huthwe. 

HUEJOTENGO.— Pueblo de la Municipalidad de Ocuituco, 
en el Distrito de Morelos. — Etim. Huexotenco. "En la orilla de 
los sauces 6 junto á los sauces;" de huexoÜ t sauz; tentli, labio, 
borde ú orilla de alguna cosa, y co, en. El geroglítico (Hg. 81), 
se forma de los caracteres mímicos de huexotl y tentli, 

HUBYAPAN.— ^Pueblo de la Municipalidad de Ocuituco, en 
4l Distrito de Múrelos. — Etim. Hueyapan. "En la acequia gran- 
de; 99 de'Áuey, grande, y apantli, acequia, que al perder su silaba 



1 Molina Vocabulario de la lengua Mexicana 

2 Hist aat toou I, pág. 468, fig. 121. 

28 



218 SOCIEDAD 

final no toma otra porque ya queda con una terminación pre- 
positva. El geroglífico (fig. 82) se compone del símbolo qne re- 
presenta el mar, hueiatl, acompañado del fonético pan. Tam- 
bién se expresa de la manera qne indica la figura 83, encon- 
trándose ambas en el Códice Mendocino (lám. XV, núm. 4, y 
lám. XXII, núm. 4). Refiriéndose á un lugar marítimo del mis- 
mo nombre, los Sres. Don Eufemio Mendoza l y D. Manuel 
Orozeo y Berra, * traducen la palabra Hueyapan: "sobre el mar," 
pero también en el interior del país existen muchos lugares que 
llevan el nombre de Hueyapan, y son generalmente lagunetas 
6 pueblos situados cerca de una gran masa de agua. 

HUICHILA. — Rancho de la Municipalidad de Ayala, en el 
Distrito de Morelos. — Etim. Huitzüa. "Donde abundan los co- 
fibrís;" de huitzilin, colibrí, que se combina con el abundancial 
tía, cambiando la terminación Un en la. 

Dos veces se encuentra el geroglífico entre las pintoras de la 
Colección de Mendoza (lám. XXII, fig. 2 y lám. XXVI, fig. 9) 
y consta de la figura del avecilla parada sobre el fonético de 
tía. (Fig. 84). 

HUICHILAC. — Pueblo de la Municipalidad de Cuernavaea, 
en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Huiizilac. "En el 
agua de los colibrís;" de hmteiteüin, colibrí, atl, agua, y c 

El nombre del lugar está representado en las antiguas pin- 
turas (Códice Mendocino, lám. VI fig. 7. y lám. XXIV, fig. 24) 
por el mímico del colibrí, dentro del símbolo apan. (Fig. 85). 

HÜICHILILLA.— Pueblo de la Municipalidad de Ayala, en 
el Distrito de Morelos. — Etim. Haitziiiüa. Diminutivo 
fiol de Huitzila. 



IZ AMATITLAN,— Pueblo de la Municipalidad de Yautepec, 
en el Dintrito del uiiamo nombre. — Etimología. Iczamatülan^ 
"Junto al papel de palma;" ó "El país del papel de palma»" co- 



1 Apuntes, etc., pág. 30. 

2 Hist ant tona. I, pág. 509. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 219 

no traduce el intérprete de la Colección de Mendoza; de iczoÜ, 
izote, palmera de la» montañas llamada también quauhtepopo- 
patli; amatl, papel; la ligatura eufónica ti, y tlan t junto. 

"Loa principales elementos para la fabricación del papel se 
tomaban del maguey y del amacuahwitl, si bien se empleaban 
igualmente el algodón, las fibras de la palma iezotl y algunos 
otros textiles/' * La pintura geroglifica del nombre que veni- 
mos considerando puede verse en el Códice Mendocino, lám. 
XXVI, fig. 12; y se compone de un rollo de papel, amatl, y un 
r fragmento de itzüi, obsidiana, que da la radical itz y por mne- 
tonimia la silaba icz, que es la que realmente debe entrar en la 
formación de la palabra. La preposición tlan está suplida en 
la pintura (fig. 86) por terminar en ti la voz amatl. 

IXCATEPEC— Pueblo de la Municipalidad de Tepoxtlan 
del Distrito de Cuernavaca. — Etim. Ixcatepec. "En el cerro del 
algodón;" de ixcatl, algodón; tepctl, cerro, y c. El jeroglifico 
(fig. 84) lo hemos representado por el mímico tepetl coronado 
por la flor del ixcatl, tal como se observa en el Códice Mendo- 
cino en la composición de I03 nombres Ixoateopa (lám. XXXIX, 
fig. M>) é Ixcatlan (lám. XLII, figs, 8 y 25; y lám. LVII, 

«g- 4). 
IXTACOAC. — Rancho de la Municipalidad de Puente de Ix- 

'tla, en el Distrito deTetecala. — Etim. Iztacoac. "En la culebra 
blanca;' 9 de iztac, blanca, coaÜ, culebra, y c. "La iztacoatl, di- 
ce el P. Sahagun, es una culebra muy ponzoñosa, larga y ro- 
lliza, con la cabeza grande, dientes y colmillo; la lengua ej hor- 
Cajada ó hendida, escupe ponzoña, tiene eslabones, escamas y 
conchas, es ligera en deleznarse, vuela, es brava, acomete vo- 
lando á las personas y enróscase en el pescuezo y ahoga. Otras 
muchas culebra* engendra esta de diversas manera*, que hacen 
esto mismo: esta culebra es rara." 

La figura de una culebra, sin darle color alguno, expresa el 
sombre de Iztacoac (Fig. 88). 

IXTLA.— (Puente de). Villa cabecera de la Municipalidad 
de m nombre, en el Distrito de Te teca la. — Etim. Itithu "Lu- 
gar abundante en obsidiana;" de itztíi, obsidiana, y el abundan- 



1 Orozco y Berra, Hiat ant tom. I, pág. 336. Clavijero, edic. me- 
1853, pág. 180. 



940 SOCIEDAD MEXICANA 

cial Üa. Existe el geroglífioo en la lámina XXIV, fig. 18 4d 
Códice Mendocino, representado por un fragmento de ohsidiajfif* 
y el fonético de la preposición tía. (Fig. 89). 

IXTLILCO. — Rancho de la Municipalidad de Tepaleingo, del 
Distrito de Jonacatepec. — Etitn. Ixtlüco. "Lugar donde tienen 
los ojos negros ó la cara negra;" de ixtli, rostro, cara, delante* 
ra, etc.; Üilli, negro, y co. Tomamos el geroglífioo (fig. 90) deja 
Colección Ramírez. La pupila del jüjo, como carácter íonétiám, 
suena constantemente ix; y el color negro que lleva en Ja pip- 
tura, produce la radical Üü, segundo elemento del compuerta 
Ixtlilco. £1 nombre del lugar puede también hacer re fer e ncia 
al dios llamado IgMüton. 

IXTLACOTLA.— Rancho de Ja Municipalidad de Puente 4e 
jUtla, en el Distrito de Téteosla.— Etíin. Ixtlawtto. "Frente al 
campo de las jarillas ó vardasca*;" de ix, tlacotl y Üa. fin el 
geroglífioo ((ig. 91 ), la preposición ix se expresa como acshsmts 
de indicar, una planta florida sirve de carácter mímico al tky- 
cotí, y el signo fonético de tía, acusa la abundancia de la jarilljL 

IXTOLUGA.— Antigua hacienda de beneficio de la Munici- 
palidad de Tlsquiltenango, del Distrito de Juárez. — Etim. Í4#- 
locan. "Lugar en que andan con los ojos bajos;" de ixtoloa, "wp- 
pprarse bajando los ojos," y can. El geroglítico puede represen- 
tarse por el de TuUmwo. (Cód. Mend.,iám. XXXV, üg. 1), 
gando, al fonético de ix. (Fig. 92). 



«T 



JALOSTOC— Pueblo de la Municipalidad de Ayala, «n>*l 
Distrito de 'Morolos. — Etimología. Xaloztoc. "En las cuevas de 
arena;" de xalli, arena; oztotl, cueva, y c. El geroglífioo se •en- 
cuentra en la lámina XXVI, fig. 17 de la Colección de Mendo- 
za. La cabeza de una serpiente con las fauces abiertas .sirve de 
símbolo á Ja palabra oztotí, y la arena xalli, se indica por .ga- 
rios puntos negros. (Fig. 93). 

JANTETELCO.— Pueblo, cabecera de la Municipalidad de 
su nombre, en el Distrito de Jonacatepec — Etiin. Za*&í*iflp. 



DE GEdGRAfTA T ÉfcfADlSttCA 2Í * 

"fi* t\ mentar de adobes;" de «*tth#, fafeUt y co, interpreten*!* 
pe* stialogt* con le tos tlélUtelii, "montan dé tierral Tu mundo 
1» palabra UtMi en el sentido de pirámide, templo, significará 
XanteteJeo, "en ,el templo de adobe." Es mi»y probable que el" 
aéaarbre del lugar tenga relación con el cerro inmediato, que 
tiesa una forma particular. Componemos el gerogiffico (f i£ 94) ' 
con te pirámide escalonada 7 el mímico de xmmiiL 

JIUTEPECX— Villa, cabecera de la Municipalidad de stt nom- 
bre, en el Distrito de Cuernaveca.— Btim. Xiuhtepte. *B» el 4 
«toro precioso ó donde hay piedras preciosa»*;" de mhuitl, año, 
eotaets* turquesa ó yerbad tepetl, cerro, 7 & Dedaeid*e*ta eti- 
mofogía por el Sr. Oroseo y Berra» tiene- el* si* apoyo loe carac- 
teres geogné&ticos de la localidad,' pues es bien sabido qtie ett 
Jiatépec existe, una valiosa éáfttem de inártítol. (Jeroglífico. 
TWmado de la Colección de Mendoza (lám. VI, fig< lí>. se ex- 
presa por el simbólico de arihwiÜ, sobre el raí arico trpétL (í ig. 95), 
JOJÜTLA.— Ciudad, cabecera del Distrito de Joarefc Etim. 
ytQerogl. Entra loe nombres de varios de los pueblos del ao- 
tul Estado de Morolos, que en lo antiguo tributaban! á los se* 
ftoarce de México de las cosas figuradas é intituladas en las pía* 
ñas XXIV y XXV de la Colección de Mendosa, sé encuentra 
el geroglífíco de Jojutíaen la figura 11 de la lámina XXIV. 
Tradúcelo el intérprete, X<x»onÜa< y los elementos constituti- 
vos de la pintura son el mímico UpeÜ, determinativo de logar, 
el fonético de la preposición tía y un circulillo pintado de azul 
celeste, xoxovic, que da la radical xoxon (fig. 96). En conse- 
cuencia, creemos poder presentar para la palabra Jojutla, esta 
etimología: "Lugar donde abunda el color azul celeste," ó más 
bien la planta maÜaxihvMl, cuyas flores servían para la pre- 
paración del color. Hablando de los colores de todas maneras, 
dice el P. Sahagnn: l "Hay un color azul claro como el del cie- 
lo, que llaman texoili y xoxovic, es color muy usado en las ro- 
pas que se visten, como mantas y vipiles: nácese de la misma 
flor que se hace el Tnailaüi" V en apoyo de nuestra etimología 
podremos todavía citar el hecho de que entre las cosas tributa- 
das por Xoxontla y los pueblos comarcanos figuraban "mil dos- 
cientas cargas de mantas grandes, de tela torcida, más mil y 

1 8ah.. Tom. III, pág. 308. 



222 SOCIEDAD MEXICANA 

doscientas cargas de mantilla» de ricas labores, ropa que 
tian los Señores y Caciques; más cuatrocientas cargas de gui- 
piles y nagua*, ropa de mujeres, todo lo cual tributaban dos ve- 
ces en cada un año, de manera que cada un tributo era de seis 
en seis mese»." l La preparación del xoxovic para proveer al 
aderezo de ese gran número de tejidos, debió, pues, ser una in- 
dustria suficientemente importante para caracterizar una loca- , 
lidad tributaria, é imponerle un nombre relacionado con esa 
ciscunstancia, siguiendo la índole del idioma náhuatl. 

La voz xoxoüa por sí sola significa también luciérnaga, y en 
tal virtud, la etimología del nombre geroglifico podria ser "lu- 
gar donde abundan las luciérnagas;" y hay todavía quien lo ha- 
ga derivar del verbo xotla» abrasarse la tierra, formando el au- 
mentativo xoxoüa, "ardiente, ardoroso; tal vez refiriéndose «1 
lalor que hace en ese pueblo;" * pero creemos que esta última 
etimología no concuerda con la pintura geroglífica. 

JONACATEPEC— Villa, cabecera del Distrito y de la Mu- 
nicipalidad de su nombre. — Etina. Xonaoatepee. "En el cerro 
do las cebollas;" de xonacatl, cebolla; tepetl, cerro, y c. La pin- 
tura geroglífica (fig. 97) la formamos valiéndonos de los mími- 
•cos de tepetl y xonacatl. 

JÜMILTEPEC— Pueblo de la Municipalidad de Ocuituco, 
«n el Distrito de Morelos. — Etim. XumiÜepec. "En el cerro de 
los xumües;* de xumilli, insecto llamado así, tepetl y c. 

Los xumiles son insectos hemípteros, que pertenecen á los 
Oeocorizaa. Tienen un sabor picante, les atribuyen propiedades 
Afrodisiacas, y ota la tierra caliente se usan para alimentarse, 
tomándolos con mucho agrado, á pesar de su olor á chinche. 
En concepto del Dr. Altamirano (D. Fernando), "deben formar 
un buen alimento por los principios azoados que contienen;" y 
«1 mismo profesor asegura que "contienen un 40 por ciento de 
una manteca amarilla, sin olor de chinche, sabor no repugnante 
y que podria tal vez emplearse en medicina como el aceite de 
bacalao, pues los indígenas usan con muy buen éxito esos in- 



1 Anales del Museo Nac. de Méx. Tom. I, pág. 133. — Cod. MenJ-, 
Plana XXIII. 

2 Significado de los nombres mexicanos de las localidades del Erta- 
do de Morelos, por el Lie. Cecilio A, Róbelo. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA , 22* 

sectos, corao un verdadero medicamento para loa tísicos y para 
todo individuo cuja constitución esté destruida/' 

El geroglífico (fig. 98) puede representarse por lo* siguientes 
elementos: un pié, que si bien se dice ixiil, cuando entra en . 
composición se convierte en signo fonético de la sílaba zo> y en 
nuestro caso xu> por el uso que de una por otra de las dos últi- 
mas vocales se hacia; el mímico de una heredad rniüi, produce , 
la silaba rail; y el simbólico tantas veces empleado tcpetl, com- 
pleta la composición» de) nombre pictónico. 

JUCHIMILCACINGO.— Antiguo pueblo del Distrito de Mo- 
relosv — Etím. y gerogl. Xochimilcateinco. El signo de Xochi- 
milco con la terminación tzinco por un lado (Cód. Mend., lám. 
XXVI, fig. 2). expresa "en el pequeño Xochimilco," 6 bien de- 
signa la radicación de una colonia procedente de la tribu xochi- ( 
milca. (Fig. 99). 



M 



MAPAXT LAN.— Hacienda de la Municipalidad de Ayala 
en el Distrito de Morelos. — Etimología MapachÜan. u Junto al 
mapach" pequeño cuadrúpedo un poco semejante en sus cos- 
tumbres á la ardilla, y acerca del cual encontramos la siguien- 
te descripción en la obra da Clavijero: 

"El mapach de los mexicanos es, según el dictamen del Sr. 
de Buf fon, aquel mismo cuadrúpedo que en Jamaica se conoce 
con el nombre de ratton. El mexicano es del tamaño de un te- 
jón, de cabeza negra, de hocico largo y sutil como el del galgo, 
de orejas pequeñas, de cuerpo proporcionado, de pelo variado 
de negro y blanco, cola larga y con mucho pelo y cinco dedos 
-en cada pié. Sobre cada uno de los ojos tiene una fajilla blan- 
-ca y se sirve como la ardilla de las manos para llevar á la boca lo 
que quiere comer. Aliméntase indiferentemente de grano, fru- 
ta, insectos, lagartijas y sangre de gallinas, se domestica fácil- 
mente y es muy gracioso en sus juegos, pero es pérfido como la 
.ardilla y suele morder á su dueño. 

1 Hist ani de México, pág. 24. 



%Í4 SOCCEDAÍ) ttftÜéAKÁ' 

Ét hombre del animal estó éápfesado dé un»* manera fofrffr- 
ea, por la mano maiÜ y el ptichtli, heno, diciendo lilábieameá" 
ttf ina-páek, y agregando el signa representativa de la prepo- 
sición tfan se completa el geroglífico del lugar. (Fig. 100). 

El prieblo que sirve dé cabecera á la Municipalidad llevé m* 
te» también el nombre de Mapechtlftn, hasta que por deeieto del 
Congreso del Antiguo Estado de México se elevó al ranga de 
villa y fué designada cabeza dé la nueva Municipalidad erigid 
da con el nombre de Ayála, en honor del Coronel inaurgenM 
D. Francisco Ayala, vecino que fui de Mapaehtlan y cuyas 
pftédásí durante la guerra de Independencia le acreditaron dé 
valiente y honrado. * 

MAZATEPEO.— Pueblo, catrera de la Municipalidad dftsb 
nombre, en el Distrito de Tétetela.— Etim. Mazatepeó. u Rn el 
•cerro de los venado»;" de mazatl, venado; tepetl, cerro, f c. 

El geroglífico lo formamos con el mímico tepett y la cabeza 
de un venado. (Fig. 101). 

METEPEC— Pueblo de la Municipalidad le Ocuituco, en el 
Distrito de Morelos. — Etim. Metepec. "En el cerro de los ma- 
gueyes;" de metí, maguey, tepetl y c. 

El geroglífico (fig. 102) se encuentra en el Códice Mendoei- 
no (Látn. IX, fig. 8) y consta de los mímicos de metí y UpetL 

MIACATLAN. — Villa, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre en el Distrito de Tetecala. — Etim. Miacatlan. "Lugar 
abundante en cañas para hacer flechas;" de mitl, flecha, acatl, 
caña, y lian. El geroglífico (fig. 103) se encuentra en la Colec- 
ción de Mendoza (lám. XXIV, fig. 7); y aunque el intérprete 
traduce Miacatl, debe leerse Miacatlan, pues además de los mí- 
micos de acatl y mitl, está expresa la preposición Han, repre- 
sentada en una de sus variantes, por los dientes figurados á 
uno y á otro lado de la flecha. 

MIAHUATLAN. — Pueblo de la Municipalidad de Amacusac, 
en el Distrito de Tetecala. — Etim. Miahuatlan. "Entre las es- 
pigas del maíz;" de miahuatl, "la espiga y la flor de la caña del 
maíz," y Üan, — Gerogl. Cada uno de esos elementos produce un 
símbolo para la composición del nombre pictónico. (Fig. 104). 

MICHATE.— Hacienda de la Municipalidad y Distrito de 

1 Resumen histórico de la Revolución Mexicana, paga 109 y 121. 



Lámina IV. 






ir-s^ 





128 



129 






132 






( 



134 







138 





U2 



141 





144 




U5 



4M\U' 



«S3 




^ 



146 



135 



O O O 




143 

5 



147 




— n 



-J 



Lámina V. 




m 



"•■* «I w m. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 225 

Yautepec. — Etim. Michatl. "Agua de los pescados;' 1 de michin 
y atl. La lectura del geroglífico (fig. 105) no ofrece dificultad. 
MOYOTEPEC— Rancho de la Municipalidad de Ayala, en 
el Distrito de Morelos. — Etim. Moyotepec. "En el cerro de los 
mosquitos;" de moyoÜ, mosquito, tepetl, y o. — Gorogl. Se forma 
con el mímico de moyoll sobre el simbólico tepetl. (Fig. 106). 



w 



NEJAPA. — Rancho de la Municipalidad de Miacatlan, en el 
Distrito de Tetecala. — Etimología. Nexapan. "Arroyo ceni- 
ciento;'' de nextli, ceniza, y apantli, acequia, arroyo; que al per- 
der su última sílaba no toma otra por quedar con una termina- 
ción prepositiva. — Geroglííico. Se expresa por el símbolo cono- 
cido de apan, Heno de puntos parduzcos indicantes de la ceniza 
(nextli). fig. 107. 

NEPOPUALCO.— Pueblo de la Municipalidad de Totolapan, 
en el Distrito de Yautepec. — Etim. Nepopoaleo. "El lugar de 
la numeración," 6 "el lugar en que se repiten las cuentas," por- 
que se deriva del verbo nepopoal, contar repetidas veces. El ge- 
roglííico del lugar se encuentra en el Códice Mendocino, plana 
XXVII, fig. 17, representándose por el simbólico tepetl, sobre 
el cual se observa una mano en actitud de contar, soltando gra- 
nos. (Finr. 108). 

NEXPA. — Rancho de la Municipalidad de Tlaquiltenango, 
en el Distrito de Juárez. — Etim. Xexpa. "En las cenizas;" de 
nextli y pa. El geroglííico se compone de una sola huella del 
pié humano que sirve de fonético á la terminación pa y el sím- 
bolo de nextli (Fig. 109). 



O 



OACALCO.— Hacienda de la Municipalidad y Distrito de 

Yautepec. — Etimología. Coacalco. "En la casa de la culebra; 

de coatí, culebra; caUi, casa, y co. El geroglífico (fig. 110), está 

29 



» 



226 SOCIEDAD MEXICANA 

tomado del Códice Mendocino (lám. XXII, fig. 11); y no cabe 
duda que se refiere al lugar hoy llamado Oacalco, porque á con* 
tinuacion se mencionan los nombres de Izamatittan, Tepoztlan, 
Yauhtepec, Tlayacapan y otros pueblos de la misma comarca. 

OAXTEPEC— Pueblo de la Municipalidad de Tlayacapan, 
en el Distrito de Yautepec. — Etira. Huaxtepec. 4< En el cerro de 
los huajes;" de huaxin, huaje; tepetl, cerro, y c. El geroglífico 
(fig. 111), está copiado del Códice Mendocino (lám. XIII, fig. 7). 

El Sr. D. Eufemio Mendoza escribe HvMztepec y traduce 
"cerro ó pueblo enjuto," derivándolo de huatza, enjugar; perc 
la formación del geroglífico, que á mayor abundamiento se en- 
cuentra repetido en la Colección de Mendoza (lám. XXVI, fig. 
1), no deja lugar á duda sobre la verdadera significación de la 
-palabra Huaxtepec. 

Fué el pueblo célebre en la antigüedad por su famoso jardín, 
que tenia seis millas de circunferencia y se regaba por un 
'hermoso rio que lo atravesaba. Habia plantadas en él y con 
buen orden y simetría innumerables especies de árboles y de 
plantas agradables, y fabricadas en proporcionada distancia una 
de la otra, algunas casas de recreo. Entre las plantas habia mu* 
chas extranjeras llevadas de países distantes, mencionadas fre- 
cuentemente por el Dr. Hernández en su historia natural, y en- 
tre otras el huitzilozitl 6 árbol del bálsamo, que hemos tenido 
ocasión de ver en una excursión hecha hace algunos años por 
aquellos sitios. Por mucho tiempo conservaron los españoles 
ese jardin, donde cultivaban toda suerte de yerbas medicinales 
adaptables á aquel clima, para uso del hospital de sangre que 
fundaron allí, y en el cual sirvió muchos años el admirable ana- 
coreta Gregorio López/ 1 En las márgenes del rio existen toda- 
vía interesantes geroglificos esculpidos en la roca, algunos rela- 
tivos á los sucesos inmediatos á la época de la conquista, y otras 
esculturas notables están dispersas por los alrededores de la po- 
blación. Los mexicas iban á buscar á Huaxtepec una especie 
de obsidiana que les servia para pulir las piedras preciosas. 

OCOTEPEC— Pueblo de la Municipalidad y Distrito de 
Cuernavaca. — Etim. Ocotepec. "En el cerro de los ocotes;" de 
ocoÜ, ocote (pinus teocote, Scheide), tepetl y c. El geroglífico 

1 Clavijero. Hist. ant de México, pág. 168. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 2Í7 

(fig. 112) lo encontramos en la Colección de Mendoza (lámina 
XXXIV, fig. 7), y su lectura no presenta dificultad. 

OCOXALTEPEO.— Pueblo de la Municipalidad de Ocuituco, 
en el Distrito de Morelos. — Etim. OcoxaZtepec. "En el cerro del 
ocoxal;" de ocoxaüi, tepetl y c. El ocoxátti, arena de ocote, es la 
capa de hojarasca que se forma debajo de los pinos. El gero- 
glifico (fig. 113) queda expresado por un tepetl arenoso, rema- 
tado por el mímico del ocotl. 

OCUITUCO. — Pueblo, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre en el Distrito de Morelos. No atinamos á dar con se- 
guridad la etimología del nombre del lugar, porque con ligeras 
modificaciones, tiene distintos significados. Escrito Ocotohco, 
quiere decir "lugar del gato montes;" de ocotockili, gato mon- 
tes, y co; puede ser también Ocuiltoco y venir de ocuilto, "gor- 
gojo que come el trigo ó maíz;" 6 tener alguna relación con la 
tribu ocuüteca. En fin, y acaso e9a hipótesis sea la más plau- 
sible, puede ser el nombre -correcto Octitic, que [derivado de 
ocotl, ocote, é itic, dentro, equivalga á "dentro 6 en el seno del 
ocotal." La población es antiquísima, y refiriéndose á las tra- 
diciones concernientes á Quetzalcoatl, dice el Sr. Orozco y Be- 
rra: l "Refiere el P. Duran, que informado por un indio de que 
el predicador blanco, á su tránsito por Ocuituco "les habia de- 
" jado un libro grande de cuatro dedos de alto, de unas letras, 
" y yo, movido con deseo de haber este libro, fui á Ocuituco y 
" rogué á los indios con toda la humildad del mundo me lo mos- 
trasen, y me juraron que habia seis años que lo quemaron, 
" porque no acertaron á leer la letra ni era como la nuestra, y 
" que temiendo no les causase algún mal lo quemaron." 

Lo que mis se aproxima para expresar el geroglífico (fig. 
114), es el mímico de ocotl con un vientre, itetl. 

OLINTEPEC. — Antiguo pueblo de la Municipalidad de Aya- 
la, en el Distrito de Morelos. Se encuentra el geroglífico en el 
Códice Mendocino, lám. XXVI, fig. 6; consta del signo olin, 
movimiento, formado de dos aspas, sobre la terminación tepec. 
Significa "en el cerro de los terremotos." (Fig. 115). 

1 Hist ant Tom. I, pág. 71. 



£¿8 SOCIEDAD MEXICANA 



PALPAN. — Rancho de la Municipalidad de iíiacatlan, en el 
Distrito de Tetecala. — Etimología. Palpan. "Sobre el barro ne- 
gro;" de palli, barro negro, y pan, sobre. 

Hablando de las diversas maneras de tierra para hacer tina- 
jas, dice el P. Sahagun en su Historia General de las cosas de 
la Nueva-E.«paña. l "Hay un cieno en esta tierra en los cami- 
nos de las canoas, que se llama acoquiü, con que hacen muchas 
cosas y trasponen el maíz con ello. Hay una tierra que se lla- 
ma palli para teñir de negro; hay minas de este barro ó tierra, 
es precioso, con esto también tiñen los cabellos las mujeres, para 
hacerlos muy negros." Gráficamente puede expresarse el nom- 
bre por una cabeza en actitud de lamer, paloa, 2 que da la síla- 
ba pal y la bandera que sirve de fonético á la preposición pan. 
(Fig. 116). 

PANCHIMALCO.— Pueblo de la Municipalidad de Jojutla, 
en el Distrito de Juárez. — Etim. Pancliimalco. "Sobre los es- 
cudos;" ó "donde se hacen rodelas para los soldados;" de pan, 
sobre; chimalli, escudo, y co. El geroglífico se encuentra en la 
lámina XXIV, fig. 3 de la Colección de Mendoza; y aunque el 
intérprete traduce Chimalco, debe leerse Panchimalco, porque 
sobre el centro del mímico chimalli, aparece la bandera simbó- 
lica de la preposición pan. (Fig. 117). 

PANTITLAN.— Hacienda de la Municipalidad de Tlayaca- 
pan, en el Distrito de Yautepec. — Etim. Pantitlan. "Cerca 6 
junto de la bandera;" 8 de pantli, bandera, la ligatura eufónica 
ti y tlan. Si el nombre fuera Apantitlan, significaría: "junto al 
rio" ó "entre los ríos." 

El geroglífico (fig. 118) se expresa por los conocidos símbo- 
los de pan y tlan. 



1 Tom. III, pág. 317. 

2 Orozco y Berra, tom. I, pág. 471, ñg. 190. 

3 O, y B. Tom. III, pág. 80. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA J£9 

PAZULCO. — Pueblo de la Municipalidad de Yecapixtla, efe 
el Distrito de Morelos. — Etimología. Si atendiéramos simple- 
mente á la actual ortografía, el nombre que consideramos po- 
dría significar "Lugar enmarañado/ 1 derivándose de pazoltic, 
"cosa enmarañada, enhetrada ó reborujada;" 1 pero en una anti- 
gua relación se encuentra escrito Epatzolco; 2 en cuyo caso la 
traducción es "Lugar de los zorrillos viejos;" de épatl, zorrillo; 
zolli, viejo, y co; 6 más bien "Lugar del epazote;" de epazotl, 
epazote (Chenopodium Ambrosioides, L.), 6 yerbabuena de esta 
Nueva-España, como traduce Molina en su Vocabulario. 

El geroglífico* (f ig. 119) puede representarse por los mímicos 
de épatl y zollin. ó bien (fig. 120) por el mímico de épatl, que 
entra en la composición como signo mnemónico, y combinado 
con la figura de una yerba trae á la memoria la palabra epa- 
zotl, siguiendo así el método que los antiguos Üacuüoque em- 
plearon para representar la palabra Epatzoyucan (Códice Men- 
docino, Lám. XXIII, fig. 17). 

PITZOTLAN.— Rancho de la Municipalidad de Ayala, en el 
Distrito de Morelos. — Etun. Pitzotlan. "Junto á los puercos;" 
de pitzotl, puerco, y tlan. El geroglífico se compone del mímico 
depitzotl. (Fig. 121). 

POPOTLAN. — Pueblo de la Municipalidad de Zacualpan 
Amilpas, en el Distrito de Jonacatepec. — Etira. PopoÜan. "Lu- 
gar de escobas ó popo tal;" de popotl, popote, tallo de una espe- 
cie de gramínea que sirve para hacer escobas, y tlan. 

El geroglífico (fig. 122) está tomado de la Colección de Men- 
doza. (Láin. XVII, fig. 19). 



c* 



QUILAMUL A.— Rancho de la Municipalidad de Tepalcingo ( 
en el Distrito de Jonacatepec. — Etimología. QuüarnulcL "Don- 



1 Vocabulario de Molina, v. pazoltic. 

2 Relación de Acapiztla, por el Alcalde Mayor Juan Gutiérrez de 
Licbana, 1580. M8. del Sr. García Icazb*lceta> 



230 SOCIEDAD MEXICANA 

de abunda el quüamutti" cierta yerba jabonera cuya raíz usa- 
ban los indios para lavar la ropa. Los elementos del geroglífico 
(fig. 123) son una yerba ó quiliÜ y el signo de atl con unas bur- 
bujas para expresar el amvMi, jabón. 



T 



TECAJEC. — Pueblo de la Municipalidad de Yecapixtla, en 
el Distrito de Morelos. — Etimología. Tecaaác. "En la fuente 6 
pila de piedra;" de tecaxitli, pila de piedra y la preposición c. 
El nombre del pueblo figura entre los conquistados durante el 
reinado de Tízoc, y el geroglífico (fig. 124) está, tomado de la 
Colección de Mendoza, lám. XI, fig. 5. Representa la sección 
transversal de una escudilla, caxitli, expresando el material de 
que está formado por el símbolo de teÜ, piedra.. La figura está 
colorida en su parte central de azul, para indicar la presencia 
del agua. 

TECUMAN.— Pueblo de la Municipalidad de Tlaltizapan, 
del Distrito de Juárez. — Etim. Tecoman. "Lugar donde se ha- 
cen tecomates;" de tecomail, vaso de barro como taza honda; ' 
rnaitl, significando la fabricación á mano, y el n verbal. Puede 
también derivarse de tecuhtii, señor ó caballero principal, ó de 
tecuani, bestia feroz, y el verbo ma t cazar ó cautivar, signifi- 
cando entonces: Tccuman. "Lugar de cazadores de fieras/' ó 
"Lugar donde se cautivó al tecuküi." 

El geroglífico (fig. 125) se expresa por el copilli, que como 
signo fónico arroja los sonidos tec, tecu t tecuh, y la mano, maitl, 
que produce la sílaba ma. 

TEHUIXTLA.— Pueblo de la Municipalidad de Jojutla, en 
el Distrito de Juárez. — Etim. Tehuitztla. "Pedregal de piedras 
agudas;" de tetl, piedra; huitzÜi, espina grande ó puya ó cosa 
aguda; y el abundancial tía. Es indudable que en la Colección 
de Mendoza se alude al lugar de que venimos hablando, entre 
muchos otros pueblos tributarios que se hallan figurados y nom- 

1 Vocabulario de Molina. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 231 

brados en la lámina XXVI, y aunque el intérprete traduce Te- 
huitzco, sabido es que está averiguado que se deslizaron algu- 
nos errores en la interpretación de las pinturas. Tomamos, pues, 
el geroglifico de Tehuitztla (fig. 126) del Códice Mendocino en 
la lámina ya citada (fig. 21). Se reconoce sin dificultad el sim- 
bólico tetl, terminado en formas agudas. 

TEJALPA. — Pueblo de la Municipalidad de Jiutepec, en el 
Distrito de Cuernavaca. — Etim. TexcUpa. "En la piedra arenis- 
ca" ó "el lugar pedregoso de piedras menudas;" de texalli, pie- 
dra arenisca como mollejón para amolar herramienta, ó texa- 
Uo, lugar pedregoso de piedras menudas, y la preposición pa. 

El geroglifico (fig 127) se forma por los símbolos ya conoci- 
dos de tetl, xaUi y pa. 

TELISTAC— Pueblo de la Municipalidad de Tetelilla, en el 
Distrito de Jonacatepec. — Etim. Tetliztac. "En la piedra blan- 
ca;" de tetl, é izfac. El geroglifico (fig. 128) queda indicado por 
el simbólico tetl, sin color alguno. 

TEMILPA. — Hacienda de la Municipalidad de Tlaltizapan, 
en el Distrito de Juárez. — Etim. Temilpa. "En la sementera pe- 
dregosa;" de tetl, milli y pa. Los símbolos que entran en la 
composición del geroglifico, son ya conocidos. (Fig. 129). 

TEMIMILCINGO.— Pueblo de la Municipalidad de Tlalti- 
zapan, en el Distrito de Juárez. — Etim. Temimützinco. "Lugar 
de las columnitas redondas ó pilaritos de piedra;" de temimi* 
tti, columna redonda de piedra, tzinüi, y co. La descifracion 
del geroglifico (fig. 130) no presenta dificultad. 

TE1ÍISCO. — Hacienda de la Municipalidad de Cuernavaca, 
en el Distrito del mismo nombre. No acertamos á dar con se- 
guridad la etimología de este nombre. Escrito Temixco, puede 
derivarse de teme, plural de tetl y de ixco, frente, enfrente, magni- 
ficando entonces "enfrente de las piedras;" pero escribiendo Te- 
mizco, la interpretación sería "Lugar del gato de piedra," sien- 
do entonces los elementos del compuesto, tetl, piedra, miztli, ga- 
to, y co. Pudiera ser todavía la genuina ortografía Tecmüco 
y la etimología "Lugar de tábanos;' 1 de tecmilotl, tábano, y co. 
Los geroglíficos correspondientes á cada interpretación están 
representados en las figuras 131, 132 y 133. Según el Sr. Ró- 
belo, "en uno de los campos de la hacienda de Temisco hay una 



232' SOCIEDAD MEXICANA 

piedra que tiene esculpido un gato, y acaso esta circunstancia 
dio origen al nombre." 

TEMOAC. — Pueblo de la Municipalidad de Zacualpan, en el 
Distrito de Jonacatepec. — Etim. Témoac. "La cuesta abajo;" 
de tomoayan, lugar por donde todos descienden, cuesta abajo, 
y c. Para la representación gráfica del nombre nos valemos de 
dos huellas con la punta hacia abajo, que son el carácter foné- 
tico del verbo temo y el signo atl t que produce en la composi- 
ción la radical a; la terminación c va suplida. (Fig. 134). 

TENANGO. — Hacienda de la Municipalidad de Jantetelco, 
en el Distrito de Jonacatepec. — Etim. Tenanco. "En la cerca ó 
muralla, ó en el pueblo fortificado;" de tenamiü, cerca 6 muro 
de ciudad, y co. El geroglífico (fig. 135) se encuentra en el Có- 
dice Mendocino, lám. VII, fig. 3. El mímico tenamitl está re- 
presentado por la cortina con sus almenas ó solo por éstas en 
algunos casos. 

TENEXTEPANGO.— Hacienda de la Municipalidad de Aya- 
la, en el Distrito de Morelos. — Etim. Tenextepanco. "En las pa- 
redes de cal;" de tenextli, cal; tepantli, pared, y co. El geroglí- 
fico (fig. 136) lo formamos con el mímico de tepantli, tomado 
de la palabra Tetepanco (Cod. Mend., lám. XXIX, fig. 3), y 
el ideográfico de tenextli, copiado de la pintura de Tenexticpac. 
(Cod. Mend. Lám. X, fig. 24). 

TEPALCINGO. — Pueblo, cabecera de la Municipalidad de 
su nombre, en el Distrito de Jonacatepec. — Etim. Tecpatzinco. 
El Sr. Orozco y Berra traduce: "Tras del pedernal;" el Dr. Pe- 
ñafiel, "lugar perteneciente á Tecpatepec;" y el Sr. Róbelo, "lu- 
gar de pedernales." Bien pudiera ser la etimología "El pequeño 
Tecpan," ó Nuevo-Tecpan, refiriéndose á una población del Es- 
tado de Guerrero, ó á un edificio llamado Tecpan, casa ó pala- 
cio real. Tecpantzinco era también un templo cuya guarda es- 
taba confiada á un ministro llamado Tecpantzinco teohua. El 
nombre del lugar figura entre los pueblos conquistados duranto 
el reinado de Motecuhzoma Ilhuicamina (Primera parte de la 
Colección de Mendoza, lám. 8, fig. 3), y se encuentra después 
entre los pueblos tributarios (lám. XXVI, fig. 18). En ambos 
casos se reconoce en la pintura (fig. 137) el mímico tecpatt,éi 
representativo de tzinco, y el signo de tepetl, determinativo de 
lugar. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 233 

TEPETLIXPITA.— Pueblo de la Municipalidad de Totola- 
pan, en el Distrito de Tautepec. — Etim. Tepettixpita. Diminu- 
tivo español de TepeÜixpan, que significa "encima ó en la su- 
perficie del cerro;" de tepetl é ixpan. El nombre pictónico (figu- 
ra 138) se forma con el mímico tepetl y el signo fonético de ixco, 
que según hemos visto sirve también para representar la pos- 
posición ixpan. 

TEPETZINGO.— Pueblo de la Municipalidad de Jiutepec, 
en el Distrito de Cuernavaca. — Etim. Tepetzinco. "En el cerri- 
to ó montículo;" de tepetl, tzintli, y co. Los signos que entran en 
la composición del geroglítíco son ) T a conocidos. (Fg. 139). 

TEPOXTLAN.— Villa, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre, en el Distrito de Cuernavaca. — Etim. Tepuztla. "Don- 
de abunda el cobre ó fierro;" de tepuztli, cobre ó fierro y el abun- 
dancial tía. El nombre del lugar aparece entre los conquista- 
dos durante el reinado de Motecuhzoma Ilhuicamina (Códice 
Mendocino, lámina VIII, tíg, 2) y se ve también entre los tri- 
butarios (lámina XXVI, fig. 13). En la interpretación de la 
pintura (tig. 140) se toma el instrumento por el material que 
lo forma. 

TEQÜESQÜITENGO.— Pueblo de la Municipalidad de Tla- 
quiltenango, en el Distrito de Juárez. — Etim. Tequixquitenco. 
"En la orilla de la salitrera ó del tequesquite;" de tequixquitl, 
tequezquite, carbonato de sosa natural eflorescente, tentli, labio, 
orilla, y co. El geroglítíco (fig. 141) lo formamos con los símbo- 
los de tequixquitl y tentli. 

TETECALA.— Ciudad, cabecera del Distrito y de la Munici- 
palidad de su nombre. — Etim. Tetecallx. "Donde hay muchas 
casas de bóveda;" de tecalli, casa de bóveda, que forma el plu- 
ral duplicando la primera sílaba, y el abundancial tía. El gero- 
glítíco (fig. 142) se representa por una casa formada con el sím- 
bolo tetl y el signo fonético de tía. Puede también expresarse 
(fig. 143) por el símbolo caZli, coronado por la figura de un co- 
piüi, que arroja en la composición la sílaba te. 

TETECA LITA.— Pueblo de la Municipalidad de Jiutepec, 
en el Distrito de Cuernavaca. — Etim. Tetecalita. Diminutivo 
español de Tetecala. Hemos fijado la anterior etimología fun- 
dándonos en la significación de "casa de bóveda/' que á la pa- 
labra tecalli, atribuye el Vocabulario de Molina; pero como es 

30 



234 SOCIEDAD MEXICANA 

sabido, la voz teccdli sirve para designar el ónix mexicano, her- 
mosa piedra decorativa que da su nombre á un Distrito del Es- 
tado de Puebla. Ahora bien, así en Jiutepec como en Tetecala 
abundan las formaciones calcáreas, hay valiosas canteras de 
mármol; y el vocabulario citado traduce la palabra "piedra mar- 
moleña 1 ' por tezcalli, de manera que suponiendo que Tetecala 
sea una corrupción de TetezcaUa, resultará, de acuerdo con el 
carácter geognóstico de la localidad, esta etimología: "Donde 
abunda la piedra marmoleña." 

TÉTELA. — Pueblo déla Municipaliuad de Ocuituco, en el 
Distrito de Morolos. — Etim. Tetella. 'Tierra fragosa de montes 
y sierras;" de tetl y tía. El símbolo tetl y el fonético tía son los 
elementos constitutivos del geroglífico. (Fig. 144). 

TETELCINGO.— Pueblo de la Municipalidad de Morolos, en 
el Distrito del mismo nombre. — Etim. Teteltzinoo. "Nuevo Te- 
tela;" de tetella y tzinco. Al geroglífico anterior se agrega el sig- 
no figurativo de la terminación tzinco. (Fig. 145). 

TETELILLA. — Pueblo, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre en el Distrito de Jonacatepec. Escriben algunos Tete- 
lilla, en cuyo caso el nombre es un diminutivo español de Tétela; 
pero si la genuina ortografía fuera Teteliyac, el nombre se forma- 
ría de tetella y ycLcaÜ, que pierde la terminación atl en la com- 
posición, y no toma otra por quedarle la prepositiva c. La eti- 
mología seria, pues, "en la punta del pedregal 6 de la sierra;" 
correspondiendo á esta interpretación nuestro geroglífico. (Fi- 
gura 146). 

TETELPA.— Pueblo de la Municipalidad de Tlaquiltenango 
en el Distrito de Juárez. — Etim. Tetélpa. "En las piedras;" de 
tetlypa. La lectura del geroglífico (fig. 117) no ofrece difi- 
cultad. 

TETLAMA.— Pueblo de la Municipalidad de Xochitepec, en 
el Distrito de Cuernavaca. Dista muy poco de las famosas rui- 
nas de Xochicalco y en la relación del Cap. Dupaix, se lee que 
Tetlama significa "paraje de piedras en el idioma mexicano;" l 
pero creemos que la verdadera etimología es pedregcl hecho á 
mamo; de tetla, pedregal, y ma, contracción de maitl, mano, por- 
que una circunstancia que nos llamó fuertemente la atención 

1 Lord Kingsborough, tom. Y, pág. 222. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 235 

al acercarnos á la población fué la abundancia y la extensión 
de los tecorrales ó al barradas de piedra seca que se encuentran 
no solo en las calles sino limitando también las tierras de labor 
en las afueras del lugar. El geroglífico (fig 148), de lectura ver- 
daderamente silábica, lo constituyen los conocidos símbolos de 
tetl, tia y maitl. 

TEXCALA. — Pueblo de la Municipalidad de Yecapixtla, en 
el Distrito de Morelos. — Etim. TexcaUa. "Despeñadero ó lugar 
riscoso y lleno de peñascos;" l de tezcatti, peñasco, risco y el 
abundancial tia. 

Para la composición del geroglífico (fig. 149) tomamos la figu- 
ra del risco, texcalli, de la pintura de Texcoco (Cód. Mend., lám. 
III, fig. 9) y agregamos el fonético de tia. 

TEXCALAPA. — Pueblo de la Municipalidad de Tlayacapan, 
en el Distrito de Yautepec. — Etim. Texcaipa. "En los riscos ó 
peñascos;" de texcalli y pa. Comprendido el anterior geroglífi- 
co, la lectura del presente (fig. 150) no ofrece dificultad; la hue- 
lla única sirve, como se sabe, de signo fónico á la preposición pa. 

TEZONTETELCO.— Pueblo de la Municipalidad de Yeca- 
pixtla, del Distrito de Morelos. — Etim. Tezontetdco. "En el 
montón de tezontle;" de tezorUli, tezontle (amigdaloide porosa); 
teteUi y co. Los elementos constitutivos del geroglífico (fig. 151) 
son ya conocidos. 

TILANCINGO.— Rancho de la Municipalidad de Coatí an 
del Rio, en el Distrito de Tetecala. — Etim. Tlüantzinco. "En 
la pequeña hondura ó abismo de agua;" de Üüatl, hondura 6 
abismo de agua, y tzinco. Formamos el geroglífico (fig. 152) con 
el símbolo de atl 9 pintado de negro, Üi¡li t y la mitad inferior del 
cuerpo humano desnudo, tantas veces repetido, que sirve de fo- 
nético á la terminación tzinco. 

TILZAPOTLA.— Rancho de la Municipalidad de Puente de 
Ixtla, en el Distrito de Tetecala. — Etim. Tlilzapotla. "Donde 
abundan los zapotes prietos;" de tiilzapoti, zapote prieto (Dyos- 
piros nigra. — Ebenáceas), y tia. El geroglífico (fig. 153) se ex- 
presa por el mímico del tzapotl, pintado el fruto de negro, y el 
signo fonético de tia. 

TIZO YUCA. — Pueblo de la Municipalidad de Jiutepec, en 

1 Vocabulario de Molina. 



236 SOCIEDAD MEXICANA 

el Distrito de Cuera a vaca. — Etim. Si se escribe Tezoyocan se 
deriva de tezoyatl, cierto género de palmas, y el verbal yocan, 
significando el nombre: "lugar de cierto género de palmas;" y 
escrito Tizayocan, las radicales son: tizatl, cierto barniz ó tie- 
rra blanca, tiza y el mismo verbal yocan, debiendo entonces 
traducirse: "lugar del tiza." — Gerogl. En el primer caso se for- 
ma por los símbolos de tetl, zoyatl y yocan (fig. 154) y en el se- 
gundo puede copiarse del Códice Mendocino, lám. XXIII, fig. 
11, donde se reconoce el mímico de tizatl y las huellas en sen- 
tido horizontal que sirven de fonético á la terminación yocan. 
(Fig. 155). 

TLACOTEPEQ— Pueblo de la Municipalidad de Zacualpan, 
en el Distrito de Jonacatepec. — Etim. Tlacotepec. "En el cerro 
de la jarilla;" de tlacotl, jarilla, vardasca; tepetl y c. El geroglí- 
flco (fig. 156) lo encontramos en el Códice Mendocino, lám. IX, 
fig. 7. 

TLALAYO. — Rancho de la Municipalidad de Teteliya, en el 
Distrito de Jonacatepec, — Etim. Tlalayo. "Ciénega" ó "Lugar 
encenegado;" de tlalatl, cieno, y yo. "Los nominales ó verbales 
acabados en o indican lo que significa el nombre de donde se 
derivan y con ellos se explican los adjetivos españoles que aca- 
ban en do, como aguado; son nominales y se forman del modo 
siguiente: los nombres acabados en ti 6 tli convierten estas fina- 
les en yo." 

El geroglífico lo representamos por el símbolo de tlalatl. (Fi- 
gura 157). ' 

TLALMIMILULPAN.— Pueblo de la Municipalidad de Ocui- 
tuco, en el Distrito de Morelos. — Etim. Tlamimüolpa. "En la 
cuestecita;" de tlamimüolli, "cosa trastornada así, ó algún alto- 
zano ó cuesta pequeña ó reventón/' y pa. Por la combinación 
de los símbolos de Üalli, mitl, milliypa (fig. 58) se representa 
gráficamente el nombre del lugar. 

TLAMOMÜLCO.— Pueblo de la Municipalidad de Yecapix- 
tla, del Distrito de Morelos. — Etim. Tlamomólco. "En donde la 
tierra hace polvo;*' de Üalli, tierra, y momoloca t "levantarse 
gran polvo de cosas secas y livianas, etc." La interpretación an- 
terior es del Sr. Róbelo; pero creemos que está adulterada la 

1 Orozco y Berra. Lám. 8, ñg. 398. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA £#? 

actual ortografía del nombre del logar. En la "Relación de Acá* 
püstla»" ya citada, figura entre las estancias sujetas á la juris- 
diocion AÜákuimuUo, y en un Mapa levantado hace cerca de 
cuarenta afios, se lee Atlarnomulco; que viene entonces de atl, 
agua; momoloca, "bullir ó hervir y manar el agua en las fuentes 
con el arena," significando: "Donde el agua brota entre la are- 
na." El geroglífico (fig. 159) es ideográfico. 

TLALNEPANTLA-CUAUTENCO.— Pueblo, cabecera de la 
Municipalidad de su nombre, en el Distrito de Yautepec. — Etim. 
Tlalnepantla-Cuauhtenco. "En medio de la falda ú orilla del 
monte;" de tlanepantla, en el medio; cuauldla, bosque, monte; 
tenüi, orilla, y cv. 

El geroglífico (fig. 160) lo hemos representado por los signos 
de cuahuül y tentli, que dan las radicales para la formación 
de la palabra CuavJitenco, entre dos símbolos de tlcdli, para ex- 
presar la intervención del afijo nepantla. 

TL ALTEN ANGO.— Pueblo de la Municipalidad de Cuerna- 
vaca, en el Distrito del mismo nombre. — Etim. Tlaltenanco. 
"En el valladar;" de tlaltenantli, valladar, y co. El geroglífico 
(fig. 161) puede ser representado agregando el símbolo de tlaüi 
á la pintura ya conocida que sirve para expresar el nombre 
Tenanco. 

TLALTIZAPAN. — Villa, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre, en el Distrito de Juárez. — Etim. Tlaltizapa. "Sobre 
la tierra blanca;" de tlaüi, tizatl y pa. El geroglífico (fig. 162) 
lo encontramos en la Colección de Mendoza, lára. XXVI, fig. 16. 

TLAQUILTENANGO.— Villa, cabecera de la Municipalidad 
de su nombre, en el Distrito de Juárez. — Etim. TlaqwiltenaTico. 
"En las cercas encaladas y bruñidas;" de tenamiÜ, cerca; tía* 
quüli t encalado y bruñido, y co. El geroglífico está compuesto 
(fig. 163) del instrumento Üaquilqui, bruñidor de albañil, to- 
mado de la pintura de Tlaquüpa. (Cod. Mend. lám. XXIII, fig. 
15) y el mímico de tenamitl. 

TLATENCHL— Pueblo de la Municipalidad de Jojutla, en 
el Distrito de Juárez. A propósito de la preposición chi, encon- 
tramos lo siguiente en la Gramática de Guevara: 

"Ghi significa lo mismo que inferiue, de más abqjo; v. g., de 
tepetl, por el cerro, y tentli, ladera, sale tepitenüi, que es un ba- 
rrio, que quiere decir, en la orilla 6 ladera del cerro de más abajo. 



£38 SOCIEDAD MEXICANA 

Tlatenchi, es un pueblo donde están dos laderas, y en la de más 
abajo llamaron tlatcnchi 6 Ücdchi, tuvieron por adverbio que 
significa lo contrario de acó, hacia arriba, pero es de Üatti, por 
la tierra, y chi. Tlalchi, más abajo del suelo, y con huic, hacia, 
Tlatchihuie." 

El nombre pictónico lo formamos con los conocidos caracte- 
res de tlalli, tentti y chilli. (Fig. 164). 

TLAYACAC. — Pueblo de la Municipalidad de Ayala, en el 
Distrito de Morelos. — Etim. Tlayacac. "En la punta ó en el ex- 
tremo de la tierra;" de Üayacati, cosa primera ó delantera, y c. 
El geroglifico (fig. 165) lo copiamos de la Colección de Mendo- 
za, donde aparece el lugar entre lo» pueblos tributarios (lám. 
XXIV, fig. 20), y en los cuales residían "gobernador y calpix- 
ques mexicanos, puestos por mano de los Señores de México." 

TLA YACAPAN.— Villa, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre, en el Distrito de Yautepec. — Etim. Tlayacapan. "En 
la punta ó extremo de la tierra;" de tlalli, tierra; yacatl, nariz 
ó punta de algo, y pan. El geroglífieo se encuentra también en 
el Códice Mendocino (lám. XXVI, fig. 16), y solo se diferencia 
del anterior en que lleva además el signo fonético de pan (fig. 
166). Atendiendo simplemente á la pintura puede interpretarse 
el nombre del lugar, así: "Sobre el cerro narigudo," y encontrar 
la explicación en la forma de la sierra, de cuyo perfil se destaca 
un apéndice ó crestón, llamado vulgarmente "El Sombrerito," 
bastante notable para servir de origen á una denominación to- 
pográfica, como es la que prevalece en la nomenclatura geográ- 
fica de los mexicas. 

TLAYCA (Santa Catarina). — Pueblo de la Municipalidad y 
Distrito de Yautepec. — Apócope de tlaycampa, "detrás de algo, 
allende los montes, sierras ó puertos;" Tlayca, "detrás de la sie- 
rra," etimología cuya exactitud está confirmada por la topogra- 
fía de la localidad. No conociendo el fonético de la posposición 
ycampa, el nombre que venimos considerando quedará expresa- 
do simplemente por el símbolo de tlalli. (Fig. 167). 

TOTOLAPAN.— Pueblo, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre, en el Distrito de Yautepec. — Etim. Totolapan. "En el 
agua de los pavos;" de totolin y apantli, que en la composición 
pierde la terminación Üi. 

Encuéntrase el nombre del lugar entre los pueblos conquia- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 239 

tados durante el reinado de Motecuhzoma Ilhnicamina (Códice 
Mendocino, lám. VII, fig. 9) y también entre los tributarios (lám. 
XXVII, fig. 19). En ambos casos se reconoce en la pintura la ca- 
beza del kuexoloÜ, huajolote, pavo, llamado también totolin so- 
bre el fonético apan. (Fig. 168). 



tt 
«i 

u 



XOCHICALCO. — Pueblo de la Municipalidad de Ocuituco,en 
el Distrito de Morelos. — Etim. XochiccUco. "Lugar de las casas 
de flores ó jardines;" de ocochitl, rosa ó flor; ccUli, casa, y co. La 
lectura del geroglítico (fig. 169) no ofrece dificultad. 

En la Relación de los edificios del gran templo de México, 
dice el P. Sahagun: ! 

El 66 se llamaba Xuchioalco: este era un Cu edificado á 
honra de los dioses TlaltlauhquicenteuÜ y también de la dio- 
sa AÜatonan y cuando mataban una mujer que era imagen 
de esta diosa, desollábanla, y uno de los Sátrapas vestia su 
cuero, esto se hacia de noche: luego de mañana andaban bai- 
" lando con el cuero vestido de aquella que habían muerto: es- 
" to se hacia cada año en la fiesta de Ochpaniztli" 

En la misma obra se encuentran los siguientes párrafos que 
acaso tengan alguna relación con el nombre del pueblo de Te- 
tlama, y las vecinas ruinas de Xochicalco ' 

"El 27 Edificio se llamaba Tetlanmancalmecac: era un mo- 
" nasterio que se llamaba TeÜanman, y en él moraban Sátra- 
" pas y ministros del Cú dedicado á la diosa Xantico, allí ser- 
" vian de noche y de dia." 

"El 29 Edificio se llamaba TeÜanma: este era un Cú. dedica- 
" do á una diosa que se llamaba Quoxctotlcantico: aquí mata- 
u ban esclavos por devoción, reinante el signo que se llama Ce- 
mchiU" 
XOCHIMANCAS. -Hacienda de la Municipalidad de Tlal- 

1 Tom. I, pág. 209. 

2 Sah., tom I, pág. 203. 



M 



¡UO SOCIEDAD MEXICANA 

tizapan, en el Distrito de Juárez. — Etim. Xochimanca. "Lugar 
de cuidadores y productores de flores;" do xochimanqui, el cui- 
dador y productor de flores, y ca. Formamos el nombre pictó- 
nico con el grupo que en la Colección Ramírez sirve para de- 
signar la palabra xochimanqwi l (fig. 170). En la 6 esta cele- 
brada el tercer mes llamado Tozoztontli, ofrecían las primicias 
de las flores, que aquel año primero nacían en el Cú, llamado 
Yopico, y antes que las ofreciesen nadie osaba oler flor alguna. 
Los oficiales de las flores que He llamaban Xochimanqv,i t h&- 
cian fiesta á su diosa llamada Coatlycue, y por otro nombre, 
Coatlantona. 2 

XOCHIPALA. — Rancho de la Municipalidad de Tlaquilte- 
nango, en el Distrito de Juárez. — Etim. Xochipal-la. "Donde 
abunda el xochipalli;" de xochipaüi, tintura de flores que tie- 
nen la hoja semejante á la artemisa, de las que se extrae un co- 
lor amarillo claro; y el abundancial tía. El jeroglífico (fig. 171) 
lo formamos con los símbolos de xochitl y palli y el abundan- 
cial tía. 

XOCHITEPEC— Villa, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre, en el Distrito de Cuernavaca. — Etim. Xochitepec. "En 
el cerro de las flores;" de xochitl, tepetl y c. Tomamos el gero- 
glífico del Códice Mendocino (lám. XXIV, flg. 6) no presentan- 
do dificultad la interpretación de sus componentes por ser ya 
conocidos. (Fig. 172). 

XOCHITLAN. — Pueblo de la Municipalidad de Yecapixtla, 
en el Distrito de Morelos. — Etim. Xochitlan. "Junto á las flo- 
res;" de xochitl y tlan. El geroglítico (fig. 173) es de fácil des- 
cifracion. 

XOXOCOTLA.— Pueblo de la Municipalidad de Puente de 
Ixtla, en el Distrito de Tetecala. — Etim. Xoxocotla. "Donde 
abunda la fruta 6 la ciruela;" de ococott, fruta ó ciruela, y tía. 
Formamos el geroglifico con la figura de un pié, que arroja en 
la composición la sílaba xo, el mímico de xocotl, caracterizado 
por los frutos amarillos, y el fonético Üa. En los Estados de 
Chiapas y Tabasco y también en Guatemala, la fruta que aquí 



1 Orozco y Berra. — Hist ant Tom. I, pág. 487. 

2 Sahagun. Tom. I, pág. 53. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 241 

llamamos ciruela, recibe allá la denominación vulgar de "joco- 
te, " corrupción de xocotl. (Fig. 174). 



YATJTEPEC— Ciudad, cabecera del Distrito y de la Muni- 
cipalidad de su nombre. Según el Sr. Orozco y Berra, la pala- 
bra viene de yahuitl, "maíz negro ó de colores/' tepetl y c; sig- 
nificando: "en el cerro en que se da el maíz negro ó de colores." 
Encuéntrase dos veces el geroglífico (fig. 175) en la Colección 
de Mendoza (lám. VIII, lig. 1 y lám. XXVI, fig. 14). 

Opina el Sr. Róbelo — y á nuestro modo de ver, con acierto — 
que Tauhtepec se deriva de yauhtli, que al perder la sílaba 
final deja el elemento yauh; y en ese caso la traducción del nom- 
bre del lugar es: "en el cerro del yauhtli/' 

Hablando de las yerbas olorosas, dice el P. Sahagun: ' 

"Hay otra que se llama yyauhtli, es muy verde, tiene mu- 
chas ramas y crecen todas juntas hacia arriba; siempre huele, 
es también medicinal para los que tienen cámaras; molida y be- 
bida con el cacao, háse de tostar^ y después molida y mezclada 
con él, aprovecha también para loifcque escupen sangre y para 
los que tienen calenturas." 

"El yauhtli, dice Clavijero, es una planta cuyo tallo tiene un 
codo de largo, las hojas semejantes á las del sauz, pero denta- 
das; las flores amarillas y las raíces sutiles. Las flores y las ho- 
jas tienen el mismo sabor y olor que el anís. Es útil en la me- 
dicina y los mexicanos lo aplican á muchas dolencias, pero tam- 
bién lo empleaban en usos supersticiosos/' 

Mucho se aproxima á esta descripción, confirmando la ínter* 
pretacion del Sr. Róbelo, el signo con que está rematado el ge- 
roglífico, porque efectivamente, sobre el símbolo de tepetl se al- 
za un haz de yerbas verdes, coronadas por una floración ama- 
rilla. 

YECAPIXTLA. — Villa, cabecera de la Municipalidad de su 



1 Tomo III, pág. 288. 

31 



J42 SOCIEDAD MEXICANA 

nombre, en el Distrito de Morelos. Fué conquistado el lagar 
durante el reinado de Motecuhzoma Ilhuicamina (Cód. Mend. 
Lám. VIII, fig. 4) y aparece después entre los pueblos tributa- 
rios (lám. XXVI, fig. 15). El geroglífico (fig, 176) es "un cerro 
que representa una nariz, debajo de la cual se observa una cier- 
ta figurilla." En la relación de Acapiztla por el alcalde mayor 
Juan Gutiérrez de Licbana, MS. de 1580, en poder del Sr. D. 
Joaquín García Icazbalceta, se dice: "Esta villa de Acapiztla se 
llamó así, porque antiguamente se llamaba Xíhuitza capitzalan, 
porque los señores que la gobernaban traían unos chalchihui- 
tes atravesados en las narices, y que eso quería decir: y "como 
agora está la lengua corruta se dice y le llaman Ay acapiztla." 
La lectura directa puede sacarse de yacatl t n2j\z\pitztli (la figu- 
rilla), cuesco 6 hueso de cierta fruta 1 y la preposición: Yaca- 
pitz-tlan, los de narices ahusadas ó afiladas." * 

Yacapiaztic, según el Vocabulario de Molina, significa: hom- 
bre de nariz derecha y larga. 

Yacapitzaotl era uno de los cinco hermanos del dios de los 
mercaderes, Yacatecuhtli, y acaso con aquella divinidad, muy 
venerada de los antiguos mexicanos, pudiera tener relación el 
nombre de Yacapitztla, si no se deriva de uno de los caracteres 
fisionómicos de los moradores de la localidad. 



ZACATEPEO.— Hacienda de la Municipalidad de Tlaquil- 
tenango, en el Distrito de Juárez. — Etim. Zacatepec. "En el 
cerro del zacate:" de zacatl, paja, zacate, yerba; tepetl y c. La 
pintura (fig. 177) está copiada del Códice de Mendoza (lám. 
XV, fig. 12). 

ZACUALPAN. — Pueblo, cabecera de la Municipalidad de su 
nombre, en el Distrito de Jonacatepec. 

Tomamos el geroglífico (fig. 178) de la Colección de Mendoza 

1 El mamey. 

2 Hist ant. de México. Tomo I, pág. 500. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 243 

(láin. VI, fig. 10), y respecto de su interpretación, dice el Sr. 
Orozco y Berra en su obra ya citada: "Zacwalpan. — Compuesto 
de un tzacualli, pirámide, con una mano encima. Ideográfico 
derivado de zaloa, hacer pared ó engrudar, y de cualli, cosa 
buena. Za-cual-pan, donde se hacen buenas paredes, donde se 
construye bien. Tzacualpan, sobre la pirámide." l 

ZAHUATLAN. — Rancho de la Municipalidad de Yecapixtla, 
en el Distrito de llórelos. — Etim. Tzahuatlan. "Lugar de hi- 
landeros;" de tzahuani, hilador ó hilandero, derivado de tza/iua, 
hilar, y tlan. 

El geroglíiico puede expresare por el malacat (fig. 179), ma- 
lacate ó huso para hilar. 

1 Tom. í, pág 498 



244 SOCIEDAD MEXICANA 



DATOS 




PARA 





I DE110 ElOtOM TABASQI1 

POR 

JOSÉ IV. EOVIROSA, 

La historia antigua de los países americanos ofrece el ejem- 
plo de una cadena no interrumpida de inmigraciones, siendo el 
Septentrión en este, como en el Antiguo Continente, el foco ó 
punto de donde salieron las naciones que sucesivamente fueron 
encaminándose hacia el Sur hasta fijarse en el corazón de las 
más elevadas cordilleras de Bolivia. De esas poderosas irrupcio- 
nes, de las conmociones que de ellas se derivaron, la historia casi 
no registra en sus páginas sino los hechos que por deducción 
nos las dan á conocer. La filología, como ciencia auxiliar de aque- 
11a, es la única antorcha que nos ilumina en tan difíciles como 
interesantes investigaciones, y descomponiendo las pinturas sim- 
bólica?, analizando las escrituras de las cartas geográficas, com- 
parando el habla de pueblos que en su origen fueron herma- 
nos ó que descienden de un mismo tronco, nos presta sufi- 
ciente luz para trazar el itinerario de las tribus al través de 
extensos territorios, aun en épocas en que su recuerdo se ha 
perdido ya de las tradiciones populares. 

Bajo este aspecto, creemos que el estudio que hoy damos á 
la estampa, sin ninguna pretensión y sí plenamente persuadí- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 245 

dos de su deficiencia, ofrecerá algún interés ó servirá por lo me- 
nos para despertar entre nosotros el gusto por esta clase de tra- 
bajos, tanto más necesarios en esta parte de México, cuanto que 
los territorios de Tabasco, Chiapas y la América Central pare- 
cen haber sido el teatro de grandes acontecimientos sociales, ó 
hablando con más propiedad, el puente por donde cruzaron del 
hemisferio Norte al hemisferio Sur los pueblos americanos. Así 
parece demostrarlo la diversidad de idiomas y dialectos que 
aún se hablan desde la desembocadura del Coatzacoalcos hasta 
las márgenes del Usumacinta, y desde las orillas del mar hasta 
las sierras de Guatemala. Ni los siglos trascurridos ni la in- 
fluencia de la raza conquistadora, han sido bastante poderosos 
para borrar las huellas que á su paso dejaron impresas las tri- 
bus viajeras, y aunque la importación de la lengua española ha 
modificado en parte las indígenas, no se descubren en ellas cam- 
bios radicales, ni han perdido su peculiar fisonomía. 

La existencia de esas tribus no ligadas por los vínculos del 
idioma ó de análogas costumbres, ha sido motivo de serias 
meditaciones para los filólogos, porque revela grandes trastor- 
nos sociales, muy anteriores, sin duda, á los tiempos en que 
principió á cultivarse en estos países la representación simbólica 
del pensamiento, y más todavía, á la fecha en que su existen- 
cia dejó de ser un misterio para los navegantes de ultramar. 
En efecto, á principios del siglo XVI, cuando las naves españo- 
las visitaron por primera vez las costas mexicanas, ya se ha- 
blaban en Tabasco y Chiapas las lenguas que en seguida vamos 
á enumerar; y si nos fijamos en las circunstancias á que debe 
obedecer un pueblo para abandonar su propio lenguaje, para 
modificarlo tan solo, debemos acordar á las razas primitivas de 
estos países un origen y una edad de que no hacen mención los 
historiadores. Como consecuencia de estas consideraciones, de- 
bemos aceptar de plano que las naciones que impusieron las 
lenguas actuales y las denominaciones que conservan los obje- 
tos físicos, no solo estuvieron de tránsito sino que fueron domi- 
nadoras del territorio, hecho que tampoco se conserva en los 
anales más antiguos de México. Ejemplos de estas lagunas se 
observan paso á paso cuando se estudian las crónicas más anti- 
guas de la América, sea por los incompletos materiales que pa- 
ra reconstruir la historia brindaban las inscripciones en piedra 



246. SOCIEDAD MEXICANA 

ó laa escrituras geroglíficas, sea porque el estruendo de la con- 
quista sepultó bajo los escombros ó redujo á cenizas los monu- 
mentos del arte e hizo olvidar los cantos, las leyendas y la cro- 
nología de I03 pueblos vencidos. Y no obstante ese caos, llega- 
ron hasta los invasores españoles, han llegado hasta nosotros, 
hechos que demuestran evidentemente la preponderancia de 
unas sociedades sobre otras, la fusión de varias nacionalidades, 
la desaparición de algunas ó el desarrollo progresivo de otras. 
Hé aquí por qué, sin remontarnos á una época muy lejana, á 
principios del siglo XVI, dominaban las voces de origen mexi- 
cano para designar los lugares, siendo así que Tabasco y Chia- 
pas no formaban parte del Imperio de los aztecas, á excepción 
de la porción S. O. del último que figura en el Libro de los Tri- 
butos del Códice Mendocino. Unánimemente asignan los cronis- 
tas como límite oriental á la monarquía mexicana el rio Coat- 
zacoalcos, quedando excluidos Tabasco y Yucatán; ó sea lo que 
los nioxica llamaban entonces Onohualco, de la extensa área 
que habia sido el teatro de sus conquistas. 

No constando, como no consta nada en contrario, indispensa- 
ble se hace admitir que la implantación do la lengua mexicana 
ó náhuatl en estos territorios, se verificó en la época en que, 
obligados por el hambre, la peste y la guerra, los últimos res* 
tos de la monarquía tolteca, emigraron hacia el Sur hasta Gua- 
temala, en donde Nimaquiché y sus tres hermanos fundaron 
los señoríos de los kichées, kachiqueles y zutugiles, cuyo jefe 
fué el mismo Nimaquiché; el de los quelenes y los chiapanecos; 
el de I03 mames y pocomanes y el de Tezulutan ó Verapaz. 

Agreguemos como causa de la invasión del idioma náhuatl 
las victorias alcanzadas en Guatemala por Tiltototl, valiente ge- 
neral de la época del rey Ahuizotl, aunque este hecho consig- 
nado por Clavijero, lo niegan Juarros y nuestro sabio historia- 
dor D. Manuel Orozco y Berra, basándose el último en que nin- 
gún pueblo de Guatemala figura como tributario en la Colec- 
ción de Mendoza publicada en la obra de Lord Kingsborough, 

Sea como quiera, y puesto que lo importante es señalar los 
acontecimientos que fueron extendiendo el uso del náhuatl has- 
ta la América Central, no debemos olvidar que Gomara y Mo- 
tolinia dicen que á consecuencia de una general sequía en Ana- 
huac, que duró cuatro años, emigraron los mexicanos en gran 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 247 

número de canoas por el Pacífico ó Mar del Sur y fueron á co- 
lonizar hasta Nicaragua. El F. Sahagun refiere lo mismo y aña- 
de que esto se verificó en el reinado del primer Moctezuma. 

Lo dicho hasta aquí, si no explica satisfactoriamente la exis- 
tencia de voces de una lengua extraña en lugares donde se ha- 
blan otras que con ella no tienen ninguna analogía, ningún pa- 
rentesco, está fundado en lo que la historia acepta como vero- 
símil. Tal vez más tarde pronuncien la verdad, una palabra 
más siquiera, las mudas inscripciones de Comalcaloo, el Palen- 
que, Lorillard y Copan. 

Veamos ahora la distribución geográfica y el número de len- 
guas que se hablan en el territorio limitado por las coordena- 
das geográficas 15° y 18° 39' lat. N. y 4 o 50' y 8 o 10' long. E. 
de México, en que próximamente están comprendidos los Esta- 
dos de Tabasco y Chiapas. 

EN TABASCO SE HABLAN: 

Partido del Centro. — Chontal. 

„ de Nacajuca. — Chontal. 

„ de Cunduacán. — Chontal. — Ahualulco. 

„ ele Jalpa. — Zoque. — Mexicano. — Chontal. 

„ de Comalcalco. — Mexicano. — Chontal. 

„ de Huimanguillo. — Ahualulco.— Mexicano. 

„ de Teapa. — Zoque. — Chonta). 

„ de Tacotalpa.— Zoque. 

„ de Jalapa. — Zoque. — Chontal. 

„ de Macuepana. — Chontal. — Chol. 

„ de Jonuta. — Chontal. — Maya. 

„ de Batanean. — Chontal. — Maya. 

EN CHIAPAS SE HABLAN: 

Departamento dd Centro. — Tzendal. — Tzotzil. 

de Comitán.— Chañabal ó Jojolabal. — Tzen- 
dal. — Tzotzil. 
de La Libertad. — Tzotzil. — Tzendal. 
de Soconusco. — Mame. — Kiché. — Mexicano. 
de Tonalá. — Mexicano. 
de Chiapa. — Chiapaneco. — Tzotzil.— Zoque. 



i* 



» 



it 



i» 






248 SOCIEDAD MEXICANA 

Departamento de Tuxüa. — ifoque, 

de Pichuccdco. — Zoque. 
de Simojovd. — Tzotzil. — Tzendal. — Zoque. 
de Chüon. — Tzendal. — Tzotzil. 
dd Palenque. — Punctunc. — Chol. — Maya. 
Tzendal. 



» 
ii 
ii 
ii 



LENGUAS COMUNES A AMBOS ESTADOS: 

Maya. — Chol. — Zoque. — Mexicano. 

Estas lenguas, según la respetable autoridad del sabio me- 
xicano D. Manuel Orozco y Berra, pueden clasificarse así: 

Fam. Mexicana. — Ahualulco y Mexicano. 
„ Maya-Kiché. — Maya, Lacandon, Caribe, Chafiabal 6 
Jojolabal, Punctunc, Chontal, Kiché, Mame, Tzen- 
dal, Tzotzil y Chol. 

Lenguas sin clasificación. — Zoque y Chiapaneco. 

IDIOMAS PERDIDOS EN CHIAPAS: 

Cazdal, Trokek, Zotzlem, Quelen. 

De lo dicho se infiere que el náhuatl invadió el territorio de 
Tabasco por el O., debido sin duda á la posición que guarda el 
N. O. de la Chontalpa, respecto del itinerario de la inmigración 
azteca y á las relaciones de comercio entre el antiguo OnohuaU 
co y los límites más orientales del Imperio Mexicano. Pero esa 
lengua, tal como se habla hoy allí, "ha perdido su primitiva pu- 
reza, y es, más bien que una lengua, un dialecto bárbaro mez- 
clado con palabras castellanas y de los idiomas de los pueblos 
comarcanos: los indios se llaman ahualulcos ó agualulcos, de 
cuyas voces se forma también el nombre del dialecto que 
usan." l 

El Maya, lengua que ha llamado la atención de los filólogos 
por su riqueza de voces para designar todos los objetos de una 
manera precisa, y por su persistencia inalterable, hija del ca« 
rácter ó más bien de la tenacidad del indio yucateco, se extien- 
de hasta Tabasco y Chiapas por el rio Usumacinta. £1 Chontal 
que se habla en la mayor parte del territorio tabasqueño, en Oft* 

1 Orozco y Berra. Geog, de las lenguas, pág. 13. 



jb 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 249 

y en Guatemala, es su lengua hermana, aunque difiere el 
dialecto, no solo por sus voces de origen extraño, por su pobre- 
za y por la adulteración en él engendrada por el idioma espa- 
ñol, sino porque carece de la energía, expresión y sonoridad del 
maya, y el acento característico de los habitantes de la Penín- 
sula yucateca, ha sido sustituido por el del indio Chontal, pe- 
culiar también y en perfecta armonía con sus escasas aspira- 
ciones. 

Los dialectos que siguen pertenecen también ai Maya. 

El Caribe, hablado por algunos indios situados entre las 
fronteras de Tabasco y el Palenque. Su nombre se deriva del 
que impropiamente y desde tiempo inmemorial se ha dado á 
esas tribus, que en época no lejana visitaban la villa del Palen- 
que y las poblaciones del Usumacinta, donde expendían tabaco 
y otros productos agrícolas: estos indios se han ido alejando de 
esas comarcas, hasta fijarse en las sierras escarpadas de las fron- 
teras de Guatemala. Nos inclinamos á creer que estos indios 
y los lacandones, forman una sola familia y que su idioma po- 
co difiere del de aquellos. 

£1 lacandon es la lengua de la tribu de ese nombre y de los 
xoquinoe*: ocupa una pequeña área al oriente de Chiapas. 

El Punctunc se habla también en las cercanías del Palenque, 
según la opinión del Coronel D. Juan Galindo, quien hace men- 
ción de él en una Memoria que escribió acerca de los caribes de 
la América Central, cuya Memoria vio la luz en el volumen III 
del Periódico de la Real Sociedad de Geografía de Londres. 

Después del Maya y los dialectos que dejamos apuntados 
mencionaremos el Kiché y el Zoque, como troncos todavía vi- 
vos de donde proceden las lenguas que nos resta enumerar. 

El Kiché se habla en Guatemala y en una corta extensión de 
Soconusco. Su origen se remonta, según los historiadores, á la 
época en que los últimos restos de la monarquía tolteca emigra- 
ron á Guatemala y fundaron allí los señoríos de que hemos ha- 
blado en otra parte. 

El Zoque se habla, como hemos visto, en Tabasco y Chiapas, 

pero su área geográfica se extiende hasta Oaxaca. Consérvase 

allí este idioma, aunque bastante adulterado, en las poblaciones 

de Chimalapa (San Miguel), Chimalapa (Santa María), Nilte- 

32 



250 SOCIEDAD MEXICANA 

pee, Tápana y Zanatepec, todas situadas en el Istmo de Tebuan- 
tepec. 

El Tzendal está compuesto, según el Sr. Orozoo y Berra, del 
maya, del zoque y del jojolabal. 

El Chañabal ó Jojolabal se habla en el Departamento de Co- 
mitán y parece ser un dialecto compuesto del maya, del tzotzil, 
del cazdal y del trokek. 

El Tzotzil es afine del tzendal, y aunque dominan en él mu- 
chas voces mayas, no se pueden determinar las lenguas que con- 
currieron á su formación. 

El Chol, considerado por algunos como el mismo tzendal 
adulterado, trae su origen del tzotzil y del maya. Este dialecto 
se habla en Tila (Chiapas), de donde ha emigrado al China! y 
al Tortuguero, cerca de Macuspana. De aquí hemos partido pa- 
ra colocarlo en el catálogo de las lenguas de Tabasco; pero in- 
sistimos en que tzendal y ckel tal vez sean un dialecto único, 
según aparece de vocabularios que el Dr. D. Antonio Peñafiel, 
actual Director de Estadística, recibió en 1887, y que tuvimos 
ocasión de consultar. 

El Mame ó Mem se habla en Guatemala y en la ciudad de 
Tapachula, del Estado de Chiapas; se ha considerado como len- 
gua hermana del Kiché. 

Aunque esta diversidad de lenguas se han agrupado conven-» 
cionalmente de la manera que se ha dicho, preciso es convenir 
en que el tronco ó los troncos primitivos nos son desconocidos, 
lo cual conduce á otras consideraciones que corroboran lo ex- 
puesto al principio acerca del origen de no pocas voces que per* 
sisten en la nomenclatura geográfica. 

Una de las muchas reflexiones que asaltan al filólogo, y que 
cuanto más se medita en ella, tanto más reviste la forma de in- 
soluble problema, consiste en tropezar con la monarquía kiché, 
de origen tolteca, según hemos visto, hablando un idioma sin 
analogía alguna con los de procedencia nahoa. Si los antiguos 
moradores de Tollan, después de apoderarse de una parte del 
territorio de la América Central, sin rival alguno que se los dis- 
putase, abandonaron su propio idioma y adoptaron el de algu- 
nas de las tribus sojuzgadas, esto ni es verosímil, ni lo dicen las 
crónicas, ni de ello nos presenta ejemplos la historia de ningún 
pueblo. Preciso es admitir, como consecuencia» que por efecto 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 251 

de una evolución, en perfecta armonía con la ley del progreso 
que preside á las sociedades, la lengua kicbó alcanzó mayor 
preponderancia que la del pueblo conquistador, no quedando de 
la nahoa sino algunos nombres como indicios inequívocos de su 
existencia en aquellas comarcas. 

Empero, dado este hecho, es indudable que, en rigor, el maya 
y el kichó deben reconocer otro tronco ó por lo menos son de 
una antigüedad tan remota, que se pierde en la oscuridad y el 
misterio que envuelve la primitiva historia de la América. No 
debemos, por tanto, sorprendernos cuando no encontramos la 
etimología de una voz en los elementos filológicos de que dis- 
ponemos en la actualidad, puesto que muchas raíces no corres- 
ponden á las lenguas actuales. Y esto es lógico, si no olvidamos 
que en tanto que los idiomas pasan de unas generaciones á otras, 
las tribus, las naciones primitivas desaparecen sin dejar vesti- 
gio alguno, ni de sus luchas- intestinas, ni de sus inmigraciones. 
La historia no puede recoger, no puede enseñarnos nada, que los 
cantos populares, la leyenda, el culto á la divinidad, las inscrip- 
ciones, los monumentos y la escritura más ó menos perfeccio- 
nada, no hayan trasmitido hasta el presente. 

Creer que los ulmecas, los xicalancas ó los zapotecas sean los 
pueblos primitivos de México porque en ellos comienzan los 
tiempos históricos de este país, seria injustificable error. Supo- 
ner que la traslación á les lenguas modernas de los geroglíficos, 
hasta la fecha ilegibles, de las ruinas que se encuentran dise- 
minadas desde Tabasco y Yucatán hasta el Istmo de Panamá, 
nos revelarían el origen de las lenguas actuales, seria lo mismo 
que aceptar como primitivas á las naciones que construyeron 
aquellos monumentos del arte, centros de una civilización que 
el genio moderno no se cansa de admirar. Pero antes que la ar- 
quitectura alcanzara aquel grado de perfeccionamiento, antes 
que el habitante del Nuevo Mundo aprendiera á cincelar en la 
piedra ó á modelar en estuco figuras humanas, á perpetuar las 
más elevadas concepciones por medio de geroglíficos sabiamen- 
te combinados, á construir edificios que con justa razón han si- 
do comparados con los de Tebas, de Micenas y do Nínive; antes 
de este, decimos, cuántas luchas habríanse sucedido, cuántas na- 
ciones sucumbirían aniquiladas por efecto de las perturbaciones 
del medio, cuántas tribus desaparecerían arrolladas por las con- 



252 SOCIEDAD MEXICANA 

vulsiones sociales, y todas sin legarnos ningún vestigio de su 
papel en el drama de la humanidad; sí dejando en las lenguas 
elementos preciosos que hoy recogerían con provecho los sabios, 
si dable fuera conocer su procedencia. 

Lógico es comprender, por lo que llevamos manifestado, que 
en las lenguas indígenas de Tabasco y Chispas, enumeradas en 
este estudio, existe gran número de raíces que se derivan de 
idiomas muertos ó desconocidos, y por tanto, surge la dificultad 
de no atinar con la recta significación de muchas voces. Esto 
por una parte; por otra, nuestra falta de conocimientos profun- 
dos en las lenguas indígenas, serán causa de imperfección en 
nuestro trabajo. Mas ya hemos manifestado, y lo repetimos, 
que al abordar esta tarea no nos propusimos formar un catálo- 
go etimológico completo: ofrecimos á nuestros lectores, por vía 
de ensayo, el resultado de varios años de investigaciones que 
con el carácter de aficionados emprendimos. 



AGACHAPA. Acachapan. — Punto sobre el rio Gríjalva y 
torno del mismo rio, distante dos leguas abajo do San Juan 
Bautista, Capital de Tabasco. Sig. en mex.: rio de las casas de 
caitas. Comp. de acatl, caña; chan, sinónimo de calli, casa, y 
apan f rio. 

ACAL A. Acolla. — Pueblo y Municipio del Departamento de 
Chiapa, Estado de Chiapas. Sig. en mex.: abundancia de ca- 
noas. Comp. de acalli, canoa, y la, partícula equivalente á tla % 
significando pluralidad, y que en el idioma náhuatl se pospone 
á las voces terminadas en li, para suavizar su sonido. 

ACALAN. Acallan. — Antiguo señorío sujeto al poder de los 
itzaes, situado entre el Usumacinta y el Peten. Comprendía 
una porción del actual Partido tabasqueño de Balancán y su 
capital era Izancanac. En 1525, después de una marcha llena 
de fatiga, al través de la Ghontalpa y de los llanos situados en- 
tre Tepetitán y el país de Acallan, llegó Hernán Cortés á Izan- 
canac, donde encontró, lo mismo que las tropas que le acompa- 
ñaron en la jornada de las Hibueras (hoy Honduras), una cor- 
dial recepción por parte de Apoocpalon, cacique ó señor de aque*. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 253 

lia provincia. Llevaba el conquistador español, al valeroso mo- 
narca Cuauhtemoc y á otros nobles á quienes no creyó prudente 
dejar en la Capital, temeroso sin duda de que el prestigio que 
su denuedo les habia conquistado, diese por resultado una re- 
belion contra los españoles. El 26 de Febrero hizo valer Cortés 
entre los suyos, que el noble Tlacatecuhtli y sus compañeros 
de infortunio fraguaban una conspiración, los sacó en la noche 
de su prisión y los hizo ahorcar en unos árboles de ceiba. (Erio- 
dendron anfractuosum, D. C. ) 

La voz Acallan sig. en mex. lugar de canoas 6 donde liay 
canoas. Comp. de accdli, canoa, y lan equivalente de tlan, lu- 
gar, y como en el idioma náhuatl, según las reglas de la com* 
posición, se forma el posesivo anteponiendo la cosa poseída al 
poseedor, la palabra acalli seguida de la posposición lan, ex- 
presa perfectamente la interpretación que damos al nombre 
propio Acallan. 

Debemos decir de paso que acalli, canoa, es también voz 
compuesta de atl, agua, y calli, casa. En consecuencia, significa 
casa del agua. 

ACULCINGO. Acoltzineo. — Hacienda en el Departamento 
de Fichucalco, Estado de Chiapas. Sig. en mex.: Charquito. 
Comp. de atl, agua; colal, elemento verbal que se traduce por 
detener, represar, y tzinco, terminación que significa reveren- 
cia y diminución, como lo hace notar el eminente filólogo mexi- 
cano D. Francisco Pimentel. "En fin, dice este autor, es de ad- 
vertir que las posposiciones toman la terminación tzinco, para 
expresar reverencia. Esta terminación suele también significar 
diminución, como en ToUantzinco, lugarcito de juncos. l 

ACUMBA. Acozpa. — Laguna situada al S. del pueblo de San 
Fernando Ocuiltzapotlan, del Partido de Macuspana, Tabasco. 
Sig. en mex.: en el agua amarilla. Comp. de atl, agua; coztic, 
cosa amarilla, y la posposición pa, en. 

ACUMBA. Acozpa. — Arroyo en el Partido de Macuspana, 
Estado de Tabasco. Nace en la laguna que lleva su nombre, co- 
rre en la dirección del S. E. y después de engrosarse con las 
aguas de dos pequeños afluentes, el Castarrical y el Cantemó, 

1 Cuadro de las lenguas indígenas de Métrico, toni. I, pág. 206. 



£54 SOCIEDAD MEXICANA 

desagua en el rio Macuspana, cinco leguas abajo de la villa de 
aquel nombre. (Véase la etimología anterior). 

AQUACATENANGO. Ahuacatenanco.— Población y Muni- 
cipio del Departamento de la Libertad, Estado de Chiápas 
Sig. en mex.: en el cerco 6 lugar rodeado de árboles dé agua- 
cate. Comp. de áhuacaquahuitl, árbol de aguacate. (Persea 
gratissima, Gae), tenamitl, muralla, y co, en. 

AMATAN. A matlán. — Pueblo y Municipio del Departamen- 
to de Simojovel, Estado de Chiapas. Sig. en mex.: cerca de los 
amates. Comp. de amatl, amate (Fieos sp.), y de la posposición 
tlán, junto, cerca. El geroglífico que corresponde á este nom- 
bre en el Códice Mendocino, y que se ve representado en la f ig. 
6, lám. 15 de la obra de Lord Kingsborough, es un rollo de pa- 
pel, amatl: la escritura es fonética. 

AMATAN. AmaÜán. — Pequeño rio que desciende de las 
montañas próximas al pueblo de su nombre en el Estado de 
Chiapas, corre en la dirección del N. O. y desemboca en el rio 
Teapa, frente á la hacienda "Zacualpan" de los Sres. Zepeda. 
(Y. la etim. ant.) 

AMATENANGO. Amatenanco. — Pueblo del Departamento 
del Centro, Estado de Chiapas. Sig. en mex.: en el cerco 6 en el 
lugar cercado de amates. Comp. de amatl, amate (Ficns. sp), 
co, en, y tenamitl, muralla. 

AMATENANGO. Amatenanco. — Población del Departamen- 
to de Comitán, Estado de Chiapas. (V. la etim. ant). 

AMATITAN. AmatiMn.'— Pueblo del Partido de Jalpa, 
Tabasco. Sing. en mex.: entre los arrwies. Comp. de amaÜ, ama- 
te (Ficns. sp.) t y de titlán, entre. 

AMATITAN. AmatiÜán. — (Bocas de). Nombre con que se 
designa el punto en que el rio Palizada se separa del Usuma» 
cinta. (Y. la etim. ant.) 

ATASTA. Aztatla.— Población del Partido del Centro, Es. 
tado de Tabasco. Sig. en mex.: lugar donde abundan las gar- 
zas. Comp. de aztaÜ, garza (Árdea candidíssima, Gra.), y Üa, 
terminación abundancia]. 

AYUTLA Ayotlan. — Municipalidad del Departamento de 
Soconuzco, Chiapas. Sig. en mex.: lugar de tortugas. Comp. de 
ayotl, tortuga, y tlan, lugar. El Sr. Peñafiel cree que el quelo* 
nio representado en la lám. 49 (fig. 2) del Códice Mendocino, 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 255 

publicado por Lord Kingsborough, como geroglífíco de este nom- 
bre corresponde al Ginosternon integrum, Leconte. 

AZTAPA. Aztapan.— Población del Partido de Jalapa, Ta- 
basco. Sig. en mex.: rio de las garzas. Comp. de Aztatl, garza, 
{Árdea candidísima, Gm.) y apan, rio. 



B 



BALANCAN. — Villa, cabecera del Partido de su nombre, en 
Tabasco, situada sobre la margen derecha del rio Usnmacinta. 
Sig. en maya: tigre y culebra. Comp. de Balan, tigre (Felis on- 
(a, L.) y can, culebra. 

BOCHIL. — Hacienda en el Departamento de Simojovel, 
Chiapas. Sig. en tzotzil: vaso. La palabra bochü por sí sola da 
esta significación; ignoramos si el nombre de aquel lugar ha su- 
frido alteración ó perdido alguna partícula que afijara el sus- 
tantivo, le diera una acepción distinta 6 denotara algo peculiar 
de la localidad. 

BOLONAJÁ. Bahmebjá.— Punto del rio Tulijá, distante 
diez leguas próximamente de San Pedro Sabana. Sig. en tzen- 
dal: nueve aguas 6 nueve rios. Comp. de baluneb, nueve, jjd, 
agua, rio 6 arroyo. En ese punto recibe, en efecto, varios afluen- 
tes el Tulijá, que, con el rio principal, hacen el número radical 
de esta voz. 



CACAGUANÓ. CacaJiuanó. — Arroyo en el Departamento 
de Tuxtla, afluente del rio Mezcalapa ó Orijalva, en el cual des- 
emboca por la izquierda, cerca del rio de la Venta. Sig. en zo- 
que: arroyo del cacao. Comp. de cacahua, cacao, y nó, agua, y 
por extensión toda corriente fluvial. 

C AMO APA. Camoapan. — Pequeño rio del Departamento de 
Pichucalco, Chiapas, en donde nace y corre en la dirección del 
N. O. hasta unirse con el Mezcalapa ó Orijalva. Sig, en mex.: 
rio de los camotes. Comp. de apan, rio, y camotti, camote, ba- 
tata (Canvolvulus batatas, L.) 



256 SOCIEDAD MEXICANA 

CAM0AP1TA. — Ribera ó congregación del Departamento 
de Pichucalco. Es diminutivo híbrido de Camoapa. (V. la etim. 
ant.) 

CIMATAN. Zahuatlán. — Antigua población de la Chontal- 
pa y barrio hoy de la ciudad de Cunduacán. Bernal Diaz del 
Castillo visitó este lugar en su viaje de Chiapas á México y 
cuando acompañó á Cortés en la memorable expedición á Hi- 

bueras ú Honduras. "y acercándose á Tabasco llegaron 

á un pueblo llamado Zagutan, es el mismo Cimatan que hoy es 
un barrio de Cunduacán, en cuyo pueblo como ya había estado 
Bernal Diaz, recibieron bien á los españoles; pero á la noche se 
ausentaron pasando entre unas grandes ciénegas. Cortés los 
mandó buscar y solo encontraron siete de los principales y al- 
gunos chiquillos; pero luego se volvieron á huir. Aqui quedó el 
ejército sin guía y permaneció ahí veinte dias, hasta que lo su- 
pieron los de Tabasco y vinieron á alcanzar á Cortés, trayendo 
cincuenta canoas de bastimento/' 1 Sig. en mex.: lugar de sar* 
na. Comp. de zahuatl, sarna, y de Üan, lagar. 

COATAN. Coatlán. — Rio del Soconusco que nace en los An- 
des de aquel Departamento, cerca de la hacienda de Chicharras, 
corre hacia el S. O. y desemboca en una laguna que comunica 
con el Grande Océano por la Barra de San Simón. Sig. en mex.: 
lugar de culebras 6 de víboras. Comp. de coatí, culebra, y tlan, 
lugar. 

COMALCALCO. — Villa cabecera del Partido de este nom- 
bre, en Tabasco. Sig. en mex.: en la casa de los comales. Comp. 
de comalli, utensilio de barro de uso general hasta hoy para co- 
cer las tortillas; calli, casa, y la posposición co, equivalente 
á en. 

COMITAN. Comitldn. — Ciudad cabecera del Departamento 
de su nombre, en Chiapas. Sig. en mex.: lugar de ollas. Comp. 
de comitl, olla, y Üan, lugar. El Sr. Orozco y Berra dio una in- 
terpretación más libre á esta palabra tomándola por lugar de 
alfareros. 

COMIXTLAHÜACAN.— Pueblo del Departamento de Pi- 
chucalco, Chiapas, conocido con el nombre de San Bartolo Gi- 
nebra, situado en una altiplanicie húmeda y templada, en la fal- 

1 Gil y Saene» Comp. hist. y geog. y esU de Tabasco, pág. 100. 



.» 



V* 



BOLETÍN 



DE LA 



EOGRAFIA Y ESTADÍSTICA 



LA REPÚBLICA MEXICANA 



TOMO 1. 



NUNÍ. 5. 



La dirección para toda correspondencia es: 

SOCIEDAD MEXICANA DE 8E0QRAFIA Y ESTADÍSTICA 

MJCXICO. - Ctlle ám fea Amdrfe ítn. 11. 



SUMARIO. — Oaomatologfa Geográfica da Morelos, por el Sr. 
Ingeniero V. Reyes. (Conclusión). — Datos para un diccionario eti- 
mológico Tabasqneflo-chiapaneco, por J. N. Rovirosa. — Catálogo 
etimológico de loa nombres de las poblaciones del Estado de Oaxaca, 
por M. Martínez Guacida. (Continuará). 

Este cuaderno lleva dos láminas. 



MÉXICO 

TIPOGRAFÍA DE EDUARDO DUBLAN 

Calle del Refugio 15 (Entresuelo). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 267 

da occidental de la montaña de la Manzanilla. Sig. en mex.: lia* 
nura de las ollas. Coinp. de comitl, olla, é ixüahuacan, lia» 
nnra. 

Hé aquí lo que dice el Sr. Peñafiel acerca de la termina* 
cion de esta palabra: Ixüahuacan, nombre y terminación com» 
puesta: ix-tla-hua-can, ixüahuacan: ixtti, cara; tlalli, tierra; 
hua, posesión 6 metaplasmo de huan (terminación de plural pa- 
ra todos los nombres); can, lugar; ixtlahua, tierra de superficie» 
con la terminación de lugar can, llanura. l 

COSAUYAPA. Cozahueyapaa. — Hacienda del Departamen- 
to de Pichucalco, Chiapas, situada en la margen izquierda del 
rio Ixtacomitan. Dista una legua de Pichucalco, á cuya pobla- 
ción le sirve de puerto por ser aquel el punto donde el rio co- 
mienza á ner navegable para las embarcaciones que hacen el co- 
mercio con San Juan Bautista de Tabasco. Sig. en mex.: rio 
grande amarillo. Corap. de apán, rio; huey, grande, y cozav*- 
qui, cosa amarilla. 

COSAU YAPITA. — Hacienda situada sobre la derecha del rio 
Ixtacomitan (Chiapas). Dim. híbrido de Cosauyapa. (Y. la 
etim. ant.) 

COYATOK. — Nombre con que los indios zoques designan la 
ciudad de Tuxtla, cabecera del Departamento de aquel nombre 
en el Estado de Chiapas. Sig, en zoque: casa de los conejos 6 
conejera. Comp. de coya, conejo, y tók, casa, habitación. (V. la 
etim. de Tuxtla). 

CUCULTIUPA. Cocolteopan. — Barrio de la ciudad de Cun- 
duacán, Tabasco. Sig. en mex.: Templo de la discordia. Comp. 
de cocolli, riña, enojo, discordia, y de teopan, terminación deri- 
vada de teopantli, templo. 

CUCUYULAPA. Cuahucoyólapan. — Ribera *del Partido de 
Cunduacán. Sig. en mex.: rio de los cascabeles de árbol, ó sea 
rio de los cocoyoles. Comp. de apan, rio, coyolli, cascabel, y 
cuahuiü, árbol. Ahora bien, los mexicanos daban, por semejan- 



1 Catálogo alfabético, pág. 31. 

2 En Tabasco se da el nombre de ribera á cierta extensión de las 
márgenes de los ríos ó arroyos, más ó menos pobladas. El uso y el 
tiempo han hecho extensivo el nombre á toda congregación, sea cual 
fuere su situación. 

33 



2S$ SOCIEDAD MXSXKJ&é, 

z* d» formo, el nombre de c&yotti (cascabel) al {rato de wm. 
palmera (Acrocomáa aculeatu da lostottaicos) denominada jxht 
esto cuahucoyolli, palabra que se trasformó por vicio en 1* 
pronunciación, en cocoyol, y por tanto debe aceptarse la segura- 
da interpretación. 

CUMOAPA. Camoapan.-~&ihBr* del Partida de Cundo*? 
efe* (V. 1* efcim. respectiva),. 



CH 



QHIACALAPA» Chacaiapan.~Vecindváo. ó Congregación 
del. Partido de Jalpa» Sig. en i»ex«: en el agua, d$ loe cámara 
ne*. Comp, de chacalín, camarón; at^ agua, y pan, en. 

CHACALÍN. — Laguna situada al & O» de la hacienda de San- 
ia Inicia, del Partido de Macuspana (Tabasco). Sig; en mex¿ ccfr 
marón. Voz simple que por sí sola da esta significación* 

CHACUIBA. Chacuibac.— Arroyo de la ciudad de Teapa 
(Tabasco). Nace en las colinas del camino de Ogoiba, atraviesa^ 
la población y desemboca en el rio Teapa. Sig. en zoque: arro- 
yo de los árboles bajos. Comp. de chaco, bajo; cwi, árbol, y bac P 
sinónimo de pac, que significa barranca ó cauce de rio ó arroyo,, 
y por extensión las mismas corrientes. 

CHALATBNGO. ChaLatenco, — Nombre de un arroyo de Pi- 
chucalco, Chiapas, que nace en la falda oriental del cerro del 
Naranjo, corre en la dirección del N. E. bagando la villa cita- 
da por el O. y desemboca en el rio Ixtacomitan, abajo del Pa- 
so de Cosauyapa. Sig. en mex.: en el bordead hueco. Comp.de 
co, en; atentli, borde, orilla, y challi, hueco. 

CHALCHIGÜITAN. Chalchihuitlan.— Población de Chia- 
pas, conocida también con el nombre de San Pablo, y situada 
nueve leguas al N. de la capital del Estado. Sig. en mex.: lu- 
gar de piedras preciosas. Comp. de chalchihuitl, piedra precio- 
sa, y tlan, lugar. 

CHAPÜLTENANGO. Chapolt&nanco.— Pueblo del Depar- 
tamento de Pichucalco, situado cinco leguas al S. de Ixtacomi- 
tan, en el centro de la altiplanicie comprendida entre el arroyo 
de Mobac y la falda septentrional de la montaña de Valtierra. 
Sig. en mex.: en el muro ó cercado de los chapulines ó langos- 



DE GEOGRAFÍA. Y ESTADÍSTICA 259 

¿os. Comp. de co y en; tenamiÜ, moro, cenado, y chapolir\ r lan- 
gosta (Acridmm peregrinum, Oliv.) 

CHASPA. Tzaspac. — Rio del Departamento de Chiapa, cu- 
yo nacimiento se encuentra en las montañas situadas al N. O. 
de Copainalá. Corre en la dirección del S. O., recibe varios pe- 
queños afluentes, y pasando por Tecpatán, va á unirse al Mez- 
calapa 6 Grij*l va* abajo- de Quechola. Sig. en zoque: rio de pie* 
dras ó rio pedregoso: Comp. dé tza t piedra, y pac, barranca, cau- 
ce, álveo. La palabra debiera traducirse por cauce de piedra; 
pero no vacilamos en darle una significación más lata, porque 
la costumbre la ba sancionado entre los indios que bablan J* 
lengua, zoque. Debemos advertir también que la s colocada en- 
tre los dos simples que concurren á la formación de esta voz, so- 
lo tiene un valor eufónico, 6 lo que es lo mismo, tiene por obje- 
to suavizar la pronunciación de la palabra. 

O ¿ASPA. Tzaspac — Arroyo en el Departamento de Pichu- 
calco. Nace en la falda occidental del cerro de Buenos Aires y 
desemboca en el arroyo de Jana, afluente á su vez del rio Ixta- 
comí tan. (Y. la etim. ant.) 

CHASPA. Tzaspac. — Ribera en el Municipio de Ixtacomi- 
tan, Chiapas. (Y. la etim. respectiva). 

CHASPA. Tzaspac, — Arroyo afluente del Chacuiba en la 
ciudad de Teapa, Tabasco. (Y. la etim. respectiva). 

CHENALÓ. Chenalhoo. — (San Pedro). Población situada 
seis leguas al N. de San Cristóbal Las Casas, en la zona fría y 
húmeda. Sig. en tzoizil: poca agua 6 libremente escasez de agua» 
Comp. de chenal, poco, y hoo, agua. 

CHIAPA. Chiapan. — Ciudad cabecera del Departamento de 
su nombre en el Estado de Chispas, situada próximamente á 
los 16° 27' 30" lat N. y 5 o 58' 18" long. E. de México, sobre la 
margen derecha del rio MezcaJapa 6 Grijalva. Fué la primera 
población que colonizaron en aquel Estado los españoles, en 
1527. Sig. en mex.: rio de la cltia. Comp. de apan, rio, y chian r 
chia {Salvia polystachya, Ort.) 

CHIAPILLA. — Población situada ocho leguas al S.O. de San 
Cristóbal Las Casas de clima cálido y malsano. Dim. híbrido 
de Chiapa. (Y. la etim. de esta palabra). 

CHICOACAM. Chicoacan. — Arroyo del Partido de Huiman* 
guillo,. Ribera del Caobanal, que desemboca en el rio Mezcala- 



260 SOCIEDAD MEXICANA 

pa, entre las fincas La Victoria y El Paso de Ghicoacam. Sig» 
en mes.: seis lugares, seis puntos 6 seis sitios. Comp. del na* 
meral Chicuáce, seis, y la posposición can, lugar. 

CHICOMÜCELO. Chicomocelo:— Pueblo del Departamento 
de Comitan, distante treinta y ocho leguas de la capital de Chia- 
pas, de clima cálido y malsano, á causa, tal vez, de los pantanos 
que le rodean. Sig. en mex.: siete tigres. Comp. de chicóme, siete, 
y ocelotl (que en plural hace ocelo), tigre (Felis onfa L.) El nu- 
meral chicóme esa su vez compuesto de chico, cinco, y orne, doe> 
pues la numeración hablada de los mexica solo tenia voces sim- 
ples para las cinco primeras cifras, para los números diez, quiív» 
ce y veinte y para las potencias de este último que constituía 
la base de su numeración. 

OHICHICAPA. Chichicapan. — Ribera del Partido de Co- 
malcalco. Sig. en mex.: en el agua amarga. Comp. de chióhic, 
amargo; atl, agua, y pan, en. 

CHICHILTE. Ghichiltic. — Arroyo afluente del Puyacaten- 
go, cuyo nacimiento se encuentra en los lomeríos del camino de 
Tacotal pa á Teapa (Tabanco). Sig. en mex.: colorado. Adjetiva 
simple que da por sí solo la significación expresada y que en es- 
te caso se tomó como sustantivo, tal vez aludiendo al color ro- 
jo que se observa en el terreno al comenzar á escalar las colinas 
del referido camino. 

CHILAPA. Chilapan. — En la Encrucijada, diez leguas al N. 
O. del pueblo de Tepetitan, Tabasco, se divide el rio Tulijá 6 
Tepetitan, en dos brazos. El más oriental y caudaloso, toma la 
denominación que da título k este artículo, y que, describiendo 
una curva hacia el N. O., después de recorrer diez y ocho 6 
veinte leguas, desemboca en el Grijalva, catorce leguas abajo de 
San Juan Bautista. Sig. en mex.: rio de los chiles. Comp. de 
chitti, chile ó pimiento (Capsicum sp.) y apan, rio. 

CHIL APA. Chilapan. — Hacienda ubicada en la jurisdicción 
de Macuspana. (V. la etim. ant.) 

CHILAPILLA. — Rio formado por un brazo que se separa del 
Tepetitan ó Tulijá en la Encrucijada. Su curso general es de 
S. E. á N. O. y desemboca en el Grijalva diez leguas al N. E. 
de San Juan Bautista. Dim. híbrido de Chüapa. (V. la etim. de 
esta palabra). 

. CHILTEPEC. — Barra formada en la desembocadura del Rio 



DE GEOGRAFÍA y ESTADÍSTICA ¿61 

González, en el Golfo, á nueve leguas próximamente de la Ba- 
rra Principal de Tabaáco. Sig. en mex.: en el lugar de los chi- 
les ó del chilar. Comp. de chilli, chile, tepetl, cerro, y c, termina* 
eion denotando en. Para que se comprenda la interpretación que 
«damos á la palabra, oigamos al Sr. Peñafiel: u Tepec. — Una de 
las más frecuentes terminaciones fonéticas de los nombres de 
lugar, compuesta de tepetl, cerro, y de la posposición c, que 
-designa lugar; en la escritura geroglífica se expresa tepec por 
medio de un "signo" y no por la representación figurativa de 
-cerro ó montaña; ese mismo signo puede dar también las síla- 
bas te-pe al principio de dicción: tepec, como terminación, es si- 
nónima de can, de co, de c, de tía 6 flan, de titlan y aun de las 
finales de los nombres verbales de lagar en la escritura gero- 
glífica, como se observa en el Códice del Duque Osuna; pero en 
el de Mendoza, esa terminación generalmente es nominal é in- 
dica siempre el lugar habitado ó poblado." l 

CHIMALAPA., Chimalapan. — Rio del Departamento de 
Toxtla, Estado d? Chiapas, tributario del Grijalva ó Mezcalapa, 
en el cual desemboca cerca del cerro de Mono-pelado. Sig. en me- 
xicano: rio del escudo 6 déla rodela. Comp. de chimilli, escu- 
do, rodela, y apan, rio. 

CHIQUIHUITE. ChiquifiuitL—Lagunñ, situada al N. E. del 
pueblo de San Fernando, del Partido de Macuspana, conocida 
también con el nombre de Congo. Es voz simple y sig. en mex.: 
•cesto. 

CHIQUIHUITE. Chiquihuitl. — Hacienda y sabana situa- 
das á orillas de la laguna del mismo nombre. (Y. la etim. ant). 

CHIQUIHUITE. Chiquihuitl.— Arroyo tributario del rio 
Mezcalapa, al cual se une por la izquierda, cerca de Quechula, 
población del Estado de Chiapas. (V. la etim. respectiva). 

CHONTAL. ChontaUi. — Gentilicio aplicado en Tabasco, al 
•habitante de la Chontalpa. Sig. en mex.: extranjero. 

CHONTALPA. — Chontcdpan. — Denominación que se da al 
territorio situado al N. O. de Tabasco, comprendido entre los lí- 
mites orientales de Veracruz, el Golfo de México y los ríos Gon- 
zález y Mezcalapa. Sig. en mex.: en el extranjero. Comp. de chon- 
¿allí, extranjero, y la posposición pan, en. 

• •• 

1 Nora. geog. de Méx., pág. 33. 



£62 SOCIEDAD MEXICANA 



ECATEPEO. Ehecatepec.— (Sun Felipe). Población situada 
inedia legua al S. O. de la capital de Chiapas. Sig. en mex.: en- 
él cerro del aire. Comp. de ceheeaÜ, aire; tepefl, cerro, 7 e, con- 
tracción de co, que significa en. 

ESCUINTLA. ItzminÜa.— Población del Departamento de 
Soconusco, de clima cálido, distante cien leguas próximamente 
al S. de la capital de Chiapas. Sig. en mex.: abw*dancia de pe- 
rros. Comp. de itzcuintle, perro mexicano (Cante earibams,. 
Lesa.), y tta, terminación abundancia!. l 

ESTAPILLA. — Pueblo del partido de Balancán situado en la 
margen izquierda del rio Usumacinta. Dina, híbrido de Iztapa. 
(V. la etim. de esta palabra). 

ETAPA. Etlapan. — Arroyo del Partido de Jalapa, Tabasoo. 
Sig. en mex.: rio del frijolar. Comp. de etla, frijolar, lugar abun- 
dante en frijol (Phaseolue vnlgarrü, L.), y apan, rio. 

ETAPA. Etlapan. — Hacienda situada cerca del arroyo de- 
án nombre en Jalapa. (V. la etim. ant.) 



GUAQUITEPEQUE. Hueiquütepee.— Población del Depar- 
tamento de Chilon, Chiapas, de clima templado, situada al N. E_ 
de la capital del Estado. Significa en mex.: en el gran certa 
verde. Comp. de c, contracción de co, en; tepetl, cerro, montana;. 
kucy, grande, y quiltic, verde, 

GUAQUITEPEQUE. Hueiquütepec— Pequeño rio que ba- 
ja de las montanas próximas al pueblo de Tenango, -en el De- 
partamento de Chilon; recibe entre otros afluentes el rio Cam- 
mic y se une al Tapijulapa, cerca de la villa de Simojove). (Y. 
la etim. ant) 

GUATACALCO. Huetecalw.—FutUo del Partido del Can- 
too en Tahasco, conocido también oon el nombre de San Fran- 

1 En México solo se conocían dos canideos antes de la conquistar 
el perro mexicano ó perro pelón (C. caribeeus, Le$$.)* y el perro de- 
Chihuahua (C. americantuí, L.) 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA «63 

cisco Estancia Vieja. Sig. en mexicano: en las viejas cetsas de 
piedra. Cotnp, de co, en; huehue, viejo; tetl, piedra, y eaUi, casa. 

GÜETUNÓPAC.— A dos y inedia leguas de Copainalá, en el 
camino de aquella población á Chicoacen; se atraviesa un arro- 
yo que lleva el nombre que da título á este artículo. Sig. en zo- 
que: barranca del agua del gato montes. Corap. de güetu, gato 
montes. (Felis yaguarondi, Lacépéde);' 7i¿, agua, y pac, barran- 
ca, álveo de rio, thalweg. Conviene advertir: 1 P , que las pala- 
bras nó y pac, ya juntas, ya solas en la composición, dan en el 
idioma zoque la noción de rio ó arroyo, y por tanto creemos que 
la voz Qüetunópac puede traducirse por arroyo del gato montes; 
2 P , que la sílaba nó, tiene un sonido mixto entre e y o castella- 
nas, que solo se puede aprender de viva voz, sonido que el padre 
D. José M. Sánchez representa en su Gramática por medio del 
diptongo eo, el cual hemos sustituido con la <J para mayor sen- 
cillez y con el objeto de evitar confusiones. 



H 



HUACAPA. Huecapan. — Ribera del Partido de Cunduacáa. 
Sig. en mex.: rio extraigo. Comp. de hueca, extranjero, advene- 
dizo, y apan, rio. 

HUEHUETLAN. — Pueblo del Departamento de Soconusco, 
célebre en la historia de Chiapas, por estar relacionadas sus tra- 
diciones con las de Votan. Sig. en mex.: lugar antiguo. Comp. 
de huehue, anciano, antiguo, y tlan, lugar. 

HUEIZACATLAN.— Nombre primitivo del valle en que es- 
tá situada la capital de Chiapas. Esta ciudad fué fundada con 
el nombre de Villa Real, por Diego de Mazariegos, en SI de 
Marzo de 1528. "Juan Enrique de Ouzman, en 31 de Julio de 
1531, la llamó Villa Viciosa por odio á su fundador. En 1531 
(11 de Setiembre) se le denominó San Cristóbal de los Lla- 
nos, por haber sido alcalde mayor en ese año Cristóbal de Co- 
taontes. El 7 de Julio de 1536 se le llamó Ciudad Real, por ser 
«ti fundador Mazariegos, nativo de Ciudad Real en la provin- 
cia de la Mancha, teniendo por armas las que se dijo en la par- 
te histórica: conservó esté nombre hasta 27 de Julio de 1829, 



264 SOCIEDAD MEXICANA 

que se le dio otra vez el de San Cristóbal Las Casas, por gra- 
titud y en memoria del segundo Obispo de su Catedral." l 

Está situada á los 16° 34' latitud N. y 6 o 29' longitud E. del 
meridiano de México. 

Hueizacatlan, sig. en mexicano: Zacatlan grande, lo cual quie- 
re decir que á este lugar se le impuso el nombre de otro que se 
llamaba Zacatlan, pero inferior en categoría, como lo indica 
el adverbio huey (grande). Zacatlan significa lugar de zacate; 
se compone de tlan, lugar, y zacatl, zacate, especie de gramí- 
nea. 

HUISTAN. Huitztlan. — Población de Chiapas, de clima hú- 
medo y templado, distante seis leguas al N. O. de San Cristó- 
bal Las Casas. Sig. en mexicano: lugar de espinas. Compuesto 
de huitztli, espina, y tlan, lugar. 

HUISTLA. Huitztla. — Pueblo del Departamento de Soco- 
nusco. Sig. en mexicano: abundancia de espinas ó espinar. 
Compuesto de huitztli, espina, y Üa, partícula abundancial. 

HUITEPEQUE. HueitepetL— Montaña, situada al O. de San 
Cristóbal Las Casas, cuya elevación aproximada, según el Sr. 
Paniagua, es de 8,520 pfés sobre el nivel del mar. Sig. en 
mexicano: montaña grande. Compuesto de huey, grande, y te- 
peÜ, cerro, montaña. 

HÜITIUPAN. Hiuiteopan. —(Santa Catarina). Población 
situada 22 leguas al N. E. de la capital de Chiapas. Sig. en me- 
xicano: gran templo. Compuesto de huey, grande, y teopan, 
contracción de téopanüi, templo. 

HÜITIUPAN. Uueiteopan. — (San Pedro). Población situa- 
da al N. E. de San Cristóbal Las Casas, de la cual dista 23 le- 
guas. (V. la etim. ant). 

HÜITIUPAN. Hueiteopan. — (Asunción). Pueblo del Depar- 
tamento del Centro en Chiapas. (Y. la etim. respectiva). 



i 

ISGUATAN. Izhuatlan. — Pueblo del Departamento de Pi- 
chucalco, situado sobre la margen izquierda del rio Teapa. Sig. 

1 Paniagua. Caí. de hisi. y ert. de Chiapas, pág. 55. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 265 

en mex.: lugar de hojas de maíz verde. Comp. de izhuatl, hoja 
de maíz verde (las que envuelven la mazorca y que en Tabasco 
se llaman joloches), y tlan, lugar "parece conveniente ad- 
vertir que esas mazorcas con hojas verdes "hojas de Toci" to* 
ci-zuatl, formaban los atributos característicos de la diosa To- 
9¡, madre de los dioses y corazón de la tierra, que llevaba una 
gargantilla de ellas y jilotes 6 mazorcas tiernas en las manos: 
es probable que ese lugar estuviera consagrado á la diosa T09 i, 
cuya fiesta celebraban los naturales con la pompa y sacrificios de 
las grandes deidades." l 

ISTAPA. Iztapan. — Población de clima templado y muy sa- 
no del Departamento de Chiapa. Sig. en mex.: sobre la sal. Comp. 
de iztatt, sal, y la posposición pan, encima, sobre. 

ISTAPANGA JO YA.— Población del Departamento dePichu- 
calco, situada en un estrecho y pintoresco valle atravesado por 
el rio Teapa. Cuando por efecto del cólera de 1833 se cortaron 
las relaciones comerciales con Yucatán y con el interior de Chia- 
pas, este lugar surtía de sal á las poblaciones circunvecinas, 
producto que se obtenía de las varias fuentes salinas que exis- 
ten en las faldas de los cerros que forman el valle. Es probable 
que antes de la invasión de los espadóles, existiese allí ese ramo 
de especulación. 

Oscura se nos presenta la etimología de esta palabra; pero á 
juzgar por los elementos lexicológicos que creemos encontrar 
en ella, parece significan lugar que está sobre la sal. 

Es muy esencial hacer notar que el compuesto ha sido lasti- 
mosamente estropeado por el uso, pues las radicales iztatl (sal), 
fxm (sobre) y yan (lugar), que en él se descubren, manifiestan 
hasta la evidencia su origen mexicano, en tanto que tropeza- 
mos con la sílaba ga que en ningún caso puede ser náhuatl, 
puesto que el alfabeto de aquel idioma carece de la letra g. 

En cuanto á la cuestión etimológica, es para nosotros tanto 
más ardua, cuanto que no conocemos el geroglífico de esta po- 
blación. Sin embargo, nos aventuramos á suponer que el lugar 
de las sílabas ga-jo, (sin significación alguna en mexicano), 
hubiese estado ocupado al formarse esta palabra, por el elemento 
verbal cualo, del verbo irregular ca, estar, y entonces se for- 

1 Pefiafiel. Jfomb. geog. de Mex., pág. 133. 

34 



266 SOCIEDAD MEXJCAtfA 

maria la palabra Iztapan-cualo-yan (Iztapanciialoyan), cuya 
significación se aproximaría por lo menos á la que con reserva 
hemos dado anteriormente. 

ISTAPANGAJOYA.— Una de las montañas más notables de 
Tabasco, situada al S. O. de la ciudad de Teapa. Su punto más 
culminante, cuya elevación absoluta no se ha determinado to- 
davía, señala los límites entre ambos Estados por aquel rumbo. 
Este cerro es notable por las fuentes sulfurosas que brotan de 
sus flancos y dan origen á varios arroyos. (Y. la etim. ant.) 

IXTACOMITAN. Iztacomitlan.— Viila del Departamento 
de Pichu calco, situada en la falda occidental del cerro del Ro- 
blar, á 176 metros sobre el nivel del mar. Al S. y á corta dis- 
tancia de esta población existen las ruinas de un templo y ves- 
tigios de otras construcciones españolas que dan á conocer el 
primitivo sitio de su fundación, de donde se trasladó al que hoy 
ocupa, según una antigua tradición, porque las hormigas arrie- 
ras (QScodoma mexicana, Smith),se multiplicaron tanto, que se 
vieron acosados los habitantes y obligados á trasladarse á las 
márgenes del arroyo de Ona. Sig. en mexicano: lugar de httis- 
908 blancos. Compuesto de iztac, blanco, comitl, hueso, y títfti 
lugar. 

IXTACOMITAN. Iztacomitlan.— Rio afluente del Grijalva, 
cuyo nacimiento se encuentra en las montañas de Tapalapa j 
OraciasadioB. Su curso general es de S. á N.; pasa á inmedia- 
ciones del pueblo de Chapultenango, entre la Villa de su nom- 
bre y Pichucalco, y después de recibir numerosos afluentes, 
desemboca en el rio de que es tributario, á legua y media de 
"San Juan Bautista, capital de Tabasco. (V. la etim. ant.) 

IXTACOMITAN. Iztacomitlan.— Ribera del Partido de 
Centro en Tabasco. (V. la etimología respectiva). 

j 

JAQUACAPA. Xalhuacapan. — Pueblo del partido de Jala- 
pa, Estado de Tabasco. Sig. en mex.: en los huacales de arena* 
Comp. de xalli, arena; kuacalli, huacal, y pan» en, sobre. 

JALAPA. Xalapan. — Villa cabecera del Partido de su nom- 
bre en Tabasco. Sig. eu mex.: rio de arena. Comp. de xalli, 
arena, y apan, rio. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 267 

JALPA. Xalpan. — Villa cabecera del Partido de su nombre 
en Tabasco. Sig. en mex.: sobre la arena. Comp. de xalli, are- 
na, y pan, encima, sobre. 

JALTENANGO. Xaltenanco. — Rio afluente del Mezcalapa, 
en el cual desemboca por la izquierda en el territorio de Chia- 
pas. Sig. en mexicano: en el muro de arena. Compuesto de xa- 
lli, arena; tenamiü, cerca ó muro, y co, en. 

JALUPA. Xalopan. — Pueblo del Partido de Jalpa. Sig. en 
mexicano: sobre el camino de arena. Compuesto de xalli, are- 
na; otli, camino, y pan, sobre. 

JIQUIPILAS. Xiquipilan. — Uno de los valles más amenos, 
extensos y pintorescos de Chiapas, situado al S. O. de la capi- 
tal del Estado. Sig. en mexicano: odio mü lugares. Comp. de 
xiquipilli, numeral de cuarto orden en el sistema mexicano, 
que vale ocho mil unidades, y lan, terminación que denota lu- 
gar y que se pospone á los nombres terminados en Ui 6 li. Tra- 
ducida libremente la palabra xiquipilan, bien podría tomarse 
por lugar extenso y poblado. 

JITOTOL. Xitotol (San Juan Bautista).— Población del De- 
partamento de Simojovel, situada á 16 leguas al N. O. de San 
Cristóbal Las Casas. Sig. en mexicano: pájaro de ombligo ó que 
tiene ombligo. Compuesto de xitl, ombligo, y tototl, pájaro. 

JOMENÁS. — Nombre impuesto á Pichucalco (Chiapan), por 
los indios de Chapul tenango. Sig. en zoque: tierra nueva. Com- 
puesto dejóme, nuevo, y fias, tierra. E*ta palabra parece serr 
ana imperfecta traducción de Pueblo nuevo, nombre español de 
Pichucalco, que prevaleció y estuvo muy en boga cuando se eri- 
gió en cabecera del "Departamento del Noroeste" y se traslada- 
ron allí los poderes locales, que residian antiguamente en Ixta- 
eomitan. 

M 

MACTJLTEPEQUE. Macuütepec— Ribera del Partido del 
«entro en Tabasco. Sig. en mexicano: cinco luyares. Compues- 
to de macuilli, cinco, y tepee, terminación que como hemos vis- 
to en otro lugar, equivale á tlan. 

MACTUMATZA. — Montaña situada & corta distancia de la 
hacienda El Achiote, Estado de Chiapas. Sig. en zoque: once 



268 SOCIEDAD MEXICANA 

piedras. Compuesto de mactuTno, once, y tzá, piedra. El nume- 
ral mactumo, se compone de mac, diez, y tumo, uno. 

MAPASTEPEQUE. Mapachtepec— Pueblo del Departamen- 
to de Tonalá, Chiapas, situado en la costa del Pacífico á 92 le- 
guas de la capital del Estado. Sig. en mexicano: lugar de rao- 
paches. Compuesto de mapach, mapache (Procyon lotor Alien), 
y la terminación de lugar, tepec. 

MAZALTEPEQUE. Afazatepec. — Hacienda ubicada en ei 
Partido del centro, Tabasco. Sig. en mexicano: lugar de vena- 
dos. Compuesto de mazatl, venado (JJariacus virginiamus, 
Brooke), y tepec, lugar. 

MAZAPA. Mazapán. — Municipio del Departamento de Si- 
mojovel. Sig. en mexicano: rio de loe venados. Compuesto de 
mazatl, venado, y apan, rio. 

MAZ ATAN. MazaÜan. — Población del Departamento de So- 
conusco. Sig. en mexicano: lugar de venados. Compuesto de 
mazatl, venado, y Üan, lugar. 

MECATEPEQUE. Mecatepec— Pueblo del Partido de Hui- 
manguillo. Sig. en mexicano: lugar de cordeles. Compuesto de 
mecatl, cordel, y tepec, lugar. 

MEXICAPA. Mexicapan. — Rio del Departamento de Soco- 
nusco. Sig. en mexicano: rio de los mexicanos. Compuesto de 
mexica, plural de mexicatl, mexicano, y apan, rio. 

MEZCALAPA. Afetzcalapan. — Con los nombres de Mezcala- 
pa, Chiapa y Grijalva, se encuentra descrito en diversos tra- 
tados de Geografía, uno de los más caudalosos rios que recorren 
los territorios de Tabasco y Chiapas. Nace en las sierras de 
Guatemala y atraviesa los Departamentos de Comitan, La Li- 
bertad, Chiapa y Tuxtla, con la denominación de Rio Chiapa. 
Al tocar los límites occidentales del Departamento de Pichu- 
calco, y los meridionales del Partido de Huimanguillo en Ta- 
basco, toma el nombre de Mezccdapa, el cual conserva hasta las 
inmediaciones de San Juan Bautista, donde comienza á llamar- 
se Grijalva, por haber sido el capitán de este apellido el primer 
europeo que visitó su desembocadura en el Golfo de México. 
La palabra Metzcalapan significa en mexicano: rio de los mez- 
cales. Compuesto de metzcalli, mezcal (especie de agave), y 
apan, rio. 

MICHOL.— Rio tributario del Tulijá, cuyo nacimiento se en- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 269 

cnentra en las montañas situadas al S. de las Boinas del Pa- 
lenque. Su confluencia con el rio principal está entre las cata- 
ratas del Salto y la Cruzada del mismo nombre. Sig. en tzen- 
dal: estrechura. Esta voz parece ser una corrupción de midió* 
lal, palabra perteneciente al tzotzil, en cuya lengua significa 
también estrechura, apretadura. 

MOBA. Mobac. — Caudaloso afluente del rio Ixtacomitan, en 
el cual desemboca, cerca de Chapultenango. Este arroyo cons- 
tituye uno de los más grandes obstáculos en el camino de Pi- 
chucalco á Tuxtla Gutiérrez, porque corre en una profunda ca- 
ñada formada por montañas muy escarpadas, y sus crecidas en- 
torpecen con frecuencia la marcha de los viajeros y comercian- 
tes. Sig. en zoque: arroyo del venado. Compuesto de moa, ve- 
nado {Cariocas virginianus, Brooke), que por el metaplasmo 
pierde la vocal a; y bac, álveo de arroyo ó la misma corriente. 



N 

NECPA. Ncxpan. — Lugar abandonado en el camino de San 
Pedro Sabana al Palenque. Sig. en mexicano: sobre la ceniza. 
Compuesto de nextli, ceniza, y pan, encima, sobre. 

NÓTZIPAC. — A media legua de Copainalá, en el camino de 
Chicoacen, se encuentra un arroyo que lleva este nombre. Sig. 
en zoque: arroyo de la nutria. Compuesto de nótzii, nutria, y 
pac, arroyo. El sustantivo nótzii se compone de dos voces, nó, 
agua, y tzii, nombre de la zorra mochilera ó zorro blanco (Di* 
ddphis virginiana, Kerr.); en consecuencia, los indios zoques, 
al designar la nutria ó perro do agua (Lutra felina, Coues), 
con aquel nombre, han querido significar zorra de agua. 



OCOCINGO. Ocotzinco.— Villa situada al N. E. de la capi- 
tal de Chiapas, de la cual dista 24 leguas. Sig. en mexicano: 
donde comienzan los ocotes. Compuesto do ocotl t ocote (Pinus 
teocote, Scheid), y tzinco, que significa al principio, al comen- 
zar alguna cosa. 



270 SOCIEDAD MEXICANA 

OCSOLOTAN. OceloÜaru—PnMo del Partido de Tacotal pe. 
Sig. en mexicano: lugar de tigres. Compuesto de ocelotl, tigra* 
(FdU onga $ L.), y tlan, lugar. 

OCOTEPEQUE. Ocotepec.— Pueblo del Departamento de Pr- 
chucalco, situado en el camino de Ixtacomitan á Tuxtla Gutie* 
rrez. Sig. en mexicano: en el cerro de los ocotes. Compuesto <ift 
ocott, ocote; tepetl, cerro, montana, y c, contracción de co, en. 

OCÜAPAN. Ocoapan. — Pueblo del Partido de Huinaangui- 
11o. Sig. eu mexicano: en el agua de los ocotes. Compuesto da 
ocoÜ, ocote; aÜ, agua, y pan, en, sobre. 

QCUILAPA. Ocuüapan. — Rio tributario del Mezcalapa 6 
Grijalva, al cual se une por la izquierda en territorio de Chia- 
pas. Sig. en mexicano: rio de los gusanos adelas orugas. Com- 
puesto de ocuilin, gusano, oruga, y apan, rio. 

OSTITAN. Oztotülan. — Demarcación del Partido de Hui- 
manguülo. Sig. en mexicano: entre las cuevas. Compuesto de 
oztotl, cueva, y tifian, entre. 

OSTUACAN, Oztohuacan. — Población del Departamento de 
Pichucalco, situada sobre la margen derecha del rio Magdalena, 
afluente del Mezcalapa. Sig. en mexicano: lugar que tiene cue- 
vas. Compuesto de oztoÜ, cueva, y huacan, terminación que 
denota lugar, al mismo tiempo que posesión. 

OTATITLAN. (Santuario de).— Pequeña finca de la ribera 
de Ixtacomitan, Partido del Centro en Tabasco. Sig. en mexi- 
cano: entre los otates. Compuesto de otatl, otate (Gruadua an- 
gustifolia), y tillan, entre. 

OXCHUC. — Población del Departamento de Chilon, situada 
10 leguas al N. E. de San Cristóbal Las Casas. Sig. en maya: 
carbón de ox 6 de rabión. Compuesto de ox, árbol que lleva ese 
nombre en el lenguaje provincial y que corresponde al Brosi- 
mum alicastrum de los botánicos, y de chuc, carbón. 



PANTEPEC— Pueblo del Departamento de Pichucalco, Es- 
tado de Chiapas. 

En la lámina 15, figura 8, de la obra de Lord Kingsborugh, 
titulada Antiquüies of México, se encuentra el geroglíf ico de 



DE GEOGRAFÍA. Y ESTADÍSTICA 271 

este nombre de lagar, qu* consiste en un pantli (bandera) y en 
el signo tepetl (montaña ó cerro). Sigiendo las reglas de la com- 
posición, esto es» atendiendo á que las vocea seguidas de otras 
pierden en el idioma náhuatl la terminación, se obtiene de los dos 
«implas anteriores, la palabra pan-tepetl, y como* en virtud de 
las reglas gramaticales del mismo idioma,, pantli está en el car 
so genitivo, el compuesto debe interpretarse por cerro de la ban- 
dera. 

Dos autoridades nos dan una traducción mu y diversa. El Sr. 
Orozco y Berra, en su importante obra Historia antigua y ds 
la conquista de México, y el Sr. Peñafiel en sus Nombres geo- 
gráficos de México, asientan que el. geroglífico de esta pobla- 
ción es en parte eufónico y en parte simbólico* Ambos han to- 
mado el pantli como representación de pan f posposición mexi- 
cana que significa encima, sobre, y la ánfora invertida como 
ideográfica de montaña ó cerro, é interpretan el todo: encima 
del cerro. 

Profundo respeto profeso á las obras del Sr. Orozco; grande 
es el afecto que me inspira la amistad del Sr. Peñafiel; pero 
ellos y yo disentimos en opinión acerca de la etimología de es- 
a palabra. Si la vos de que se trata fuera pantepetl, podria 
aceptarse aquella significación, aunque nos chocaría ver uñar 
posposición náhuatl antepuesta al sustantivo, contra las reglas 
sintácticas de ese idioma; mas el compuesto en discusión es pan- 
tepec, voz resultante de pantli (bandera) tepetl (cerro ó monta- 
ña) y c, contracción de la posposición co. Opinamos, en conse- 
cuencia, que pantepec significa, en el cerro ó en la montaña de 
la bandera; y no, encima del cerro, como dice el Sr. Orozco y 
Berra. 

La interpretación que proponemos, fundada, como se ve, en 
«1 análisis de los elementos lexicológicos que forman esta pala- 
bra, estáconforme con un hecho que es interesante consignar aquí. 
En 1868 se abrió una senda de Ixtacomitan á Pantepec, siguien- 
do la línea de división de las aguas en la cadena de montañas 
que corre de S. á N. entre los rios Teapa é Ixtacomitan. La es* 
pesura de las selvas de aquellos lugares impedia á los directo- 
res de los trabajos inspeccionar el terreno á distancia, y de im- 
proviso, las escarpaduras de una elevada montaña situada al. 
S. O. de Tapilula y casi á la vista de Pantepec, opusieron insu» 



272 SOCIEDAD MEXICANA 

perables obstáculos al trazo de la vía. Era el cerro de banderas, 
según las explicaciones que dieron los indios de Pantepec, quie- 
nes conservan por tradición el origen del nombre de su loca- 
lidad. 

PECHUCALCO. Pitzocalco.— Pueblo del Partido de Cun- 
duacán. (V. la etim. de Pichucalco). 

PETALCINGO. Petatzinco.— Población del Departamento 
del Palenque, distante 24 leguas de la capital de Cbiapas. Sig. 
en mexicano: en el pequeño PetaÜa. Compuesto de petatla, nom- 
bre de otro pueblo, y de tzinco, terminación -le diminutivo. Pe- 
tatla se compone de petatl, estera, y de tlu. terminación abun- 
dancia!; significa: abundancia de esteras. 

PICHUCALCO. Pitzocalco. — Villa cabecera del Departa- 
mento de su nombre, situada á 45 leguas al N. O. de la capital de 
Chiapas. Sig. en mexicano: en la zaJturda de marranos. Com- 
puesto depitzotl, marrano; calli, casa, que por extensión se apli- 
ca al chiquero donde se encierran de noche á los marranos, y 
co, en. 

PIJI JIAPA. Pixixiapan.— Pueblo del Estado de Chiapas, si- 
tuado en la costa del Pacífico, Sig. en mexicano: rio de los pi- 
jijes ó picliichiles. Compuesto depixixilli, ave conocida con los 
nombres adulterados de pijije y pichichil (Dendrocygna arbó- 
rea Sw.), y de apan 9 rio. 

PIJIJIAPA. Pixixiapan. — Barra formada en la costa del 
Pacífico, por el rio del mismo nombre. (V. la etim. ant.) 

PINGNO. — En el camino de Tecpatan á Magdalena, Estado de 
Chiapas, se encuentra una fuente termo-sulfurosa que lleva 
este nombre. Sig. en zoque: agua caliente. Compuesto de ping, 
caliente, y de nó, agua. 

PINOLA.— Pueblo situado al S. O. de San Cristóbal Las Ca- 
sas. Sig. en mexicano: abundancia d>e pinole. Compuesto depi» 
noüi t pinole, especie de harina de maíz tostado, y la, termina- 
ción abundancial. 

POANÁ. Poanó. — Rio del Estado de Tabasco que baja de 
las montañas situadas al S. E. de Tacotalpa, corre al N. E. ba- 
ñando las haciendas Trinidad, Portacoeli y San Miguel, y des- 
emboca en el Puscatan 6 Macuspana, cinco leguas arriba de la 
Villa de ese nombre. Sig. en zoque: rio de los jólodncs. Com- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 273 

puesto de poa 9 planta conocida en Chiapas con el nombre pro- 
vincial de majagua, y en Tabaaco con el de jolocin (Heliocar* 
pus appendiculatus, Turez.), y de nó, agua ó rio. 

POPC^ Pobotzá. — Hacienda del Partido de Tacotal pa. 
Sig. en zoque: piedra blanca. Compuesto de pobo, blanco, y de 
tzá, piedra. 

Q 

QUECHULA. Qucchola. — Población del Departamento de 
Tuxtla, Estado de Chiapas. Sig. en mexicano: abundancia dé 
madrugadores. Compuesto de quechoüi, avecilla conocida con 
el nombre de madrugador (Tyranus vocifcrans, Sw.), y la, ter- 
minación abundancia!. 



SAGÜINÓ. Tzagüinó.— Arroyo del Partido de Tacotalpa. 
Nace en los flancos del Madrigal y desagua en el rio de Taco- 
talpa, entre la población de aquel nombre y Tapijulapa. Sig. en 
zoque: arroyo de los monos. Compuesto de tzagüi, mono, y de 
nó agua, arroyo. 

SAYULA. Zayola. — Pueblo del Departamento de Pichucal- 
co. Sig. en mexicano: abundancia de moscas. Compuesto de 
zayollin, mosca, y de la, terminación abundancial. 

SOLISTAGÜACAN. Zolixtlahuacan (Pueblo Nuevo).— Pue- 
blo situada al N. O. de San Cristóbal Las Casas en el Departa- 
mento de Siinojovel. Sig. en mexicano: llanura de las codorni- 
ces. Compuesto de zolin, codorniz, y de ixüahuacan, llanura. 

SOYATACO. Zoyatlaco.— Pueblo del Partido de Jalpa. Sig. 
en mexicano: en el palmar. Compuesto de zoyotia, palmar, y 
de co, en. 

SUCHE. Xóchitl. — Arroyo del Estado de Tabasco situado al 
S. O. del pueblo de Tepetitan, en cuyo río desemboca forman- 
do el desagüe de las Playas del mismo nombre. Es voz simple 
y sig. en mexicano: flor. 

SUCHIAPA. Xochiapan. — Pueblo de clima cálido del De- 
partamento de Chiapa. Sig. en mexicano: rio de las flores. Com- 
puesto de Xóchitl, flor, y apan, rio. 

35 



274 SOCIEDAD MEXICANA 

SUCHIATE. Xocfciatí.— Barra formada en la costa del Pa- 
cífico, litoral del Estado de Chiapas, por el rio de este nombre, 
la cual se fijó como punto de partida, por el tratado de 27 de 
Setiembre de 1882 concluido entre México y Guatemala, para 
la demarcación de los límites de ambos países. Sig. en mexica- 
no: agua de las fiares. Compuesto de xochiil, flor, y atl, agua 

SÜLTJSUCHIAPA. Xüoxochiapan.— Población del Depar- 
tamento de Pichucaleo situada spbre la margen izquierda del rio 
Teapa. Sig. en mexicano: rio délos tumbüées. Compuesto de 
(tiloxochitl, tumbilé (Carolinea fastuosa, Fl. mex. ic. ined.), y 
de apan, rio. 

SH 

SHOSHPA. Shoshpac. — Arroyo afluente del rio Ixtacomitan, 
cuyo nacimiento se encuentra en el flanco S. E. del cerro del 
Roblar. Sig. en zoque: arroyo ó barranca de los tumbüées. Com- 
puesto de shoshpo, tumbilé {CaróLvaea fastuosa, Fl. mex. ic. 
ined.), y de pac, arroyo ó barranca. 

SHOSHPONÓ. — Nombre que los indios de Chapul tenango 
dan al pueblo de Sulu^uchiapa. Sig. en zoque: rio de los tum- 
büées. Compuesto de shoshpo, tumbilé, y de nó, agua, rio. (V. la 
etimología de Sulusuchiapa). 



TABASCO. Tlapalco? — Vigésimo segundo Estado de la Con- 
federación Mexicana, en el orden alfabético. Se halla situado, 
según García Cubas, entre los 16° 50' y los 18° 39' lat. N., y 
entre los 5 o 11' y los 8 o 10' long. oriental de México. Tiene por 
límites al N. el Golfo de México que baña sus costas en una ex- 
tensión de 37 leguas; al E. Campeche; al S. E. el territorio del 
Peten, de la República de Guatemala; al S. Chiapas, y al O. Ve- 
racruz. Su área es de 32,935 kilómetros cuadrados, y su pobla- 
ción de 110,000 habitantes. La capital del Estado es San Juan 
Bautista, llamada antiguamente Villa Hermosa, situada en la 
margen izquierda del rio Grijalva. 

Muchos escritores autorizados por su saber unos, ú obede- 



I 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 275 

deudo al deseo de darnos la interpretación de la palabra Ta- 
basco otros, han emitido opiniones tan diversas, como diverso 
es el origen que se atribuye á la voz. Bernal Diaz del Castillo, 
refiriéndose al rio que descubrió Juan de Orijalva el 7 de Ju- 
nio de 1518 (XIII tochüi de la cronología mexicana), dice que 
su nombre (Tabasco), era el mismo del cacique que gobernaba 
toda la provincia. ! A esto agrega el Presbítero D. Manuel Gil 
y Saenz: 

"Sin embargo que el nombre de Tabasco debe ser una pala- 
bra de contracción, pues así simplemente pronunciada no es 
Maya ni Azteca, algunos quieren que venga del nombre de Ta- 
baco, otros del nombre mayo Tabuzoz 6 Tabuzco, nombre de 
un pueblo antiguo de Yucatán; pero nosotros, sin creernos ins- 
truidos en este punto, juzgamos ser, que como fueron engaña- 
dos los españoles la segunda vez por los indio*, pues no los re- 
cibieron como la primera, sino con flecha» y en guerra, así es 
que le pondría Aguilar, ú otro que supiese la Maya, el nombre 
de Tazcoób, que significa en plural "engañados/' ó también pue- 
de ser que, cuando se destruyó el reino de Mayapan, en donde 
murieron muchos tabasqueños, el resto que se hizo indepen- 
diente, al constituirse, le pondría á esta provincia Tazcoob, 
"fuimos jugados ó engañado».' 1 2 

La aseveración de Bernal Diaz es inverosímil, porque al arri- 
bar Grijalva á nuestras costas, existia en Tabasco una sociedad 
más ó menos constituida y el nombre de toda la comarca debia 
ser antiguo y no el de un tlatoani que ni siquiera la celebridad 
histórica habia alcanzado por sus hechos. En cuanto al origen 
que el historiador tabasqueño atribuye á la voz, no solo lo juz- 
gamos inaceptable porque la expedición de Cortés ya tenia co- 
nocimiento, desde su salida de Cuba, de un país que se llamaba 
Tabasco, sino ridículo, puesto que el mismo escritor dice: "le 
pondría Aguilar ú otro que supiese la Maya el nombre de Taz* 
coob," es decir, supone un hecho, sin apoyarse en documento 
alguno. No obstante esto, hemos visto con estrañeza que el Sr. 
Orozco y Berra, notable historiador, á quien las más respeta- 
bles autoridades han juzgado dotado de un recto criterio, haya 

1 Bernal Diaz, cap. XL 

2 Manuel Gil y Saenz, Corop., hist, etc., de Tabasco, pág. 8. 



276 SOCIEDAD MEXICANA 

aceptado semejante etimología. "Parece lo mejor averiguado, 
dice, que el nombre antiguo del país es Tazcoob, de cuya pala- 
bra 8& formó Tabasco ." 1 

Ante opiniones tan encontradas, y no contando con el seguro 
auxilio de las escrituras geroglíficas, deberíamos abstenernos de 
llevar al terreno de la discusión un elemento más que oscurecer 
pudiera el punto; pero la estructura, aunque bastante adultera- 
da, y la eufonía de Ja palabra Tabasco, nos inducen á creer que 
es de origen náhuatl, y, con reserva, vamos á someter nuestra 
humilde opinión al criterio de las personas entendidas en la 
materia. Entre los pocos autores que hemos podido consultar, 
nuestro ilustrado amigo D. Alberto Correa es quien parece ha- 
bernos dado una traducción más satisfactoria de esta voz; la 
que se ajusta á los elementos que alcanzamos á descubrir en 
ella; la que se conforma más con las condiciones físicas del te- 
rritorio á que se aplica, porque los mexica, antes de imponer 
nombre á un lugar, procuraban conocer con perfección la topo- 
grafía, la climatología, la flora, la fauna, etc., y aquello que im- 
primía un carácter, una fisonomía peculiar á la localidad, ó que 
llamaba más la atención, servia de base para formar una voz 
de fácil y suave pronunciación, merced á las admirables reglas 
sintácticas del idioma náhuatl, cuya voz expresaba con claridad 
y precisión el concepto. 

El Sr. Correa opina, con otros autores que no cita, que Ta- 
basco viene de Üapcdco. 2 No analiza esta palabra y la traduce 
libremente: lugar donde la tierra está húmeda. Nosotros cree- 
mos que está formada de tlalli, tierra; de paltic, cosa mojada ó 
húmeda, y de co, en; elementos que literalmente dicen: en la 
tierra húmeda. 

TACOTALPA. Tlacotlalpan.— Villa cabecera del Partido de 
su nombre y antigua capital de la Provincia de Tabasco, en la 
época del Gobierno colonial. Está situada en la margen izquier- 
da del rio de la Sierra. Sig. en mexicano: en la tierra de las 
breñas 6 délas malezas. Compuesto de tlacotl, maleza, breña; 
de tlalli, tierra, y de co, en. 

TAMASULAPA. Tamazolapan. — Hacienda del Departa- 

1 Hist. ant y de la Oonq. de Méx., vol. IV, pág. 32. 

2 Alberto Correa. Oeog. de Méx., pág. 59. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTDAISTICA 277 

mentó de la Libertad, Estado de Chiapas. Sig. en mexicano: 
rio de los sapos. Compuesto de tamazollin, sapo (Bufo sp.) y 
de apan, rio. 

TANGUÑA. Tangüinó. — Pequeño arroyo afluente del Ona, 
que baña la villa de Ixtacomitán por el Occidente. Sig. en zo- 
que: arroyo de los tanchiches. Compuesto de tanyüi, tanchiche, 
árnica del país (Tithonia spJ), y de nó, agua, arroyo. 

TAPALAPA. Tlapalapan. — Pueblo del Departamento de Pi- 
chucalco. Sig. en mexicano: rio de la tierra arcillosa. Com- 
puesto de tlalli, tierra; de palli, arcilla, barro, y de apan, rio. 

Nota. — Para que se vea la perfecta concordancia de esta eti- 
mología con la localidad, hacemos constar que el lecho del rio 
y la población do Tapalapa, descansan en formaciones de arci- 
lla de superior calidad, á lo cual se debe que sus habitantes, in- 
dios de la gran familia zoque, sean alfareros casi en su totali- 
dad. La loza corriente que fabrican se expende en muchas po- 
blaciones de Chiapas, y aun en la capital de Tabasco. 

TAPIJÜLAPA. Tlapihuilapaní— Población del Partido de 
Tacotalpa, situada en la confluencia de los rios Ocsolotan y Pie 
de la Cuesta. Sig. en mexicano: rio que se acrecienta 6 que cre- 
ce. Compuesto del elemento verbal tlapihuüo, acrecentarse ó 
crecerse alguna cosa, y de apan, rio. 

TAPIJULUYA. Tlapihuiloyan. — Pequeño arroyo del pue- 
blo de Atasta, situado al occidente de San Juan Bautista. Sig. 
en mexicano: lugar que se crece. Compuesto del elemento ver- 
bal ÜapihvÁlo, crecerse, y de la posposición yan que entra en 
composición con los nombres verbales y significa lugar. 

TEAPA. Teapan. — Ciudad cabecera de su localidad en Ta- 
basco, situada sobre la margen izquierda del rio del mismo nom- 
bre y bajo los 17° 13' 20" lat. N. y 6 o 20' 52" long. E. de Me'xi- 
co. Esta población era una de las más importantes de Tabasco 
en los tiempos de la conquista de México, según aparece del re- 
lato que hace Bernal Diaz del Castillo, de su penoso viaje des- 
de Chiapas á la Chontalpa, por el actual camino de Zacualpa. 

El 4 de Enero de 1857, siendo gobernador del Estado D. Gre- 
gorio Pairó, fué* erigida en ciudad bajo la advocación de San- 
tiago. 

La palabra Teapa significa en mexicano: rio de piedra ó rio 
pedregoso. Se compone de tetl, piedra, y de apan, rio. 



278 SOCIEDAD MEXICANA 

TEAPA. Teapan.— Rio del Estado de Tabasco. Nace en las 
montañas de la Manzanilla y de Pantepec, en el Estado de Chia- 
pas; pasa por Tapilula, Izhuatlan, Zacualpa, Sulusuchiapa, Ix- 
tapangajoya y la ciudad que lleva su nombre, y en la Isla, ha- 
cienda de Tabasco situada á corta distancia de Pueblo-Nuevo 
de las Raíces, se une al rio de Tacotalpa ó de la Sierra. (V. la 
etim. ant.) 

TECOLUTA. Tecolotla.— Pueblo del" Partido de Nacajuca. 
Sig. en mexicano: abundancia de buhos. Compuesto de teco- 
lotl, buho, tecolote. (Bubo virginiamus, Bp.), y de tía, termi- 
nación abundancial. 

TECOLUTA. (de las montañas). Tecolotla.— Pueblo del Par- 
tido de Comalcalco. (Y. la etim. ant) 

TECOLUTILLA.— Pueblo del Partido de Comalcalco. Su 
nombre es diminutivo híbrido de Tecoluta. (V. la etim. de es- 
ta voz). 

TECPAT AN. TecpaÜan.— Pueblo del Departamento de Chia- 
pa y antigua capital de los Zoques, poderoso Estado que se ex- 
tendía hasta Oaxaca por el Occidente y por el Oriente hasta 
Tabasco. Existen allí las ruinas de un gran convento que per- 
teneció & la orden de Santo Domingo de Chiapas. 

Sig. en mexicano: lugar de guijarros 6 de pedernales. Com- 
puesto de tecpatl, pedernal, y de Üan, lugar. 

TECPATE. TecpaÜa.— Arroyo del Departamento de Pichu- 
calco tributario del rio Ixtacomitan. Sig. en mexicano: abun- 
dancia de pedernales. Compuesto de tecpatl, pedernal, y de tía, 
terminación abundancial. 

TENANGO. Tenanco.— Pueblo del Departamento de Chilon, 
situado 17 leguas al N. E. de San Cristóbal Las Casas. Sig. en 
mexicano: en la muralla 6 en d cercado. Compuesto de tena- 
mitl, muralla, cercado, y de co, en. 

TENEJAPA. Tenexapan. — Pueblo de temperatura templa- 
da y atmósfera húmeda, situado á seis leguas de la capital de 
Chiapas, en el camino del Palenque. Sig. en mexicano: en d 
agua de cal. Compuesto de tenexüi, cal; de all, agua, y de pan, 
en. Tenextli es á su vez compuesto de tetl, piedra, y de nextli, 
ceniza; de modo que significa literalmente ceniza de piedra. 

TEPECENTILA TepetzinÜa.— Arroyo afluente del rio Te- 
petitan en el Partido de Macuspana, conocido también con el 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 279 

nombre de Alcalde-Mayar, cuyo cauce hasta la "Lagartera/' se 
fijó como línea divisoria entre Tabasco y Chiapas. Sig. en me- 
xicano: á la falda del cerro. Compuesto de tepetl, cerro, y de 
tzintla, abajo, falda, ladera. Esta significación alude 3in duda, 
á que el arroyo corre casi á la falda del cerro del Chinal, de la 
hacienda San Diego. 

TEPETITAN. Tepetitlan.— Pueblo del Partido de Macuepa- 
na, notable en la historia de Tabasco por haber sido uno de los 
puntos donde acampó Cortes, su ejército y el denodado Empe- 
rador Cuauhtemoc en la memorable jornada de las Hibueras ú 
Honduras. Sig. en mexicano: entre los cerros. Compuesto de 
tepetl, cerro, y de titían, entre. 

Alguien que conozca la posición y topografía de este pueblo, 
objetará que no existen ni colinas en sus alrededores; pero á 
esto contestaríamos que, si bien eran escrupulosos en alto gra- 
do los mexicanos para dar nombres á los lugares, estos mismos 
nombres fueron después trasportados á otras comarcas que no 
reunían las mismas condiciones. 

TILA. Tlillan. — Pueblo del Departamento del Palenque. 
Sig. en mexicano: lugar tenebroso. Compuesto de ttüli, tizne 
ó negrura, y de lan, terminación equivalente á tlan, lugar; la 
cual se pospone á los nombres que acaban en las sílabas lli 6 li. 

La significación de esta palabra alude, sin duda, á lo nebu- 
loso del lugar, por estar situado á considerable altura y en la 
zona húmeda de la sierra. 

TILTEPEC. Tlütepec— Hacienda del Departamento de To- 
nalá, Estado de Chiapas. Sig. en mexicano: en el cerro negro. 
Compuesto de tliltic, cosa negra; de tepetl, cerro, y de c, en. 

TON ALÁ. Tonallan. — Ciudad cabecera del Departamento de 
su nombre, aituada al S. O. de San Cristóbal Las Casas, y bajo 
las coordenadas 16° 7' 18" lat. N. y 5° 4' 31" long. E. de Méxi- 
co. Sig. en mexicano: lugar cálido. Compuesto de tonalli, ca- 
lor del sol ó estío, y de lan, terminación que denota lugar. 

TONALÁ. Tonallan. — Barra formada en la costa de Tabasco 
por el rio Tancochapa. (V. la etim. ant.) 

TOTOLAPA. Totolapan.— Pueblo situado al S. E. de San 
Cristóbal Las Casas, en el Departamento de Comitan. Sig. en 
mexicano: rio délos pav0S ó de los guajolotes. Compuesto de 
totollin, pavo, guajolote (Mdleagrisgallopavo, L.), y de apan, rio. 



280 SOCIEDAD MEXICANA 

TUCTA. Tochtla.— Pueblo del Partido de Nacajuca, Estado 
de Tabasco. Sig. en mexicano: abundancia de conejos. Com- 
puesto de tochtli, conejo, y de tía, terminación abundancia]. 

TULIJÁ. Tuniljá. — Rio de los Estados de Tabasco y Chia- 
pas, afluente del Gríjalva. Nace en las montañas de Bachajon 
con el nombre de Rio Cántela, y engrosado por numerosos 
afluentes penetra en el territorio de Tabasco, después de formar 
la hermosa catarata del Salto, Al recibir el Puscatan ó Macus- 
pana, toma el nombre de Tepetitan, y en la Encrucijada, el de 
Chilapa, el cual conserva hasta que se une con el Gríjalva. Sig. 
en tzendal: rio de piedra 6 rio pedregoso. Compuesto de tunil, 
piedra, y de já, agua 6 rio. 

TÜSANTLAN. Tozantlan.— Pueblo del Departamento de 
Soconusco. Sig. en mexicano: lugar de tuzas. Compuesto de 
tozan, tuza, (Geomys hispidus, L9 Conté), y de Üan, lugar. 

TUXTLA. Tochtla. — Ciudad cabecera del Departamento de 
su nombre, situada á 560 metros de altura sobre el nivel del 
Océano, según cálculo del ingeniero D. Miguel M. Ponce de León. 
Sig. en mexicano: abundancia de conejos. Compuesto de toch- 
Üi, conejo, y de tía, terminación abundancial. (V. la palabra 
Coyatók). 

TZ 

TZANO. — Nombre con que los indios de Chapultenango de- 
signan la ciudad de Teapa. Sig. en zoque: rio de piedra 6 rio 
pedregoso. Compuesto de tza, piedra, y de nó, agua, rio. 



u 

USUMACINTA. Ozomatzintlan. — De las montañas de la 
Verapaz en Centro América, descienden multitud de arroyos 
que unidos forman el caudaloso rio que lleva la denominación 
que sirve de título á este artículo. El Ixpopó y el Xcasis for- 
man el rio Santa Isabel que á su vez se une al Ghajmayix para 
formar el Cankuen. Con esta denominación llega ai Paso Real 
donde toma el nombre de Rio de la pasión, el cual unido ya 
con el Chixoy, recibe la denominación de Usumacinta con que 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 28 * 

es conocido en Tabasco, hasta su confluencia en Tres-brazos' 
con el Grijlava. 

La voz Ozomatzinilan significa en mexicano: lugar donde 
comienzan los monos. Se compone de ozomatl, mono; de tzin* 
tli, que significa al principio, al comenzar alguna cosa, y de ttan, 
lugar. 

USUMACINTA. (bomatei^tóan.— Pueblo del Departamen- 
to de Chiapa. (Y. la etimología respectiva). 

USUMACINTA. Ozomatzinilan. — Pueblo de Tabasco, situa- 
do en la margen derecha del rio de su nombre. (Y. la etimokK 
gia respectiva). 



YOLOTEPEO. (Santa Marta).— Pueblo de Chiapas situado 
al N. O. de la capital del Estado. Sig. en mexicano: en él cerro 
6 en la montaña del centro. Compuesto de yolotl,. corazón, y 
por extensión centro; de teptl;\ cerro, montaña, y de c, contrac- 
ción de co, en. : -ó.:-.» 

YULUSUCHIL. XiloxochiÜ.-rrRiberz ó demarcación del par- 
tido de Cunduacan. Sig. en mexicano: amapola 6 tumkilé. Con 
la palabra xiloxochitl designaban los mexicanos un árbol la Ca- 
rolineafasttwsa 'de los botánicos. Esa voz se compon* de xüotl, 
mazorca tierna de maíz, y de xochiÜ, flor; de modo que signifi- 
ca flor de maíz tierno ó ae&flor de jilote 6 elote. Es de creerse 
que impusieran ese nombre á nuestro tumbilé atendiendo á la 
aparente semejanza que se nota entre los pelos ó pistilos de la 
mazorca de maíz tierna y los estambres de la Bombacea indi- 
cada. 



ZACUALPA. Tzacualpan. (Santa Fé). — Hacienda de la ju- 
risdicción de Pichucalco, en el Estado de Chiapas, situado en 
la margen izquierda del rio Teapa á 456 metros de altura so- 
bre el nivel del mar, según -cálculos barométricos que hicimos 
en 1884. Hoy está llamando la atención por los ricos minerales 
de plata, oro y cobre que han descubierto los Sres. Eraclio y 

Enrique Zepeda en las montañas que la rodean. 

36 



282 SOCIEDAD MEXICANA 

Sig. en mexicano: sobre la pirámide. Compuesto de tzacuali, 
pirámide, y de pan, encima, sobre. 

El Sr. Orozco y Berra interpreta esta voz, donde se hacen 
buenas paredes 6 donde se construye bien. Toma el geroglífico 
con que está representado el lugar en la Colección de Mendoza, 
que consiste en una mano sobre una pirámide, como ideográfi- 
co de tzaloa, hacer pared 6 engrudar, y de cualli, cosa buena. 

Nos abstenemos de toda discusión, limitándonos á exponer la 
opinión del sabio historiador, después de consignar la significa- 
ción literal que dan los elementos fonéticos de esta palabra. 

ZANAPA. Tzanapan. — Pueblo del Partido de Huimangui- 
11o. Sig. en mexicano: rio de los zanates. Compuesto de tzanati, 
zanate (Quiscalus macrowrus, Sw.), y de apan t rio. 

ZINACANTAN. TzinacanÜan. — Pueblo del Departamento 
del Centro, situado dos leguas al O. de San Cristóbal Las Casas 
y dotado de un clima frió y húmedo. Su fundación se remonta 
á una época muy anterior á la conquista, habiendo llegado á 
figurar entre las ciudades más importantes de Chiapas, como 
capital de la poderosa nación de los Quelenes, que más tarde 
fué tributaria del Imperio Mexicano á cuya corte enviaba anual- 
mente ricos presentes en piedras preciosas. 

Sig. en mexicano: lugar de murciélagos. Compuesto de tzi- 
nacan, murciélago, y de tlan, lugar. 

ZITALÁ. ZiÜalan. — Pueblo del Departamento de Chilon, si* 
tuadoal N. O. de San Cristóbal Las Casa*. Sig. en mexicano: 
lugar de las estrellas. Compuesto de zitlaUin, estrella, y de 
lan, lugar. 

ZOCOLTENANGO. Xocotenanco.— Pueblo del Departamen- 
to de Comitan. Sig. en mexicano; en el cerro de las frutas. 
Compuesto de xocotl, fruto ó fruta, de tenamitl, cercado, y de 
co, en. 

ZOYATENQO. Zoyatenco. — Hacienda de la jurisdicción de 
Tuxtla en el Estado de Chiapas. Sig. en mexicano: en la orilla 
del palmar. Compuesto de zoyatla, palmar, de tenÜi, orilla, y 
de co, en. 

ZOYATITAN. Zoyatitlan. —Pueblo del Departamento de 
Comitan. Sig. en mexicano: entre las palmer as. Compuesto de 
zoyatl, palmera, y de tillan, entre. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 283 



conclusión- 



El estadio comparativo de los nombres de lugar, examinan- 
do su procedencia filológica, conduce á resultados de suma im- 
portancia. Como tales investigaciones nos obligarían á agregar 
machas páginas á estos Apuntes, nos limitaremos á presentar 
aquí algunos datos que podrán utilizar otros que intenten ocu- 
parse del asunto, advirtiendo, que las cifras que aparecen en 
seguida, descansan en el námero total de voces que contiene 
nuestro trabajo. Muchos nombres de difícil interpretación, bien 
porque el idioma español los ha adulterado, bien porque traen 
su origen de las lenguas poco conocidas que se hablan en la re- 
gion oriental y en el S. E. de Chiapas, han dejado de figurar en 
estos Apuntes. A pesar de esto, creemos que el problema de su 
solución no es del todo imposible. Vivos están muchos idiomas, 
y es probable que otras personas nos seguirán en la vía ya co- 
menzada, con la té que para estas labores comunica el alto mé- 
rito que en sí entrañan: á ellas toca rectificar nuestros erro- 
res y completar el cuadro etimológico de los Estados meridio- 
nales de México. 

Hé aquí los nombres que corresponden á cada lengua, y su 
distribución en Tabasco y Chiapas: 

**'^. f Tabasco 66 nombres. 

*«"** \ Chiapas 84 



Maya. < 



Tabasco 1 

Chiapas 1 



»> 

n 
tt 



«—*{S5Sf::::::::::::: \ : 

7<™,+ ] Tabasco 5 

Zoque. | Chiftpft8 15 

Tzotzil.^ Chiapas 2 „ 



>* 



284 SOCIEDAD MEXICANA 

TOTAL DE NOMBRES EN CADA IDIOMA. 

Mexicano 150 

Maya 2 

Tzendal 3 

Zoque 20 

Tzotzil 2 

Número total de nombres que contienen 

estos Apuntes 177 






DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 285 



CATÁLOGO ETIMOLÓGICO \^S 



DBLOA 
V OXBKJCS DI LOfl 



nnas. haciendas i mhos del e» de orna 



FOBMADO POR EL C. 



MANUEL MARTÍNEZ GRACIDA, 

Oficial Mayor de la Secretaria del Gobierno del mismo, 

y miembro de la 

Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, 



A la Ilustrada Sociedad leiicana de Geografía j Estadística; 
AI modesto demócrata, General Banano Jiménez, Gobernador Interino del Estado, 

j al probo Secretario del Gobierno, 
C. Lie. Lais Pérez, dedica este humilde trabajo Manuel Martínez Gracida. 



Oaaoaea de Juare*, Enero 94 de 1883, 



-#-♦- 



Secretaría del Gobierno constitucional del Estado libre y so- 
berano de Oaxaca. — Sección 2.* — Núm. 103. — El Ejeccutivo 
del Estado, justo apreciador del mérito, ha recibido con grata 
satisfacción el libro intitulado: "Catálogo Etimológico de los 
nombres de los pueblos, haciendas y ranchos del Estado de Oa- 
ácaca," que se sirvió vd. adjuntar á su atenta nota fechada el 24 
del próximo anterior Enero. 

Al decirlo á vd. en respuesta á su citada nota, me es satisfac- 
torio manifestarle que el ciudadano Gobernador le da las más 
-expresivas gracias por su atención al dedicarle la obra de que 



286 SOCIEDAD MEXICANA 

se trata, felicitándolo á la «vez y deseando continúe vd. en su 
empeñoso estudio, siendo así el modelo de los individuos que 
procuran dar honra y nombre al Estado en cuyo suelo se me* 
ciera su cuna. 

Libertad en la Constitución. Oaxaca de Juárez, Febrero 16 
de 1883. — Pérez, Secretario. — Al O. Manuel Martines Oracida. 
— Presente. 



INTRODUCCIÓN. 



Al formar este Catálogo me ha guiado la ¡.lea de conservar 
la memoria de los nombres primitivos de la.* poblaciones del 
Estado con las etimologías correspondientes, y á la vez facilitar 
á las oficinas el medio de encontrar con prontitud los lugares 
que se busquen. 

Soy del todo ignorante en las lenguas que se hablan en las 
diversas localidades de esta entidad, pues nada entiendo de sus 
sistemas gramaticales, ni de sus diccionarios ó vocabularios. 
Tomé por buenas las etimologías que se sirvieron darme algu- 
nas personas peritas en los idiomas, y rectificando los significa- 
dos con los pocos libros que he podido consultar, creo que son 
de aceptarse aquellas, pues parece que corresponden á la idea 
que tuvieron nuestros antepasados al dar nombre á los pueblos, 
que por lo regular lo tomaban de la situación topográfica, de la 
presencia de los vegetales, ó animales, ó de algún hecho gue- 
rrero. 

Por despreciable que parezca este trabajo, tiene el mérito de 
ser el primero que se escribe en el Estado, y si carece de gran 
utilidad, al menos me consuela la esperanza de que servirá de 
estímulo á quienes después con más instrucción y mejores da- 
tos, corrijan los errores ó faltas en que haya incurrido. Si pues 
en el público ilustrado encuentra alguna consideración este tra- 
bajo, estarán recompensados los constantes afanes y desvelos 
en que por dos años me ocupó su arreglo. 

Oaxaca de Juárez, Enero 24 de 1883.— M. Mabtinez Ora- 
cida. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 287 



Primera. Las abreviaturas que se encuentran en este CatXi ogo, ton 
las siguientes: 

Diminut Diminutiva 

Erm Etimología. 

Msz Mexicano. 

Mot Mixteco. 

810 Significa ó significar. 

Zapot Zapoteco. 

Segunda. Gomo en el Estado hay pueblos que tienen Ayuntamien- 
to y otros Agencia municipal, asi como haciendas y ranchos que son 
municipalidades, ya con Ayuntamiento ó Agencia municipal, se hace 
necesario advertir, para conocimiento del público, que esta diferencia 
tiene por base el censo de población; pues según el número de habi- 
tantes, asi es como se declaran Ayuntamientos ó Agencias municipa- 
les, como se ve en los artículos 15, 16, 17, 18, 19, 37 y 38 de la ley 
de gobierno y administración interior del Estado, de 16 de Noviem- 
bre de 1857, que se insertan en seguida: 

Artículo 15. Todo pueblo que tenga quinientos habitantes, tendrá 
Ayuntamiento. 

Articulo 16. Los Ayuntamientos se compondrán de un Presidente, 
Regidores y de uno ó más Síndicos procuradores, según lo dispongan 
las respectivas Ordenanzas municipales. 

Artículo 17. El lugar cuya población sea de quinientos ó más ha- 
bitantes, pero que no exceda de mil quinientos, tendrá un Ayunta- 
miento compuesto de cinco miembros, de los que uno será su presi- 
dente. 

Artículo 18. El pueblo ó lugar que pase de mil quinientos habitan- 
tea, pero no de dos mil quinientos, tendrá, un Ayuntamiento compues- 
to de siete Regidores. En el que pase de dos mil quinientos, mas 
no de cinco mil, se compondrá de nueve: en el que exceda de cinco 
mil mas no tenga diez mil, se compondrá de once; en el que tuviere 
mas de diez mil pero que no pase de veinte mil, se compondrá de tre- 
ce; en el que pase de veinte mil, pero no llegue á cuarenta mil, se 
compondrá de quince; y así sucesivamente, tomándose por regla, que 
siempre que la población exceda en más de la mitad de la base 



£88 



SOCIEDAD MEXICANA 






próxima anterior, se aumentarán dos Regidores ai respectivo Ayun- 
,tamiento. 

Artículo 19. Las elecciones de Ayuntamientos se verificarán el 
primer Domingo de Diciembre de cada año, en los términos preveni- 
dos en la ley electoral; renovándose por mitad los Regidores. El Pre- 
sidente se renovará todos los años, pudiendo ser reelecto, en cuyo caso 
es libre para aceptar ó no la reelección. 

Artículo 37. En las poblaciones que contengan menos de quinien- 
tos habitantes, habrá Agentes municipales nombrados popularmente 
en elección directa, el primer domingo de Diciembre. 

Artículo 38. La población cuyo censo no llegue á doscientos habi- 
tantes, tendrá dos Agentes municipales; la que exceda de este número, 
pero que no pase de cuatrocientos, tendrá tres; y la que tuviere más de 
¿cuatrocientos, tendrá cuatro. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 



289 



CATALOGO ETIMOLÓGICO. 



\S 



ABAD SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de Coix-tla- 
huaca. 

ABAJO SANTIAGO.— Rancho, Municip. de Uxila, Dis- 
trito de Taxtepee. 

ABASÓLO SAN SEBASTIAN.— M un i cip„ Distrito de TI a- 
colula. Fué barrio de Tlacochahuaya y se erigió en pueblo por 
decreto núm. 26 de 6 de Diciembre de 1878. 

ABEJONES SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villa- 
Juarez. 

ACALTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. Sig. en mex. Pueblo de embarcaciones. Etim. Acálli, 
canoa, chalupa, piragua; altepetl, pueblo. También puede sig. 
Cerro de cañas. Etim. Acatl, caña; tepetl, cerro. 

ACATEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología anterior). En mixt. lleva el nom- 
bre de Yucüyoo, que quiere decir Cerro de la luna. Etim. Yu- 
cu, cerro: yoo, luna. 

ACATEPEC SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Teo- 
titlan. (Véase la etimología anterior). Se conoce también por 
Santa Cruz Eloxochitlan. 

ACAQUIZAPAM SANTA MARÍA.— Municip., Distrito 
de Huajuapam. Acoquetzapan. Sig. en mex. Rio de los co- 
bardes 6 amilanados. Etim. Acoquetza, dominar, sojuzgar, 
amilanar; apan, rio. También puede sig. Hacia la salida del 
cañaveral. Etim. Acatl, caña, carrizo; quiza, salir; pan, hacia 
6 sobre. 

ACATLAN EL GRANDE SAN PEDRO.— Municip., Dis- 
trito de Tehuantepec. Sig. en mex. Lugar de cañas ó caña- 
veral. Etim. Acatl, caña; tlan, lugar de. 

ACATLAN. — Rancho, Municip. de A mapa, Distrito de Tux- 

tepec. (Véase la etimología anterior). 

37 



290 SOCIEDAD MEXICANA 

ACATLANCITO ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. Diminut. de Acatlan. (Véase la etimología respectiva). 

ACATLIMA. — Rancho, Munieip. de Huajuapam, Distrito 
del mismo nombre. Acatlimaitl. Sig. en mex. Brazo de ca- 
ita ó de carrizo. Etim. AcaÜ, caña ó carrizo; maitl, brazo 6 
mano. 

ACEITUNA. — Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de Ju- 
chitan. 

ACUTLA SAN ANTONIO.— Municip,, Distrito de Tepos- 
colula. Acotla. Sig. en mex. Lugar [rodeado de agua. Etim. 
A, de atl, agua; colloa, rodear, serpentear; ilan, lugar de. 

ACHIOTAL. — Rancho, Municip. de San Gabriel Mixte- 
pec, Distrito de Juquila. Palabra castellanizada, compuesta 
de las mexicanas A, de atl, agua, y quiotl, vastago de maguey; 
así es que sig. Vastago acuoso (semejante al maguey). 

ACHIUTLA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. Achioztlan. Sig. en mexicano Lugar de la cueva muy 
frecuentada. Etim. Achico, frecuentemente, á menudo; oz- 
tli, cueva; tlan, lugar de. Puede sig. también Lugar de cami- 
nos donde gotea el agua. Etim. A, de atl, agua; chipini, gotear; 
oÜi, camino; ilan, lugar. En el primer caso debe atenderse á que 
en ese lugar existe una cueva en que adoraban á su divinidad 
los antiguos mixtecas. 

ACHIUTLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. 
(Véanse las etimologías anteriores). 

ADEQUES SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Adequctinducanu. Sig. en mixt. Cabecera de 
la cumbre grande. Etim. Adeque, cabecera, tinduú, cumbre; 
canu, grande. 

ADEQUES SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Adequetiunduluchi. Sig. en [mixt. Cabecera de la 
cumbre chica. Etim. Adeque, cabecera; tinduú. cumbre; lucki; 
chico. 

AGUA BLANCA SOLEDAD.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. 

AGUA BLANCA.— Rancho, Municip. de Tápana. Distrito 
de Juchitan. 

AGUA BENDITA.— Rancho, Municip. de Chiltepec, Dis- 
trito de Tuxtepec. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 291 

AGÜASCALIENTES.— Rancho, Municip. de Comitancillo, 
Distrito de Tehuantepec. 

AGUA DE CENIZA. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, 
Distrito de Juquila. 

AGUA DULCE. — Rancho, Municip. de Huajuapam, Dis- 
trito del mismo nombre. 

AGUA DULCE. — Rancho, Municip. de Pinotepa del Esta- 
do, Distrito do Jamiltepec. 

AGUA FRÍA. — Rancho, Municip. de Amusgos, Distrito de 
Jamiltepec. 

AGUILERA. — Hacienda, Municip. de Jalatlaco, Distrito del 
Centro. 

AGUA SAN FELIPE DEL.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. 

AGUSTÍN SAN. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distri- 
to de Juchitan. 

AGUAYO. — Hacienda, Municip. de Xoxocotlan, Distrito del 
Centro. 

AHU1CATES SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Si- 
lacayoapan. 

AHUEHUETITLAN SAN MIGUEL.— Municip., Distri- 
to de Silacayoapan. Sig. en inex. Lugar de sabinos 6 de an- 
cianos. Etim. Ahuehuetl, sabino, anciano; titlan, lugar de. 

ALBARRADAS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. 

ALBARRADAS SAN LORENZO.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. 

ALBARRADAS SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito 
de Tlacolula. 

ALBARRADAS SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. 

ALBARRADAS SANTA CATARINA.— Municip., Distsito 
de Tlacolula. 

ALEMÁN. — Hacienda, Municip., Distrito de Etla. 

ALFÉREZ. — Hacienda, Municip. de Tlacolula, Distrito del 
mismo nombre. 

ALGODÓN. — Rancho, Municip. de Tepenixtlahuaca, Distri- 
to de Juquila. 

ALMOLONGAS SAN SIMÓN. — Municip., Distrito de 



292 SOCIEDAD MEXICANA t 

Miahuatlan. Almoloyan. Sig. en mex. Lugar donde mana el 
agua* Etim. A, de atl, agua; moUoni, manar, hacer borboto- 
nes; yan, lugar. 

ALMOLOTAS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Nochixtlan. (Véase la etimología anterior). 

ALMOLOYAS. — Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de 
Juchitan. (Véase la etimología respectiva). 

ALOAPAM SAN MIGUEL. — Municip., Distrito de Vi- 
lla- Juárez. Sig. en mex. Rio dd papagayo. Etim. Alo, pa- 
pagayo, guacamaya; apam, rio. 

ALOTEPEO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec. Sig. en mex. Cerro de la guacamaya ó del papagayo. 
Etim. Alo, papagayo, guacamaya; tepetl, cerro. 

ALOTEPEO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Choa- 
pam. (Véase la etimología anterior). 

ALTO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Pochutla. 

ALTO SAN PEDRO.— Municip., Distrito do Tlaxiaco. En 
mixt. lleva el nombre de Yucucui, que quiere decir Cerro 
verde. Etim. Yucu; cerro, y cuí, verde. 

ALTO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. 

ALTO SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. 

ALTO SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. 

ALTO SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. 

ALTO DE ATOTONILCO.— Rancho, Municip. de Zaca- 
tepec, Distrito de Jamiltepec. En mex. sig. Agua caliente. 
Etim, A, de atl, agua; totonqui, caliente; co, lugar de. 

ALTO DE LAS GALLINAS.— Rancho, Municip. de Zaca- 
tepec, Distrito de Jamiltepec. 

ALLENDE SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Hua- 
juapam. 

AMAPA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Tuxte- 
pec. Amapam. Sig. en mex. Rio del árbol del papel. Etim. 
Amaíl, amate, árbol del papel ó sea higo montes; apam, rio. 
En chinant. se conoce con el nombre de Geutate, que quiere de- 
cir Pueblo del azufre ó pólvora. Etim. Geu, pueblo; tate, azu- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 293 

fre ó pólvora. En mazat. es conocida por Nandea, que quiere 
decir Madre de sal. Etim. Nan, madre; dea, sal. 

AMATE. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la significación de Amate, etimología ante- 
rior). 

AMATES. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología respectiva). 

AMATES. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología respectiva). 

AMATES. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología respectiva). 

AMATES. — Rancho, Municip. de Huilotepec, Distrito de Te- 
huantepec. (Véase la etimología respectiva). 

AMATENGO SAN AGUSTÍN. — Municip., Distrito de 
Ejutla. Amalenco. Sig. en mex. Lugar á la orilla del árbol del 
papel. Etim. AmaÜ, amate, árbol del papel ó sea higo montes; 
tentti, orilla, borde, labio; co, lugar. 

AMATEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Sig. en mex. Cerro del árbol del papel. Etim. AmaÜ, 
amate, árbol del papel ó sea higo montes; tepeil, cerro. 

AMATITLAN SAN MIGUEL.— Municip, Distrito de Hua- 
juapam. Sig. en mex. Lugar del árbol del papel. Etimol. 
Amatl, árbol del papel ó sea higo montes; tlan, lugar de. 

AMATITLAN.— Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Juchitan. (Véase la etimología anterior). 

AMATLAN SAN LUIS.— Municip., Distrito de Miahu*- 
tlan. Sig. en mex. Lugar del árbol del papel. Etim. AmaÜ, 
amate ó sea higo montes; tlan, lugar de. En zapot. llevó el 
nombre de CuatUa, que quiere decir Tierra de los combales. 
También se conoció con el nombre de Guitogue que quiere de- 
cir Rio de cañas. Etim. Güito, caña; guego, rio. Su fundador 
se llamó Gochicahuala, que en castellano significa El que pelea 
de noche. 

AMATLAN SAN CRISTÓBAL.— Municip., Distrito do 
Miahuatlan. (Véase la etimología respectiva). 

AMATLAN SAN ILDEFONSO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. (Véase la etimología respectiva). 

AMATLAN SAN PEDRO.— Municip., Distrito de 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 



294 SOCIEDAD MEXICANA 

AMATLAN SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Se conoció también por Santo Domingo de las 
Ollas. (Véase la etimología respectiva). 

AMATLAN SAN ESTEBAN.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 

AMATLAN SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villa- 
Juarez. (Véase la etimología respectiva). 

AMATLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). En mixt. lleva el nom- 
bre de Ñutechecwixe, que quiere decir Pueblo dd higo mon- 
tes. Etim. Ñu, pueblo, tichicuixe, higo montes. 

AMIALTEPEO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Juquila. Sig. en mex. Pueblo de la caza. Etim. Ami, cazar! 
altepetl, pueblo. 

AMILPAS SAN JACINTO.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. Amüpan. Sig. en mex. Sobre la sementera can agua. 
Etim. A, de atl, agua; milli, sementera, campo; pan, sobre, en- 
cima ó hacia. 

AMILPAS SANTA CRUZ.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. (Véase la etimología anterior). 

AMOLTEPEC SANTIAGO. — Municip., Distrito de Ju- 
quila. Sig. en mex. Cerro del Amolé. Etim. Amolli, amolé; te- 
petl, cerro. En idioma mixt. le llaman Yucumama. Etim. Yu- 
cu, cerro; mama, amolé. 

AMOLTEPEC SAN CRISTÓBAL.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. (Véase la etimología anterior). 

AMUSGOS SAN PEDRO.— Municip., Distrito do Jamil- 
tepec. Amochco. Sig. en mex. Lugar donde hay librerías ó 
bibliotecas. Etim. Amoxtli, libro; co, lugar de. En mixt. lleva 
el nombre de Ñuñama, que quiere decir Tierra dd totomoxtle. 
Etim. Su, pueblo ó tierra, y ñama, totomoxtle, hoja de la ma- 
zorca del maíz. 

ANA SANTA. — Hacienda, Municip. de Amatlan, Distrito 
de Villa-Juárez. 

ANA SANTA. — Rancho, Municip. de Santa Cruz, Distrito 
de Juquila* 

ANA SANTA. — Hacienda, Municip. de San Bernardo Mia- 
huatlan, Distrito de Miahuatlan. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 295 

ANITA SANTA.— Hacienda, Municip. de Amatlan, Dis- 
trito de Villa-Juárez. 

ANDÚA SAN ANDRÉS.— Municip. Distrito de Nochix- 
tlan. Si es Yutandúa, sig. en mixt. Rio del guaje. Etim. Yu- 
ta, rio, y ndúa> guaje. Los actuales mixtéeos le llamaban 
Anguida ó Kwnguida, que quiere decir Pueblo 6 tierra hú- 
meda. Etim. Ñu t pueblo ó tierra; güida t húmedo. En mex. He* 
va el nombre de Tlacocliahuayan, que el U90 ha convertido en 
TlacosahucUan. El primero quiere decir Lugar de humedad. 
Etim. Tlacuechahualitztli, humedad, y pan, lugar de; y el se- 
gundo, Lugar espacioso 6 cómodo. Etim. Tlacoycdiua, espacio- 
so, cómodo, y lan, de tlan, lugar de. 

ANDRÉS SAN. — Rancho, Municip. de Huaxolotitlan, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

ANTONIO SAN.— Rancho, Municip. de Tamazola, Distrito 
de Nochixtlan. 

ANTONIO SAN. — Rancho, Municip. de Azompa, Distrito 
del Centro. 

ANTONIO SAN.— Rancho, Municip. de Dinicuitc, Distrito 
de Huajuapam. 
ANTONIO SAN. — Rancho, Municip. de Silacayoapan, Dis- 
i trito del mismo nombre. 

ANTONIO SAN.— Hacienda, Municip. de Teitipac, Dis- 
trito de Tlacolula. Lleva también el apellido de Buena- Vista. 
ANTONIO SAN.— Mineral, Municip. de Amatlan, Distrito 
de Villa-Juárez. 

ANTONIO SAN. — Rancho, Municip. de Ozumacin, Distri- 
to de Tuxtepec. 

ANALCO SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de Tux- 
tepec. Sig. [en mex. Al otro lado del agua 6 del rio 6 en la 
ribera opuesta. Etim. A, de atl, agua; noZ, al otro lado; co, lu- 
gar de. En chinant. lleva el nombre de Ojún, que quiere decir 
Boca de agua. Etim. 0, boca; jún, agua. 

ANALCO BARRIO DE SAN ANTONIO.— Municip., Dis- 
trito de Tuxtepec. (Véase la etimología respectiva). En chi- 
nant. lleva el nombre de Jain, que quiere decir A la orilla, 6 
al cerco 6 cerca. 

ANALCO SAN JUAN BAUTISTA.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. (Véase la etimología respeectiva.) 



296 SOCIEDAD MEXICANA 

ANALCO NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS-— 

Municip., Distrito de Villa-Alta. (Véase la etimología respec- 
tiva). 

ANIMAS. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. 

ANANE SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Teposcolu- 
la. Yodoñaña, sig. en mixt. Llano dd coyote. Etim. Yodo, 
llano; ñafia, coyote. 

ANüMA SANTA MARÍA.— Municip.. Distrito de Nochix- 
tlan. ÍTuftuma. Sig. en mixt. Pueblo del humo 6 pueblo de 
las nieblas. Etim. Ñú, pueblo; ííuma, humo 6 niebla. 

APASOO MAGDALENA. — Municip., Distrito de Etla. 
Sig. en mex. Lugar de barreños 6 lebrillos. Etim. A.deatl, 
agua; pasili, recipiente; co, lugar de. 

APASCO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. (Véase la etimología anterior). 

APOALA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Nochixtlan. 
Sig. en mex. Lugar en que forma lodo d agua. Etim. A, de 
atl, agua;poZoa, hacer lodo; la, de tfan/lugar de. Este fué el pri- 
mer pueblo fundado por los mixtecas, y en su idioma lleva el 
nombre de Yutatnoho, que quiere decir Rio de donde salieron 
lossefíores. Etim. Yuta, rio; tnoho, señor. Tambien'se conoce por 
Yutatnuhu, que sig. en castellano Rio de los linajes, cuya etim. 
es Yuta, rio, ó agua, y tnuhu, linaje. La tradición mixteca ase- 
gura que los señores de Apoala se derramaron por la tierra di* 
vidiéndola en las partes siguientes: 1 ? A la Mixteca Alta lla- 
maron Nudzavuinuhu, que es Tierra divina y estimada, del 
verbo yekenuhu, ser tenido y estimado. 2 5* A la parte de loa 
chuchones llamaron Toeouijñuhu, por igual razón y Toeuijnud- 
zahui, que es chuchon mixteca, por la participación y comunica- 
cion que tenían con ellos. 3 .* A la parte que cae á Oaxaoa lla- 
maron Tocuitiwuhu, por ser también Tierra estimada, é f A 
la Mixteca Baja le pusieron Nuñiiíe, que quiere decir Tierra 
cálida. 5 f A toda la cordillera hasta Pnctla, que es el princi- 
pio de la Costa, llamaron Nufíuma, que quiere decir Tierra de 
las nieblas. 6 .* A la Costa del Sur que sigue de Puctla, llama- 
ron Ñundaa y Nufíama; en el primer caso significa Tierra 
plana, y en el segundo, Tierra de la calía de maíz; y 7 «* 
Nundehui, 6 Tierra dd cielo, á la parte del E. S. E, 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 297 

APOMPAL. — Rancho, Municip. Distrito de Tuxtepec. 

ARAGÓN. — Trapiche, Municip. de Atatlahuca, Distrito de 
Etla. 

ARAGÓN EZ A. — Rancho, Municip. Hacienda de la Com- 
pañía, Distrito de Ejutla. 

ARANJUEZ. — Hacienda, Municip. de Tlalixtac, Distrito del 
Centro. 

ARRAZOLA. — Hacienda, Municip. de Xoxocotlan, Distrito 
del Centro. 

ARMENTA SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. Se conoció con el nombre de Estancia de Santo Do- 
mingo Tapestla, y fué erigido en pueblo por decreto de 24 
de Setiembre de 1852. 

ARENAS. — Rancho perteneciente al pueblo de Zanatepec, 
Distrito de Juchitan. 

ARRIBA. — Rancio, Municip. de Jamiltepec, Distrito del mis- 
mo nombre. 

ARRIBA SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de Tlacolu. 
la. En zapot. lleva el nombre de Quioquidani, que quiere de- 
cir Arriba del cerro. Etim. Qwioqui, arriba; dani t cerro. 

ARROGANTE. — Rancho, Municip. de Coatecas Altas, Dis- 
trito de Ejutla. 

ARROYO DE LA CULEBRA.— Rancho, Municip. de Oji- 
tlan, Distrito de Tuxtepec. 

ARROYO DE ENMEDIO.— Rancho, Municip. de Soyalte- 
pee, Distrito de Tuxtepec. 

ARROYO LARGO.— Rancho, Municip. de Pinotepa del Es- 
tado, Distrito de Jamiltepec. 

ARROYO DE LA PITA.— Rancho, Municip. de Ozumacin, 
Distrito de Tuxtepec. 

ARROYO SECO. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Dis- 
trito del mismo nombre 

ARROYO SECO.— Rancho, Municip. de Pinotepa del Esta- 
do, Distrito de Jamiltepec. 

ARTEAGA SAN MARCOS.— Municip., Distrito de Hua- 
juapam. Fué ranchería de Tesoatlan, y se erigió en pueblo por 
decreto de 24 de Julio de 1867. 

ASADERA. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de 

Juchitan. 

38 



298 SOCIEDAD MEXICANA 

ASTATA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tehuantepec. 
Aztatla. Sig. en mex. Lugar de garzas, Etim. Aztatl, garza; 
tlan, lugar de. En chontal lleva el nombre de Guelaapig, que 
sig. Bestia de piedra. Etim. Guelaa, bestia; pig, piedra. 

ASTATLA SAN MIGUEL. — Municip., Distrito de Coi x- 
tlahuaca. (Véase la etimología anterior). 

ASUNCIÓN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Jux- 
tlahuaca. 

ASUNCIÓN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Sila- 
cayoapam. Fué barrio de Santiago Asunción y se erigió en 
pueblo por decreto núra. 64 de 15 de Diciembre de 1870. 

ASUNCIÓN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Silacayoa- 
pam. 

ATATLAHUCA SAN JUAN BAUTISTA.— Municip., Dis- 
trito de Etla. Atlatlauhca sig. en mex. En la barranca de 
agua. Etim. Atl, agua; atlauhtli, barranca* arroyo; ca, en. 

ATATLAHUCA SAN ESTEBAN.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. (Véase la etimología anterior). En mixt. lleva el 
nombre de Nucuá, que quiere decir Tierra colorada. Etim. Nv,, 
tierra, y cuá, colorado. 

ATEIXTLAHUACA SANTA ANA.— Municip., Distrito de 
Teotitlan. Sig. en mex. Llanura de agua. Etim. Atl, agua; 
ixtlahuaca, llanura. 

ATENANGO SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito de Sila- 
cayoapam. A tenanco. Sig. en mex. Lugar de la presa de agua. 
Etim. A, de atl, agua; tenamitli, muralla; co, lugar de. 

ATEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Sig. en mex. Cerro de agua. Etim. A, de atl, agua; tepetl, 
cerro. 

ATITLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Choapam. 
Sig. en mex. Lugar de mucha agua. Etim. A, de atl, agua; 
titlan, lugar de. 

ATOYAC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Jainiltc- 
pec. Sig. en mex. Lugar del rio. Etim. Atoyatl, rio; c de co, lu- 
gar de. En mixt. lleva el nombre de Yutacano, que quiere de- 
cir Rio grande. Etim. Yuta, rio, y canuu, grande. 

ATOYAC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Huajua- 
pam. En mixt. lleva también el nombre de Yutacano. (Véanse 
las dos etimologías anteriores). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTDAISTICA 299 

ATOYAQUILLO ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Tla- 
xiaco. Diminut. de Atoyac. (Véase la etimología respectiva). 

ATOYAQUILLO SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito 
de Tlaxiaco. Diminut. de Átoyac. (Véase la etimología respec- 
tiva). Fné barrio de San Miguel Achiutla y se erigió en ^pue- 
blo por decreto de 1 P de Octubre de 1852. 

AVENTURA. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

AYACASTEPEC SAN PEDRO. — Municip., Distrito de 
Choapam. Sig. en mex. Cerno de la punta de agua. Etim. A, 
de atl, agua; yacatl, nariz, punta ó extremidad; tepetl, cerro. 
Creemos que su verdadero nombre es Axayacaxtepec, que quie- 
re decir Cerro de cara de agua, ó Monte de AscayacatL Etim. 
A, de atl, agua; xayacatl, cara ó máscara, y tépetl, cerro ó mon- 
te. Axayaccil, tiene dos acepciones; puede ser nombre del VI 
Emperador azteca, y puede ser también un mosco de los lagos 
de México. 

AYAUTLA SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de 
Teotitlan. Ayauhtlan. Sig. en mex. Lugar de tempestades. 
Etim. Ayauh, movimiento de aguas hacia una y otra parte 
(tempestad); tlan, lugar de. 

AYOQUESCO SANTA MARÍA,— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alvarez. Ayoquetzco. Sig. en mex. Lugar de la tortuga pa- 
rada. Etim. Ayotl, tortuga; quetza, parado, enhiesto; co, lugar 
de. En zapot. lleva el nombre de Gucgozuniíi, que quiere decir 
Rio de la tortuga. Etim. Guego, rio, y zunfd, tortuga. 

AYOTLA — Hacienda, Municip., Distrito de Teotitlan del 
Camino. Sig. en mex. Lugar de tortugas ó lugar de calabazas. 
Etim. Ayotl, tortuga; ayutli, calabaza; tlan, lugar de. 

AYÚ SANTA MARI A. —Municip., Distrito de Huajuapam. 
Itayú. Sig. en mixt. Flor de piedra. Etim. Ita, flor; yú, piedra. 
En mex. lleva el nombre de Xocliütepctonco, que quiere decir 
En el cerrillo florido. Etim. Xóchitl, flor; tepetl, cerro; tontli, 
diminutivo, y co, en. 

AYUQUILA SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Huajua- 
pam. Sig. en mex. Lugar de la legumbre de calabaza. Etim. 
Ayutl, calabaza; qailitl, legumbre; la de tlan, lugar de. 

AYUQUILILLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Hua- 
juapam. Diminut. de Ayuquila. (Véase la etimología anterior). 



300 SOCIEDAD MEXICANA 

En mixt. se conoce por Nutée, que quiere decir Tierra limpia. 
Etim. jVu, tierra, y tée, limpio. 

AYUTLA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Villa-Alta. 
Sig. en mex. Lugar de calabazas 6 lugar de tortugas. Etim. 
Ayutli, calabaza; ayotl, tortuga, y Han, lugar de. 

AYUTLA. — Rancho, Municip. de Astatla, Distrito de Te- 
huantepec. (Véase la etimología anterior). 

AZOMPA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito del Centro. 
Atzompa. Sig. en mex. Sobre la cumbre de agua. Etim. A, de 
atl t agua; tzomyoc, cumbre; pan, sobre. 

AZUCHICALCO. — Rancho, Municip. de Guadalupe Morelos, 
Distrito de Huajuapam. Axochicalco. Sig. en mex. En la casa 
del agua florida. Etim. A, de atl, agua; xochitl, flor; calli, casa; 
co, en. 

AZUCHITLAN 1 P —Rancho, Municip. de Tamazola, Dis- 
trito de Silacayoapam. Axochitlan. Sig. en mex. Lugar de agua 
florida. Etim. A, de atl, agua; xochitl, flor; tlan, lugar de. 

AZUCHITLAN 2 P —Rancho, Municip. de Tlachichilco, Dis- 
trito de Silacayoapam. (Véase la etimología anterior). 



BAEZA. — Rancho, Municip. de la Hacienda de Tapanala, 
Distrito de Yautepec. 

BAMBA. — Rancho, Municip. de Huamelula, Distrito de Te- 
huantepec. 

BÁRBARA SANTA. — Rancho, Municip. de Cortijos, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

BÁRBARA SANTA.— Rancho, Municip. de la Hacienda de 
Narro, Distrito de Yautepec. 

BARBARA SANTA— Rancho, Municip. de Tápana, Dis- 
trito de Juchitan. 

BARRA QUEBRADA. — Rancho, Municip. de Tututepec, 
Distrito de Jamiltepec. 

BARRIO DE ARRIBA. — Rancho, Municip. de Cortijos, 
Distrito de Jamiltepec. 

BARRANCA HONDA.— Rancho, Municip. de Juquila, De- 
trito del mismo nombre. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 301 

BARRANCON. — Rancho, t Municip. de Petapa, Distrito de 
Jachi tan. 

BASURA. — Rancho, Municip. de Estancia Grande, Distrito 
de Jarailtepec. 

BARTOLO SAN. — Hacienda, Municip. de Santa Catarina 
Albarradas, Distrito de Tlacolula. 

BEJARANO. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju. 
chitan. 

BELLAVISTA SAN JOSÉ.— Rancho, Municip. del Inge- 
nio de la Concepción, Distrito de Tlaxiaco. 

BETAZA SAN MELCHOR.— Municip. Distrito de Villa- 
Alta. 

BERNARDINO SAN.— Rancho, Municip, de Teotitlan, Dis- 
trito del mismo nombre. 

BLANCA. — Rancho, Municip. de Estancia Grande, Distrito 
de Jamiltepec. 

BLANCA — Hacienda, Municip. Distrito de Etla. 

BLANCO. — Rancho, Municip. de Mexicapam, Distrito del 
Centro. 

BLAS SAN. — Municip. Distrito de Tehuantepec. Antigua- 
mente se llamó Atempa, que en mex. quiere decir A la orilla 
del rio. Etim. A, de atoyatl, rio; ientli, orilla, borde, labio ó ex- 
i tremidad; pan, sobre, en. Fué barrio de Tehuantepec, y se eri- 

I gió en pueblo por decreto núm. 4 de 19 de Octubre de 1868. 

BOCA DEL MONTE SAN GABRIEL.— Municip. Distrito 
de Ju chitan. 

- -BOCA DEL MONTE. —Rancho, Municip. de San Gabriel 
Boca del Monte, Distrito do Juchitan. 

BOCA DEL MONTE.— Rancho, Municip. de Santa María 
del Mar, Distrito de Tehuantepec. 

BOCA — Rancho, Municip. de Huamehila, Distrito de Te- 
huantepec. 

BOCAS.— Hacienda, Municip. Distrito de Etla. Se conoce 
con el nombre de la Concepción. 
| BOCAS.— Rancho, Municip. de Üjitlan, Distrito de Tuxtepec. 

! BOQUERÓN— Rancho, Municip. de Cacaloxtepec, Distrito 

de Huajuapam. 

BOQUERÓN.— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
> chitan. 



302 SOCIEDAD MEXICANA 

BUENAVISTA CONCEPCIÓN.— Municip. Distrito de Coix- 
tlahuaca. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito del 
mismo nombre. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito 
de Juchitan. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Juchitan. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de San Dionisio del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

BUENAVISTA.— Municip. Distrito de Jamiltepec. Fué ran- 
cho de Amusgos y se erigió en pueblo por decreto de 14 de Fe- 
brero de 1857. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juchitan. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de Tetepec, Distrito de 
Jamiltepec. 

BUENAVISTA.— Rartcho, Municip. de Yucuita, Distrito de 
Nochixtlan. 

BUENAVISTA.— Hacienda, Municip. de San Pedro Apóstol, 
Distrito de Ocotlan. 

BUENAVISTA. — Rancho, Municip., Distrito de Jamiltepec. 

BUENAVISTA.— Rancho, Municip. de Huazalotitlan, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

BUENOS AIRES.— Rancho. Municip. de Niltepec, Distrito 
de Juchitan. 

O 

CABECERA NUEVA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito 
de Tlaxiaco. 

CABEZA DE GENTE.— Rancho, Municip. de Niltepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

CABEZA DE TORO.— Rancho, Municip. de Santa María 
del Mar, Distrito de Juchitan. 

CABEZA DEL RIO. — Rancho, Municip. de Cacahuaxtepec, 
Distrito de Jamiltepec. 

CABRAS. — Rancho, Municip. de Texcatitlan, Distrito de 
Cuicatlan. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 303 

CACALOTEPEC ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec Sig. en mex. Cerro dd cuervo. Etim. Cacallotli, cuervo; 
tepetl, cerro. 

CACALOTEPEC SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito 
de Villa-Juárez. (Véase la etimología anterior). 

CACALOTE. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. 

CACALOXTEPEC SANTIAGO. — Municip., Distrito de 
Huajuapam. Sig. en mex. Cerro de la cueva de cuervo. Etim. 
Cacallotli, cuervo; oztotl, cueva; tepetl, cerro. También puede 
sig. Cerro ó monte de la flor del cuervo. (Cacalczucliil). Etim. 
Cacallotli, cuervo: Xóchitl, flor; tepetl, cerro. 

CACAOTEPEC SAN LORENZO. — Municip., Distrito de 
Ella. Sig. en mex. Cerro del cacao. Etim. Cacahuatl, cacao; te- 
petl, cerro. Su nombre antiguo es Cacalotepec, que quiere decir 
Cerro del cacalote. Etim. Cacallotli, cuervo, cacalote, y tepetl, 
cerro. 

CACAHUAXTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Jamiltepec. Ccbcahuatepec. Sig. en mex. Cerro del cacao. Etim. 
Cacahuatl, cacao, cacahuate; tepetl, cerro. En mixt. lleva el 
nombre de Yucxidzehua, que quiere decir Cerro del cacao. Etim. 
Yucu, cerre, y dzehua, cacao. 

CACAHÜATEPEC— Rancho, Distrito de Tuxtepec. (Véa- 
se la etimología anterior). 

CACIQUE. — Hacienda, Municip., Distrito de Etla. 

CACIQUE. — Rancho, Municip. de Cuilapam, Distrito de] 
Centro. 

CAHUACUÁ SAN FRANCISCO. —Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Sig. en mixt. Cueva colorada. Etim. Cahua, cue- 
va; cuá, colorada. 

CAHUAYAXI SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Sig. en mixt. Cueva estrecha. Etim. Cahua, cueva; yaori, es- 
trecho, angosto, delgado. 

CAJONES SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Vi- 
Ha-Alta. 

CAJONES SAN MATEO.— Municip., Distrito de Villa-Alta. 

CAJONES SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. 

CAJONES SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Villa-Alta. 



304 SOCIEDAD MEXICANA 

CALABOZO ARROYO.— Rancho, Municip. de Ixtapa, Dis- 
trito de Juquila. 

CAL SAN ANTONIO.— Municip., Distrito del Centro. 

CALDERÓN. — Rancho, Municip. de San Juan del Estado, 
Disfrito de Etla. 

CALZADA ROBLES.— Rancho, Municip. de San Francisco 
del Mar, Distrito de Juchitan. 

CALZADA. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

CALIHUALÁ SANTA MARÍA ASUNCIÓN.— Municip., 
Distrito de Silacayoapatn. Calihuálá. Sig. en mex. Lagar de 
la casa del mensajero. Etira. calli, casa; ikualli, enviar mensa* 
jeros, y la de tlan, lugar de. 

CAMARÓN. — Rancho, Municip. de Uxila, Distrito de Tux- 
tepec. 

CAMARONES. — Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de 
Juchitan. 

CAMINO SANTA LUCÍ A.— Municip., Distrito del Centro. 

CAMINO SAN ISIDRO..— Municip., Distrito de Pochu- 
tla. Fué erigido en pueblo por decreto de 24 de Diciembre 
de 1874. 

CAMOTLAN SAN LUCAS.— Mimicip., Distrito de Yaute- 
pec. Sig. en mex. Lugar de batatas. Etira. Camotli, camote, 
batata; tlan, lugar de. 

CAMOTLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
ta. (Véase la etimología anterior). 

CAMOTLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). En mixt. lleva el nombre 
de Ñutiaa, que quiere decir Tierra de camotes. Etim. Ñtihu, 
tierra; tiaa, camote. 

CAMOTLAN SANTA MARÍA NATIVIDAD.— Municip., 
Distrito de Huajuapam. (Véase la etimología respectiva). An- 
tiguamente se llamó Tulixtlahuaca. Etim. tollin, espadaña, tu- 
le; ixtláhuaca, llanura, que unido quiere decir: Llano de jun- 
cos 6 espadañas. 

CAMOTINCHAN.— Rancho, Municip. de San Francisco Sa- 
yultepec, Distrito de Jamiltepec. Sig. en mex. Lugar de bata- 
tas. Etim. Camotli, camote, batata; chan, lugar de. 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA 305 

CAMPANARIO. — Rancho, Municipi de Yoveo, Distrito de 
Choapam. 

CAMPANARIO. — Rancho, Manicip. de Puxmetacan, Distri- 
to de Choapam. 

CAMPANILLA. — Rancho, Manicip. de Huaspaltepec, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

CANDAYOO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choa- 
pam. Sig. en mixe Salina del Rincón. Etim. Can, salina; daioc- 
mo, rincón. 

CANDELARIA SANTA MARÍA.— Manicip,, Distrito de 
Taatepec 

CANDELARIA. — Rancho, Manicip., Distrito de Tuxtepec. 

CANDÍAN!. — Ingenio, Manicip. de la Trinidad de las Huer- 
tas, Distrito del Centro. 

CANGREJO. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito de* 
Jaquila. 

CANGREJERA— Rancho, Municip. de Chico Ometepee, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

CANSECOS SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Ejutla. 
Obtuvo el título de Heroico por decreto de 24 de Noviembre 
de 1860. 

CÁNTAROS SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. En mixt. es conocido con los nombres de Ñuftaa y Nu~ 
yoo. En el primero sig. Pueblo antiguo. Etim. Ñú, pueblo ó 
tierra, y nuxanaa, antiguo. El segundo Tierra de los cántaros. 
Etim. Ñuhu, tierra, y yoo, cántaro. En mes. se conoce con el 
nombre de Cozcaltepec, que quiere decir Cerro dd collar. Etim. 
Cozcatl, collar, y tepetl, cerro. 

CAÑAS SAN JUAN. — Rancho, Municip. de Guadalupe Mo 
reíos, Distrito de Huajuapam. 

CAÑADALTEPEC MAGDALENA.— Municip., Distrito de 
Teposcolula. Sig. Pueblo en cañada. Es palabra híbrida com- 
puesta del castellano cañada, y del mex. altepetl, cerro. 

CANADÁ DE CORTÉS. — Rancho, Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. 

CAÑADA 1 .* — Rancho, Municip. de Nopala, Distrito de Ju- 
quila. 

CAÑADA 2 .* — Rancho, Municip. de Nopala, Distrito de Ju- 

quila. 

39 



306 SOCIEDAD MEXICANA 

CAN AFÍSTULA,— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juchitan. 

CAOBA.— Rancho, Municip. de Tlacolulita, Distrito de Te- 
huantepec. 

CAPITANA. — Labor, Municip., Distrito de Ocotlan. 

OAPULALPAM SANTA CRUZ. — Municip., Distrito de 
Coixtlahuaca, Sig. en mex. Hacia, los barrios 6 hada los cere- 
zales. Etim. Ccdpidli,heLrrío\ capollin, cereza; y pan, sobre ó 
hacia. 

CAPULALPAM SAN MATEO.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Juárez. (Véase la etimología anterior). 

CAPULÍN. — Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito de Ja- 
miltepec 

CARBONERA.— Rancho, Municip. de Telixtlahuaca, Distri- 
to de Etla. 

CARDOS. — Rancho, Municip. de San Miguel Chimalapa, 
Distrito de Juchitan. 

CARMEN. — Hacienda, Municip., Distrito del Centro. 

CARMEN. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

CARMEN. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de Ju- 
chitan. 

CARMEN. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

CARRIEDO.— Rancho, Municip. de Guelache, Distrito de 
Etla. 

CARRIZAL. — Rancho, Municip. de Cuilapara, Distrito del 
Centro. 

CARRIZAL. — Rancho, Municip. de Juchatengo, Distrito de 
Juquila. 

CARRIZAL. — Rancho, Municip. de Lachao, Distrito de Ju- 
quila. 

CARRIZAL. — Rancho, Municip. de Texmelúcan, Distrito de 
Juquila. 

CARRIZAL. — Rancho, Municip. de San Martin Zacatepec, 
Distrito de Huajuapam. 

CARRIZAL. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito de 
Juquila. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 30? 

CARRIZALITO. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Jochitan. 

CARONIL. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

CA3CALOTE.— Rancho, Municip. de Tlacolulita, Distrito de 
Tehu ante pee. 

CASA BLANCA SAN GABRIEL.— Municip., Distrito de 
Teotitlan. Ixtacalco. Sig. en inex. En la casa blanca. Etim. 
Ixtac, blanco; calli, casa; co, en. 

CASILLAS. — Rancho, Municip. de Santo Domingo Nejapain, 
Distrito de Yautepec. 

CATARINA SANTA.— Hacienda, Municip/de Totofapa, Dis- 
trito de Tlacolula. 

CASTRESANA. — Hacienda de beneficio, Municip. de Xiacuí, 
Distrito de Villa-Juárez. 

CAYOTE.— Rancho, Municip. de Tlacolulita, Distrito de Te- 
huantepec. 

CERRO DEL BULE.— Rancho, Municip. de Teotepec, Dis- 
trito de Juquila. 

CERRO COLORADO.— Rancho, Municip. de Tepetlapa, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

CERRO COYÜCHE.— Rancho, Municip. de Amoltepec, Dis- 
trito de Juquila. 

CERRO DEL LEÓN.— Rancho, Municip. de Teotepec, Dis- 
trito de Juquila. 

CERRO DEL PARAQUA.— Rancho, Municip. de Amolte- 
pec, Distrito de Juquila. 

CERRO DE PESCUEZO.— Rancho, Municip. de Santa Cruz, 
Distrito de Juquila. 

CERRO RASTRERO. — Rancho, Municip. de Amoltepec, 
Distrito de Juquila. 

CERRITOS.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

CERRITO 1 P —Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

CERRITO 2 P —Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

CERRITO 3 P —Rancho, Mnnicip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 



308 SOCIEDAD MEXICANA 

CERRITO. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de Ja- 
chitan* 

CIÉNEGA DE ZIMATLAN.— Municip., Distrito de Villa-r 
Alvarez. 

. CIÉNEGA. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ja- 
chitan, 

CIENEGUILLA.— Rancho, Municip. de San Miguel Chima- 
lapa, Distrito de Juchitan. 

CIENEGUILLA.— Rancho Municip, de Juquila, Distrito 
del mismo nombre. 

CIENEGUILLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Sila- 
cayoapam. El decreto de 18 de Setiembre de 1858, lo elevó al 
rango de pueblo, con el nombre de San Juan Cieneguilla Ace- 
vedo. 

CIENEGUILLA.— Rancho. Municip. de Nacaltepa, Distrito 
de Cuicatlan. 

CIMARRONAS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Huajuapam. En mixt. se conoce con el nombre de Yodoyucu, 
que quiere decir Meseta del cerro. Etim. Yodo, llano, plano, y 
yucw, cerro. 

CINCO SEÑORES.— Hacienda., Municip. de la Trinidad de 
las Huertas, Distrito del Centro. 

CINCO SEÑORES.— Hacienda de beneBcio, Municip. del 
mineral de San Antonio, Distrito de Villa-Juárez. 

CIRUELAS. — Rancho, Municip. de Fetapa, Distrito de Ju- 
chitan. 

CIRUELAR. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

CIRUELAR. — Rancho, Municip. de San Miguel Chimalapa, 
Distrito de Juchitan. 

CIRUELO. — Rancho, Municip. de San Marcos Arteaga, Dis- 
trito de Huajuapam. 

CLAVEL. — Rancho, Municip. de Tlacamama, Distrito de Ja- 
mil tcpec. 

CLAVELLINAS SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. En zapot. se conoce por Esdidgoyá, que quiere decir 
Clavellina. 

COAMILCO. — Rancho, Municip. de Teotitlan del Camino, 
Distrito del mismo nombre. Sig. en raex. En la sementera de la 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 309 

culebra. Etim. Coat, culebra; mitti, campo, sementera, y co, en. 

COATEOAS ALTAS SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Ejutla. Ctatecatt. Nombre nacional derivado de Coatlan. 

COATECAS BAJAS.— Municip., Distrito de Ejutla. (Véase 
la etimología anterior). 

COATLAN SAN PABLO.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Sig. en mex. Lugar de culebras. Etim. Coatt, culebra; tlan, 
lugar de. Se llamó en zapot. Huíhuogui 6 Guigogui, que algu- 
nos interpretan Rio de los señores. Fué fundado por Pétela, 
patriarca de los zapotecos. 

COATLAN SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Mia 
huatlan. (Véase la etimología anterior). 

COATLAN SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Miahua 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Mia 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de Mia 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de Mia 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SANTA MARÍA NATÍ VITAS.— Municip., Dis- 
trito de Yautepec. (Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SAN VICENTE.— Municip., Distrito de Ejutla. 
(Véase la etimología respectiva). 

COATLAN SANTA CATARINA.— Rancho, Municip., Dis- 
trito de Miahuatlan. (Véase la etimología respectiva). 

COATZOPAN SAN JUAN.— Municip., Distrito de Teoti- 
tlan. Coatzompan. Sig. en mex. Encima de la cabeza de la cu* 
lebra. Etim. Coatí, culebra; tzontti, cabeza;*pan, sobre, encima. 

COCOS. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Juchitan. 

COCO PRIETO.— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juchitan. 

COCULCO. — Rancho, Municip. de San Francisco Huapana- 
pa, Distrito de Huajuapam. Cocoleo. Sig. en mex. Lugar seco 
y angosto. Etim. GocoUo, cosa flaca, seca y angosta; co, lugar. 



310 SOCIEDAD MEXICANA 

COIXTLAHUACA SAN JUAN BAUTISTA.— Municip., 
Distrito del mismo nombre. Coaixtlahuaca. Sig. en mex. Lla- 
nura de culebras. Etim. Coatí, culebra; ixtlahuaca, llanura. En 
mixt. se llama Yodocoo, que sig. Llano de culebras. Etim. Yo- 
do, llano; y coo, culebra. En popoloco ó chocho, se le nombra 
Inguinclve, que quiere decir también Llano de culebras. Etim. 
In, llano, y guinclie, culebra. Obtuvo el título de Villa por de- 
creto de 31 de Agosto de 1876, bajo la denominación de "Villa 
de Libres." 

COLORADO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Jamilte- 
pec. En mixt. lleva el nombre de Yocuá, que quiere decir Lla- 
no colorado. Etim. Yo, de yodo, llano; cuá r colorado. 

COLOTEPEC SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de 
Fochutla. Sig. en mex. Cerro de alacranes. Etim. Colotl, ala- 
crán; tepetl, cerro. 

COLOYUOO.— Rancho, Municip. do San Juan Bautista Tla- 
chichilco. Sig. en mixt. Pavo 6 guajolote montes. Etim. Coló, 
guajolote, pavo; yucu, monte. 

COMALTEPEO SANTA ELENA.— Municip., Distrito de 
Jamiltepec. Sig. en mex. Pueblo de horteras. Etim. Comalli, 
hortera, canal; altepetl, pueblo. En mixt. se conoce con el nom- 
bre de Yucuquio, que quiere decir Cerro del comal. Etim. Yu- 
cu, cerro, y quio, comal. 

COMALTEPEO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choa- 
pam. (Véase la etimología respectiva). 

COMALTEPEO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa- 
Juárez. (Véase la etimología respectiva). 

OOMITANCILLO.— Municip., Distrito de Tehuantepec. Co- 
mitlantzinco. Diminut. derivado de Comitlan. Sig. en mex. 
Lugar de ollas. Etim. Comitl, olla; tlan, lugar de. 

COMPAÑÍA. — Hacienda, Municip., de Santa Lucía, Distri- 
to del Centro. 

COMPAÑÍA SANTA INÉS.— Hacienda, Municip., Distri- 
to de Ejutla. 

COMÚN. — Rancho, Municip. do Quiahige, Distrito de Ju- 
quila. 

COMÚN. — Rancho, Municip. de Santiago el Menor, Distri- 
to de Juquila. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTDAISTICA 311 

CONCEPCIÓN.— Rancho, Municip. de Azompa, Distrito del 
Centro. 

CONCEPCIÓN.— Rancho, Municip. do Astata, Distrito de 
Tehuantepec. 

CONCEPCIÓN.— Rancho, Municip. de Sayultepec, Distrito 
de Nochixtlan. 

CONCEPCIÓN.— Trapiche, Municip. de San Juan Comal- 
tepec, Distrito de Choapam. 

CONCEPCIÓN.— Ingenio, Municip. Distrito de Tlaxiaco. 

CONCEPCIÓN.— Rancho, Municip. de Huazolotitlan, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

CONCHA. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito de 
J uquila. 

CONCHAS. — Rancho, Municip, de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

CONEJO. — Rancho, Municip. de Panixtlahuaca, Distrito de 
Juquila. 

CONSTANCIA DEL ROSARIO.— Municip., Distrito de 
Juxtlahuaca. 

CÓPALA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Juxtlahua- 
ca. Copallan. Sig. en mex. Lugar del incienso. Etim. Copatti, 
copal, incienso; lan, de tlan, lugar de. 

CÓPALA. — Rancho, Municip. de Santa [María Magdalena 
Tiltepec, Distrito de Juquila. (Véase la etimología anterior). 

CÓPALA. — Rancho, Municip. de Cuixla, Distrito de Juqui- 
la. (Véase la etimología respectiva). 

COPAUT A.— Rancho, Municip. de Astata» Distrito de Te- 
huantepec. Diminut. de Cópala. (Véase la etimología respec- 
tiva). 

COPALITA. — Rancho, Municip. de Huatulco. Distrito de 
Pochutla. (Véase la etimología respectiva). 

COPALILLA. — Rancho, Municip. de Lo de Soto, Distrito de 
Jamiltepec. (Véase la etimología respectiva). 

COPALILLA. — Rancho, Municip. de Estancia Grande, Dis- 
trito de Jamiltepec. (Véase la etimología respectiva). 

COPALCHÍ.— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

COQUITO. — Rancho, Municip. de Santiago Minas, Distrito 
de Juquila. 



312 SOCIEDAD MEXICANA 

CORONACIÓN.— Hacienda, Municip. de Zachila, Distrito 
de Villa-Alvarez. 

CORTIJOS NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS. 
— Municip., Distrito de Jamiltepec. 

CORRAL DE PIEDRAS SAN CARLOS.— Municip., Dis- 
trito de Yautepec. En zapot. lleva el nombre de Guegclaviche, 
que quiere decir Rio del Pitayó. Etim. Guego, río, y laviche, 
pitayó. Por decreto de 17 de Octubre de 1861, se declaró cabe- 
cera del Distrito. 

CORRAL DE PIEDRAS.— Rancho, Municip. de Huajua- 
para, Distrito del mismo nombre. 

CORRAL DE PIEDRAS.— Rancho, Municip. de Analco, 
Distrito de Tuxtepec. 

COSOALTEPEC SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito 
de Pochutla. Sig. en mex. Pueblo de faisanes* Etim. CoxoliÜ, 
faisán; altepell, pueblo. 

COSOLAPAM. — Rancho, Municip. de Soyaltepec, Distrito de 
Tuxtepec. Sig. en mex. Rio del faisán. Etim. Goxolitli, faisán, 
y apan, rio. 

COSOLTEPEC SANTA GERTRUDIS.— Rancho, Municip. 
de San Pedro y San Pablo Tequixtepec, Distrito de Huajuapam. 
Sig. en mex. Cerro 6 monte de faisanes. Etim, CoxdiÜi, fai- 
sán, y tepeÜ, cerro ó monte. 

COSTA RICA. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

COTAHUIXLA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Etla. Cuettahuiztta 6 CuauJitlahuizÜa. Sig. en mex. Lugar de 
donde vienen las túnicas 6 vestiduras. Etim. Cueilt, túnica, 
vestidura; huiz, venir; tlan, lugar. También puede sig. Lugar 
dd bosque de espinas. Etim. Cuauhtla, bosque; huiztti, espina; 
ixachi, mucho, y Üan, lugar de. 

COTZOCON SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choapam. 
Cotzogoom. Sig. en mixe Cerro oscuro. Etim. Cotzo l oscuro; 
goom, cerro. 

COSTA RICA. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juquila. 

COYCOYAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juxtla- 
huaca. Cmcoyan. Sig, en mex. Lugar de cantares, tierra dd 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 313 

canto 6 teatro de cantares, Etim. Cuica, cantar; Üan, lugar ó 
tierra de. 

COYOLAPAN.— Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de 
Juchitan. Sig. en mex. Rio del coyote. Etim. Coyotl. coyote; 
apan, rio. 

COYONAL.— Rancho, Manicip. de Tutatepec, Distrito de 
Juquila. 

COYOTEPEC SAN BARTOLO.— Municip., Distrito del 
Centro. Sig. en mcx. Cerro del coyote. Etim. Coyotl 9 zorro, co- 
yote; tepetl, cerro. En zapot. se llama Daniveo, que quiere de- 
cir Cerro del coyote. Etim. Dani, cerro, y veo, coyote. 

COYOTEPEC SANTA MARÍA-— Municip., Distrito del 
Centro. (Véase la etimología respectiva). 

COYOTEPEC SAN PABLO LA RAYA.— Municip., Dis- 
trito del Centro. (Véase la etimología respectiva). 

COYOTEPEC ÁNIMAS TRUJANO.— Municip., Distrito 
del Centro. Se conoció por Barrio de Animas Coyotepec, y ob- 
tuvo el rango de pueblo con el apellido de Trujano, por decreto 
núm. 33 de 7 de Febrero de 1868. 

COYOTEPEC SAN MATEO.— Municip., Distrito de No- 
chixtían. (Véase la etimología respectiva). En mixt. lleva el 
nombre de Yucufíaña, que quiere decir Cerro del coyote. Etim. 
Yucu, cerro, y ñafia, coyote. 

COYOTE.— Rancho, Municip. de San Pablo Etla, Distrito 
del mismo nombre. 

COYULAPAM.— Rancho, Municip. de Teotitlan, Distrito del 
mismo nombre. Coyolapan. Sig. en mex. Rio de los cascabeles. 
Etim. Coyolli, cascabel; apan, rio. También puede sig. Rio de 
gorros. Etim. Coyotl, zorro, coyote; apan, rio. 

COYULA SAN JUAN.— Municip., Distrito do Cuicatlan. 
Coyollan. Sig. en mex. Lugar de cascajales 6 déla frutilla de 
este nombre. Etim. Coyolli, cascabel; lan de Üan, lugar de. 

COYUL.— Rancho, Municip. de Astata, Distrito de Tehuan- 
tepec, (Véase la etimología respectiva). 

COYUL.— Rancho, Municip. de Tututepcc, Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología respectiva). 

COYUL.— Rancho, Municip. de Tlacotepec, Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología respectiva). 

40 



314 SOCIEDAD MEXICANA 

CRESPO. — Hacienda, Municip. de Azompa, Distrito del 
Centro. 

CRISTÓBAL SAN.— Municip., Distrito de Jamiltepec. 

CRISTÓBAL SAN.— Hacienda, Municip.de Jalapa, .Distri- 
to de Tehuantepec. 

CSISTÓBAL SAN.— Rancho, Municip. de Valle Nacional, 
Distrito de Tuxtepec. 

CRISTÓBAL SAN.— Rancho, Municip. de Ozumacin, Dis- 
trito de Tuxtepec. 

CRUZ SANTA.— Municip., Distrito de Juquila. En mixt lle- 
va el nombre de Yucwya, que quiere decir Cerro de ceniza. 
Etitn. Yucu, cerro; ya, ceniza. 

CRUZ SANTA.— Trapiche, Municip., Distrito de Vilia-Al- 
varez. 

CRUZ SANTA.— Rancho, Municip. de Peña Larga, Distrito 
de Miahuatlan. 

CRUZ SANTA.— Rancho, Municip. de Chihuitan, Distrito 
de Tehuantepec. 

CRUZ SANTA. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito 
de Juchitan. 

CRUZ SANTA.— Rancho, Municip. de Caiihualá, Distrito 
de Silacayoapam. 

CRUCES. — Rancho, Municip. do San Miguel Chimalapa, 
Distrito de Juchitan. 

CRUCES. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, Dis- 
trito de Juchitan. 

CRUCES. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec. Distrito de Ju- 
chitan. 

CRUZ BLANCA. — Rancho, Municip. de Cuilapam, Distrito 
del Centro. 

CUAJINICUIL.— Rancho, Municip. de San Gabriel Mixte- 
pec, Distrito de Juquila. 

CUANANA SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. En mixt. sig. Madre roja 6 madre ciega. Etira. Cuá, 
colorado; cuá, ciega, y nana, madre. Otros interpretan Anda 
señora: de cuá, anda, y nana, señora. 

CUANACAZTLA.— Rancho, Municip. de Ixtlay utla, Distrito 
de Jamiltepec. Sig. en mex. Lugar de los árboles de oreja. Etiro, 
Cuahuiti, árbol, palo; nacaztli, oreja, y tlan, lugar de. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 315 

CUANACAZTLA. — Rancho, Municip. de Huajolotitlan, Dis- 
trito de Jamilbepec. (Véase la etimología anterior). 

CUAPAM. — Rancho, Municip. de Tuxtcpec, Distrito del mis- 
mo nombre. Coapan. Sig. en mex. Rio de la culebra. Etim. 
Coatí, culebra; apan, rio. 

CUAPAM. — Rancho, Municip. do San Miguel Ejutla, Distri- 
to de Ejutla. (Véase la etimología anterior). 

CUAPINOLE. — Rancho, Municip. de Ipalapa, Distrito do 
Jamiltepec. Cuauhpinólli. Sig. en mex. Aserrín. Se da este 
nombre á la goma succino. Etim. Cuahuitl, árbol, madero; pi- 
nolli, polvo. 

CUASIMULCO. — Rancho, Municip. de Totomoxtla, Distrito 
de Villa-Juárez. Cuauhxomulco. Sig. en mex. En el rincón 
del bosqiie. Etim. Cuauhtla, bosque; xomutti, rincón; co, en. 

CUASIMULCO.— Rancho, Municip. de Yetla, Distrito de 
Tuxtepec. (Véase la etimología anterior). 

CUATRO-VENADOS SAN PABLO.— Municip., Distrito 
de Villa- Alvarez. En zapot. le llaman Vichintapa, que según 
la tradición, quiere decir: Llegaron cuatro personas y funda- 
ron el pueblo. Etim. Vichin, persona ó niño; tapa, cuatro. 

CUATILLO. — Rancho, Municip. de San Marcos Arteaga, Dis- 
trito de Silacayoapam. 

CUATOLOLOTLE.— Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito 
de Jamiltepec. 

CUAUNECUILTITLA SAN LORENZO.— Municip., Dis- 
trito de Teotitlan del Camino. Cuauhnecuiltictla. Sig. en mex. 
Lugar del árbol torcido. Etim. Cuahuitl, árbol, leño ó madero; 
Ttecuiltic, jorobado, torcido; tlan, lugar de. 

CUAUTEPAM.— Rancho, Municip. de Teotitlan del Camino, 
Distrito del mismo nombre. Caautempan. Sig. en mex. Hacia 
la orilla del bosque. Etim. Cuauhtla, bosque; tentli, orilla, bor- 
de, extremidad; pan, sobre, hacia. 

CUAUTEPEC GUADALUPE.— Municip., Distrito de Hua- 
juapam. Cuauhtepec. Sig. en mex. Sierra del águila. Etim. 
Cvauhtli, águila; tepetl, sierra. 

CUAHULOTAL.— Rancho, Municip. de Güendulain, Distri- 
to de Cuicatlan. 

CUEVAS SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Juxtla- 
huaca. 



316 SOCIEDAD MEXICANA 

CUES SAN JUAN.— Municip., Distrito de Teotitlan. En 
haitiano sig. Templo, adoratorio ó túmulo. 

CUICATLAN SAN JUAN BAUTISTA.— Municip., Cabe- 
cera del Distrito de su nombre. Sig. en mex. Lugar de canta- 
res, tierra del canto, 6 teatro de cantores. Etim. Cuica, cantar; 
Üan, lugar ó tierra de. 

CUILAPAM SANTIAGO.— Municip., Distrito del Centro. 
Sig. en mex. Rio pintado. Cuiloapan. Etim. Cuilloa, pintar; 
apam, rio. Antiguamente lo llamaban Cayolapan, que quiere 
decir Rio dd coyote. Etim. CoyoÜ, coyote; apan, rio. Los mix- 
téeos le conocen por Sahayuco, que quiere decir Al pié dd 
monte. Etim. Salva, abajo, al pié; yucu, cerro ó monte. Es villa 
desde el siglo XV, ignorando el autor de este trabajo la fecha 
en que obtuvo el título, pues no ha encontrado la cédula res- 
pectiva. 

CUITITÓ SAN JUAN.— Municip., Distrito de Huajuapam. 
Sig. en mixt Mogote del Señor. Etim. Cuiti, mogote; toó, señor. 

CUITINUNL — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Dis- 
trito de Jamiltepee. Sig. en mixt. Mogote del salitre. Etim. Cui- 
ti, mogote; nuni, salitre. También puede significar Mogote de 
maíz. Etim. Cuiti, mogote; nuni, maíz. 

CUIXTLA SANTA CATALINA.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Cuixlan. Sig. en mex. Lugar de milanos. Etim. 
Cuixin, milano; Üan, lugar de. 

CUIXLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juquila. (Véa- 
se la etimología anterior). 

CUCARACHA. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. 

CUQUILA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Sig. en mex. Lugar de la yerba de la culebra. Etim. Coatí, 
culebra; quüitl, legumbre, yerba; la, de Üan, lugar de. En mixt. 
lleva el nombre de ÑucuiHe, que quiere decir Tierra del tigre. 
Etim. Ñuhu, tierra; cuiüe, tigre. 

CUYALTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Cui- 
catlan. Coyaltepec. Sig. en mex. Cerro ó pueblo de jabalíes. 
Etim. Coyametl, jabalí; altepetl, pueblo. 

CUYAMECALCO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Cuicatlan. Coyamecalco. Sig. en mex. En d cubil dd jabalí* 
Etim. Coyameü, jabalí; caJli, casa; co, en. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 31? 

CUYOTEPEXI SANTA MARÍA ASUNCIÓN.— Municip., 
Distrito de Huajuapam. Coyotepexitl. Sig. en mex. Peña del 
coyote. Etim. CoyoÜ, coyote; tepexül, peñasco. También puede 
sig. Peña agujerada, y entonces seria Coyoctepexiñ. Etim. Co- 
yoctli, agujero, y tepexiU, peña. 



CHACALAPA. — Municip., Distrito de Tehuantepec. Sig. en 
mex. Rio de camarones. Etim. Ckacalli, camarón; apan, rio. 
En Chontal lleva el nombre de Panasana, que también quie- 
re decir Rio dd chacal. Etim. Pana, rio; y sana, chacal. Fué 
ranchería de Huamelula y se elevó al rango de pueblo por de- 
creto número 4 de 1 de Octubre de 1879. 

CHACALAPA. — Rancho, Municip. de Pochutla, Distrito del 
mismo nombre; (Véase la etimología anterior). 

CHACALAPA. — Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de 
Juquila. (Véase la etimología anterior). 

CHALCATONGO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. Cludcatonco. Sig. en mex. Lugar de camaronciüos. 
Etim. Cluxcalli, camarón; toníli, diminut.; co, lugar de. 

CHACAHUA, — Rancho, Municip. de Huazolotitlan, Distri- 
to de Jamiltepec. Sig. enmixt Detrás del barranco. Etim. Cha- 
ta, detrás, calina, cueva ó barranco. 

CHACHOAPAM SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Chalchocapan. Sig. en mex. Rio dd llanto y de 
la zizaña. Etim. Chalania, meter zizaña; choca, llorar; apan, 
rio. Puede ser también Chalchiapan, y entonces sig. Rio de la 
esmeralda 6 rio verde. Etim. Clialchihuitl, esmeralda, y apan, 
rio. Los mixtéeos le llaman Yusañani, que quiere decir Rio 
hermano. Etim. Yusa, rio; ñani, hermano. 

CHAPAHUANA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. Sig. en zapot. Mujer molendera. Etim. Chapa, mujer; 
huana, molendera. 

CHAPARRO. — Rancho, Municip. de Tepenene, Distrito de 
Coixtlahuaca. 

CHAPULALPA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 



318 SOCIEDAD MEXICANA 

Cuicatlan. Chapollapan. Sig. en mex. Rio del c/iapulin 6 de 
la langosta. Etim. ChapoUin, chapulín; apan, rio. 

CHAPÜLTEPEC SAN JUAN.— Munícip., Distrito del Cen- 
tro. CJiapoltepec. Sig. en inex. Cerro del c/iapulin. Etim. Cha- 
poUin, chapulín ó langosta; tepetl, cerro. 

CHARCO REDONDO.— Rancho, Municip. de Tututepec, 
Distrito de Juquila. 

CHARRI. — Rancho, Municip. de la hacienda del Carmen, 
Distrito del Centro. 

CHATACAHUA. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distri- 
to del mismo nombre. Chatacakua. Sig. en mixt. Atrás de la 
cueva. Etim. Cftata, atrás; cahua, cueva. 

CHATANÚ. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. Sig. en mixt. Detrás del pueblo. Etim. GlwAa, 
ó Sata, detrás; ñu, pueblo. 

CHATANÚ. — Rancho, Municip. de Tetepec, Distrito de Ja- 
miltepec. (Véase la etimología anterior). 

CHAYUCO SAN PEDRO.- Municip., Distrito de Juxtla- 
huaca. Chayucu. Sig. en mixt. Al pié del monte. Etim. Cha, 
al pié; yucu, monte. 

CHAYUCO SAN AGUSTÍN.— Manicip., Distrito de Ja- 
miltepec. (Véase la etimología anterior). 

CHAZUMBA SANTIAGO.— Municip.; Distrito de Huajua- 
pam. Chaltzompan. Sig. en mex. Hacia la cumbre de esmeral- 
da. Etim. Cluxlchihuitl, esmeralda; tzonyoc, cumbre; pan, sobre, 
hacia. También puede sig. Sobre la rotura de la cumbre. Etim. 
Chalo,, romper, tzonyoc, cumbre; pan, sobre. 

CHEPETLAN.— Rancho, Municip. de Igual tepec, Distrito de 
Silacayoapam. Palabra híbrida compuesta del diminut. fami- 
liar Chepe, y de la de mex. tlan, lugar de. 

CHESAVECHE.— Rancho, Municip. de Guienagate, Distri- 
to de Tehuan tepec. Chczabeeche. Sig. en zapot. Salto del tigre, 
Etim. Cheza, salto, brinco; beeche, tigre. 

CHICAHUAXTLA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito di* 
Tlaxiaco. ChicaJiuactla. Sig. en mex. Lugar fuerte. Etim. Chi- 
caliuac, fuerte; tlan, lugar. 

CHICAHUAXTLA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. (Véase la etimología anterior). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA Zl9 

CHICAHUAXTLA SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Tla- 
xiaco. (Véase la etimología respectiva), 

CHICAHUAXTLA SANTO DOMINGO. — Municip., Dis- 
trito de Tlaxiaco. (Véase la etimología respectiva). 

CHICAHUAXTEPEC SAN MIGUEL.— Municip., Distrito 
de Nochixtlan. Sig. en mex. Cerro fuerte 6 déla fortaleza* 
Etim. Chicahuac, fuerte; tepetl, cerro. En mixt. lleva el nom- 
bre de Yiicucahua. Etim. Yucu, monte, cahua, cueva, que uni- 
do quiere decir Monte de la cueva. 

CHICAFA. — Rancho, Municip. de Ixtlaltepec, Distrito de 
Juchitan. Chichicapan. Sig. en mex. Rio amargo. Etim. Chi- 
chic, amargo; apan, rio. 

CHICAPILLA. — Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito de 
Jamiltepec. Diminut. derivado de Chichicapavi. (Véase la eti- 
mología anterior). 

CHICOMEZUCHIL SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. ChicomexochiÜ. Sig. en mex. Siete florea. Etim. 
Chicóme, siete; xochitl, flor. 

CHICO OMETEPEC— Municip., Distrito de Jamiltepec. 
Sig. en mex. Dos cerros. Etim. Orne, dos; tepetl, cerro. Se llamó 
Rancho de la Boquilla, y por decreto núm. 30 de 14 de Diciem- 
bre de 1869 se elevó al rango de pueblo. 

CHICOZAPOTES SAN PEDRO. — Municip., Distrito de 
Cuicatlan. Xicotzapotl. Sig. en mex. Zapote de la abeja, (miel). 
Etim. Xicotl, abeja; tzapotl, zapote. 

CHICOZAPOTE.— Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito 
de Juchitan. (Véase la etimología anterior). 

CHICHICAPAN SAN BALTASAR.— Municip., Distrito de 
Ocotlan. Chichicapan. Sig. en mex. Rio de la amargura. Etim. 
ChicJiic, amargo; apan, rio. 

CHICHICAXTEPEC SAN CRISTÓBAL.— Municip., Dis- 
trito de Villa-Alta. Chichicaztepec. Sig. en mex. Cerro de la 
ortiga. Etim. Chichicaztti, ortiga; tepetl, cerro. 

CHICHIHUALTEPEC SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de 
Huajuapam. Chichihualtepec. Sig. en mex. Pueblo de nodrizas. 
Etim. Ghichihua, nodriza; altepetl, pueblo. También puede sig. 
Cerro como chicJie ó mamila. Etim. Chichihualli, mamila, chi- 
che; tepetl, cerro. En mixt. lo llaman Yucmulodo, que quiere 
decir Cerro pelado. Etim. Yucu, cerro; ndodo, pelado. 



320 SOCIEDAD MEXICANA 

CHICHIHUALTEPEO SANTA MARTA,— Municip., Dis- 
trito de Ejutla. (Véase la etimología anterior). 

CHICHIHUALTEPEO. — Rancho, Municip. de Huartepec, 
Distrito de Hnajnapam. (Véase la etimología respectiva). 

CHILCHOTLA SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de 
Teotitlan. Chuchadla. Sig. en mex. Lugar de cftües picantes 
(que hacen llorar). Etim. ChiUi, chile; choctia, hacer llorar; tian, 
lugar de. 

CHIHUITAN SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Tehuantepec. Xihuittan. Sig. en mex. Lugar de yerbas. Etim. 
XihuiÜ, yerba; Han, lugar. En zapot. le llaman Vixáhui, que 
quiere decir Viento de urraca. Etim. Vi, viento; y xahui, urraca. 

CHILA. — Rancho, Municip. de San Pedro Mixtepec, Distrito 
de Juquila. Sig. en mex. Chilar. 

CHILAR. — Municip., Rancho, Distrito de Cuicatlan. 

CHILAPILLA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito.de Te- 
poscolula. Diminut. de Chilapan. Sig. en mex. Rio del chilar. 
Etim. Chila, chilar; apan, rio. 

CHILAETA. — Labor, Municip. de Guelavichigana, Distrito 
de Ocotlan. Chüaetlan. Sig. en mex. Lugar de chilares y fri- 
jolares. Etim. Chila, chilar; eüa, frijolar; Üan, lugar de. 

CHILATECA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Ocotlan. 
Nombre nacional derivado de ChilatecaÜ. Sig. en mex. Natu- 
ral de Chila. 

CHILATECA SAN JACINTO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véase la etimología anterior). 

CHILIXTLAHUACA S A.NTIAGO.— Municip., Distrito de 
Huajuapam. Sig. en mex. Llanura de diües. Etim. Chilli, chi- 
le; ixÜahuaca, llanura ó vega. En mixt. lleva el nombre de Yo- 
doyaá que quiere decir Llano de chiles. Etim. Todo, llano; yaa t 
chile. 

CHILILLO 1 .° — Rancho, Municip., de Lachao, Distrito de 
Juquila. 

CHILILLO 2 ? — Rancho, Municip., de Lachao, Distrito de 
Juquila. 

CHILTEPEC SAN JOSÉ.— Municip.. Distrito de Yante- 
pee. Sig. en mex. Cerro 6 monte de chiles. Etim. Chilli, chile; 
tepetl, cerro. 

CHILTEPEC SAN JOSÉ. — Municip., Distrito de Tuxte- 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA J«l 

pe*. (Véase la etimología anterior). En chinanteco lleva el 
nombre de Yié, que qniere decir Oriente. 

CHIMALAPA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Ju- 
chitan. Chimalapan. Sig. en mex. Rio del escudo. Etim. Gki- 
malli, escudo ó rodela; apan, rio. 

CHIMALAPA SANTA MARÍA,— Municip., Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología anterior). 

CHIMALTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Te- 
huantepec. Sig. en mex. Cen % o del escudo. Etim. Chimalli, en- 
cado o rodela; tepetl, cerro. 

CHINANGO SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. Ckinanco, Sig. en mex. Lugar amurallado. Etim. 
Chinamitl, muralla; co, lugar. En mixt. se llama Ñuxacnn, que 
sig. Pueblo de la muralla. Etim. Suhu, pueblo ó tierra, y ye- 
xacun, trinchera. 

CHINANTLILLA.— Rancho, Municip. de Yetla, Distrito de 
Tuxtepec. Diminut. de Chinantla. Sig. en mex. Lugar de cer* 
cados 6 amurallado. Etim. Chinamitl, cerco 6 muralla; tlan, 
lugar de. 

CHINDÚA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Sig. en mixt. Lugar 6 tierra húmeda. Etim. Ñuliu, 
suprimido, pueblo, tierra ó lugar; chindúa, húmedo. En mex. 
se conoce por Tlacosahualtonco, que quiere decir LugarciUo de 
humedad. Etim. Tlacuechahualiztli, humedad; tontli, diminu* 
tivo, y co, lugar de. 

CHIQUILA. — Barrio, Municip. de San Gabriel Mixtepec, 
Distrito de Juquila. Chichiquila. Sig. en mex. Lugar de la 
yerba del perro. Etim. Chichi, perro; quilitl, legumbre, y la de 
tlan, lugar de. 

CHIQUIHÜITLAN SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Cuicatlan. Sig. en mex. Lugar de canastos. Etim. Chiquihuitlt 
canasto ó cesto; tlan, lugar de. 

CHIQUIHÜITLAN SANTA ANA.— Municip., Distrito de 
Cuicatlan. (Véase la etimología anterior). 

CHISGUL— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

CHISME SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de Choz- 
pan. En mixe se llama Royonmo, que quiere decir chismoso. 

CHIVAGUELA SAN BALTASAR.— Municip., Distrito df 

41 



SW SOCIEDAD MEXICANA 

Yautepec. Sig. en zapot. Arriba 6 encima de la laguna. 
Chiva, estar encima; guela, lagaña. Se asegura qne su verda- 
dero sombre es Chiviguielc, que quiere decir Miedo á la lagu- 
na 6 laguna dd miedo. Etim. Chivi, miedo, y guíela, laguna. 

CHIVANIZA Rancho, Munieip. de Petapa, Distrito de Ja- 

chitan. Sig. en aapot. Encima dd agua. Etim. Chiva, estar 
encima; niza, agua. 

CHIZAHUA. — Rancho, Munieip. de Jamiltepec, Distrito 
del mismo nombre. Chizahuahi. Sig. en mixt Casa dd plata- 
nar 6 huerta de plátanos. Etim. Chiza, plátano; huahi, casa. 

CHOAPAM SANTIAGO.— Munieip., Cab. del Distrito de 
su nombre. Chocapan. Sig. en mex. Rio del llanto. Etim. Cko* 
ea, llorar; apan, rio. 

CHOCOLATE.— Rancho, Munieip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. Chocolatl. Difícil es la etimología de esta palabra. Por 
lo general se le da el significado de Agua que gime, por el rui- 
do que hace al batirse, tomando las palabras mexicana^ choca, 
llorar, y atl, agua. Es más aceptable aunque impropia, la de 
Agua que gime al dar vuelta (el molinillo). Etim. Choca, lio- 
rar 6 gemir; coloa, dar vueltas, y atl, agua. 

CHOCHOS. — Rancho, Munieip. de Maríscala Iturbide, Dis- 
trito de Huajuapan. Cliuclwn. Sig. en mex. Bárbaro 6 brujo. 
En el Estado se les da el nombre de chocho á los viejos. 

CHOLULA SAN PEDRO.— Munieip., Distrito de Nochix. 
tlan. Cholollan. Sig. en mex. Lugar de huida, y por metáfora 
lugar de asilo. Etim. Choloa, huir; lan de tlan, lugar. 

CHONGO SAN MIGUEL.— Munieip., Distrito de Yautepec. 
Chonco. Sig. en mex. Lugar de extranjeros. Etim. Chontalli, 
extranjero; co, lugar de. 

CHONOXLAR.— Rancho, Munieip. de Cúicatlan, Distrito del 
mismo nombre. 

CHONTECOMATLAN SANTO DOMINGO.— Munieip., 
Distrito de Yautepec. Sig. en mex. Lugar de calabazos extran- 
jeros. Etim. Chontalli, extranjero; tecomatl, calabazo; tlan, lugar. 

CHOPA. — Rancho, Munieip. de San Gabriel Mixtepec, Dis- 
trito de Juquila. Sig. en zapot. Dos. 

CHOPA. — Rancho, Munieip. de la Hacienda de la Compañía, 
Distrito de Ejutla. (Véase la etimología anterior), 



DE GEOGRAFÍA Y EStAfrfSTICA 3áft 

CHOTES.— Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de Ju- 
chitan. 

CHUPARROSA.— Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito 
de Juquila. 



DAMAS. — Rancho, Municip. <Je Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

DECENA. — Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de Ju- 
chitan. 

DESGRACIAS.— Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito de 
Jamiltepec. 

DEVERA. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Distri* 
to de Jamiltepec. 

DIAZ-ORDAZ.— Villa, Municip., Distrito de Tlacoiula. (Vea- 
se Valle Santo Domingo del). 

DÍAZ. — Rancho, Municip. de la Hacienda de Mejía, Distrito 
de Villa-Alvarez. 

DIEQO SAN. — Rancho, Municip. de Comitancillo, Distrito 
de Tehnantepec. 

DIEGO SAN.— Labor, Municip. de Quiané, Distrito de Vi- 
lla-Alvarez. 

DINICUITI SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Hua- 
jaapan. Sig. en mixt Cabeza del mogote. Etira. Dini, cabeza; 
cuiti, mogote. 

DIQUIYÚ SAN JUAN.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. Sig. en mixt Sobre las piedras. Etim. Diqui, sobre; yú t 
piedra. 

DIUXI SAN JUAN.— Municip., Distrito de Nochixtlan. 
Diuxaa. Sig. en mixt. Pueblo de águilas. Etim. Ñuhv,, supri- 
mido, pueblo ó tierra; diuxaa, águilas. 

DOLORES. — Hacienda, Municip. de Santa Lucía del Cami- 
no, Distrito del Centro. 

DOLORES. — Hacienda, Municip. de Santo Domingo Etla, 
Distrito de Etla. 

DOLORES.— Hacienda, Municip. de Tlacosahuala, Distrito 
de Nochixtlan. 



3£4 SOCIEDAD MEXICANA 

DOLORES. — Rancho, Municip. de Huazolotitlan, Distrito de 
Jamiltepec 

POLORES. — Rancho, Municip. de Lachihuiro, Distrito de 
Yautepec. 

DOLORES.— Rancho, Municip. de Tucuñuti, Distrito de Hua- 
juapan. 

DOMINGO SANTO.— Molino, Municip. de Tlalixtac, Dis- 
trito del Centro. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. de Jalapa, Distrito 
de Tuxtepec. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. del Maguey, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. de Zanatepeo, Dis- 
trito de Juchitan. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. de Tlalchichilco, 
Distrito de Silacayoapan. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. de Niltepec, Dia- 
rito de Juchitan. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. de Tápana, Distri- 
to de Juchitan. 

DOMINGO SANTO.— Rancho, Municip. de Guichicovi, Dis- 
trito de Juchitan. 

DON DOMINGUILLO.— Municip., Distrito de Cuicatlan. 

DON LOPE.— Rancho, Municip. de Matatlan, Distrito de 
Tlacolula. 

DON PEDRILLO.— Rancho, Municip. de Tlacolula, Distrito 
del mismo nombre. 

DUADITI. — Rancho, Municip. de Atoyac, Distrito de Jamil- 
tepec Kduaditi. Sig. en mixt. Ganada del papaloquelite. Etim. 
Ndua, cañada; diti, papaloquelite ó verdolaga» 

DUANUQUIZL— Rancho, Municip. de Tepetlapa, Distrito 
de Jamiltepec. Nduañucuixi. Sig. en mixt. Cañada de la tie- 
rna blanca. Etim. Ndtia, cañada; iívJm, tierra; cuixe, blanco. 

DUAXICO SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de Tla- 
xiaco. Nduaxico. Sig. en mixt. Cañada recogida. Etim. ÍTdua, 
cañada; xico, recogido, estrecho. 

DUASENO. — Rancho, Municip. de Atoyac, -Distrito de Ja- 
miltepec. Ndnaxiño. Sig. en mixt. Donde acaba la cañada. 
Etim. Ndua, cañada; orino, acabar. 



« • 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA §& 

DÜAYACO SANf A MARÍA.— Municip., Distrito de Te- 
poscolula. Sig. en mixt Callada del sotol ó déla palma, Étim. 
Ndúa, cañada; yaco, soto!. La palabra zotoüa, en mex, significa 
palmar. 

DUAYOSONDUA.— Rancho, Municip. de Atoyac, Distrito 
de «Tamiltepec. Nduayosondua. Sig. en mixt. Cañada del valle 
de guajes. Etim. Ndua, cañada; y oso, llano; ndua, guaje. 

DURAZNOS SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Jux- 
tlahuaca. 

DURAZNILLO.— Rancho, Municip. de San Martin Toxpa- 
lan, Distrito de Teotitlan. 



ECATEPEC SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Yante- 
pee Ehecatepec. Sig. en mex. Cerro del aire. Etim. Ehecatl, 
Tiento, aire; tepetl, «erro. 

ECATEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. (Véase la etimología anterior). 

EFIGENIA SANTA.— Hacienda, Municip. de Tápana. Dis- 
trito de Jnchitan. 

EJUTLA SANTA MARÍA.— Municip., Cab. de Distrito de 
su nombre. Exotían. Sig. en mex. Lugar de frijoles (judías). 
Etim. Exotly judía; (ejote) flan, lugar de. En zapoi lleva el 
nombre de Lubizaa, que quiere decir Lugar de frijoles. Etim. 
Lo 6 lu, lugar de; bizaa, frijol. Obtuvo el título de Villa por 
decreto de 1 P de Octubre de 185S, y el de Heroica por decreto 
de 24 de Noviembre de 1860. 

EJUTLA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Ejutla. 
(Véase la etimología anterior). 

ELOTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villa^Al- 
varez. Sig. en mex. Cerro de elotes. Etim. Elotl, elote, mazorca 
de maíz tierno; tepetl, pueblo 6 cerro. 

ELOXOCHITLAN SAN ANTONIO.— Municip., Distrito 
de Teotitlan. EUexochitlan. Sig. en mex. Lugar donde la flo- 
rescencia es muy pronta. Etira; Ellotl, diligencia, prontitud; 
xochitl, flor; Üan, lugar de. 



8f6 SOCIEDAD MEXICANA 

ENCINAL. — Rancho, Municip. de Ozumacin, Distrito de 
Taxtepec. 

ESPINAL SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Juchitan. 
Antes de ser pueblo se conoció con el nombre de Hacienda de 
Santa Cruz Magariño. 

ESPINAL— Rancho, Municip. de Zapotitlan Palmas, Distri- 
to Huajuapan. 

ESCOBILLA — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de 
Juchitan. 

ESCONDIDA. — Rancho, Municip. de San Juan Gueyoyache, 
Distrito de Tlacolula. 

ESTADO SAN JUAN DEL.— Municip., Distrito de Etla. 
Se conoció por San Juan del Rey. 

ESTADO SAN MARTIN DEL.— Municip., Distrito de Si- 
lacayoapan. Se conoció anteriormente con el nombre de "El 
Real de Minas." 

ESTANCIA DE SANTA CATARINA.— Municip., Distrito 
de Husjuapan. 

ESTANCIA DE ZACHILA— Rancho, Municip. de Zachila. 
Distrito de Villa- Alvarez. 

ESTANCIA. — Rancho, Municip. de Coixtlahuaca, Distrito 
del mismo nombre. 

ESTANCIA.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de 
Juchitan, 

ESTANCIA. — Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. 

ESTANCIA GRANDE.— Municip., Distrito de Jamiltepec 

ESTANCIA DE VACAS. — Rancho, Municip. de Amapa, 
Distrito de Tuxtepec. 

. ESTANZÜELA GRANDE.— Municip., Distrito de Jamil- 
tepec. 

ESTANZÜELA.— Rancho, Municip. de San Andrés Zautla, 
Distrito de Etla. 

ESTANZUELILLA.— Rancho, Municip., Distrito de Jamil- 
tepec. 

ESTRELLA. — Rancho, Municip. de Puxmetacan, Distrito de 
Choapan. 

ETLA SAN PEDRO.— Municip., Cab. del Distrito de su 
nombre. Sig. en mex. Lugar de fríjoles (judias). Etim. EÜ 9 fri- 
jol; tía de tlan, lugar de. Los «apotecas le llamaban Loohvana, 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA Ztl 

que sig. Lugar de mantenimientos. Lleva el título de Villa 
desde el siglo XV, no pudiendo el autor de esta obra citar la 
cédala que se lo confirió, por no haberla hallado, y solo hace 
constar que formó parte de lo que en el Gobierno Yireinal sé Ha* 
mó Marquesado del Valle. 

ETLA NATÍ VITAS.— (Barrio de Arriba), Municip., Distrito 
de Etla. (Véase la etimología respectiva). 

ETLA NATÍ VITAS.— (Barrio de Abajo), Municip., Distrito 
de Etla. (Véase la etimología respectiva). 

ETLA REYES.— Municip., Distrito de Etla. (Véase la eti- 
mología respectiva). 

ETLA SOLEDAD.— Municip., Distrito de Etla. (Véase la 
etimología respectiva). 

ETLA SAN JUAN DE DIOS.— Municip., Distrito de Etla. 
(Véase la etimología respectiva) 

ETLA NAZARENO.— Municip., Distrito de Etla. (Véase la 
etimología respectiva). 

ETLA GUADALUPE.— Municip., Distrito de Etla. (Véase 
la etimología respectiva). 

ETLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Etla. (Véase la 
etimología respectiva). 

ETLA SAN SEBASTIAN.— Municip.,Distrito de Etla. (Véa- 
se la etimología respectiva). 

ETLA SAN PABLO.— Municip., Distrito de Etla. (Véase 
la etimología respectiva). 

ETLA SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito de Etla. (Véase 
la etimología respectiva). 

ETLA SAN MIGUEL— Municip., Distrito de Etla. (Véase 
la etimología respectiva). 

ETLA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Etla. (Véase 
la etimología respectiva). 

ETLA SAN GABRIEL— Municip., Distrito de Etla. (Vea* 
se la etimología respectiva). 

ETLA ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Etla. (Véase la 
etimología respectiva). 

ETLA SANTO DOMINGO.— (Barrio de Arriba), Municip., 
Distrito de Etla, (Véase la etimología respectiva). 

ETLA SANTO DOMINGO.— (Barrio de Absjo), Municip., 
Distrito de Etla. (Véase la etimología respectiva). 



. . r 



Í£g SOCIEDAD MEXICANA 

ETLA SANTA MARTA.— Municip., Distrito de Etía. (Véa- 
te la etimología respectiva). 

ETLATONGO SAN MATEO.— Municip, Distrito de No- 
ehifctlan. Etlatonco. Sig. en mex. Lugar del frijolarcüo. Etim. 
Etla, frijolar (judías); tontli, diminut.; eo, lugar de. En mixt. 
se llama Yumnduclii, que quiere decir Monte del frijol. Etim. 
Yucw, monte; nducki, frijol. 

ESTETLA SANTA CATARINA. — Municip.. Distrito de 
Etla. Eztetta. Sig. en mex. Pedregal color de sangre. Etim. Ez- 
Ui, sangre; teüa, pedregal. También puede sig. Frijol color de 
sangre. Etim. Ez t de eztli, sangre, etl, frijol; Han, lugar. Me pa- 
rece mis aceptable esta etimología, atendida la circunstancia de 
que en el Estado se cosecha un frijol que llaman los habitantes 
guixumü. 



:f 



FERNANDO SAN.— Hacienda, Municip., Distrito de Villa- 
Al varez. 

FILIO. — Rancho, Municip. de San Sebastian Etla, Distrito de 
Etla. 

FLORES. — Hacienda, Municip., Distrito de Jamiltepec. 

FRAILESCAS SAN JUAN.— Municip. de Zanatepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

FRANCISCO EL GRANDE SAN.— Rancho, Municip. de 
Zapotitlan Palmas, Distrito de Huajuapan. 

FRANCISCO EL CHICO SAN.— Rancho, Municip. de Za- 
potitlan Palmas, Distrito de Huajuapan. 

FRANCISCO SAN. — Rancho, Municip. de Cuyamecalco, 
Distrito de Cuicatlan. 

FRONTERA SAN SEBASTIAN DE LA— Municip., Dis- 
trito de Huajuapan. Se conoció por rancho de San Sebastian 
y. fuá erigido en pueblo por decreto núm. 22 de 14 de Diciem- 
bre de 1869. 

FUSTES SAN SEBASTIAN.— Municip, Distrito de Villa- 
Alvarez. En zapot. se llama Yaviza, que quiere decir Palo de 
/vtfe» Etim. Yaga, palo, y visa, silla, fuste. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA $» 



Gh 



GACHUPÍN A. — Hacienda, Municip., Distrito de Ocotlan. 

GALERA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Pochutla. 

GARRAPATERO.— Rancho, Municip. de Astata, Distrito de 
Juchitan. 

GERTRUDIS SANTA. — Hacienda, Municip., Distrito de 
Villa-Alvares. 

GERTRUDIS SANTA.— Hacienda de beneficio, Municip. de 
Talca, Distrito de Villa-Alta. 

GERÓNIMO SAN.— Hacienda, Municip., Distrito de Villa- 
Juárez. 

GREGORIO SAN.— Rancho, Municip. de Pinotepa Nacio- 
nal, Distrito de Jamiltepec. 

GUACAMAYA. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. 

GUACHIL. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

GUADALUPE.— Hacienda, Municip., Distrito de Etla. 

GUADALUPE. — Rancho, Municip. de Jalatlaco, Distrito del 
Centro. 

GUADALUPE. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. 

GUADALUPE.— Rancho, Municip. de Tlalchichilco, Distrito 
de Silacayoapan. 

GUADALUPE. — Rancho, Municip. de Zapoquila, Distrito 
de Huajuapan. 

GUADALUPE.— Rancho, Municip. de San Pedro Salinas, 
Distrito de Silacayoapan. 

GUADALUPE.— Barrio, Municip. de Putla, Distrito de Tía- 
xiaco. 

GUAJES. — Rancho, Municip. de Quiechapa, Distrito de Yau- 
tepee. 

GUAJOTE. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar* 
Distrito de Juchitan. 

GUAMUCHE.— Rancho Municip. de Santa María de! M*r, 
Distrito de Juchitan. 

42 



330 SOCIEDAD MEXICANA 

OXJAMUCHE. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de 
Juchitan. 

GUAYABO. — Rancho, Municip. de Ixpantepec, Distrito de 
Juquila. 

GUAYABO. — Rancho, Municip. de Santiago Minas, Distrito 
de Juquila. 

GUAYABAL. — Rancho. Municip. de Santa María del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

GUEGOCHUNL— Rancho, Municip. de Tlacotepec, Distrito 
de Tehuantepec. Sig. en zapot. Rio de la tortuga. Etim. Guz- 
go 6 guigo, rio; chunni 6 zunni, tortuga. 

GUEGOLANA. — Rancho, Municip. de la Hacienda de la So- 
ledad, Distrito de Villa-Al varez. Sig. en zapot. En medio del 
rio. Etim. Guego, rio; lanni, en medio, entre. Puede sig. tam- 
bién Rio del tizne. Etim. Ouego, rio; lana, tizne. 

GUEGONIVALLE.— Hacienda, Municip., Distrito de Oco- 
tlan. Palabra híbrida que sig. Rio al pié del valle, compuesta 
del zapot. Gueyo, rio; ni, al pié; y del castellano, valle. 

GUEGORENE.— Hacienda, Municip., Distrito de Ocotlan. 
Sig. en zapot. Rio de sangre. Etim. Guego, rio; rene, sangre. 

GUEGORENE.— Rancho, Municip. de la Hacienda de la So- 
ledad, Distrito de Villa- Alvarez. (Véase la etimología anterior). 

GUEGOVEO. — Rancho, Municip. de Lachivigana, Distrito 
de Miahuatlan. Sig. en zapot. Rio del Coyote. Etim. (ruego ó 
guigo, rio; veo, coyote. 

GUEGOREXE SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. Sig, en zapot. Rio de Moscas. Etim. Guego, rio; reze, 
mosca. 

GUEGOYACHE SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tla^ 
colula. Sig. en zapot. Arroyo seco. Etim. Guego 6 guigo, arro- 
yo; yacke, seco. 

GÜELACHE SAN JUAN.— Municip., Distrito de Etla. Sig. 
en zapot. Milpa en lia no. Etim. Guela, milpa; lachi, llano. Tam- 
bién puede sig. Flor del llano. Etim. Guie> flor; lachi, llano. 

GUELAGONIA. — Rancho, Municip. de Jalapa, Distrito de 
Tehuantepec. Sig. en zapot Labor de milpas. Etim. Guela, mil- 
pas; gonia, cultivador. 

GUELATAO SAN PABLO.— Municip., Distrito de Villa- 
Juárez. Sig. en zapot. Laguna dd encanto 6 Laguna encanta- 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA 3$1 

da. Etim* Guíela, laguna; tao, sobrenatural encanto. Los serra- 
nos le llaman Telatoo, que quiere decir Laguna grande 6 in- 
mensa. Etim. Yela, lagaña; too, inmensa, grande. 

GUELATOBÁ SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Sig. en zapot. Sementera de Magueyes. Etim. Oxida, 
milpa 6 sementera, y toobaa, maguey. 

GUELAVIGUINA.— Rancho, Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Sig. en zapot. Sementera de chiles. Etim. Guela, milpa; 
viguina, chile. 

GUELAVILA SAN BALTASAR.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. Sig. en zapot. Sementera de la culebra. Etim. Guela, 
milpa 6 sementera; vela, culebra. También puede big. Noche in- 
fernal. Etim. Gudaa, noche, y gavila, infierno. 

GUELAVÍA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tlacolula. 
Sig. en zapot. A media noche se fueron. (Levantaron el campo). 
Etim. Guelaa, media noche; viaá, se fueron. 

GUELAVICHIGANA. — Hacienda, Municip., Distrito de 
Ocotlan. Sig. en zapot. Milpa de mi hijo el labrador. Etim. 
Guela, milpa; vichi, hijo; gana, labrador, cultivador. 

GUELAXÉ SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Tlaco- 
lula. Sig. en zapot. Milpa en dote. Etim. Guela, milpa; ajelóte. 

GUELAXOCHE.— Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. 
Sig. en zapot. Milpa florida. Palabra híbrida compuesta del 
zapot. guela, que quiere decir milpa, y del mex. xochitl, que 
sig. Flor. El autor de esta obra cree que su verdadero nombre 
es Guelarooche, que quiere decir Vamos á la sementera grande. 
Etim. Guela, milpa, sementera; roo, grande; che, vamos. 

GUELAXICO.— Rancho, Municip. de Ejutla, Distrito del 
mismo nombre. Sig. en zapot. Sementera del horno. Etim. Gue- 
la, sementera; xico, horno en el suelo. 

GÜENDULAIN.— Hacienda, Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. 

GÜENDULAIN.— Hacienda, Municip., Distrito de Tlacolula. 

GUERRERO CAFETAL.— Municip. de San Pedro Mixte- 
pec, Distrito de Juquila. 

GUEVEA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tehuantepec. 
Sig. en zapot Piedra de cal. Etim. Quie, piedra; vea, cal. 

GUICHÁ.— Rancho, Municip. de Quiechapa, Distrito de Tan- 



SK SOCIEDAD MEXICANA 

topee. Sig. en capot. Espina verde. Etim. Guiichi, espina; cha, 
verde. También pnede sig. Metate, pues . guicha en sapoteco es 
Metate. 

GÜICHICOVI SAN JUAN.— Municip., Distrito de Jachi- 
tan. Sig. en zapot. Pueblo nuevo. Etim. Guichi, pueblo; covi 6 
euvi, nuevo. 

GUICHINA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Yante pee. Sig. en zapot. Flor colorada. Etim. Guie, flor; china, 
colorada. La palabra Guicitina significa también Madre. 

GUICHILONA. — Rancho, Municip. de San Gerónimo, Dis- 
trito de Juchitan. Sig. en zapot. Pueblo de camas. Etim. Gui- 
chi, pueblo; lañad, cama. 

GUIELAXI. — Rancho, Municip. de Ixtlaltepec, Distrito de 
Juchitan. Sig. en zapot. Flor delicada. Etim. Guie, flor; laxi, 
delicada. 

GUIENAGATI SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de 
Tehuantepec. Sig. en zapot. Flor marchita. Etim. Guie, flor; 
nagati, muerta. 

GÜILA SAN PABLO. — Municip., Distrito de Tlacolula. 
Siendo del mex. sig. Lugar de palomas, y se deriva de Huilo- 
tlan. Etim. Huilotl, paloma; tlan, lugar de. En zapot. lleva el 
nombre de Gui¿wla, que quiere decir Rio de las sementeras. 
Etim. Gui de guigo, rio; guela, sementera. 

GUILOXI SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de Villa- 
Juárez. Sig. en zapot. Carrizo sobré la lumbre. Etim. Gui, ca- 
rrizo; lo, sobre; xi, lumbre. 

GUILLERMO SAN. — Hacienda, Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. 

GUIVINI SAN JUAN.— Municip., Distrito de Miahuatlan. 
Sig. en zapot. Flor pequeña. Etim. Guie, flor; vini, pequeña. 
También puede sig. Piedra chica. Etim. Guia, piedra; vini, 
chica, pequeña. Asimismo puede sig. Pueblo escaso de víveres. 
Etim. Gui de Guichi, pueblo; vini, escasez de víveres. 

GUIXE. — Rancho, Municip. de San Andrés Miahuatlan, Dis- 
trito de Miahuatlan. Sig. en zapot. Monte. 

GUIXHIGUÍ. — Rancho, Municip. de Guienagati, Distrito de 
Tehuantepec Guixegui Sig. en zapot. Monte de lumbre 6 
Monte florido. Etim. Gui&e t monte; gui 9 lumbre; 6 guiie, flor. 



DE GEOGRAFÍA Y BSTDAISTICA gf* 

GUIXHTVIZAGA.— Rancho, Manicip. de Guienagaii, Dis- 
trito de Tehuantepec. Guixebizaaga. Sig. en zapot. Monte del 
fríjol. Etim. Guixe, monte; bizaaga, frijol. 

GUVINA ARRIBA.— Rancho, Manicip. del Espinal, Distó- 
to de Jucbitan. Sig. en zapot. Hambre. 

GUIVINA ABAJO.— Rancho, Manicip. del Espinal, Distrito 
de Jachitan. (Véase la etimología anterior). 



H AI DAS.— Rancho, Municip. de Tlacotepec, Distrito de Ja* 
quila. 

HERMOSA.— Molinos, Manicip. de Tlalixtac, Distrito del 
Centro. 

HIDALGO SAN NICOLÁS.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. El decreto de 22 de Enero de 1857 lo elevó al rango 
de pueblo. 

HIDALGO. — Cafetal, Municip. de Juquila, Distrito del mis* 
mo nombre. 

HIGOS SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito de Jux- 
tlahuaca. 

HIGUERO ALTO.— Rancho/ Municip. del Espinal, Distrito 
de Juchitan. 

HIZOTE. — Rancho, Municip. de Estanzuelilla, Distrito de 
Jamiltepec. IczotL Sig. en mex. Palma. 

HOJAMANES. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito do 
Juchitan. 

HOJAMANES.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. 

HORCONES.— Rancho, Municip. de Santiago el Menor, Dis- 
trito de Juquila. 

HORNALLAS. — Rancho, Municip. de Ahuehuetitlan, Distri» 
to de Silacayoapan. 

HÜACAPA SANTA BÁRBARA.— Municip., Distrito de Si- 
lacayoapam. Sig. en mex. Rio de los huacales. Etim. Huaealli, 
huacal; upan, rio. El decreto núm. 35 de 18 de Diciembre de 
1878 lo elevó al rango de pueblo con el nombre de Huacapa 
Aldama. 



884 . SOCIEDAD MEXICANA - 

HUAJINTEPEC — Rancho, Municip. de Santiago Minas, 
DUtrito de Juquila. HuaxinUpec. Sig. en mex. Cerro del gua- 
je. Etim. Huaxin, guaj<>; Upetl, cerro. 

HUAJOLOTIPAC SANTIAGO.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Hucxolotipac. Sig. en mex. Hacíalos pavos, (guajolo- 
te**) fititn. Huexolotl, pavo, guajolote; ipac, sobre, encima ó ha- 
cia. Los mixtéeos le llaman Teyudicolo, que quiere decir Caña- 
da de los guajolotes ó délos pavos. Etim. Teyú, cañada; dicelo, 
pavo, gUHJolote. 

HÜAJOLOTITLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. HuexolotiUan. Sig. en mex. Lugar de pavos. Etim. 
Huexolotl, pavo ó guajolote; tlan, lugar de. La etim. de Huexo- 
lotl es la siguiente: Huey, grande; xollochoa, plegar, arrugarse. 

HUAJUAPAN DE LEÓN.— Municip., Cab. del Distrito de 
su nombre. Huaxoapan. Sig. en mex. Fuente del guaje. Etim. 
Huaxin, guaje; o de olti, camino; apan, rio; oatl, fuente, cami- 
no de agua. En mixt. lleva el nombre de Sud¿e, que quiere de- 
cir Pueblo de valientes. Etim. Ñuhu, pueblo, y dée, valiente, 
bravo. El decreto de 10 de Junio de 1843, le dio el titulo de 
Vüla, con el nombre de "Huajuapan de León." 

HUAJUAPAN. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juchitan. (Véase la etimología anterior). 

HIIAMELULPAM SAN MARTIN.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. CuavJimilolpam. Sig. en mex. Sobre el camino del 
campo de la arboleda. Etim. Cuahuitl, árbol; milli, campo, 
sementera; o de otli, camino; pan, sobre ó hacia. En mixt. lleva 
el nombre de Yumndaba, que quiere decir Cerro que voló (por- 
que una tromba de agua le quitó un lado). Etim. Yucu, cerro; 
ndaba* volar. 

HUAMELULA. — Municip., Distrito de Tehuantepec. Huau- 
miüolan. Sig. en mex. Lugar del camino de la sementera de 
bledos. Etim. Huauktli, bledo; milli, campo, sementera, o de 
otli, camino; la de tlan, lugar de. También puede ser Cuauh* 
milolan, y en este caso significa Lugar del camino de la se- 
mentera del águila 6 déla arboleda. Etim. Cuauhtli, águila; 
cuakuitl, árbol; milli, campo, sementera; o de otli, camino, la 
de tlan, lugar de. En zapot. lleva el nombre de Ouiaga. Sig. 
en zapot Plaza provisional. Etim. Ouia, plaza; ga, provisional, 
mientras. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 335 

HTJAPANAPA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. CuavJipanapan. Sig. en mex. Rio del puente. 
Etim. Cuauhpantli, puente; apan, rio. En mixt. lleva el nom- 
bre de Nutunvito, que quiere decir Pueblo de las vigas. Etim. 
ÑvJiu, pueblo 6 tierra, y tunvito, madera 6 viga. 

HUAXPALTEPEC SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de 
Jamiltepec. Cuezpaltepec. Sig. en mex. Cerro de la iguana. 
Etim. Cuezpallin, iguana; tepetl, cerro. En mixt. se llama Sifti- 
titi t que quiere decir Cabeza de iguo/na. Etim. Siiíi. cabeza; 
titi, iguana. 

HÜAXTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. Huatztepec. Sig. en mex. Cerro enjuto. Etim. HuaU 
za, enjutar; tepetl, cerro. También puede sig. Monte de guajes. 
Etim. Huaxin, guaje; tepetl, monte. 

HÜAXTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. (Véanse las etimologías anteriores). 

. HÜATÜLCO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Po- 
chutla. CuavMolco. Sig. en mex. Lugar donde se reverencia 
un madero. Etim. Cuahuitl, leño ó madero; toloa, inclinar la 
cabeza por reverencia; co, lugar de. Esta etimología so le da 
por la Cruz que allí, según se dice, puso Santo Tomás; pero en 
el Libro de los Tributos, el geroglífico de Huatulco es una ca- 
beza de águila de la cual sale una rama de árbol con una flor 
en la punta; circunstancia que me hace creer que el verdadero 
nombre es CuavJtxochco, y en este caso significa En árbol fio* 
rido donde estaba una águila. Etim. Cuahuitl, árbol; cuauh- 
tli, águila; Xóchitl, flor; co, en. 

HUATULCO SANTA CRUZ.— Puerto sujeto al pueblo an- 
terior. 

HUAUCLILLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Diminut. derivado de Cuautla. Sig. en mex. Bosque* 
cilio. Los mixtéeos le llaman Yucundecun, que quiere decir 
Monte quemado. Etim. Yucu, monte; decun, quemado. 

HUAUTLA SAN JUAN EVANGELISTA.— Municip., Dis- 
trito de Teotitlan. Cuauhtla. Sig. en mex. Lugar de águilas. 
Etim. Cuauhtli, águila; flan, lugar de. También puede ser Cuau- 
tla: en este caso seria Lugar del bosque. Etim. Cuautla, bos- 
que; compuesto de Cuahuitl, árbol; tía de tlan, lugar de. 



SU SOCIEDAD MEXICANA 

HÜAUTLA SAN MIGUEL,— Municip., Distrito d« Teetí- 
tlan. (Véanse laa etimologías anteriores.) 
HÜAUTLA SAN MATEO.— Municip., Distrito de Teotitlan. 

(Véanse las etimologías anteriores), 

HUiUTLA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Nochii- 
tlan. (Véanse las etimologías anteriores). Los mixtéeos le lla- 
man Nduaya, que significa Cañada de la ceniza. Etim. Ndua, 
cañada; ya, ceniza. 

HÜA YAPAN SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito del Cen- 
tra Hueyapan. Sig. en mex. Sobre el mar. Etim, Hueyad> 
mar; pan, sobre. Literalmente, Sobre el agua grande. También 
puede sig. Rio grande. Etim. Huey, grande; apan, rio. 

HUAZOLOTITLAN SANTA MARÍA ASUNCIÓN.— Mu- 
nicip., Di&Uito de Jamiltepec. Huexolotitlan. Sig. en mex. Zu- 
gar de guajolotes. Etim. Huexolotl, pavo montes, guajolote; ti- 
tlan, lugar de. 

HUAZONTLAN DEL MAR SAN MATEO. — Municip., 
Distrito de Tehuantepec. Sig. en mex. Lugar de bledos como 
cabellos. Etim. HuauhÜi, bledo; tzontli, pelo; tlan, lugar. 

HUEHUETL AN SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito 
de Teotitlan del Camino. Sig. en mex. Tierra de ancianos ó de 
tambores. Etim. Huéhue, anciano, 6 huehuetl, tambor. Han, lu- 
gar ó tierra de. Puede sig. también Tierra antigua,. Etim. üTue- 
hue, viejo, antiguo; tlan, lugar ó tierra. 

HUENDIO SANTO DOMINGO. — Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. Sig. en mixt. Templo de Dios. Etim. HvAfluhu, tem- 
plo; cvstohondioxii, Dios. 

HUERTAS TRINIDAD DE LAS.— Municip., Distrito del 
Centro. 

HUICHICATA. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito 
del mismo nombre. Sig. en mex. Yerba de la comezón. Etim. 
Huichi, yerba; cata, comezón. 

HUILOTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Te- 
huantepec. Sig. en mex. Cerro de las palomas. Etim. BuiloU, 
paloma; tepetl, cerro. En zapot. lleva el nombre de Guievisho, 
que quiere decir Piedra de la avispa, Etim. Chuie, piedra; vi- 
eho, avispa. 

HUITEPEC SANTA MARGARITA.— Municip., Distrito da 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA ,337 

Yaufcepec. Sig. en mex. Cerro del llamamiento. Etim. Huí, ad- 
verbio que sirve para llamar; tepetl, cerro. 

HUITEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. (Véase la etimología anterior). 

HUITEPEC SANTA MARÍA.— Munieip., Distrito de No- 
chixtlan. Huitztepec. Sig. en mex. Cerro de Espina* Etim. 
Huitztl, espina; tepetl, cerro. Los mixtéeos le dan el nombre de 
Yucuifíú, cuyo nombre significa Monte de espinas. Etim. Yu- 
ca, monte; iiíú, espina. 

HUIXTEPEC SAN PABLO.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Huitztepec. (Véase la etimología respectiva). Se co- 
noce también por San Pablo Zimatlan. 

HUITZO SAN PABLO.— Municip., Distrito de Etla. Sig. 
en mex. Espinoso, adjetivo formado de huitzüi, espina. Los za- 
potecos le llamaban Huijazoo, que quiere decir Atalaya de gue- 
rra, y al ser conquistado por el rey Ahuizotl, le pusieron los 
mexicanos Huexolotitlan\ que quiere decir Lugar donde hay 
guajolotes. Etim. Huexolotl, pavo montes, guajolote; titlan, lu- 
gar de. 



1 



IGUALTEPEC SAN JUAN BAUTISTA.— Municip, D¡«- 
trito de Silacayoapan. Sig. en mex. Pueblo que envía muchos 
mensajeros. Etim. Igualli, enviar mensajeros; altepetl, pueblo. 

IGUASTA. — Rancho» Municip. de Huilotepec, Distrito de 
Tehuantepec. 

IGUITLAN PLUMAS.— Municip., Distrito de Coixtlahuaca. 
Ihuitlan. Sig. en mex. Lugar de plumas. Etim. Ihuitl, pluma; 
tlan, lugar de. 

INÉS SANTA. — Rancho, Municip. de Tapanatepec, Distrito 
de Juchitan. 

IPALAPA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Jamil- 
tepec. Icpalapan. Sig. en mex. llio de asientos. Etim. Icpalli, 
asiento, como silla, banco, etc.; apan, rio. En mixt. lleva el nom- 
bre de Ñulayo, que quiere decir Pueblo de los fustes. Etim. 8u- 
hu, pueblo ó tierra; layo, fuste. 

IPALAPA EL VIEJO.— Rancho, Municip. de Santa María 

43 




338 SOCIEDAD MEXICANA 

Ipalapa, Distrito de Jamiltepec. (Véase la etimología respectiva). 

ISIDRO SAN.— {De Prio), Hacienda, Municip. de Animas 
Trujano (Coyotepec), Distrito del Centro. 

ISIDRO SAN.— Hacienda, Municip, Distrito de Etla. Es 
conocida por Hacienda de Cataneo. 

ISIDRO SAN.— (De Prieto), Hacienda, Municip. de Xoxo, 
Distrito del Centro. 

ISIDRO SAN.— Rancho, Municip., Distrito de Etla. 

ISIDRO SAN. — Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito del 
mismo nombre. 

ISIDRO SAN. — Rancho. Municip. de Nochixtlan,Distrito del 
mismo nombre. 

ISIDRO SAN. — Rancho, Municip. de Huilotepec, Distrito 
de Tehuantepec. 

ISLA DEL LEÓN. — Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Juchitan. 

ISLETA. — Rancho, Municip. de Puxmetacan, Distrito de 
Choapan. 

ITUNDUJIA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. Sig. en mixt. Loma del pozol. Etim. Itun, loma; dujia % 
pozol. En mex. lleva el nombre de PozotiÜan, que quiere de- 
cir Lugar de espuma. Etim. Pozonallo, cosa que tiene espuma; 
titlan, lugar de. 

ITUNYOSO SAN MARTIN.— Municip., [Distrito de Tía- 
xiaco, Sig. en mixt. Loma plana. Etim. Itun, loma; yoso, lla- 
no, plano. 

IXCAPA SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de Janiil- 
tepec. Ixcapan, Sig. en mex. Rio del algodón. Etim. Ixcatl, 
algodón; apan, rio. En mixt. lleva el nombre de Yutatucata, 
que quiere decir Rio del algodón. Etim. Yuta, rio; tucata, al- 
godón. 

IXCATLAN EL GRANDE SAN PEDRO.— Municip., Dis- 
trito de Tuxtepec. Sig. en mex. Tierna del algodón. Etim. J#- 
catl, algodón; tlan, lugar de. En chinanteco lleva el nombre de 
Geumajó, que quiere decir Pueblo del palo de algodón. Etim. 
Geu, pueblo; ma, palo; jo, algodón. Los mazatecos le llaman 
Numguclie, que quiere decir M arciélayo grande. Etim. Numgu, 
murciélago; che. grande. 

IXCATLAN SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Tlaxia- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 339 

co. (Véase la etimología anterior). En mixt. lleva el nombre de 
Yo8ocache, que quiere decir Llano del carnero 6 Llano del al* 
godon. Etim. Yoso, llano; ticacfie, carnero; caclie, algodón. 

IXCATLAN SANTO DOMINGO. — Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. Sig. en mex. Lugar de carneros. Etim. Ichcatl, car- 
nero; tlan, lugar de. (Véanse las etimologías anteriores). 

IXCATLAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito dé Teo. 
titlan. Sig. en mex. Lvugar de carneros. Etim. Ichcatl, carne- 
ro; Han, lugar de. También puede sig. Lugar de loceros. Etim. 
Ixca, cocer loza; tlan, lugar de. 

IXCATLAN SAN CRISTÓBAL, — Municip., Distrito de 
Ocotlan. (Véanse las dos etimologías anteriores). 

IXCOTEL SANTA MARÍA.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. Sig. en mex. Superficie 6 Piso de piedras. Etim. Ixco, faz, 
superficie; teÜ, piedra. 

IXCOTEPEC SAN LUCAS.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec. Sig. en mex. Cerro de frente ó Frente al cerro. Etim. Ix- 
co, faz, cara, al frente, tepetl, cerro. 

IXCÜINTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. ¡Sig. en mex. Cerro de los perros. Etim. Ixcuintl, perro; 
tepetl, cerro. 

IXHUATAN. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de 
Juchitan. IxJmatlan. Sig. en mex. Lugar seco. Etim. Izhucdli, 
seco; tlan, lugar. Para mi creencia es Izhuatlan, que en mex. 
quiere decir Lugar de palmas. Etim. Izhuatl, palma; tlan, lu- 
gar de. 

IXPANTEPEC SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Juquila. Sig. en mex. A la vista del cerro. Etim. Ixpan, á la 
vista, en presencia; tepetl, cerro. Los chatinoa le llaman QuitU 
lia, que quiere decir Zacate temprano. Etim. Qui, zacate; fi- 
lia, temprano, prematuro. 

IXPANTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. (Véase la etimología respectiva). 

IXTALTEPEC ASUNCIÓN. — Municip., Distrito de Ju- 
chitan. Sig. en mex. Pueblo blanqueado. Etim. Ixtac, blanco; 
altcpctl, pueblo. También puede sig. Pueblo empolvado. Etim. 
Ixtalihui, cubrirse de polvo, altepetl, pueblo. Asimismo puede 
sig. Monte de obsidiana. Etim. Iztli, obsidiana; tepetl, monte ó 
cerro. 



g40 SOCIEDAD MEXICANA 

IXTALTEPEO SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de 
Juchitan. Su verdadero nombre es Ixtepec, que quiere decir 
Cerro del ixtle. Etira. Ichtti, ixtle ó pita; tepetl, cerro. 
. IXTALTEPEO SAN JUAN. — Municip. Distrito de No- 
chixtlan. Sig. en mex. Monte blanco. Etim. Ixtac, blanco, tejyetl, 
cerro ó monte. En mixt. se llama Yucucuixe, que quiere de- 
cir Mcmte blanco. Etim. yucu, monte; cuixi, blanco. 

IXTALTEPEO SANTIAGO. — Municip. Distrito de No- 
chixtlan. (Véanse las etimologías anteriores). 

IXTALTEPEO SANTIAGO. — Municip., Distrito de Tía- 
colula. (Véase la etimología respectiva). 

IXTALTEPEQUILLO.— Rancho, Municip. de Tapanatepec, 
Distrito de. Juchitan. Diminut. AzJxtaLtepec. (Véase la etimo- 
logía anterior). 

IXTAYJJTLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Jamil- 
tepec. Sig. en mex. Lugar de calabazas blancas ó saladas. Etim. 
Iztac, blanco, ó Iztatl, salado; ayotl, calabaza; tlan, lugar de. 
En mixt. lleva el nombre de Yutañú, quo quiere decir Rio sa- 
lado, Etim. Yuta, rio, nú, salado. 

IXTLAN SANTO TOMÁS.— Municip., Cab. del Distrito de 
su nombre. Sig. en mex. Lugar delante de los ojos, á la vista. 
Etim. Ixtli, cara, á la vista; tlan, lugar de. También puede sig. 
Lugar de obsidiana, y en este caso seria Itztlan. Etim. Itztli, 
obsidiana; tlan, lugar de. Pudiera ser también Lugar de pita, 
y en este caso seria Ichtlan. Etim. Ichtli, cuerda delgada de pi- 
ta; tlan, lugar de. Los zapotecas serranos le conocen con el nom- 
bre de Layetzi, que quiere decir Hoja gruesa. Etim. La, hoja; 
yetzi, gruesa. El decreto de 30 de Julio de 1857 le dio el título 
de Villa-Juárez, j el de 24 do Noviembre de 1860 el de Invicta. 

IXTLAN LA TRINIDAD.— Municip., Distrito de Villa- 
Juárez. (Véase la etimología anterior). 

IXTLAHUACA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito del 
Centro. Sig. en mex. 'fierra 6 lugar llano y sin árboles.. Etim. 
Ixtli, vista, cara; tlalli, tierra; huaca, dueño ó poseedor; país ó 
tierra que se domina con la vista. 

IXTLAHUACA SAN PEDRO.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. (Véase la etimología anterior). 

IXTLAHUACA, SANTIAGO.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. (Véase la etimología anterior). Los mixtéeos le Ha- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 34 1 

man Llano oscuro, que en su idioma es Yododuha. Etim. Yo* 
do, llano; duila, oscuro. 

IXTAPA SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Juquila. /«- 
tapan. Sig. en mex. Rio blanco 6 salado. Etim. Ioctac, blanco, 
ó iztaÜ, salado; apan, rio. En chatino lleva el nombre de Tuti- 
cun, que quiere decir A la orilla dd rio. Etim. Tu, orilla, bor- 
de; ticun, rio. 

IXTAPAN SAN FELIPE DE LAS [SALÍN AS.— Municip., 
Distrito de Teposcolula. (Véase la etimología anterior). En 
mixt. lleva el nombre de Ñuhuma, que quiere decir Pueblo de 
la cera. Etim. Ñuhu, pueblo; üuma, cera. 

IXTAPAN SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. (Véase la etimología respectiva). 

IXTEPEJI SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Villa-Juareí. IxtepexiÜ. Sig. en mex. Frente al peñasco 6 de- 
rrumbadero. Etim. Ixtli, cara, faz; tepexitl, peñasco, derrum- 
badero. 



CT 



JACATEPEC SANTA MARI A.— Municip., Distrito de Tux- 
tepec. Xacaltepec. Sig. en mex. Cerro de casas. Etim. Xacaüi, 
choza, casa de zacate; t&peil, cerro. En chinanteco lleva el nom- 
bre de Aqhü, que quiere decir Entrada, de aire. Etim. A, en- 
trada; qhü, aire. 

JACINTO SAN —Rancho, Municip. de San Jacinto Amil- 
pas, Distrito del Centro. También se conoce por Yahuiche, que 
en zapot. quiere decir Falo de higo. Etim. Yaga, palo; huichi, 
higo. 

JAGÜEY. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Distrito 
de Jamiltepec. 

JALAHUÍ SAN JUAN. — Municip., Distrito de Choápan. 
Xallahuiac. Sig. en mex. Arena fragante. Etim. Xdlli, arena; 
ahuiac, cosa fragante, olorosa. 

JALAPA SAN FELIPE Y SANTIAGO.— Municip., Dis- 
trito de Tuxtepec XaZapan. Sig. en mex. Rio de arena. Etim. 
Xalli, arena; apan, rio. En chinanteco lleva el nombre de Jún- 
sae, que quiere decir Agua de arena. Etim. Jún, agua; sae, are- 



342 SOCIEDAD MEXICANA 

na. En niazateco se conoce por Dachá, que sig. Agua como la 
clara del huevo. Etim. Da, agua; chó, clara de huevo. El decreto 
núm. 2 de Octubre 2 de 1882, le dio el nombre de Jalapa de 
Diaz. 

JALAPA DEL ESTADO.— Municip., Distrito de Tehuante- 
pec. Xalapan. (Véase la etimología respectiva). Es Villa desde 
el siglo XV y formó parte del Marquesado del Valle. 

JALAPILLA. — Hacienda, Municip., Distrito de Etla. Dimi- 
nut. de Jalapa. (Véase la etimología respectiva). 

JALATLACO SAN MATÍAS.— Municip., Distrito del Cen- 
tro, Xalatlauhco. Sig. en mex. Bawanca de arena. Etim. Xa- 
lli, arena; atlauhtli, barranca; co, en. 

JALIEZA SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de Ocotlan. 
Xalieza. Sig. en zapot. Abajo de la Iglesia. Etim. Xana, aba- 
jo; lieza, Iglesia. Pudiera suceder que este nombre proceda del 
mex. y entonces seria Xálieztla, que quiere decir Lugar de are- 
na color de sangre. Etim. Xalli, arena; eztli, sangre; tía de tlan, 
lugar de. Ambas etimologías nos parecen muy impropias. 

JALIEZA SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véanse las etimologías anteriores). 

JALIEZA SANTA CECILIA.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véanse las etimologías anteriores). 

JALI. — Hacienda, Municip. de Amapa, Distrito de Tuxtepcc. 
Xatti. Sig. en mex. Arena. 

JALPAN SAN REYMUNDO.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. Xalpan. Sig. en mex. Sobre la arena. (Más propiamente 
Arenal). Etim. Xalli, arena; pan, sobre.- En zapot. lleva el 
nombre de Lohuxe, que quiere decir Lugar de arena. Etim. Lo- 
ho 6 LvJiu, lugar; huxe, arena. 

JALTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choapan. 
Xaltepetl. Sig. en mex. Gerrro de arena. Etim. Xcdli, arena; te- 
petl, cerro. 

JALTEPEC MAGDALENA.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. (Véase la etimología anterior). En mixt lleva el nombre 
de Yucufíute, que quiere decir Cerro de arena. Etim. Yucu, 
cerro; ñutí, arena. 

JALTEPEC. — Rancho, Municip. de Puxme tacan, Distrito de 
Choapan. (Véase la etimología respectiva). 

JALTEPETONGO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de 



DE GEOGRAFÍA Y ESTDAISTICA 343 

Nochixtlan. Xaltepetonco. Sig. en mex. En el cemüo de arena. 
Etim. XaJli, arena; tepetl, cerro; tontli, diminut., co, en. En 
mixt. se conoce por Jtñunuti, que sig. Loma de arena. Etim. 
Itun, loma; ñutí, arena. 

JALTEPETONGO SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito 
de Nochixtlan. (Véanse las dos etimologías anteriores). 

JALTIANGUIS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. XaUianquizco. Sig. en mex. Mercado de arena. 
Etim. Xalli, arena; tUmquiztli, mercado, y es lugar de. 

JAMILTEPEC SANTIAGO.— Municip., Cab. del Distrito 
de su nombre* Xamiltepec. Sig. en mex. Cerro de adobes. Etim. 
Xamilli, adobe; tepetl, cerro. En mixt. le llaman Casando, que 
quiere decir Gasa de adobes. Etim. Casan, casa; dúo, adobe. Es 
villa, pero no conocemos, en la colección de leyes, el decreto que 
le baya conferido ese título. 

JAMILTEPEC SANTA CATARINA.— Municip., Distrito 
de Yautepec. (Véase la etimología respectiva). 

JARCIA SAN JUAN. — Municip., Distrito de Yautepec. 

JARETA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa- Alta. 
Será Jaceta? En este caso sig. Descenso suave. 

JARQUIN. — Rancho, Municip. de Tlalixtac, Distrito del 
Centro. 

JAVIER SAN. — Trapiche, Municip. de Xoxo, Distrito del 
Centro. 

JAYACATLAN SAN JUAN BAUTISTA.— Municip., Dis- 
trito de Etla. Xay acallan. Lugar de Enmascarados. Etim. 
Xayaoatl, máscara, ó señor de rostro célebre; Han, lugar de. 

JAYACAXTEPEC SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito 
de Villa-Alta. Xayacatepec. Sig. en mex. Cerro de la máscara, 
6 Cerro de enmascarados. Etim. Xayacatl, máscara; tepetl, cerro. 

JESÚS MARÍA. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito 
de Juchitan. 

JICALTEPEC SANTA MARÍA ASUNCIÓN.— Municip., 
Distrito de Jamiltepec. Xicaltepetl. Sig. en mex. Cerro de jíca* 
ras. Etim. Xicalli, jicara; tepetl, cerro. 

JICALTEPEC— Trapiche, Muuicip., Distrito de Tlaxiaco. 
(Véase la etimología anterior). 

JICAYAN SAN JUAN.— Municip., Distrito de Jamiltepec. 
Xicayan. Sig. en mex. Lugar de jicaras. Etim. Xicalli, jicara; 



344 SOCIEDAD MEXICANA 

yan, lugar de. En mixt lleva el nombre de Nuchicua, que quie- 
re decir Tierra del mamey. Etim. Ñuhu, tierra; chiciuí, zapote 
mamey. 

JICAYAN SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Jamilte- 
pee. (Véanse las dos etimologías anteriores.). 

JICAYAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Jamiltepec. 
(Véanse las dos etimologías anteriores). 

JÍCARAS. — Rancho, Municip. de San Mateo del Mar, Dis- 
trito de Tehuantepec. 

JICOTLAN MAGDALENA.— Municip., Distrito de Coix- 
tlahuaca. Xicotlan. Sig. en mex. Lugar de avispas. Etim. A7- 
cotl, avispa; tlan, lugar de. 

JILOTEPEO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec, Xilotepetl. Sig. en mex. Cerro del jilote. Etim. Xilotl, elote 
tierno; tepetl, cerro. 

JILOTEPEC SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de 
Yautepec. (Véase la etimología anterior). 

JILOTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Yautepec. 
(Véase la etimología anterior). 

JILOTEPEO SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. (Véase la etimología respectiva). 

JILOTEPEJILLO SAN LORENZO.— Municip., Distrito de 
Yautepec. Diminut. derivado de Xilotepec. (Véase la etimolo- 
gía respectiva). 

JIOTES SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Teotitlan. 
XiotL Sig. en mex. Empeine (enfermedad de la piel que lla- 
man tina). 

JOAQUÍN SAN. — Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. 

JOCOTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito deChoapan, 
Xoco tepetl Sig. en mex. Monte de fruta. Etim. Xocotl, fruta; ie- 
peÜ t cerro ó monte. También puede sig. Cerro verde. Etim. -Xo- 
xoctic, verde; tepetl, cerro. 

JOCOTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juquila. 
(Véanse las etimologías anteriores). En chatino lleva el nombre 
de Quiojóo, que quiere decir Zacate medicinal 6 dd santo. Etim. 
Qui, zacate; qjóo, santo, medicinal. 

JOCOTIPAC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. Xocotipac. Sig. en mex. Sobre la fruta. Etim. Xocott, fru- 
ta; ¿pac, sobre,' encima 6 hacia. En mixt. lleva el nombre de Fu- 



L 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 345 

cunyieua, que quiere decir Cerro de chicozapotes, Etim. Yucio, 
cerro; yicua, chicozapote. 

JOLUSTLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. Xolotlan. Sig. en mex. Lugar de pajes. Etim. Xolotl, pa- 
je; tlan, lugar de. También puede sig. Lugar arrugado. Etim. 
Xollochoa, arrugarse, plegarse; tlan, lugar de. 

JOSAA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Xooaaa. En zapot. serrano sig. Rio del frijol. Etim. Xoo, 
rio; 8aa, frijol. 

JOSÉ SAN. — Hacienda, Municip., Distrito de Ocotlan. 

JOSÉ SAN. — Hacienda, Municip., Distrito de Yautepec. 

JOSÉ SAN. — Hacienda, Municip., Distrito del Centro. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Huajolotitlan, Distrito 
de Huajuapan. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. do San Gerónimo Ixtalte- 
pec, Distrito de Juchitan. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de Ju- 
chitan. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito de 
Juquila. 

JOSÉ DE GRACIA SAN.— Municip., Distrito de Teposco- 
lula. En mixt. lleva el nombre de Ruchio, que quiere decir 
Palma cocida. Etim. S"ú, palma; cltio, cocido. 

JOSÉ DE GRACIA SAN.— Hacienda de beneficio, Municip. 
de Talea, Distrito de Villa-Juárez. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Cuixtla, Distrito de Ju- 
quila. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Teotepec. Distrito de Ju- 
quila. 

JOSÉ SAN.— Rancho, Municip. de Sayultepec, Distrito de 
Jamiltepec. 

JOSÉ SAN. — Rancho, Municip. de Zapotitlan Palmas, Dis- 
trito de Huajuapan. 

JOYA. — Rancho, Municip. de Tonaltepec, Distrito de Cui- 

catlan. 

44 



346 SOCIEDAD MEXICANA 

JUAN SAN. — Rancho, Municip. de Guichicovi, Distrito de 
Juchitan. 

JUAN DEL POZO SAN.— Rancho, Municip. de San Fran- 
cisco del Mar, Distrito de Juchitan. 

JUCHATENGO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Ju- 
quila. Xochiltenco. Sig. en mex. En el borde dd as flores. Etim. 
Xóchitl, flor; tentli, borde, labio, extremidad; co, en. 

JUCHITAN SAN VICENTE.— Municip., Cab. del Distrito 
de su nombre. Xochitlan, Sig. en mex. Lugar de flores. (Lite- 
ralmente Jardín 6 floresta), Etim. Xóchitl, flor; tlan, lugar de. 
Su verdadero nombre es Ixtaxochitlan, que quiero decir Lugar 
de flores blancas. Etim. Ixtac, blanco; xochitl, flor; lian, lugar 
de. La planta de una de estas flores motivó la conquista de 
Tlaxiaco y otros pueblos de la Mixteca, pues habiendo pedido 
el emperador de México al rey [de Achutla la referida planta, 
que en la historia se conoce por Flor de Yucuane y que los 
mixtéeos habían trasportado del Istmo, le fué negada á los 
embajadores con algunos improperios. En zapot. lleva el nom- 
bre de Xavicende, que quiere decir San Vicente. El decreto de 
20 de Mayo de 1867 le dio el título de Villa. 

JUNTAS SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito del Centro. 
En este pueblo se juntan los rios de Tlacolula y Atoyac. 

JUNTA. — Rancho, Municip. de Huajuapan, Distrito del 
mismo nombre. 

JUQUILA SANTA CATARINA.— Municip., Cab. del Dis- 
trito de su nombre, Xiuhquila. Sig. en mex. Lugar de la le- 
gumbre hermosa. (Literalmente Añil). Etim. Xinh, cosa her- 
mosa; quilitl, legumbre; la de tlan, lugar de. En chatino lleva 
el nombre de Escuhué, que quiere decir Quelite tintóreo. Etim. 
Eseuequelite, yerba; hué, tintóreo. 

JUQUILA MIXES SAN JUAN. — Municip., Distrito de 
Yautepec. (Véase la etimología respectiva). 

JUQUILA VIJANOS SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. (Véase la etimología respectiva). La palabra Vija- 
nos sig. en zapot. Dedicados á Dios. 

JUXTLAHUACA SANTIAGO.— Municip., Cab. del Distri- 
to de su nombre. XoxüaJiuaea. Sig. en mex. Llano verde. 
Etim. Xoxotic, verde; ixtlaJiuaca, llano. Actualmente le dan el 
nombre de Ixtlahuame, que quiere decir Los llanos. En mixt. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 347 

lleva el nombre de Yosocui, que quiere decir Llano verde. Etim. 
Toso, llano; cuí, verde. El decreto de 15 de Octubre de 1868, 
creó el Distrito de Juxtlahuaca. 



LACÜPA . SANTIAGO.— Municip., Distrito de Vilia-Alta. 
La Copa Bitoo. Sig. en zapot. Ministro de Dios. Etim. Copa, 
sacerdote; Bitoo, Dios. 

LACOBA SANTA MARI A.— Municip., 'Distrito "de Ohoa- 
pan. La Copa Bitoo. (Véase la etimología anterior). 

LACHATAO SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. Lachitao. Sig. en zapot. Valle del encanto, 6 Lla- 
no encantado. Etim. Lachi, llano, valle; tao t encanto, cosa sobre- 
natural. 

LACHAO SAN J UAN.— Municip., Distrito de Juquila. La- 
cliitaon (Véase la etimología anterior). En chatino lleva el nom- 
bre de Elsó, que sig. Tarántula. 

LACHICUVICA. — Hacienda, Municip. de Ocotlan. Sig. en 
zapot. Lugar en campo nuevo. Etim. Lachi, llano ó campo; cu- 
vi, nuevo; ca, lugar. 

LACHICHINA SANTA MARÍA Municip., Distrito de 

Yautepec. Sig. en zapot. Llano colorado. Etim. Lachi, llano; 
china, colorado. 

LACHIGALLA. — Municip., Distrito de Ejutla. Sig. en zapot. 
Cinco Uanos, 6 Quinto llano. Etim. Lachi, llano ó valle; gay 6 
gaya, cinco. 

LACHIGUÍ. — Rancho, Municip. de San Juan Sola, Distrito 
de Villa- Al varez. Lachiguie. Sig. en zapot. Llano florido 6 de 
fuego. Etim. Lacla, llano; guie, flor; guii, fuego. 

LAOHIGUINA. — Rancho, Municip. de la Hacienda del Ver- 
jel, Distrito de Ejutla. Sig. en zapot. Llano de chiles. Etim. La- 
cla, llano; guiña, chile. También puede sig. Nuestro llano de 
piedras 6 de flores. Etim. Lachi, llano; guia, piedra; guie, flor; 
na, nuestro. 

LAOHIGÜIRÍ SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tehuan- 
tepec. Lackiguiriag. Sig. en zapot. Llano del ocote. Etim. La- 
chi, llano; guiriag, ocote. 



348 SOCIEDAD MEXICANA 

L ACHIGUIRÍ SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Lachiguiriag. (Véase la etimología anterior). 

LACHIGUIRO. — Hacienda, Municip., Distrito de Yautepec. 
Lacttiguiroo. Sig. en zapot. Llano de flores grandes, 6 Cam- 
po déla piedra grande. Etim. Lachi, llano, campo; guie, flor ó 
piedra; roo, grande. 

LACHIGUIVANA. — Hacienda, Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. Lachiguivanna. Sig. en zapot. Campo donde abun- 
dan las flores. Etim. Lachi, llano, campo; guie, flor; vanna, 
abundancia. 

LACHIGOLÓ SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. Sig. en zapot. Llano primero. Etim. Lachi, llano; 
golóOy primero. También puede sig. Llano del viejo. Etim. La- 
chi, llano; gole, viejo. 

LACHILÁ SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Ejutla. 
Lachilaa. Sig. en zapot. Llano de guajes. Etim. Lachi, llano; 
laa, guaje. 

LACHILLÓ SAN FELIPE.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Lachiyoo. Sig. en zapot. Llano ten % roso. lStim. Lachi, llano; 
yoo, tierra. 

LACHIPIN. — Rancho, Municip. de Tapanala, Distrito de Yau- 
tepec. Lachipenne. Sig. en zapot. Campo lodoso. Etim. Lachi, 
campo; penne, lodo. 

LACHIRIEGA SAN PABLO.— Municip., Distrito de Tía- 
colula. Lachiguiriag. Sig. en zapot. Llano de ocotes. Etim. La- 
chi, llano; guiriag, ocote. 

LACHIRIOAG SAN CRISTÓBAL.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. Lachiguiriag. Sig. en zapot. Llano de ocotes. Etim. 
Lachi, llano; guiriag, ocote. 

LACHITAA SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Sig. en zapot. JAano cuarto, ó Cuatro campos 6 milpas. 
Etim. Lacla, llano, valle, milpa, sementera; taa, cuatro. Pudiera 
ser Lachitani, y en este caso sig. Plano del cerro. Etim. Lachi, 
plano ó llano; tánni, cerro. 

LACHITO VA.— Rancho, Municip. de Totolapilla, Distrito de 
Tehuantepec. Lachitobaa. Sig. en zapot. Sementera de mague- 
yes. Etim. Lachi, sementera; tobaa, maguey. 

LACHIVÍ A SANTIAGO.— Municip., Distrito de Yautepec 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 349 

Sig. en zapot. Llano del guayabo 6 de nopal. Etim. Lachi, lla- 
no; vía, guayabo; vía, nopal. 

LACHTVTTO SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Yautepec. Lacfii Bitoo. Sig. en zapot. Llano divino. Etim. Za- 
chi, llano; Bitoo, Dios. 

LACHIXALANA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de 
Etla. Sig. en zapot. Llano del Ixijo negro. Etim. Laclii, llano; 
xana, abajo; lana, tizne ó negro. 

LACHIXELA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec. Sig. en zapot. Mujer del valle. Etim. Lachi, valle ó llano; 
xela, mujer. 

LACHIXILA MIXES SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Yautepec. Sig. en zapot. Llano 6 campo de carneros. Etim. Za- 
chi, llano; xila, carnero ó algodón. También puede sig. Llano 
caliente. Etim. Lachi, llano; xillaa, caliente. 

LACHIXILA VIJANOS ASUNCIÓN.— Municip., Distrito 
de Villa- Alta. (Véase la etimología anterior). Vijanos. En za- 
pot. quiere decir Dedicados á Dios. 

LACHIXÍO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Sig. en zapot. Llano de piedras. ' Etim. Lachi, llano; 
xío, piedra. 

LACHIXÍO SAN VICENTE.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. (Véase la etimología anterior). 

LACHIXOLA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Choa- 
pan. Sig. en zapot. Llano de tierna cediente. Etim. Lachi, lla- 
no; xo, tierra; la de xillaa, caliente. 

LACHIXONASE ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. Lachixonnaxe. Sig. en zapot. Llano de la virgen. Etim. 
Lachi, llano; xonnaxe, virgen, santo. 

LACHIXOVA SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de 
Choapan. Sig. en zapot. Valle del maíz. Etim. Lachi, valle; 
xoba, maíz. 

LADRILLOS. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

LADRILLOS. — Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de 
Juquila. 

LADRÓN. — Rancho, Municip. de Yolotepec, Distrito de Ju- 
quila. 



350 SOCIEDAD MEXICANA 

LAGARTERO. — Rancho, Municip. de Cacahuaxtepec, Die* 
trito de Jamiltepec. 

LAGARTERO. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

LAGARTERILLO.— Rancho, Municip. de Ixcapa, Distrito 
de Jamiltepec. 

LAGUNAS SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Tepos- 
colula. 

LAGUNAS SAN JUAN.— Municip., Distrito de Juxtlahua- 
ca. Fué barrio de Putla, y se erigió en pueblo por decreto nú- 
mero 39 de 15 de Diciembre de 1875. 

LAGUNA ALVARO.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

LAGUNA. — Rancho, Municip. de Jaltepec, Distrito de No- 
chixtlan. 

LAGUNILLA. — Rancho, Municip. de Estancia Grande, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

LAGUNILLA. — Rancho, Municip. de Tepenixtlahuaca, Dis- 
trito de Juquila. 

LALANA Y COMITLAN.— Hacienda, Municip., Distrito de 
Miahuatlan. El primero es Laalana, nombre zapot. que sig. 
Muy tiznado 6 muy negro. Etira. Laa, muy, más; lana, tizne 
ó negro. El segundo es nombre mex. que quiere decir Lugar 
de ollas. Etim. Comitl, olla; flan, lugar. 

LALANA SAN JUAN. — Municip., Distrito de Choapan. 
Laalana. (Véase la etimología respectiva). 

LAPAGUÍA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Sig. en zapot. En el tope de la piedra. Etim. Lapaa, tope, 
encuentro; guia, piedra. 

LATANI SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Choa- 
pan. Sig. en zapot. En la falda del cerro. Etim. La, oja ó fal- 
da; tanni, cerro. Creemos más bien que el nombre verdadero 
es Tlaltani, que en mex. sig, Tierra en bajo. Etim. Tlalli, tie- 
rra; tani, bajo, 

LOAYAGA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tehuante- 
pec. Lcüiuiyaga. Sig. en zapot. En medio déla arboleda. Etim. 
LaJiui, en medio, entre; yaga, palo, árbol. 

LAXOPA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa-Juárez. 
La Gopa Bitoo. Sig. en zapot. Ministro de Dios. Etim. Copa, 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 351 

sacerdote; Bitoo, Dios. Como está escrito sig. Seis hojas. Etica. 
La. hoja; xopa, seis. 

LAZO. — Molinos, Municip., Distrito de Etla. 

LEALAO SAN JUAN. — Municip. Distrito de Choapara. 
Lealao. Sig. en zapot. La gran María. Etim. Lea, María; loo, 
alto, grande. 

LEAPI SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Yautepee. Sig. 
en zapot. La fuerte María. Etiin. Lea, María; lipi, fuerte. 

LIBERTAD PUEBLO DE LA.— Municip., Distrito de Eju- 
tla. Se conoció con el nombre de Sitio de la Olla, pero el de- 
creto núm. 7 de 18 de Marzo de 1875, lo elevó al rango de 
pueblo. 

LIBERTAD. — Rancho, Municip. de Tamnzola, Distrito de 
Silacayoapan. 

LIMAR. — Rancho, Municip. de Juchatengo, Distrito de Ju- 
quila. 

LIMÓN. — Rancho, Municip. de Teojomulco, Distrito de Ju- 
quila. 

LIMÓN. — Rancho, Municip. de Huaxpaltepec, Distrito de 
Jamiltepec. 

LIMÓN. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito de Ju- 
quila. 

LIMÓN. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Juchitan. 

LIMONES. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de Ju- 
chitan. * 

LOGUECHE SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Sig. en zapot. Asiento del pueblo. Etim. Lolw, lu- 
gar, asiento; gueche, pueblo. 

LOGUIA-SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Lohoguia. Sig. en zapot. Lagar de piedras 6 lugar del 
onercculo. Etim. Loho, lugar; guia, piedra y también plaza. 

LOGOLABA SAN JUAN. — Municip., Distrito de Ejutla. 
Sig. en zapot. Lugar del acólito. Etim. Lolio, lugar; golaba, sir- 
viente de iglesia, acólito ó tiquitlato. También puede inter- 
pretarse Delante de tí canté. Etim. Logo, ante ó delante de tí; 
labaa, canté. 

LOMA GRANDE. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distri- 
to de Juchitan. 



352 SOCIEDAD MEXICANA 

LOMA LARGA, — Rancho, Municip. de Atoyac, Distrito de 
Jainiltepec. 

LOMA TIERRA. — Rancho, Municip. de Ixtaltepee, Distrito 
de Juchitan. 

LOVANI SANTA MARI A.— Municip., Distrito de Choapan. 
Lohobana. Sig. en zapot. Lugar de mantenimientos. Etim. 
Loho, lugar; banna, abundancia de víveres. 

LO VENE SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. Lopenne. Sig. en zapot. Lugar de lodo. Etim. Ix>ho, lu- 
gar; penne, lodo. 

LOXICHA SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito de Pochu- 
tla. Sig. en zapot. Lugar de piTms. Etim. Loho, lugar; xicha, 
pina. 

LOXICHA SAN BALTASAR.— Municip., Distrito de Po- 
chutla. (Véase la etimología anterior). 

LOXICHA SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de Po- 
chutla. (Véase la etimología respectiva). 

LOXICHA SANTA CATARINA. — Municip., Distrito de 
Pochutla. (Véase la etimología respectiva). 

LOXICHA SANTA MARTA. — Municip., Distrito de Po- 
chutla. (Véase la etimología respectiva). 

LOXICHA CANDELARIA.— Municip., Distrito de Pochu- 
tla. (Véase la etimología respectiva). Era la ranchería del rio 
de San Juan, y se erigió en pueblo por decreto núm. 12 de 7 
de Diciembre de 1881. 

LORENZO SAN.— Municip., Distrito de Jamiltepec. En la 
división territorial no tiene ningún nombre; pero sé que se lla- 
ma Cacalotepec, que en mex. quiere decir Cerro del Cuervo. 
Etim. Cacalotl, cuervo; tepetl, cerro. En inixt. se conoce por Yu- 
cuyco, que sig. Monte de la luna. Etim. Yueu, monte; yoo, luna. 

LOXUVA. — Rancho, Municip. del Rancho de Velató, Distri- 
to de Miahuatlan. Lohoxuba. Sig. en zapot. Lujar de maíz» 
Etim. Loho, lugar; xuba, maíz. 

LUIS SAN. — Hacienda, Municip. de San Felipe del Agua, 
Distrito del Centro. 

LUVINA SAN JUAN.— Municip , Distrito de Villa-Jua- 
rez, Lohovina. Sig. en zapot. Lugar de la tembladera. Etim. 
Loho, lugar; vina, tembladera. En mex. lleva el nombre de Xo- 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA 353 

chitieneo, que quiere decir En el borde de las flores. Etim. Xó- 
chitl, flor; tentli, borde, labio ú orilla; co, en. 
LUZ. — Hacienda, Municip., Distrito de Juxtlahuaca. 



LLAGAS SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Villa- 
Juarez. 

LLANO-BLANCO.— Rancho, Municip. de Tataltepec, Dis- 
trito de Juquila. 

LLANO DE LA BARRANCA.— Rancho, Municip. de Cha- 
yuco, Distrito de Jamiltepec. 

LLANO DE LA CULEBRA GRANDE.— Municip. de Tla- 
panalquiahuitl, Distrito de Juquila, 

LLANO CHICO. — Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito 
de Jamiltepec. 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip. de Tapextla, Distri- 
to de Jamiltepec. 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip. de Tepelnene, Dis- 
trito de Coixtlahuaca. 

LLANO GRANDE. — Rancho, Municip. de Guichicovi, Dis- 
trito de Juchitan. 

LLANO GRANDE 1 P —Rancho. Municip. de San Francis- 
co del Mar, Distrito de Juchitan. 

LLANO GRANDE 2. °— Rancho, Municip. de San Fran- 
cisco del Mar, Distrito de Juchitan. 

LLANO GRANDE 3 P —Rancho, Municip. de San Fran- 
cisco del Mar, Distrito de Juchitan. 

LLANO GRANDE 4 P —Rancho, Municip. de San Fran- 
cisco del Mar, Distrito de Juchitan. 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip., Distrito de Hua- 
juapan. 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip. de Teotepec, Distri- 
to de Juquila. 

LLANO GRANDE.— JEtancho, Municip. de Cuixtla, Distrito 
de Juquila. 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip. de Tataltepec, Dis- 
trito de Juquila. 

45 



354 SOCIEDAD MEXICANA 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip. de Jalapa, Distrito 
de Tehuantepec. 

LLANO GRANDE.— Rancho, Municip. de Nopala, Distrito 
de Juquila. 

LLANO GRANDE 1 P —Rancho, Municip. de Cortijos, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

LLANO GRANDE 2 P —Rancho, Municip. de Cortijos, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

LLANO GRANDE 3 P —Rancho, Municip. de Cortijos, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

LLANO DEL GUAYABO.— Rancho, Municip. de Panixtla- 
huaca, Distrito de Juquila. 

LLANO DE LA ISLA.— Rancho, Municip. de Amoltepec, 
Distrito de Juquila. 

LLANO DEL LIMÓN.— Rancho, Municip. de Chayuco, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

LLANO OSCURO. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Dis- 
trito de Juquila. 

LLANO DEL POLLO.— Rancho, Municip. de Temaxcalte- 
pec, Distrito de Juquila. 

LLANO PRIETO.— Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Juchitan. 

LLANO DE LA PIEDRA AMARILLA.— Rancho, Muni- 
cip. de Tlapanalquiahuitl, Distrito de Juquila. 

LLANO REDONDO.— Rancho, Municip. de Tapanaltepec, 
Distrito de Juchitan. 

LLANO SECO. — Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito de 
Jamiltepec. 

LLANO DEL SOL. — Rancho, Municip. de Amaltepec, Dis- 
trito de Juquila. 

LLANO DEL TOTOMOXTLE.— Rancho, Municip. de Ix- 
capa, Distrito de Jamiltepec. 

LLANO VERDE.— Rancho, Municip. de Tlapanalíjuiahuitl, 
Distrito de Juquila. 

LLANO DE LA YERBA DULCE.— Rancho, Municip. de 
Tlapanalquiahuitl, Distrito de Juquila. 



1)E GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 365 



MACUILTIANGUIS SAN PABLO.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez, Macuütianquiztli. Sig. en mex. Cmco mercadas. 
Etim. Macuüli, cinco; tianquizüi, mercado. 

MACUILZOCHIL SAN MATEO.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. Macuüxochitl. Sig. en mex. Oi/nco flores. Etim. Ma- 
cuiUi, cinco; xochiÜ, flor. En zapot. lleva el nombre de Guie- 
guiUi, que quiere decir Ramo de flores. Etim. Guie, flor, grui- 
£Z¿, ramo. 

MADRE DE AGUA.— Rancho, Municip. de Niltepee, Dis- 
trito de Juchitan. 

MAGDALENA — Municip., Distrito de Tehuantepec. 

MAGUEY SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. 

MAGUEY.— Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Distri- 
to de Jamiltepec. 

MAJADA.— Rancho, Municip. de Tiquisistlan, Distrito de 
Tehuantepec. 

MALACATE. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Tehuantepec. Mcdacatl. En mex. sig. Huso. 

MALACATEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Te- 
huantepec. Sig. en mex. Cerro del malacate. Etim. Mcdacatl, 
malacate, huso; tepett, cerro. 

MALITLAN. — Rancho, Municip. de Huazolotitlan, Distrito 
de Jamiltepec. MalinUan. Sig. en mex. Lugar de cordeleros 6 
Lugar de escobas. Etim. Malina, torcer cordeles; malinatti, es- 
coba; tlan, lugar de. 

MALUCO. — Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de Ju- 
quila. 

MANCUERNAS.— Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, 
Distrito de Jamiltepec. 

MANDINGA. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. 

MANINALTEPEC SAN MIGUEL— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. ManenealtepeÜ. Sig. en mex. Pueblo de cuadrú- 
pedos. Etim. Manénemi t cuadrúpedo; áltepetl, pueblo. Antigua- 



356 SOCIEDAD MEXICANA 

mente llevaba el nombre de Malinaltepec, que en mex. sig. Pue- 
blo de cordeleros. Etim. Malina, torcer cordeles; altepetl, pue- 
blo. También puedo sig. Cew* de la escoba. Etim. MalinalU, 
escoba; tepeÜ, cerro. 

MANIALTEPEC— Rancho, Municip. de Cuixtla, Distrito 
de Juquiln. (Véanse las etimologías anteriores). 

MANTECA. — Rancho, Municip. de Tapanala, Distrito de 
Yautepec. 

MANTECÓN.— Molinos, Municip. de Tlalixtac, Distrito del 
Centro. 

MANTECÓN.— Hacienda, Municip., Distrito del Centro. 

MANO DEL SEÑOR.— Rancho, Municip. de Zenzontepec, 
Distrito de Juquila. 

MANZANO. — Rancho, Municip. de Cuilajten, Distrito del 
Centro. 

MAPACHE. — Rancho, Municip. de Panixtlahuaca, Distrito 
de Juquila. En mex. Mapach sig. Tejón-. 

MAR SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Juchitan. 

MAR SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Juchitan. 
En mex. lleva el nombro de Ocelotlan, que quiere decir Lxvgar 
de tigres. Etim. Ocelotl, tigre; tlan, lugar de. 

MAR SAN DIONISIO.— Municip., Distrito de Juchitan. 
En mex. lleva el nombre de TepchuazonÜan, que quiere decir 
Lugar de bledos monteses como cabellos. Etim. Tepetl, monte; 
huauítüi, bledo; tzontli, cabello; tlan, lugar de. No pude con- 
seguir los nombres que en huave se den á los pueblos de San 
Mateo, San Francisco, Santa María y San Dionisio del Mar, que 
se sitúan en las Lagunas Superior é Inferior; pero sé que los 
indígenas de este último pueblo llaman en su lengua á la La- 
guna del Norte Duicquialoi, que quiere decir Mar Superior, y 
k la del Sur Duicquialiat, que sig. Mar inferior. Etim. Duic, 
mar; quialoi, superior; quialiat, inferior. A esta última laguna 
la dividen en dos partes, por una línea que principia en el canal 
de Santa Teresa con la bocabarra, llamando á la que asta al 
Oeste Duicnamulet, que quiere decir Mar dd Poniente, y á la 
del Este Duicnahuanot, que sig. Mar de Oriente. Etim. Duic, 
mar; namulet, Poniente; nahuanot, Oriente. Al Pacífico le lla- 
man Nadamduic, que quiere decir Mar grande. Etim. Nadara, 
grande; duic> mar. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 357 

MARCIAL SAN,— Rancho, Municip. de San Juan Guego- 
yache, Distrito de Tlaeolula, 

MARÍAS. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de Jü» 
chitan. 

MARÍA SANTA,— Rancho, Municip. de Huamelula, Disbri* 
to de Tehuantepec. 

MARÍA SANTA.— Rancho, Municip. de San Pedro Mixto- 
pee, Distrito de Juquila. 

MARÍA— Rancho, Municip. de Tapextla, Distrito de Jamil- 
tepec. 

MARÍA — Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito de Jamil- 
tepec. 

MARÍSCALA ITÜRBIDE.— Municip., Distrito de Huajoa- 
pan. Se conoció por rancho de la Mariscóla, y se erigió en pue- 
blo por decreto de 15 de Mayo de 1857. 

MARTIN SAN.— Rancho, Municip. de Soyaltepec, Distrito 
de Tuxtepec. 

MARTIN SAN.— Hacienda, Municip. de Quiotepec, Distrito 
de Villa-Juárez. 

MARQUESANAS.— Hacienda, Municip. de Juchitan, Dis- 
trito del mismo nombre. 

MATAD AMAS.— Rancho, Municip. de San Andrés Zautla, 
Distrito de Etla. 

MATATLAN.— Municip., Distrito de Tlacolula. MaOaOan. 
Sig. en mex. Lugar de redes. Etim. MatlaÜ, red; tlan, lugar de. 
También puede sig. Diez pueblos. Etim. Matlactli, die«; Han, 
lugar ó puebla En zapot, lleva el nombre de Gabaa, que quie- 
re decir Nueve sepulcros. Etim, Qa, nueve; boa, sepulcro. 

MATA-GALLINAS.— Hacienda, Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. 

MATANZA DE SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. 

MATANZA DE HUITZO.— Municip. de San Pablo Huitao, 
Distrito de Etla. 

MATA-BEJUCO.— Rancho, Municip. de A mapa, Distrito de 
Tuxtepec. 

MATÍAS SAN.— Rancho, Municip., Distrito de Yautepee. 

MAYOLTIANGUIS SANTIAGO.— Municip., Distrito de 
Tuxtepec. Moyoltianguizíli. Sig. en mex. Mercado de moscas, 



368 SOCIEDAD MEXICANA 

Etim. Moyotl, mosca, moyote; tianquiztti, mercado. En chinan - 
teco lleva el nombre de Cúageu, que quiere deeir Pueblo de los 
toros. Etim. Cúa, toro; geu, pueblo. 

MAZATLAN SAN CRISTÓBAL.- Municip., Distrito de 
Teotitlan. Sig. en mex. Lugar de venados. Etim. Mazatl, ve- 
nado; fian, lugar de. 

MAZATLAN SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tehuan- 
tepec (Véase la etimología anterior). 

MAZATLAN.— Rancho, Municip. de Tehuantepec, Distrito 
del mismo nembre. (Véase la etimología respectiva). 

MAZALTEPEC SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de 
Etla. Sig. en mex. Cerro de venados. Etim. Mazatl, venado; te- 
peU, cerro. 

MAZACUESTLA.— Rancho, Municip. de Panixtlahuaca, Dis- 
trito de Juquila. Sig. en mex. Lugar dd túmulo del venado. 
Etim. Mazatt, venado; cues t túmulo; tía, lugar de. 

MEOALTEPEC SANTA LUCÍ A.— Municip., Distrito de 
Yautepec. Sig. en mex. Pueblo de mecapales (quizá de mozos 
de cordel). Etim. Mecapaüi, mecapal, cuerda ó cordel con que 
se carga alguna cosa; altepetl, pueblo. Su nombre antiguo es 
Mctzcaltepec, que en mex. quiere decir Monte dd templo de la 
luna. Etim. Metztti, luna; catti, casa; tepeü, monte. 

MEJÍ A. — Hacienda, Municip. de Quiané, Distrito de Vi- 
lla-Al varez. 

MEJÍ A. — Trapiche, Municip. de Atoyaquillo, Distrito de 
Tlaxiaeo. 

MENDOZA.— Rancho, Municip. de Telixtlahuaca, Distrito 
de Etla. 

MENOR SANTIAGO EL.— Municip., Distrito de Juquila. 
En chatino lleva el nombre de Ckesvie, que quiere decir Capa 
de anillos. Etim. Ches, capa; vie, anillo. 

METALTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choa- 
pan. MeÜaltepec. Sig. en mex. Cerro dd metate. Etim. Metía- 
Üi, metate; tepetl, cerro. 

MEXICAPAN SAN MARTIN. — Municip., Distrito del 
Centro. Sig. en mex. Rio de los mexicanos. Etim. Meoáca, me- 
xicanos; apan, rio. 

MEXICANO.— Rancho, Municip. de San Pedro Mixtepec, 
Distrito de Juquila. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 359 . 

MEXICANO. — Rancho, Municip. de Teojomulco, Distrito 
de Juquila, 

MESONES SAN JOSÉ.— Ranchería, Municip., Distrito do 
Jamiltepec. , 

MIAHUATLAN SAN ANDRÉS.— Municip., Cab. del Dis- 
trito de su nombre. Sig. en mex. Lugar ó campo de espigas. 
Etim. Miahuatl, espiga; tlan, lugar ó campo de. En zapot. se 
llamó Pdopeniza, que sig. Entre las flores de maíz. Se distin- 
guió también con el nombre de Guechetó, que quiere decir Oran 
py,eblo. Etim. Queche ó Quieta, pueblo; too, grande. El decre- 
to de 15 de Enero de 1868 le dio el título de Patriótica Villa 
de Miahuatlam,. 

MIAHUATLAN SAN BERNARDO.— Municip., Distrito 
del mismo nombre. (Véase la etimología respectiva). 

MIAHUATLAN SANTA LUCÍ A.— Municip., Distrito del 
mismo nombre. (Véase la etimología respectiva). 

MIAHUATLAN SAN GERÓNIMO. — Municip., Distrito 
del mismo nombre. (Véase la etimología respectiva). Fué barrio 
de Roatina y se elevó al rango de pueblo por decreto núm. 10 
de 27 de Noviembre de 1874. 

MICHIAPAN SANTOS REYES.— Municip., Distrito de Si- 
lacayoapan. Sig. en mex. Rio de pescados. Etim. Michin, pes- 
cado; apan, rio. Antiguamente le llamaban IZaxiaquiUo (Véa- 
se la etimología de Tlaxiaco). 

MICHOACAN SANTA CATARINA.— Municip., Distrito 
de Jamiltepec Michihuacan. Sig. en mex. Lugar de pescado- 
res. Etim. Michin, pescado; hua, posesivo; can, lugar. En mixt. 
se llama Ñutiaca, que quiere decir Pueblo de pescados. Etim. 
Ñuhu, pueblo; tiaca, pescado. 

MIGUEL EL GRANDE SAN.— Municip, Distrito de Tla- 
xiaco. En mixt. lleva el nombre de Rúcano, que quiere decir 
Pueblo grande. Etim. Ñuhu, pueblo ó tierra; cano ó cimo,grande^ 

MIGUEL SAN.— Hacienda, Municip. de San Antonio de la 
Cal, Distrito del Centro. 

MIGUEL SAN.— Rancho, Municip. de Comitancillo, Distri- 
to de Tehuantepec. 

MIGUEL SAN.— Rancho, Municip. de Nuchita, Distrito de 
Huajuapam. 

MILTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Huajua- 



360 SOCIEDAD MEXICANA 

• 

pam. Sig. en mex. Cerro de la sementera 6 monte de milpas. 
Etim. Milli, sementera ó milpa; tepett, cerro 6 monte. 

MINAS SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juquila. En 
chatino lleva el nombre de Xhinú, que quiere decir Coconete. 
Conetl, en mex. sig. Niño 6 hijo\ su plural es oocone. 

MINAS SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. 

MINAS. — Rancho, Municip. de San Pedro Mixtepec, Distri- 
to de Juquila. 

MINAS. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

MIRADOR. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

MIRADOR. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. 

MITLA SAN PABLO.— Municip., Distrito de Tlacolula. 
Mictlan. Sig. en mex. Infierno y también el Norte. Como está 
escrito sig. Lugar de flechas. Etim. MiÜ, flecha; tlan, lugar de. 
En zapot. se conoce por Leobaa, que quiere decir Entrada ai 
sepulcro 6 Centro del descanso. Etim. Leo, entrada; boa, sepul- 
cro. El palacio de este pueblo se llamaba en zapot. Yolwpeche* 
liclti Pezelao, "Fortaleza de Pezelao. 9 * Pezelao es nombre com- 
puesto de Piezi, oráculo, y lao s de lo alto; así es que se puede 
interpretar Palacio del que pronuncia oráculos del cielo. Es- 
te pueblo es el segundo de los fundados por los zapotecas. 

MITLATONGO SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Mictlantonco. Diminut. de Mictlan. Sig. en mex. Lu- 
gar del infiernillo. Etim. Mictlan, infierno; tonÜi, diminutivo^ 
co, lugar de. En mixt. lleva el nombre de Andayas, que quiere 
decir Infierno. 

MITLATONGO SANTIAGO. — Municip., Distrito de No- 
chixtlan. MicÜantonco. Diminut. de Mictlan. (Véanse las dos 
etimologías anteriores). 

MIXQUISTLAHUACA.— Municip., Distrito de Huajuapan. 
Mizquixilahuaca. Sig. en mex. Llanura de mezquites. Etim. 
Mizquití, mezquite; ixtlaliuaca, llanura. En mixt. se llama Yo- 
dodea, que sig. Llano de mezquites. Etim. Yodo, llano; dea, 
mezquite. 

MIXISTLAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Vi- 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA 361 



lUnAlfta. MiaiÜan. Big. en mex. Lugar de heridos 6 espina* 
dos. Etim. MixitL, espinado» herido; Han, lugar de. 

MIXTAN.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito del mis- 
mo nombre. MiteÜan. Sig. en mex. Lugar de gatos. Etim. 
Mitotti, gato; tian, lugar de. 

MIXTEPEC SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tula- 
Alvares. Sig. en mex. Cerro nubloso. Etim. MixÜi, nube; tepetl, 
eerro. En aapoi llera el nombre de Danicahue, que quiere de- 
cir Cierro efe nubes. Etim. Dam, cerro, y caAt¿¿, nube. 

MIXTEPEC SAN MATEO.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villar- 
Alvares. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN BERNARDO.— Municip ., Distrito de Vi- 
Ha-Alvares. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
vares. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC MAGDALENA.— Municip., Distrito de VUla- 
Alvarez. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Villa- Alvareo. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN GABRIEL.— Municip., Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología respectiva). En chatino lleva el nom- 
bre de Quijun, que quiere decir Zacate en espiga. Etim. Qu,i> 
zacate; jun, espiga. 

MIXTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Juquila. 
(Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN LORENZO.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. ( Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

MIXTEPEC SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de MU- 

huatlan. (Véase la etimología respectiva). Se conoce también 

por Loguia. (Véase esta palabra en la página 351, línea 29, 

y téngase por un mismo pueblo, pues lleva ambos nombres). 

46 



362 SOCIEDAD MEXICANA 

MIXTEPEGSAN JUAN.— Municip., Distrito de Juxtíahu* 
ca. (Véase la etimología respectiva). Su nombre verdadero es* 
Müztortiepec, que quiere decir Sierra de los gatos. Etim. Mitzto, 
gato; tepetl, sierra ó monte. 

MIXTEQUILLA.— Municip., Distrito de Tehuantepec. Di- 
minuí* de Míxtecatl. Sig. en mex. Natural de la mixteca. Mix- 
tecaÜ, es nombre nacional derivado de MixÜan, que quiere de- 
cir Lugar de nubes ó nebuloso. Etim. Miastli, nube; ilan t lu- 
gar de. 

MOCTUN SAN MARCOS.— Municip., Distrito de Villar-Al- 
ta. Moctomp. Sig. en mex. Semilla de maíz. Etim. Moc, mate; 
i/jmp, semilla. Puede sig. también Loma del maíz. Etim. Moc, 
maíz; tunmo, loma. 

MOLINOS DE SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Tla- 
xiaco. 

MONJAS. — Hacienda, Municip., Distrito de Miahuatlan. 

MONTANO. — Rancho, Municip. de Asompa, Distrito del 
Centro. 

MONTAÑA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Siiaca- 
yoapan. 

MONTANA SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de Si- 
lacayoapan. 

MONTE DE LOBOS SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito 
de Nochixtlan. En mixt. le llaman Yucwyé, que sig. Monte del 
lobo. Etim. Yucu, monte; yehe, lobo. 

MONTE DE LEÓN SAN MARCOS,— Municip., Distrito 
de Teposcolula. En mixt. lleva el nombre de YucvxHcaha. Etim. 
Yucu, cerro; dicaha, León. 

MONTE SANTA INÉS DEL.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. 

MONTE SAN SEBASTIAN DEL.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. 

MONTE VERDE SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de 
Teposcolula. En mixt. se llama Yucucui, que quiere decir Ce- 
rro Verde. Etim. Yucu, cerro; cui, verde. 

MONTE VERDE SANTA LUCÍ A.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. Yucucui. (Véase la etimología anterior). 

MONTIEL. — Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito de este 
nombre. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 363 

MONTE NEGRO.— Rancho, Municip. de Tepinapa, Distrito 
de Choapan. 

MONTOYA,— Hacienda, Munidp* Distrito del Centro. 

MORELIA SAN LUIS.— Municip., Distrito de Silacayoa- 
pan. Antiguamente se conoció por Rancho del Epazote. Epa- 
zoü. Sig. en mex. Frijol enmarañado. Etim. EÜ, frijol; pazo- 
tic, enmarañado. 

MORELOS GUADALUPE.— Municip., Distrito deHuajua- 
pan. En mex. se llama Huexolotitlan, que quiere decir Lugar 
de pavos. Etim. HuexoloÜ, pavo (guajolote); titlan, lugar de. 
Anteriormente se conoció por Rancho de Nuchita el Viejo. Nu~ 
chita. En mixt. quiere decir Tierra de cuajüotes. Etim. Ñuhu, 
tierra ó pueblo; chita, cuajilote. 

MORELOS.— Cafetal, Municip. de San Pedro Mixtepec, Dis- 
trito de Juquila. 

MORÓN. — Rancho, Municip., Distrito de Villa-Alvarez. 

MUERTO.— Rancho, Municip. de Ipalapa, Distrito de Jarail- 
tepec. 

MUNDO NUEVO.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distri- 
to de este nombre. 



NACALTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. Sig. en mex. Cerro de la carne, Etim. Naeatl, carne; te~ 
petl, cerro. 

N ACHARA.— Rancho, Municip. de Tlapanalquiahuitl, Dis- 
trito de Juquila. 

NAGORE LUZ.— Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. 

NANAHUATIPAC SAN ANTONIO.— Municip., Distrito 
de Teotitlan. NariahuaUipac. Sig. en mex. Hacia los que ha- 
blan nahual. Etim. Nakualli, el que habla nahual (idioma me- 
xicano); ipac, sobre, encima, hada. 

NANCHES.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de 
Juchitan. 

NANCHES.— Rancho, Municip. de Huamelula, Distrito de 

Tehuantepec. 

NANCHE.— Rancho, Municip. de Cortijos, Distrito de Ja- 
mi 



364 SOCIEDAD MEXICANA 

NARANJAS SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juxtla- 
huaca. En mixt. lleva el nombre de ÑvAicuá, que quiere decir 
Tierra de las naranjas. Etim. ftuhu, pueblo 6 tierra;' ticuá, 
naranja, 

NARANJOS. — Rancho, Municip. de la Hacienda de Alemán, 
Distrito de Etla. 

NARANJOS. — Hacienda, Municip. de Astatla, Distrito de 
Coixtlahuaca, 

w 

NARANJOS.-— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. 

NARANJOS. — Rancho, Municip. de Texmelúcan, Distrito de 
Juquila. 

NARANJOS. — Rancho, Municip. de Yucuñuti, Distrito de 
Huajuapan. 

NARANJO 1 P — Rancho, Municip. de Ixtapa, Distrito de 
Juquila. 

NARANJO 2 P — Rancho, Municip. de Ixtapa, Distrito de 
Juquila. 

NARANJO. — Rancho, Municip. do Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. 

NARVAEZ.— Rancho, Municip. de Zautla, Distrito de Etla. 

NARRO. — Hacienda, Municip^ Distrito de Yautepec. 

NATÍ VITAS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Coix- 
tlahuaca. En mex. lleva el nombre de Tizaltepec, que quiere de- 
cir Cerro de la greda. Etim. TixaÜ, greda, tizate (especie de 
fosfato de cal); tepetl, cerro. 

NATIVIDAD SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Si- 
lacayoapan. 

NATIVIDAD MINA DE.— Municip., Distrito de Vüla-Jua- 
rez. 

NATIVIDAD.— Hacienda, Municip. de Zachila, Distrito de 
Villa-Alvarez. 

NAZARENO. — Hacienda, Municip. de Xoxocotlan, Distrito 
del Centro. 

NEGRITOS.— Hacienda, Municip. de San Sebastian Teiti- 
pac, Distrito de Tlacolula. 

NEGRO, — Rancho, Municip. de Jocotepec, Distrito de Choa- 
pan. 

NEGRO. — Rancho, Municip. de Lalana, Distrito de Choapan. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA $66 

NEJAPA SANTO DOtfDTGO.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. Nexapan. Sig. en meac. Rio de ceniza. Etim. Nextli, oe- 
niza; apan, rio. Es villa desde el siglo XVI, ignorando el autor 
de esta obra la fecha en que obtuvo el título. 

NEJAPA SAN MATEa— Müüicijx, Distrito de Silacayoa- 
pan. (Véase la etimología anterior). • En mixteeo lleva el nom- 
bre de Yivtwya, que quiere deeir Rio de ceniza. Etim. Yuta, 
rio; ya, ceniza. 

NEJAPILLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Teposco- 
lula. Diminut. de Nejapan. (Véase la etimología respectiva). 
En mixt. se llama Yweayá, que sig. Agua de ceniza. Etim. Yu- 
$a, agua; ya, ceniza. 

NEXICHO SAN PEDRO,— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Nexicha, Sig. en zapot. Pifia verde. Etim. Ne, verde; xi- 
cha, pifia. 

NIOANANDUTA SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito 
de Teposcolula. Sig. en mixt. Salto del agua. Etim. Nicanan y 
salto; duta, agua. Nioanan se compone de Nioacute, nacer, y 
de Candahuaa, salto. Antiguamente se llamó Almoloyan, que 
quiere decir Lugar donde mana el agua. Etim. Atl 9 agua; mo* 
loni, manar, hacer borbotones; yan, lugar de. 

NICOLÁS SAN. — Rancho, Municip. de Huitzo, Distrito 
de Etla. 

NICOLÁS SAN. — Hacienda, Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. 

NICOLÁS SAN. — Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Tehuantepec. 

NIEVES SANTA MARÍ A, — Municip., Distrito de Villa- 
Juárez. En chinanteco lleva el nombre de Mihghihus, que quie- 
re decir Llano del panal. Etim. Nih, llano; gkihus, pana). 

NILTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juchitan. 
Nittepec. Sig. en mex. Cerro de la eementera. Etim. Milli, se- 
mentera; tepett, cerro. 

NIÑO ANDRÉS.— Municip., Distrito de Ejutla. 

NIXILA SANTA CRUZ. — Municip., Distrito de Ejutla. 
Sig. en zapot. Aguaje del carnero 6 agua como algodón. Etim. 
Ni de niza, agua; xila, camero ó algodón. 

NIZABECHE.— Rancho, Municip., Distrito de Tehuantepec. 
Sig. en zapot Agua del tigre. Etim. Niza, agua; beche, tigre. 



366 SOCIEDAD MEXICANA 

NIZAUMON.— Rancho, Municip. de San Gerónimo Ixtalte- 
pee, Distrito de Juchitan. Palabra híbrida» compuesta del za- 
pot. niza t agua; y del castellano limón, que quiere decir Agua 
del limón. 

NIZA-PIPI.— Rancho, Municip. de San Gerónimo Ixtalte- 
pee, Distrito de Juchitan. Sig. Agua del pipal. Palabra híbri- 
da compuesta del zapot ni*a, agua; y del castellano pipe, ó pi- 
pi, pipal. 

NIZARINDANL— Rancho, Municip., Distrito de Tehuante- 
pec. Nizarindani. Sig. en zapot. Agua naciente. Etim. Niza, 
agua; rindani, naciente, que mana. 

NIZA VERENGULA.— Rancho, Munidp. de Mixtequilla, Dis- 
trito de Tehuantepec. Sig. en zapot. Agua del guajolote. Etim. 
Niza, agua; verengula, guajolote. 

NIZAVIGUITI SANTA MARÍA NATÍVITAS.— Municip., 
Distrito de Yautepec. Sig. en zapot. Agua de la paloma. Etim. 
Niza, agua; viguiti, paloma. 

NIZAVICHICHL— Rancho, Municip. de San Gerónimo Ix- 
t al te pee, Distrito de Juchitan. Sig. en zapot. Agua de camoti- 
llo. Etim. Niza, agua; vichiehi, camotillo. 

NIZAXIGA. — Rancho, Municip. de San Gerónimo Ixtaltc- 
pec, Distrito de Juchitan. Sig. en zapot. Aguaje del jioaral. 
Etim. Niza, agua; xiga, jicara y también jicama. 

NIZAZIÑA. — Rancho, Municip. de Mixtequilla, Distrito de 
Tehuantepec. Sig. en zapot. Agua del palmar. Etim. Niza, 
agua; ziüa, palmar. 

NOCHIXTLAN ASUNCIÓN.— Municip., Cab. del Distrito 
de su nombre. NochexÜan. Sig. en mex. Lugar de la grana. 
Etim. Nochextli, grana, cochinilla; tlan, lugar de. Como está es- 
crito sig. Frente á las tunas. Etim. NocJiiÜ, tunal, pitahallo; ix- 
tlan, á la vista, al frente. En mixteoo lleva el nombre de Nua- 
toco y Nxmnduco. El primero quiere decir Tierra de los gusa- 
nos, y el segundo Tierra de la grana. Etim. ffiuhu, tierra; ato- 
co, gusano; nduco, grana. 

NOCHIXTLAN SAN JUAN.— Municip., Distrito de Hua- 
juapan. (Véanse las etimologías anteriores). 

NODON SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Coixtlahua- 
ca. Nadon. Sig. en chocho Cerro del hombre grande. Etim. Na, 
/ cerro; don, hombre grande. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 367 

NOGUERA.— Rancho, Municip. de Etlatongo, Distrito de 
Nochixtlan. 

NOLTEPBC SANTA CATARINA.— Manicip., Distrito de 
Juxtlahnaea. Sig. en mex. Cerro doblegado. Etim. Noloa, do- 
blegar; tepetl, cerro. 

NOPALA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Teposcolu- 
la. Sig. en mex. Lugar de nopales (literalmente nopalera). 
Etim. Nopalli, nopal; Üaai, logar de. En mixt. lleva el nombre 
de Nuducandú, que quiere decir Tierra de nopales. Etim. Ñu- 
hu, tierra; ducandú, nopal. 

NOPALA SANTOS REYES.— Municip., Distrito de Juqui- 
la (Véase la etimología anterior). En chatino lleva el nombre 
de Enteevia, que quiere decir Llano de nopal. Etim. Entec, lla- 
no; vía, nopal. 

NOPALERA.— Barrio de San Sebastian, Municip., Distrito 
de Tlaxiaco. Pertenece á Chicahuaxtla. 

NOPALERA. — Rancho, Municip. de Telixtlahuaca, Distrito 
de Etla. 

NORIA. — Hacienda, Municip. de la Trinidad de las Huertas, 
Distrito del Centro. Esta finca es célebre en la historia de Oa- 
xaca por haber proclamado en ella el Sr. General Porfirio Díaz, 
el 8 de Noviembre de 1871, el "Plan de la Noria. 

NORIEOA. — Hacienda, Municip. de Cuilapan, Distrito del 
Centro. 

NUCH1TA SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de Sila- 
cayoapan. Sig. en mixt. Pueblo de cuajilotes. Etim. Ñu/tu, pue- 
blo; chita, cuajilote. 

NUCHITA SAN JORGE.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. (Véase la etimología anterior). Se llamó en mex. Cuajilo- 
titlan, que sig. Lugar de cuajiloted. Etim. CuayJixüotl, cuaji- 
lote; tillan, lugar de. Cuauhxüotl quiere decir Jüote del bosque. 
Etim. CuauhÜa, bosque; xiloloÜ, elote, mazorca tierna de maíz. 

NUNDAOA. — Barrio, Municip., Distrito de Juxtlahnaea. 
Sig. en mixt. Tierra de las monjas. Etim. Ñúku, tierra, y nda- 
ca, monja. 

NUNDACO SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Sig. en mixt. Pueblo fuerte. Etim. Ñuhu, pueblo; ndaco, 
fuerte. 

NUNDICHE SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. 



368 SOCIEDAD MEXICANA 

Sig. en mixt Tierra plana 6 recta. Etim. Ñuhu, pueblo ó tie- 
rra; ndiche, recto, plano. También puede sig. Tierra de ejotes, 
y en este caso seria Nunduchi. Ethn. Ñuhu, tierra; iiducJii, 
ejote, frijol. 

NUNDÓ SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Te- 
poaoolnla. Sig. en mixt. PvaUo de adobes. Etim. Ñuliu, pueblo; 
ndoo, adobe. 

NUMÁ. — Rancho, Municip. de San Mareos Arteaga, Distrito 
de Huajuapan. Ñuñumá. Sig. en mixt Pueblo de la cera. Etim. 
Ñuhu, pueblo; Huma, cera. 

NUMÍ SAN JUAN.— Municip,. Distrito de Tlaxiaoo. Sig. 
en mixt. Tierra de abejonee. Etim. Ñuhu, pueblo ó tierra; mi, 
abejón. 

NUNÜ SAN VICENTE.— Municip., Distrito de Teposcolu- 
la. Yucwñú. Sig. en mixt. Cerro de cara. Etim. Yucu, cerro; 
fíú, cara. También puede sig. Tierra salada. Etim. Ñuhu, tie- 
rra; iíu, sal. Igualmente puede sig. Pueblo de las palmas. Etim. 
Ñuhu, pueblo; iíuu, palma. 

NUTÍO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Jamilte- 
pec. Sig. en mixt Tierra caliente. Etim. Ñuhu, tierra; tío, ca- 
liente, cocida. 

NUXAA SANTO DOMINGO— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Sig. en mex. Pueblo nuevo 6 tierra azul. Etim. Ñu- 
hu, pueblo, tierra; xaa, azul; xaa, nuevo. 

NUZANO SANTIAGO.— Barrio de la Municip. de Tlaco- 
tepec, Distrito de Juxtlahuaca. Sig. en mixt Pueblo de la raya. 
Etim. Ñuhu, pueblo 6 tierra; ccaño, raya. Puede sig. también 
Tierra salitrosa. (Véase la etimología siguiente). 

NUZANÚ SAN FRANCISCO.— Munidp., Distrito de No- 
cbixtlan. Ñuhuxaaüú. Sig. en mixt. Tierra de sal nueva 6 
azul. Etim. Ñuku t tierra; xaa, azul; xaa t nueva, y fíú, sal. 

NUXIÑO SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. Sig. en mixt Pueblo acabado 6 pueblo de las carreras. 
Etim. Ñuhu, pueblo; orino, acabado; yosiño, correr. 

NUYÓ SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tlaxiaoo. Sig. 
en mixt Tierra de la luna 6 cara de tona. Etim. Ñuhu, tierra; 
ñu, cara; yoó, luna. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 369 



O 



OAXACA SAN MARCIAL. ! — Municip., Cab. del Distrito 
del Centro y Capital del Estado. Huaxyacac. Sig. en mex. En 
la nariz de los guajes. Etim. Huaxin, guaje (acacia conocida 
por mimosa scidenta); yacatl, nariz, punta ó extremidad, y o 
de ca, en. Los zapotecas le llaman Luhulaa, que quiere decir 
Lugar de guajes. Etim. Luhw ó Loho, lugar de; loa, guaje. Loa 
mixtéeos le dan el nombre de NvJmndúa, que también quiere 
decir Tierra de los guajes. Etim. Ñuhu, pueblo ó tierra; ndúa, 
guaje. En mixe se llama Huac Huirá, que quiere decir A la 
vista de los guajes. Etim. Huac, guaje; huim t ojo, vista. Loa 
chinantecos le llaman Nicuhui, que sig. En la punta de los gua- 
jes. Etim. Ni, punta; cuhui, guaje. En mazateco le llaman JVa- 
xhintze, que quiere decir Cerro de guajes. Etim. Naxhin, cerra; 
tze, guaje. En cuicateco le dan el nombre de Nahanduva, que 
quiere decir Clarín de madera. Etim. Nahan, madera; duva, 
clarín, trompeta. En chocho* le nombran Cunchaa, que sig. Ca- 
beza dé autoridad (más propiamente "Capital donde residen los 
poderes públicos)." Etim. Cun, cabeza; chaa, autoridad. 

Fué fundada el año de 1486 por un destacamento de solda- 
dos aztecas que Moctezuma, Emperador de México, puso en las 
márgenes del Atoyac, para observar la conducta de Cosijoeza, 
Bey de Zachila, los cuales talaron una parte del bosque de gua- 
jea y levantaron sus viviendas, dando principio con este pase 
á la vida social de un gran pueblo, que más adelante debiera 
ser el asiento de los Poderes del Estado é influir más 6 menos 
poderosamente en los destinos de la Nación. Poco después da 
que Don Hernando Cortés ganó la tierra, mandó fundar en Tu- 
tutepec una Villa con el nombre de Segura de la Frontera; pe- 
ro mirando Juan Núñez de Sedeño y Hernando de Badajoz, 
que eran los Alcaldes ordinarios, que la tierra era caliente y 

1 Deseando dar una idea más exacta de Oaxaca, con mayor núme- 
ro de datos de los que hasta ahora se han publicado, nos separamos 
del objeto piimordial de esta obra, presentando al lector, después de 
las etimologías, una descripción, si no curiosa, al menos de algún in- 
terés é importancia para la Historia y la Estadística. 

47 



370 SOCIEDAD MEXICANA 

-enfermiza, alzaron de allí lu Villa y la asentaron en Jalatlaco ó 
Tepeaca, causa por la que el Marqués del Valle los condenó á 
muerte en pena de su desobediencia y atrevimiento, si bien no 
se llevó á efecto dicha sentencia. Esta Villa fué poblada y des- 
poblada dos veces, la una el año de 1521, recientemente con- 
quistada por Francisco de Orozco, y la otra el año de 1522, des- 
pués de que Juan Sedeño y Hernando de Badajoz la fundaron 
con ánimo de morir en el lugar; pero á poco le cambiaron el 
nombre de Segura de la Frontera y le pusieron Antequera, en 
memoria del lugar de su nacimiento, aunque algunos aseguran 
que así lo quiso el Lie. Delgadillo, Oidor de la primera Audien- 
cia, en recuerdo de su patria. El verdadero fundador de Oaxa- 
ca lo fué Juan Pelaez de Berrio, Teniente del Capitán Ge- 
neral y primer Alcalde Mayor, quien la trazó el 13 de Julio de 
1529, poblándola con ochenta vecinos, entre quienes se conta- 
ban Juan Núñez del Mercado y 'otros españoles. La Audiencia 
le señaló para propios el pueblo de Huaxyacac, y de aquí vino 
que los nombres se confundieran, llamándose Oaxaca ó Ante- 
quera. En 14 de Setiembre de 1526, se le dio el título de Vi- 
lia. Obtuvo el título do Ciudad por cédula de 25 de Abril de 
1532, firmada por el Emperador Carlos V, en Medina del 
Campo, y se erigió en Obispado por bula de Paulo III, fecha 
21 de Junio de 1535. El decreto núm. 4 de 10 de Octubre de 
1872 le dio por nombre Oaxaca de Juárez, en memoria del 
Gran Patricio Benemérito de América, Lio. Benito Juárez. 

Esta Ciudad está situada á los 17° 10' de latitud Norte y á 
los 2 o 27' de latitud Este del meridiano de México y á una al- 
tura de 1,605 metros sobre el nivel del mar. Confína al Norte 
con Xochimilco, al Oeste con Santa María Oaxaca (a) el Mar* 
quesado, al Sur con Chapul tepec, haciendas de Candiani y de 
la Noria y al Este con la Trinidad de las Huertas, hacienda de 
Cinco Señores y Jalatlaco. La situación topográfica del terre- 
no en que se ubica es una suavísima colina, que, abriéndose hacia 
el Sur y Oriente, va dando nacimiento al Valle Grande ocupa- 
do por los distritos del Centro, Zimatlan, Ocotlan, Ejutla, Mia- 
huatlan y Tlacolula. Tiene al Norte el hermoso cerro de San 
Felipe del Agua, al Oeste los cerros del Crestón y el Fortín, po- 
siciones militares, al Sur el monte Alban, y al Este el cerro de 
San Antonio de la Cal. Se encuentra regada en sus extramu- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 371 

ros, al Ñor Este por el riachuelo de Jalatlaco, y al Oeste Sur 
Este por el Atoyac. Disfruta de límpidos y [despejados horizon- 
tes; su clima es templado y sano, y el viento que en ella reina 
es el de Levante. Sin embargo, en invierno sopla el viento del 
Oeste llamado por sus habitantes aire miscteco, que causa al- 
gunos constipados y pleuro-pneumonías. Dista de la Capital de 
la República 441 kilómetros y cuenta con una población de 
28,036 habitantes, de los que 12,761 son hombres y 15,275 mu- 
jeres. Sus edificios principales son: el Palacio de los Poderes Le- 
gislativo y Ejecutivo, Palacio de Justicia, Palacio Municipal, 
Instituto de Ciencias y Artes, Academia de niñas, Casa de Mo- 
neda, Hospital General, Hospicio, Cárceles públicas y el ex- 
Palacio Episcopal en que se encuentra la Imprenta del Estado 
y las Escuelas de Perfeccionamiento y Nocturna. Sus templos 
son: la Catedral, Santo Domingo, Carmen Alto, Carmen Bajo, 
Santuario de la Soledad, San José, San Felipe, la Concepción, 
San Francisco, Consolación, la Defensa, Capilla de San Cosme, 
Capilla del Sagrario, Capilla de San Felipe, Capilla de Guada- 
lupe, San Agustín, los Príncipes, la Merced, las Nieves, el Pa- 
trocinio, Betlem, Guadalupe, Sangre de Cristo y San Juan de 
Dios (en ruina), todos dedicados al culto católico, con excepción 
del de Santo Domingo que se encuentra clausurado. Cuenta 
al Oriente con un elegante y espacioso Panteón, el primero en 
la República por su lujo y arquitectura, estimado en 200,000 
pesos. La surten de agua dos acueductos; el primero, al Ñor 
Oeste, viene de San Felipe del Agua, y el segundo al Ñor Este, 
procedente de Huayapan, que proveen de agua á 40 fuentes 
públicas y 27 particulares; á 27 estanques y á 6 Casas de Ba- 
ños, Tiene cinco jardines públicos, que son: el "Zócalo de la Pla- 
za de Armas" con un elegante Kiosko, el "Paseo de Guadalu- 
pe," "Jardín de la Soledad," "Jardín de la Constitución' 1 y 
"Jardín de San Francisco," contando además con un "Parque" 
al frente de la Catedral, que anteriormente se conoció por "Ala- 
meda de León." En el centro cuenta con dos teatros, intitula- 
dos: "Teatro Principal," y "Teatro del Recreo," este último pro- 
visional, y con tres hoteles llamados "Hotel de la Paz," "Hotel 
Nacional" y "Hotel Diaz-Ordaz." Los mesones más conocidos 
son: al Este el "Mesón del Roncal," al Sur el "Mesón del Sur," 
al Oeste, el "Mesón del Pobre," "Mesón de San Pedro," ''Mesón 



372 SOCIEDAD MEXICANA 

Tercero," "Mesón del Cristo" y "Mesón de la Sra. Carvajal" 
La Ciudad está dividida en 2 Demarcaciones de Policía, 8 cuar- 
teles, 63 secciones y 186 manzanas. La primera Demarcación 
tiene 4 cuarteles, 30 secciones y 90 manzanas, y la segunda De- 
marcación 4 cuarteles, 33 secciones y 96 manzanas. Sus calles 
son tiradas á cordel, empedradas y embanquetadas, teniendo 
puentecillos ó pasaderas en la mayor parte de las bocacalles. 
Cuenta además con un Mercado público de galeras, con una 
Alhóndiga y las plazuelas de la Sangre de Cristo, la Reforma, 
la Merced, Santa Rosa y Carmen Alto. El número de casas de 
mampostería es de 118, y las de ladrillo, adobe y teja, de 1,664. 
Representan todos los edificios públicos, templos y casas un 
valor de 9.546,590 pesos. El perímetro que ocupan todos los 
edificios mencionados es de 2 kilómetros 869,605 metros cua- 
drados; pues tiene de Oriente á Poniente 1,897 metros, y de 
Sur á Norte 2,429. Para entrar á la Ciudad tiene cuatro puen- 
tes, uno al Norte sobre el riachuelo de Jalatlaco llamado "Puen- 
te Castro," dos al Ñor Este llamados "Puente Félix Diaz" y 
"Puente de Jalatlaco," uno al Este titulado "Puente del Cami- 
no Nacional" y el último al Sur llamado "Puente de Atoyac" 

OAXACA SANTA MARÍA. — Municip., Distrito del Cen- 
tro. (Véanse las etimologías respectivas). Es Villa desde el si- 
glo XVI, ignorando el autor "de esta obra la fecha de la cédula 
que le haya dado este título. Fué la cabecera del Marquesado 
del Valle, por lo que se conoce generalmente con el nombre de 
El Marquesado. 

OBOS GUADALUPE. — Hacienda, Municip., Distrito de 
Cuicatlan. 

OBOS. — Rancho, Municip. de Texmelúcan, Distrito de Ju- 
quila. 

OCOPETATITLA SAN PEDRO. — Municip., Distrito de 
TeotittsLn.~Xocop€tatiUa. Sig. en inex. Lugar de petates verdeo* 
Etim. Xocotic, verde; pettatl, estera, petate; tiüan, lugar 'de. 

OCOTE. — Rancho, Municip. de Teotepec, Distrito de Ju- 
quila. 

OCOTEPEC ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
ta. Sig. en mex. Cerro del ocote. Etim. OcoÜ, pino, árbol de la 
tea, ocote; tepetl, cerro. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 373 

OCOTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec. (Véase la etimología anterior). 

OCOTEPEC SAN DIONISIO.— Municip., Distrito de Tla- 
colula. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTEPEC SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. (Véase la etimología respectiva). En mixt. lleva el nom- 
bre de Yucuité, que quiere decir Cerro de ocote. Etim. Yucu, 
cerro; cuité, ocote. 

OCOTLAN SANTO DOMINGO.— Municip., Cab. del Dis- 
trito de su nombre. Sig. en mex. Lugar de ocotes. Etim. QcoÜ, 
ocote, pino, árbol de la tea; tlan, lugar de. En zapot. lleva el 
nombre de Lachiroo, que quiere decir VaUe grande. Etim. La- 
chi, valle; roo, grande. Los zapotecas de Tlacolula le llaman 
Gudache, que quiere decir Plaza del valle. Etim. Que, plaza, 
mercado; lache, valle, llano. El decreto núm. 17 de 27 de No- 
viembre de 1875 le dio el título de Villa con el nombre de Oco- 
tlan de Morelos. 

OCOTLAN SAN ANTONINO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véase la etimología anterior). El decreto de 24 de No- 
viembre de 1860 le dio el título de Heroico. 

OCOTLAN SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SAN LUCAS.— Municip., Distrito de Ocotlan. 
(Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SAN PEDRO APÓSTOL.— Municip., Distrito 
de Ocptlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SANTIAGO APÓSTOL.— Municip., Distrito de 
Ocotlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SAN FELIPE.— Municip., Distrito de Ocotlan 
(Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SAN PEDRO MÁRTIR. — Municip., Distrito 
de Ocotlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SANTA MARÍA MAGDALENA. — Municip., 
Distrito de Ocotlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SANTA LUCÍ A— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN ASUNCIÓN. — Municip., Distrito de Ocotlan. 
(Véase la etimología respectiva). 



374 SOCIEDAD MEXICANA 

OCOTLAN SAN DIONISIO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SAN JACINTO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

OCOTLAN SAN ANTONIO. — Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. (Véase la etimología respectiva). El decreto de 1 4 dé 
Enero de 1857 lo elevó al rango de Pueblo. 

OCOTLAN SANTA CATARINA. — Municip., Distrito de 
Coixtlahuaca. (Véase la etimología respectiva). En mixt. le 
llaman Yucundacud t que quiere decir Cerro pintado de colo- 
rado. Etim. Yucu, cerro; nda, manchado, pintado; cuá, colora- 
do. El decreto núm. 27 de 27 de Enero de 1865 lé cambió el 
nombre anterior por el de Ocotlan. 

OJITLAN SAN LUCAS.— Municip., Distrito de Tuxtepec. 
Oxitlan. Sig. en mex. Lugar del ojite. Etim. Oxitl, extracta 
medicinal de la trementina; tlan, lugar de. En chinanteco lle- 
va el nombre de Oeucobúm, que quiere decir Pueblo de hornos 
encendidos, Etim. Geu, pueblo; co, arder; búm, horno. Los ma- 
zatecos le llaman Tachan, que quiere decir Zorrillo cóyuche* 
Etim. Tá, zorrillo; chan, coyuche. El decreto de 25 de Noviem- 
bre de 1868 le dio el título de Villa. 

OJO DEL AGUA. — Rancho, Municip. de Huilotepec, Distri- 
to de Tehuantepec. 

OLINTEPEC.— Rancho, Municip. de Ixtayutla, Distrito de 
Jamiltepec. Sig. en mex. Cerro del hule. Etim. Ollin, hule; te- 
petl, cerro. 

OLLA SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito de Villa- 
Alta. 

OLLA. — Rancho, Municip. de Usila, Distrito de Tuxtepec. 

OTLA SAN GERÓNIMO. — Municip., Distrito de Coix- 
tlahuaca. Sig. en mex. Lugar del camino. Etim. Otli t camino^ 
tlan, lugar de. También puede sig. Lugar del pulque. Etim. Oc- 
tli, pulque; tlan f lugar de. 

OZOLOTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec. Sig. en mex. Cerro del tigre. Etim. Oce» 
lotl % tigre; tepetl, cerro. 

OZOLOTEPEC SAN ILDEFONSO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología anterior). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 37!> 

OZOLOTEPEC SAN MARCIAL. — Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito 
de Miahuatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN GREGORIO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN ESTEBAN.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva).. 

OZOLOTEPEC SAN PABLO.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. Oodotepec. (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. Ocelotepec (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec. ( Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). 

OZOLOTEPEC SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Mia- 
huatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). 

OZONTEPEC SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). Se co- 
noce también con el nombre de Xanaguia, que en zapot. quie- 
re decir Abajo del peñasco, 6 Al pié de l<t sierra. Etim. Xana, 
abajo; guia, piedra y también sierra. 

OZOLOTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choa- 
pan. Ocelotepec. (Véase la etimología respectiva). Este pueblo 
está enclavado en la parroquia de Puxmetacan, sin que conste 
su nombre en ninguna de las diversas leyes sobre división te- 
rritorial. 

OZTOAPAM SANTIAGO.— Rancho de Huautla. Sig. en 
mex. Rio de la caverna. Etim. Oztli, cueva; o de otli, camino, 
y apan, rio. 

OZUMACIN SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Tuxte- 
pec. OzomatzinÜa. Sig. en mex. Lugar de mackindtos (peque- 
ños monos). Etim. Ozomatl, machín, mono; tzintli, diminut. En 



376 SOCIEDAD MEXICANA 

chinanteco se conoce por Junjae, que quiere decir Agua que 
desciende. Etim. Jun, agua; jae, resbalar, descender. 



PACÍFICO SAN JOSÉ DEL.— Municip., Distrito de Mia- 
hnatlan. 

PAJARITOS. — Rancho, Municip. de Santa Cru?, Distrito de 
Juquila. 

PAJARITOS. — Rancho, Municip. de Tepenixtlahuaca, Dis- 
trito de Juquila. 

PALMAR SAN VICENTE— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. En mixt. le dan el nombre de Tofiú, que quiere decir Pal' 
mar. 

PALMAR SITIO DEL.— Municip., Distrito de Miahuatlan. 

PALMA. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de Ju- 
chitan. 

PALMILLA. — Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito de es- 
te nombre. 

PALMARILLO. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. 

PALO BLANCO. — Rancho, Municip. de Guichicovi, Distrito 
de Juchitan. 

PALO BLANCO. — Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Juchitan. 

PALO COLORADO.— Rancho, Municip. de Chimalapa, Dis- 
trito de Juchitan. 

PLAN DE MINAS. — Rancho, Municip. de Juquila, Distrito 
de este nombre. 

PANTANO. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

PANIXTLAHUACA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito 
de Juquila. Sig. en mex. Sobre 6 encima de la llanura. Etim. 
Pan, sobre, encima; ixtlahuaca, llanura. En chatino lleva el 
nombre de Zucuí, que quiere decir Barba dé lucero. Etim. Zu, 
barba; cui t lucero. 

PANZACOLA. — Hacienda, Municip. del Marquesado, Dis- 
trito del Centro. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 377 

PÁPALO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. Papalotipac. Sig. en inex. Hacia el lugar de las maripo- 
sas. Etim. Papalotl, mariposa; ipac, hacia. Quizá su verdadero 
nombre &e& Xochilpapalotipac, que quiere decir Hacia el lugar 
de rosas y jazmines. Etim. Xochüpapcdo, rosa, jazmín; ipac, 
hacia. 

PÁPALO SANTOS REYES.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. (Véase la etimología anterior). 

PÁPALO SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Cuicatlan. 
(Véase la etimología respectiva). 

PÁPALO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

PÁPALO SAN LORENZO.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. (Véase la etimología respectiva). 

PAPALUTLA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tla- 
colula. Papalotla. Sig. en inex. Lugar de mariposas. Etim. 
PapaloÜ, mariposa; tlan, lugar de. 

PAPALUTLA. — Rancho, Municip., Distrito de Huajaapan. 
(Véase la etimología anterior). 

PARADA DE ÁNIMAS.— Municip. de Ixtepeji, Distrito de 
Villa-Juárez. 

PASO DE LA ARENA.— Rancho, Municip. de Usila, Dis- 
trito de Tuxtepec. 

PASO DE AZÚCAR.— Rancho, Municip. de Usila, Distrito 
de Tuxtepec. 

PASO DE CABALLO.— Rancho, Municip. de Usila, Distrito 
de Tuxtepec. 

PASO DEL CAMARÓN.— Rancho, Municip. de Usila, Dis- 
trito de Tuxtepec. 

PASO DE CANOA.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Dis- 
trito de este nombre. 

PASO CONEJO.— Rancho, Municip. de San Francisco del 
Mar, Distrito de Juchitan. 

PASO DE CAOBA.— Rancho, Municip. de Comitancillo 
Distrito de Tehuantepec. 

PASO DEL CHIVO.— Rancho, Municip. de Usila, Distrito 
de Tuxtepec. 

PASO DE LAS ESCALERAS.— Rancho, Municip. de Usi- 
la, Distrito de Tuxtepec. 

48 



378 SOCIEDAD MEXICANA 

PASO FALSO.— Rancho, Municip. de Petapa, Distrito de 
Juchitan. 

PASO GUAYABO.— Rancho. Municip. de Petapa, Distrito 
de Juchitan. 

PASO LAGARTO.— Rancho, Municip. de Comitancillo, Dis- 
trito de Tehuantepec. 

PASO LIMÓN.— Rancho, Municip. de Ojitlan, Distrito de 
Tuxtepec. 

PASO AL MONTE.— Rancho, Municip. de San Francisco 
del Mar, Distrito de Juchitan. 

PASO NARANJO.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distri- 
to de este nombre. 

PASO NAZARENO.— Rancho, Municip. de Ixcatlan, Dis- 
trito de Tuxtepec, 

PASO DE LA OLLA.— Rancho, Municip. de Usila, Distrito 
de Tuxtepec. 

PASO DE LA PICHANCHA.— Rancho, Municip. de Usila, 
Distrito de Tuxtepec. 

PASO REAL. — Rancho, Municip. de Soyaltepec, Distrito de 
Tuxtepec. 

PASO RINCÓN. — Rancho, Municip. de Amapa, Distrito de 
Tuxtepec. 

PASO DE LA SAL.— Rancho, Municip. de Usila, Distrito 
de Tuxtepec. 

PASO TRAPICHE.— Rancho, Municip. de San Francisco 
del Mar, Distrito de Juchitan. 

PASO DE YEGUAS.— Rancho, Municip. de Amapa, Distri- 
to de Tuxtepec. 

PATLANALÁ SANTIAGO.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. Patlanalan. Sig. en mex, Lugar de vuelos 6 adonde 
vuelan. Etim. Patlani, volar; lan de tlan, lugar de. También 
pudiera sig. Lugar de los cuatro fílanos. Etim. Patlachtic, cosa 
ancha y plana como tabla, losa, etc.; naJiwi, cuatro, y lan de 
Han, lugar de. Asimismo puede sig. Lugar del remedio del sol. 
Etim. Paetli, medicamento; tonaUi, sol, y lan de tlan, lugar de. 

PATLANALÁ. — Barrio, Municip., Distrito de Silacayoapan. 
Está situado en terrenos del pueblo anterior. (Véanse las eti- . 
mologfas respectivas). 

PAXTLAHUACA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 379 

de Silacayoapan. Sig. en mex. Morada, casa ó habitación de 
heno. Etim. Paxtli, paxtle, heno; huacan, morada, habitación, 
casa. 

PAXTLAN SAN ANDRÉS.-Municip., Distrito de Mia* 
huatlan. Sig. en mex. Lugar de heno. Etim. Paxtli, paxtle, he- 
no; tlan, lugar de. 

PE. — Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. 

PEDRO SAN. — Hacienda, Municip., Distrito de Tlaxiaco. 

PEDERNAL. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de 
Juchitao. 

PE^A SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Yautepec 
En inex. lleva el nombre de Tnxtepec, que quiere decir Cerro 
del Conejo. Etim. Tochtli, conejo; tepetl, cerro. 

PENA LARGA. — Hacienda, Municip., Distrito de Miahua- 
tlan. 

PEÑAS NEGRAS.— Rancho, Municip. de Jamiltepec, Dis- 
trito del mismo nombre. 

PEÑASCO SAN MATEO.— Municip., Distrito de Tlaxiaco, 
En mixt lleva el nombre de Yucuyú, que quiere decir Cerro 
de piedra. Etim. Yucu, cerro; yú, piedra. 

PEÑASCO MAGDALENA.— Municip.. Distrito de Tlaxia- 
co. Lleva en mixt. e! nombre de Yuteñuya, que quiere decir 
Rio de tierra cenicienta. Etim. Yuta, rio; iluhu, tierra; ya, 
ceniza. 

PEÑASCO SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Miahuatlan, 
Era barrio de San Ildefonso Amatlan; pero el decreto núm. 27 
de 9 de Diciembre de 1878 lo elevó al rango de pueblo. 

PENÓLES SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Etla, 
PERAS SAN MIGUSL— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. 
PERAS. — Mineral, Municip., Distrito de Villa-Alvarez. 
PERAS SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Juxtlahuaca. 
PERAS SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Juxtlahuaca. 

PESCADERO.— Rancho, Municip. de San Andrés Zautla, 
Distrito de Etla. 

PESCUEZO DE VENADO.— Rancho, Municip., Distrito de 
Juquila. 

PETACALTEPEC SAN MATÍAS. —Municip., Distrito de 



380 SOCIEDAD MEXICANA 

Yautepec. Sig. en mex. Cerro del cofre. Etim. PeÜacaUi, peta- 
ca, cofre, caja de estera; tepeÜ, cerro. 

PETACAS. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de J u- 
chitan. 

PETAPA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Juchi- 
tan. Petlapan. Sig. en mex. Rio de la estera, Etim. Pétlatl, es- 
tera, petate; apan, rio. En zapot lleva el nombre de Vitapa, 
que sig. Cuatro vientos. Etim. Vi, viento; tapa, cuatro. 

PETAPA SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología anterior). 

PETAPA BARRIO DE LA SOLEDAD,— Municip., Distri- 
to de Juchitan. (Véase la etimología respectiva). 

PETAPA SAN JUAN. — Rancho, Municip. de Santo Do- 
mingo Petapa, Distrito de Juchitan. (Véase la etimología res- 
pectiva). 

PETLAPA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choapan. 
Petlapan. (Véase la etimología respectiva). 

PETLACALA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juxtía- 
huaca. Petlacallan. Sig. en mex. Lugar de casas de petates. 
Etim. Petlatl, petate; calli, casa, y lan de tlan, lugar de. En 
mixt. lleva el nombre de Yutaxiatu, que quiere decir Rio del 
tajón. Etim. Yuta, rio; xiatii, cajón. 

PIÉ DE BANCO.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito 
de Juchitan. 

PIÉ DEL CERRO DE LA CRUZ.— Rancho, Municip. de 
Ñopa la, Distrito de Juquila. 

PIÉ DE LA CUESTA.— Hacienda, Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. Se conoció anteriormente con el nombre de Monte 
Alban. 

PIEDRA ANCHA— Rancho, Municip. de San Miguel Tla- 
camanm, Distrito de Jamiltepec. 

PIEDRA BLANCA. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Dis- 
trito de este nombre. 

PIEDRAS BLANCAS.— Rancho, Municip. de Tápana, Dis- 
trito de Juchitan. 

PIEDRAS GORDAS.— Rancho, Municip. de Tápana, Distri- 
to de Juchitan. 

PIEDRA GRANDE.— Rancho, Municip. de Zanatepec, Dis- 
trito de Juchitan. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 381 

PIEDRAS GRANDES.— Rancho, Municip. de Zenzontepec, 
Distrito de Juquila. 

PIEDRAS SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. En mixt. lleva el nombre de Totoyu, que sig. Pedregal. 

PIEDRAS NEGRAS.— Rancho, Municip. de Zanatepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

PIEDRA PARADA. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

PIEDRAS QUEBRADAS.— Rancho, Municip. de Amolte- 
pec, Distrito de Juquila. 

PIEDRA DEL RAYO.— Rancho, Municip. de Pinotepa del 
Estado, Distrito de Jamiltepec. 

PINOTEPA NACIONAL SANTIAGO.— Municip., Distrito 
de Jamiltepec. Pinotepan. Sig. en mex. Hacia el cerro desmo- 
ronado. Etim. Pinolli, cosa desmoronada, polvo; tepetl, cerro; 
pan, hacia. Pudiera ser Tenotepa, y en este caso significaría en 
mex. Cerro á la orilla del camino. Etim. Tentli, borde, labio, 
orilla; o de otli, camino; tepetl, cerro ó monte. 

PINOTEPA DE DON LUIS.— Municip., Distrito de Jamil- 
tepec. (Véase la etimología anterior). Se llamó en mixt. Dooyú, 
que quiere decir Adobe de piedra. Etim. Duvo, adobe; yu, 
piedra. 

PINAS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Pochutla* 

PINAS SAN MATEO.— Municip., Distrito de Pochutla. 

PINAS SAN JUAN.— Municip., Distrito de Juxtlahu*ca> 
En mex. lleva el nombre de Matzatlan, que quiere decir Lu- 
gar de pifias. Etim. MatzaÜ, pina; Han, lugar de. 

PIOJO. — Rancho, Municip. de Teojomulco, Distrito de Ju- 
quila. 

PILAS. — Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de Juquila. 

PITAYAL. — Rancho, Municip. de Comitancillo, Distrito da 
Tehuantepec. 

PLAN DEL TORO.— Rancho, Municip. de Juquila, Distri- 
to de este nombre. 

PLATANILLO. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito 
del mismo nombre. 

PLAYA DE MONOS.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Di* 
trito de este nombre. 



382 SOCIEDAD MEXICANA 

PLAYA DE LA SEPULTURA.— Rancho, Municip. de Va- 
lie Nacional, Distrito de Tuxtepec. 
PLAYITAS. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 

chitan. 

PLUMA DE HIDALGO.— Municip., Distrito de Pochutla. 
Se conoció con el nombre de "Cerro de la Pluma," y también 
con el «le "Cafetal de la Pluma;" pero el decreto nám. lé de 1 . c 
de Diciembre de 18fc0 lo elevó al rango de pueblo. 

POBLETE. — Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. 

POCHUMBAS.— Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. Pochompan. Sig. en mex. Hacia la po- 
chotera. Etim. Poc/totl, pochote, ceiba; pan, hacia ó sobre. 

POCHUTLA SAN PEDRO.— Municip., Cab. del Distrito 
de su nombre. Pochotlan. Sig. en mex. Lugar de pochotes. 
Etim. Pochotl, pochote, ceiba; tlan, lugar de. " 

PORFIRIO DÍAZ.— Municip., Distrito de Huajuapan. Se 
conoció con el nombre de "Rancho de Loma Larga," elevándose 
al rango de pueblo por decreto núm. II de 25 de Noviembre 
de 1880. 

PORTILLO DE CHÍVELA,— Rancho, Municip. de Petapa, 
Distrito de Juchitan. Lachivela. Sig. en zapot. Valle de la car- 
ne 6 del pescado. Etim. Lachi, llano, valle; vela, carne, pescado. 

PORTILLO.— Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito de 
Juquila. 

PORTILLO. — Rancho, Municip. de Chimalapa, Distrito de 
Juchitan. 

PORTILLOS. — Rancho, Municip. de Guichicovi, Distrito de 
Juchitan. 

PORTILLOS. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar 
Distrito de Juchitan. , 

POSÓLE. — Rancho» Municip. de Minas, Distrito de Juquila. 
Pozólaü. Sig. en mex. Agua con espuma. Etim. Pozonallo, co- 
sa que tiene espuma; atl, agua. 

POSOLTEPEC SANTA HARÍA. — Municip., Distrito de 
Coixtlahuaca. Pozoltepec. Sig. en mex. Cerro del agua de es- 
puma. Etim. PozonaMo, cosa que tiene espuma; atl, agua; te- 
pett, cerro. También puede sig. Cerro jorobado. Etim. PozoÜ\ 
jorobado; tepett, cerro. 

POTRERO MERCED DEL.— Municip., Distrito de Mwhpa- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 383 

tlan. .Fué rancho sujeto á Xadani; pero el decreto núm. 2 de 30 
de Setiembre de 1868 lo elevó al rango de pueblo. 

POTRERO.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
cbitan. 

POTRERO 1 .°— Rancho, Municip. de Comitancillo, Distrito 
de Tehuantepec. 

POTRERO 2 P —Rancho, Municip. de Comitancillo, Distrito 
de Tehuantepec. 

POTRERILLO. — Rancho, Municip. de Estancia Grande, Dis- 
trito de Jamiltepec. 

POTUTLA. — Rancho, Municip. de Tapextla, Distrito de Ja- 
miltepec. PopotLan, Sig. en mex. Lugar de popotes. Etim. Po- 
poÜ t popote, escoba; tlan, lugar de. (Si es corrupción de Pochu- 
tía, véase la etimología respectiva). 

POZAS. — Rancho, Municip. de Tiltepec, Distrito de Juquila. 

POZO DE SAN JUAN.— Rancho, Municip. de San Fran- 
cisco del Mar, Distrito de Juchitan. 

POZUELOS. — Rancho, Municip. de Zenzontepec, Distrito 
de Juquila. 

PRADERA. — Hacienda, Municip. de Maríscala Iturbide, Dis- 
trito de Huajuapan. 

PROGRESO SAN SEBASTIAN. — Municip., Distrito de 
Huajuapan. Fud rancho del "Potrero," pero el decreto núm. 20 
de 22 de Enero de 1868 lo elevó al rango de pueblo. 

PROGRESO. — Hacienda de beneficio, Municip. de Zogocho, 
Distrito de Villa-Alta. 

PROVIDENCIA— Hacienda, Municip. de Textitlan, Distrito 
de Villa-Alvarez. 

PRUDENTE.— Rancho, Municip. de Teojomulco, Distrito de 
Juquila. 

PUEBLO NUEVO SANTA MARÍA. — Municip, Distrito 
de Juxtlahuaca. 

PUEBLO VIEJO.— Rancho, Municip. de Mixtepec, Distrito 
de Juquila. 

PUEBLO VIEJO.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito 
de Juchitan. 

PUEBLO VIEJO.— Rancho, Municip. de Cuixla, Distrito 
de Juquila. 

PUERTO-ANGEL— Municip, Distrito de Pochutla. 



384 SOCIEDAD MEXICANA 

PUERTO SAN MIGUEL DEL.— Municip., Distrito de Po- 
chutla. 

PUTLA SANTA MAHÍA.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. 
Podían, Sig. en mex. Tierra de la neblina ó del humo. Etim. 
Poctli, neblina, humo; Han, lugar ó tierra de. En mixt. lleva ac- 
tualmente el nombre de Ñucaa, que quiere'decir Tierra ferrugi- 
nosa. Etim. Ñuhu t tierra; coa, fierro. Estoy informado que ante- 
riormente se llamó Nuñuma, que quiere decir Tierra de la 
neblina. Etim. Ñuhu, tierra; numa, neblina, y también humo. 

PUXMETACAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Choapan. Puxmojdagam. Sig. en mex. Fierro grande y boca 
n^adre. Etim. Pux, fiero; raoj t grande; dag t íu.-.-Ire, y am, boca. 



Q, 



QUEMADO. — Rancho, Municip. de Tapanala, Distrito de 
Tautepec. 

QUEZALTEPEC SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de 
Yautepec. Quetzaltepec. Sig. en mex. Cerro de la Esmeralda. 
Etim. Quetzaliztli, esmeralda, piedra nefrítica; tepetl, cerro. 
También puede sig. Monte de magueyes. Etim. QuetzalicÜi, ma- 
guey; tepetl, cerro. 

QUEZALAPA SANTIAQO.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. Quetzalapan. Sig. en mex. Rio verde 6 color de esmeral- 
da. Etim. Quetzaliztli, verde, color de esmeralda; apan, rio. 

QUIAHIJE SAN JUAN.— Municip., Distrito de Juquila 
Quiaguixe. Sig. en zapot. Piedra montes. Etim. Quia f piedra^ 
guixe, monte. 

QUIALANA SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de 
Tlacolula. Sig. en zapot. Piedra negra. Etim. Quia, piedra; la- 
na, negra. 

QUIALANA SAN NICOLÁS.— Hacienda, Municip., Dis- 
trito de Villa-Alvarez. (Véase la etimología anterior). 

QUIANÉ SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alvarez. Sig. en zapot. Piedra de los celos 6 piedra verde. 
Etim. Quia, piedra; né, celo, ó nee, verde. 

QUIANITAS SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Tautepec. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 385 

Sig. en zapot. Al pié de la piedra. Etim. Quia, piedra; nija, al 
pié. Pudiera sig. también Piedra del niño. Etim. Quia, piedra; 
binnito, niño. 

QUIATONI SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Tlacolu- 
la. Quiaduni. Sig. en zapot. Piedra larga. Etim. Quia, pie- 
dra; duni, larga. 

QUIAVEJOLO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec. Sig. en zapot. Piedra lisa. Etim. Quia, piedra; vejólo, liso. 

QUIAVINI SAN LUCAS.— Municip., Distrito de Tlacolula. 
Balvo y Malachi, guerreros de Macuilxochil, deseosos de ensan- 
char sus dominios, hicieron guerra á los habitantes de San Lú- 
eas Quiavini, que según parece, eran mixes aislados y chatinos, 
de un carácter feroz y valientes al extremo. Varios combates 
se dieron; pero el más horrible por su carnicería fué el que tu- 
vo lugar en la cumbre de la montaña, donde después de la con- 
quista se encontraron muchísimos fragmentos de huesos, colo- 
cados en pira, otros en forma de muralla y los más esparcidos: 
causaba asombro contemplarlos. Este pueblo es el Moratde 
Oaxaca, y sembró, como en Suiza, el suelo con sus cráneos y 
canillas, dando un ejemplo á los tiranos de que es una locura 
ser dueños de voluntades heroicas. — Quiavini. Sig. en zapot. 
Piedra del llanto. Etim. Quia, piedra; viñi, llorar. 

QUIAVICUSAS SANTIAGO.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec Quiavixiusi. Sig. en zapot. Piedra del sacerdote. Etim. 
Quia, piedra; vixiusi, sacerdote. 

QUIEOHAPA SAN PEDRO MÁRTIR.— Municip., DUri 
to de Yautepec. Sig. en zapot. Mujer de piedra. Etim. Quie, 
piedra; chapa, mujer. 

QUIEGOLANI SANTA MARÍA— Municip., Distrito de 
Yautepec. Sig. en zapot. Peña tajada. Etim. Quie, piedra; go~ 
lani, tajada. Quizá sea Guegolani, que quiere decir Dentro del 
rio. Etim. Guego, rio; lani t dentro. 

QUIERÍ SANTA CATALINA DE SENA— Municip., Dis- 
trito de Yautepec. Quiaré. Sig. en zapot. Piedra de cántaro. 
Etim. Quia, piedra; ré t cántaro. 

QUIERÍ SANTO TOMÁS.— Municip., Eistrito de Yautepec. 
Quiaré. (Véase la etimología anterior). 

QUIL1TONGO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de No- 

chixtlan. Quilitonco. Sig. en mex. Lugarcillo de legumbres 

49 



386 SOCIEDAD MEXICANA 

Etim. Quüitl, legumbre, yerba; tontti, diminut.; co t lugar de. 
En mixt. lleva el nombre de Nuayua, que quiere decir Tierra 
de quelites. Etim. Stuhu, tierra ó pueblo; ayua, quelite. 

QUIOQUITANI SANTA CATARINA MÁRTIR.— Muni- 
cip., Distrito de Yautepec. Quiaguitanni. Sig. en zapot Pie- 
dra de lumbre del cerro. Etim. Quia, piedra; gui, lumbre; tan- 
ni 6 danni, cerro. Puede ser también Quiquitanni, que quiere 
decir Arriba dd cerro. Etim. Quiqui, arriba; tanni, cerro. 

QUIOTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villa- 
Juarez. Sig. en mex. Cerro de tollos. Etim. Quiotl, quiote, tallo 
del maguey; tepeü, cerro. 

QUIOTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. (Véase la etimología anterior). Antiguamente se llamó 
Teotepec, que sig. Cerno de los dioses. Etim. Tcotl, Dios; tepetl, 
cerro. 



RABICANA. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

RAMÍREZ AGUILAR.— Rancho, Municip. de > Trinidad 
de las Huertas, Distrito del Centro. 

RAMÍREZ. — Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. 

RANCHO NUEVO.— Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

RANCHO DEL ARENAL.— Municip. de Quiotepec, Distri- 
to de Cuicatlan. 

RANCHO DEL VIEJO. — Municip. de Tlapanalquiahuitl, 
Distrito de Juquila. 

RAYÓN SANTA ANA.— Municip., Distrito de Silacayoa- 
pan. Se erigió en pueblo por decreto de 18 de Setiembre de 1865. 

REAGUI SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
ta. Ruhuagia. Sig. en zapot. Boca del monte. Etim. Ruhua, 
boca; guia, monte. 

REFORMA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. Era barrio de Zachila y se elevó al rango de pueblo por 
decreto núm. 47 de 3 de Enero de 1870. 

REGADERA— Rancho, Municip. de Huautla. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 387 

REMUDADERO.— Rancho, Municip. de Santa María Chi- 
malapa, Distrito de Jachi tan. 

REPARO. — Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de Ju- 
quila. 

RESCATE. — Hacienda. Municip. de San Miguel Amatlan, 
Distrito de Villa-Juárez. 

REYES SANTOS.— Hacienda, Municip. de Zachila, Distrito 
de Villa-Alvarez. 

RETES SANTOS.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. 

REYES SAN JUAN. — Municip., Distrito de Huajuapan. 

REYES. — Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. 

REYNOSO.— Rancho, Municip. de Xia, Distrito de Villa- 
Juárez. 

RINCÓN. — Hacienda, Municip., Distrito de Jamiltepec. 

RINCÓN. — Hacienda, Municip., Distrito de Miahuatlan. 

RINCÓN. — Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. 

RINCÓN. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de Ju- 
chitan. 

RINCÓN ANTONIO.— Rancho, Municip. del Espinal, Dis- 
trito de Juchitan. 

RINCÓN COCHINO.— Rancho, Municip. de Amapa, Dis- 
trito de Tuxtepec. 

RINCÓN SOMBRERO. — Rancho, Municip. del Espinal, 
Distrito de Juchitan. 

RINCÓN VAQUERO.— Rancho, Municip. de Petapa, Dis- 
trito de Juchitan. 

RINCÓN LATA.— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juchitan. 

RIO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tlacoluia. 

RIO SAN LUIS.— Municip., Distrito de Tlacoluia. 

RIO SANTA ANA.— Municip., Distrito de Tlacoluia. 

RIO SANTIAGO. — Municip.. Distrito de Huajuapan. 

RIO SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Huajuapan. 

RIO SANTIAGO. — Municip., Distrito de Silacayoapan. 

RIO SAN MATEO. — Municip., Distrito de Silacayoapan. 

RIO SANTA INÉS.— Municip., Distrito de Nochixtlan. 

RIO SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villa-Juárez, 
Utlapam. 

RIO SANTO DOMINGO.— Municip, Distrito de Cuicatlan 



388 SOCIEDAD MEXICANA 

RIO HACIENDA DEL.— Municip. del Marquesado, Distri- 
to del Centro. Se conoce también por hacienda de Quintas. 

RIO BAJO 1 P — Rancho, Municip. de Juquila, Distrito del 
mismo nombre. 

RIO BAJO 2 P — Rancho, Municip. de Juquila, Distrito del 
mismo nombre. 

RIO BLANCO. — Rancho, Municip. de Coixtlahuaca, Distri- 
to del mismo nombre. 

RIO CIRUELO. — Rancho, Municip. de Amoltepec, Distrito 
de Juquila. 

RIO DELGADO SANTA CATARINA.— Municip , Distri- 
to de Teposcolula. En mixt. lleva el nombre de Yutacuifte, que 
quiere decir Rio delgado. Etim. Yuta, agua ó rio; cuiñe, del- 
gado. 

RIO DULCE SAN SEBASTIAN. — Municip., Distrito de 
Villa- Alvarez. En zapot. lleva el nombre de Guegonaoá, que 
quiere decir Rio dulce. Etim. Guego, rio; naxi, dulce. 

RIO GRANDE. — Rancho, Municip. de Coixtlahuaca, Distri- 
to del mismo nombre. 

RIO [GRANDE. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito 
de Juchitan. 

RIO HONDO SAN MATEO.— Municip, Distrito de Mia- 
huatlan. 

RIO HONDO SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. 

RIO HONDO PUEBLO NUEVO.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. 

RIO HONDO. — Rancho, Municip. de San Bartolo Yautepec, 
Distrito de este nombre. 

RIO POBLANO. — Rancho, Municip. de Coixtlahuaca, Dis 
trito del mismo uombre. 

RIO SALADO. — Rancho, Municip. de San José Ixtapa, Dis- 
trito de Juquila. 

RIO SECO. — Rancho, Municip. de Santiago Minas, Distrito 
de Juquila. 

RIO DEL TECOLOTE.— Rancho, Municip. de Juquila, Dis- 
trito de este nombre. 

RITA SANTA.— Hacienda, Municip. de San Sebastian Etla, 
Distrito de este nombre. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 389 

RITA SANTA.— Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de 
Juchitan. 

RITA SANTA.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito 
de Juchitan. 

RIVERA— Rancho, Municip. de Nochixtlan, Distrito de es- 
te nombre. 

ROALÓ SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa- Al- 
varez. Ruhualóo. Sig. en zapot. Boca grande. Etim. Ruhua % 
boca; loo, grande. 

ROATINA SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Ruliuaziña. Sig. en zapot. En la boca del 'palmar. 
Etim. Ruhua, boca; ziña, palma. 

ROAVELA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choapan. 
Ruhuavela. Sig. en zapot. Boca de cai'ne 6 de pescado. Etim. 
Ruhua, boca; vela, carne ó pescado. Fué extinguido en Setiem- 
bre de 1861. 

ROAYAGA SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. Ruhuayaga. Sig. en zapot. Boca del palo, pero más 
propiamente Portezuelo del bosque. Etim. Ruhua, boca; yaga 
palo. 

ROBLES.— Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, Dis- 
trito de Juchitan. 

ROJAS. — Rancho, Municip., Distrito de Tlacolula. 

ROSA SANTA.— Municip., Distrito de Juxtlahuaca. Lleva 
el nombre de Castlahuaca. (Coaixtlahuaca), que en mex. sig. 
Llano de culebras. Etim. Coatí, culebra; ixtlahuaca, llano. 

ROSA SANTA.— Hacienda, Municip., Distrito de Ocotlan. 

ROSA SANTA.— Rancho, Municip. de Ojitlan, Distrito de 
Tuxtepec. 

ROSA SANTA. — Rancho,Municip., Distrito de Silacayoapan. 

ROSARIO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. En mex. se conoció con el nombre de Topiltepec, que quie- 
re decir Cerro del alguacil. Etim. Topilli, alguacil; tepeÜ, cerro. 

ROSARIO BARRIO DEL.— Municip., Distrito de Juxtla- 
huaca. — El decreto de 19 de Agosto de 1850 erigió en pueblo 
el "Barrio del Rosario," sito á inmediaciones de Futía; ignoro si 
á éste se refiera. 

ROSARIO. — Hacienda, Municip., Distrito del Centro. 



f 



390 SOCIEDAD MEXICANA 

ROSARIO. — Rancho, Municip. de Tezoatlan, Distrito de Hua- 
juapan. 

ROSARIO. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

ROSARIO. — Hacienda, Municip., Distrito de Nochixtlan. 

ROSARIO. — Rancho, Municip. de Huamelnla, Distrito de 
Tehuantepec. 

ROSARIO. — Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito del 
mismo nombre. 

ROSAS. — Rancho, Municip. de Nochixtlan, Distrito de este 
nombre. 

ROSINA. — Barrio, Municip. de Ejutla, Distrito del mismo 
nombre. 

ROQUE SAN. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de 
Juchitan. 



s 



SABROSA, — Rancho, Municip, de Tututepec, Distrito de Ja- 
miltepec. 

SABINILLO SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Hua- 
juapan. 

SABINILLO SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Jux- 
tlahuaca. En mixt. lleva el nombre de To8oiti, que quiere de- 
cir Llano del enebro. Etim. Yoso, llano; iti, enebro. Se erigió en 
pueblo por decreto núm. 47 de 6 de Noviembre de 1873. 

SABINILLO SAN JOSÉ.— Rancho, Municip., Distrito de 
Silacayoapan. 

SACHIO SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. Sig. en mixt. Al pié del comal. Etim. Sáha, al pié; chio, 
comal. 

SALADO. — Rancho, Municip. de Tequisistlan, Distrito de 
Tehuantepec. 

SALDAN A. — Rancho, Municip. de Santo Domingo Etla, Dis- 
trito de Etla. 

SALINA CRUZ. — Puerto, Municip., Distrito de Tehuantepec. 

SALINAS SAN ILDEFONSO.— Municip., Distrito de Si- 
tacayoapan. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 301 

SALINAS SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Sila- 
cayoapan. 

SALINAS SAN BARTOLO.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. 

SALINAS SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Silacayoa- 
pan, 

SALOMÉ. — Rancho, Municip. de Nacaltepec, Distrito de 
Cuicatlan. 

SALTO DE AGUA.— Rancho, Municip. de Tututepec, Dis- 
trito de Juquila. 

SANGRE DE CRISTO.— Hacienda, Municip. de la Trini- 
dad de las Huertas, Distrito del Centro. 

SANTIAGO.— Rancho. Municip. de Tlalchichilco, Distrito 
de Silacayoapan. 

SAN ANTONIO DE LEÓN.— Rancho, Municip., Distrito 
de Huajuapan. 

SAN JOSÉ. — Hacienda, Municip. de Apasco, Distrito de 
Etla. Se conoce también por "Estancia de Díaz." 

SAUZ. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de Juchitan. 

SAUZ. — Rancho, Municip. de Santiago Minas, Distrito de 
Juquila. 

SAUZ. — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Juchitan. 

ZAYULTEPEC SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito 
de Jamiltepec. Zayoltepec. Sig. en raex. Cerro de las moscas, 
Etim. ZayoUin, mosca, y tepetl, cerro. En mixt. lleva el nom- 
bre de YucvAiucun, que quiere decir Cerro de moscas. Etim. 
Yucu, cerro, tiucun, mosca. 

SAYULTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Zayoltepec. (Véanse las dos etimologías anteriores). 

SEBASTIAN SAN. — Rancho, Municip. de Silacayoapan, 
Distrito de este nombre. 
SEDAS SAN SEBASTIAN. — Municip., Distrito de Etla. 

SENA SANTA CATALINA.— Municip., Distrito del Centro. 
SIETE ARROYOS.— Rancho, Municip. de Panixtlahuaca, 
Distrito de Juquila. 

SILACAYOAPAN SAN PEDRO.— Municip., Cab. del Dis- 
trito de su nombre. Xílacayoapan. Sig. en mex. Rio de cidra» 
cayotes. Etim. Xilacayotl, cidracayote, vulgarmente chilacayo- 



392 SOCIEDAD MEXICANA 

ta; apan, rio. El decreto de 10 de Octubre de 1862 le dio el tí- 
tulo de Villa. 

SILACAYOAPILLA SAN GERÓNIMO. — Municip., Dis- 
trito de Huajuapan. Diminut. de Xüacayoapan. (Véase la eti- 
mología anterior). En míxt. lleva el nombre de Ñundoyo, que 
quiere decir Tierra dé cidracayotes. Etim. Suhu, pueblo ó 
tierra; tinduyu, cidracayote (vulgo), chilacayota. 

SINAXTLA SAN ANDRÉS. — Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Chinaxtlan. Sig. en mex. Lugar de cercados. Etim. 
Chinamitt, seto, cercado; tlan, lugar de. Pudiera ser también 
lugar de semillas. Etim. Sinaoctli, semilla; tlan, lugar de. En 
mixt. lleva el nombre de Yodohutata, que quiere decir Llano 
de semillas. Etim. Yodo, llano, hutata t semilla. 

SIN-PENSAR.— Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de 
Juchitau. 

SINICAHUA SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. Sig. en mixt. En la cabeza ó cúspide de la cueva. Etim. 
Sini, cabeza; cahwa, cueva. 

SINIYÜVI SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Jamilte- 
pec. Sig. en mixt. Cabeza de petate. Etim. Sini. cabeza; yuvi, 
petate. 

SITIO VIEJO.— Rancho, Municip. de San Miguel Chimala- 
pa, Distrito de Juchitan. 

SITIO DE SANTIAGO.— Rancho, Municip. de la Hacien- 
da de la Gachupina, Distrito de Ocotlan. 

SOCORRO. — Hacienda de beneficio, Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. 

SOCHIAPAN SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Tux- 
tepec. Xochiapcn. Sig. en mex. Rio florido 6 de las flores. Etim. 
XockiaÜ, flor; apan, rio. En chinanteoo se conoce por Geu- 
majon, que quiere decir Pueblo de palos de quelite. Etim. Ge u, 
pueblo; ma, palo; jon-, quelite. 

SOCHITLAPILCO SANTA MARÍA. — Municip., Distrito 
de Huajuapan, Xochitlapüco. Sig. en mex. En la extremidad 
de las flores. Etim. Xóchitl, flor; Üapitti, cola, extremidad; co, 
lugar de ó en. 

SOOHIQUILASALA.— Municip., Distrito de Juxtlahuaca. 
Xochilquüatzallan. Sig. en mex. En medio de las legumbres flo- 
ridas. Etim. Xóchitl, flor; quilitl, legumbre; tzattan, en medio. 



L)E GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 393 

SOFÍA SANTA.— Rancho, Municip. de Jacatepec, Distrito 
de Taxtepec. 

SOLA SAN MIGUEL— Municip., Distrito de Villa-Alva- 
rez. Zolan. Sig. en mex. Lugar de codornices, Etim. Zoüin, 
codorniz; lan t de Üan, lagar de. Puede ser también Zoila, y en 
este caso sig. El palmar. 

SOLA SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Zolan. (Véanse las dos etimologías anteriores). 

SOLA SANTA MARÍA.- Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. Zolan, (Véanse las etimologías respectivas). 

SOLA SAN ILDEFONSO. — Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Zolan. (Véanse las etimologías respectivas). 

SOLA SANTA INÉS.— Municip., Distrito de Villa-Al varez. 
Zolan. (Véanse las etimologías respectivas). 

SOLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villa-:A1 varez. 
Zolan. (Véanse las etimologías respectivas). 

SOLA SANTOS REYES.— Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. Zolan. (Véanse las etimologías respectivas). 

SOLAGA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Villar-Al- 
ta. Yulaga. Sig. en zapot. Casa de hojas. Etim. Yvla, casa; ga, 
hoja. 

SOLEDAD. — Hacienda, Municip., Distrito de Villa-Alvarez. 

SOLEDAD. — Rancho, Municip. de San Martin Mexicapan, 
Distrito del Centro. 

SOLEDAD. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. 

SOLEDAD. — Rancho, Municip. de la Hacienda de la Gachu- 
pina, Distrito de Ocotlan. 

SOLEDAD. — Rancho, Municip. de Miahuatlan, Distrito de 
este nombre. 

SORIANO. — Rancho, Municip. de la Hacienda del Alférez, 
Distrito de Tlacolula. 

SOSOLA SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de Etla. 
Antiguamente Zololan ó Tzotzolan, que en mex. sig. Lugar de 
cosas antiguas ó Tierra antigua. Etim. Zótolli, cosa antigua; 
lan, de Üan, lugar de ó tierra de. 

SOSOLA SAN JUAN— Municip., Distrito de Etla. Zololan 

ó Tzotzolan. (Véase la etimología anterior). 

50 



394 SOCIEDAD MEXICANA 

SOSOLA SAN MATEO.— Municip., Distrito de Ella. Zolo- 
lan 6 Tzotzolan. (Véase la etimología respectiva). 

SOSOLTEPEC SAN PEDRO MÁRTIR.— Municip., Dis- 
trito de Yautepec. Tzotzoltepec Sig. en mex. Cerro de cotas an- 
tiguas 6 de antigüedades. Etim. Zololli, cosa antigua; tepetl, 
cerro. 

SOTO SAN JUAN BAUTISTA LO DE.— Municip., Dis- 
trito de Jamiltepec. 

SOTÜLA SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Tzotoüan. Sig. en mex. Lugar de 'palmas. Etim. Tzo- 
tolli, palma; lan, de tlan, lugar de. 

SOYALTEPEO SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Tux- 
tepec. Soyaltepetl. Sig. en mex. Monte de palmas. Etim. Zo- 
yatl, palma; tepetl, cerro. En chinanteco se llama Geumaquié, 
que quiere decir Pueblo de palos de palma. Etim. Oeu, pueblo; 
ma, palo; quié, palma. En mazateco lleva el nombre de Naahgé, 
que quiere decir Cerro acedo, Etim. Naxhin, cerro; ge, acedo. 
El decreto núm. 18 de 16 de Enero, de 1868 le dio el título de 
Patriótica Villa. 

SOYALTEPEO SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito 
de Teposcolula. Zoyaltepec. (Véase la etimología anterior). En 
mixt. lleva el nombre de Yucuiíuu, que quiere decir Monte de 
palmas. Etim. Yucu, cerro; iluu, palma. 

SÚCHIL 1 9 — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
chitan. Xóchitl. Sig. en mex. Flor. 

SÚCHIL 2 P — Rancho, Municip. de Tápana, Distrito de Ju- 
quila. Xocliitl. (Véase la etimología anterior). 

SUCHILQUITONGO SANTIAGO.— Municip., Distrito de 
Etla. Xochilquitonco. Sig. en mex. Lugarcitto de legumbres 
floridas. Etim. Xóchitl, flor; quiliü, legumbre; tontli, diminut. 
co, lugar. Se conoce también por Santiago Huitzo. 

SUCHILTEPEC SAN MIGUEL. — Municip., Distrito de 
Yautepec. Xochitepec. Sig. en mex. Monte florido. Etim. Xó- 
chitl, flor; tepetl, cerro. 

SUCHIXTEPEC SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de 
Miahuatlan. Xochitepec. (Véase la etimología anterior). 

SUCHIXTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. Xochitepec. ( Véase la etimología respectiva). 

SUCHIXTEPEC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Hua- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 395 

juapan. Xocfdtepec. (Véase la etimología respectiva). En mixt. 
lleva el nombre de Yucuitahino, que quiere decir Cerro de flo- 
res dé tabaco. Etim. Yucu, cerro; ita, flor; hiño, tabaco. 

SÜOmXTLAHUACA SAN CRISTÓBAL.— Municip., Dis- 
trito de Coixtlahuaca. Xochixtláhuaca. Sig. en mex. Llano flo- 
rido, Etim. Xóchitl, flor; ixtlahuaca, llanura. 

SUCHIXTLAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Teposcolula. XochiÜan. Sig. en mex. Lv/jar florido 6 de las 
flores. Etim. XocftiÜ, flor; Üan, lugar. 



T 



TABAA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villar-Alta. 
Sig. en zapot. Cuatro sepulcros. Etim. Toa, cuatro; boa, se- 
pulcro. 

TABELA SANTA ANA.— Municip., Distrito de Yautepec. 
Sig. en zapot. Cuatro culebras. Etim. Toa, cuatro; bela, culebra. 
También puede sig. Cerro de la serpiente. Etim. Ta de tanni, 
cerro; bela, culebra. Bela sig. también Pescado y carne. 

TABERNILLAS. — Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. 

TABLÓN. — Rancho, Municip. de Santa María del Mar, Dis- 
trito de Juchitan. 

TABLÓN. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 
chitan. 

TACAHUA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Xatacakua. Sig. en mixt. Atrás de la cueva. Etim. Xata, 
atrás; cahua, cueva. Se cree que sig. también Señor de la ci'Ava. 
Etim. Toa, padre ó señor; cahua, cueva, antro. 

TACACHE SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. Ticacfie. Sig. en mixt. Carnero. También puede sig. Atrás 
del algodonal. Xat acache. Etim. Xata, atrás; cache, algodón. 
Era rancho sujeto á Taraazola; pero el decreto número 33 de 
18 de Diciembre de 1878 lo elevó al rango de pueblo con el 
nombre de Tacache Mina. 

TAGUI SAN JUAN. — Municip., Distrito de Villar-Alta. 
Taaguie. Sig. en zapot. Cuatro fiares. Etim. Taa, cuatro; guie, 
flor. También puede sig. Cerro del peñasco 6 Cuatro peñas. 
Taaguia. Etim. Toa, cuatro; ta de tanni, cerro; guia, peña. • 



396 SOCIEDAD MEXICANA 

TALEA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villar-Alta. 
Sig. en zapot. Varaos al cerro. Etim. Ta de tanni, cerro; lea de 
telea, ir. También puede eig. Vamos al patio, pues los actuales 
zapotecas de este pueblo, le llaman Raalia. Etim. Rao,, vamos; 
lia, patio. 

TAMAZOLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. Tamazollan. Síg. en mex. Lugar de sapos. Etim. Tama- 
zoüin, sapo; la, de tlan, lugar de. 

TAMAZOLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. TamazoUan. (Véase la etimología anterior). 

TAMAZULAPAM SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Teposcolula. Tamazollapan. Sig. en mex. Rio de los sapos, 
Etim. Tamazollin, sapo; apan, rio. 

TAMAZULAPAM SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de 
Miabuatlan. TamazoUan. (Véase la etimología anterior). 

TAMAZULAPAM ESPÍRITU SANTO.— Municip., Distrito 
de Villa- Alta. TamazoUan. (Véase la etimología anterior). 

TAMARINDO.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de 
Juchitan. 

TAMARINDO. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de 
Juchitan. 

TAMARINDO. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de 
Juchitan. 

TAMARINDO.— Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de 
Juchitan. 

TANETZE SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villa-Alta. 
Tannixé. Sig. en zapot. Monte de elotes. Etim. Tanni, cerro; 
xé, elote. 

TANICHE. — Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. Sig. en 
zapot. Monte de tunillos 6 pitahayos. Etim. Tanni, monte; cité 
de biche, tunillo ó pitahayo. 

TANIVÉ. — Hacienda, Municip., Distrito de Tlacolula. Taní- 
beé. Sig. en zapot. Cerro de hormigas. Etim. Tanni, cerro; beé, 
hormiga. 

TAPAN AL A. — Hacienda, Municip., Distrito de Yautepec. 
Tlapanalan. Sig. en mex. Lugar quebradizo 6 escabroso. Etim. 
Tlapana, quebrar; la de tlan, lugar de. 
. TAPANATEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Ja- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 397 

chitan. TlapanaUepec. Sig. en mex. Pueblo quebmdizo. Etim. 
Tlapana, quebrar; altepetl, pueblo. 

TAPAZON. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de 
Juchitan. 

TAPEXTLA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Jamilte- 
pec. Tlapecktla. Sig. en mex. Lugar de camillas. Etim. Tía- 
pechtli, camilla para conducir enfermos 6 cadáveres; tía de tían, 
lugar de. También lleva el nombre de Cuahuitlan, que en mex. 
quiere decir Lugar boscoso. Etim. Cuahuitl, árbol, palo; Han, 
lugar de. El decreto de 24 de Setiembre de 1852 lo elevó al 
rango de pueblo. 

TAPEXTLA. — Rancho, Municip. de Santiago Tapextla, Dis- 
trito de Jamiltepec. Tlapechtla. (Véanse las etimologías ante- 
riores). 

TARIFA. — Hacienda, Municip. de San Miguel Chinalapa, 
Distrito de Juchitan. 

TATALTEPEC SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. Tatlaltepec. Sig. en mex. Pueblo de padres, Etim. 
Tatli, padre; altepetl, pueblo. Puede también sig. Cerro de true- 
nos. Etim. Tlatlaltzini, trueno; tepetl, cerro. Igualmente pue- 
de sig. Pueblo de pescadores. Etim. Tlatlama, pescar; altepetl, 
pueblo. En mixt. lleva el nombre de YucuiTd, que quiere de- 
cir Cerro de corazón. Etim. Yucu, cerro; iiíi, corazón. 

TATALTEPEC SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de 
Juquila. (Véanse las etimologías anteriores). En chatino lleva 
el nombre de Lqjoo, que quiere decir Ante el santo. Etim. Lo, 
ante ó delante; joo, santo. 

TA VEHUA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alta. Tabehua. Sig. en zapot. Monte de la guacamaya. 
Etim. Ta de tanni, monte; behua, guacamaya. 

TAVICHE SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. Tabiche. Sig. en zapot. Cerro de tunas. Etim. Ta de ta- 
nni, cerro; biche, tuna 6 pitahaya. También puede sig. Cerro 
del nifvo. Etim. Tanni, cerro; Hclte, hijo, niño. 

TAVICHE SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Ocotlan. 
Tabiche. (Véanse las etimologías anteriores). 

TATATA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. 
Sig. en mixt. Atrás del arado. Etim. Xata, atrás yata, arad?. 



398 SOCIEDAD MEXICANA 

TAYATA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Tlaxiaca 
(Véase la etimología anterior). 

TECOAL SAN GERÓNIMO.— Munfcip., Distrito de Teo- 
titlan. TecoaÜ. Sig. en mex. Culebra de piedra. Etim. Tetl, pie- 
dra; coatí, culebra. Supongo que es la culebra que Hamamo3 Ra- 
bo de hueso. 

TEOOLOTITLAN SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de 
Teposcolula. Sig. en mex. Lugar de tecolotes. Etim. Tecolotl, 
buho, tecolote; tillan, lugar de. En mixt. lleva el nombre de 
Yosoivfíunu, que quiere decir Llano del tecolote. Etim. Yoso % 
llano; tiftuñu, tecolote. 

TECOLOTEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec. Sig. en mex. Cerro del tecolote. Etim. Tecolotl, tecolote; te- 
petl, cerro. 

TECOMALTEPEC SANTA ANA. — Municip., Distrito de 
Cuicatlan. Sig. en mex. Pueblo 6 cerro de calabazos. Etim. Te- 
comatl, tecomate, calabazo semiesférico; tepeü, ceno. 

TECOMATLAN SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Sig. en mex. Lugar de calabazos. Etim. Tecomatl, 
calabazo; tlan, lugar de. En mixt. lleva el nombre de Ñuiiaa, 
que quiere decir Pueblo de papas. Etim. Ñuhu, pueblo ó tie- 
rra; tiaa, papa, camote. 

TECOMAVAOA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Teotitlan. Tecomahuacan. Sig. en mex. Casa de tecomates ó 
calabazos. Etim. Tecomatl, tecomate, calabazo; huacan, casa. 
Pudiera ser Tecomaixtlcütuaca, y en este caso véase la etimo- 
logía respectiva. Su nombre lo debe al siguiente hecho: El Em- 
perador Mexicano, para expeditar la marcha de sus ejércitos 
contra Zapotitlan, mandó romper allí todas las jicara*, tecoma- 
tes y cuanto objeto de regalo llevasen, para no entorpecer las 

jornadas. 

TECOMAXTLAHUACA SANTA MARÍA.— Municip., Dis- 
trito de Juxtlahuaca. Tecomaixtlahuaca. Sig. en mex. Llanu- 
ra de calabazos. Etim. Tecomatl, calabazo, tecomate; icctlahua- 

ca, llanura. 
TECOMAXTLAHUAC A —Hacienda, Municip.de San Juan 

Coyula, Distrito de Cuicatlan. Tecomaixtlahuaca. (Véase 1» 

etimología anterior). 

. TECTITLAN SAN GERÓNIMO. — Municip., Distrito de 



; 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 399 

Villa-Alvarez. Sig. en mex. Lugar de palacios. Etim. Tecpan, 
palacio; titlan, lugar de. En zapot lleva el nombre de Danniya, 
que quiere decir Cerro de piedras. Etim. Danni, monte; ya, 
piedra. 

TECTITLAN SAN ESTEBAN.— Municip., Distrito de Cui- 
catlan. (Véase la etimología anterior). 

TETITLAN SOLEDAD.— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Sig. en mex. Lugar de piedras. Etim. Tetl, piedra; titlan, 
lugar de. 

TECUANI. — Rancho, Municip. de Tehuantepec, Distrito del 
mismo nombre. Sig. en mex. Fiera. 

TEHUANTEPEC— Municip., Cab. del Distrito de &u nom- 
bre. Tecuantepec. Sig. en mex. Cerro defieras. Etim. Tecuani, 
fiera; tepetl, cerro. En zapot. lleva el nombre de G-nixegui, que 
quiere decir Monte de fuego. Etim. Guixe, monte; gui, fuego. 
Se conoce por Danniguibechi, desde la conquista que de él hi- 
zo Cosijoeza, y sig. Cerro de la piedra del tigre. Etim. Danni, 
cerro; ya, piedra, y beche, tigre. En tiempo del Gobierno Virrei- 
nal se conoció por Villa de Quadalcázar, no pudiendo citar la 
cédula que le dio este título por no haberla hallado, y solo ha- 
ce constar que fué una de las posesiones que formaron el Mar- 
quesado del Valle. Por decreto de 17 de Noviembre de 1857 
obtuvo el título de Ciudad. Su primero y último Rey se llamó 
Cosijopi, que quiere decir Rayo del aire, quien abdicó en 1521 
en favor de los Reyes de España, tomando en el bautisterio el 
nombre de D. Juan Cortés de Moctezuma. 

TEIPAN SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito de Yaute- 
pec. Tecpan. Sig. en mex. Palacio. 

TEITA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. Sig. 
en raixt. En la ladera de flores. Etim. Te de teyú, ladera; ita, flor, 

TEIT1PAC SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tlacolula! 
Tectipac. Sig. en mex. Hada él palacio. Etim. Tecpan, palacio; 
ipac, hacia. Puede ser á la vez Tepetipac, que quiere decir En- 
cima del peñasco. Etim. Tepexitl, peñasco; ipac, sobre ó encima. 
En zapot. lleva el nombre de Zetobaa, que quiere decir Otro se- 
pulcro. Etim. Zeto, otro; baa, sepulcro. También se llamó Que- 
huiquijezaa, que sig. Palacio de piedra ó Cátedra de enseñan- 
za, pues en él se daban lecciones de alguna importancia con 
ocasión de los muerto**. 



400 SOCIEDAD MEXICANA 

TEITIPAC SANTA MARÍA MAGDALENA.— Municip., 
Distrito de Tlacolula. Tectipac. (Véase la etimología respecti- 
va). En zapot. lleva el nombre de Guichibaa, que quiere decir 
Pueblo de sepulcros. Etim. Guiclii, pueblo; baa, sepulcro. 

TEITIPAC SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de Tla- 
colula. Tectipac. (Véase la etimología respectiva). 

TEJA Y TLAOHICON.— Rancho, Municip. de Tututepec, 
Distrito de Juquila. 

TEJALAPAN SAN FELIPE.— Municip., Distrito de Etla. 
Toxalapan. Sig. en mex. Mió de la piedra pómez. Etim. Tesca- 
lli $ piedra pómez, arena petrificada; apero, rio. 

TEJOTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Etla. 
Texocotepec. Sig. en mex. Cerro de tfjocctes. Etim. Texocotl, te- 
jocotes (manzanita como piedra); tepetl, cerro ó monte. 

TEJUPAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Teposcolula. 
Texopan. Sig. en mex. Hacia lo azul. Etim. Texotli, azul; pan, 
sobre, encima ó hacia. En mixt lleva el nombre de Ñunzaa> 
que quiere decir Tierra azul. Etim. Ñuhu, tierra ó pueblo. 
zaa, azul. 

TELIXTLAHUAOA SAN FRANCISCO.— Municip., Dis- 
trito de Etla. Sig. en mex. Llano de piedras. Etim. Tetl, pie- 
dra; ixÜahuaca, llano ó valle. Se conoce también por San Fran- 
cisco Huitzo. 

TEMAXCALAPA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. Temazcalapan. Sig. en mex. Rio del temascal; 
Etim. Temazcalli t baño termal, temascal; apan, rio. 

TEMAXCALTEPEC SANTA LUCÍA.— Municip., Distrito 
de Juquila. Sig. en mex. Cerro del temascal. Etim. Temazcalli, 
baño termal, temascal; tepetl, cerro. En chatino se llama Qui~ 
chitian, que quiere decir Pueblo de temascales. Etim. Quichi, 
pueblo, y tian, temascal. 

TEMBLOR. — Rancho, Municip. de Santiago Minas, Distrito 
de Juquila. 

TEMEXTITLAN ROSARIO.— Municip., Distrito de Villa- 
Juarez. Temetztitlan. Sig. en mex. Lugar de piedras de luna. 
Etim. Tetl t piedra; metztli, luna, y tlan, lugar do. 

TENANGO SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Teotitlan. 
Tenanco. Sig. en mex. Lugar ds la muralla 6 Lugar amura- 
llado. Etim. Tenamitl, muralla; co, lugar de. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 401 

TENANGO SANTIAGO.- Municip., Distrito de Etla. Te- 
naneo. (Véase la etimología anterior). 

TENANGO SAN MIGUEL.— Mtinicip., Distrito de Tehuan- 
tepec. Tenanco. (Véase la etimología respectiva). 

TENANGO.— Rancho, Municip. de Soyaltepec, Distrito de 
Tuxtepec. Tenanco. (Véase la etimología respectiva). 

TENEXCALCO.— Rancho, Municip. de San Pedro Salinas. 
Distrito de Silacayoapan. Sig. en mex. En La casa de cal. Etim. 
Tenextli, cal; calli, casa; co t en. 

TENEXPA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Etla. 
Tenexpan. Sig en mex. Encima de la cal. Etim. Tenextli, cal; 
pan, sobre ó encima. 

TEOCOCUILCO SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Juárez. Sig. en mex. En el templo de la culebra pintada. 
Etim. Teopan, templo; coatí, culebra; cuiloa, pintar; co, en. Pu- 
diera ser Tecocuüco; que quiere decir Lugar donde avilan Ion 
animales pintados. Etim. Tecoyoa, aullar 6 bramar los anima- 
les; cuiloa, pintar; co, en. 

TEOJOMULCO SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito 
de Juquila. Teoxomulco. Sig. en mex. En un rincón divino 6 
excelente. EtimsTeotl, Dios, divino ó excelente; xomvlli, rincón, 
y co, en, 

TEOPAN SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Coix- 
tlahuaca. Sig. en mex. Templo 6 adoratorio. 

TEPOXCO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Teoti- 
tlan. Sig. en mex. Lugar dd sacerdote. Etim. Teopixque, sacer- 
dote; co, lugar de. 

TEOTALCINGO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choa- 
pan. TeoÜatzinco. Sig. en mex. En la tierra divina. Etim. 
Teotl, Dios, divino ó excelente; tlalli, tierra; tzintli, diininut.; 
co, en. 

TEOTEPEC SANTA LUCÍ A.— Municip., Distrito de Juqui- 
la. Sig. en mex. Cerro de adoración. Etim. Teotia, adorar; te- 
peÜ, cerro. En chatino lleva el nombre de Quiqjoo, que sig. Ce- 
rro dd santo. Etim. Quio t cerro; ioo, santo. 

TEOTILALPA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Cui- 

catlan. Teotitlalpan. Sig. en mex. Hacia la tierra divina. 

Etim. Teoü, Dios, divino, excelente; tlalli, tierra; pan, hacia 6 

sobre. 

51 



|0i BOCIEDAD MEXICANA 

' TEOTITLAN DEL CAMINO SAN MIGUEL.— Municip., 
cabecera del Distrito de su nombre. Sig. en mex. Lugar de los 
diotes. Etim. TeoÜ, Dios; tillan, lugar de. El decreto de 14 de 
Enero de 1857 le dio á esta población el titulo de Villa. 

TEQTITLAN DEL VALLE.— Municip., Distrito de Tlaco- 
lula. (Véase la etimología anterior). En zapot. lleva el nombre 
de Xaguiasé, que quiere decir Al pié del monte. Etim. Xa de 
xana, al pié, abajo; guióse, monte. Este fué el primer pueblo 
fundadq por los zapotecas, y Je llamaron Xaquija, que quiere 
decir Constelación celeste. 

TEOTLASCO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Vüla- 
Juarez. Teotlachco. Sig. en mex. En el juego divino de la pe- 
lota. Etim. Teotl, Dios, divino, excelente; tlachco, juego de pe- 
lota; co, en. También puede sig. Mitad sagrada. Tlachco, mi- 
tad, enmedio; teotl, Dios, sagrado, divino. 

TEOTONGO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tepos- 
colula. Teotonco. Sig. en mex. Lugar del diosecillo. Etim. Teotl, 
Dios; tontli, diminut.; co, lugar de. En mixt. lleva el nombre 
de Xadedauxo, que quiere decir Hijo del relámpago. Dzaye- 
dauxaa. Etim. Dzayayee, hijo; xanduxaá, relámpago. 

TEOZAOUALCO SAN PEDRO.— Municip., Dwtrito de No- 
chixtlan. Teotzacocdco. Sig. en mex. Lugar del escondite divi • 
no ó en el sepulcro de Dios. Etim. TeoÜ, Dios, divino 6 exce- 
lente; tzacoaüi, escondite, sepulcro; co, en. 

TEOZATLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito .de Huajua- 
pan. TeocihuaÜan. Sig. en mex. Lugar de las vestales. Etim. 
TeoÜ, Dios; divino ó excelente; cíhuatl, mujer; Üan, lugar de. 
Actualmente le llaman Tezoatlan, que quiere decir Lugar de 
semillas 6 granos como piedra. Etim. Tetl, piedra; tzohuatl, 
grano, semilla; Üan, lugar de. 

TEPALCATEPEC SAN PEDRO.— Municip./ Distrito de 
Yautepec. Sig. en mex. Cerro de tepalcates. Etim. TepalcaÜ, 
fragmento de barro, tepalcate; tepett, cerro. 

TEPANTEPEO SAN MATEO.— Municip., Distrito de Etla. 
Sig. en mex. Cerro dominante. Etim. Tepan, estar encima, do- 
minar; tepetl, cerro. 

TEPANTLALI SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alta. Tecpantlatti. Sig. en mex. Tierra de la corona. Etim. 
Tecpan, palacio; tlatti, tierra. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 408 

TEPANZACOALCO SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. Tepantzacoalco. Sig. en mex. Lugar del escon- 
dite superior. Etiin. Tepan, estar encima, dominar; tzacoalli, 
escondite; co, logar de. 

TEPEACA. — Barrio, Municip. de Jalatlaco, Distrito del Cen- 
tro. Tepeyacac. Sig. en mex. En la nariz del cerro. Etim. Te- 
petl, cerro; yacatl, nariz; c de ca, en. 

TEPEGUAJE. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, 
Distrito de Jamiltepec. Tepéhuaxin. Sig. en mex. Guaje mon- 
tes. Etim. Tepetl, monte; huaxin, guaje. 

TEPEJILLO SANTOS REYES. — Municip., Distrito de 
Juxtlahuaca. Tepexitl. Sig. en mex. Pellasquillo. En mixt lle- 
va el nombre de Nucahua, que quiere decir Pueblo de la cue- 
va. Etim. Ñuhu, pueblo ó tierra; cahua, cueva 6 barranco. 

TEPELMEME SANTO DOMINGO.— Municip.* Distrito de 
Ccixtlahuaca. Tepdnéneü. Sig. en mex. (ierro como vulva. Etim. 
tepeü, cerro; neneÜ, vulva. 

TEPENIXTLAHUACA SANTA CRUZ.— Municip., Distri- 
to de Juquila. Sig. en mex. Llano del monte 6 meseta del ce- 
rro. Etim. Tepetl, cerro ó monte; ixtlahuaca, llanura, valle. 

TEPETLAPA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de SiU- 
cayoapan. Tepetlapan. Sig. en mex. Encima de tepetate. Etim. 
TepeÜail, conglomerado margoso muy usado en las construc- 
ciones; pan, sobre 6 encima. 

TEPETLAPA SANTIAGO.— Municip., Di&Hto de Coixtla- 
jhnaca. Tepetlapan. (Véase la etimología anterior). En mixt. 
laev el nombre de Totunyada, que quiere .decir TtpHate 

TEPETLAPA SAN ANTONIO.— Municip. Distrito de Ja- 
miltepec. (Véase la etimología respectiva). En mixt. lleva el 
nombre de Ñutoto, que quiere decir Tierra 6 pueblo de piedras. 
Etim. Ñuhu, tierra ó pueblo; toto, piedra. 

TEPETOTUTLA SANTA CRUZ. — Municip., Distrito de 
Tuxtepec TepetotoÜa Sig. en mex. Lugar de pavos monteses 
6 ánades. Etim. Tepetl, monte; totolin, guajolote; tepetotoü, ána- 
de, y Han, lugar de. Pudiera sig. también Ladera dd conejo* 
Etim. Tepetozcac, ladera; tocktti, conejo; Üan, lugar de. En chi- 
nanteoo lleva el nombre de Tean, que quiere decir /^ffy<jífl- 
dero. 



404 SOCIEDAD MEXICANA 

TEPETOTUTLA.— Molinos, Municip. de Tlalixtac, Distrito 
del Centro. (Véase la etimología anterior). 

TEPEUSILA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. Tepehuitzit zulan. Sig. en mex. Lugar dé colibríes mon- 
teses. Etim. TepeÜ, monte; huitzitziüin, colibrí» chuparrosa; 
tan de tlan, lugar de. 

TEPINAPA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Choapan. 
Tepinapan. Sig. en mex. Rio de loa pulgas. Etim. Tepin, pul- 
ga; apan, r rio. 

TEPITONGO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Tepetonco. Sig. en mex. Lugar del cerrillo 6 en d cerri- 
llo. Etim. Tepetl, cerro; torttli, diminut.; co, en 6 lugar de. 

TEPONAXTLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Cui- 
catlan. Teponaztla. Sig. en mex. Lugar de tamboriles. Etim. 
Teponaztti, tambora, bombo; tlan,* lugar de. Quizá se derive 
de Teponazoa, Ir creciendo, porque al tañirse va aumentando, 
creciendo el sonido. 

TEPOSCOLULA SAN PEDRO Y SAN PABLO.--Muni- 
cip., Cab. del Distrito de su nombre. Tepuzcoloüan. Sig. en 
mex. Lugar del fierro torcido. Etim. Tepuztli, cobre ó fierro; 
cclalli, cosa torcida, y la de tlan, lugar de. En mixt. lleva el 
nombre de Yucundá, que quiero decir Cerno, derecho. Etim. 
Yucu, cerro; ndá, derecho. 

TEPOSCOLULA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Te- 
poscolula. Tepuzcoloüan. (Véase la etimología anterior). En 
mixt. lleva el nombre de Itunyaya, que quiere decir Loma de 
la calle. Etim. Itun, loma; yaya, calle. 

TEPOSLANTONGO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito 
de Juxtlahuaca. Tepuzllantonco. Sig. en mex. Lugar de tie- 
rrilla ferruginosa. Etim. Tepuztli, fierro; tlatti, tierra; tontli, 
diminut.; co, lugar de. 

TEPUXTEPEC SANTA MARÍA. — Municip.. Distrito de 
Villa-Alta. Tepuztepcc. Sig. en mex. Cerro de fierro. Etim. 
Tepuztli, fierro; tepetl, cerro. 

TEQUITISTLAN MAGDALENA. — Municip., Distrito de 
Tehuantepec. Tequixixtlan. Sig. en mex. A la vida del te- 
quezquite. Etim. TequizquiÜ, salitre, tequezquite; ixtli, cara, 
fas, superficie; y Üan, lugar de. En chontal lleva el nombre de 
Nadie, que quiere decir Ya espiga. Etim. Na, ya; die, espiga. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 405 

TEQUIXTEPEC SAN MIGUEL. — Municip., Distrito de 
Coixtlahuaca. Sig. en mex. Cerro del salitre. Etim. Tequixquitl, 
tequezquite, salitre; tepetl, cerro. La palabra tequiocquiU, sig. El 
que todo lo corta. Etim. tequi, cortar; izquich, todo. En mixt. 
lleva el nombre de Yucuñuñi, que quiere decir Ceiro del te* 
quezquüe. Etim. Yvxti, cerro; ñuñi, tequezquite. 

TEQUIXTEPEC SAN PEDRO Y SAN PABLO.— Muni- 
cip., Distrito de Huajuapan. (Véase la etimología respectiva). 
En mixt. lleva el nombre de Yucudiachi, que quiere decir Ce- 
rro del polvo. Etim. Fttcu, cerro; diachi> 6 tiachi, polvo. 

TERESA SANTA.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

TERESA SANTA.— Rancho, Municip. de Yetla, Distrito de 
Tuxtepec. 

TERESA SANTA.— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distri- 
to de este nombre. 

TETALTEPEC SANTA MARÍA MAGDALENA.— Muni, 
eip., Distrito de Huajuapan. Sig. en mex. Pueblo de piedras. 
Etim. Tetó, piedra; altepetl, pueblo. 

TETEPEC SANTIAGO.— Municip., Distrito de Jamiltepec. 
Sig. en mex. Cerro pedregoso. Etim. Tetl, piedra; tepetl, cerro. 
En mixt. lleva el nombre de Yucuyú, que quiere decir Cerro 
de piedras. Etim. Yuca, cerro; yuu, piedra. 

TETEPELCINGO.— Municip., Distrito de Jamiltepec. Tete- 
petzinco. Sig. en mex. En el cerrillo pedregoso. Etim. Tetl, pie* 
dra; tepetl, cerro; tzinüi, diminut.; co t en. En mixt. lleva el nom- 
bre de Yucuduta, que quiere decir Cerro de agua. Etim. Yucu, 
cerro; dula, agua. 

TEUTILA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Cuicatlan. 
Teutlila. Sig. en mex. Tierra del cacique. Etim. Teutli, señor, 
cacique; la de Han, lugar de. También puede sig. Lugar de pol- 
vo. Etim. TeuhÜi, polvo, y la de Üan, lugar de. Quizá sea Teo~ 
tliUan, que en mex. quiere decir Tierra de los dioses. Etim. 
Teotl, Dios; tlalli, tierra; lan de tlan, lugar de. 

TEUTILA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. Teutlila. (Véanse las etimologías anteriores). 

TEXCALCINGO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Teo- 
titlan. Texcaltzinco. Sig. en mex. Lvjgar del pefíasquillo. Etim; 
Texcalli, peñasco; tzintli, diminut.; co, lugar de. 



406 SOCIEDAD MEXICANA 

TEXCATITLAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Cuicatlan. Texcaltitian. Sig. en mex. Lugar peñascoso. Etim. 
Texcatti, peñasco; tillan, lugar de. También puede sig. Lugar 
de chinches. Etim. Texca, chinche; titlan, lugar de. 

TEXTITLAN SANTIAGO.— Municip., Distrito de Viila- 
Alvarez. (V¿ase la etimología anterior). 

TEXMELUCAN SAN LORENZO.— Municip., Distrito de 
Juquila. Texmelocan. Sig. en mex. Lugar del pedregal. Etim. 
Texmemetl, pedregal; locan, lugar de. 

TIANGÜIXTENGO SANTO DOMINGO.— Municip., Dis- 
trito de Huajuapan. Tianquiztenco. Sig. en mex, En la orilla 
de la plaza. Etim. Teanquiztli, mercado, plaza; tentli, borde, 
orilla; co, en. En mixt. lleva el nombre de Nuyahue, que quie- 
re decir Pueblo del mercado. Etim. Ñnhu, pueblo 6 tierra; ya- 
hue, plaza. 

TIOUÁ SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. Nuticuá. Sig. en mixt Pueblo de las naranjas. Etim. 
Ñuhu t tierra, pueblo; ticuá, naranja. 

TICUN SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Te- 
poscolula. JÑutincum. Sig. en mixt. Tierra de moscas. Etim. 
Ñuhu, tierra ó pueblo; tincum, mosca. 

TIDÁ SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Nochixtlan. 
Sig. en mixt. El Pájaro. 

TIERRA BLANCA.— Rancho, Municip. de Telixtlahuaca, 
Distrito de Etla. 

TIERRA BLANCA.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Dis- 
trito de Juchitan. 

TIERRA COLORADA.— Rancho, Municip. de Teraascalte- 
pec, Distrito de Juquila. 

TIJALTEPEC SAN PABLO.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. Tizaltepec. Sig. en mex. Pueblo 6 Cerro de la Greda. 
Etim. Tizatl, greda, tizate; tepetl, cerro. 

TILANTONGO SANTIAGO.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Tlilantonco. Sig. en mex. Lugar de tierriUa negra. 
Etim. Tliltic, negro; tlaüi, tierra; tontli, diminut.; co, lugar de. 
En mixt. lleva el nombre de Yucuno, que quiere decir Cerro 
negro. Etim. Fuete, cerro; no de yuxno, negro. 

TILAPA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Juxtlahoaea. 
Tljlapan. Sig, ei) mex» Rio negro, Etim. Tliltic, negro; apan¡ 



DE geografía y ESTADÍSTICA 40T 

rio. En mixt. lleva el nombre de Yutatuu, que quiere decir Rio 
dd carbón. Etim. Yuta, rio; tuu, carbón. 

TILCAJETE SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. Tlilcaxitl. Sig. en tnex. Escudilla de tinta negra (tinte- 
ro). Etim. Tlilli, tinta negra; caxitl, escudilla, cajete. 

TILPAN BOCA DE.— Rancho, Municip. de Soyaltepec, Dis- 
trito de Tuxtepec. Tlilapan. Sig. en mex. Rio negro. Etim. 
flütic, negro; apan, rio. 

TILQUIAPAM SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Oco- 
tlan. Tlilzoquiapan. Sig. en mex. Rio de lodo negro. Etim. 
Tlütic, negro; zoquüt, lodo; apan, rio. Pudiera ser Tilcoapan, 
que quiere decir Rio de la culebra negra (tilcoa). Etim. TUL 
tic, negro; coatl t culebra; apan, rio. 

TILTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Tlütepcc. Sig. en mex. Monte negro. Etim. Tliltic, negro 
tepetl, monte. 

TILTEPEC SANTA MARÍA MAGDALENA.— Municip., 
Distrito de Juquila. Tliltepec. (Véase la etimología anterior). 
En chatino le dicen íxtiun, que sig. Tumbo. 

TILTEPEC SANTA MARÍA.— Municip.. Distrito de Te- 
poscolula. Tliltepec. (Véase la etimología respectiva). En mixt. 
lleva el nombre de Yucuxno, que quiere decir Cerro negro. 
Etim. Yucu, cerro; uxno de yuxno, negro. 

TILTEPEC RINCÓN SAN MIGUEL.— Municip., Distrito 
de Villa-Juárez. Tliltepec. (Véase la etimología respectiva). 

TILLO SANTIAGO. — Municip., Distrito de Nochixtfen. 
Sutiyoho. Sig. en mixt. Tierra de las pulgas. Etim. Ñuhu, 
tierra; tiyoho, pulga. 

TINDAGO SAN FELIPE.— Municip., Distrito de Tlaxiaco. 
Nutindaco. Sig. en mixt. Tierra de las luciérnagas. Etim. Ñu- 
hu, tierra; tindaco, luciérnaga. Propiamente quiere decir Pue- 
blo de hechiceros. 

TINDÚ SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. Sig. en mixt. La cumbre. Anteriormente se conoció por 
Yucuita, que quiere decir Cerro de las flores. Etim. Yucu, ce- 
rro; ita, flor. 

TINO CAHUAYAXI SANTIAGO.— Municip., Distrito de 
Juxtlahuaca. Sig. en mixt. Palma de la cueva estrecha. Etim, 



408 SOCIEDAD MEXICANA 

Tifio, palma; cahua, oueva ó barranco; yaxi, estrecho, delgado, 
angosto. 

TINÚ SANTA MARÍA— Municip., Distrito de Nochixtlan. 
Sig. en mixt. Tierra de los tecolotes. Etim. ííuhu, tierra; tiUú, 
tecolote, buho. 

TIRACOCES.— Rancho, Municip. de Cuilapan, Distrito del 
Centro. 

TIXJXI. — Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. Sig. en 
mixt. Zanja del tejón. Etim. Tihua, tejón; xi de xichi, zanja. 

TIZA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Teposcolula. 
Tizatlan. Sig. en mex. Lugar de tizate. Etim. Tizatt, greda, 
tizate; tlan, lugar de. 

TIZA GUADALUPE.— Municip., Distrito de Teposcolula. 
Tizatlan. (Véase la etimología anterior). 

TIZNE.— Rancho, Municip. de Santa Cruz Yucayá, Distrito 
de Juquila. 

TLACAMAMA SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. Sig. en mex. Cargador de personas. Etim. TlacaÜ, 
persona; mama, llevar á cuestas. En mixt. lleva el nombre de 
ÍTunducha, que quiere decir Tierra del frijol. Etim. SvJiu, 
tierra; nducha, fríjol. 

TLACOAZINTEPEC SAN JUAN BAUTISTA. — Muni- 
cip., Distrito de Cuicatlan. Tlacoatzintepec. Sig. en mex. Cerro 
del Üamaehe. Etim. Tlacoatzin, ti acuache; tepetl, cerro. 

TLACOCHAHUAYA SAN GERÓNIMO.— Municip., Dis- 
trito de Tiacblula. Tlaqueckahuayan. Sig. en mex. Lugar hú- 
medo. Etim. Tlaquechakualiztli, humedad, llovizna; yan, lu- 
gar de. "En este pueblo, dice Carriedo, habia ceibas tan grandes 
como el árbol del tule: en uno de ellos cayó un rayo y habién- 
dolo incendiado, quedó un hueco en que cabian ocho hombres 
á caballo. 19 

TLACOLULA. — Municip., Cab. del Distrito de su nombre. 
TlacotoUan. Sig. en mex. Lugar de cobas torcidas. Etim. Tlaco- 
lolli, cosa torcida; lan de tlan, lugar de. Pudiera ser Tlacuilolan, 
y en este caso sig. Lugar de escribientes. Etim. Tlacuilo, escri- 
biente, y lan de tlan, lugar de. En zapot. lleva el nombre de 
Guichiiba, que quiere decir Pueblo del cielo. Etim. Quicki, pue- 
blo; qwiébaa, cielo. Obtuvo el título de Villa por decreto de 1 P 
de Octubre de 1852. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 409 

TLACOLTJLA SAN SEBASTIAN.— Municip, Distrito d* 
Cuicatlan. Tlacoloyan. (Véase la etimología anterior). 

TLACOLULITA ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Yfra- 
tepec. Diminut. de TlacoltUa. (Véase la etimología respectiva). 

TLAOOTEPEO PLUMAS SANTIAGO.— Municip., ¿¿atri- 
to de Coixtlahuaca. Sig. en mex. Cerro partido. Etim. Tía- 
co, medio; tepetl, cerro. Este pueblo y el de Igüitlan formaron 
uno solo; pero el decreto de 14 de Marzo de 1868 las dividió, 
formando cada uno una entidad municipal. 

TLAOOTEPEO SAN MIGUEL.— Municip, Distritode Jux- 
tiahuaca. (Véase la etimología anterior). 

TLAOOTEPEO MAGDALENA.— Municip, Distrito de Te- 
huantepec. (Véase la etimología respectiva). 

TLAOOTEPEO SAN AGUSTÍN. — Municip, Distrito de 
Tlaxiaco. (Véase la etimología respectiva). 

TLAOOTEPEO SAN JACINTO.— Municip. Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología respectiva). 

TLACOZAHUALA SAN ANDRÉS.— Municip, Distrito de 
Nochixtlan. (Véase Andua). 

TLACHICON. — Rancho, Mnnicip, de Tututepec, Distrito de 
Juquila. 

TLACHICON. — Rancho, Municip, de Jocotepec, Distrito de 
Juquila 

TLAICmCHILCO SAN JUAN.— Municip, Distrito de Si- 
lacayoapan. Sig. en mex. Lugar de tierra roja. Etim. TUúli, 
tierra; chichütic, colorado; co, lugar de. 

TLAOHITONGO SANTO DOMINGO.— Municip, Distrito 
de Teposcolula. Tlachitonco. Sig. en mex. Lugar de tierrüla 
colorada. Etim. Tlalli, tierra; chicldltic, colorado; tontli, dimi- 
nut.; co, lugar de. En mixt. lleva el nombre de Itunyúa, que 
quiere decir Loma del hielo. Etim. Itun loma; yúa, hielo. 

TLAHUILOTEPEC SAN ANDRÉS.— Municip, Distrito 
de Yautepec. Sig. en mex. Cerro luminoso. Etim. Tlahuülo, 
cosa luminosa; tepetl, cerro. 

TLAHUITOLTEPEO SANTA MARÍA.— Municip, Distrito 
de Villa-Alta. Sig. en mex. Cerro como arco de flecha. Etim. 
TlahuitoUi, arco de flecha; tepetl, cerro. 

TLALIXTAO SAN MIGUEL.— Municip, Distrito del Cen- 
tro. Sig. en mex. Tierra blanca. Etim. Tlatti, tierra; ixtac, blan- 

52 



410 SOCIEDAD MEXICANA 

oo. El decreto de 24 de Noviembre de 1860 le dio el título de 
Vüla. 

TLALIXTAO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Cui- 
catlan. (Véase la etimología anterior). 

TLALIXTLAHUACA SAN JUAN.— Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Sig. en mex. Llanura terrosa. Etim. Tlalli, tie- 
rra; iaÜaJiuaca, llanura. En mixt. lleva el nombre de Ñuyoso, 
que quiere decir Tierra plana. Etim. Jfituhu, tierra; yo80, llano. 

TLALTENANGO SANTO DOMINGO.— Municip., Distri- 
to de Etla. Tlaltenanco. Sig. en mex. Lugar de los muros de 
tierra. Etim. Tlalli, tierra; tenamitl, muralla; co t lugar de. 

TLANIOHIOO SAN LUCAS.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Tlanichüco. Sig. en mex. Lugar abajo dd chilar. 
Etim. Tlani, abajo; chilli, chile; co, lugar de. 

TLANICHICO.— Hacienda, Municip., Distrito de Villa-Al- 
varez. Tlanichüco. (Véase la elimología anterior). 

TLAPACINGO SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de 
Silacayoapan. Tlapantzinco. Sig. en mex. Lugar de colordUos 
(tlapalería). Etim. Tlapalli, color; tzinüi, diminut.; co, lugar 
de. También puede sig. Lagarcillo de extramonio (toloachi). 
Etim. Tlapac, extramonio; tzintli, diminut.; co, lugar de. La 
palabra toloache es toloaxin, y sig. Ungüento que hace inclinar 
la cabeza (es decir, que adormece). Etim. Toloa, inclinar la ca- 
beza; axin, ungüento. 

TLAPACOYAN SANTA ANA:— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Al varez. Sig. en mex. Lugar de lavaderos. Etim. Tlapaca, 
lavar, yan, lugar de. En zapot. lleva el nombre de Esdánayoo, 
que quiere decir Lavadero 6 casa de lavaderos. Etim. Esdana, 
lavar; yoo, casa. Es Villa desde el siglo XVI, y formó parte del 
Marquesado del Valle. 

TLAPANALQUIAHUIL SANTA MARÍA.— Municip., Dis- 
trito de Ju quila. Tlapanalquihuitl. Sig. en mex. Lluvia al 
otro lado de tierra firme. Etim. Tlapan, tierra firme; nal, al 
otro lado; quiahuitl, lluvia, aguacero. 

TLAPAZOLA SAN MARCOS.— Municip., Distrito de Tía- 
colula. Sig. en mex. Lugar de codornices de color. Etim. Tla- 
palli, color; zallin, codorniz; la de tlan, lugar de. También pue- 
de sig. Lugar de la antigua tlapalería. Etim. Tlapalli, color; 
9olli, vejez; lan de tlan, lugar de. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 4U 

TLAPILTEPEO SAN MATEO.— Municip., Distrito de Coix- 
tlahuaca. Sig. en mex. En la falda del cerro. Etim. Tlapilli, 
falda cola; tepetl, cerro. 

TLATAYAPAM SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito 
de Teposcolnla. Tlacayapan. Sig. en mex. Rio humanitario. 
Etim. Tlacayatl, cosa piadosa, humanitaria; apan, rio. En mixt 
lleva el nombre de Yusande, que quiere decir Agua de la mu- 
jer. Etim. Yusa, agua; ndeé de nadeé. mujer. 

TLATEPUSCO SAN PEDRO.— Municip,, Distrito de Tox- 
tepec. Tlaltepozco. Sig. en mex. Lugar á espaldas de la tierra. 
Etim. TlaMi, tierra; tepozco, atrás, en las espaldas. En chinan- 
teco lleva el nombre de Cúecñei, que quiere decir Mucho des- 
pués. Etim. Cuec, mucho; ftei, después. 

TLATEPUSCO SAN ANTONIO.— Municip., Distrito de 
Tuxtepec. Tlaltepozco. (Véase la etimología anterior). En chi. 
nanteco lleva el nombre de Gúec, que quiere decir Mocho 6 di" 
vidido. 

TLAXIACO SANTA MARÍA ASUNCIÓN. — Municip., 
Cab. del Distrito de su nombre. TlacJiquiauhco. Sig. en mex. 
En la arboleda del juego de pelota. Etim. Tlalchco, juego de 
pelota; quiáhuitl, arboleda; co, en. En mixt. lleva el nombre de 
Ndijifíú 6 Ndinú, que quiere decir Buena vista. Obtuvo el tí- 
tulo de Villa por decreto de 1 P de Octubre de 1852, y el de 
Heroica por decreto de 24 de Noviembre de 1860. 

TL AXILA SANTA CATARINA. — Municip., Distrito de 
Nochixtlan. TlaxüiÜa. Sig. en mex. Lugar de caracoles. Etim. 
TlaxiliÜ, caracol; lan de tlan, lugar de. En mixt. lleva el nom- 
bre de Yodofíu, que quiere decir Llano temoso. Etim. Yodo 
llano; ftúhu, tierra. 

TLAZOYALTEPEC SANTIAGO. — Municip., Distrito de 
Etla. Tlacoyaltepec. Sig. en mex. Pueblo espacioso. Etim. 27a- 
coyahua, espacioso, cómodo; altepeÜ, pueblo. 

TOAVELA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Choapan. 
Ruhuavda. Sig. en zapot. Boca de culebra. Etim. Ruhua, bo- 
ca; vela, culebra, carne ó pescado. 

TOCUELA. — Hacienda, Municip., de Ocotlan, Distrito de 
este nombre. Tocuüan. Sig. en mex. Lugar de grullas. Etim, 
Tocuil, grulla; lan de tlan, lugar de. 



412 SOCIEDAD MEXICANA 

TOLEDO. — Rancho, Municip. de Zanatcpec, Distrito de Ju- 
chitan. 

TOLEDO. — Rancho, Municip. de San Gabriel Mixtepec, Dis- 
trito de Juquila. 

TOLTEPEC.— Rancho, Municip. de Pochutla, Distrito de es- 
te nombre. Sig. en mex. Monte de juncos. Etim. Tottin, tale, 
junco 6 espadaña; tepetl, monte. 

TOMAS SANTO.— Rancho, Municip. de Amapa, Distrito de 
Tuxtepec. 

TOMALTEPEO SANTO DOMINGO. — Municip., Distrito 
del Centro. Sig. en mex. Monte de tomates. Etim. Tomatt, to- 
mate; tepetl, cerro ó monte. 

TONAGUIA ASUNCIÓN.— Municip., Distrito de Villar-Al- 
ta* Xonaguía. Sig. en zapot. Ocho piedras ú ocho flores. Etim. 
Xana, ocho; guia, piedra; guie, flor. 

TONALÁ SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Hua- 
juapan. Sig. en mex. Lugar del sol. Etim. Tonalli, sol; la de 
Üan, lugar de. 

TONALTEPEC SANTO DOMINGO. — Municip., Distrito 
de Teposcolula. Sig. en mex. Monte del sol. Etim. Tonalli, sol; 
tepetl. monte. En mixt. lleva el nombre de Yucunchi, que quie- 
re decir Cerro del sol, Etim. Yucu, cerro; cunchi, sol. 

TONALTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Cuicatlan. (Véase la etimología anterior). 

TONAMECA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Po- 
chutla. Tonamecan. Sig. en mex. Lugar de magueyes resplan- 
decientes 6 lustrosos. Etim. Tona, resplandecer; metí, maguey; 
can, lugar de. Puede ser también Tonamecatl, que sig. Rio del 
sol. Etim. Tonalli, sol; a de atl, agua; mecaü, cuerda. Asimis- 
mo puede ser Tónamecayotl, que quiere decir Baza del sol. 
Etim. Tonalli, sol; mecayotl, raza. Igualmente puede ser Tona- 
maica, que sig. En el lago del sol. Etim. Tonalli, sol; amaitl, 
lago; ca, en. 

TONTEPEC— Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito del 
mismo nombre. Totontepec. Sig. en mex. Cerro caliente. Etim. 
Totonqui, caliente; tepetl, cerro. 

TOPILTEPEC SAN PABLO.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec; Sig. en mex. Cerro del alguacil. Etim. Topiüi, alguacil; 
tepetl, cerro. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 418 

TOPILTBPEO SAN PABLO.— Municip., Distrito de Tepos- 
colula. (Véase la etimología anterior). En mixt lleva el nom- 
bre de Yucvtagno, que quiere decir Cerro del topil. Etim. Tu- 
cu, cerro; tagno, topil. 

TORTILLAS.— Rancho, Municip. de San José Ixcapa, Dis- 
trito de Juquila. 

TORONJAS.— Rancho, Municip. de Chimalapa, Distrito de 
Jnchitan. 

TOTOLAPAN SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Tla- 
colula. Totolapan. Sig. en mex. Rio de guajolotes. Etim. Tota- 
Uin, guajolote; apan, rio. En zapot. lleva el nombre de QvAgo- 
berengtda, que quiere decir Rio del guajolote. Etim. Guigo, rio; 
bermgula, guajolote. 

TOTOLAPILLA.— Municip., Distrito de Tehuantepec. Di- 
minuí de Totolapan. (Véase la etimología anterior). En zapot. 
lleva el nombre de Gwigobere, que quiere decir Rio del guajo- 
lote. Etim. Ouego, rio; bere, guajolote. 

TOTOLOTE.— Rancho, Municip. de TlapanalquiahuiÜ, Dis- 
trito de Juquila. 

TOTOMAOHAPA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alvarez. Tolomachapan. Sig. en mex. Rio de los cestos de 
espadadlas. Etim. Tallin, tule, espadaña ó junco; macharía, en- 
tretejer cañas para acotar; apan. rio. 

TOTOMOXTLA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Villa-Juárez. Sig. en mex. Lugar de totomoxtle. Etim. Toto- 
mooott, totomoxtle; (hoja- seca de la mazorca del maíz) tía de 
Han, lugar de. 

TOTONTEPEC SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. Sig. en mex. Cerro caliente. Etim. Totonqui, ca- 
liente; tepett, ceno. 

TOTOPOXTLE.— Rancho, Municip. de Tapanatepec, Distri- 
to de Juchitan. 

TOTOTA YA.— Rancho, Municip. de Maríscala Iturbide, Dis- 
trito de Huajuapan. Sig. en mixt. Pefla floja. Etim. Tofo, pe- 
ña; taya, floja. Pudiera ser Totodaya, que quiere decir Peflasco 
del duraznal. Etim. Toto, peñasco; daya, durazno. 

TOXPALAN SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Teo- 
titlan. Sig. en mex. Lugar de agua bendita. Etim. Toocpalatl, 
aguar bendita; Ion de Üam, lugar de. También puede sig. Lugar 



414 SOCIEDAD MEXICANA 

de la nopalera dd conejo. Etim. TochÜi, conejo; nopaUi, nopal; 
lan de tlan, lugar de. 

TRANCAS. — Rancho, Municip. de Telixtlahuaca, Distrito 
% de Etla. 

TRES LAGUNAS.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito 
de Juchitan. 

TRINIDAD. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de 
Juchitan. 

TRINIDAD.— Rancho, Municip. de Tlalixt»c, Distrito del 
Centro. 

TRINIDAD. — Barrio, Municip., Distrito de Juxtlahuaca. 

TRINIDAD. — Rancho, Municip. de Yovego, Distrito de 
Choapan. 

TROMPO. — Rancho, Municip. de Santiago Minas, Distrito 
de Juquila. 

TRUJANO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Silacayoa- 
pan. So conoció por rancho de la Yerbasanta, y se elevó al ran- 
go de pueblo por decreto de 8 de Abril de 1857. 

TRUJAPAN SAN JOSÉ.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. Palabra híbrida compuesta del castellano Trujano y de la 
mexicana apan, rio, ó pan, sobre ó hacia, que quiere decir Rio 
de trujano 6 Hacia trujano. En mixt. lleva el nombre de Yo- 
dofíuti, que quiere decir Llano de arena. Etim. Yodo, llano; 
ftuti, arena. 

TULANCINCO SAN MIGUEL. — Municip., Distrito de 
Coixtlahuaca. Tolantzinco. Diminut. de Tula. Sig. en mex. 
Lugarcitto de tules. Etim. Tollin, tule, junco ó espadaña; tzin- 
tli. diminut; co, lugar de. 

TULE SANTA MARI A.— Municip., Distrito del Centro. 
Lleva este nombre por el hermoso sabino que allí existe, y que 
se conoce con dicho nombre. 

TULES. — Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Juchi- 
tan. Tollin. Sig. en mex. Tular. 

TULIXTLAHUACA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de 
Jamiltepec. Tolicdlahuaca. Sig. en mex. Llano de tules. Etim. 
Tollin, tule, junco ó espadaña; ixüahuaca, llanura ó valle. En 
mixt. lleva el nombre de Yusaooyo, que quiere decir Rio 6 agua 
de la ciénega. Etim. Yusa, rio ó agua; coyo, ciénega. 

TUNUCHE SAN MATEO.— Municip., Distrito de Justí*. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 415 

huaca. Toftuehu. Sig. en mixt. Oreja de piedra. Etim. T&iíu, 
oreja; chuu, piedra. Pudiera ser Teñuchi, y en este caso sig. 
A la vista de la calle. Etim. Tefíu, ojo; ichi, calle. 

TUTEPETONGO SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito 
de Cuicatlan. Tocktepetonco. Sig. en mex. En el cerrillo de co- 
nejos. Etim. Tochtli, conejo; tepetl, cerro; tontli, diminut, y 
co, en. 

TUTLA SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. Tochttan. Sig. en mex. Lugar de conejos. Etim. TocfUli, 
conejo; tlan, lugar. 

TUTLA SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito del Cen- 
tro. (Véase la etimología anterior). 

TUTLA SANTIAGO.— Municip. Distrito de Tehuantepec. 
(Véase la etimología anterior). 

TUTLA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. (Véase la etimología respectiva). 

TUTUTEPEC SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Juqui- 
la. Tototepeo. Sig. en mex. Cerro de pájaros. Etim. Tototl, pá- 
jaro; tepetl, cerro. En mixt. lleva el nombre de Yucudaa, que 
quiere decir Monte de pájaros. Etim. Yucu, cerro; tidaa, pája- 
ro. Conquistada esta población, se le dio por los españoles el 
título de Vüla de Segura de la Frontera; pero no habiéndoles 
convenido el clima, levantaron el campo y la vinieron á fundar 
en el pueblo que es hoy Jalatlaco. 

TUXTEPEC SAN JUAN BAUTISTA.— Municip., Cab. del 
Distrito de su nombre. Tochtepec. Sig. en mex. Cerro del conejo. 
Etim. TochÜi, conejo; tepetl, cerro. En este pueblo no hay co- 
nejos sino muchísimas tuzas, y pudiera ser Toztepec, que sig. 
Monte de tuzas. Etim. Tozan, tuza; tepetl, cerro ó monte. En 
chinanteco lleva el nombre de Geumalo, que quiere decir Pue- 
blo del camelote. Etim. Geu, pueblo; ma, palo; lo, camelote. Los 
mazatecos lo conocen con el nombre de Naxincliee, que sig. Ce* 
rro grande. Etim. Naxldn, cerro; chee, grande. Lleva el título 
de Villa, sin que se halle en la colección de leyes el decreto que 
se lo confirió. El Plan proclamado en 15 de Enero de 1876 en 
esta Villa, y que reconoció como Jefe supremo al Benemérito 
general Porfirio Díaz, es el que ha dado á México el Gobierno 
que actualmente rige sus destinos, y que conduce k la Nación 
por la vía de la paz y del progreso moral y material. 



416 SOCIEDAD MEXICANA 

r TUZAPANA-— Rancho, ífcmfcip. de Llano gtiwfo Diatrito 
de Jamiltepec. Tozapan. Sig. en mex. Mió de las tmas. Etim. 
Tozan, tuza; apaw, rio. 

T7 

UXILA SAN FELIPE Y SANTIAGO.— Municip., Distri- 
to de Taxtepec. Huitzitzülan. Sig. en mex. Lugar de colibríes. 
Etim. Huitzitzillin, colibrí; lan de tlan, lagar de. En ohinan- 
teco lleva el nombre de Gueugin, que quiere decir Pueblo agrio. 
Etim. Que, pueblo; gein, agrio. En maaat. ee llama Manguilla, 
que sig. Tierra musculosa 6 membrtmom. Etim. Nangui, tie- 
rra; fta, músculo ó miembro. 



"^^r 



YACAS. — Rancho, Municip. de TlaeohftUta, Distrito de Yau- 
tepec. 

VALDEFLORES.— Hacienda, Municip. Dfrtrito de Villa- 
Alvarez. 

VALLE NACIONAL SAN JUAN BAUTíSTA-^Muni- 
cip., Distrito de Tuxtepec. En chiaanteeo lleva el nombre de 
Júnyia, que quiere decir Agua que nuce 6 naomierUo del rio. 
Etim. Jún, rio ó agua; yia, nacer. 

VALLE SANTA ANA— Municip., Distrito de Tlaoolula. 

VALLE SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Tlacolula. 

VALLE SANTO DOMINGO.— Munieip., Distrito de Tla- 
colula. En zapot. se conoce por Niguigo, que quiere decir Al 
pié del rio. Etim. Nija, al pie'; guigo, rio. El decreto de 31 de 
Octubre de 1860 le dio el título de Villa Diaz-Qrdaz. 

VAQUERÍA — Rancho, Municip. de Animas Trujano Coyo- 
tepec, Distrito del Centro. 

VARGAS GUADALUPE.— Rancho, Municip., Distrito de 
Huajuapan. 

VELATÓ. — Sitio, Municip., Distrito de Miahuatlan. Belatoo. 
Sig. en zapot Culebra grande, Etim. Bda, culebra; too, grande. 

VENADO. — Rancho, Municip. de Tepenixtlahuaca, Distrito 
de Ju quila. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA ¿lf 

VERGEL.— Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. 

VICENTE SAN.— Rancho, Municip. de Astata, Distrito de 
Tehuantepec. 

VICTORIA SAN LORENZO.— Municip., Distrito de Sila- 
cayoapan. Antiguamente "El Potrero." 

VIBJA. — Hacienda, Municip. de Ejutla, Distrito de este aton- 
tas. 

VIEJO.— Rancho, Municip. de Santiago el Menor» Distrito 
de Juqnija. 

VIEJO. — Rancho, Municip. de Tlapanalquiahuitl, Distrito de 
Juquil*. 

VIGALLO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvares. Bigayo. Sig. enzapot. Cinco guayabos. Etitt.itt, gua- 
yabo; gayo, cinco. 

VIGAS. — Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de. Ju- 
chitan. 

VIGASTEPEC.— Rancho, Municip., Distrito de Teotitiaa. 
Palabra híbrida compuesta del castellano Vigas y del mex. fe* 
petl, que sig. Cerro de vigas. 

VIGÍA.— Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de Ju- 
quila. 

VIGUERA — Hacienda, Municip., Distrito de Etla. 

VILLA ALTA SAN ILDEFONSO. — Municip., Cab. del 
Distrito de su nombre. En mixt. lleva el nombre de Huotac 
Huim, que quiere decir A la vista de la muralla. Etna. Huo- 
tac, muralla; huim, ojo. Es Villa desde mediados del siglo XV. 

VILLA- AL VAREZ. — Municip., Cab. del Distrito, (Véase 
Zinwtlan). 

VILLA-JUAREZ.— Municip., Cabecera del Distrito. (Véase 
IxÜán). 

VILLA DE LIBRES.— Municip., Cab. del Distrito. (Véase 
Couctlahuaca). 

VISTA HERMOSA LA TRINIDAD. — Municip., Distrito 
de Tepoeoolula. Era barrio de Teotongo y se elevó al rango de 
pueblo- por decreto num. 54 de 19 Marzo de 1868. 

VISTA HERMOSA-— Hacienda, Municip., Distrito de Hua» 
joapan. 

VÍBORAS.— Rancho, Municip. de Niltepec, Distrito de Ju- 

chitan. 

53 



41¿ SOCIEDAD MEXICANA 



XADANI SANTA MARÍA.— Mnnicip., Distrito de Pochu- 
tla. Sig. en zapot. Al pié dd monte. Etim. Xana, al pié; da* 
nniy monte. Antiguamente se conoció con el nombre de Buchix- 
tépee, que en mex. quiere decir Cerro de flores. Etim. Xóchitl, 
flor; tepeü, cerro. 

XADANI. — Rancho, Municip. de Astata, Distrito de Tehuan- 
tepec. (Véase la etimología respectiva). 

XAGAA — Hacienda, Municip., Distrito de Tlaeolula. Xa* 
guiagaa. Sig. en zapot. Abajo de los nueve montes. Etim. Xa» 
na, abajo; guia, monte; gaa, nueve. 

XAGALAXI SAN GASPAR.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Yagalaxi. Sig. en zapot Palo delgado. EÜm. Toga, pa- 
lo; laxi, delgado. También puede sig. Carrillo delgado. Etim. 
Xaga, cachete; laxi, delgado. 

XAGAXIA SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alta. Tagaxia. Sig. en zapot serrano Palo del gavilán. 
Etim. Yaga, palo, árbol; vexía, gavilán. También puede sig. 
Cachete de piedra. Etim. Xaga, carrillo; gia, piedra. 

XAGUIA. — Hacienda, Municip., Distrito de Ejutla. Sig. en 
zapot Al pié dd monte. Etim. Xa de xana, al pié; guia, mon- 
te, peñasco. 

XALACUA. — Rancho, Municip. de Juchatengo, Distrito de 
Juquila. XalaeoaÜ. Sig. en mex. Arenal de la serpiente. Etim, 
Xalla, arenal; coatí, culebra, serpiente. 

XANAGUIA SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Miabuatlan. Sig. en zapot. Abajo del monte. Etim. Xana, aba- 
jo, al pié; guia, monte ó piedra. 

XANICA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Miahuatlan. 
Xaniga. Sig. en zapot. Aquí abajo. Etim. Xana, abajo; niga, 
aquí. En mex. lleva el nombre de Cudxtepeo, que quiere decir 
Cerro de milanos. Etim. Cuixin, milano; tepetl, cerro. 

XIA. — Fábrica de hilados y tejidos de algodón, Municip., Dis- 
trito de Villa-Juárez. Xooxia. Sig. en zapot. Rio de piedras. 
Etim. Xoo, rio; xia, piedra. * 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 419 

XIACUÍ SANTIAÍX).— Municip., Distrito de Villa-Jnarez. 
Riacuí* Sig. en aapot Bewnion dé gente. Etim. uta, reunión; 
cuí, gente, 

XIHUUiAPAM.— Municip., Distrito de Teotitlan. Xihuüa- 
panK Sig* en mexicano -Río de yerbas. Etim. XihuüU yerba; 
apan, rio. 

XINDIHUI SAN MATEO.— Municip., Distrito de Nocfaix- 
tlan. Xaandehui* Sig. en mixt Al pié del cielo. Etim. Xaha, 
al pié; andehui, cielo. 

XITLA SANTA CRUZ.— Municip.» Distrito de Miahuatlan. 
CiÜallan. Sig. en mex. Lugar de la estrella. Etim. Citlallin, 
estrella; lan de tían, lugar de. Pudiera ser Zitlan, que quiere 
decir Lugar de liebres. Etim. Zitli, liebre; flan, lugar de. 

XITLAPEHUA. — Rancho, Municip., Distrito de Miahuatlan. 
CiÜaUepehudTU Sig. en mex. Junto al cerro de la estrella. 
Etim. Citlallin, estrella; tepeÜ, cerro; huan, junto. 

XOCHIMILCO SANTO TOMÁS.— Municip., Distrito del 
Centro. Sig. en mex. En él campo florido. Etim. Xóchitl, flor; 
müli, campo; co, en. 

XOCHIMILCO SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de 
Etla. (Véase la etimología anterior). 

XOVAGUIA CANDELARIA.— Municip., Distrito de Yau- 
tepec Sig, en zapot. Maíz florido. Etim. Xova, maíz; guie, flor. 
También puede sig. Maíz como piedra. Etim. Xova, maíz; guia, 
piedra. 

XOXOCOTLAN.— Municip., Distrito del Centro. Sig. en 
mex. Lugar de pinos verdes. Etim. Xoxotic, verde; ooo& 9 pino, 
árbol de la tea; Üan, lugar de. 

XUCUAPAM. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. Xocoapan. Sig. en mex. Rio agrio 6 de 
las frutas. Etim. Xococ, agrio; xocotl, fruta; apan, rio. 



T. — Rancho, Municip. de la Hacienda de la Compañía, Dis- 
trito de Ejutla. 

TAA SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Villa-Alta, 
Sig. en *apot, Verde. 



4» SOCIEDAD MEXICANA 

YACOCHI SANTA MARÍA.— Munidp., Distrito de Yffla- 
AHa. Yagagochi. Sig. en zapot. .árfaí <2eZ $ueüo (que adeno* 
ce). Etim. Yaaga, árbol; flrocAi 6 cocA¿, sueño. 

YACE SAN JUAN. — Municip., Distrito de Wla-Atta. 
Yaaeh. Sig. en zapot. ¡Qué verde! ú ¡Oh ventor! Etim, Fcw* 
verde; eh 6he t interjección. 

YAGALLO SANTIAGO.— Municip., Distrito d*VilI»-Alta. 
Yagayoo. Sig; en zapot, Fortaleza de madera 6 Cae* d+ árbo- 
les. Etim. Yaga, palo, árbol; yoo, fortaleza, casa* 

YAGANIZA SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Vffla- 
Alta. Sig. en zapot. Palo de agua 6 Aguaje de la arboleda. Etim. 
Yaga, palo, árbol; niza, agua. 

YAGAVILA SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de VHla- 
Juarez. Yagábila. Sig. en zapot. Palo del infierno. Etim. Ya- 
ga, palo, árbol; bila, infierno. 

YAGUAL. — Rancho, Municip. de Tuxtepec, Distrito del mis- 
mo nombre, Yahuatti. Sig. en mex. Rodete de tierra, lienzo 6 
yerba para asentar vasijas, cosa circular. 

YAHUICHI SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Vi- 
Ua-Juarez. Sig. en zapot. Árbol de higo. Etim. Yaga, palo, ár- 
bol; huiche, higo. También puede sig. Palo hueco. Etim. Yaga, 
palo; huiche, hueca 

YAHUIO SANTA CATARINA.— Municip,, Distrito de Vi- 
lla-Juarez. Sig. en zapot. Palo del guayabo. Etim. Yaga, palo; 
huio, guayabo. 

YAHUIVÉ SANTA MARÍA.— Municip Distrito de Choa- 
pan. Yagdhuibee. Sig. en zapot. Árbol hueco de hormigas» Etim. 
Yaga, palo, árbol; huiche, hueco; bes, hormiga. También puede 
«g. Palo que arrojó el aire ó aire que se llévalos árboles. Etim. 
Yaga, árbol; hui, llevó; be, aire. 

YAHUIVÉ TRINIDAD.— Rancho, Municip. de Santa Ma- 
ría Yahuivó, Distrito de Choapan. (Véase la etimología ante- 
rior). 

YAJE. — Hacienda, Municip., Distrito de Ocotlan. Yaaxé. 
Sig. en zapot. Elote verde. Etim. Yaa, verde; cce, elote. Pudie- 
ra ser Yagaxe, que quiere decir Junto á la arboleda* Etim. 
Yaga, palo, árbol; gaxe, junto ó cerca. 

YAJONI SAN BARTOLOMÉ.— Municip^ Distrito de Ti- 



DE GEOGRAFÍA V ESTADÍSTICA 4SI 

H»-AHfc. Yaxoni. Sig. en zapot. Ocho árboles. Etim. Yaga, pa* 
lo; xoni 6 asonó, ocho. 

YALALAQ SAN JUAN.— Manicip., Distrito dé Tillar-Al- 
ta. YagmyMktg. Sig. en zapo*. Árbol de copal con hojas* Ktidu 
Yaga, árbol; yoío, «opal; lag> hoja. También puede ser Fogm» 
fafap, que se Interpreta #t* la multitud de árboles (quizá arbo- 
leda ó parque). Etim. Fagra, Árbol; fafagr, mucho, multitud, BI 
decreto súm. 85 de 20 de Noviembre de 1877 le dio el título 
dé f #** de Hidalgo. 

YALAHUÍ SAN JUAN.— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Yagalahui. Sig. en zapot. En medio de loe árdeles 6 entre 
el bosque. Etim. Yaga, palo, árbol; láhui, en medio, entre. 

TALINA SANTA MABÍ A.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Yagalina. Sig. en zapot. Arboles frutales. Etim. Yaga, 
árbol, palo; lina, fruta. También puede sig. Cavadura de la 
arboleda. Etim. Yaga, palo, árbol; xilina, cavadura. 

TANHUITLAN SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito 
de Teposcolula. YancuiÜan. Sig. en mex. Pueblo nuevo. Etim. 
Jancm, nuevo; Han, lugar de. En mixt. lleva el nombre de 
Yosocahi, que quiere decir Llano nuevo. Etim. Yoso, llano; ca- 
hi, nuevo. 

YANERI SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Vak-Jua- 
rez. Yaganeri. Sig. en zapot. Árbol de la trementina. Etim. 
Yaga, palo, árbol; neri, trementina. 

TARENI SANTA ANA.— Municip.. Distrito de Villa-Ju* 
rez. Yaganreni. Sig. en zapot. Árbol de sangre. Etim. Yaga, 
palo, árbol; reni, sangre. 

YATARENI SAN AGUSTÍN.— Municip., Distrito del Cen- 
tra Yetareni, corrupción de Guetareni. Sig. en zapot. Torti- 
lla color de sangre. Etim. Gueta, tortilla; reni, sangre. 

TATEÉ SAN FRANCISCO.— Municip., Distrito de Villa- 
Alta. Yagatee. Sig. en zapot. Palo de ceniza. Etim. Yaga, pa- 
lo; tee, cftniza. Los serranos lo interpretan así: Coro de ceniza. 
Etim. Yola, cerro; tee, ceniza. 

YATONI SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Alta. YatuTvL Sig. en zapot. Palo largo. Etim. Yaga, palo; 
hmi, largo» 

YATUNI SAN ANDRÉS. — Municip., Distrito de ViH*>- 



4*8 SOCIEDAD MEXICANA 

Joans. Yagatuni. Sig, en zapot. Palo largo. Etim. Yaga, pa- 
lo; ¿uní, largo. 

TAUTEPEC SAN BARTOLO.— Municip* ex-eabecera del 
Distrito de este nombre. Sig. en mex. Cerro frecuentado. Btim. 
Yauh, ir, fepetf, cerro. El decreto de 28 de Mano de 1858 lo 
declaró cabecera del Distrito; pero el de 17 de Diciembre de 
1861 la trasladó k San Carlos Corral de Piedras. 

YATZACHI EL ALTO SAN BALTASAR. — Municip* 
Distrito de Villa-Alta. Yagazachi. Sig. en zapot. Árbol 6 palo 
amarillo. Etim. Yaga, árbol; toachi, amarillo. En zapot, serra- 
no se interpreta Árbol florido. Etim. Yaga, árbol; tzachi, flor. 

YATZACHI EL BAJO SAN BALTASAR.— Municip., Dis- 
trito de Villa-Alta. (Véase la etimología anterior). 

YATZECHI SANTA INÉS.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Yagatzeche. Sig. en zapot. Recipiente de moderen 
Etim. Yaga, palo; zeeche, batea, apastle. También puede sig. 
Pueblo de la arboleda. Etim. Yaga, árbol; tzechi, corrupción de 
guiche, pueblo. 

YAVEO SANTIAGO.— Municip., Distrito de Choapan. Ya* 
gaveo. Sig. en zapot. Palo del coyote. Etim. Yaga, palo; beo, co- 
yote. Los serranos lo interpretan diciendo que sig. Monte de la 
luna. Etim. Yola, monte; veo, luna. 

YAVICHE SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villar- 
Alta. Yabiche. Sig. en zapot. Pedo del niño. Etim. Yaga, palo; 
biche, niño. En zapot. serrano sig. Palo seco. Etim. Yaga, palo; 
biche, seco. Si es Yahuiche, véase la etimología respectiva. 

YAVELOXI SAN JACINTO.— Municip., Distrito de Choa- 
pan. Yagahudoxi 6 Yagabeloxi. Sig. en zapot. Después de la 
arboleda. Etim. Yaga, palo; hudoxi, después. Puede sig. tam- 
bién en zapot. serrano Monte donde alumbra la luna. Etim. 
Yola, cerro; veo, luna; lo, donde; xi, luz. Igualmente significa 
en el mismo zapot. Árbol de mariposas de yerba. Etim. Yaga, 
árbol; bdo, mariposa; xi, yerba. 1 

YAVEXÍ A SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Villa- 
Alvarez. Yagabexia. Sig. en zapot. Palo dd gavilán. Etim. 
Yaga, palo; bexía, gavilán. 

YAVEXÍ A.— Hacienda de beneficio, Municip. del pueblo de 
Santa María Yavexía. Yagabexía. (Véase la etimología an- 
terior). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 428 

YAXILA SANTA CATARINA.— Mnnicip., Distrito de Vi- 
lla-Juares. YaganttUk Sig. en zapot Palo de algodón. Etim. 
Yaga, palo; xilla, algodón. 

TAZONA SAN JUAN.— Mnnicip., Distrito de Villa-Alta. 
Yagazona. Sig. en zapot. Ocho palo». Etim* Yaga, palo, árbol; 
ícona, ocha En zapot serrano se interpreta Arboleda dé ma» 
meyes. Etim. Fa^a, árbol; zona, mamey. 

YERBA SANTA.— Rancho, Mnnicip. de Tututepec, Distrito 
de Jnqnila. 

YERBA SANTA.— Rancho, Mnnicip. de Mixtepec, Distrito 
de Juquila. 

YEITEPEC SANTIAGO.— Mnnicip. Distrito de Jnqnila. 
Sig. en mex. Cerro tercero 6 Tres cerros. Etim. Yei, tres; tepetl, 
cerro. 

YETLA SAN MATEO.— Mnnicip., Distrito de Tuxtepec 
Yettan. Sig. en mex. Lugar del tabaco. Etim. Yett, tabaco; flan, 
lugar de. En chinanteco se conoce por Oevmai, que quiere de- 
cir Pueblo dd frijol. Etim. Oeu, pueblo; nai, frijol. 

YETLA. — Rancho, Mnnicip. de Tonalá, Distrito de Huaj ña- 
pan. (Véase la etimología respectiva). 

YETZEOOVI SAN JUAN.— Mnnicip., Distrito de Villar- 
Alta. Yetzecubi. Sig. en zapot Pueblo nuevo. Etim. Yetze, pue- 
blo; cobi, nuevo. Puede sig. también Palo de espinas nuevas, y 
en este caso el nombre será Yagaetzecuvi. Etim. Yaga, polo; 
etze, espina; caví, nuevo. 

YETZELALAG SANTA CATARINA.— Mnnicip., Distrito 
de Villar-Alta. Sig. en zapot Mucho pueblo 6 Pueblo múltiple. 
Etim. Yetze, pueblo; lalag, mucho. Pudiera ser Yagaetzeyala- 
lag, que quiere decir Árbol espinoso de copal con hojas. Etim. 
Yaga, árbol; etze, espina; yola, copal; lag, hoja. 

YODOCONO MAGDALENA.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. Sig. en mex. Llano hondo. Etim. Yodo, llano; como, 
hondo. En mex. Petladahuaca. 

YODOHINO SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Hnajuapan. Sig. en mixt Llano dd tabaco. Etim. Yodo, llano; 
hiño, tabaco. 

YODOYUXI SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Hna- 
juapan. Sig. en mixt Llano dd azumiaie. Etim. Yodo, llano; 
yuoci, azumiate, chamizo. 



4M SOCIEDAD MEXICANA 

YOGABA.— Hacienda, ^funicip. Distrito de BguÜa. Ybqja- 
na. Sig. en eapot <7oa& c2e Xabrayaa* Etim. Kh¡, cao* ^m, 
labranza. 

TOGOVANA.— Hacienda. Municip„ Distrito de MiabtuftlaiL 
Yoogobanna. Sig. en aapot Casa de hurtadores. Etim. Fbe, ca- 
sa 6 fortaleza; gobanna, hurtador. 

YOGO VÉ.— Rancho, Municip. de Roavela, Distrito de Ohoa- 
paa. Yocubi. Sig. en z.apot. Casa nueva. Etim. Yoo, easa; eu- 
bi, nueva. 

YOGOVI SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito da Vi- 
lia-Alta. Yocubi. (Véase la etimología anterior). 

YOHUECHE SAN. MELCHOR.— Municip., Distrito de Vi- 
lia-Alta, Yoogueche. Sig. en zapot. Fortaleza del puebla 6 pue- 
blo fuerte. Etim. Yoo, fortaleza, casa; gueche, pueblo. 

YOJOVI SAN FRANCISCO. — Municip., Distrito de Vi- 
lia-Alta. Yooxovi. Sig. en zapot. Troje de maíz 6 tierra del 
maíz. Etim. Yoo, casa; yw , tierra; ccovi, maíz. 

YOLOMEOAL SAN TI AGQ.— Municip., Distrito de Tepes- 
colula. YolomecaU. Sig. en mex. Cuerda del corazón. Etim. Yo- 
loÜ, corazón; mecatl, cuerda, mecate. 

YOLONCHIL. — Rancho, Municip. de Panixtlahnaca, Distri- 
to de Juquila. Yolonchüa. Sig. en mex. Corazón del chilar. 
Etim. Yólotl, corazón; chita» chilar. 

YOLOTEPEO SANTO DOMINGO.— Municip., Distrito de 
Huajuapan. Sig. en mex. Cerro de corazón 6 En el corazón del 
cerro. Etim. Yólotl, corazón; tepetl, cerro. 

YOLOTEPEO SAN JUAN.— Municip., Distrito de Huajua- 
pan. (Véase la etimología anterior). 

YOLOTEPEO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de No- 
chixtlan. (Véase la etimología respectiva). En raixt. lleva el 
nombre de Yuandú, que quiere decir Cumbre de hielo. Etim. 
Yua y hielo; ndá de tindú, cumbre. 

YOLOTEPEO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Ju- 
quila» (Véase la etimología respectiva). 

YOLOTEPEO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito dé TI* 
xiaco. (Véase la etimología respectiva). En mixt. lleva el nom- 
bre de Yucuini, que quiere decir Cerro de corazón. Etim. Yu- 
eUr monte ó cerro; ini, corazón. 

YOLOTEPEO DE LA PAZ.— Municip., Distrito de Tlteia- 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 425 

co. (Véase la etimología respectiva). Se conoció con el nombre 
de Barrio-Chico, elevándose al rango de pueblo por decreto 
número 30 de 27 de Diciembre de 1869. 

YOLOX SAN PEDRO.— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Yoloxockitl. Sig. en rnex. Flor del corazón (magnolia). 
Etim. Yoloti, corazón; xochiü, flor. 

YOSOCANI SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. Sig. en mixt. Llano largo. Etim. Yoso, llano; cani, 
largo. 

YOSOCANU. — Barrio, Municip., Distrito de Juxtlahuaca. 
Sig. en mixt Llano grande. Etim. Yoso, llano; calíu, grande.' 

YOSOCUTA SAN FRANCISCO. — Rancho, Municip. de 
Teozatlan, Distrito de Huajuapan. Sig. en mixt. Llano del 
agua.. Etim. Yo80 t llano; cuta, agua, 

YOSO JIATO.— Barrio, Municip., Distrito de Tlaxiaco. Yo- 
soxiaiu. Sig. en mixt. Llano encajonado. Etim. Yoso, llano; 
xiatu, cajón. 

YOSONDICA. — Rancho, Municip. de Atoyac, Distrito de Ja- 
miltepec. Yoeondicalia. Sig. en mixt. Llano del león. Etim. 
Yoso, llano; dicaha, león. 

YOSONDÚA SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Sig. en mixt. Llano de guajes. Etim. Yoso, llano; ndúa. 
guaje. 

YOSONDÚA. — Rancho, Municip. de Tecomatlan, Distrito 
de Nochixtlan. (Véase la etimología anterior). 

YOSONOTÚ SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 
Tlaxiaco. Sig. en mixt. Llano oscuro. Etim. Yoso, llano; iwtú, 
oscuro. 

YOSOTATÜ SAN PEDRO.-Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Sig. en mixt. Llano del topü. Etim. Yoso, llano; tatú, topil. 

YOSOTICHE SANTIAGO.— Municip., Distrito de Tlaxia- 
co. Sig. en mixt. Llano del higo. Etim. Yoso, llano; tiche, higo 
y también aguacate. 

YOTAO SAN MIGUEL.— Municip., Distrito de Villa-Jua- 
rez. Yohotao. Sig. en zapot. El templo. 

YUCUAÑE SAN BARTOLOMÉ.-Mun¡cip.,Distritode Tla- 
xiaco. Sig. en mixt. Cerro de la ardilla. Etim» Yucu, cerro; cua - 
fie, ardilla. Maninaltepec. Aquí estuvo el árbol conocido en la 

Historia por Flor de Yucuama, que es el Ixquixochitl, llama- 

54 



426 SOCIEDAD MEXICANA 

do 4ii Zapoteco Ouiexoba, y que fué causa de una guerra san- 
grienta entre mexicanos y mixtecas. 

YUCUDÓ. — Rancho, Municip. de Tetepec, Distrito de Ja- 
m Uto pee. Sig. en mixt. Yerbasanta. 

YÜOUITA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Nochixtlan. 
Sig. en mixt. Cerro de flores. Etim. Yucu, cerro; ita, flor, IJn mex. 
lleva el nombre de. Xochixtepec, que quiere decir Cerro florido. 
Etim.. Xóchitl, flor; tepetl, cerro. 

YUCUITÉ SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de TU- 
xiaco. Sig. en mixt Cerro del ocote. Etim. Yucu, cerro; cuité, 
ooot$. En mex. lleva el nombre de Ocotepec, que quiere decir, 
Monte del ocote. Etim. OcoÜ, ocote, árbol de la tea; tepeÜ, cerro. 

YUCUOUNDO SAN FRANCISCO.-Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Yucucandodo. Sig. en mixt. Encima del cera*. 
Etim. Yucu, cerro; candodo, encima, subida. 

YUCUCUY SAN MATEO.— Municip., Distrito de Nochix- 
tlan. Yucucuí. Sig. en mixt. Cerro verde. Etim. Yycu, cerro; 
cuí, verde. 

YÜCUOHANDÚA. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Dis- 
trito de este n»mbre. Sig. en mixt. Monte de guajes. Etim. Yu- 
cu, cerro; chandúa, guaje. 

YUCUMANA SAN PEDRO.-Municip., Distrito de Tepoa* 
colula. Sig. en mixt. Cerro del wniole. Etim. Yucu, cerro; ma- 
ma> amolé. 

YUCUNÁ SANTOS REYES.-Municip., Distrito de Hua- 
juapan. Sig. en mixt. Cerro oscuro. Etim. Yucu t cerro; tuí, os- 
curo. 

YUOUNDÓ. — Rancho, Municip. de Chacoapan, Distrito de 
Nochixtlan. Sig. en mex. A la bajada del cerro. Etim. Yucu, 
cerro; ndo de tondoo, bajada. 

'YUQUNICOCO SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Tloxiaco. Sig. en mixt. Cerro gordo. Etim. Yucu, cerro; niooco, 
gordo y también áspero. 

YUCUÑUTI SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Hua- 
juapan. Sig. en mixt. Monte de arena. Etim. Yucu, cerro ó mója- 
te; &vtf» arena. 

YUCUQUÍ. — Rancho, Municip. de Atoyac, Distrito de 4a-. 
miltepec. Yucucuí. Sig. en mixt. Cerro Verde. Etim. Yucu, 
cerro; cu{, verde. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 427 

YUCUQUIMI SANTA MARÍA. — Municip., Distrito de 
Huajuapan. Sig. en mixt. Cerro del lucero. Etim. Yucu, certo; 
qwvmi, lacero. Pudiera sig. también Monte del cerdo. Étim. 
Yucu, «erro; quene, cerdo. 

YUCUTÍO. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Dis- 
trito de Jamiltepec. Sig. en inixt. Cerro de la tortuga ó Atonte 
caliente. Etim. Yucu, cerro; tío, tortuga, caliente y también 
pulga. 

YÜOUTIOCO.— Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito 
del mismo nombre. Sig. en mixt. Monte de hormigas. Etim'. 
Yucu, monte; Hoco, hormiga. 

YUCUTINDÓ SAN MATEO.— Municip., Distrito de Tía- 
xiaco. Yucutindú. Sig. en mixt. En la cumbre del cerro. Etim. 
Yucu, cerro; tindú, cumbre. Pudiera sig. Monte de arañas. 
Etim. Yucu, monto; tindoo, araña. 

YUOUYAOHI SANTIAGO.— Municip., Distrito de Silaca- 
yoapan. Sig. en mixt Cerro breve, es decir, que »e desciende 
con prontitud. Etim. Yucu, cerro; yachi, breve. 

YUCUXACO SAN PEDRO MÁRTIR.— Municip., Distrito 
de Tlaxiaco. Sig. en mixt. Monte de los clamores. Etim. Yucu, 
monte; xaco, clamor, llanto ó lloro. 

YUGIA SANTA CATARINA.— Municip., Distrito de 'TI* 
xiaco. Yugia. Sig. en mixt. Piedra del pozol. Etim. Yu t pie* 
dra; dujia, pozol. 

YUGUE. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Distrito 
de Jamiltepec. Yahue. Sig. en mixt. El maguey. 

YUTA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Nocbixtkn. 
Sig. en mixt. Rio. 

YUT ACATA.— Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, Dis- 
trito de Jamiltepec. Sig. en mixt. Rio dé la comezón. Btim. 
Yuta, rio; cata, comezón. 

YUTACUIÑÉ.— Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, 
Distrito de Jamiltepec. Sig. en mixt. Rio del tigre. Ethb. Yu- 
ta, rio; cuiile, tigre. 

YUTACUITÉ.— Rancho, Municip. de Santiago Jicritépec, 
Distrito de Jamiltepec. Sig. en mixt. Rio dd ocote. Etiffl: Yu+ 
ta, rio; cuité, ocote. Cuité sig. también Corto, derecho. 



I 

I 

I 



428 SOCIEDAD MEXICANA 

YUT ACUITÉ. — Rancho, Municip. de Pinotepa Nacional, 
Distrito de Jamiltepec. (Véase la etimología anterior). 

YUTACOYO.— Rancho, Municip. de Huazolotitlan, Distrito 
de Jamiltepec. Sig. en raixt. Rio de la ciénega. Etim. Yuta, 
rio; coyo, ciénega. 

YUTACUTO. — Rancho, Municip. de Amuzgos, Distrito de 
Jamiltepec. Sig. en[mixt Rio dd copal 6 Aguaje del buey. Etim, 
Yuta, rio ó agua; cuto, copal; diento, buey. 

YÜTANDÚ SANTA CATARINA.-Municip., Distrito de 
Huajuapan. Sig. en mixt. Rio de la cumbre. Etim. Yuta, rio; 
tindú, cumbre. Puede sig. también Cañada pedregosa. Etim. 
Yu, piedra; andua, cañada. 

YUTANDUCHI SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Sig. en mixt. Rio del frijol. Etim. Yuta, rio; ndu* 
chi, frijol. 

YUTANINO SAN SEBASTIAN.— Municip., Distrito de 
Nochixtlan. Sig. en mixt. Rio hondo. Etim. Yuta, rio; aniño, 
hondo. 

YUTAQUISE. — Rancho, Municip. de Atoyac, Distrito de Ja- 
miltepec. Yutacuise. Sig. en mixt. Rio blanco. Etim. Yuta, 
rio; cuise, blanco. 

YÜTATAÑE.— Rancho, Municip, de Tlacamana, Distrito de 
Jamiltepec. Sig. en mixt. Rio del resumidero. Etim. Yuta, rio; 
tafíe, resumidero. 

YUTATIO SAN ANDRÉS.— Municip., Distrito de Hua- 
juapan. Sig. en mixt. Rio de la tortuga. Etim. Yuta, rio; tio, 
tortuga. 

YÜTATITA.— Rancho, Municip. de Tulixtlahuaca, Distrito 
de Jamiltepec. Sig. en mixt. Rio de las iguanas. Etim. Yuta, 
rio; tita ó titi, iguana. 

YÜTATITA. — Rancho, Municip. de Huazpaltepec, Distrito 
de Jamiltepec. (Véase la etimología anterior). 

YUTATIUÑÚ.— Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito 
del mismo nombre. Sig. en mixt. Rio dd tejocote. Etim. Yuta, 
rio; tiuííó, tejocote. 

YUTATUUSÜN.— Rancho, Municip. de Tulixtlahuaca, Dis- 
trito de Jamiltepec Yutatoftu,. Sig. en mixt. Rio dd palmar. 
Etim. Yuta, rio; toííu, palma. 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 4*9 

YÜXICHE.— Rancho, Municip., Distrito de Huajuapan. Sig. 
en mixt. Zanja dé piedras. Etim. Yu, piedra; xiche, zanja. 

YUZANDUCO.— Rancho, Municip. de Tecomatlan, Distrito 
de Nochixtlan. Yusanduco. Sig. en mixt. Rio de la grana. 
Etim. Yusa, rio; nduco, grana. 



z¡ 



ZACHILA SANTA MARÍA.— Municip., Distrito do Villa- 
Alvarez. Zaachüa- Yoo. Sig. en zapot. Fortaleza de zaachüla. 
Como este nombre lo llevaron tres Reyes zapotecas, creemos 
que es una corrupción de Huezaalachilo, que quiere decir Mi- 
sericordioso, magnánimo 6 piadoso, calificativos que se adap- 
tan bien al carácter de los Príncipes de esta Nación. La pala* 
bra Zaachüla tiene en zapot un significado grosero, pues está 
compuesto de Zaa, manteca ó el que va; chil, comal, y la, ca- 
liente; así es que en conjunto daría El que va al comal calien* 
te 6 comal grasicnto, nombres que no cuadran para una Majes- 
tad, que, como los zapotecas, se distinguieron por su valor, pru- 
dencia y sabiduría. Esta población fué fundada á fines del si- 
glo XIII por Zaackila I, quien la declaró Capital del Reino 
Zapoteco, y sin duda por esto los mexicanos le llamaron TeoU 
zapotlan, que quiere decir Capital de los Reyes Zapotecas. Etim. 
Teutli, señor cacique; tzapotecaü, zapoteca; nombre nacional de- 
rivado de Tzapotlan, y tlan, lugar de. Algunos interpretan la 
palabra Teotzapotlan, diciendo que sig. Lugar de zapotes di- 
vinos. Etim. Teotl, Dios, divino, excelente; tzapott, zapote; tlan, 
lugar de. Su último Rey se llamó Cosijoeza, que fué casado 
con la Princesa Coyolicatzin, hija de Moctezuma, á la cual los 
zapotecas le pusieron por nombre Pdaxiüla, que en su idioma 
quiere decir Copo de algodón. Gobernó con sabiduría y fué te- 
mido y respetado de la Corte de México. En 1521 abdicó el tro- 
no, lo mismo que su hijo Cosuopi, en favor de los Soberanos de 
España. Sea dicho de'paso, que alguien asegura' que los zapote- 
cas no tenían idea de la Divinidad, y como tal versión no es 
exacta, damos en seguida los nombres con que era conocida. P¿- 
tao, Dios incorpóreo, ooWflU $ ]q$ Espíritus y superior á ellos», 



430 SOCIEDAD MEXICANA 

dotado de atributos que le eran exclusivos; así es que ora In- 
creado y le llamaban Piyetao, Piyexoo: era Infinito, sin prin- 
cipio é inmortal» y ¡entonces le designaban con los nombres de 
Coqui, Cilla, Xetao, Piyexao: era el Creador del Universo y 
por esto le llamaban Pitao Cozaana: como Autor de los hom- 
bres y de los peces se llamaba Guichana, y como Sostenedor y 
Gobernador de las criaturas le titulaban Coquiza Chivatiya Cb- 
zaanató. Este Gran Espíritu tenia subordinados otros genios 
inferiores, que se denominaban Pitao Cocobi, genio de la abun- 
dancia y de las mieses; Pitao Cosiyo, genio de las lluvias; Pi- 
tao Coxaana, genio da la caza y pesca; y Pitao Xoo, genio de 
los terremotos. Pitao Zey, Pitao Yaa y Pitao Pee, suavizaban 
los infortunios y las miserias; Pitao Peczé, Pitao Quetti y Pi- 
tao Yaaye, derramaban entre los hombres riquezas y plaoeres; 
PitUo Pecóla inspiraba los sueños, y Pitao Peezi era el genio 
de loe auspicios. 

ZACHIIiA TRINIDAD DE.— Municip., Distrito de Vilkt- 
Alvarez. Zaachitta. (Véanse las etimologías anteriores). 

ZACHILA. — Rancho, Municip. de Huamelula, Distrito de 
Tehuantepeo. Zaachitta. (Véase la etimología respectiva). 

ZAABACHE SAN ANDRÉS.— Municip,, Distrito de Ejutla. 
Sig. en zapot. El que va á los siete sepulcros. Etim. Zaa, el qué 
va; baa t sepulcro; che, de gacJie, siete. 

ZACATAL. — Rancho, Municip. de Sau Pedro Mixtepec, Dis- 
trito de Juquila. 

ZACATEPEO SANTIAGO.- Municip., Distrito de Choa- 
pan. Sig, en mex. Cerro del zacate. Etim. Zacatl, zacate; tepetl, 
cerro. En mixe lleva el nombre de Muycuxma, que quiere de- 
cir Encima dd zacate. Etim. muy, zacate; cuxma, encima. 

ZACATEPEC SAN MARCOS.— Municip., Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología anterior). En chatino lleva el nom- 
bre de Ilxi, que quiere decir Mariposa. 

ZACATEPEC SANTA MARÍA— Municip., Distrito de Ja- 
miltepec. (Véase la etimología respectiva). 

ZACATEPEC SAN MARTIN.— Municip., Distrito de Hua- 
juapan* (Véase la etimología respectiva). 

ZAGALA. — Rancho, Municip. de Jocotepec, Distrito de Ju- 
quila. 

ZAHÜATLAN MAGDALENA-Municip., Distrito de No- 



ÜE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 431 

chixtlan. Sig. en mex. Lagar de leproso*. Etim. Zahwatl, en- 
fermedad de la piel, lepra; lian, lagar de. En mixt. se llama 
Yucweata, que quiere decir Monte de la comezón. Etim. Vuou, 
monte; cato, comeson. 

ZAHUATLAN SAN ANTONIO. — Municip., Distrito dei 
Huajoapan. (Véase la etimología respectiva). Este pueblo.se 
f lindó en el lugar del Recibimiento, quedando erigido con el 
nombre de "San Antonio/' por decreto de 31 de Octubre de 1831. 

ZAHUATLAN SAN SIMON.-Municip., Distrito de Hua- 
juapan. .(Véanse las dos etimologías anteriores). 

ZANATEPEC SANTO DOMINGO.-Municip., Distrito de 
Juchitan. Tzanatepec. Sig. en mex. Pueblo del zanate. Btiip. 
TzancUl,zea\eite, especie de tordo; altepetl, pueblo. 

ZANIZA SANTA MARÍA. — Municip,, Distrito do Villn- 
Alvarez. Xaniza. Sig. en zapot. Abajo del agua. Etim. Xa de 
xana, abcyo; niza, agua. 

ZAPOTAL. — Rancho, Municip. del Espinal, Distrito de Ja- 
chi tan. Tzapotl. Sig.. en mex. Zapote. 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de San Cristóbal, Distrito de 
Tehuantepec. (Véase la etimología anterior). 

ZAPOTE, — Rancho, Municip. de Huajolotitlan, Distrito de 
Huajuapan. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE. — Rancho, Municip. de Nochixtlan, Distrito del 
mismo nombre. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE. — Rancho, Municip. de Jamiltepec, Distrito del 
mismo nombre. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de Tlalchichilco, Distvito de 
Silacayoapan. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de Tututepec, Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de Zanatepec, Distrito de Ju- 
chitan. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de la Hacienda de Narro, Dis- 
trito de Tautepec. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTE.— Rancho, Municip. de Amoltepec, Distrito de Ju- 
quila. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTILLO.— Rancho, Municip. de Ouicatlan, Distrito del 



432 SOCIEDAD MEXICANA 

mismo nombre. Diminut. de Zapote. (Véase la etimología res- 
pectiva). 

ZAPOTITLAN SANTA MARÍA ASUNCIÓN.— Municip., 
Distrito de Yautepec. Tzapotitlan. Sig. en mex. Lugar de za- 
potes. Etim. Tzapotl, zapote; tifian, lugar de. 

ZAPOTITLAN PALMAS SAN SEBASTIAN.— Municip., 
Distrito de Huajuapan. Tzapotitlan. (Véase la etimología an- 
terior). En mixt. lleva el nombre de Yodocuno, que quiere de- 
cir Llano hondo. Etim. Todo, llano; cuno, hondo. 

ZAPOTITLAN LAGUNAS SAN PEDRO.— Municip., Dis- 
trito de Silacayoapan. Tzapotitlan. (Véase la etimología res- 
pectiva). 

ZAPOTITLAN SAN JUAN.— Municip., Distrito de Cuica- 
tlan. Tzapotitlan. (Véase la etimología respectiva). 

ZAPOTITLAN SAN FELIPE.— Municip., Distrito de Vi- 
lla-Al varez. Tzapotitlan. (Véase la etimología respectiva). En 
mixt. lleva el nombre de Yododuoco, que quiere decir Llano 
del zapote. Etim. Yodo, llano; duoco, zapote. 

ZAPOQUILA.— Municip., Distrito de Huajuapan. Tzapoqui* 
lülan. Sig. en mex. Lugar de la legumbre de zapote. Etim. 
Tzapotl, zapote; quilitl, legumbre; Üan, lugar de. En mixt. lle- 
va el nombre de Yuouduoco, que quiere decir Cerro del zapote. 
Etim. Yuco, cerro; duoco, zapote. 

ZARABIA. — Hacienda, Municip. de Guichicovi, Distrito de 
Juchitan. 

ZARAGOZA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Tehuan- 
tepec. Fué rancho de Tenango y se conoció con el nombre de 
"San Juan Viejo," elevándose al rango de paeblo por decreto 
núm. 5 de 5 de Octubre de 1882. 

ZARZA.— Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, Dis- 
trito de Juchitan. 

ZAUTLA SAN ANDRÉS.— Municip. Distrito de Etla. Tza- 
hutlan. Sig. en mex. Tierra de hiladerós. Etim. Tzahua, hi- 
lar; Üan, lugar ó tierra de. 

ZAUTLA SAN LÁZARO.— Municip., DUrito de Etla. (Vea- 
se la etimología anterior). 

ZAUTLA SAN JUAN.— Municip., Distrito de Cuicatlan. 
(Véase la etimología respectiva). 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 433 

ZAVALETA. — Rancho, Municip. de San Andrés Zautla, Dis- 
trito de Etla. 

ZAGACHE SAN GEKÓNIMO.— Municip., Distrito de Oto- 
tlan. Zetgache. Sig. en zapot. Siete mogotes. Etim. Zet t mogo- 
te; gaché, siete. 

ZEGACHE SANTA ANA.— Municip., Distrito de Ocotlan. 
Zetgache. (Véase la etimología anterior). 

ZENZONTEPEO SANTA CRUZ.— Municip., Distrito de 
Juquila. Centzontepec. Sig. en mex. Infinidad de cerros 6 Mu- 
chos cerosos. Literalmente Cuatrocientos cerros. Etim. Centzon* 
tli, cuatrocientos; tepetl, cerro. 

ZETA. — Rancho, Municip. de San Miguel Sola, Distrito de 
Villa-Alvarez. 

ZIMATLAN SAN LORENZO.— Municip., Cabecera del Dis- 
trito de este nombre. Tepetcimatlan. Sig. en mex. Lugar en la 
raíz del cerro. Etim. Tepetl, cerro; cimatl, raíz ó devastadero; 
tlan t lugar de. En zapot. lleva el nombre de Guictiihuio, que 
quiere decir Pueblo de las guayabas. Etim. Guicki, pueblo; 
huio, guayaba. También le llaman Guixihuio, que sig. Monte 
de guayabas. Etim. Guixi, monte; huio, guayaba. El decreto 
número 32 de 7 de Febrero de 1868 le dio el título de Villa- 
Alvarez. 

ZIMATLAN. — Rancho, Municip. de Astata, Distrito de Te- 
huantepec. Cimatlan. Sig. en mex. Lugar de raices. Etim. Ci- 
matl, raíz; tlan, lu^ar de. Se erigió en pueblo en 1833. 

ZOCOTEACA SAN JOSÉ.— Rancho, Municip. de San Luis 
Morelia, Distrito de Silacayoapan. Sig. en mixfc. Un par de pes- 
cados. Etim. Zoco, un par; teaca t pescado. 

ZOOCHILA SANTIAGO. -Municip., Distrito de Villa-Al- 
ta. Xochitlan. Sig. ea mex. Lugar florido. Literalmente Flo- 
resta. Etim. Xóchitl, ñor; tlan, lugar de. 

ZOOCHINA SAN GERÓNIMO.— Municip., Distrito de Vi* 
lia-Alta. Xochichina. Sig. en mex. Flor arrugada 6 Fruta 
pasada. Etim. Xóchitl, flor; pacJiichina, arrugar, y general- 
mente se dice de la fruta paaada. En zapot. Zoochila quiere de- 
cir Ramo de flores, y na, Donde hay, así es que en conjunto ten- 
dríamos Donde hay ramilletes de flores. 

ZOOGOCHI SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Vi- 

55 



4$4 SOCIEDAD MEXICANA 

lla-Juarez. Raguchú. Sig. en zapot. Lugar de podredumbre. 
Etim. Ea t cosa, lugar; guchú, podrida. 

ZOOGOCHO SAN BARTOLOMÉ.— Municip., Distrito de 
Villa-Alta. (Véase la etimología anterior). 

ZOPILHUAPAM. — Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distri- 
to de Juchitan. Tzopilhuapan. Sig. en mex. Junto al rio del 
zopilote. Etim. Tzopilotl, aura, zopilote; kua, junto; apan, rio. 

ZOPILOAPAM.— Rancho, Municip. de Ixtaltepec, Distrito 
de Juchitan. Tzopüoapan. Sig. en mex. Rio del zopilote. Etim. 
Tzopilotl, zopilote; apan, rio. 

ZOPILOTE. — Rancho, Municip. de Miahuatlan, Distrito del 
mismo nombre. Tzopilotl. Sig. en mex. Zopilote. 

ZOPILOTE. — Rancho, Municip. de San Francisco del Mar, 
Distrito de Juchitan. Tzopilotl. (Véase la etimología anterior). 

ZOQUIAPAM DEL RIO SANTIAGO.— Municip.. Distrito 
de Villa-Juárez. Zoquiapan. Sig. en mex. Rio de lodo. Etim. 
Zoquitt, lodo, pantano; apan, rio. 

ZOQUIAPAM SAN LUCAS.— Municip., Distrito de Teoti- 
tlan. Zoquiapan. (Véase la etimología anterior). 

ZOQUIAPAM. — Rancho, Municip., Distrito de Silacayoapan. 
Zoquiapan. (Véase la etimología respectiva). Pertenece al pue- 
blo de San Juan Bautista Igual tepec. 

ZOQUITLAN SANTA MARÍA.— Municip., Distrito de Tía- 
colula. Sig. en mex. Lugar pantanoso. Etim. Zoquitl, lodo, pan- 
tano; Han, lugar. 

ZORIANO. — Rancho, Municip. de Tlacolula, Distrito de es- 
te nombre. 

ZORITA— Hacienda, Municip. Distrito del Centro. 

ZORITANA. — Hacienda, hoy "Barrio de la Concepción," Mu- 
nicip. de Ejutla, Distrito de este nombre. Hasta 1879 esta fin- 
ca se rigió como entidad municipal; pero habiéndola comprado 
varios pueblos limítrofes, fué dividida en lotes, tocando á Eju- 
tla el que está poblado, y sin que el Soberano haya acordado 
su refundición, quedó suprimido su Ayuntamiento y agregados 
bus habitantes, de hecho, á la cabecera. 

ZULETA. — Hacienda, Municip. de Tehuantepec, Distrito del 
mismo nombre. 



DE GEOGRAFÍA y ESTADÍSTICA 4A 

El Estado está dividido en 26 Distritos políticos couforme á 
las leyes de 23 de Marzo de 1858, 1G de Marzo de 1861 y 15 
de Octubre de 1868, que dan en 



1,082 Municipalidades repartidas en 

Ciudades 2 

Villas 25 

Pueblos 986 

Haciendas 131 

Ranchos 754 

Total 1,898 



Siendo de utilidad el conocimiento de la situación geográ- 
fica y altitud sobre el nivel del mar de algunos lugares, inser- 
tamos en seguida dos listas que hemos sacado de varios au- 
tores. 



4M 



SOCIEDAD MEXICANA 



SITUACIÓN GEOGRÁFICA 



Dt alfooM poblaciones 
delEtUdo, 



CONTENIDAS EN ESTE CATALOGO 



PueWos, Haciendas y Ranchos. 



Achlutla San Miguel, dist. de TI ajiaco. . . 

Comaltepec, dist, de Villa-Juarcz 

Chihuitan, dist. de Tehuantopee 

Chlltepec, dist. de Yautepec 

Chimalapa San Miguel, dist. de Juchitan . . 

Ejntia, Villa, cabecera de dist 

Elotepec, dist. de Vllla-Alvarez 

Espinal, dist. de Juchitan 

Huajuapan, Villa, cabecera de dist 

Haliotepec, dist. de Tehaantepec 

Huiuo, San Pablo, dist. de Etla 

Ignaltepec, dist. de Silacayoapan 

Izcatlan, dist. de Tuxtepec 

Iztaltepec, dist. de Juchitan 

Iztaltepec S. Gerónimo, dist. de Juchitan. 

Juchitan, Villa, cabecera de dist | 

Lajarcia, dist. de Yautepec 

Lapaguia, dist de Miahnatlan 

Mar Santa María, dist. de Juchitan 

Mar San Mateo, dist. de Tehuantepec 

Miahuatlan, Villa, cabecera de dist 

Oaxaca, Ciudad, Capital del Estado 

Ozolotepec Sta. María, dist. de Miahuatlan. 

Petapa Santa María, dist. de Juchitan 

Petapa Santo Domingo, dist. de Juchitan. 

Petapa, Barrio, dist. de Juchitan 

Rio San Juan del, dist. de Tlacolula 

Salina-Cruz, Puerto, dist. de Tehuantepec. 
Tarifa, hac, dist. de Juchitan 

Tehaantepec, Ciudad, cabecera de dist. | 

Tezoatlan, dist. de Huajuapan 

Tlacolula, Villa, cabecera de dist 

Tlaxiaco, Villa, cabecera de dist 

Tlalixtlahnaoa, dist. de Nochixtlan 

YUla-Juarex (Ixtlan), cabecera de dist. . . 



Latitud 
Norte. 



Longitud 

Bate. 



Meridiano. 



17° 15' 65" 
17° 31' 15 
16° 35' 44 
16° 7' 30" 
16° 43' 08' 
ltí°35'07" 
Iti°46'30" 
)6 3 29'26" 
16° l'SO" 
16° 1 4' 64' 
17° 19' 5' 
17° I 2' 35' 
18° 1430' 
16° 30' 37' 
1C°34'20" 
16° 26' 10' 
1 6 o 2(5' 10" 
16° 37' 6' 
16° 17' — 
16° 13' 33' 
16° 12' 15" 
16°3¿'~ 
17° 10' — 
16° 11' 20" 
16°49'3ti' 
16° 49' 35" 
16° 49' 36' 
16° 54' 30" 
1«°10' 4' 
)6°43'3r 
16°14'30" 
16° 20' 16" 
17° 43' 20" 
16° 58' 18" 
17° 11' 14' 
17° 33' 20' 
17° 26' 16" 



>« 



I o 34' 30" 
3 o 20' — 
95° 15' 36" 

94° 50' 48" 
2 o 28' 50' 
l°5l* — 

95° 8' 38" 

1°18'~ 

95° 15' 2' 
o° J7» 

0°49'10 

2°3.V — 

95° 9' 17" 

95° 11' 49" 

95° 7' 20" 

3 o 59' 56" 

3 o 8' — 

2 o 58' 35" 

34° 67' 94" 

95° 4' 49" 

2 o 32' 1" 

2°27'~ 

2 o 17' - 

95° 13' 8" 

95°W'23" 

95° 13' 8" 

2°ñ.T30" 

95° 17' 45" 

94°6x'3r 

3°53'?0" 

95° 19' 44" 

I o 17' 30" 

2 o 58' — 

I o 34' 21" 

2 o 6' — 

2 o 35' 11" 



México. 

México. 
Greenwicu. 

México. 
Greenwich. 

México. 

México. 

Greenwich. 

Chapultepec 

Greenwich. 

México. 

México. 

México. 

Greenwich. 

Greenwich. 

Greenwich. 

Chapultepec 

México. 

México. 
Greenwich. 
Greenwich. 
Chapultepec, 

México. 

México. 
Greenwich. 
Greenwich. 
Greenwich. 

México. 
Greenwich. 
Greenwich. 

México. 
Greenwich. 

México. 

México. 
Chapultepec 

México. 
Chapultepec. 



UE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 



437 



ALTURAS EN METROS 



FOBBE EL NIVEL DKL MAB 



De algosos logares del Estado contenidos eo este Catálogo. 



Pueblos, Haciendas y Ranchos. 



Agua San Felipe, dist del Centro 

Ana Santa, hac, dist. de Villa- Juárez. . . . 
Aragón, hac, dist. de Etla 

Ayotla, hac, di«t. de Teotltlan •! 




Blanca, hac, dist. de Etla 

Carbonera, rancho, riUt. de Etla. 



Cieneguilla, rancho, dist. de Caicatlan.. -j 

Cuahnlotal, rancho, dist de Caicatlan. . . . 
Cnatro Venados, dist. de Villa-Alvarez. . 



Caes San Juan, dUt de Teotltlan 

Caicatlan, cabecera de dist 

Chilar, rancho, dist. de Cuicatlau 

Chonoxlar, 9 rancho, diat. de Caicatlan. . /. 
Dolores, hac, dist. de Etla 



> . • . . ^ 

i 



j 



Dominguillo, dut. de Cuicutlan 
Ejatla, Villa, cabecera de dist. 



í 



Etla, Villa, cabecera de dist 

Güendulalo, hac, dist. de Caicatlan 



• . . • / 



Huizo San Pablo, dist. do Etla. . 
Haizo, Matanza de, dist de Etla, 

Isidro San, dist. de Etla 

Ixtepejl, dist. de Villa-Juárez. . . , 



1,650 

1,656 

1,807 

8.19 

890 

1,570 

1,575 

2,220 

2,212 

2,180 

2,270 

2,125 

600 

2,457 

923 

8iJ7 

9¡0 

603 

750 

685 

675 

575 

1,613 

1,600 

682 

¿00 

750 

761 

1,477 

1,625 

1,032 

1,630 

662 

606 

685 

1,703 

1,700 

1,700 

1,657 

1,650 

2,792 



Ortega Reyes. 
Eduardo Harkort. 
Eduardo Harkort 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

Tellez Pizarro. 

González Cosió. 

Ortega Reyes, 

Tellez Pizarro. 

González Cosió. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

González Cosío. 

Eduardo Harkort 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

Eduardo Harcort 

Ortega Reyes 

Tellez Pizarro. 

González Cosío 
González Cosió. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

Eduardo Harkort 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 
González Cosío. 
González Cosío. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 
González Cosío. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 
González Cosío. 

Tellez Pizarro. 
González Cosío. 
González Costo. 

Tellez Pizarra. 

González Cosío. 

Eduardo Harkort 



1877 

i&n 

78.11 

1M7 

1878 

1877 

1878 

1877 

1877 

187H 

1877 

1878 

1878 

1831 

1877 

1877 

1876 

1831 

1877 

1877 

1878 

1878 

1877 

1878 

1831 

1877 

1877 

1878 

1878 

1877 

1877 

1878 

1877 

1877 

1878 

1877 

1878 

1877 

1877 

187* 

1831 



I 



438 



SOCIEDAD MEXICANA 



*•« 



Pueblos, Haciendas y Ranchos. 



Joya, rancho, dist. de Caica tlati ] 

Luís San, hac, dist. del Centro 

Marquesado, dist. del Centro ] 

Miahuatlan, Villa, cab. de dist 

Mitla, dist. de Tlacolula 

Oaxaca, Ciudad, Capital del Estado 



fHwt Gaadalope, hac, dist. de Cuicatlan 



Ocotepec Asunción, dist. de Villa- Alta. . . 

Ocotlan, Villa, cabecera de dist 

Pacifico San Jasó, dist. de Miahuatlan 

Paozacoln, hac, dist. del Centro -! 

Parada de Animas, dist. de Villa- Juárez. 
Peras San Migue], dist. de Vil la- Airares. 

Salomé, rancho, dist. de Cuicatlan 

santiago el Menor, dist. de Juquiia. 



Suchilquitongo Santiago, dist. de Etla. . 
TeUitlahuaca S. Francisco, dist. de Etla. 

Tierra Blanca, rancho, dist. de Etla 

Trancas, rancho, dist. de Etla 

Valle Tdotitlan del, dist. de Tlacolula.. . 
Venta-Vieja, dist. de Cuicatlan 



i 



) 




Villa-Alta, cabecera de dist , 

Xia, Fab. debitados, dlst.de Villa-Jaarez.. 

Yalalag, dist. de Villa- Alta. 

Yavesia, hac. deben., dist. de Villa- Juárez. 
Zapotitlan S. Felipe, dist. de Villa- Alvarez. 
Zopilote, macho, dist. de Miahuatlan 



1,477 
1,475 
1,650 
1,510 
1,550 
1,663 
1,625 
1,545 
1,550 
1,538 
1,605 
6U0 
620 
2,326 
1,550 
1,550 
1,550 
1,560 
2,417 
2,109 
1,925 
1,660 
1,695 
1,700 
1,720 
1,730 
1,930 
1,897 
1.8M0 
2,135 
2,131 
2,100 
1,C38 
1,300 
1,650 
1,560 
1,139 
1,073 
1,090 
1,957 
1,621 
1,770 



Autoridades. 



Tellez Pizarro. 

González Cosió. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

González Cosío. 
Eduardo Harkort. 
Eduardo Harkort. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 
Eduardo Harkort. 

González Cosío. 

González Cosío. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 
Eduardo Harkort. 
Eduardo Harkort. 

Ortega Reyes. 
Eduardo Harkort. 

Tellez Pizatro. 

González Cosío. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 

González Cosío. 
Eduardo Harkort. 

Ortega Reyes. 

Tellez Pizarro. 

González Cosió. 
Eduardo Harkort. 
Eduardo Harkgrt. 
Eduardo Harkort. 
Eduardo Harkort. 
Eduardo Harkort. 

González Cosío. 



Afloi. 



iw: 

1876 

1877 

1877 

1878 

1378 

1831 

1831 

1877 

1877 

1878 

1877 

1878 

1831 

1878 

1878 

1877 

1878 

1831 

1831 

1877 

1831 

lb77 

l->78 

187T 

1878 

1877 

1877 

1878 

1877 

1878 

1878 

18.11 

1877 

1877 

1í*78 

1831 

1831 

1831 

1831 

1821 

1878 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 439 



ORTOGRAFÍA 



DE LA 





La ortografía de los nombres geográficos, en sentir de las per- 
sonas ilustradas, debe ser siempre la misma, aun cuando ten- 
gan que pasar á otro idioma, con el objeto de que, aunque sean 
pronunciados de diversa manera, las palabras escritas que los 
representan, vengan á ser una especie de signos universales co- 
mo lo son, por ejemplo, los de la aritmética. 

Necesario es por lo mismo, cuando se trata del nombre de la 
capital de una nación, que ha pasado también á significar el del 
país entero, fijar de una manera clara y evidente cuál debe ser 
su verdadera ortografía. 

Pocas palabras han sido escritas de tan varias maneras como 
)a de México, ya por no tomarse en cuenta su etimología, ó 
bien por querer ajustar la ortografía á la pronunciación vicio- 
sa que se le dio al vocablo azteca. Puede, sin embargo, ^sen- 
tarse como regla general, que, tanto en los tiempos antiguos co- 
mo al presente, toda persona medianamente instruida en la 
historia de México, ha escrito esta palabra con x por respeto á 
su etimología. 

El empleo de esta letra, con preferencia á la g y á la j, ha 
venido acentuándose más á medida que los estudios filológicos 
han progresado y que los idiomas indígenas han sido más co- 
nocidos. En las obras y periódicos que se publican en la Rep£* 
blica, la voz de que nos ocupamos se ve siempre impresa con 



440 SOCIEDAD MEXICANA 

x, excepción hecha de alguna publicación extranjera que usa 
de la j. No sucede lo mismo en el extranjero, pues tanto en 
Centro y Sur América, como en España, se usa indistintamente 
de la x, de la g ó de la j. 

Procuraremos exponer con la mayor claridad que nos sea po- 
sible las razones que á nuestro entender militan en favor de la 
primera de las letras mencionadas, investigando la que para 
nuestro objeto prescriben la etimología, el uso y las variacio- 
nes que en su pronunciación ha sufrido esta voz. 

El alfabeto castellano, por las imperfecciones de que adolece, 
no corresponde con sus signos á los sonidos que por ellos de- 
ben representarse;' achaque común á la mayor parte de los al- 
fabetos de las lenguas modernas. De aquí que la palabra ha- 
blada sea distinta de la palabra escrita; y que para conocer la 
ortografía propia de las voces de una lengua, haya necesidad 
de desentenderse de la pronunciación y recurrir á su etimolo- 
gía en busca de sus elementos constitutivos. A este respecto di- 
ce el Sr. Monlau en su "Diccionario Etimológico:" — "Las etimo- 
logías fljan la ortografía y evitan las corrupciones ó mutila- 
ciones." 

Sabida la etimología de una voz, se sabe cuál ha de ser *u 
ortografía, puesto que, salvo algunas deferencias á la pro- 
nunciación y algunos caprichos del uso, la etimología es la 
norma ortográfica más natural y segura. 

Ahora bien, la etimología que buscamos ha sido estudiada 
por la mayor parte de los que han escrito sobre historia de Mé- 
xico, muchos de entre ellos conocedores del mexicano; pero el 
que da un resumen bastante completo, es Clavijero, quien al 
ocuparse de esta cuestión, dice: "Yo creí algún tiempo, que el 
" nombre verdadero (tal vez quiso decir primitivo) era México, 
" que quiere decir en el centro del maguey ó pita, ó aloe me* 
" xicano; pero me desengañó el estudio de la Historia, y aho* 
" ra estoy seguro de que México es lo mismo que lugar de Me- 
" xitli 6 HuitzilopochÜi, es decir, el Marte de los Mexicanos, á 
" causa del santuario que en aquel sitio se le erigió; de modo 
" que México era para aquellos pueblos lo mismo que Fanun 
" Mariis para los romanos. Los mexicanos quitan en la com- 
" posición de los nombres de aquella especie, la sílaba final Üi: 
" el co que les añaden es nuestra preposición én. El nombre 






DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 441 

" Mexicaltzinco significa sitio de la casa, 6 templo del dios Me- 
" zitli; de modo que lo mismo valen Huitzilopchco, Mexicalt* 
" tinco y México, nombres de los tre* punios que sucesivamen- 
" te ocuparon los mexicanos." 

Según lo que hemos leido en varios de nuestros historiado- 
res, dos fueron los fundadores de la ciudad de México: Tenoch, 
sacerdote y jefe de la tribu, que representaba el elemento teo- 
crático, y Mexitli, el jefe de los guerreros, que llevaba el mis- 
mo nombre del dios de los aztecas; por esta razón la ciudad tu- 
vo desde el principio dos nombres aunque antiguamente se le 
oplicaba de preferencia el de Tenochtitlan: el de México fué • ' 

más usado desde el tiempo de la conquista, tal vez por ser de 
pronunciación más fácij. Volviendo al personaje Mexitli, deci- 
mos, que su geroglífico consta en la lámina del Códice de Men- 
doza, donde se refiere la fundación de la ciudad. Dicho gero- 
glifico, según persona entendida en la materia, está formado: 
del carácter figurativo maguey, metí; el^de igual clase ombli- 
go, xitli; y el reverencial tzin, que, unidos según las reglas gra- 
maticales, dan la voz Mexitzin, y sin el reverencial Mexitli. 

Para formar el nombre de lugar, se sustituye la última par- 
tícula por co, como se ha dicho antes, y resultará México; con 
catl, contracción de tlacatl, persona, se obtiene el gentilicio me* 
xicaíl, mexicano; méxica, mexicanos. 

Pero se nos dirá que tanta razón hay para que el nombre de 
Mexitli 6 Mexitzin, sea escrito con x como con j y pronunciarse 
Mejitli ó Mejitzin, sucediendo lo mismo con el nombre de la 
ciudad. 

A esto contestamos que el mexicano carece de la consonante ( 

j, y mal pueden escribirse las voces de una lengua con letras 
que no tiene su alfabeto. 

Propiamente hablando, carece aun de la x, como explicare- 
mos detenidamente al tratar del modo de pronunciar la pala- 
bra en cuestión. Es opinión generalmente admitida como bue- 
na, la de que, cuando una voz no tiene etimología que deter- 
mine la manera de escribirla, se adopte la ortografía con que 
comunmente se ha usado, ortografía que ya se comprende de- 
be ser empírica. Suponiendo,- pues, que no hubiera ninguna eti- 
mología de la palabra México, tendríamos que seguir en este 

caso 1a cojrnept$ del y¿o; pero no el uso de la gente indocta y 

56 



442 SOCIEDAD MEXICANA 

vulgar, sino el establecido por personas eruditas; y no hay du- 
da que, para nuestro caso, ningunas más á propósito que las que 
se han ocupado en la historia de nuestra patria. 

Podemos desde luego citar autoridades tan respetables como 
las de D. José Fernando Ramirez, Orozco y Berra, García Icaz- 
balceta, Pimentel y otros, justamente estimados dentro y fue- 
ra del país, por sus profundos conocimientos de las lenguas in- 
dígenas, de la historia, de las antigüedades y de la literatura 
nacional. Escritores de todas nacionalidades, pero especialmen- 
te españoles y mexicanos, han seguido en sus obras nuestra ma- 
nera de escribir: puede verse en cualquiera página de las escri- 
tas por Herrera, Sahagun, Torquemada, Clavijero, Boturini, 
Fr. Gregorio García, Granados y Galvez, Mendieta, Motolinia, 
Álzate, Gama, Vcytia y tantos otros que seria prolijo enumo- 
rar, puede verse, repetimos, cualquier pasaje de sus obras y en 
él se encontrara ortografiada la palabra tal como la usamos los 
mexicanos. 

Pero se nos dirá que aunque escribimos #, pronunciamos/, 
y que siendo los signos ortográficos una representación mate- 
rial de los sonidos emitidos por la voz humana, la ortografía 
debe sujetarse á la pronunciación, y que, en consecuencia, de- 
be escribirse Méjico y no México. 

Vamos á continuar, desde esto nuevo punto do vista, el pre- 
sente trabajo. 

Hemos dicho antes, que la x no pertenece al alfabeto mexi- 
cano, y que la pronunciación actual de la palabra México es 
viciosa, y no sin intención nos fijamos en estos hechos, porque 
el uno es consecuencia del otro, y ambos han dado origen á la 
mala ortografía, no solo ¿e la voz que nos ocupa, sino también 
de la de otra infinidad de nuestros nombres geográficos, lastimo- 
samente estropeados al querer castellanizarlos. 

La x, en efecto, no tiene en el mexicano el mismo valor fó- 
nico que en el español: en éste es la síncopa ó abreviación de 
otras dos letras, k y 8, como su mismo nombre lo indica, ek id. 
mientras que en el mexicano sirve para representar un soaido 
muy parecido al que tiene la sh en el inglés; por consecuen- 
cia la verdadera pronunciación del vocablo es Mediico, y no 
Uéksico, como resultaría de pronunciar la x como en español; 



DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 443 

así es que, aunque d signo ortográfico es el mismo, las articu- 
laciones por ¿l representadas no son iguales entre si. 

Los primeros misioneros, al pretender ortografiar las voces 
mexicanas, se encontraron con elementos fonéticos, para los 
cuales no tenían en el alfabeto que ellos asaban, signos adecua- 
dos, y remediaron esta falta ajustando á los sonidos propios de 
dicha lengua, los caracteres que en la suya tenian para sonidos 
semejantes, en lo cual no hacian más que proceder por analo- 
gía. En realidad lo que resultaba era, que daban un nuevo va- 
lor, convencional si se quiere, k la letra que usaban con tal ob- 
jeto; y bien habrían podido sustituirla con un signo inventado 
á capricho, como años adelante lo hicieron los demás misione- 
ros al ocuparse de otros idiomas indígenas. Lo que cuadra á 
nuestro intento fijar aquí de una manera clara, evidente, y cree- 
mos haberlo demostrado, es que: el signo ortográfico x tiene dis- 
tinto valor fonético en cada una de las dos lenguas. 

No es difícil explicar ahora por qué se corrompió la pronun- 
ciación de esta voz, si se tiene en cuenta que, en esa época era 
muy común en España el usar la x en sustitución de la j, 6 del 
sonido fuerte de la g; así vemos que era bien admitido escribir 
Luxun, Xátiva, Ximenes, etc., etc.; en cousecuencia, los que 
vieron escrita con x la palabra México, pronunciaron como te- 
nian costumbre hacerlo, sin curarse para nada de averiguar si 
habia alguna variación en el valor de esta letra. Podria obje- 
tarse que los españoles recien establecidos eñ la Nueva España 
no podian ser inducidos en un error po: la manera de escribir 
el vocablo, supuesto que podian oir de viva voz la verdadera 
pronunciación de él. En efecto, nosotros creemos que así debe 
haber sucedido con las pocas personan instruidas que vinieron á 
la colonia en loo primeros anos después de la conquista; pero en 
cuanto á la inmensa mayoría de los conquistadores, es decir, el 
vulgo, que es el que corrompe las lenguas, es seguro que pro- 
nunciaba como primero se le ocurría, sin sujetarse á otra re- 
gla que una terrible y desatinada eufonizacion. Allí están, pa- 
ra atestiguar esta verdad, todos los nombres geográficos que 
cayeron, no diremo* en sus manos, sino en sus labios ó en sus 
plumas; tales nombres nos dan la medida de cómo fué tratada 
la lengua de la naeion subyugada: muestras curiosísimas de su 
manera de escribir 1*9 voces mexicanas, nos han dejado Cortés 



-•-. sacamos 

■'.^M TtiCI 

..*:-r íüKiva- 

1. iií* í*- 



i 



t>E GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA 445 

demos llevar esas alteraciones al nombre de una nación, sobre 
todo, cuando son contrarias á las reglas que wrven de base á 
la ortografía racional. 

Sin querer nos hemos extendido demasiado sobre este asun- 
to: sírvanos de disculpa que nos ha servido de tema el nombre 
de nuestro país. 

F. Flores t Garbea. 



necrología. 



Tenemos que cumplir con un triste deber. El Sr. D. José Ma- 
ría Reyes, que durante varios años desempeñó el cargo de se- 
gundo Secretario de esta Corporación, ha dejado de existir á 
las once de la mañana del 1 P del mes en curso. 

No nos proponemos en estas cortas líneas hacer el elogio de 
uno de nuestros más constantes compañeros, no; tratamos úni- 
camente de consagrar un recuerdo al hombre honrado y leal, al 
trabajador infatigable y enérgico, á quien nunca desanimó la 
adversidad. 

Nació el Sr. Reyes en la villa de Valparaíso, del Estado de 
Zacatecas, en Marzo de 1825. Desde muy joven tuvo que tra- 
bajar dedicándose á los negocios mercautiles y mineros, adqui- 
riendo en ellos los hábitos de orden, de actividad y de honradez 
que tanto le caracterizaban y que fueron la norma de su vida. 
La energía que le distinguía y de la cual dio pruebas inequívo- 
cas en el trascurso de su carrera, en circunstancias bien difíci- 
les, que pusieron en varias ocasiones á prueba su carácter, le 
dieron á conocer como hombre de fibra y de corazón, indepen- 
diente en sus ideas, severo y justo en sus apreciaciones. Estas 
cualidades le hacían apreciar de sus jefes, de sus amigos y de 
cuantas personas le trataron con intimidad. 

Después de varios años de trabajos y fatigas, cuando con la 
conciencia tranquila del hombre de bien, entreveía para sus 
postreros anos una vida serena y descansada, un contratiempo 
destruyó los intereses acumulados á costa de esfuerzos y des- 
velos, y entonces, sin murmurar, sin quejarse, firme á pesar de 
su edad que ya declinaba, emprendió de nuevo la labor, y sere- 
no, impasible, sin el desaliento del cobarde ni la osadía del des- 
pechado, siguió sin arredrarse constante en el trabajo. 

Ávido de instrucción, los ratos de ocio los dedicaba al estudio 
de la historia patria, al de la química y metalurgia y á hacer 
las operaciones prácticas que le permitían sus recursos. 



446 SOCIEDAD MEXICANA 

Conociendo la Sociedad su guato por todo lo que se relaciona 
á la historia del país, le nombró su socio corresponsal en 1 -° de 
Febrero de 1879, nombramiento que recibió con bastante com- 
placencia, procurando desde luego cumplir con las nuevas obli- 
gaciones contraidas. En efecto, no pasó mucho tiempo sin que 
mandara un estudio original é interesante bajo más de un con- 
cepto, que la Sociedad dispuso desde luego se publicara, como 
en efecto se publicó en el tomo V del Boletín. El estudio á 
que nos referimos lleva por título: Breve reseña histórica de la 
emigración de los pueblos en d Continente Americano y espe- 
cialmente en d Territorio de la República Mexicana, con la 
descripción de los monumentos de la Sierra Ooixla dd Estado 
de Querétaro, Distintos de Cadereyta. San Pedro Toliman y 
Jal-pan, y la extinción de la raza Chicliimeca, por José María 
Reyes. En él se dan á conocer varias ruinas existentes en el Es- 
tado de Querétaro, sobre todo las más importantes, conocidas 
con I09 nombres de "Toluquílla" y "Ranas/' no descritas hasta 
entonces y dignas, como tantas otras, del estudio de nuestros sa- 
bios y anticuarios que tratan de descorrer el velo que cubre 
nuestros orígenes históricos. Ilustran la obra dibujos y planos 
que la hacen más clara é interesante. Otro artículo de materia 
é índole diversa* mereció los honores de la publicación en el 
mismo tomo y se denomina: "Los minerales de la Sierra de 
Querétaro vistos desde Zacualpam, en el Estado de México." 
No fueron estos los únicos trabajos que hiciera el Sr. Reyes: 
dejó algunos otros en preparación y prestó otros muchos ser- 
vicios en las diversas comisiones para las que se le nom~ 
bró, tales como la que visitó en 1880 el cerro de Tlaloc; la que 
formó el catalogo de los libros y cartas; la que hizo I03 inven- 
tarios de los efectos, ¿tiles y muebles', y otras varias; distin- 
guiéndose siempre por su laboriosidad y dejando en los archi- 
vos irrefutables prueban de nuestro aserto. 

Los restos mortales de nuestro compañero, fueron inhuma- 
dos la tarde del 2 del presente, en irna humilde fosa del pan- 
teón de Dolores, concurriendo á esta triste ceremonia, unoa 
cuantos deudos y amigos, y una Comisión de la Sociedad. 

Sobre su tumba no se ostenta ningún soberbio monumento 
ni una pomposa inscripción; pero sí se encuentra un recuerdo 
de la Sociedad que sabe apreciar el mérito de sus buenos so* 
cios, y el cariño de sus amigos que nunca le olvidarán. 

México, Mayo de 1889 



ÍNDICE. 



PAfflOU 

Advertencia» ............ 5 

Documentos sobre Cayo Arenas, publicados en el Diario Ofi- 
cial. 7 

La Isla de Arenas, por el Illmo. Sr. Dr. Don Orescencio Carri- 
llo y Ancona 22 

Apéndice 33 

Cayo Arenas ó Isla Arenas y el Guano, por D. Vicente E. Ma- 
ñero • 39 

Cayo Arenas, Apéndice al artículo del Ingeniero Sr. Y. E. Ma 

ñero 44 

Cayo A renas (Documentos publicados por El Diario del Hogar). 46 

La Isla de Arenas, por D. Ángel Núfiez Ortega. 63 

Apuntes sobre Cayo Arenas, formados de orden de la Sociedad 
de Geografía y Estadística, por su segundo Secretario Juan 

Orozco y Berra 73 

Cayo Arenas (Artículos publicados por El Tiempo) págs. 120 y 122 
Las ruinas de Tetzcutzinco, por el Sr. Ingeniero D. Vicente 

Reyes 129 

Colección polidióraica mexicana que contiene la oración domi- 
nical 151 

Onomatología geográfica de Morelos, por V. Reyes 1 80 

Datos para un Diccionario etimológico tabasqueño—chiapaneco, 

por D. José N. Rovirosa. 244 

Catálogo Etimológico de los nombres de los pueblos, haciendas 
y ranchos del Estado de Oaxaca, formado por D. Manuel 

Martínez Gracida. 285 

Situación geográfica de algunas poblaciones del Estado, conte- 
nidas en este Catálogo 436 

Alturas en metros sobre el nivel del mar de algunos lugares del 

Estado, contenidas en este Catálogo. 437 

Ortografía de la palabra México, por el Sr. F. Flores y Gardea. 439 
Necrología. , 445 



COLOCACIÓN DE LAS LAMINAS. 



Fáglmu. 

Plano de la Isla de Arenas. 68 

Fragmento de la Carta n°. X del Atlas Knnstmann ... 82 

» r» n »t »» A.X1X » » », • . • » o* 

Ruinas de Tetzcutzinco, Lám. /. _....* 145 

„ „ ff ,Lém.//y///. 147 

Onoraatologia Qeograiica de Morelos. Lámina 1 193 

» » m »> » IL 208 

i> >» »» » » xll 217 

tí tt *» I» Jf X Vé mi¿l 

>» M || ,| |, ▼ ........ . ¿»»*%f 



THB NEW YORK PUBLIC LIBRAR Y 
RBPBRBNCB DEPARTMENT 



.♦• 



Tkis book is ttader ■© eireunuimno— to 
tafeen from Che BufldinJ 



J - 



Corm 4l« 



¡I